12.05.10

Cuando los niños hacen ruido durante la Misa

En el Evangelio del VI Domingo de Pascua, el Señor prometió a sus apóstoles en la Última Cena: ‘Me voy y vuelvo a vuestro lado.’ (Jn. 14, 28). Sufrió la Pasión y la Muerte, pero volvió a verles tras Su Resurrección. Se fue a la diestra del Padre en la Ascención pero no nos dejó, sino que también se quedó en la Eucaristía.

La Ssma. Virgen María y S. José ya tuvieron experiencia del dolor de separarse del Señor cuando Él tenía doce años. Pero, le encontraron en la Casa de Dios. En la Iglesia es donde también deseamos todos los padres católicos que nuestros hijos encuentren al Señor a lo largo de sus vidas. Pero, es inevitable (al menos ésa es mi impresión como madre) de que en algún momento algún niño entre los que uno tenga deje escapar algún ruido durante la Misa que pudiera molestar a otros.

Leer más... »

11.05.10

¿Cómo convencer a padres para que lleven a sus hijos a Misa?

María A. dejó hace poco en el post: “Examen de Primera Comunión (para los padres)” este comentario, pidiendo ayuda:

“He sido catequista por dos años en un colegio laico. He tratado de dar lo mejor siendo sólo un instrumento. No todos los niños siento que han logrado descubrir su fe. Siento más que todo la falta de testimonio dentro de la familia. A sólo pocas semanas de la Primera Comunión, los niños no asisten a la Misa dominical. Participan de ella un día a la semana cuando nos reunimos antes de entrar a clases en una iglesia cercana al colegio. Los niños saben que el domingo siguiente a su Comunión perderán la Gracia si no hacen un esfuerzo en convencer a sus padres para que los lleven.

¿Podría ayudarme en cuanto a la tercera catequesis que tendré con esos padres dentro de poco para que de una vez entiendan que no es una fiesta social y que Dios Padre los observa y les pedirá cuentas de su labor como catequistas de su propia familia? ¿Qué puntos debería desarrollar (sólo tendré 30 minutos)?”

Leer más... »

6.05.10

P. Víctor Mosele, S.X., capturado dos veces por rebeldes en Sierra Leona, África

Cuando el P. Víctor Mosele, S.X., decidió de joven hacerse sacerdote (influido por dos misioneros Javerianos que había conocido en la escuela secundaria), no sabía que sería capturado dos veces por fuerzas rebeldes durante una reciente guerra política en Sierra Leona (África). En ese país había estado desde 1971. Pero, a pesar de las dificultades enfrentadas allí, afirma que “lo haría todo 100 veces de nuevo”.

Antes de su primera captura en 1996, estaba a cargo de 33 escuelas en una misión que se extendía 180 millas en una dirección y 90 en la otra, sirviendo a 6.000 alumnos, algunos de los cuales estarían entre sus captores (recrutados a la fuerza por rebeldes “RUF” y entrenados para luchar como niños soldados). Comparte su experiencia en una entrevista.

Leer más... »

5.05.10

No sentían nada por ese niño, nada

Una lectora del blog me mandó hoy este mensaje por correo electrónico:

Pido oraciones para que mi cuñada no aborte. El año pasado dijo que estaba embarazada y luego no supimos más. Su hija que tiene 18 años abortó hace año y medio. Mi cuñada tiene 34 años y se separó de su esposo hace 4 años. Yo hablé con las dos intentando convencerlas para que tuvieran al bebé, pero son muy modernas y las facilidades para abortar muchas. Estoy rezando a la Santísima Virgen pero queda una semana de tiempo. Gracias, pues sé que rezarán por el bebé.”

Otra lectora del blog me comentó hace tiempo que intentó en vano convencer a una amiga muy buena suya y a su hija adolescente para que ésta no abortara cuando creía que estaba embarazada: “no sentían nada por ese niño, nada. Era una molestia y un inconveniente.” Finalmente, los análisis médicos concluyeron que no se trataba en este caso de un embarazo sino un desarreglo por tomar la joven los anticonceptivos que le daba su madre. Esa lectora del blog se sentía sola manteniéndose firme a sus principios y queriendo vivir con coherencia su fe.

¿Por qué hay madres que no aceptan la vida en su seno? ¿Por qué tomaría una madre la decisión de acabar con la vida de su bebé hasta cuando tiene los recursos necesarios para criarle?

Una posible respuesta se encuentra en la reflexión del Papa Benedicto XVI sobre por qué el Apóstol Judas Iscariote traicionó al Autor de la Vida a pesar de haber vivido con Él.

Leer más... »

4.05.10

Planes para una boda: ¿se debería de tener en cuenta los deseos de los parientes?

El “Catecismo de la Iglesia Católica” dice sobre la celebración del matrimonio:

Dado que el matrimonio establece a los cónyuges en un estado público de vida en la Iglesia, la celebración del mismo se hace ordinariamente de modo público, en el marco de una celebración litúrgica, ante el sacerdote (o el testigo cualificado de la Iglesia), los testigos y la asamblea de los fieles.” (1663)

Lo que no dice esa cita es que hacer planes para una boda puede acarrear sus propias dificultades para los novios, como indica esta carta de la lectora Lucía:

“Con mi novio ando muriendo y resucitando. De momento va venciendo el amor, ¡pero cuántas piedrecitas en el camino! Aún no nos ponemos de acuerdo si la boda será en España o en Perú. Mi famila se compone de cuatro personas y la de él… ¡pues para empezar tiene once hermanos! Por ello trata de convencerme de que lo justo es casarse en Perú.

“Sin embargo yo no quiero ceder porque entre otras cosas desearía tener una boda lo más íntima posible, cuidando al detalle todo lo que concierne a la celebración del sacramento. El tema social de la gente, familia, fiesta se me hace insoportable, y hasta me da fobia, no soporto la presión social en un paso tan fundamental de la vida. ¡Cómo quisiera que pudiese ser algo estrictamente íntimo, meditado y sin alborotos!

“A él también le gustaría así, sin embargo le puede más la presencia familiar y darle gusto a su familia y a su madre de que pueda asistir a su boda. Yo no estoy en absoluto de acuerdo, porque ese no es un día para darle gusto a la familia, sino para dar un paso muy importante y relevante en nuestras vidas. Otro día se puede celebrar una fiesta si quieren. No sé si mi actitud es mala…

Ojalá puedan orar usted y los lectores del blog por nosotros para que Dios nos ilumine y nos de fortaleza para hacer lo que debemos.

“Gracias por todo,

“Lucía

——————————————————–

Lo más importante para los novios es que se preparen adecuadamente para el Sacramento del Matrimonio, o sea que los aspectos sociales no deberían de afectar mucho la preparación espiritual de los novios. Pero, no por eso dejan de tener importancia para los novios los preparativos a nivel humano.

Mientras que los cuatro parientes de Lucía en España podrían comprender con facilidad que se esperara un viaje de ellos a Perú para la boda, si la boda se organizara en España, no extrañaría a nadie si los parientes en Perú se sintieran ofendidos por ver dificultada su asistencia a la esperada ocasión.

¿Se debería de tener en cuenta los deseos de los parientes al hacer planes para una boda? Sí, por Caridad, dentro de lo que permite el Señor por la Iglesia y de lo que es razonable según las circunstancias.

El Matrimonio como Sacramento de la Iglesia muestra la presencia de Cristo en el mundo ayudándonos con la gracia divina. Los que se casan por la Iglesia deberían de dar testimonio del Amor de Cristo por la Iglesia. El Señor se refirió a sí mismo como “novio” y S. Juan Bautista se consideraba “amigo del novio”. “S. Pablo dice: “Maridos, amad a vuestras mujeres como Cristo amó a la Iglesia…Gran misterio es éste, lo digo con respecto a Cristo y la Iglesia” (Ef 5,25.32).”(1659).

Más aún, la Iglesia enseña que: “La salvación de la persona y de la sociedad humana y cristiana está estrechamente ligada a la prosperidad de la comunidad conyugal y familiar. (GS 47,1).” (1603). Por eso, si el matrimonio sufre, la sociedad sufre también. El Matrimonio es una vocación a la entrega generosa del matrimonio entre sí y también a ser modelos de caridad en la comunidad.

“El hogar cristiano es el lugar en que los hijos reciben el primer anuncio de la fe. Por eso la casa familiar es llamada justamente “Iglesia doméstica", comunidad de gracia y de oración, escuela de virtudes humanas y de caridad cristiana.”(1666)

Ese ejemplo incluye la relación caritativa entre sí y con los parientes. Se establece por ese Sacramento los cimientos para una vida de fe expresada por obras. Para que el Matrimonio sea válido como Sacramento no hace falta la presencia de ningún pariente entre los testigos, pero lo ideal es que ese primer paso de la vida matrimonial no cause sufrimiento innecesario a los que son importantes en la vida de la familia y seguirán siéndolo después de la boda (se acepte esto o no).

Claro que los novios también tienen derecho a que las fiestas se celebren con dignidad y moderación. Pero una vez determinado eso, también hay que tener en cuenta que no es norma alguna que en las bodas y en las fiestas que las suelen acompañar salga todo absolutamente a la perfección. La preparación para la ceremonia (y más importante aún para el Matrimonio), es ya una oportunidad para crecer espiritualmente, para disponerse al sacrificio de sí mismos por amor a Dios que les pedirá el Señor por medio del Matrimonio.

Siguiendo a Cristo, renunciando a sí mismos, tomando sobre sí sus cruces (cf Mt 8,34), los esposos podrán “comprender” (cf Mt 19,11) el sentido original del matrimonio y vivirlo con la ayuda de Cristo. Esta gracia del Matrimonio cristiano es un fruto de la Cruz de Cristo, fuente de toda la vida cristiana.”(1615)

Cristo mismo es el mejor modelo de lo que la vida matrimonial ha de ser, y fuerza para enfrentar las dificultades de la vida con mira sobrenatural. “En la Eucaristía se realiza el memorial de la Nueva Alianza, en la que Cristo se unió para siempre a la Iglesia, su esposa amada por la que se entregó.” (cf LG 6). (1621). Él es el que mejor puede ayudar a los novios a vivir con Caridad la preparación matrimonial, sobre todo cuando éstos asisten con frecuencia a Misa y visitan al Santísimo Sacramento (expuesto o en el sagrario).

En la oración ante el Señor se recuerda mejor que el amor de Dios debe dirigir toda nuestra vida, se aprende a ser generosos cuando nos duele seguir Su Voluntad sobre la nuestra y se encuentra un refugio de Paz y de Amor antes, durante y después de la ceremonia de la boda. Él nos manda amar a nuestro prójimo como Él nos ha amado, a demostrar por el prójimo que a Él le amamos.

Nos dio ese mandamiento en la Última Cena. En el Evangelio del V Domingo de Pascua, el Señor dijo tras salir Judas para ir a traicionarle: “Ahora es glorificado el Hijo del hombre y Dios es glorificado en él.”(Jn. 13, 31). El que descendió del Padre para hacerse Hijo del hombre en el seno de la Ssma. Virgen María se refiere a Su Pasión y Muerte como Su Gloria.

Él, que podría haberle ahorrado a Su Madre todo sufrimiento, eligió encarnarse cuando la Ssma. Virgen María estaba desposada con S. José, haciendo que los planes para la boda de ese justo varón y Purísima Novia no fueran tal como ellos se hubieran imaginado… pero mucho mejor a largo plazo porque con ellos se encontraba Dios mismo.

“Vosotros sois la luz del mundo. No puede ocultarse ciudad asentada sobre un monte, ni se enciende una lámpara y se la pone bajo el celemín, sino sobre el candelero, para que alumbre a cuantos hay en la casa. Así ha de lucir vuestra luz ante los hombres, para que, viendo vuestras buenas obras, glorifiquen a vuestro Padre, que está en los cielos.” (Mt. 5, 14-16)

Que el Señor alumbre los pasos de todos los que se preparan para el Matrimonio, para que acompañados de la Ssma. Virgen María se dispongan lo mejor posible para recibir la Bendición de Dios por medio de ese Sacramento.


Preguntas del día [Puede dejar su respuesta en los comentarios]
: ¿Qué consejos le puede dar a Lucía? ¿Se debería de tener en cuenta los deseos de parientes al hacer planes para una boda? Si está casado, ¿cuánta influencia tuvieron los parientes en la preparación de la boda?

Siguiente post – 2o. Misterio Gozoso – “Cuando salió Judas del cenáculo” (Jn. 13, )