Iglesia en Nigeria: «Basta de hacer sonar los tambores de guerra»

Declaración del presidente y secretario de la Conf. Episcopal

Iglesia en Nigeria: «Basta de hacer sonar los tambores de guerra»

«Basta de hacer sonar los tambores de guerra». Es el título de la declaración firmada por Mons Ignatius Ayau Kaigama, arzobispo de Jos, y por Mons, Amove Avenya, obispo de Gboko, presidente y secretario respectivamente de la Conferencia Episcopal de Nigeria.

(Fides) La declaración, escrita en nombre de todos los obispos nigerianos, expresa gran preocupación por el estado de Nigeria, país afectado por fuertes tensiones étnicas, secesionistas y sociales 50 años después del estallido de la guerra de Biafra (1967-1970).

Precisamente refiriéndose a aquel conflicto, los obispos admiten que «es necesario aprender de la trágica experiencia de la guerra civil, con la destrucción de un gran número de vidas y de propiedades y cuyos efectos se pueden notar todavía en nuestros días», con el fin de evitar que las actuales tensiones den lugar a una nueva tragedia.

«Sin duda, escriben los obispos, en los últimos dos años en la vida nacional nigeriana han aumentado las tensiones étnicas y regionales añadidas a las anteriores tensiones políticas, religiosas, étnicas y sociales». Estas tensiones «perfilan el marco de una nación agitada en la que varios componentes de la población se sienten excluidos o marginados».

Entre los excluidos hay mucha población juvenil. «No es un secreto para ninguno que la situación de Nigeria no es prometedora para las jóvenes generaciones», asegura el documento. «Esto ha sido causado por la monumental escala de avaricia y corrupción de nuestra clase política de más edad, que continúa provocando la rabia y la indignación de los jóvenes. La democracia es reforzada cuando la clase política, las élites y los ancianos llegan a un consenso para garantizar la cohesión nacional y un sentido de pertenencia inclusivo de todos».

«Aquellos que se sienten marginados u oprimidos no deben sacar una ventaja indebida de la libertad de expresión, con declaraciones incendiarias que amenazan la unidad y la supervivencia del país», advierten los obispos.

«Basta de hacer sonar los tambores de guerra. La guerra es un viento enfermo que no trae beneficios a ninguno. Tenemos que comprometernos en usar formas más constructivas de comunicación y de diálogo dentro de un marco democrático que expulse el perjuicio, la intolerancia o la exhibición de superioridad con respecto a otros», concluyen los obispos.

Solo contamos con tu ayuda. InfoCatólica seguirá existiendo mientras sus lectores quieran.

Haz tu donativo

Por bizum (solo para España)

Qué es bizum

Por PayPal, selecciona la cantidad:

Si prefieres otras modalidades para poder donar (ingreso, transferencia, ...), haz clic aquí.

3 comentarios

Juan Caballero
Nigeria es un país ficticio creado por los ingleses.La guerra de Biafra fue un intento de la región más cristiana de separarse del resto, cosa que a mi parecer hubiera sido mucho mejor. Esto debido a que mucho del resto del país está en manos de musulmanes y andan con matanzas que la prensa occideental no reporta, e imponen la ley sharía. . Mejor que lo dividan en dos como han hecho en Sudán por los mismos motivos, las masacres de los musulmanes. Es que el islam no puede convivir con otros porque es esencialmente supremacista y violento. Esta es una realidad evidente y todo el buenismo del mundo no lo puede esconder.
23/08/17 3:38 PM
Rafael
La guerra de Biafra, dicen que un millón de muertos, y que hicieron famosa en España en los setenta, parece que fue una lucha de poderes franceses, con apoyo de grupos españoles, para hacerse con el petroleo del sur de Nigeria, controlado por anglosajones. Instrumentalizan diferencias internas. Lo de siempre.
23/08/17 11:12 PM
Grace del Tabor- Argentina
Monseñor Kaigama : rezamos por ustedes !
Que la Virgen María los conduzca !
24/08/17 3:08 AM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.