«Estoy convencido de que Francia tendrá la gracia de superar esta prueba con un corazón firme»

Avvenire entrevista al cardenal André Vingt-Trois

«Estoy convencido de que Francia tendrá la gracia de superar esta prueba con un corazón firme»

No dejarse arrastrar hacia una guerra de religión. Es el mensaje del arzobispo de París, que este domingo celebró una misa por las víctimas, sus familias y por Francia en la catedral de Notre Dame.

(Avvenire/Revista Huellas) El cardenal André Vingt-Trois revela en esta entrevista que el viernes por la noche, mientras en las calles aledañas a la catedral se consumaba una terrible masacre, él buscaba a Dios, pidiéndole que diera a los franceses «la conciencia de saber que Él existe, que el hombre no está solo, ni siquiera cuando se encuentra delante de la catástrofe y cuando esta parece no ofrecer ninguna escapatoria». Y pide que no se ceda a la tentación del odio.

Eminencia, su país está en guerra. Una palabra muy dura, inapelable para una conciencia cristiana, pero en este momento todos la pronuncian, a todos los niveles. ¿Qué hace un pastor en un pueblo en guerra?

Ante todo, trata de consolar a los que han sido sacudidos por la muerte y el dolor, sabiendo que las heridas provocadas por los ataques terroristas del viernes noche son muy profundas y laceran la carne de la población francesa, son heridas que necesitarán mucho tiempo para sanar. Ante una violencia así, la Iglesia puede y debe tratar de calmar el dolor, sobre todo expresar la fe que permite superar estas horas tan difíciles. Hoy estamos obligados a contar un inmenso número de muertos, es verdad, pero mirando hacia el futuro ninguno de los vivos deberá ser víctima del odio y del miedo.

Mientras los terroristas disparaban y la gente pedía ayuda en la oscuridad de la noche, ¿usted llamaba a Dios?

Le buscaba y le rezaba. Mucho. He implorado que infundiera en las personas heridas el consuelo de su presencia y que despertase la conciencia de que Él está, que el hombre no está solo, ni siquiera cuando se encuentra ante una catástrofe que parece no ofrecer ninguna escapatoria. Le pedía que infundiera mediante la fe la certeza de que todos los sufrimientos que nos eran impuestos en esas larguísimas horas, hoy incomprensibles, no hayan sido ni sean vanos; y le pedía que toda la población se mantuviera unida en este dolor.

¿Esta conciencia pueda arraigar verdaderamente en los franceses?

La población parisina, los franceses y creo que también los europeos de todas las religiones comprenden que precisamente en estas situaciones hay un deber universal de solidaridad. Las reacciones de estas horas son esperanzadoras. La gente está respondiendo con moderación y templanza, comprende que plegarse a la lógica del odio significa seguir el juego a los que siembran muerte y destrucción, aprovechándose, es evidente, de la religión, instrumentalizando la fe de los creyentes que no se dejan manipular. Este desafío, como están repitiendo también las propias autoridades civiles, se supera no cediendo a la tentación del odio y evitando dejarse arrastrar hacia una especie de guerra de religión. No debemos cansarnos de repetirlo.

¿Ha hablado ya con las autoridades islámicas?

Todavía no, conviene pasar estas horas de luto y emoción, hace falta un poco de tiempo, pero habrá que poner progresivamente a prueba nuestros vínculos y disponernos a recorrer el camino de la fraternidad.

¿Espera una respuesta firme por parte de los musulmanes franceses?

El Consejo francés del culto musulmán ha expresado su rechazo a los atentados terroristas y creo que seguirá haciéndolo.

¿No teme que el fundamentalismo islámico alimente reacciones de xenofobia, acabe con la cultura de la tolerancia que es patrimonio francés, que el odio se inserte en la sociedad francesa, alterando su ADN y dificultando seriamente este diálogo?

El diálogo no solo se alimenta de tolerancia, que por otro lado no es un valor supremo, mientras sí lo es el respeto al otro, la búsqueda de la justicia, el trabajo por la paz… Los atentados quieren acabar con estos valores supremos. Sin embargo, creo que los franceses no se dejan instrumentalizar.

¿No necesitan ayuda?

Por supuesto, y la solidaridad europea se ha desatado sin vacilaciones, confirmando una línea de ruta –ser firmes en la defensa de nuestra dignidad y nuestros valores– y una unidad que debe animar a los franceses, a pesar del legítimo estado de shock en este momento, a proseguir sin desviaciones el camino de la paz y de la fe. Estoy convencido de que Francia tendrá la gracia de superar esta prueba con un corazón firme y sin odio, aunque hará falta tiempo.

 

Solo contamos con tu ayuda. InfoCatólica seguirá existiendo mientras sus lectores quieran.

Haz tu donativo

Por bizum (solo para España)

Qué es bizum

Por PayPal, selecciona la cantidad:

Si prefieres otras modalidades para poder donar (ingreso, transferencia, ...), haz clic aquí.

11 comentarios

Juan Carlos de la Fuente Díaz
Mucho bla bla bla, pero poco hablar de Jesucristo y poco extender la fe. Poco no, más bien, nada. Con cardenales así, se entiende el resultado de los últimos acontecimientos eclesiales a nivel mundial.
17/11/15 9:50 AM
JuanM
Pues un servidor está profundamente triste porque Francia no ha emprendido una lucha contra el MAL, el Mal que le ha golpeado lleva años ejecutando. Francia se ha revuelto contra quienes han atentado a sus intereses ¿Está legitimado? Por supuesto. Pero Occidente ni lucha contra el Mal ni tiene intención de hacerlo; porque de ser así hace años que estaría luchando contra el Mal que anida en su seno, para empezar. Es más, Francia, como la mayoría en Europa, no cree en el Mal.
17/11/15 9:57 AM
Charo
Pues serán muy laicos los franceses, pero había más gente el otro día en Notre Dame que en la Almudena el año 2004.
17/11/15 11:33 AM
Pepito
Creo que este lamentable atentado terrorista, en el que han sido asesinados ciudadanos inocentes, es una buena ocasión para que los franceses recapaciten también sobre los propios ciudadanos inocentes que el Estado francés asesina legalmente por el aborto.

En Francia se perpetran unos 575 abortos diarios. Una de cada tres mujeres francesas asesina legalemnte a inocentes seres humanos en el seno materno. Y se ve como cosa normal. Nadie se rasga por ello las vestiduras ni se hacen duelos ni manifestaciones populares y patrióticas.

Ya va siendo hora de que miremos la viga en el propio ojo y no sólo la mota en el ajeno. Me indigna la hipocresía de la democracia laica occidental respecto a la matanza de inocentes. No tengamos doble vara de medir: Si inocentes son los muertos por el terrorismo, también lo son los 210.000 niños que anualmente son asesinados por el aborto en Francia.
17/11/15 12:17 PM
Lez
¡QUÉ GRAN VERDAD!
17/11/15 2:38 PM
El Indalecio
Ante el mal no podemos quedarnos con explicaciones parciales. Me refiero a que no podemos decir que esto sólo es debido a los terroristas. Es eso y más, mucho más: Es el pecado de los franceses. Como fue el pecado de los españoles cuando lo de Atocha. Y la solución está principalmente en la conversión a la Iglesia católica osea a Dios. si esto no se da, entonces todo es lágrimas de cocodrilo.
17/11/15 2:51 PM
Juan Carlos
Algunas buenas palabras para nuestros paises latinoamericanos otrora catolicos donde el crimen de pandillas y narcotrafico mata a decenas de personas por dia, incluyendo niños, pero para el mundo esto es normalidad?
17/11/15 4:04 PM
Juan de los Palotes
Estos Obispos con sus sotanas cuando hablan suenan como campanas sin badajo.
Sin criticar el uso de la sotana, digo.
17/11/15 4:33 PM
JuanM
Recuerdo cuando Josep Carod Rovira en Cataluña se fue a Perpiñan para pactar con la ETA que no atentara en territorio catalán, que en el resto de España hiciera lo que creyera oportuno. Todas las personas decentes nos quedamos a cuadros de la bajeza de un tipo que pedía que fuera de su "casa" ETA, grupo asesino, si lo creía oportuno podía atentar, asesinar.
Vaya por delante que se tiene que combatir a esta lacra que se llama yihadismo (y algo más), y se debería haber hecho hace muchos años. Dicho lo cual, lo que "Europa" ha hecho durante todos estos años es exactamente lo que hizo Carod Rovira: "fuera de nuestras fronteras, hagan ustedes lo que les pete" aun con el grito desgarrador de quienes estaban siendo asesinados cruelmente allí.
17/11/15 5:14 PM
Maikel
Pues que vayan pensando los padres y teólogos de la Santa Madre Iglesia, si con estas tragedias del Mal, es Jesucristo el que nos quiere comunicar "algo", pero como ya nadie reza ni medita ni se pone ante el Sagrario, todo es bla,bla,bla,bla, pero del atrio de las iglesias para fuera, porque dentro apenas se ven fieles. Había un curilla muy majo que no hacía mas que insistir a sus parroquianos que había que rezar rezar rezar y rezar mucho. Insistía muchísimo en lo rezar y rezar.
Con Jesucristo.
17/11/15 9:06 PM
Gregory
Es importante entender desde una perspectiva evangélica estos acontecimientos, se hace análisis políticos,económicos tremendistas etc. Pero es preciso escuchar la voz de Dios y orar para hacerlo y cumplir su voluntad.
18/11/15 12:55 AM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.