InfoCatólica / María Lourdes Quinn / Categoría: .... 2) La Ssma. Virgen María

20.02.10

¿Es la autoestima compatible con el cristianismo?

La lectora Susi me sugirió el siguiente tema hace poco:

He leído un artículo sobre la autoestima, en el que se dice que es contrario a la enseñanza católica. […] En la enseñanza, se habla mucho de que los alumnos tienen o no autoestima y, yo, la verdad, nunca pensé que pudiese tener o no, relación con la humildad, o el cristianismo en general. Pero, tal vez, sin darnos cuenta, estemos fomentando el orgullo en los chicos.”

Leer más... »

11.02.10

¿Cuál es el propósito de las apariciones marianas?

La aparición de la Ssma. Virgen María a Sta. Bernadette Soubirous 18 veces en Lourdes, Francia (11 de febrero, 1858 - 16 de julio, 1858), es una de las pocas aprobadas por la Iglesia Católica. ¿Qué significa esa aprobación? El Cardenal Ratzinger, como Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, explicó así la aprobación de revelaciones privadas:

“2. La revelación privada es una ayuda para la fe, y se manifiesta como creíble precisamente porque remite a la única revelación pública. El Cardenal Próspero Lambertini, futuro Papa Benedicto XIV, dice al respecto en su clásico tratado, que después llegó a ser normativo para las beatificaciones y canonizaciones: « No se debe un asentimiento de fe católica a revelaciones aprobadas en tal modo; no es ni tan siquiera posible. Estas revelaciones exigen más bien un asentimiento de fe humana, según las reglas de la prudencia, que nos las presenta como probables y piadosamente creíbles». El teólogo flamenco E. Dhanis, eminente conocedor de esta materia, afirma sintéticamente que la aprobación eclesiástica de una revelación privada contiene tres elementos: el mensaje en cuestión no contiene nada que vaya contra la fe y las buenas costumbres; es lícito hacerlo publico, y los fieles están autorizados a darle en forma prudente su adhesión (E. Dhanis, Sguardo su Fatima e bilancio di una discussione, en: La Civiltà Cattolica 104, 1953, II. 392-406, en particular 397). Un mensaje así puede ser una ayuda válida para comprender y vivir mejor el Evangelio en el momento presente; por eso no se debe descartar. Es una ayuda que se ofrece, pero no es obligatorio hacer uso de la misma.” (“Mensaje de Fátima”, Congregación de la Doctrina de la Fe, 26.06.2000)

——————————————————–

La Encíclica “El peregrinaje a Lourdes” (1857), del Ven. Papa Pío XII, (en ocasión del centenario de las apariciones en Lourdes), además de detallar la historia de la relación entre esas apariciones y la Iglesia Católica, también nos indica algunas razones por las cuales se aparecería la Ssma. Virgen María, válidas todavía para hoy en día.

Leer más... »

28.12.09

¿Ayuda más la razón o la emoción en la lucha contra el aborto?

En la Fiesta de los Santos Inocentes, uno podría preguntarse cómo el rey Herodes sería capaz de un crimen tan terrible como el de mandar la muerte de todos los niños menores de dos años en Belén simplemente por temor de que uno usurparía su trono en un muy distante futuro.

Igual que hay diferentes formas de esta demencia, que es desorden de la razón, hay también diferentes formas de esta locura peor que es el pecado. En un manicomio hay diferentes formas de enajenación, y así, el mundo entero es un vasto manicomio, en el que sus habitantes, aunque bastante sagaces en asuntos de este mundo, están en materia espiritual locos de un modo o de otro.” (Cardenal J.H. Newman, “Sermón en el Dom. II de Cuaresma: mundo y pecado”).

Sto. Tomás de Aquino explica: “Dos pasos da el diablo: primero engaña, y después de engañar intenta retener en el pecado cometido.” (“Sobre el Padrenuestro”,1. c. , p. 163). Añade este santo:

“No se conforma el demonio con un pecado, sino que se afianza más en él para empujar a otro: El que comete pecado, ‘esclavo es del pecado’ (Jn 8,34). Por eso no es tan fácil librarse de tal situación: dice Gregorio: ‘Pecado que no se lava por la penitencia, arrastra sin tardar a otro con su peso’” (“Sobre la caridad”,1. c. , p. 231).

¿Se puede frenar la locura del pecado? ¿Es más eficaz la razón o la emoción en la lucha moderna contra la matanza de inocentes que es el aborto?

Leer más... »

27.12.09

¿Guardamos rencor en nuestros corazones?

La Ssma. Virgen María y S. José estuvieron tres días buscando a su hijo, Jesús, por Jerusalén… tres días angustiosos en los que no me imagino a ninguno de los dos durmiendo mucho, tres días recorriendo toda la ciudad y buscando al Hijo de Dios con el corazón en un puño. Tras esa terrible experiencia se suma la prueba de no comprender la respuesta que les da el Señor cuando le encuentran y le preguntan el por qué de tanto dolor.

¿Cómo reaccionan ante todo eso? El Evangelio de la Fiesta de la Sagrada Familia nos dice simplemente: “Su madre conservaba todo esto en su corazón.” (Lc. 1, 51). Esta Inmaculada Madre nunca tuvo ni la más leve sombra de rencor oscureciendo su corazón sino que se mantuvo fiel al Señor en todo momento a pesar de las dificultades que se presentaban en su vida a causa de este Divino Hijo.

Si hubo malentendidos en la Sagrada Familia, no es de extrañar que los haya también en nuestras vidas a pesar de las mejores intenciones y a veces debido a esas mejores intenciones de otros. Seguro que la hija en este anuncio publicitario en chino (traducción a continuación del vídeo) no lo tuvo siempre muy fácil con su padre tampoco, pero no son las dificultades lo que recuerda mejor de su padre:

Leer más... »

23.12.09

10 tarjetas de Navidad enviadas al Papa - Envíele la suya

La Ssma. Virgen María se apresuró en el Evangelio del IV domingo de Adviento a hacer algo muy sencillo y natural de lo cual se valió el Señor para conceder Su gracia a otros: “saludó a Isabel” (Lc. 1, 40), su prima.

A lo largo de Adviento muchísimas personas por todo el mundo ya se desean: “Feliz Navidad” tanto en persona como por escrito, anticipando la gran alegría de celebrar el Nacimiento de Ntro. Señor Jesucristo. Amigos y parientes se visitan para animarse con esa esperanza y con gran amor.

Fue en 1843 que John Callcott Horsley creó la primera tarjeta comercial de Navidad (5 1/8 x 3 1/4 pulgadas) en Inglaterra para su amigo Henry Cole. Se imprimieron 1.000 tarjetas [ver ilustración] para venderlas en Londres. Llevaban la inscripción “A Merry Christmas and a Happy New Year to You”, lo cual significa: “Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo” (aunque “Merry” en esa época significaba “Santa” o “Bendita”).

En los EE.UU., Louis Prang los vendió en Europa en 1865 y los popularizó en los EE.UU. con sus ilustraciones de temas diversos (no religiosos) en 1876. Hoy en día abundan las tarjetas “navideñas” que no hacen mención siquiera en su mensaje del gran acontecimiento histórico que celebramos los cristianos.

Escribirle y mandarle una felicitación a alguien (hasta el Papa) puede ser tan fácil y económico como hacer un par de clicks. Otra cosa es decidir qué escribir y qué ilustración o foto acompañará esos buenos deseos para el Cumpleaños del Señor… ¿Reflejan nuestras tarjetas de Navidad que somos católicos?

Leer más... »