Secretario general de la Conferencia Episcopal Boliviana

Mons. Scarpellini considera un insulto a la dignidad humana el reparto indiscriminado de preservativos en Carnaval

El secretario general de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), Mons. Eugenio Scarpellini, considera que es un insulto a la dignidad humana la entrega de condones en Carnaval, toda vez que se acepta como «incontrolable» los instintos del ser humano. En su homilía desde la basílica de San Francisco en La Paz, el también obispo de la Diócesis de El Alto señaló que no se puede aceptar que el único remedio para los hechos inmorales, ocasionados por la bebida en tiempos de Carnaval, sea la distribución de preservativos.

(Los Tiempos/InfoCatólica) «Permítanme unas palabras sobre los días de Carnaval que estamos viviendo, seguramente son días de fiesta, de alegría, de encuentro entre hermanos, como tales son buenos, porque nos permiten crecer en la fraternidad, pero en estos días no podemos ocultar y lamentar los excesos de la bebida y de la inmoralidad, tampoco podemos aceptar que el remedio sea sólo, disculpen la expresión, el repartir condones, aceptando como incontrolable el primado del instinto humano, esto creo es un insulto a nuestra dignidad humana, a nuestra inteligencia y conciencia», manifestó.

Si bien existen otros caminos para evitar hechos inmorales y de violencia en la sociedad en la época de Carnaval, son más «difíciles», pero más «dignos y respetuosos de la persona», por ejemplo «el camino de la educación sobre el valor de la sexualidad».

Respeto a la mujer

«El respeto y la valoración de la otra persona, de manera especial de la mujer, la concientización sobre los daños que provocan los excesos de la bebida, la aplicación seria y eficaz de los controles establecidos por las leyes y por las normas. Estos son caminos que darán frutos, aunque son más difíciles», sostuvo.

En días pasados, el Ministerio de Salud anunció la distribución, por la fiesta de Carnaval, de 2 millones de condones a fin de evitar embarazos no deseados y la transmisión de enfermedades sexuales.

Leprosos modernos

Por otra parte, Mons. Scarpellini dijo que actualmente la sociedad ha creado «leprosos modernos», parecidos a los existentes en la época de Jesús, y que eran excluidos y desterrados a cuevas para evitar contagios.

«Nosotros somos tan habilidosos de manera negativa que hemos venido creando nuevos leprosos...probamos rechazo hacia personas adictas al alcohol, a la droga o enfermos de VIH, nos dan miedo, sentimos que es mejor apartarlos de la sociedad, no exponerlos a la vista de todos, recluirlas en centros», señaló al agregar que entre estas lepras también están la discriminación, los abortos clandestinos y la violencia.

 

Solo contamos con tu ayuda. InfoCatólica seguirá existiendo mientras sus lectores quieran.

Haz tu donativo

Por bizum (solo para España)

Qué es bizum

Por PayPal, selecciona la cantidad:

Si prefieres otras modalidades para poder donar (ingreso, transferencia, ...), haz clic aquí.

14 comentarios

JuanM
Muy bien, Monseñor. Rezo por usted, para que Dios le conserve la valentía.
16/02/15 7:37 PM
Juan Mariner
En la época de los "derechos humanos", es cuando se cree menos en el Hombre: no se cree en la persona humana.
16/02/15 8:23 PM
Fran Salvadoreño
Señor Arzobispo: alguna forma de como los catolicos pudieran disfrutar un carnaval sin caer en el alcoholismo o libertinaje sexual?
16/02/15 8:56 PM
Gonzalo
Gracias, Monseñor Scarpellini, por su valentía y libertad al ejercer de obispo católico.
16/02/15 9:57 PM
José Jacinto Verde Colinas
Creo que los católicos deberíamos deberíamos alejarnos lo máximo posible de fiestas paganas, como el Carnaval, Halloween u otras, ya que, además de que en ellas se promueven valores claramente anti-cristianos, no aportan nada positivo para el individuo. Es mucho mejor dedicarse a rezar, asistir a misa, recibir la Eucaristía, etc.

No me sorprende nada que en Carnaval se repartan preservativos indiscriminadamente, ni que ocurran otras inmoralidades. Lo mejor es alejarse de esos sitios. Cuanto menos contacto tenga uno con el demonio o con lo que el mismo promueve, mejor.
16/02/15 10:07 PM
David
Fran, no participando.
16/02/15 10:11 PM
nora bolan
Tengo entendido qu carnaval significa alardes, alabanzas al dios Bal, carne a bal; carnaval, que es el maligno.
En el Antiguo Testamento creo q Elias lo menciona
16/02/15 10:41 PM
Ariadna
En mi humilde opinión, creo que menospreciar y tratar de infante a las personas es también una manera de quitarles dignidad. Al no reconocer la capacidad del ser humano de discernir lo que sea bueno o malo para él, estás diciendo que son todas ovejitas tontas. Yo sí creo que al que le venga bien el condón lo aceptará, al que no le venga bien o no lo quiera no lo aceptará y listo.
17/02/15 1:00 AM
José Ronaldo
De acuerdo con el señor Obispo.
No obstante, prefiero la repartición de millones de estos utensilios (cada quien optará o no en aceptarlo/usarlo) que un solo aborto.
17/02/15 2:00 AM
jacobo
Estos días, para todo cristiano, han de ser de oración, reparación y desagravio a Su Amantísimo Corazón
17/02/15 12:27 PM
En desacuerdo
No creo que este reparto sea cuestión o no de dignidad. Es cuestión, lisa y llanamente, de dinero, vil dinero.
17/02/15 2:52 PM
hornero (Argentina)
Ariadna: si ud. es católica, sabe que no se debe emplear en razón de principios morales. Y si no se debe emplear, no se debe repartir. Y punto; más allá de que haya quienes piensen de otro modo.
José Ronaldo: la moral católica no se conduce por opciones entre lo menos malo o lo más malo, es decir, por criterios del mal menor. Lo que está mal, está mal, y no se puede aceptar. Si su argumento del posible aborto fuera válido, la Iglesia hubiera aceptado los anticonceptivos. La violación de los principios morales por el uso de los anticonceptivos en general, entraña una actitud de inmoralidad respecto a la actividad del sexo. Y esta corrupción moral acarrea consecuentemente otras más graves, como la del aborto; porque esencialmente están en la misma línea de argumentación: se quiere evitar el embarazo, la concepción de una nueva vida, que debe ser fruto del amor, no del instinto. Así, quienes aceptan los anticonceptivos, van siendo pre-dispuestos a aceptar el aborto, como última instancia, si “falla” el anticonceptivo. La cuestión se centra en el sexo entendido como instinto regido por el amor, o entendido como sólo instinto. Las estadísticas revelan un paralelismo entre unos y otros recursos antihumanos.
17/02/15 3:41 PM
Juan Mariner
Hornero: con buena harina se hace buen pan.
17/02/15 8:31 PM
SIMON- D.U.E. (JUBILADO)
Me parece una indecencia y una invitación a la promiscuidad, y a la sexualidad banalizada, la utilización indiscriminada y generalizada de los preservativos, para e esa forma dar cancha libre a la sexualidad, y una incitación a los pecados de la carne que tanto afectan a las personas que lo practican como al Cuerpo Místico de Cristo, al que todos pertenecemos, es una aberración socializada. No estoy de acuerdo con esta solución, cuando la solución pasa por la castidad, comnubi, es decir, para eso está el Matrimonio, todo lo que excede de ahí viene del Maligno.
18/02/15 1:37 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.