Ni rigorismo ni benevolencia rutinaria con ellos

El obispo de Segovia pide a los novios no creyentes ni practicantes reflexionar si deben casarse por la Iglesia

El obispo de Segovia, Mons. Ángel Rubio, ha instado a reconsiderar con sinceridad su postura a los novios no creyentes o que «manifiestan una fe llena de contradicciones», y piden contraer matrimonio por la Iglesia. En una carta pastoral dedicada al noviazgo y el matrimonio, el prelado ha indicado que los párrocos deben examinar cada caso cuando se encuentran ante estas situaciones, evitando caer una «actitud rigorista» ni tampoco en una «benevolencia rutinaria».

(EP/InfoCatólica) No obstante, el obispo ha considerado que son los propios novios los que tendrían que repensar su actitud y hacer una reflexión sincera sobre su postura. «El sí de los esposos debe ser un acto libre y responsable», ha subrayado.

Mons. Rubio ha recordado que el matrimonio, instituido por Dios en el Paraíso terrenal cuando unió como esposos a Adán y Eva, no es una institución puramente humana a pesar de las numerosas variaciones que ha podido sufrir a lo largo de los siglos en las diferentes culturas, estructuras sociales y actitudes espirituales.

Esta diversidad, ha dicho, no debe hacer olvidar sus rasgos comunes y permanentes. «Dios, que ha creado al hombre por amor, lo ha llamado también al amor, vocación fundamental e innata de todo ser humano», ha expresado en su carta.

Sacramento y gracia

El obispo segoviano ha incidido en que Cristo elevó la institución natural del matrimonio a la categoría de sacramento y en que la misión de engendrar hijos y educarlos, así como el amor que envuelve la unión de los esposos y todo el ámbito de la familia, han quedado apoyados en la gracia del sacramento cristiano.

En consecuencia, ha añadido, «los esposos reciben las gracias y ayudas especiales que necesitan en su vida para cumplir los deberes que les impone su vocación de engendrar y educar a los hijos que Dios les dé».

«Casarse es establecer un vínculo de carácter permanente regulado jurídicamente; vivir con gozo una fecundidad generosa; contribuir a la transformación del mundo y al bien de la sociedad mediante la realización en el amor; expresar de un modo concreto la vocación cristiana a la santidad», ha remarcado.

Mons. Rubio ha hecho hincapié en que los esposos están llamados a un amor total y para siempre, a ser signos visibles de la alianza entre Cristo y la Iglesia, a colaborar en el crecimiento de la comunidad familiar y eclesial, así como a evangelizar y ser testigos, en su ambiente, del amor de Cristo.

Solo contamos con tu ayuda. InfoCatólica seguirá existiendo mientras sus lectores quieran.

Haz tu donativo

Por bizum (solo para España)

Qué es bizum

Por PayPal, selecciona la cantidad:

Si prefieres otras modalidades para poder donar (ingreso, transferencia, ...), haz clic aquí.

25 comentarios

Juan Carlos de la Fuente Díaz
Lo ideal sería que después de pasar por la Iglesia y sus cursos, los novios recuperarán o purificasen su fe. Pero, no sé yo si la Iglesia en Segovia estará para mucho evangelizar. Creo que no. No son ni capaces de sacar diáconos permanentes...
11/07/14 8:46 PM
José
Muy bien lo que dice el señor obispo
11/07/14 9:40 PM
María Arratíbel
Llevo unos años colaborando con algunas parroquias de mi diócesis dando charlas en cursos de novios. La situación es, por decirlo suavemente, paradójica. Lo lógico sería encontrar a novios que profesan la fe católica y han decidido de común acuerdo y con conocimiento de causa casarse por la Iglesia. Sin embargo, a lo que uno acude una y otra vez a los cursos de novios es a "conseguir la conversión" de los novios. Las verdades del Magisterio sobre el matrimonio y muchas otras cuestiones se exponen con claridad y se recibe a cambio indiferencia cuando no hostilidad y se percibe con mucha claridad que a la gran mayoría de los que acuden al curso les importa un pimiento lo que les contamos.
Creo que los cursos de novios deberían ser mucho más largos y formativos y que, entre los documentos necesarios, un sacerdote que haya conocido profundamente a la pareja durante el curso, certifique que la misma tiene la fe católica para poder celebrar el sacramento.
Reconozco que en alguna ocasión, viendo las caras de los asistentes al curso, he terminado la charla diciéndoles que no es obligatorio casarse por la Iglesia, que pueden contratar un cuarteto y hacer una bonita ceremonia civil en un hotel con glamour o frente a las murallas iluminadas, que hoy en día a nadie le obligan casarse por la Iglesia para heredar, etc.
El panorama es desolador. Y el acceso a los sacramentos no debería ser tan fácil.
11/07/14 10:51 PM
Pepito
Aún a riesgo de caer en un cierto rigorismo yo exigiría a los contrayentes al menos tres años de vida práctica de Fe (Misa dominical, confesión y comunión al menos una vez al año y participación comprometida en alguna actividad de pastoral parroquial)antes de celebrar el matrimonio.

Si para la Confirmación se exige, al menos en algunas Diócesis, unos tres años de formación previa, creo que el sacramento del Matrimonio no debe ser menos.

Además suprimiría buena parte de la parafernalia externa de carácter estético y consumista. En vez de trajes de novia especiales, traje normal y corriente de diario. Banquete austero, sin pretensiones de alta alcurnia principesca o de ser reina por un día. Las fotos después de la boda y pocas.

Creo que la descripción que da María Arratibel expresa muy atinadamente, por desgracia, la insuficiente actitud que tienen la mayoría de los contrayentes respecto a los valores y compromisos inherentes al matrimonio sacramental católico. Así no es extraño que haya tanto fracaso matrimonial.
11/07/14 11:29 PM
alejandro
Hablando de sacramentos.Mi hermana me pidió que fuese padrino de mi sobrino.Me negué y lo hice por la sencilla razón de que no llevo una vida congruente con la fe según preceptúa el CIC.
Para la mayoría ser padrino es agarrar el cirio y reír para la foto.
Para mí es una cosa seria.
12/07/14 2:38 AM
Julio
Uno de los problemas, creo, es que no hay "purga". Es decir, nadie se atreve a decirle a una pareja "Uds. no pueden contraer el Sacramento del Matrimonio", porque no son creyentes o porque, declarándose creyentes no muestran claramente una vida acorde a lo que se esperaría de una persona creyente y de una pareja de creyentes. La celebración del Sacramento está "inflada", porque "se casan" muchas parejas en un acto nulo, por carecer de fe los contrayentes, por hacerlo por mero costumbrismo, o por los familiares, o por el qué dirán, o porque quedan mejor las fotos en la iglesia del pueblo que en el ayuntamiento o el juzgado. El cristianismo no es, ni por su misma naturaleza exigente puede ser, un "movimiento de masas".
12/07/14 7:45 AM
David
Pepito, lo tuyo no es rigorismo. Es una barbaridad irrealizable.

¿Por qué en vez de tres años no pones 40?

Así se casan con 60-70 años y no pueden tener hijos.
12/07/14 8:05 AM
Luis Fernando
Javier, no es culpa nuestra que la web de la diócesis de Segovia esté como esté.

No podemos poner enlace a lo que no aparece en ningún lado.
12/07/14 8:07 AM
Juan Carlos de la Fuente Díaz
Ya veo el gran interés de los católicos por la conversión de los pecadores. La misericordia, la verdadera misericordia, brilla en nosotros por su ausencia, así como el espíritu apostólico. No somos capaces de transmitir la fe. Porque no la vivimos. La hemos reducido a un mero cumplimiento externo. El panorama es terrible, para llorar. Aunque creo que es mejor rezar.
Estos son los frutos del Vaticano II. No somos capaces de transmitir la fe a los jóvenes, porque nos importa un cuerno si tienen fe o no. Y cuando vemos que no tienen fe, como consecuencia de nuestros desvelos para que no la tengan, les pegamos una patada en el trasero, en vez de intentar llevarles a Dios. Pero, como ni nosotros mismos sabemos el camino... Pues, tened claro que sin familias católicas la Iglesia está llamada a desaparecer.
Mi experiencia es más bien la contraria. La de unas personas que escuchan con atención, al menos con respeto, a unas personas que les dan un curso perematrimonial, por así llamarlo, completamente desvaído y con muy pocas referencias a lo que tiene que ser el matrimonio cristiano. Las personas que estaban conmigo en el curso -tuve que hacerlo sólo, porque me casé en México y mi entonces novia estaba en su país- tenían interés, pero creo que no conocieron al Señor porque nadie se lo presentó. Y eso que el curso lo dirigía un matrimonio venezolano, cuyo marido pensaba ordenarse diácono permanente. Espero que Dios le disuada de su loca pretensión.
Pero tenedlo claro: es posible la
12/07/14 8:35 AM
Tito Livio
Está muy bien lo que ha dicho el obispo. Pero sería mucho más efectivo que, como obispo diera una orden clara y conforme a derecho eclesiástico a los sacerdotes que están bajo su obispado. A los no creyentes, por lo menos, no se les puede casar por la Iglesia porque, precisamente no creen, estarían haciendo juramentos ante un Dios en el que no creen, estarían utilizando a la Iglesia para sus propios intereses, incluso, me atrevería a decir que en estas condiciones acceder a cualquiera de los 7 sacramento sería sacrilegio. Pedimos a nuestros obispos que sean valientes y den un paso más.
12/07/14 10:09 AM
rastri
Y porqué no: así como se piden certificados de bautismo para casarse, no se piden "ciertos" certificados de fidelidad a la Iglesia para lo mismo.

Yo creo que sí; La Iglesia hoy día de tanto secularismo social democráticamente comprometido; Como así fuera al principio allá en las catacumbas con los neófitos, debería ésta prestar más atención a la calidad de la fe de sus creyentes que al número de los mismos. Y así ser más consecuentemente exigente en el respeto y la participación no solo de sus rituales sino en especial de sus sacramentos.

Menos circo de procesión. Y más sentimiento profundo de redención.

En esto los musulmanes nos tienen mucha ventaja. Y sino, como desgraciadamente ocurre aquí con el turismo de biquini en ciertas catedrales; Que un "infiel" intente entrar en la Caaba en día del Ramadán y verán lo que le puede ocurrir.
12/07/14 10:18 AM
Roberto
En lineas generales estoy de acuerdo con todos los mensajes de este post. Lo que dice el obispo de Segovia está claro.

Lo que ocurre es que este problema se lleva arrastrando ya mucho tiempo y no se ponen soluciones pastorales claras ¿porqué? No se trata de rechazar a nadie como persona, pero sí dar a entender claramente que no se está preparado para asumir lo que supone este sacramento. Esto no puede ser un coladero de gente que lo que le gusta es la tradición, la fiesta y la ceremonia pero carece de experiencia y vivencia de fe.
De todas formas, hoy en día el número de matrimonios civiles y parejas de hecho supera a los matrimonios canónicos y cada vez será más así. Puede que con el tiempo el matrimonio-sacramento no será mas que un hecho minoritario y testimonial a nivel social. Entonces ¿poner más trabas y exigencias? es que por fidelidad a Dios habrá que hacerlo, o dejar que esta situación tan degradada siga prolongándose.
12/07/14 11:45 AM
Charo
Varias de mis amigas y conocidas, educadas en colegios religiosos y habiendo recibido una sólida formación cristiana que por lo visto han olvidado, se han casado por la iglesia sólo por no dar un disgusto a sus padres. Cuando sean sus hijos los que lo hagan, ya no tendrán que dar cuentas a nadie y no se casarán. Lo peor es que con los bautizos pasa lo mismo, que lo hacen por los abuelos... van a quedar cuatro, pero yo también estoy con el obispo; el que no cree en los sacramentos ni en la Iglesia, que no se case.
Lo del bautismo es otro cantar que ahora quizá no viene a cuento el comentarlo.
12/07/14 1:00 PM
David
Mi esposa y yo, que somos relativamente jóvenes, vamos yo tengo 39 años y ella 37, estamos comprometidos en el acompañamiento de parejas al matrimonio y efectivamente el panorama que te encuentras es, de entrada, desolador, practicamente el 100% de las parejas que acompañamos no son practicantes y viven ya en pareja. Pero no nos debemos rendir y estos cursos, bien llevados, con paciencia y actitud positiva, son un buen lugar para hacer un primer anuncio, que en muchos casos, después de hacer primera comunión, en algunos casos confirmación y haver estudiado en colegios católicos, parece que nadie les ha hecho.
12/07/14 1:11 PM
Enrique
El problema de los matrimonios de los católicos que declaran no tener fe se trató hace muchos años y Juan Pablo II lo resolvió en la Familiaris Consortio. Recomiendo la lectura del n. 68.

Sucintamente, recuerda que los bautizados no creyentes también tienen derecho al matrimonio, y aunque pidan la boda católica por razones sociales, muchas veces el hecho de pedir este acto a la Iglesia demuestra el mínimo de fe que se debe tener. Dice literalmente: "Querer establecer ulteriores criterios de admisión a la celebración eclesial del matrimonio, que debieran tener en cuenta el grado de fe de los que están próximos a contraer matrimonio, comporta además muchos riesgos", que explica a continuación.

En fin, tecomiendo la lectura de ese número de la Familiaris Consortio antes de seguir inventando requisitos.
12/07/14 4:40 PM
Marly
Los novios deben tener un curso de un año! Y que cumplan con los sacramentos continuamente,
12/07/14 4:52 PM
Horacio Castro
Es difícil entender que la Iglesia autorice administrar sacramentos a quienes “manifiesten” no ser creyentes.
12/07/14 4:56 PM
Dominica
A mi modo de ver la Iglesia ha de transmitir cuan en serio toma los sacramentos, este en este caso, exigiendo si no certificados sí tiempo de formación y discernimiento. Si para trabajar precisas una formación cuanto más para el sacramento del matrimonio. Antaño se pedía estar confirmado, hoy no, lo que daría min formación y maduración en la Fe. Si hay escuelas de padres, x ej, xq no escuelas de matrimonios. El fracaso es muy doloroso por más q ahora se banalize tanto.Incluso entre creyentes falta seriedad, rigor y discernimiento profundo.
12/07/14 5:48 PM
Dominica
A mi modo de ver la Iglesia ha de transmitir cuan en serio toma los sacramentos, este en este caso, exigiendo si no certificados sí tiempo de formación y discernimiento. Si para trabajar precisas una formación cuanto más para el sacramento del matrimonio. Antaño se pedía estar confirmado, hoy no, lo que daría min formación y maduración en la Fe. Si hay escuelas de padres, x ej, xq no escuelas de matrimonios. El fracaso es muy doloroso por más q ahora se banalize tanto.Incluso entre creyentes falta seriedad, rigor y discernimiento profundo.
12/07/14 6:04 PM
TwoMuch
Claro que deberían pensárselo dos veces, porque los divorciados vueltos a casar no van a poder comulgar.

Aunque hay que considerar que el matrimonio civil es un matrimonio natural (monogámico e indisoluble).
12/07/14 10:41 PM
Jaume C.
Hay en toda esta cuestión un problema de fondo que nadie toca. La Iglesia exige a los bautizados una matrimonio sacramento (inseparabilidad entre contrato y sacramento). Los requisitos que pide son claros: aceptar la indisolubilidad del matrimonio y la apertura a la procreación. No les pide ni mucha ni poca fe. Y tratándose el matrimonio de un derecho natural, no puede poner más impedimentos. De hecho, el "cursillo" no es una obligación sine qua non… Por tanto, sólo puede denegarse la celebración si se excluye uno de los requisitos fundamentales… El verdadero problema está en capacitar a los contrayentes para vivir estos compromisos con la gracia de Dios. Y esta es una tarea que empeiza en la educación más temprana.
12/07/14 11:02 PM
gustavo
Parte del problema es que el matrimonio por la iglesia se ha vuelto un status social y todas las parejas en especial las hembras somos proclives a la enfermadad de la "sociedad".
Un cura puede tratar de cumplir los requisitos antes de dar su bendicion, pero sobran quienes por amor al projimo y a Mamon, los bendice saltandose todas las bardas.
Yo me case por la iglesia como exigencia de mi pareja, apenas tenia como 15 años de no asistir a misa y menos comulgar y me case pensando que si salia mal me divorciaba y problema resuelto a pesar de que estudie 7 años en colegio religioso, cuando el catecismo se aprendìa con punto y coma.
12/07/14 11:34 PM
TwoMuch
Mucho se está hablando y lo que yo pienso es que cuando se administra el sacramento del matrimonio a un no practicante o a un no creyente se está casando a un anglicano. Ya saben ustedes que la Comunión Anglicana divide los siete sacramentos en dos mayores (Eucaristía y Bautismo) y en cinco menores (los demás). Me parece que se ha administrado este sacramento a la ligera.
13/07/14 5:35 AM
TwoMuch
Pues yo estoy de acuerdo con Pepito, el cismático Enrique VIII fue excomulgado federantae sententiae tres años después de promulgar el Acta de Supremacía. Posteriormente, diversas reformas en la Comunión Anglicana convirtieron a los anglicanos en herejes.
13/07/14 6:46 AM
Rafael
La misma Iglesia en su código canónico exige la confirmacion pars casarse, con la excepción si no la tiene algún contrayente admitirlo al matrimonio a pesar de no estar confirmado
13/07/14 8:50 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.