El obispo ha pedido libertad religiosa para los cristianos perseguidos

«Vuestro testimonio de fidelidad a la fe es muy valioso para los cristianos tentados por la secularización y el relativismo»

El Obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, ha subrayado que la comunidad islámica es «gente de paz» y pide que «no nos dejemos engañar por los terroristas». Asimismo, ha pedido su ayuda para reivindicar ante los gobiernos de los países islámicos «la libertad religiosa para los cristianos de aquellos lugares que están padeciendo situaciones de persecución, a veces incluso de forma dramática».

(EP) Monseñor Munilla ha realizado estas afirmaciones en la inauguración oficial del centro cultural islámico de San Sebastián, en la que también ha participado el alcalde donostiarra, Eneko Goia, y representantes municipales como la portavoz de EH Bildu en el Ayuntamiento, Amaia Almirall.

Este centro, el mayor de los doce con los que cuenta Guipúzcoa, no se dedica exclusivamente al culto sino que ofrece diferentes actividades culturales como clases de árabe, español, o de lectura del Corán. Unas 200 personas acuden cada viernes al rezo en este espacio, que lleva en funcionamiento desde el pasado mes de abril.

En el acto de inauguración, la activista de Derechos Humanos y representante de la comunidad islámica Tarana Karim ha destacado la importancia del mismo para «enseñar el Islam a todas las personas que se acerquen», así como para «fomentar la convivencia entre los vecinos».

Karim, otro de los representantes del centro, ha destacado la importancia de contar con este acto con las autoridades municipales y eclesiásticas «sobre todo en estos momentos tan especiales», tras los atentados de París. En esa línea, ha agradecido la «voluntad de acercarse, de entender, de convivir con las diferencias» que muestra la sociedad donostiarra.

De este modo, ha destacado la «buena convivencia» de estos años en Guipúzcoa y ha apostado por «afianzarla» y avanzar «hacia nuevos retos». Por ello, ha considerado «fundamental» construir «espacios comunes de convivencia» y ha resaltado que este centro donostiarra «no es un lugar únicamente de culto porque el 80% de sus actividades son espacios para la convivencia».

Asimismo, ha querido mostrar su agradecimiento a «quienes nos han acogido», al tiempo que ha desvinculado el terrorismo del Islam y ha incidido en que «Daesh que no nos representa para nada». «La sociedad no discrimina, por fortuna en el País vasco no sentimos islamofobia, si hay algo es aislado», ha asegurado.

De este modo, ha resaltado que «hay mucha concienciación entre los vascos por diferenciar que es una religión muy lejos de lo que estamos viendo en Francia y en otros países del mundo, el terrorismo no tiene ni religión ni cultura». Finalmente, ha reiterado su agradecimiento a las personas que «antes de juzgar a un modo de vida que es el Islam se preocupan de juzgar primero su propia ignorancia, porque antes de ser musulmanes o cristianos o judíos somos personas».

En su intervención, el Obispo de San Sebastián se ha congratulado por la apertura de este Centro Cultural Islámico, «cuya razón de ser no es únicamente el principio sagrado de la libertad religiosa, sino también la misma convicción de la riqueza del encuentro intercultural».

«El verdadero encuentro no requiere compartir una misma cosmovisión sino que, muy al contrario, supone la fidelidad a la propia identidad cultural y religiosa, desde la que estamos llamados a colaborar en la promoción de la justicia social, los bienes morales, la paz y la libertad para todos los hombres», ha afirmado.

Munilla ha recordado los «lazos de hermandad» entre ambas comunidades religiosas y ha ofrecido el apoyo de la Iglesia para que las familias musulmanas «puedan disponer, entre nosotros, de los medios necesarios para educar a sus hijos según sus convicciones religiosas, en conformidad al artículo 27.2 de nuestra Constitución».

«Vuestro testimonio de fidelidad a la fe y a vuestras raíces culturales, es muy valioso para los cristianos que hoy son tentados por la secularización y el relativismo», ha manifestado.

Asimismo, el prelado donostiarra ha solicitado ayuda a esta comunidad para «reivindicar ante los gobiernos de los países islámicos la libertad religiosa para los cristianos de aquellos lugares que están padeciendo situaciones de persecución, a veces incluso de forma dramática». «Confiamos en que vuestra reivindicación en favor de la reciprocidad en el principio de libertad religiosa, formulada desde las comunidades musulmanas en Europa, tendría un gran peso moral», ha concluido.

Palabras dirigidas por Monseñor Munilla a los asistentes

Querida Comunidad Islámica de Gipuzkoa:

Nos congratulamos por la apertura de este Centro Cultural Islámico, cuya razón de ser no es únicamente el principio sagrado de la libertad religiosa, sino también la misma convicción de la riqueza del encuentro intercultural. El verdadero encuentro no requiere compartir una misma cosmovisión; sino que, muy al contrario, supone la fidelidad a la propia identidad cultural y religiosa, desde la que estamos llamados a colaborar en la promoción de la justicia social, los bienes morales, la paz y la libertad para todos los hombres.

Quisiera compartir con vosotros tres breves reflexiones:

1.- Recordemos nuestros lazos de hermandad, tal y como fueron expresados, hace cincuenta años, por el Concilio Vaticano II, en la declaración «Nostra Aetate»: «La Iglesia mira también con aprecio a los musulmanes que adoran al único Dios, viviente y subsistente, misericordioso y todopoderoso, creador del cielo y de la tierra; que habló a los hombres, a cuyos ocultos designios procuran someterse con toda el alma, como se sometió a Dios Abraham, a quien la fe islámica mira con complacencia. Veneran a Jesús como profeta, aunque no lo reconocen como Dios; honran a María, su Madre virginal, y a veces también la invocan devotamente. Esperan, además, el día del juicio, cuando Dios remunerará a todos los hombres resucitados. Por ello, aprecian la vida moral, y honran a Dios sobre todo con la oración, las limosnas y el ayuno.»

2.- Os expresamos y ofrecemos nuestro apoyo, para que las familias musulmanas puedan disponer, entre nosotros, de los medios necesarios para educar a sus hijos según sus convicciones religiosas, en conformidad al artículo 27.2 de nuestra Constitución: «Los poderes públicos deben garantizar el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones». Vuestro testimonio de fidelidad a la fe y a vuestras raíces culturales, es muy valioso para los cristianos que hoy son tentados por la secularización y el relativismo.

3.- Pero además de expresaros nuestro apoyo, también os quiero solicitar vuestra ayuda, para reivindicar ante los gobiernos de los países islámicos, la libertad religiosa para los cristianos de aquellos lugares que están padeciendo situaciones de persecución, a veces incluso de forma dramática. Confiamos en que vuestra reivindicación en favor de la reciprocidad en el principio de libertad religiosa, formulada desde las comunidades musulmanas en Europa, tendría un gran peso moral.

No quisiera concluir sin agradeceros de corazón, la invitación que nos habéis hecho para compartir esta celebración. Cristianos y musulmanes, nos sabemos herederos de la bendición que Yavhé dirigió a través de Abraham a todos los pueblos de la Tierra: «Por ti se bendecirán todos los linajes de la tierra» (Gn 12, 3). ¡Bendigamos a Dios porque es eterna su Misericordia!

Solo contamos con tu ayuda. InfoCatólica seguirá existiendo mientras sus lectores quieran.

Haz tu donativo

Por bizum (solo para España)

Qué es bizum

Por PayPal, selecciona la cantidad:

Si prefieres otras modalidades para poder donar (ingreso, transferencia, ...), haz clic aquí.

Esta noticia no admite comentarios.