La Iglesia en Japón celebra al samurai mártir Justus Takayama Ukon

Beatificado en Osaka

La Iglesia en Japón celebra al samurai mártir Justus Takayama Ukon

Cinco siglos después de su muerte, la Iglesia japonesa festeja hoy a Justus Takayama Ukon, primer católico de ese país en recibir de manera individual el honor de los altares. El 22 de enero 2016 el papa Francisco firmó el decreto sobre su martirio, en 1615.

(RV) La Misa de Beatificación del mártir japonés, tuvo lugar en Osaka y fue presidida por el card. Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos.

«El samurái de Cristo», casado y padre de 5 hijos, eligió el camino del exilio antes que abjurar de la fe cristiana, cuando el cristianismo fue prohibido completamente en su tierra en el 1614.

Su estatua sosteniendo la katana, el sable de los guerreros japoneses, apuntada hacia abajo y con empuñadura en forma de cruz, representa la parábola de su vida: de daimio, gran señor feudal, potente en la batalla, a pobre y exiliado hasta la muerte.

Nacido en 1552, fue bautizado a 12 años cuando su padre abrazó la fe cristiana, a través de la predicación del jesuita San Francisco Javier. Señores feudales, los Takayama llegaron a dominar la región de Takatsuki, y Justus se empeñó en difundir el cristianismo con la fundación de seminarios y la formación de misioneros y catequistas: en sus territorios, con una población de 30 mil personas, casi 25 mil abrazaron la fe.

Como emerge claramente en los textos y de los testimonios de la época, toda su vida fue un canto de amor y fidelidad al anuncio cristiano, no obstante su condición de daimio.

 

InfoCatólica cuenta con tu ayuda, haz clic aquí

Solo contamos con tu ayuda. InfoCatólica seguirá existiendo mientras sus lectores quieran.

Haz tu donativo

Por bizum (solo para España)

Qué es bizum

Por PayPal, selecciona la cantidad:

Si prefieres otras modalidades para poder donar (ingreso, transferencia, ...), haz clic aquí.

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.