«Fue un gran error pastoral retirarla»

Obispos australianos restaurarán la abstinencia de carne durante todos los viernes del año

Durante el tiempo litúrgico de la Cuaresma, los católicos de todo el mundo practican de forma especial el ayuno y la abstinencia como una forma de penitencia que les ayuda a fortalecer su unión personal con Dios. Sin embargo, la penitencia no es una práctica exclusivamente cuaresmal y se extiende, como ha sido una constante tradición a través de los siglos, a todos los viernes del año en conmemoración de la Pasión y Muerte de Jesucristo. Para recuperar este significado especial del día viernes y como una manifestación de la fe que puede aportar a la nueva evangelización, varios obispos de Australia han propuesto volver a la práctica de la abstinencia de carne durante todos los viernes del año.

(CNS/Gaudium Press) No es que dicha práctica hubiera sido abolida en Australia, sino que, como en muchos otros países, la Conferencia de Obispos aplicó la potestad que le otorga el Derecho Canónico para definir la forma como ésta se reglamenta. Por esta razón, durante los viernes fuera del tiempo de Cuaresma, la abstinencia puede actualmente conmutarse por otro sacrificio u oración, a elección de los fieles. Un caso de aplicación similar es el de Estados Unidos y lo fue, hasta 2011, Inglaterra y Gales. La norma de los obispos australianos fue establecida a este respecto en 1985.

Razones para un posible retorno de la abstinencia

El obispo auxiliar de Melbourne, Mons. Peter Elliot, comentó a Catholic News Service su impresión personal sobre esta decisión, de la cual afirmó que si bien se comprende su intención, «falló en no tener en cuenta la psicología humana». En su opinión, pasar de una norma establecida a la libertad que cada fiel tiene de establecer el tipo de sacrificio llevó a muchos, con el tiempo, a olvidar el precepto completamente. En este sentido, la cesación de la práctica resultó «un gran error pastoral y espiritual».

«En la Iglesia amplia e inclusiva proclamada por el Papa Francisco necesitamos ofrecer formas para que los católicos practicantes realicen actos sencillos de pertenencia», explicó Mons, Elliot. «No comer carne en viernes era simplemente eso». Una opinión similar fue argumentada a CNS por Mons. Geoffrey Jarrett, Obispo de Lismore: «Ha sido difícil para los sacerdotes predicarla (la abstinencia) cuando no hay una disciplina uniforme atada a ella». Para el prelado la abstinencia de carne en todos los viernes es «una práctica católica antigua y universal profundamente grabada en nuestra identidad con Cristo y la Iglesia».

Testimonio colectivo de la fe

El Arzobispo de Hobart, Mons Julian Porteus, también expresó su deseo que que regrese la norma, ya que al retirar la abstinencia obligatoria la Iglesia «perdió un signo distintivo de nuestra identidad como católicos». Esta sencilla práctica tenía la doble dimensión del sacrificio individual y de testimonio colectivo de la fe. «En el pasado era una de esas prácticas que todos conocían: los católicos no comen carne en viernes», recordó. Resulta claro que la norma no podría regresar sin un apoyo pastoral decidido. Para Mons. Porteus, se requiere «una seria catequesis» para que los fieles comprendan y apliquen el precepto adecuadamente.

El ejemplo inglés

La Iglesia en Inglaterra y Gales ya tomó una decisión en este sentido, y desde el 16 de septiembre de 2011 se restauró la práctica en el país. «La Conferencia de Obispos desea recordar a todos los católicos en Inglaterra y Gales la obligación de la penitencia de los viernes», manifestaron en su momento los prelados. «Los Obispos han decidido restablecer la práctica de que esto debería ser cumplido a través de abstenerse de carne. Quienes no puedan o elijan no comer carne como parte de su dieta normal deberían abstenerse de algún otro alimento que tomen con regularidad».

Los prelados ingleses señalaron que la práctica constituye una «clara y distintiva marca de su propia identidad católica» y que el precepto contribuía a edificar la virtud apoyado en la intención y el testimonio comunitarios. «Es importante que todos los fieles estén unidos en una celebración común de la penitencia de viernes», señaló la declaración oficial de 2011 .

Mons. Terence Drainey, Obispo de Middlesbrough, Inglaterra, explicó al informativo diocesano de Perth, Australia, The Record, el significado que tendría esta decisión en el país. «Al ofrecernos a todos una forma de recordar que en el día viernes los católicos de todo el mundo estamos unidos en penitencia, cualquier diócesis estaría dando a sus fieles un regalo espiritual oportuno, adecuado y práctico», describió el Obispo.

La iniciativa de restablecer la práctica de la abstinencia en los días viernes de todo el año requiere la aprobación de la Conferencia de Obispos del país. Sin embargo, el tiempo de Cuaresma es un tiempo adecuado para la reflexión sobre la forma como los católicos viven la penitencia cristiana durante todo el año, ya sea a través de la abstinencia prescrita por la Iglesia o los diferentes sacrificios y oraciones con los cuales puede reemplazarse fuera del tiempo de Cuaresma de acuerdo a las normas de la Iglesia en cada lugar. Esto ya podría marcar una notable diferencia.

 

Solo contamos con tu ayuda. InfoCatólica seguirá existiendo mientras sus lectores quieran.

Haz tu donativo

Por bizum (solo para España)

Qué es bizum

Por PayPal, selecciona la cantidad:

Si prefieres otras modalidades para poder donar (ingreso, transferencia, ...), haz clic aquí.

8 comentarios

Luis López
Muy buena medida. Parece que los pastores van rectificando la línea laxista que desde hace años se iba imponiendo en la conciencia de los fieles.

No debemos olvidar nuestra inmensa dignidad y responsabilidad como cristianos. Los cristianos somos -o debemos ser-, como dice la Primera Epístola de San Pedro, "linaje escogido, sacerdocio real, nación santa, pueblo peculiar" (1 Ped. 2,9).

En coherencia, nuestra vida debería ser un permanente acto de alabanza a quien nos recató a precio de sangre. Consagrar al ayuno el viernes -e incluso el miércoles- es un mínimo que podemos y debemos hacer.
19/03/14 9:32 AM
Ricardo de Argentina
Con mi esposa acatamos siempre la abstinencia total de carne, y nuestros niños se acostumbraron a ella desde pequeños.
Recuerdo que una vez nos invitaron a una cena parroquial para juntar fondos, no recuerdo para qué motivo. Era viernes. Al llegar nos encontramos con las parrillas atestadas de un jugoso asado argentino... Claro, como los obispos permiten la conmutación... Pero una cosa es que cada uno decida la conmutación atento a las circunstancias, y otra muy diferente es que te obliguen a la conmutación de prepo. Y encima sin avisar. ¡Y encima tu propia parroquia!
Fue la última vez que concurrimos a una comida parroquial mientras estuvo ese párroco.

En las nuevas y pujantes congregaciones religiosas argentinas se ha cumplido siempre estrictamente la abstinencia. Por ejemplo en el Verbo Encarnado (IVE) son tradicionales los "viernes de pizza".
19/03/14 11:15 AM
Ricardo de Argentina
A propósito cabe acotar que la Conferencia Episcopal Argentina tiene por norma decantarse indefectiblemente por las opciones más permisivas, las más laxas que le permiten todas y cada una de las disposiciones vaticanas. Es más, lo hace de una manera que podríamos calificar de agresiva, como lo demuestra este ejemplo:
Cuando se estableció que la comunión en la mano podía ser consentida por las Conferencias si ya era una práctica arraigada en sus jurisdicciones, la CEA la consintió a pesar de que era un práctica absolutamente desconocida en todas las jurisdicciones. E inmediatamento TODOS LOS OBISPOS, MENOS UNO, hicieron lo propio. Al punto que los párrocos se vieron en la obligación de "enseñar" cómo debía comulgarse en la mano.
Al obispo que no permitió el indulto lo criticaron acerbamente, al punto que se vio obligado a pedir al Vaticano una nota aclaratoria, en la cual quedó establecido que actuaba de pleno derecho. El obispo era Mons. Laise, quien escribió un librito muy bueno sobre el tema, y la diócesis es la de San Luis, adonde al día de hoy no se permite la comunión digital.
19/03/14 11:29 AM
Charo
A mí no me supone ningún sacrificio no comer carne, ni a mi familia tampoco. Me parece bien la penitencia o sacrificio todos los viernes del año, pero no precisamente ésto.
19/03/14 3:44 PM
Alejandro Galván
Ricardo:

concuerdo plenamente con su paralelismo con el indulto de la comunión en la mano (si, indulto, no "derecho", nunca está de más recordarlo).
Y, debido a ello, aprecio enormemente las palabras de Mons. Elliot: considerar este abandono como un "un gran error pastoral y espiritual".

Asi debe de ser, reconocer los errores del pasado. Hay mucho, mucho, mucho campo, politicamente incorrecto, eso sí, pero mucho campo para ello.
19/03/14 4:32 PM
Alejandro Galván
Ricardo:

concuerdo plenamente con su paralelismo con el indulto de la comunión en la mano (si, indulto, no "derecho", nunca está de más recordarlo).
Y, debido a ello, aprecio enormemente las palabras de Mons. Elliot: considerar este abandono como un "un gran error pastoral y espiritual".

Asi debe de ser, reconocer los errores del pasado. Hay mucho, mucho, mucho campo, politicamente incorrecto, eso sí, pero mucho campo para ello.
19/03/14 4:58 PM
Fran
volvamos a esas normas catolicas de antaño: abstinencia de carne los viernes, descanso y asistir a Misa los domingos, Semana Santa para conmemorar la pasion de Cristo no para pasarla en la playa emborrachandose; Navidad para conmemorar la primera venida de Cristo al mundo no para adorar el consumismo o a santa claus y sus renos. Muchos feriados existen porque la idea era que el pueblo en esos dias fuera a participar en las actividades catolicas.
19/03/14 7:58 PM
Tomás
Lamentablemente después del Vaticano II llegaron a ser lugares comunes ideas como proponer a cada uno que haga penitencia a su manera. También se llegó a pensar que como nos llevamos bien no había hacer mucho hincapié en el Derecho Canónico, cosa que tuvo mucho que ver con la crisis de pederastia de los curas. Creo que este es un buen primero paso para luego establecer también más días de ayuno. Ya antes del año 100, La Didajé señala que los miércoles y viernes son días de ayuno de los cristianos. Quedan dos días de penitencia canónica y en muchas partes ni se cumplen.
19/03/14 8:51 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.