Teología de la liberación - Ultimas noticias

La Audiencia Nacional juzga el asesinato de cinco jesuitas españoles en El Salvador del año 1989

La Audiencia Nacional juzga el asesinato de cinco jesuitas españoles en El Salvador del año 1989

Ha dado comienzo en España el juicio por el asesinato de cinco jesuitas en 1989 en El Salvador. La Audiencia Nacional determinará si el exviceministro de Defensa salvadoreño Inocente Montano participó en «la decisión, diseño o ejecución» de los hechos. Si resulta culppable, puede ser condenado a 150 años de cárcel.

Fallece Ernesto Cardenal

Fallece Ernesto Cardenal

El sacerdote trapense y poeta nicaragüense, Ernesto Cardenal, murió este domingo a los 95 años, como producto de padecimientos relacionados con su edad, informó la escritora Gioconda Belli.

Fallece el P. Scannone, teólogo de la liberación y profesor del papa Francisco

Fallece el P. Scannone, teólogo de la liberación y profesor del papa Francisco

El P. Juan Carlos Scannone, sj, ha fallecido a los 88 años de edad. El sacerdote y filósofo jesuita, profesor del papa Francisco, fue uno de los padres de la llamada teología del pueblo, la rama argentina de la teología de la liberación.

«Teología del Pueblo»: ¿Teología o ideología?

«Teología del Pueblo»: ¿Teología o ideología?

Análisis de la «teología del pueblo» tan en boga en la actualidad y supone el sustrato ideológico de numerosos acontecimientos recientes en la Iglesia. Propone esclarecer tres puntos fundamentales: a) la naturaleza de la «teología del pueblo» (punto de partida y categoría fundamental que maneja -pueblo-); b) la filosofía, más allá del marxismo y de la hermenéutica, que funciona como presupuesto: el romanticismo; c) la incompatibilidad de esta teología (en realidad, ideología) con la fe común de la Iglesia católica.

El Papa Francisco levanta la «suspensión a divinis» al teólogo marxista de la liberación Ernesto Cardenal

El Papa Francisco levanta la «suspensión a divinis» al teólogo marxista de la liberación Ernesto Cardenal

Ernesto Cardenal, junto con otros sacerdotes como su hermano Fernando, Miguel D’Escoto y Edgard Parrales, fueron suspendidos a divinis, en el pontificado de San Juan Pablo II, por hacer política activa, algo incompatible con el ministerio sacerdotal tal como establece el Código de Derecho Canónico.