«Han sido reconocidas por la tradición católica», dijo Mons. Fisichella

El debate sobre las reliquias de San Pedro revive al exponerlas por primera vez

Las reliquias de San Pedro serán expuestas hoy por primera vez durante una misa que se celebra en el Vaticano, una decisión que ha reabierto el debate que ha dividido durante décadas a los estudiosos sobre si los restos óseos pertenecen al apóstol. El presidente del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización, el arzobispo Rino Fisichella, anunció que este histórico acontecimiento coincidirá con el acto de clausura del año de la fe.

(EFE/InfoCatólica) Monseñor Fisichella no quiso entrar en polémicas sobre su autenticidad de las reliquias y salió del paso al aseverar que «han sido reconocidas por la tradición católica».

Y es que el descubrimiento y estudio de estos restos óseos han protagonizado uno de los debates arqueológicos más polémicos e interesantes de las últimas décadas. El 23 de diciembre de 1950, durante el Año Santo, el papa Pío XII anunció, a través de la radio, que había sido hallada la tumba del apóstol, después de que en 1939 el pontífice autorizara excavar bajo la basílica vaticana.

Pero mientras que parecía haber consenso sobre la tumba, la discrepancia brotaba en torno a los huesos hallados en esta enorme necrópolis y si de verdad pertenecían a aquel que Jesús indicó para «construir su Iglesia» y que murió crucificado cabeza abajo en el año 67. La tradición católica describe que el emperador Constantino, que se convirtió al cristianismo, ordenó la construcción de una basílica en el lugar en el que le habían indicado que había sido crucificado Pedro, es decir, en una gran necrópolis situada en una colina en las entonces afueras de la ciudad.

Tras años de excavaciones, se encontró una zona protegida por unos muros que la defendían de las filtraciones de agua -muy frecuentes en esa ladera del monte Vaticano-, lo que llevó a pensar que aquí se había enterrado un personaje muy importante. En 1952, la profesora Margarita Guarducci, que es la primera autoridad mundial en epigrafía griega, comenzó a descifrar los grafitos que hay en los muros adyacentes a esa tumba. En uno de ellos, en el llamado «muro rojo» o «muro G», halló una inscripción hecha con un punzón que decía «Petre eni» (Pedro está aquí).

Tras picar en ese muro, se encontró un nicho forrado de mármol blanco y en su interior restos óseos. Pasaron los años y los estudios antropológicos realizados por algunos estudiosos revelaron que se trataba de huesos que pertenecieron a un hombre robusto, que medía cerca de 165 centímetros y que murió entre los 60 y 70 años.

El hallazgo llevó al entonces papa Pablo VI a anunciar al mundo -durante la audiencia general del 26 de junio de 1968- que se habían encontrando los huesos de San Pedro, Tras años de investigaciones «podemos decir que las reliquias de San Pedro se han identificado de una manera que creemos que es convincente», fue la prudente formula que utilizó el Pontífice en su revelación.

Sin embargo, como desvelan algunos libros y artículos publicados por «L’Osservatore Romano», el rotativo del Vaticano, el arqueólogo jesuita Antonio Ferrúa, que formaba parte del equipo que descubrió la tumba, expresó siempre su escepticismo sobre la posibilidad de que esos huesos perteneciesen al llamado «Príncipe de los apóstoles». El jesuita, fallecido en 1999 y que aseguraba que en aquel nicho también se encontraron restos de una mujer y de una persona de complexión delgada, escribía en 1995 en la revista de la orden «Civiltà Cattolica»: «Hablando claro. Algunos lo creen. Yo no».

Aún así, el papa Pablo VI quiso conservar nueve pequeños fragmentos de los huesos en un relicario de madera con la también prudente inscripción: «Ex ossibus quae in Arcibasilicae Vaticanae hypogeo inventa Beati Petri Apostoli esse putantur». Es decir, «los huesos hallados en el hipogeo de la Basílica vaticana que se considera que son del beato Pedro Apostol». La tumba donde se dice que se enterró a Pedro se puede visitar siempre que se pida cita previa para recorrer la necrópolis que se encuentra bajo la basílica, como hizo el papa Francisco hace unos días siendo el primer pontífice que la realizaba.

Sin embargo, el relicario permanece desde 1971 en la capilla privada del papa, situada en el centro del apartamento pontificio, y por primera vez y sólo hoy, será expuesta en el Basílica de San Pedro para la veneración de los fieles.

12 comentarios

Petros eni
No se trata de fe, se trata de ciencia. Guarducci tiene publicados durante 40 años más de 50 trabajos (entre artículos y libros) dedicados a las reliquias de Pedro. Allí no solo presenta sus conclusiones a partir de la investigación realizada sino que refuta punto por punto las objeciones de los enemigos de las reliquias del Príncipe de los Apóstoles. Ferrúa no puede aceptar que sean esas las reliquias por la simple razón de que cuando estuvo a cargo de los trabajos en la necrópolis vaticano simplemente pasó por alto el contenido del famoso "vano marmoreo" del muro de los grafitos, como asimismo que el nombre de Pedro se encontraba escrito innumerables veces sobre ese muro... pequeña distracción la del arqueólogo jesuíta!! Guarducci 10 años después analiza el contenido del "vano marmoreo" (conservado durante ese tiempo en un depósito del hemiciclo) de la gruta de los Papas (precisamente enfrente de la capilla de San Columbano... celebro misa allí casi todas las semanas) y descubrió que los huesos presentes correspondías a una única persona, de complexión física robusta, de unos 70 años... los huesos además estaban envueltos en tela de púrpura e hilos de oro (al igual que los de San Pablo... como anunció el Papa Benedicto XVI en 2008). Cuestión de fe entonces no es. Dudar de su veracidad ya no se puede. Quienes deseen bibliografía sobre el tema (la mayor parte en italiano) pueden escribirme a [email protected] Paz y bien. Rubén.
24/11/13 12:38 PM
Adamastor
Un poco de C14 vendría bien para aclarar las cosas...
24/11/13 3:05 PM
Néstor
Me gustaría tener las palabras textuales de Mons. Fisichella. Eso de "sean o no verdaderas las ha reconocido la tradición católica" es como aquella definición de la fe que dice que es la capacidad de creer lo que se sabe que es falso !!!!

Mons. Fisichella tiene historia en el sentido de declaraciones poco felices, recordemos cuando salió a censurar al Obispo brasileño que recordó la doctrina sobre la excomunión a propósito de la niña brasileña embarazada a la que se hizo abortar.

Sin duda que hay sectores "ecuménicos" en el catolicismo a los que eso de Pedro y su primado les molesta bastante.

Obviamente que la fe católica no depende de la autenticidad de las reliquias, y es necesario no dar crédito a tradiciones humanas falsas, pero tampoco sería bueno que las reliquias fuesen descartada ante todo por preocupaciones teológicas de otro tipo.
24/11/13 4:52 PM
Maga
Margarita Guarducci, Nestor y demás hermanos, con su equipo de Epigrafistas y Arqueólogos declaró que, cientificamente, la posibilidad de que esas reliquias fuesen de San Pedro eran del 100 %, o sea, que, aunque, como con la sábana Santa, estas cosas relacionadas con la Arqueología no entran en el Dogma, ayudan, sin duda, como prueba. De hecho, un arqueologo norteamericano como Wright, autor de una magnífica obra titulada Arqueología Bíblica, siendo Protestante, a pesar de que no cree que las reliquias sean de San Pedro, afirma que a fines del S.II había precisamente en el Vaticano un Ediculo, donde un Presbítero Romano, creo que llamado Cayo, le decía que ahí se veneraban las reliquias del Apóstol San Pedro. Además, en la obra, según demostraron las excavaciones, presenta un dibujo de cómo debió de ser el susodicho Ediculo. Y lo mismo se podría decir con la Tumba del Señor, pues un Arqueólogo Agustino leones, al que conozco, llamado Florentino Diez Fernández, asegura que al 100% prácticamente se sabe del sitio del.Santo Sepulcro, ubicado en uno de los laterales de la Basílica. Esta excavación fue la Obra de su Vida y lo ha demostrado en su obra"El Calvario y la Cueva de Adán", en Verbo Divino. Asimismo, ha excavado estos años la casa de Caifas, así que la Arqueología, aunque sea una ciencia aparte, puede ayudar mucho a la Fe, a pesar de lo que digan erróneamente los Israel Filkenstein y los Mario Liverani, y otros Maestros de la sospecha arqueológica.
24/11/13 9:02 PM
Yolanda
Maga:

el presbítero mencionado se llamaba Gayo, se conoce como "Trofeo de Gayo" al tumulillo en forma de altar de hacia el año 200 , aedificado sobre la pobre tumba primigenia; sobre la cual, luego, se edificó el monumento constantiniano. Muy resumido.

He estado dos veces el le sacavi y, además de resultar impresionante, las explicaciones de la guía hispanoahblante, muy competente, por cierto, convencen 100%.
25/11/13 12:15 AM
Macabeos
Gracias por el artículo y las ilustraciones o ampliaciones de los comentaristas, parecen muy interesantes y con dominio del tema.
En lo personal prefiero encontrar al Dios vivo y triunfante, al Jesús Rey del universo, que celebramos hoy domingo. Con esa labor tengo suficiente en mi corta vida cristiana.
25/11/13 1:49 AM
Alonso
Hay una gran diferencia entre que los huesos encontrados sean los de Pedro o no lo sean. No puede dar igual, y si da igual, alguien tiene un serio problema.
25/11/13 10:22 AM
Juana
Como estudios antropológicos, bien. Por lo demás hay prácticas y costumbres medievales que deberían ser abolidas. El Papa Francisco tiene mucho trabajo si quiere hacer verdaderos cambios en la Iglesia. Dejar a los muertos reposar es la más correcto
25/11/13 12:03 PM
CJ
Juana,
Que practicas medievales deberian ser abolidas?

Si te refieres a la veneracion de reliquias de los Santos, pues no es medieval, viene de tiempos del Nuevo Testamento, y dejado por escrito por inspiracion del Espiritu Santo.
25/11/13 3:54 PM
conchi
Juana:En Santiago de Compostela, está la tumba del Apóstol Santiago.¿También hay que dejar los muertos en Paz y no hacer peregrinaciones, para rogar su intercesión, ante el Maestro nuestro Señor?.Seguro que crees más en la tumba de Nefertiti,de más de 5.000 años.Pues mira, 2.000 es más fácil de estudiar y creer.No es dogma de Fé,pero es nuestra Historia como cristianos.O.K.???
25/11/13 7:39 PM
Falex
La fe Católica no está cimentada en los huesos de los apóstoles, sino en el mensaje que ellos recibieron de Jesucristo. Promover este tipo de devociones sobre reliquias, aunque es algo ancestral (a una época y lugar) y de valor cultural y simbólico... es contraproducente seguir insistiendo en ello, pues incentiva una espiritualidad mediática y fetichista que valora a estos objetos como si fueran talismanes milagrosos. ¿A caso no hemos entendido que lo verdaderamente importante para la vida del católico es el mensaje de salvación de Jesús, por sus palabras y obras, y que debe hacerse vida en nuestra vida?. ¡Por favor, no den más lora con cuentos de huesos o tumbas o cosas a fines!
26/11/13 5:11 AM
CJ
Falex,

Pues no, toda devocion bien hecha, de acuerdo a las ensenanzas de la Iglesia, no se contrapone, distrae extravia o es tropiezo para el catolico, todo lo contrario, ilumina, recuerda, aclara, que no solamente hemos recibido un mensaje de los apostoles (que lo mismo pueden recibir los musulmanes de Mahoma) sino que el nuestro es un Dios vivo que ha actuado en nuestro favor y nos ha comunicado su gracia en los santos, y es tan poderosa que en algunos casos aun se manifiesta en las reliquias y panuelos de los justos.

Si por el mal uso / mala comprension de algunos sobre algun tema, la Iglesia mejor debiera olvidarlo, caeriamos en el juego protestante de eliminar lo que segun cada auien estorba, distrae, es carga o no me gusta, o peor aun, olvidemos el cristianismo y la fe que hemos recibido porque hay quienes la tesgiversan y abusan de ella.
26/11/13 3:05 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.