La Pontificia Comisión Bíblica y la homosexualidad

La Pontificia Comisión Bíblica ha publicado un “informe” sobre la imagen del hombre en la Sagrada Escritura, en el cual hay unos pasajes dedicados a la homosexualidad cuya transcripción más o menos recortada ha levantado gran polvareda en la red.                        

En el sitio web de la Santa Sede, en la parte correspondiente a la Pontificia Comisión Bíblica, hasta la última vez que lo visitamos, que fue hoy mismo, está el título del documento, pero no el “link” al mismo, a diferencia de lo que sucede con los otros documentos allí listados.   

PCB————————————

En definitiva, no hemos podido todavía ver publicado el documento íntegro en ninguna parte, sino que sólo han trascendido fragmentos a la prensa, que son los que han dado lugar al escándalo generalizado.

Dicho escándalo se debe a que según los trascendidos, el “informe” declararía que no hay base en la Sagrada Escritura para condenar como moralmente malos  los actos homosexuales.

Al menos, es lo que afirma el artículo de “Vida Nueva” que fue uno de los que dieron origen a todo el debate:

“Uno de los temas que más ha sorprendido y que se trata abiertamente es “la atención pastoral” a las uniones homosexuales, e incluso se afirma que “la relación erótica homosexual no debe ser condenada“.”

Nótense las comillas que pone “Vida Nueva“, indicando una cita textual.

Agreguemos que además, como veremos, las traducciones que hasta ahora se han publicado de los pocos fragmentos trascendidos son bastante malas, y que hay dos versiones inglesas diferentes de los mismos.

————————————

Frente a todo esto, ha habido un par de “aclaraciones” hasta el momento en que esto escribo, una, del Secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que en lo medular dice:

“En realidad, el documento en el n. 185 dice textualmente: «La institución del matrimonio, constituida por la relación estable entre marido y mujer, se presenta constantemente como evidente y normativa en toda la tradición bíblica. No hay ejemplos de ‘unión’ legalmente reconocida entre personas del mismo sexo». Por lo tanto, no existe ninguna «apertura» a las uniones entre personas del mismo sexo, como algunos lo han afirmado erróneamente.”

Lamentablemente, ésa, que es la pregunta que le plantea el entrevistador de Vatican News, no es, como es obvio, la cuestión. Lo central, por lo ya dicho, no es si el “informe” admite la unión legal entre dos personas del mismo sexo, sino si dicho “informe” admite la licitud moral de los actos homosexuales.

Así que por lo que a esta “aclaración” respecta, no aclara en el fondo, como vemos, nada.

————————————

Aquí mismo se ha publicado también un aporte del periodista Edward Pentin, que contiene lo que se dice que son los fragmentos más relevantes que aparecen en el “informe” sobre el tema, pero con faltantes intercalados de textos.

Entre esos fragmentos se ubica el siguiente (hemos traducido la transcripción original de Pentin con ayuda del traductor de Google):

“No encontramos en la tradición narrativa de la Biblia indicaciones acerca de las prácticas homosexualesni como conductas que puedan criticarse, ni como actitudes toleradas o bienvenidas.”

que obviamente llama en forma legítima a la preocupación

————————————

Hay aparentemente en la frase una restricción a la “tradición narrativa de la Biblia”. Parece que ahí se sigue la división de los escritos del Antiguo Testamento en históricos (“narrativos”), proféticos, y sapienciales.  

Porque luego dice:

“Las tradiciones proféticas no mencionan prácticas de esta naturaleza [eso dice la transcripción original de Pentin, y no “no mencionan esta naturaleza”, expresión ininteligible que hemos visto en las traducciones castellanas de la misma], ni entre el pueblo de Dios, ni entre las naciones paganas; y este silencio contrasta con los testimonios de Levítico 18, 3-5 y 24-30 [así figura en la transcripción original de Pentin, no como dicen las traducciones] que se atribuyen a los egipcios, a los cananeos y, en general, a los no israelitas como comportamientos sexuales inaceptables, incluida la violación homosexual. Esto indica, como veremos, una evaluación negativa de esta práctica.”

El hecho es que al final de este párrafo sí se acepta una calificación moralmente negativa de origen bíblico, pero no, parece por la redacción, para los actos homosexuales como tales, sino para las violaciones homosexuales, de las que al parecer  el Antiguo Testamento habla profusamente.

¿Se podría extender ese concepto hasta decir que lo que el Nuevo Testamento califica en forma moralmente negativa no es el adulterio como tal, sino la violación adúltera?

————————————

En cuanto a la referencia a Lev. 18, 3-5 y 24 – 30, en el primero de esos dos grupos de versículos solamente se habla en general acerca de evitar las costumbres de egipcios y cananeos, y de cumplir los mandamientos de Dios, y en el segundo de ellos, se habla de la impureza que se contrae por practicar las acciones que se detallan entre esos dos grupos de versículos, y se prohíbe hacerlo, pero tampoco se especifica nada.

Es en el v. 22 que hay la única referencia a la homosexualidad, la cual dice:

No te echarás con varón como con mujer; es abominación.

y donde no se divisa la referencia a la violación homosexual, como se puede ver, y que parece bastante claro como condena de los actos homosexuales nada menos que como “abominaciones”.

————————————

Por el sitio web de LifeSite News (la traducción es nuestra y de Google) nos enteramos de este otro fragmento del “informe”. Hablando del texto de Levítico 20, 13:

Si alguno se ayuntare con varón como con mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos; sobre ellos será su sangre.

dice la PCB:

El legislador no da razones, ni por la prohibición ni por la severa pena impuesta. Sin embargo, podemos considerar que la ley de Levítico tenía la intención de proteger y promover el ejercicio de la sexualidad abierta a la procreación, de acuerdo con el mandato del Creador para los seres humanos (Génesis 1:28) “.

¿Quiere esto decir que hoy día alcanza con que “protejamos” y “promovamos” el ejercicio de la sexualidad abierta a la procreación, aunque dejemos de considerar que las relaciones homosexuales son intrínsecamente malas?

————————————

Por otra parte, se dice en el “informe” que:

 “Ciertas formulaciones de autores bíblicos, así como las indicaciones disciplinarias del Levítico, requieren una interpretación inteligente que salvaguarde los valores que el texto sagrado pretende fomentar, evitando así la repetición literal que conlleva rasgos culturales de la época.”

con lo cual la preocupación sigue vigente.

No hace falta aclarar que la preocupación no es por la imposibilidad de aplicar la pena de muerte a los homosexuales, que no es el tema en discusión, sino por la eventualidad de que esa “interpretación inteligente” del texto del Levítico llevase a dejar de considerar a los actos homosexuales como intrínsecamente malos

————————————

Otro fragmento publicado por Pentin dice que:

“Cabe señalar de inmediato que la Biblia no habla de una inclinación erótica hacia una persona del mismo sexo, sino solo de actos homosexuales. Y trata estos en unos pocos textos, que difieren entre sí en términos de género literario e importancia. En lo que respecta al Antiguo Testamento, tenemos dos relatos (Génesis 19 y Jueces 19) que evocan “improperly” este aspecto, y luego algunas normas en un Código legislativo (Levítico 18:22 y 20:13) que condenan las relaciones homosexuales..”

Muy malas las traducciones castellanas que se han conocido hasta ahora (aunque en esto también hay una versión inglesa equivocada), donde se dice que la Biblia sí habla de la tendencia homosexual, y el “improperly” que viene en la transcripción original de Pentin se traduce por “erróneamente”.

El traductor de Google lo traduce por “incorrectamente”.

Queda de todos modos por averiguar, leyendo el hasta ahora desconocido original, porqué eso de “incorrectamente”.

————————————

Respecto de Sodoma y Gomorra, en la transcripción original de Pentin se lee (traducción de Google):

“Debe notarse en primer lugar que en otros pasajes de la Biblia hebrea que se refieren a la culpa de Sodoma, nunca hay una alusión a una transgresión sexual practicada contra personas del mismo sexo”. Enumera varias referencias del Antiguo Testamento, incluido Isaías. 1:10 en el cual los habitantes son denunciados por traicionar al Señor, Isaías 3: 9 que habla de “conducta pecaminosa genérica perpetrada de manera descarada", y Ezequiel 16:49 cuando el “profeta dice que el pecado de Sodoma consistió en orgullo , alegría despreocupada y falta de ayuda a los pobres “.

————————————

En cuanto a Isaías 1, 10, lo que hace ahí el profeta es reprochar genéricamente sus pecados a Israel, y en esa misma línea llama a sus jefes “regidores de Sodoma” y al pueblo “pueblo de Gomorra”. Es lógico que lo haga así, habiendo quedado ambas ciudades como el prototipo de la ciudad pecadora, pero de ahí no se sigue que la causa de ello no haya tenido que ver con la homosexualidad de sus habitantes.

Lo mismo pasa en Isaías 3, 9: “la expresión de su rostro los denuncia y sus pecados como Sodoma manifiestan, no se ocultan”.

La comparación con Sodoma está justamente en esa “conducta pecaminosa descarada”, pero de ahí no se infiere tampoco que en el caso de Sodoma esa conducta pecaminosa descarada no haya tenido que ver con la homosexualidad.

————————————

Por lo que tiene que ver con Ezequiel 16, 49, es cierto que dice:

He aquí que esta fue la maldad de Sodoma tu hermana: soberbia, saciedad de pan, y abundancia de ociosidad tuvieron ella y sus hijas; y no fortaleció la mano del afligido y del menesteroso,”

Pero en el v. 50 agrega:

se enorgullecieron y cometieron abominaciones ante mí, por eso las hice desaparecer, como tú viste”.

donde más bien sí hay una referencia implícita a la abominación específica de Sodoma, recordando que Lev. 18, 22 llama “abominación” al acto homosexual.

Se podría pensar, por tanto, que este texto de Ezequiel traza por así decir la genealogía espiritual del pecado de Sodoma: el orgullo, la hartura, la ociosidad y la falta de caridad para con el necesitado fueron los peldaños por los que se fue descendiendo hasta llegar al abismo de la abominación homosexual.

Y si enseguida el profeta Ezequiel continúa diciendo que Israel y Samaria han cometido peores abominaciones que Sodoma, es porque aquellas han caído en la idolatría, que es peor que la homosexualidad, por cuanto atenta directamente contra el vínculo entre el hombre y Dios.

————————————

Por el sitio web de LifeSite News nos enteramos además de este otro párrafo:

La historia, sin embargo, no pretende presentar la imagen de una ciudad entera dominada por ansias homosexuales incontenibles; más bien, denuncia la conducta de una entidad social y política que no quiere dar la bienvenida al extranjero con respeto, y por lo tanto afirma humillarlo, obligándolo a someterse a un tratamiento infame de sumisión “.

“Por lo tanto, debemos decir que la historia sobre la ciudad de Sodoma (así como la de Gabaa) ilustra un pecado que consiste en la falta de hospitalidad, con hostilidad y violencia hacia el extraño, un comportamiento que se considera muy grave y, por lo tanto, merece ser sancionado. con la mayor severidad, porque el rechazo de lo diferente, del extraño necesitado e indefenso, es un principio de desintegración social, que tiene en sí mismo una violencia mortal que merece un castigo adecuado.

Respecto de esto nos honra con su aporte el Pbro. Dr. Miguel Antonio Barriola:  contra el sofisma, que clasifica el pecado de Sodoma y Gomorra, como haber desbaratado la hospitalidad, habla ya claramente el capítulo anterior:  Gen 18, 20, donde Dios, reflexionando con Abraham, declara:” El clamor de  Sodoma y de Gomorra es grande y su pecado gravísimo“.  De modo que todavía no habían llegado los famosos “huéspedes - ángeles - en forma de varones", contra cuyo hospedaje habrían delinquido las dos  famosas ciudades aledañas al Mar Muerto. Había, pues, claramente “otra” especie de pecados, diferente de la inhospitalidad, que quería castigar duramente el Supremo Juez.

————————————

En realidad, si miramos el “sitz um leben” del manual de la PCB, caracterizado por la insistencia del Papa en denunciar toda oposición a la inmigración vemos que puede haber influenciado su forma de entender el pecado de los “sodomitas”.

————————————

Sigue diciendo la PCB, según LifeSite News:

Esta forma de leer la historia de Sodoma es confirmada por Sabiduría (19: 13-17) donde el castigo ejemplar de los pecadores (primero Sodoma y luego Egipto) está motivado por el hecho de que habían mostrado un profundo odio hacia el extranjero.

El texto citado de Sabiduría 19, 13 – 17 dice así:

“Mas sobre los pecadores cayeron los castigos, precedidos, como aviso, de la violencia de los rayos. Con toda justicia sufrían por sus propias maldades, por haber extremado su odio contra el extranjero. Otros no recibieron a unos desconocidos a su llegada, pero éstos redujeron a esclavitud a huéspedes bienhechores. Además habrá una visita para ellos porque recibieron hostilmente a los extranjeros… .pero éstos, después de acoger con fiestas a los que ya participaban en los mismos derechos que ellos, los aplastaron con terribles trabajos. Por eso, también fueron éstos heridos de ceguera, como aquéllos a las puertas del justo, cuando, envueltos en inmensas tinieblas, buscaba cada uno el acceso a su puerta.”

Es claro que el texto de Sabiduría está hablando de cómo los egipcios esclavizaron a los judíos luego de haberlos recibido como huéspedes.  Es desde ese punto de vista solamente que se hace la comparación y el contraste con los “sodomitas”, y la idea es que, bajo ese aspecto al menos, los egipcios fueron peores aún que ellos, pues aquellos rechazaban a extranjeros y desconocidos, mientras que éstos oprimieron a los que ya hace tiempo eran sus huéspedes y estaban en buena relación con ellos.

El tipo de comparación que se hace, por tanto, deja fuera de consideración el pecado específico de los “sodomitas”, pues los contempla solamente desde el ángulo del tratamiento dado al extranjero, que le viene impuesto al autor de Sabiduría por su tema principal: los egipcios oprimiendo a los israelitas.

De todos modos nos parece positivo que se vuelva a hablar del “castigo ejemplar de los pecadores”, en esta época en que tantos se afilian a la tesis contraria a la fe según la cual “Dios no castiga”.

————————————

Tenemos también el texto de Judas 1, 7:

Como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado e ido en pos de una carne diferente, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno.”

del cual seguramente el “informe” dirá algo, aunque por el momento no lo podemos saber, pero que es interesante porque pone el pecado de Sodoma y Gomorra en la línea de la sexualidad (“habiendo fornicado”, ekporneusasai, ἐκπορνεύσασαι).

Lo de “ir tras una carne diferente” (apelzusai opiso sarkós eteras, ἀπελθοῦσαι ὀπίσω σαρκὸς ἑτέρας) que algunos traducen como “habiendo ido en pos de vicios contra naturaleza”, sin embargo no parece hacer referencia directa a la homosexualidad, precisamente porque se trata de una carne “diferente”, y otros lo entienden referido a que aquellos de los que se quería abusar no eran humanos, porque eran ángeles de Dios (Génesis 19, 1).

Sin embargo, eso mismo nos pone más aún en la dirección del pecado homosexual, porque aclara que el pecado de los “sodomitas” fue ir “tras la carne” de los invitados de Lot, que habían tomado, obviamente, forma de varones humanos, como hemos subrayado en el texto del Génesis arriba citado.

————————————

Lo que parece decir el “informe” sobre esto, atendiendo a lo que deja traslucir Pentin, es que esas interpretaciones neotestamentarias son muy posteriores a la versión original, y que eso constituiría un punto en contra de las mismas.

Pero se trata de un autor inspirado, y el Nuevo Testamento contiene la plenitud de la Revelación para la que el Antiguo Testamento es una preparación.

¿Un informe bíblico puede hacerse al margen de lo que la fe de la Iglesia dice acerca de la Escritura, y en base a sola exégesis de corte racionalista?

————————————

En definitiva, es claro que lo único sensato aquí es poner el “informe” entero a disposición de todo aquel que lo quiera consultar, en Internet, como se hace habitualmente con los documentos de esa misma Pontificia Comisión Bíblica.

————————————

Por nuestra parte, queremos recordar el texto de Romanos 1, 26-27:

“Por eso los entregó Dios a las pasiones deshonrosas, sus mujeres cambiaron el uso o función natural de la mujer por el antinatural. Del mismo modo, los varones, dejando el uso natural de la  mujer, ardieron en deseos entre ellos, varones con varones, haciendo lo que es vergonzoso y recibiendo en sí mismos la recompensa adecuada a su error.”

En el original griego:

Διὰ τοῦτο παρέδωκεν αὐτοὺς ὁ θεὸς εἰς πάθη ἀτιμίας · αἵ τε γὰρ θήλειαι αὐτῶν μετήλλαξαν τὴν φυσικὴν χρῆσιν εἰς τὴν παρὰ φύσιν, ὁμοίως τε καὶ οἱ ἄρσενες ἀφέντες τὴν φυσικὴν χρῆσιν τῆς θηλείας ἐξεκαύθησαν ἐν τῇ ὀρέξει αὐτῶν εἰς ἀλλήλους, ἄρσενες ἐν ἄρσεσιν τὴν ἀσχημοσύνην κατεργαζόμενοι καὶ τὴν ἀντιμισθίαν ἣν ἔδει τῆς πλάνης αὐτῶν ἐν ἑαυτοῖς ἀπολαμβάνοντες.

————————————

Aquí San Pablo no está hablando ni de violaciones ni de prostitutos masculinos, está hablando de pasiones que son “deshonrosas” (atimías, ἀτιμίας)  porque son “contrarias a la naturaleza” (para fisin, παρὰ φύσιν). Lo de “uso natural” viene de la palabra griega “kresis” (χρῆσιν), que quiere decir “uso”, “función”, y hace clara referencia a la función biológica, natural, del varón y la mujer.

Donde a veces se traduce traduce “relaciones deshonestas”, el griego dice “haciendo lo que es vergonzoso” (askemosínen, ἀσχημοσύνην).

Es notable que este pasaje de San Pablo fundamenta bíblicamente el recurso a la naturaleza humana para condenar los actos homosexuales.

————————————

En relación con esto dice la PCB según LifeSite News:

“Los autores consideran lo que llaman las “listas de pecados” ofrecidas por San Pablo y señalan que, en 1 Cor. 6: 9–10, la sodomía masculina está precedida por el adulterio y el comportamiento afeminado y está “sancionada por la exclusión del Reino". Señalan que otros pecados (como la avaricia y la calumnia) están sujetos a discernimiento, ya que su gravedad puede ser más o menos de caso en caso. Argumentan que el Nuevo Testamento nos permite ver que “para los cristianos la práctica de la homosexualidad se considera un pecado grave“.”

Pero el texto de San Pablo en la Carta a los Romanos que hemos citado muestra a los no cristianos, es decir, a los paganos aún no convertidos al cristianismo, cometiendo ese pecado grave.

Es decir, no es verdad lo que parece sugerir la frase del “informe” recién citada, que según el Nuevo Testamento sólo para los cristianos sería un pecado el acto homosexual.

————————————

Una interpretación que los defensores de la homosexualidad (no, que sepamos, el “informe” de la PCB) hacen de este pasaje es la siguiente: San Pablo no está hablando de la homosexualidad sin más, sino de personas heterosexuales que realizan actos homosexuales, que por tanto para ellas son “contra natura”. No está condenando, por tanto, la actividad homosexual de aquellos que desde su infancia, tal vez, han sentido la atracción por personas de su mismo sexo.

El argumento que utilizan es que San Pablo habla de “sus mujeres” y de que estas personas “dejan” el uso natural para ir a otro que es antinatural. Por eso dicen: son varones heterosexuales que dejando a “sus mujeres”, con las que están casados, tienen relaciones con hombres, y lo mismo las mujeres que cambian las relaciones naturales por otras, es porque son mujeres heterosexuales que realizan actos homosexuales.

Incluso concluyen que San Pablo condenaría también por eso al homosexual que realice actos heterosexuales (¡!).

————————————

Sin embargo, la lectura natural y contextualizada en el conjunto de la Carta a los Romanos, y en particular en esa parte de la misma que habla de los no judíos, los “gentiles” o “paganos”,  es otra.

Sus mujeres” quiere decir las mujeres de ellos, de los no judíos, de los gentiles, y no porque estén casadas con alguno de ellos, sino porque son de su estirpe, pertencen como ellos a la condición gentil, pagana, como si dijésemos “las mujeres de los rusos” para decir las mujeres rusas.

Y “dejando el uso natural” no quiere decir que tuviesen la preferencia heterosexual, sino simplemente que tenían la naturaleza del varón o de la mujer, según el caso, que los preordenaba a ese uso natural del sexo. San Pablo da por supuesto que la naturaleza humana, también en sus aspectos biológicos, es la opción “por defecto”, de modo que para pasar a algo distinto, se la debe “dejar” o “abandonar”.

Ahí es importante el uso de la palabra “kresin”, que quiere decir justamente “uso”, o “función”. El “uso o función natural de la mujer” es la función biológica del sexo femenino.

————————————

Y es que es obvio que cuando San Pablo habla allí de “naturaleza”, está concibiendo la “naturaleza” al modo en que se entendía por aquellos tiempos, que está a kilómetros de distancia de lo que sostienen hoy dia los que promueven este argumento, a saber, que lo natural para cada persona está dictado por su “preferencia” u “orientación sexual”.

La “naturaleza” de los antiguos, que no habían leído a Sartre ni a Simone de Beauvoirno depende de factores subjetivos sino que es un dato objetivo con un indispensable componente biológico.

El hecho de que la exégesis bíblica LGTBQ tenga que recurrir a interpretaciones de los pasajes bíblicos forzadas y disparatadas como ésta es ya un argumento contundente en contra de la misma.

————————————

Por todo eso nos parece coherente, dentro del error, la actitud del R. P. James Martin, S.J., que lisa y llanamente afirma que la Biblia se equivoca sobre este punto, reconociendo así que la Escritura sí condena moralmente los actos homosexuales.

Ha dicho en su cuenta de Twitter:

Interesting: ‘Where the Bible mentions [same-sex sexual] behavior at all, it clearly condemns it. I freely grant that. The issue is precisely whether the biblical judgment is correct. The Bible sanctioned slavery as well and nowhere attacked it as unjust..’”

https://www.lifesitenews.com/news/bishops-call-out-fr-james-martin-for-questioning-if-bible-is-right-to-condemn-homosexuality

Traducimos:

“Interesante:‘ Donde la Biblia menciona el comportamiento [sexual homosexual], lo condena claramente. Lo concedo libremente. La cuestión es precisamente si el juicio bíblico es correcto. La Biblia también sancionó la esclavitud y en ningún lugar la atacó como injusta … “

————————————

Pero en todo caso, volvemos a lo dicho: el “informe” de la PCB  se encuentra en un extraño estado de semipublicación que en todo caso no parece que haga bien a la Iglesia.

51 comentarios

  
Parmandil
Totalmente de acuerdo.
21/12/19 6:03 PM
  
Palas Atenea
Seguimos en la confusión. Es la primera vez que oigo que el pecado de Sodoma y Gomorra fuera su mal comportamiento con los extranjeros y me parece extraño que coincida con la actual apertura hacia los emigrantes de la que hace gala la Iglesia. No puedo evitar pensar que, en un futuro, pudiera ser otra cosa según coyuntura. Durante 2.000 años nunca hubo ningún tipo de lectura diferente sobre cuál podía ser ese pecado, por ejemplo Benedicto XV, del que se conoce su preocupación por el armamentismo y su oposición a la Gran Guerra, no aprovechó tal circunstancia para que la Pontificia Comisión Bíblica interpretara el pecado de Sodoma y Gomorra como el de dos ciudades de un belicismo tan extremado que desafiara la ira de Dios, pero no descarto que si volviera a ocurrir lo mismo-¡Dios no lo quiera!-la posible lectura de la Biblia de la Pontificia Comisión fuera por ese camino.

----------------------------------

En efecto, el pasado está adquiriendo una movilidad realmente notoria. San Pedro Damián, ora pro nobis.

Saludos cordiales.
21/12/19 6:50 PM
  
Pablo
Lo mejor (peor) es que con estas argumentaciones tiramos por tierra la Biblia entera. ¿Que queria decir Dios con eso de "no matarás"?.
La mentalidad arcaica entendía una cosa que hoy no es aplicable a ciertas personas que suponen una carga para sus familias. ¿Y lo de no robar?¿y lo de...? Asi ad infinitum.
Ale cada cual lo que le convenga y viva el carnaval!!!

-------------------------------------

Es lo que pasa cuando se aplica un método de exégesis bíblica que trata a la Escritura como un libro cualquiera más, en vez de considerarla en el contexto de la fe de la Iglesia de la cual ha nacido la Escritura misma. De hecho, además, muchas veces el exégeta está condicionado por una filosofía incompatible con la fe.

Saludos cordiales.
21/12/19 8:06 PM
  
Luis López
Yo si había leído que lo más grave del pecado de Sodoma fue la falta de hospitalidad hacia los extranjeros. La falta de acogida al emigrante es un pecado especialmente grave, recordado varias veces en la Biblia, que destaca varias veces que Israel fue emigrante en Egipto.

Pero es evidente que decir que el castigo de Sodoma fue motivado solo por la inhospitalidad hacia los invitados de Lot es un error. En el Nuevo Testamento, concretamente en Lucas, se presenta a Jesús abroncando a Juan y a Santiago por pedir que cayese un rayo del cielo para castigar a una ciudad samaritana que no les había acogido.

Había en Sodoma algo más grave que el desprecio a un emigrante. Algo que en el Levítico se condena con la muerte y algo que el el Nuevo Testamento se vincula al horrendo pecado de idolatría. Y ese es el pecado contra la naturaleza, que se llamó desde siempre -y es significativo- "sodomia".
21/12/19 9:38 PM
  
Miguel Antonio Barriola
Contra el sofisma, que clasifica el pecado de Sodoma y Gomorra, como haber desbaratado la hospitalidad, habla ya claramente el capítulo anterior:
Gen 18, 20, donde Dios, reflexionando con Abraham, declara:" El clamor de
Sodoma y de Gomorra es grande y su pecado gravísimo".
De modo que todavía no habían llegado los famosos "huéspedes - ángeles - en forma de varones", contra cuyo hospedaje habrían delinquido las dos
famosas ciudades aledañas al Mar Muerto.
Había, pues, claramente "otra" especie de pecados, diferente de la inhospitalidad, que quería castigar duramente el Supremo Juez.

--------------------------------

Muchas gracias, Padre, lo incorporo al texto del "post".

Saludos cordiales.
21/12/19 9:42 PM
  
sofía
Es obvio que hay argumentación desde el Nuevo Testamento. Si solo la hubiera desde el Antiguo Testamento no sé hasta qué punto la tendríamos que tener en cuenta, porque hay casos en el AT de "moral" muy poco cristiana aparentemente aprobada por la religión judía.
En los textos referentes a Sodoma, por ejemplo, Gen 19,8: ¿qué clase de moral es la de Lot? ¿qué modelo de padre es ese que nos ofrece el AT?
Comprendo que la Iglesia Católica fuera reticente a que la gente leyera la Biblia y comprendo que haya que leerla con la Iglesia. No sé qué dirá la Pontificia Comisión Bíblica sobre Gen 19,8, como no tengo ni idea de lo que pensarán vds, pero supongo que la Biblia se lee desde el evangelio y que todo lo que responda a un espíritu diferente del de Jesucristo puede ser rechazado.
No sé quién tiene autoridad para interpretarla, si no es la pontificia comisión bíblica, ¿quién es? Porque si cada cual puede sacar las consecuencias que le dé la gana, lo mismo acabamos unos judaizantes y otros marcionitas. La Biblia me parece francamente difícil de leer.
Saludos cordiales

-------------------------------

La Pontificia Comisión Bíblica dejó de ser un órgano magisterial por decisión de Pablo VI, y pasó a ser solamente un asesor científico, quedando siempre la última palabra a cargo del Magisterio de la Iglesia, es decir, el Papa y los Obispos.

La autoridad para interpretar la Escritura la tiene exclusivamente la Iglesia, y eso quiere decir que sólo la Iglesia interpreta con autoridad la Escritura.

Por eso, sin duda que hay un progreso de la Revelación desde el Antiguo Testamento hasta el Nuevo, y sin duda también que la última autoridad para saber en qué consiste ese progreso en cada caso es el Magisterio de la Iglesia, que tampoco se ha pronunciado sobre todos los pasajes difíciles de la Escritura.

En la práctica no tenemos problema alguno, porque tenemos la enseñanza de la Iglesia sobre las diversas cuestiones de fe y costumbres, resumida por ejemplo en el Catecismo.

Saludos cordiales.
22/12/19 1:57 AM
  
Néstor
Del sitio web de la Santa Sede:

" El organismo que se conoce actualmente como Pontificia Comisión Bíblica fue constituido por León XIII con la Carta apostólica Vigilantiae studiique del 30 de octubre de 1902 (cf. ASS 35 [1902-1903], 234-238; Enquiridion bíblico 137-148). El Sumo Pontífice asignó a la nueva Comisión una triple tarea: a) promover eficazmente entre los católicos el estudio de la Biblia; b) contrastar las opiniones erróneas en cuestiones relativas a la Sagrada Escritura sirviéndose de medios científicos; c) estudiar e iluminar las cuestiones debatidas y los problemas que se iban planteando en el campo bíblico.

Algunos años más tarde, Pío X, con la Carta apostólica Scripturae Sanctae del 23 de febrero 1904, concedió a la Comisión Bíblica la facultad de otorgar los grados académicos de licenciatura y doctorado en Ciencias Bíblicas (cf. AAS 36 [1903-1904], 530-532; EB 149-157)

León XIII y Pío X otorgaron a la Comisión Bíblicas amplias competencias en relación con las cuestiones y controversias bíblicas que se fueron planteando como consecuencia de la crítica moderna. Desde el 13 de febrero de 1905 hasta el 17 de noviembre de de 1921 la Comisión Bíblica promulgó 14 decretos y 2 declaraciones en forma de respuesta a las preguntas o a las dudas que le habían sido planteadas. En el pontificado de Pío XI (hasta el 30 de abril de 1934) siguieron otros dos decretos, con un total de 18 intervenciones.

La nueva Pontificia Comisión Bíblica

El 27 de junio de 1971, en el marco de la gran obra de reforma postconciliar, Pablo VI estableció, con el Motu proprio Sedula cura (cf. AAS 63 [1971], 665-669): EB 722-739), nuevas normas para la organización y el funcionamiento de la Comisión Bíblica, para lograr que la actividad que desarrollaba fuera más fecunda para la Iglesia y se adaptara mejor a las nuevas circunstancias.

El citado Motu proprio marca un cambio radical en lo que se refiere al papel y la organización de la Comisión. La nueva estructura se define en 15 breves artículos: los Miembros no son ya Cardenales, asistidos por consultores, sino profesores de ciencias bíblicas procedentes de varias escuelas y naciones, que se distingan “por ciencia, producen y sentir católico frente al magisterio eclesiástico” (art. 3).

A este cambio de estructura corresponde necesariamente un cambio de naturaleza y de funciones. No estando formada ya por Cardenales, de acuerdo con el modelo de las Congregaciones romanas, la nueva Comisión Bíblica se convierte en un órgano consultivo, puesto al servicio del Magisterio y vinculado a la Congregación para la Doctrina de la Fe, cuyo Prefecto es también el Presidente de la Comisión (cf. art. 1)."

Saludos cordiales.

22/12/19 4:35 AM
  
Luis I. Amorós
Hace ya mucho tiempo, desgraciadamente, que en la mayoría de documentos pontificios uno no puede esperar instrucción o enseñanza, sino a lo sumo reflexiones o divagaciones sobre moral y religión, que confunden más que iluminan a los sencillos.

El pecado nefando, o cópula contra natura, es explícitamente condenado con gran dureza en Levítico. Nuestro Señor Jesucristo no abolió dicha disposición (de hecho, apenas abole disposiciones morales de la Torá, pero sí muchas rituales), y san Pablo y san Judas Tadeo la confirman.

A los sencillos pastores hebreos les horrorizaban prácticas como la prostitución "sagrada" de muchachos y muchachas en los templos cananeos, tan ajenas a sus propias debilidades. Podemos incluir sin escrúpulos a la práctica homosexual en el catálogo de abominaciones que los idólatras gentiles practicaban, y que son condenadas sin paliativos en muchísimos lugares del Antiguo Testamento.

El Antiguo Testamento establece castigos para normas de conducta, y no ahonda en la distinción entre acto e intención. Supone que las pasiones del corazón que conducen a actos contra el mandato divino deben ser reprimidas. Caer en ellas conlleva pena, sin más disquisición sobre el motivo. David es castigado por su adulterio con Betsabé y la inducción a la muerte de su marido, aunque era el rey ungido por Yahvé.

Jesucristo es incluso más rigorista, pues afirma que quien peca de pensamiento ya está pecando de obra en cierto sentido (quien mira a una mujer ajena con deseo ya está pecando de adulterio en su corazón).

En asuntos de esta índole, la Biblia no necesita especial interpretación, es muy clara. Y basta con leerla con el corazón. Este tipo de documentos no son sino intentos de congraciarse con una cultura dominante apóstata y anticristiana, que se complace en desafiar los mandatos de Dios, considerándolo una liberación. Que el "Vaticano" lleve décadas con esta actitud, en vez de predicar a Cristo a tiempo y a destiempo, es lo que realmente nos preocupa.
22/12/19 10:49 AM
  
Palas Atenea
Cierto. Cuando Dios habló con Abraham en la famosa conversación sobre los posibles justos que podía haber en las dos ciudades no se habló más que de pecados gravísimos, los ángeles aparecieron en Sodoma para llevarse al único justo que había en la ciudad, que era Lot y su familia- y entonces los asediaron. Algo parecido a lo que ocurrió con Noé porque los descendientes de Caín se habían degradado cometiendo pecados nefandos. Hace falta una interpretación muy laxa para entender que ese tipo de pecados fueran todos exceptos pecados de la carne.
En los pueblos nómadas la acogida al extranjero era vital porque en el desierto era cuestión de vida o muerte, pero la costumbre era de una acogida limitada, y lo sigue siendo en el Nuevo Testamento y entre los primeros Cristianos. Cuando Jesús manda a los apóstoles a predicar de dos en dos le dice: "En cualquier ciudad en que entréis, informaos de quién hay en ella digno y quedaos allí hasta que partáis, y entrando en la casa, saludadla. si la casa fuere digna, venga sobre ella vuestra paz; si no lo fuere vuestra paz vuelva a vosotros. Si no os reciben o no escuchan vuestras palabras, saliendo de aquella casa o de aquella ciudad, sacudid el polvo de vuestros pies. En verdad os digo que más tolerable suerte tendrá la tierra de Sodoma y Gomorra en el día del Juicio que aquella ciudad" (Mt: 11-15).
De lo que se deduce que no escuchar las palabras de Cristo es peor que los pecados de Sodoma y Gomorra, pero ahora resulta que no hay que hacer "prosélitos", lo cuál se contradice totalmente con el NT porque Jesús envió a los apóstoles precisamente a hablar de la Venida del Reino y fue muy duro con aquellos que no prestaron atención.
Tampoco los primeros cristianos tenían una acogida ilimitada de extranjeros, en algún sitio leí que alguno de los primeros obispos puso tope a la estancia de un cristiano en la casa de otro-algo así como tres días-para no fomentar la vagancia. Eso facilitaba la movilidad de un cristiano que iba de Alejandria a Corinto sin cargar al cristiano de acogida con una boca que no podía alimentar sine die. Este tipo de acogida no se parece en nada a la que hoy se pretende. El extranjero en la Biblia es siempre gente de paso, excepto en los pueblos del Creciente Fértil o Egipto que eran los únicos con capacidad de alimentación más prolongada ("Los graneros de Egipto"), pero allí también una estancia demasiado prolongada provocaba problemas: José y su familia fueron muy bien acogidos por el faraón en la época de "las vacas gordas", pero los israelitas se multiplicaron de tal forma que acabaron como esclavos. Entonces Yaveh los sacó de Egipto y no habría pasado nada si el faraón los hubiese dejado ir. Ahí el problema no fue acogerlos sino no dejarlos marchar.
Es fácil comprobar en los relatos bíblicos que estancias prolongadas suelen coincidir con matrimonios interraciales, como en el caso de Moisés en la casa de Jetró o de Ruth, la moabita, que se casó con Boaz y aparece en la estirpe de Jesús.

22/12/19 10:54 AM
  
sofía
Gracias por la información detallada sobre la pontificia comisión bíblica. Y por la confirmación de q la clave interpretativa de la Biblia la da el Magisterio de la Iglesia, es decir, el Papa y los obispos.
Sucede q las continuas críticas al Papa, a los obispos y al concilio Vaticano II, no solo a sus asesores, me tienen un poco perpleja sobre quien tiene la autoridad según quienes se consideran "el único resto fiel"
Parece también q pasajes como el de Génesis 19,8 se explican admitiendo la existencia de una evolución en la moral judía. Eso me parecía pero quería asegurarme.
Gracias.

-------------------------------------

Lo que pasa es que en la Iglesia la autoridad se funda en la verdad revelada por Dios. No somos una mafia ni una corporación ni un partido político que sigue a un caudillo, haga éste lo que haga y diga lo que diga.

Los católicos realmente creemos lo que creemos y la Iglesia realmente se fundamenta en esa fe y únicamente en ella. Solamente a partir de esa fe de la Iglesia, que es siempre la misma porque se funda en la Palabra de Dios, tienen sentido los Papas, los Cardenales, los Obispos, los Sacerdotes,las congregaciones vaticanas y las pontificias comisiones, así como los pontificios consejos y las pontificias universidades.

Y esa fe no nació ayer o antes de ayer, sino que es la que la Iglesia viene creyendo y predicando desde hace veinte siglos.

En el caso de este documento de la Pontificia Comisión Bíblica, ante todo es anómalo el estado de semipublicación en que se encuentra, sobre todo teniendo en cuenta los rumores y las versiones que van llegando de aquí y allá, comenzando por la de Vida Nueva que pongo al comienzo del "post".

Esa frase que "Vida Nueva" atribuye textualmente, entre comillas, al documento es contraria a la doctrina católica de siempre, para la cual los actos homosexuales son intrínsecamente malos.

Frente a esto, el que de verdad es creyente no tiene dilema alguno. Y para el que no lo es, no es problema suyo.

Saludos cordiales.
22/12/19 12:50 PM
  
Rubén (de Argentina)
Coincido plenamente con el comentario de Luis Amorós. Que las relaciones homosexuales están condenadas (y más que condenadas, son pecados que claman al cielo) clara y enfáticamente tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, solamente no lo pueden ver quienes no lo quieren ver (hasta James Martin lo reconoce, solo que le niega autoridad moral a la Biblia para esa condena).

Supongamos que la Biblia no dijera nada sobre esa clase de abominación (lo dice pero hagamos el ejercicio mental de suponer por un momento que no lo hace), aún así la Escritura es clarísima al establecer que las únicas relaciones sexuales permitidas son las que se dan DENTRO del matrimonio. Cualquier relación sexual fuera del matrimonio, es pecado mortal; lo dijo el mismísimo Señor. Y como el matrimonio SOLO PUEDE DARSE entre personas de diferente sexo, por lo tanto una relación homosexual, aunque la Biblia no dijera nada, estará necesariamente fuera del matrimonio siendo por consiguiente pecado mortal. Los de la PCB nos quieren traer un nuevo evangelio, están escandalizando; no quisiera estar en los zapatos de sus miembros en el día de su juicio particular.

Y concuerdo también con Palas en lo que manifiesta respecto al proselitismo; no solo lo mandó el Señor, sino que San Pablo todavía lo enfatiza ya que en Romanos 10:17 nos dice:

La fe viene, pues, del oír, y el oír por la palabra de Cristo.
La fe viene del OIR. Eso de que la predicación solo debe ser por medio del ejemplo, es antibíblico, es OTRO evangelio.
22/12/19 6:07 PM
  
tarci
Sale sobrando cualquier estudio porque se extiende la practica...a la Iglesia tiene unos documentos de la Congregacion para la Doctrina para la Fe firmados por el Prefecto Joseph Ratzinger.
La Carta a los Obispos de la Iglesia Catolica sobre la atencion a las personas homosexuales que dice
"La Iglesia, obediente al Senor que la ha fundado y la ha enriquecido con el don de la vida sacramental, celebra en el sacramento del matrimonio el designio divino de la union del hombre y la mujer, union de amor y capaz de dar vida. SOLO EN LARELACION CONYUGAL puede ser moralmente recto EL USO DE LA FACULTAD SEXUAL. porconsiguiente, UNA PERSONA QUE SE COMPORTA De manera homosexual obra inmoralmente.

Optae por una actividad sexual con una persona del mismo sexo equivale a anular el rico simbolismo y significado, para no hablar de los fines, del designio creador de la realidad sexual."

Por lo que un estudio parcial de la hpmosexualidad basandonos en citas que aluden estrictamentea la condena es una manipulacion de la Biblia.
La Biblia debe leerse como una unidad.. Hay una interpretacion canonica que considera todos los libros de la Biblia respecto a cualquier versiculo...tambien esta la interpretacion historica..ademas debe agregarse la Interpretacion del Magisterio y de losPadres de la Iglesia.la de los santos y por supuesto hacerse con Fe.


Para estudiar la homosexidad ...condenadaen el antiguo testamento las palabras Sodoma y Gomorra aparecen multitud de veces cuando diversos profetas dan severas advertencias de Dios a Israel..comunicando que ese pecado es para Dios abominable.


Pero no solo San Pablo lo confirma como incapaz de entrar al reino junto con el adulterioy la fornicacion..

EsCristo quien en el Sermon de la Montana condena todo acto o pensamiento sexual fuera del matrimonio...porque habla de infierno o de adulterio en el corazon.sin mencionar si este es de naturaleza homosexual.



ademas Doctrina de la Fe publico otros documentos
"Consideraciones acerca de los proyectos de reconocimiento legal de uniones entre personas homosexuales"..
para ayudar a los catolicos politicos ha discernir para no hacer analogia del matrimonio entre hombre y mujer con uniones homosexs.
Otro documento es
"Algunas consideraciones acerca de la respuesta a las propuestas legislativas sobre la no discriminacion de las personas homosexuales"

Aqui expresa que debe evitarse la presuncion infundada que el comportamiento homosex esta siempre sujeto a coaccion y por consiguiente, sin culpa. en realidad tambien en las personas con esa tendencia se debe RECONOCER AQUELLA LIBERTAD FUNDAMENTAL que caraceteriza a la persona humana y le confiere su particular DIGNIDAD"
22/12/19 10:43 PM
  
Palas Atenea
Ciertamente, como han dicho otros comentaristas, los católicos ya tenemos una interpretación bíblica dada por los Padres de la Iglesia, los Doctores y el Magisterio. Nuestras biblias son comentadas siempre y no hay sola-lectura personal entre nosotros. De ahí que, aunque haya una Pontificia Comisión Bíblica, interpretaciones distintas a las tradicionales desautorizan las anteriores y por lo tanto se hacen ellas mismas transitorias hasta que otra comisión les dé otra interpretación distinta. Interpretar la Biblia según el siglo (dándole a éste el significado de mundo) es peligroso porque no solo el AT se ve afectado sino también el NT. Ya revistió peligrosidad el enfoque del Jesús Histórico, de moda hace unos años y que fue combatido por autores tradicionales, como Don Dolindo Ruotolo y otros, debido en que fijarse en exceso en la naturaleza humana de Cristo siempre acaba por menoscabar su naturaleza divina, como así fue en autores como Pagola.
Reconozco haber leído esos libros por mi afición a la historia, pero acabé por darme cuenta que para algunos cristianos resultaba muy inconveniente. Eso no menoscabó mi fe, pero sí la de otros como pude comprobar y, además, introdujo a multitud de ateos, que antes negaban la misma existencia de Jesús de Nazareth, para luego pasarse tranquilamente a decir que se trataba de un rabbí de los muchos que pululaban entonces. Todos esos enfoques, no tradicionales, han hecho mucho daño a los fieles, algunos de ellos poco preparados para enfrentarse a revisiones de ese tipo.
De hecho, cuando Jesús afirma algo con rotundidad, como su disconformidad con el repudio de la esposa aceptado en su tiempo por la comunidad judía, se apresuran a decir que fue un gazapo introducido por los evangelistas a posteriori para poner en duda que Jesús dijera realmente eso y que fue la Iglesia la que estaba interesada en tal cosa. A estas alturas ya deberíamos estar en guardia sobre "apaños" de este tipo según momentos históricos e intereses espúreos. Solo los que tengan muy claro estos manejos estarán en condiciones de resistir afirmando la fe en la forma tradicional, porque no hay otra por mucho que insistan.

------------------------------

En esos casos entiendo que la teología nestoriana o arriana ha sido previa a la aplicación del método histórico-crítico y ha dependido a su vez de una filosofía inmanentista en la que se hace imposible lo sobrenatural. Eso es lo que hecho que el fijarse en la humanidad del Señor haya llevado a negar, efectivamente, en los hechos al menos, su Divinidad.

Saludos cordiales.
23/12/19 10:28 AM
  
Juan Andrés
Personalmente entiendo todo este desaguisado en clave política e ideológica, campo en donde se mueve hoy el Vaticano. Si el mestizaje tanto de nuestra Santa Madre, e incluso del mismo Dios, aparece en un momento de amazonas, multiculturalismo e inmigracionismo, estos otros intentos deben verse en el campo del homosexualismo y acabarán en el generismo, si esta pendiente sigue así, aunque usen métodos de vieja ralea como el bíblico histórico o sucedáneos. Pero el objetivo debe ser salpimentado con algo de biblia para que cuele pues no es posible tirarse a la pileta de golpe porque salpica y habrá quejas, hay que hacerlo subrepticiamente, dejándose deslizar dentro del agua. El post es muy bueno pero a los autores del documento les importa un pimiento.
23/12/19 11:24 PM
  
sofía
Estoy de acuerdo en que en esta publicación de la Pontificia Comisión Bíblia todo es anómalo y por tanto produce confusión. Espero que lo aclaren.

Pero en cuanto a "Los católicos realmente creemos lo que creemos y la Iglesia realmente se fundamenta en esa fe y únicamente en ella. Solamente a partir de esa fe de la Iglesia, que es siempre la misma porque se funda en la Palabra de Dios, tienen sentido los Papas, los Cardenales...
Y esa fe no nació ayer o antes de ayer, sino que es la que la Iglesia viene creyendo y predicando desde hace veinte siglos ".
Aunque es cierto que nuestra fe tiene veinte siglos y se basa en la revelación, hay algunas pegas:
1- Desde el principio ha habido "católicos" que pensaban una cosa y "católicos" que pensaban otra, y la Iglesia gracias a los papas y concilios ha ido definiendo y manteniendo la unidad de la fe de los católicos: por tanto ha habido una evolución en la definición de la fe en el tiempo y desde el principio se ha producido con papas y concilios (Pedro, reunión de Jerusalén etc), según creemos los católicos.
2- Ud mismo reconoció más arriba que los pasajes difíciles de la Biblia están todavía por explicar y que en último término la autoridad la tiene el magisterio de la Iglesia, la jerarquía.
Hubo judaizantes y hubo marcionitas y corremos el peligro de seguir imitándoles unos y otros.
Aunque también es cierto que el papa solo es infalible en lo que declara ex-cathedra - si no fuera así ya habría sido una metedura de pata irreversible lo de incluir en el índice la obra de Galileo y Copérnico, pero no ha habido problema en sacarla (supongo que fue necesario en su día prohibirla por la existencia de católicos que relacionaban el heliocentrismo, sin tener por qué, con un ataque a la biblia)

Y sobre la humanidad de Jesucristo:
El docetismo que no creía que Jesucristo fuera verdaderamente humano es una herejía aún más antigua que el arrianismo y el nestorianismo. Si no es así, corríjame.
La persona divina de Jesucristo tiene dos naturalezas y tan verdaderamente humana es la naturaleza humana como verdaderamente divina es la divina.
Afirmar la humanidad de Jesucristo, verdadero Dios y verdadero hombre, es esencial al cristianismo y no tiene ninguna relación con negar su divinidad. Ese Dios verdadero se hizo un hombre verdadero, un ser humano igual en todo a nosotros menos en el pecado. Ese hombre verdadero sigue siendo Dios verdadero y teniendo una naturaleza divina, aunque esa única persona divina haya renunciado a sus privilegios como Dios, q no a su divinidad, al asumir la naturaleza humana, como dice el himno de filipenses.
Pienso q todas esas herejías q niegan uno u otro aspecto de la segunda persona de la Santísima Trinidad, docetismo, monofisismo, arrianismo, nestorianismo... nada tienen que ver con los estudios histórico-críticos actuales (en los que también hay que diferenciar lo que son estudios de los datos que se tienen de una época y las interpretaciones interesadas que hacen unos y otros basándose en hipótesis arbitrarias no probadas)
Los estudios auxiliares sobre géneros literarios, o datos histórico-geográficos o culturales probados, ayudarán a que los expertos interpreten mejor la biblia al poner los textos en un contexto; pero eso no tiene nada que ver con las hipótesis arbitrarias en las que se basan algunos para hacer interpretaciones subjetivas de la "historia" según su propia agenda ideológica. Estos constructos a los que llaman "Jesús histórico", que son para todos los gustos, no tienen nada que ver con el Jesús real.
Pero no hay que tener miedo a los estudios histórico-críticos, sino simplemente ponerlos en su sitio: literatura de ficción salpicada de datos reales. Especialmente los que se autoproclaman "independientes" frente a los que llaman "confesionales", aunque de independientes no tienen nada, con evidente agenda anticristiana. Son literatura de ficción aun en su versión minimalista.
Pero aunque haya que relativizar los estudios "histórico-críticos", afortunadamente los hay también que no son anticristianos. Simplemente hay que entender sus logros y sus límites, como dijo BXVI. Eso sí, no le hacen ninguna falta al creyente para comprender el evangelio ni el cristianismo.
Saludos cordiales
PS
¡Feliz Navidad a todos!


----------------------------------

La única "evolución" que admite el dogma católico es la homogénea o en continuidad, que consiste en explicitar lo que está implícito en la Revelación que terminó con la muerte del último Apóstol.

El Magisterio falible, como su nombre lo indica, puede equivocarse, el infalible, no.

Los que han sido condenados por ese Magisterio infalible de la Iglesia no eran católicos.

La condena de Galileo fue una sentencia de un tribunal romano y en todo caso Magisterio ordinario del Papa, que no comprometía la infalibilidad de la Iglesia.

Fue un error, porque se quiso establecer la inmovilidad absoluta de la Tierra.

Galileo ayudó a ese error, porque quiso defender el heliocentrismo con una interpretación de la Biblia.

Además, Galileo no tenía pruebas del movimiento de la Tierra. Su argumento eran las mareas, que hoy atribuimos a la atracción de la Luna.

Y encima se aseguró de que todo fuese mal poniendo en su diálogo un personaje bastante tonto que defendía el geocentrismo y que todo el mundo podía identificar como el Papa entonces reinante, hasta ese momento amigo y admirador suyo.

El método histórico - crítico de interpretación de la Biblia, como todo método, depende en su aplicación de la filosofía y teología subyacente.

Es un hecho que hoy día va acompañado frecuentemente de una filosofía inmanentista y naturalista y de una teología nestoriana o arriana.

Por ejemplo no es raro que en esos contextos se hable de la "fe de Jesús", cosa de la que jamás hablan ni los Evangelios ni el Nuevo Testamento en general y que absolutamente hablando no es compatible con el hecho de que según su Inteligencia divina al menos, Nuestro Señor tuvo siempre la visión de Dios.

Por el contrario, muchos estudios exegéticos dan por supuesto que Jesús vivió momentos de oscuridad absolutamente hablando, en los que realmente no supo, sin más, cuál era la Voluntad de Dios, etc.

Agreguemos a eso, a modo de ejemplo, nada más, el afán de explicar las posesiones demoníacas por la epilepsia, la multiplicación de los panes por el compartir solidario de los que habían llevado consigo su "container" al desierto lleno de vituallas, y todas las cosas que hemos leído una y otra vez agenciadas siempre al "rigor científico" del "método crítico".

Saludos cordiales y Feliz Navidad.
24/12/19 5:36 AM
  
gringo
Voy a defender la ortodoxia: la Biblia condena claramente las relaciones homosexuales, tanto si son violaciones, prostitución ritual en templos, pederastia, o simples encuentros amorosos entre adultos libremente consentidos.
Incluso San Pablo hila tan fino que me parece que es la primera vez en la historia de la literatura, que alguien presta atención al hecho de que las mujeres también tienen ese tipo de relaciones (incluso lo de Safo y sus alumnas de Lesbos era una cosa platónica y bastante manipulada a posteriori), y condena el lesbianismo algo que incluso al Levítico y el Deuteronomio se les pasa por alto pues el Antiguo Testamento sólo prevé castigos para los varones homosexuales.
(También daría para mucho discutir la obsesión de Saulo con el sexo para haber detectado a las hasta entonces invisibles lesbianas).
Total, que si en un futuro el Vaticano acepta las relaciones homosexuales no será por otra cosa que por acomodarse a los cambios sociales, en contra de sus propias enseñanzas milenarias.
Y esto me ofende porque los pobres ateos ya no podremos quejarnos de la intolerancia de la religión. En el fondo estoy con vosotros, esto a mí también me descoloca, con lo claro que estaba todo antes.
Como decía Vázquez Montalbán "contra Franco vivíamos mejor".
No cabe duda de que contra Ratzinger también vivíamos mejor.

-----------------------------

San Pablo no tenía obsesión con el sexo, es al revés, en su tiempo había obsesión con el sexo, hasta el punto de que la homosexualidad, también femenina, era un fenómeno social notable.

Y por supuesto que si en un hospital los médicos dejasen de ser intolerantes y dejasen a los pacientes comer cualquier cosa y hacer cualquier cosa, los enfermos tendrían razón para quejarse.

Es claro que siempre va a haber pacientes que van a elogiar a los médicos "manga ancha", aunque su elogio final consista en decir "con Fulano morimos mejor".

Saludos cordiales.
24/12/19 4:32 PM
  
Palas Atenea
Aprovechando que aquí se habla de la Biblia, tengo que agradecer el buen consejo recibido de Fray Nelson Medina O.P. que me está haciendo leer la Biblia de manera amena, reposada y con mayor aprovechamiento que las lecturas salteadas que hacía sin ningún rigor. El que las biblias católicas (en este caso la Nácar-Colunga) tengan una introducción y notas al pie en cada uno de los libros es esencial. Leyendo Sabiduría anteayer me encontré con algo que me llamó mucho la atención en el capítulo 8, versículo 7: "Y si amas la justicia,/los frutos de la sabiduría son las virtudes,/porque ella enseña la templanza y la prudencia,/la justicia y la fortaleza,/las virtudes más provechosas para los hombres en la vida". Al ver las virtudes cardinales o morales en un Libro Sapiencial me sorprendí porque creí que estas virtudes procedían de Santo Tomás de Aquino que las había tomado de Aristóteles; pero la introducción me sacó de mi perplejidad al ver que ese libro, atribuido a Salomón, había sido escrito en griego en el S. II a.C por un judío helenizado que, probablemente, conocía la filosofía griega y aplicó aquello que tenía de bueno y conveniente que, al fin y al cabo, también procedía de Dios en otra forma diferente. Los judíos tenían ya virtudes, que llamamos Teologales, la Fe, sustancialmente, siendo aportación del NT la Esperanza (en la Resurrección) y como importantísima la Caridad.
No sé cómo se las arreglan los protestantes cuyas biblias están escritas a palo seco (al menos las de los hoteles), porque la sabiduría no consiste en saberse la Biblia de memoria sino en saber leerla. Y hablo de sabiduría, no de erudición, Por eso es importante que a los católicos se nos enseñe a leer la Biblia, no que prescindamos de ella.

-----------------------------------

En efecto, la Biblia es parte de todo lo que el Señor nos dejó en su Iglesia y es en ese contexto que debe ser entendida.

Santo Tomás enseña que los justos de Antiguo Testamento recibieron la gracia en atención a los méritos futuros de Cristo, no mediante el rito de la circuncisión, sino por fuera del mismo, y como la gracia es inseparable de la caridad, también tenían, junto con la fe y la esperanza, la caridad.

Dice el Aquinate en Ia IIae, q. 103 a.2:

"Pero la impureza de la mente, que es la impureza del pecado, no tenían virtud de limpiarla las ceremonias de la ley, porque la expiación de los pecados nunca se pudo hacer sino por Cristo, que quita los pecados del mundo, como se dice en Jn 1,29. Y como el misterio de la encarnación y de la pasión de Cristo no estaba aún realizado, las ceremonias de la ley antigua no podían contener en sí realmente la virtud que brota de Cristo encarnado y muerto, como los sacramentos de la ley nueva, y así no podían purificar del pecado, como el Apóstol dice en Heb 10,4: Imposible era con la sangre de los toros o de los machos cabríos quitar los pecados. Por esto el Apóstol llama a estas ceremonias en Gál 4,9 elementos pobres y flacos: flacos, porque no pueden limpiar del pecado. Pero esta flaqueza les viene de su pobreza, porque no encierran en sí la gracia.

Sin embargo, la mente de los fieles podía en tiempo de la ley unirse por la fe con Cristo encarnado y muerto, y así se justificaban por la fe en Cristo. De esta fe venía a ser una confesión la observancia de las ceremonias, en cuanto eran figura de Cristo. He aquí por qué en la antigua ley se ofrecían sacrificios, no porque limpiasen de los pecados, sino porque eran una profesión de la fe que purifica del pecado. Y esto mismo indica el modo de hablar de la ley, pues en Lev 4,5 se dice: En la oblación de las víctimas por el pecado orará el sacerdote por el oferente, y el pecado le será perdonado; como si el pecado se perdonase, no por virtud de los sacrificios, sino de la fe y devoción de los oferentes. Conviene, no obstante, saber que la misma virtud que las ceremonias tenían de expiar las impurezas corporales, era figura de la expiación de los pecados, que nos viene de Cristo.

Así pues, está claro que las ceremonias de la ley no tenían virtud de justificar."

Saludos cordiales y Feliz Navidad.
24/12/19 6:17 PM
  
Néstor
FELIZ NAVIDAD A TODO EL EQUIPO DE "INFOCATÓLICA" Y A TODOS LOS LECTORES Y COMENTARISTAS.
25/12/19 12:52 AM
  
Parmandil
¡Feliz Navidad!
25/12/19 12:58 AM
  
Rubén (de Argentina)
@Sofía:

Aunque también es cierto que el papa solo es infalible en lo que declara ex-cathedra - si no fuera así ya habría sido una metedura de pata irreversible lo de incluir en el índice la obra de Galileo y Copérnico, pero no ha habido problema en sacarla (supongo que fue necesario en su día prohibirla por la existencia de católicos que relacionaban el heliocentrismo, sin tener por qué, con un ataque a la biblia).
Verdaderamente que la Iglesia tuvo una gran"metedura de pata" con respecto a Galileo. Y la metedura de pata fue el haber pedido disculpas por un pecado que no cometió. Y voy a decir algo que en principio parecería una locura: "Galileo estuvo errado y la Iglesia tenía razón".

La Iglesia nunca se opuso al heliocentrismo. De hecho Copérnico, que era sacerdote católico, había formulado esa teoría 100 años antes de Galileo y nunca tuvo problemas por ello. ¿Cual fue entonces el "pecado" de Galileo? Pues afirmar como cierto lo que solo era una teoría. Galileo no pudo comprobar nunca que la Tierra se movía alrededor del Sol y la Iglesia lo que le pedía era que formulase su afirmación como hipótesis y no como un hecho cierto. Y te digo más, HOY DÍA TODAVIA NO SE PUDO COMPROBAR CIENTÍFICAMENTE QUE LA TIERRA SE MUEVA ALREDEDOR DEL SOL. Es más, todos los intentos, todos los experimentos que se han hecho con ese motivo (comprobar que la tierra se mueve alrededor del sol), no concluyen en el heliocentrismo. ¿Te sorprende ello? Te recomiendo que leas el siguiente artículo:

adelantelafe.com/la-gran-mentira-cosmologica/

Y si quieres tener una idea más acertada acerca del proceso que se le siguió a Galileo, también te sería provechoso leer este otro:

adelantelafe.com/galileo-hereje/

Verdaderamente que la Iglesia tuvo una gran equivocación con Galileo; nunca tuvo que haber pedido disculpas por un pecado que no cometió. Y Galileo fue un hereje (en el segundo de los artículos que cito queda bien claro ello).

Muy Feliz Navidad Sofía.

---------------------------------

//adelantelafe.com/la-gran-mentira-cosmologica/

Este autor considera errónea y herética la teoría heliocéntrica, y entiende que Galileo fue condenado por sostenerla.

Admite sin embargo algún movimiento en la Tierra, como resultado del experimento de Michelson.

El autor plantea una contradicción entre León XIII y San Pio X en lo tocante a la cosmología bíblica que no es tal. Cuando León XIII dice que en temas cosmológicos la Biblia habla según el modo de ver de su tiempo y no según la verdad científica, excluye por eso mismo que la Escritura se equivoque en esos pasajes, porque parte de la base, comunmente sostenida por los teólogos, de que sólo cuando se afirma o niega algo puede haber verdad o error, mientras que la Biblia no afirma ni niega nada en el terreno propiamente científico. La opinión de los modernistas condenada por San Pio X no es condenada por sostener que la Biblia habla en temas cosmológicos según el modo popular de hablar y no según el modo científico, sino por decir que, por hacer esto, la Biblia incluye en sí misma muchas afirmaciones erróneas.

//adelantelafe.com/galileo-hereje/

Este autor dice que Galileo no fue condenado por el tema del heliocentrismo.

Parece decir también que primero, en 1616, fue condenado “al silencio” por sostener la autonomía total de la ciencia respecto de la fe, y luego, en 1633, fue condenado por negar la inerrancia bíblica.

A pesar de que agita el tema de la negación de la Transustanciación por parte de Galileo, reconoce finalmente que no fue condenado en ninguna ocasión por ese motivo.

El autor además adhiere, por lo visto, a la teoría heliocéntrica, o al menos, no la considera herética, todo ello en contradicción, como se ve, con el primer autor.

En esa misma línea, adhiere a la interpretación que hace León XIII acerca del modo de hablar popular y no científico de los autores bíblicos en temas cosmológicos.

Pero contra lo que dice este segundo autor, si miramos el texto de la condena de Galileo de 1633, vemos que aduce dos motivos: haber dicho que el Sol no se mueve y está en el centro del mundo, y haber dicho que la Tierra se mueve y no es el centro del mundo.

Textualmente:

"La proposición de que el Sol es el centro del mundo y no se mueve de su lugar es absurda y falsa filosóficamente, y formalmente herética, porque contradice expresamente las Sagradas Escrituras La proposición de que la Tierra no es el centro del mundo y no está inmóvil, sino que se mueve, y también con un movimiento diario, es igualmente absurda y falsa en cuanto filosofía, y desde el punto de vista de la verdad teológica, es, por lo menos, errónea en la fe."

Ambas tesis son declaradas filosóficamente (es decir, científicamente, según el lenguaje de aquel tiempo) erróneas y absurdas por el Tribunal.

Pero en lo teológico es interesante que sólo la proposición relativa al Sol es considerada herética, la proposición relativa a la Tierra es considerada “por lo menos, errónea en la fe”, que es una censura menor que la herejía.

Eso se debe a que la Escritura no habla explícitamente de la inmovilidad de la Tierra, pero sí habla explícitamente del movimiento del Sol, sobre todo en el pasaje de Josué en que Dios detiene sobrenaturalmente el movimiento del Sol en respuesta a la oración de Josué.

Por lo tanto, en el caso de Galileo, el tribunal eclesiástico condenó la tesis que dice que el Sol no se mueve y está en el centro del universo, y la tesis que dice que la Tierra se mueve y no está en el centro del universo.

La primer condena podría verse como un acierto hoy día, pues usualmente se sostiene que el Sol se mueve junto con todo lo otro que hay en el cosmos, siendo así además que nadie sostendría hoy día que el Sol está en el centro del universo.

El segundo punto condenado es el movimiento de la tierra y que ésta no es el centro del universo. El error aquí está en que en el mejor de los casos ninguna de las dos cosas está demostrada hoy día, ni que la tierra se mueva ni que no se mueva, y en el peor de los casos, está demostrado que sí se mueve. De hecho, el autor del otro artículo admite que la Tierra se mueve, sólo que niega que lo haga en torno al Sol, y entonces, en términos rigurosos él también caería bajo la condena de los jueces de Galileo.

Y en cuanto a lo que puedan decir las fuentes de la fe acerca del movimiento o no de la Tierra, es sintomático el hecho de que esta proposición no está condenada como herejía, a diferencia de la otra.

Saludos cordiales.
25/12/19 6:32 PM
  
sofía
Gracias por sus aclaraciones sobre Galileo etc.
Pero sobre el estudio histórico sigo teniendo dudas.

Yo creo que el estudio histórico-crítico no tiene ningúna teología subyacente, aunque los que se dedican a ese estudio pueden tener ideologías subyacentes de todo tipo, puesto que pueden ser ateos, agnósticos, creyentes de diversas religiones etc.
Esas ideologías no deberían interferir a la hora de considerar un mínimo de datos ciertos incontrovertibles o de hablar de las probabilidades de una hipótesis.
En la interpretación de los datos, habrá estudios que sean incompatibles con la fe cristiana y habra otros que no. Los que son compatibles con el cristianismo no son nestorianos ni arrianos y los que no son compatibles tampoco.
A mí me parece por un lado que está bien que personas cristianas también se dediquen al estudio histórico-crítico de Jesucristo y de los orígenes del cristianismo, porque si no fuera así, solo habría estudios de personas que se autoproclaman "independientes" pero q en realidad son anticristianas y no habría ningún estudio histórico-crítico compatible con el cristianismo.
Por otro lado también me parece que al creyente esos estudios no le hacen falta para nada, especialmente si se lían con ellos. Pero sí pueden ser convenientes para muchos creyentes que se dan cuenta de que existen interpretaciones históricas que apoyan su fe y se pueden oponer a las anticristianas.
Pero no es misión del estudio histórico-crítico hacer teología, sino ofrecer datos históricos ciertos y datos probables, con interpretaciones que puedan ser válidas para cualquiera, dándose cuenta de los límites de esos estudios que pueden afirmar muy pocas cosas, pero tampoco pueden negar lo que no es comprobable, ni pueden contradecir la fe.

Por otra parte si Jesús era un hombre verdadero, igual en todo a nosotros menos en el pecado, renunciando a sus privilegios divinos, quiere decir que ese hombre crucificado era Dios, y ese hombre que sudó sangre en el huerto de los olivos era Dios, pero sudó sangre y murió en la cruz. Dios no se disfrazó de ser humano, se hizo verdaderamente humano, en todo menos en el pecado. La oscuridad no es pecado, luego pudo tener momentos de oscuridad. No creo que sea dogma de fe que no tuvo momentos de oscuridad, necesidad de orar etc, puesto que era humano. Parece que algunos piensan que Dios no sería Dios si fuera humano, pero de hecho era humano y era Dios renunciando a sus privilegios y siendo verdaderamente humano sin dejar de ser Dios.

Se podrán hacer especulaciones sobre lo que sentía o dejaba de sentir el hombre Jesús por ser al mismo tiempo Dios, pero no hay ningún motivo para dogmatizar sobre que no pudo sentir todo lo humano excepto lo que sea pecado. De hecho creo que es un alivio para todos los que sufren saber que Jesucristo sufrió con ellos, también para los que se sienten en la oscuridad, saber que Jesús sintió ese momento de abandono en la cruz, abandonándose a su vez en la confianza en su Padre.
No entiendo que eso menoscabe para nada la divinidad de Jesús.
Saludos cordiales.

-----------------------------

En ningún momento creo haber dicho que el método histórico crítico tiene supuestos filosóficos erróneos, sí he dicho que es muy frecuente que se lo utilice o aplique sobre la base de tales supuestos filosóficos erróneos, que llevan a una teología nestoriana o arriana, por ejemplo, y en general a la negación de lo sobrenatural, en particular, el milagro en su sentido auténtico.

Esto último es una cuestión de hecho y se apoya en lecturas de aplicaciones del método histórico crítico.

En cuanto a Nuestro Señor Jesucristo, lo que sostengo es que, siendo Dios y teniendo la Naturaleza divina, y por eso mismo, la Inteligencia divina, y en ella la visión inmediata de Dios y la Omnisciencia, es decir, el saberlo absolutamente todo, no podía pasar por ninguna duda u oscuridad absolutamente hablando.

Sin duda que la inteligencia humana del Señor es limitada como todo lo humano y finito, pero como ambas inteligencias, la divina y la humana, tienen un solo sujeto personal, que es Jesucristo, es imposible que este sujeto personal, concretamente considerado en la unidad de sus dos naturalezas, la divina y la humana, haya ignorado alguna vez algo o haya estado alguna vez sometido a alguna duda.

Para sostenerlo, es preciso caer, por ejemplo, en el nestorianismo, que enseña que son dos personas distintas el hombre Jesús y el Verbo de Dios. O en el arrianismo, que enseña que el mismo Verbo de Dios es una creatura, y por tanto, limitado, también en su conocimiento.

Saludos cordiales.
26/12/19 1:32 AM
  
sofía
PS
Lo olvidaba:
"Los que han sido condenados por ese Magisterio infalible de la Iglesia no eran católicos."
Creo que según se mire.
Antes de definir un dogma y condenar unas ideas, los partidarios de esas ideas sí son católicos. Dejarán de serlo a partir del momento en que ya se ha definido un dogma, si se nigan a aceptarlo.
Por ejemplo,Tomás de Aquino tenía sus buenas razones para no ser partidario de la creencia en la Inmaculada que aún no había sido definido como dogma, y era catoliquísimo. Siglos después al definirse ese dogma quien no lo acepte no será católico, pero antes de esa definición no era así.
Y de nuevo, Feliz Navidad.

-------------------------------------

No hay paridad. En tiempos de Santo Tomás era una cuestión discutida si había habido o no Inmaculada Concepción de la Virgen, y en realidad, la mayoría de los teólogos estaba por el no.

En cambio, Arrio o Nestorio o Eutiques o Pelagio se levantaron claramente contra lo que tradicionalmente había sostenido la Iglesia.

Y es que ser católico y ser hereje son cosas incompatibles.

Saludos cordiales.
26/12/19 1:47 AM
  
sofía
Las gracias por sus explicaciones sobre Galileo se las daba a Néstor. El comentario de Rubén no había salido aún, lo acabo de ver; pero lo que me dijo Néstor me parece bastante más claro y convincente.
De todos modos gracias también a Rubén por esos links que leeré cuanto tenga tiempo, porque el saber no ocupa lugar, pero por aquí es muy tarde.
Y también Feliz Navidad.
26/12/19 1:56 AM
  
Rubén (de Argentina)
Nestor:

Desde ya que conocía que los dos artículos difieren en cuanto al procesamiento de Galileo. Sería muy irresponsable de mi parte recomendar alguna lectura que no haya yo leído antes y desde ya que sabía que lo que decía el segundo artículo referente al motivo del proceso a Galileo, era diferente del primer artículo. A este lo incluí a efectos de que quede claro que respecto del heliocentrismo afirmado por Galileo, no había ninguna prueba de ello en su tiempo. Todavía más, aún hoy no se pudo demostrar el movimiento de translación alrededor del sol. Einstein, al respecto afirmaba:

“He llegado a creer que el movimiento de la tierra no pueda ser revelado por ningún experimento óptico, aunque la tierra gira alrededor del sol”.
Curioso que crea en algo que no puede demostrar; sorprende en una mente científica como la suya.

¿Erra la Biblia cuando dice que el sol se mueve? No. El que estaba errado era Galileo que decía que no. Técnicamente cometió una herejía. La Biblia dice que el sol se mueve y científicamente el hombre probó que efectivamente el sol se mueve. ¿Es la Tierra el centro del universo? No lo sabemos. Tal vez lo sea. Si estamos solos en el universo (la Biblia no dice nada al respecto), entonces sí que somos el centro, aunque "geográficamente" (no es la palabra justa) podamos estar en otra posición. Lo cierto es que lo único que se ha demostrado es el movimiento de rotación de la tierra. Y la Escritura, como tú bien dijiste, no habla explicitamente de que la tierra no se mueve. Por lo tanto no hay pruebas de que la Biblia esté errada. Y si hay pruebas de que Galileo erró cuando sostuvo que el sol no se movía.

Y el segundo artículo es el que detalla los motivos por los cuales fue procesado Galileo. Y yo digo que estuvo bien procesado, porque afirmó cosas sin tener ninguna prueba. Se equivocó cuando afirmó que el sol no se movia y no demostró que la tierra giraba alrededor del sol.

¡Feliz Navidad!

-----------------------------

Nadie es hereje por negar una verdad científica, y la Biblia no está afirmando que el Sol se mueva tal como la ciencia actual entiende ese movimiento. La Biblia se remite a la forma común de hablar que entiende que el movimiento del Sol es el aparente, por el que lo vemos ocupar distintos lugares en el cielo sucesivamente. Galileo niega que ese movimiento sea real. ¿Vamos a decir que forma parte de la Revelación divina el movimiento real del Sol alrededor de la Tierra? la Iglesia no nos le exige, y dice que perfectamente se puede sostener que la Biblia no entra en temas científicos, porque no es su cometido, y que en esos temas habla simplemente según las apariencias, como todo el mundo. Por eso mismo, si resulta que el Sol no gira alrededor de la Tierra, la Biblia no se equivoca, porque no afirma que las cosas sean así en la realidad.

Por lo que toca al milagro de Josué, es evidente que hay un movimiento aparente del Sol de Este a Oeste, y es evidente que Dios puede suspender ese movimiento aparente del Sol por el lapso de tiempo que considere adecuado. Con eso alcanza para producir un signo milagroso realmente apabullante. Qué es lo que realmente está sucediendo ahí, en términos cosmológicos, es algo que no es necesario saber, ni es necesario que nos sea revelado.

Cuando se discute el geocentrismo no se está hablando de una centralidad espiritual, sino "geográfica", digamos, cosmológica.

Tampoco es motivo para ser procesado por herejía el afirmar cosas sin prueba, el equivocarse en temas científicos, o el no poder demostrar lo que uno sostiene.

Saludos cordiales.
26/12/19 2:46 AM
  
Palas Atenea
sofía: Creer que Jesús fue verdaderamente hombre es dogma de fe, tanto como creer que es Dios, nadie pone en cuestión tal cosa. Sin embargo resulta más demostrable que era humano que que fuera Dios y, de hecho, los testigos de su vida que no le creyeron jamás negaron su humanidad, negaron su divinidad.
Para algunos gnósticos cristianos Jesús solo era Dios con apariencia de hombre, pero son tan herejes como los que decían lo contrario.
La minuciosidad histórica, o estudio histórico de Jesús, tiene un interés relativo que tomó una importancia excesiva en algunos autores, hasta el punto que su divinidad se opaca. Todo lo relativo a lo divino, que era su otra naturaleza, no puede ser objeto de estudio: los milagros, la Transfiguración y la Resurrección, por ejemplo, razón por la cual las epifanías, que son historia porque en la historia se desarrollaron por suceder en un tiempo y un espacio concreto, escapan a este tipo de estudios dejando una duda latente, es lo que se desprende de las lecturas de esos libros, por ejemplo el de Pagola.
A fin de cuentas lo que un estudio histórico puede demostrar es solo la existencia histórica de un galileo llamado Joshua Ben Myriam o Joshua Bar Joseph que vivió de tal a tal año y fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato (tal como ya se dice en el Credo). Si sabía arameo, hebreo y, posiblemente, griego, y el hacer cálculos sobre si tuvo contacto con la cultura helenística por el hecho de que Séforis estuviera a 9 Km, de Nazareth, etc...no es un aporte sustancial para un cristiano sino meras curiosidades. Estamos en Navidad, el nacimiento de Jesús para un historiador tiene la importancia que tiene, para un cristiano es el Niño Dios y con esas dos palabras lo decimos todo. Naturalmente las constantes referencias a la fe en Él: "tu fe te ha salvado", "deja cuánto tengas y sígueme" son afirmaciones de Jesús que hacen referencia a su divinidad, su humanidad la veían todos y algunos la veían tanto que eso les impidió ver que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo constituían una Trinidad. Ningún estudio histórico va a demostrar ese fundamento de la fe trinitaria.

-----------------------------

En realidad, si dijésemos que la historia nos obliga a decir que Jesús era solamente un ser humano como los demás, al afirmar ademas la fe católica estaríamos en la teoría de la doble verdad, que ha sido condenada por la Iglesia.

Si decimos menos, y decimos que la historia no llega a decidir si Jesús fue un mero ser humano o no, vamos contra lo que tradicionalmente se conoce como Apologética, y que en uno de sus máximos teorizadores, el R. P. Garrigou - Lagrange, O.P., se entiende como debiendo producir en el destinatario la certeza moral del hecho de la Revelación, en base a argumentos, justamente, históricos.

La frase de Nicodemo es paradigmática: "Sabemos que has venido de Dios como Maestro, porque nadie puede hacer las cosas que tú haces, si Dios no está con él".

Según esto, el hecho histórico puede tener tales características que lleve a la certeza (moral) de la intervención divina en la historia.

Saludos cordiales.
26/12/19 9:29 AM
  
Palas Atenea
Además, en lo meramente histórico tampoco se ponen de acuerdo. El sacerdote ortodoxo de origen judío Alexandr Men, que tiene una historia de Jesús, Benedicto XVI y la Jewish Encyclopedia afirman la existencia de zelotes en tiempos de Jesús, pero la mayoría de estudiosos del Jesús Histórico lo niegan. Para la Jewish Encyclopedia la rebelión de Judas de Gamala fue una rebelión zelota, para Pagola no. Niega y vuelve a negar esa posibilidad como si el año 68, época de la Rebelión o Guerras Judías, los zelotes hubiesen salido de la nada. Los judíos afirman que el zelotismo surgió ya con Phinehas, sobrino- nieto de Aarón, y que siempre los hubo entre los judíos, adquiriendo mayor fuerza desde el tiempo de los Macabeos, pero los historiadores dicen que no.
De hecho cuando se encuentra entre los judíos el nombre de Pinchas (Phinehas)-Pinchas Lapide, Pinchas Kahanovich (Der Nister)-puedes apostar la cabeza de que se trata de familias azkenazíes y muy ortodoxas (se puede ver lo que hizo Phinehas en Números, 25-Biblia Católica se traduce por Finés). Bueno, esto es una cuestión meramente histórica porque los historiadores no tienen en cuenta a los que los judíos llaman kanna´im (de ahí el nombre del discípulo de Jesús Simón el zelote o Simón el Cananeo, según griego o arameo). Pero Pagola dice que no fue zelote y Benedicto XVI dice que sí y los judíos que también.
¿Cómo va un historiador a echar luces sobre la figura de Jesús si no sabe si había zelotes o no en su época y se cree que sin Flavio Josefo-única fuente histórica a la que dan crédito-los zelotes no existieron?

-----------------------------------

Sin duda que en la historia hay muchas cosas discutibles y discutidas, pero eso no quiere decir que todo en la historia sea igualmente dudoso y poco cierto.

Saludos cordiales.
26/12/19 10:18 AM
  
sofía
Sigo con dudas:
Creo q Dios puede hacerse verdaderamente un hombre verdadero sin dejar de ser Dios, aunque haya renunciado a sus privilegios divinos. Para ser un hombre verdadero tendría por tanto q dejar de ser omnisciente etc, lo cual no significa q dejara de ser Dios, pero Dios hecho hombre, no disfrazado de hombre: "igual en todo menos en el pecado". Eso no supone q haya dos personas, hay una sola persona divina, pero q al hacerse hombre ha renunciado a sus privilegios divinos sin dejar por eso de ser Dios. Claro q tendría una visión especial de las cosas inevitablemente, pero limitada voluntariamente por haberse hecho humano. No podemos saber cómo funcionaba ese caso único, pero ser una persona divina no le impidió morir aunque luego resucitara. Igualmente tendría sus momentos oscuros de los q saldría por la oración.
Lo dogmático es q era una persona divina con una naturaleza humana y otra divina. Yo eso lo creo totalmente, y lo encuentro totalmente compatible con q se encarnara realmente renunciando a todos sus privilegios divinos y fuera un hombre de verdad en todo, menos el pecado. Con lo q eso pueda suponer.
Creo q la forma concreta de funcionar no está definida dogmáticamente. Lo de una persona divina con dos naturalezas, la encarnación verdadera, la muerte y la resurrección sí.
Saludos cordiales

-----------------------------

Eso es lo que dice la teología "kenótica", pero es herético, porque es dogma de fe la inmutabilidad de Dios. Dios no puede cambiar, y perder la Omnisciencia sería sin duda un cambio muy grande.

Dice el IV Concilio de Letrán (1215): "Firmemente creemos y simplemente afirmamos, que uno solo es el verdadero Dios, eterno, inmenso, e inconmutable..."

Y el Concilio Vaticano I (1870): "La santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana cree y afirma que hay un solo Dios verdadero y vivo, creador y señor del cielo y de la tierra, todopoderoso, eterno, inmenso, incomprensible, infinito en su entendimiento y voluntad y en toda perfección, que, siendo una sola sustancia espiritual, singular, absolutamente simple e inmutable, debe ser declarado como distinto del mundo..."

Dios es el Ser Perfecto, y por eso no puede cambiar, porque si pudiese mejorar o empeorar, no sería Perfecto.

Todo cambio, además, requiere una causa, y lo que cambia depende, por tanto, de una causa, pero Dios es la Causa Primera, absolutamente Incausada.

Además, es racionalmente obvio que la inmutabilidad de Dios es una condición esencial de nuestra fe. La misma Promesa divina es una garantía para nosotros solamente por la Inmutabilidad de Dios. De lo contrario, Dios podría haber cambiado de opinión desde los tiempos del Nuevo Testamento hasta ahora, y haber renunciado a la idea de salvarnos. De todos modos, no tiene a nadie por encima de Él a quien darle cuentas, y en cuanto a Él mismo, habría cambiado de opinión, así que ¿qué problema?

Por otra parte, lo que "Dios" significa depende precisamente de los atributos divinos. Un Dios que pierde la Omnisciencia se convierte en un ser limitado, pero por eso mismo ya no es Dios.

La muerte en la Cruz afecta al Verbo de Dios, no en su naturaleza divina, sino en su naturaleza humana. Por eso precisamente se hizo hombre el Verbo de Dios, para poder morir y resucitar, cosas que según su naturaleza divina son imposibles, y siguen siéndolo durante la Encarnación.

Por eso la única forma de entender algo en Cristología es aferrarse al dogma de Calcedonia: una sola Persona, la Persona divina del Verbo de Dios; dos naturalezas, la divina y la humana. Algunas cosas se dicen de Jesucristo según su naturaleza divina, como la Omnipotencia, y la Omnisciencia; otras, según su naturaleza humana, como el hambre, la sed, el cansancio, la tristeza, la angustia, la muerte y la Resurrección.

Por la unidad de Persona en Jesucristo podemos decir que Dios murió; por la dualidad de naturalezas tenemos que decir que murió según su naturaleza humana, no según su naturaleza divina.

Por la misma razón podemos decir que Jesús, el Hijo de Dios, la Segunda Persona de la Santísima Trinidad, nació de María en el tiempo, según su naturaleza humana, no según su naturaleza divina, que no tiene comienzo.

Saludos cordiales.
26/12/19 2:32 PM
  
sofía
Si Dios se encarnó realmente, si asumió una naturaleza humana, la inmutabilidad de Dios se debe entender de una forma q incluya ese cambio entre asumir una naturaleza humana y un antes y un después y lo mismo servirá para todos los demás detalles. Una naturaleza humana no es omnisciente, pero una persona divina mientras q asuma una naturaleza humana está renunciando a la "omnisciencia", aunque no pueda errar, por tener la plenitud de Dios, como humano está sujeto a esa limitación voluntaria de su poder divino, de verlo todo con la claridad de Dios. Si hubiera un cambio sería en la encarnación misma, pero solo lo hay desde la perspectiva limitada de los seres humanos porque para Dios está todo presente, encarnación incluida, con todo lo q supone.
La kenosis supongo q se refiere al himno de filipenses, y no veo por qué tiene q ser herético ni estar disconforme con Calcedonia.
Yo veo muy cerca del docetismo a quienes piensan q Jesús no necesitaba realmente orar etc - además de contradecir el evangelio. Es como si fingiera tener una naturaleza humana pero no se hiciera humano realmente.
Si pudo morir realmente siendo una persona divina, por su naturaleza humana, y resucitar por su naturaleza divina, igualmente pudo sentirse abandonado antes de abandonarse en el Padre en la cruz.
Nadie puede afirmar q Dios no pueda autolimitarse como no pueden afirmar q no pueda encarnarse. Es el mismo caso.
Y si Dios se nos revela en Jesucristo, las especulaciones sobre Dios no pueden prescindir de él y convertir a Jesús en apariencia de hombre.
En dónde se declara herética la kenosis? Quizás esté confusa yo respecto a lo q significa el himno de filipenses y la kenosis.
Paz y bien

---------------------------------

Lo malo del "kenotismo" no es afirmar que Dios muere, cambia, etc., sino decir que todas esas cosas las experimenta o padece el Verbo de Dios según su Divinidad, en su naturaleza divina, y no solamente en la naturaleza humana que ha asumido.

Es en su naturaleza divina que Dios es inmutable, y es en ese sentido que la Iglesia define la inmutabilidad de Dios.

Hablar de una inmutabilidad que incluye un cambio, salvo que sea bajo aspectos diferentes, como es en realidad en el caso del Verbo Encarnado, inmutable según su Divinidad, y cambiante según su humanidad, es como hablar de un cuadrado que incluye la redondez: una pura contradicción. Es hablar de algo que no puede cambiar, pero cambia.

Y lleva a vaciar de sentido el dogma de la inmutabilidad divina, que si la Iglesia lo ha enseñado, es para decir algo, y no para no decir nada, como sería si esa inmutabilidad fuese compatible con el cambio, en la misma naturaleza divina.

Eso es lo que sucede cuando decimos que Dios se ha despojado de su Omnisciencia, porque ahí estamos diciendo que la naturaleza divina misma ha dejado de ser Omnisciente en el Verbo Encarnado.

Y si no decimos eso, entonces sí estamos afirmando dos personas distintas en Jesucristo, porque la misma y única Persona del Verbo, si es sujeto de la naturaleza divina, como es en la fe católica, es por eso mismo sujeto de la Omnisciencia, que es inseparable de esa naturaleza divina inmutable en sí misma.

Así que la herejía de negar la Omnisciencia de Jesucristo está ahí, en negar la inmutabilidad de la naturaleza divina como tal (kenotismo), o bien, en negar la unidad de Persona en Jesucristo (nestorianismo), o bien, en negar la Divinidad del Verbo (arrianismo).

El abajamiento de Cristo afecta al Verbo de Dios en su naturaleza humana, no en su naturaleza divina, pues es en su naturaleza humana que el Verbo aparece y es pobre, humilde, obediente, frágil, mortal, etc.

Que Jesús necesite orar no quiere decir que la razón de esa necesidad sea la falta de la Omnisciencia. A toda naturaleza creada racional le corresponde orar, dar culto a Dios, etc., pero las razones pueden ser diversas, como es distinta la oración de Adán antes del pecado y después del pecado.

Igualmente, el cambio que supone la Encarnación afecta al Verbo solamente en su naturaleza humana, no en la naturaleza divina. Es según su humanidad que el Verbo tiene un antes y un después, no según su Divinidad.

Las dos naturalezas, la divina y la humana, tienen un único sujeto personal, según el Concilio de Calcedonia, que es el Verbo de Dios, y que en cada una de esas naturalezas vive lo que según ella le corresponde vivir.

Y esas no son especulaciones: es la fe de la Iglesia. Lo que se opone a esa fe no es el himno de Filipenses, sino la interpretación herética del mismo según los teólogos "kenotistas", que afirman un cambio en Dios según su naturaleza divina.

Y en esa fe de la Iglesia está, precisamente, el misterio, y la unicidad de la Persona de Jesucristo, de modo que la postura kenótica es también consecuencia del racionalismo que rechaza el misterio, y lo "aclara" todo diciendo que Dios cambia según su Divinidad.

Saludos cordiales.
26/12/19 4:27 PM
  
Rubén (de Argentina)
Por eso la única forma de entender algo en Cristología es aferrarse al dogma de Calcedonia: una sola Persona, la Persona divina del Verbo de Dios; dos naturalezas, la divina y la humana. Algunas cosas se dicen de Jesucristo según su naturaleza divina, como la Omnipotencia, y la Omnisciencia; otras, según su naturaleza humana, como el hambre, la sed, el cansancio, la tristeza, la angustia, la muerte y la Resurrección.
Dado que se ha tocado este tema, voy a preguntar algo que nunca pude tener en claro. Desde ya que Jesús es Dios y como Dios, todo lo puede, todo lo sabe. Si no pudiera hacer o saber algo que si lo sabe Dios Padre, entonces Cristo no sería Dios. Pero ahora bien, en las Escrituras, en Mateo 24:36, cuando el Señor nos habla de su segunda venida, dice lo siguiente:

Pero de aquel día y hora nadie sabe, ni siquiera los ángeles del cielo, ni el Hijo, sino sólo el Padre.
Aún hecho hombre, Jesús sigue siendo 100% Dios, y como tal, omnisciente y omnipotente y sin embargo nos dice que SOLO el Padre conoce el día y la hora de su segunda venida. Cristo, como Dios que es, no puede tener ninguna restricción en cuanto a conocimiento, y por lo tanto tiene que saber ese día y esa hora, pero nos dice expresamente que SOLO el Padre la conoce. Aún interpretando que Cristo quizo decir que ese momento era decisión exlusiva de Dios Padre ("No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad"), como Dios Hijo que es, debe de conocerlo pero nos dice que no lo conoce (y Él no puede mentir). ¿Por qué dijo eso? Agradeceré cualquier comentario que me aclare ese punto. Las explicaciones que se pueden encontrar ninguna convence (por lo menos a mi, que la traducción no es correcta, que "ni el Hijo" fue un agregado posterior, etc.), y la mayoría cae en la herejía de negar la omnisciencia de Cristo como Verbo Encarnado.

-----------------------------

Algunos han explicado eso distinguiendo entre la ciencia divina de Jesucristo y su ciencia humana, y diciendo que lo que no ignoraba por su ciencia divina podría ignorarlo por su ciencia humana.

Pero contra esto está el que Jesucristo, también según su naturaleza y ciencia humanas, si bien no tenia según ellas, obviamente, la Omnisciencia, sí conocía todo lo que tenía relación con su misión salvadora, y no parece que quede fuera de ello el día y la hora de su segunda venida.

Por eso otros lo han interpretado en el sentido de que Jesús está diciendo que no lo sabe con la misión de revelárnoslo a nosotros.

En todo caso, el mismo hecho de que "sólo el Padre" conozca el día y la hora, implica que el Hijo (según su Divinidad, claro) también la conoce, porque las tres Personas divinas tienen una sola Naturaleza, y por tanto, también, un solo Conocimiento y un solo Amor, y se distinguen solamente en tanto que Personas, o sea, por sus relaciones mutuas.

Por eso, hay algo que el Padre puede hacer y el Hijo no: engendrar al Hijo.

Saludos cordiales.
26/12/19 11:11 PM
  
sofía
Gracias por sus aclaraciones,
Pero hay que reconocer que la encarnación de Dios sería un cambio en Dios desde nuestro punto de vista, pues aunque la naturaleza divina no cambie, si el Verbo divino asume una naturaleza humana, en un momento dado, eso nos parece un cambio en el Verbo divino.
La inmutabilidad se salvaría porque Dios está fuera del tiempo y lo que es un cambio que se da en el tiempo, para nosotros, para Dios no lo es, para Dios, todo está presente, es lo que se me ocurre a mí.
El caso es que no veo que un punto de vista kenótico lleve a la necesidad de decir que hay dos personas distintas, una humana y otra divina, precisamente lo que digo es que ese ser humano igual en todo a nosotros menos en el pecado, es Dios, no deja de ser Dios en ningún momento, algo que es perfectamente compatible con renunciar al uso de los privilegios divinos, como la omnisciencia.
Por tanto creo que esa persona divina tiene dos naturalezas, una divina y otra humana, pero la humana es auténtica y tiene limitaciones y la naturaleza divina permanece oculta en la persona divina del verbo, en tanto en cuanto es un ser humano con naturaleza humana. No quiere decir que no exista esa naturaleza divina, sino que no se manifiesta normalmente, para que pueda ser auténticamente humano.
La verdad es que los que creemos que el Verbo es una persona divina con dos naturalezas, una divina y otra humana, no estamos afirmando que cambie la naturaleza divina, sino la naturaleza humana de la persona divina, cuando decimos que tiene que aprender las cosas porque ha renunciado a ser omnisciente, como ser humano, claro está.
Del mismo modo que reza como humano, por las razones que sea, sí, pero en el huerto de los olivos su oración es un: "no se haga mi voluntad sino la tuya", según dice el evangelio, y con sufrimiento y sudores. Luego todo lo que sea humano de verdad, excepto el pecado, se puede atribuir a Jesús, en la naturaleza humana de esa persona divina, porque Dios no deja de ser Dios por asumir una naturaleza humana y "aparcar" los privilegios divinos voluntariamente.
Eso sí, supongo que esa naturaleza divina transmitiría a la naturaleza humana una forma de ver las cosas que, aunque humana, sería distinta a la de cualquier otro ser humano, al estar tan indisolublemente unida a una naturaleza divina, al ser Dios.
Bueno, creo que estoy abusando de su paciencia al manifestar tantas dudas, pero es que esto es un poco difícil de entender. Desde luego el dogma de Calcedonia queda a salvo en mi forma de entenderlo.
Gracias por todo.
Buenas noches.

--------------------------------

Lo que importa, acerca de si hay cambio o no en la naturaleza divina por la Encarnación, no es lo que a nosotros nos parece, sino lo que es, o dicho de otro modo, lo que a nosotros nos parece puede ser de dos maneras: verdadero o falso.

Aclaremos que no estoy diciendo que el Verbo Encarnado tenga la Omnisciencia por su naturaleza humana. La inteligencia humana de Nuestro Señor es limitada como toda inteligencia humana. Nuestro Señor, en su vida terrena, era Omnisciente por su naturaleza divina, y por la Inteligencia divina que corresponde a esa naturaleza divina, no por su naturaleza humana.

En Cristo, como hay dos naturalezas, hay también dos inteligencias, la divina y la humana, y dos voluntades, la divina y la humana.

Como la naturaleza divina es inmutable, no sólo no puede perder la Omnisciencia, sino que tampoco puede perder el uso, sea ello lo que sea, de la misma. Pues ello también sería un cambio en la naturaleza divina.

Hablando más de acuerdo con la realidad, en Dios, por la Simplicidad divina, todo se identifica realmente con la naturaleza divina, y así San Agustín dice que Dios "es todo lo que tiene".

En el Credo que cité antes del Concilio Vaticano I se profesa también la fe en la simplicidad divina.

"Simple" es lo que carece de composición. En Dios no hay composición real de sujeto, facultades y actos de esas facultades, como hay en nosotros. Si así fuese, cada una de esas "partes" sería menor que el todo, y entonces, ninguna sería infinita, y entonces, el todo tampoco sería infinito. Pero Dios es Infinito.

O sea, que Dios no tiene Inteligencia, sino que es su Inteligencia, y por lo mismo. no tiene tampoco Omnisciencia. sino que es su Omnisciencia, y no tiene tampoco el "uso" de su Omnisciencia, sino que Dios es el mismo acto de conocimiento infinito por el que conoce todas las cosas, así como es el mismo acto de amor divino y es el mismo acto por el que crea el mundo. Perder su Omnisciencia o perder el "uso" de la misma sería perderse a Sí mismo.

Entonces, no habría problema en decir que el Verbo Encarnado ha renunciado a ser Omnisciente, en el sentido de que al asumir una naturaleza humana ha aceptado tener en su naturaleza humana los límites propios del conocimiento humano, si al mismo tiempo se reconoce que ha sido Omnisciente desde su misma Encarnación, y lo ha seguido siendo sin interrupción, por su naturaleza divina.

De ello resulta que absolutamente hablando el Verbo Encarnado jamás ha ignorado nada, porque por su naturaleza divina lo ha sabido todo, aunque nunca lo ha sabido todo por su naturaleza humana.

El único sentido en que se puede hablar de un "ocultamiento" de la naturaleza divina en la naturaleza humana es simplemente que la naturaleza humana ha seguido siendo humana y no se ha identificado con la naturaleza divina, pero lo mismo vale para la naturaleza divina: ha seguido siendo divina y no se ha identificado con la naturaleza humana. Por eso Nuestro Señor conserva tras la Encarnación la Omnisciencia que le corresponde por su naturaleza divina.

Eso es lo único que hace falta para que el Verbo Encarnado sea "auténticamente humano": que su naturaleza humana sea realmente distinta de su naturaleza divina, de modo que haga en ella la experiencia de una vida auténticamente humana, como por su naturaleza divina vive siempre, sin interrupción, una vida auténticamente divina con todo lo que a semejante vida le corresponde inmutablemente.

La unidad en Cristo no se da a nivel de las naturalezas, divina y humana, que permanecen distintas y sin mezclarse, sino a nivel de la Persona del Verbo, que es el único sujeto de ambas naturalezas: de la divina, por naturaleza y desde la Eternidad, de la humana, por la libre asunción de esa naturaleza humana, y desde el "sí" de María.

Y al ser sujeto personal de la naturaleza divina, Nuestro Señor, el hombre Jesucristo, es sujeto personal de todo lo que a esa naturaleza divina le corresponde inmutablemente. También de la Omnisciencia y del acto eterno de conocimiento Omnisciente que se identifica, por la Simplicidad divina, con la misma naturaleza divina.

Saludos cordiales.
27/12/19 1:50 AM
  
sofía
No dejas de tener capacidad de correr porque te quedes quieto. No he dicho q pierda la omnisciencia, sino q la "aparca", al encarnarse. Si no, no se puede decir q realmente fuera un hombre verdadero. Da la impresión de q no creen q Dios pudiera encarnarse realmente, cuando Dios lo puede todo. Puede ser un niño q aprende y no un niño q finge aprender porque en realidad es omnisciente. La naturaleza divina no tiene por qué desaparecer porque no se ejerzan los privilegios divinos. O quiere decir q la persona divina no asumió realmente la naturaleza humana haciéndola divina, un modo divino de ser humano, en Jesucristo?
No se puede poner límites a Dios desde la idea previa de lo q Dios es, puesto q Dios se revela plenamente en Jesús, se hace carne: el niño q tiene frío en el pesebre es Dios, lo mismo da q su naturaleza divina no tenga frío, sino su naturaleza humana. ¿Por qué no va a pasar lo mismo con la omnisciencia q con el frío?
Y el dogma de Calcedonia creo que está completamente a salvo.

---------------------------------

En Dios no hay capacidades distintas del Acto Puro. No se puede entender la Cristología sin antes haber hecho el "De Deo Uno et Trino". La Inmutabilidad divina implica que en Dios nunca hay ninguna novedad, porque es desde siempre el cúmulo absolutamente perfecto de toda perfección. Por tanto, en Dios no se actualiza nunca nada, ninguna potencia pasa nunca al acto, todo está en acto desde siempre y para siempre.

No hay capacidades que ahora se usan y ahora no. Todas las novedades, actualizaciones, cambios, usos y desusos se dan solamente en las naturalezas creadas.

No se puede hacer Cristología con la idea de Dios que buenamente nos ha llegado de la cultura ambiental. Eso sí que es aplicar ideas previas.

La singularidad de Jesucristo sólo puede apreciarse desde la fe de la Iglesia Catolica. Los dogmas de la Iglesia no son "ideas previas", al menos en el mal sentido del término, son los componentes necesarios de cualquier presentación verdadera del misterio revelado.

Aparcar, dejar de usar, lo que Ud. quiera que lleve a negar la Omnisciencia de Jesús durante su vida terrena y después, son formas de cambio en la naturaleza divina, que son heréticas por ir contra el dogma de la inmutabilidad de Dios.

Por otra parte, que según su naturaleza humana el Verbo de Dios no es Omnisciente, que aprende, que tiene frío, hambre y sed, que muere y resucita es parte también de la fe de la Iglesia y no contradice para nada el hecho de que según su naturaleza divina es Eterno, Infinito, Omnipotente, Inmortal, Omnisciente, etc.

Lo esencial es que el Verbo Encarnado es el único sujeto personal de dos naturalezas diferentes. Es un caso absolutamente único. Es tan sujeto personal de la Divinidad como de la humanidad. Y no le podemos poner reglas a Dios acerca de qué significa ser verdadero hombre para una Persona divina que asume una naturaleza humana, a partir de las ideas previas que recogemos de un mundo en el que no hay otro hombre que sea Dios.

Para ser hombre verdadero alcanza con tener la naturaleza humana completa, alma y cuerpo, con las facultades correspondientes.

Pero ahí es clave, como en toda la teología y la cristología, la distinción entre la naturaleza y la persona. En Jesús no hay persona humana. Esto es fundamental. La única Persona que hay en Jesucristo es divina, es la Segunda Persona de la Trinidad, el Verbo - Hijo de Dios.

Por tanto, verdadero hombre, sin duda, y hombre absolutamente único, sin duda también. En todo semejante a nosotros, menos en el pecado, según su naturaleza humana, no según su naturaleza divina, y las tiene ambas. Y es la misma Persona, contra el nestorianismo, la que tiene ambas naturalezas.

Y también contra el monofisismo, que mezcla las naturalezas. Por ejemplo ¿porqué "finge" aprender un Dios hecho hombre que según su naturaleza humana aprende lo que sabe eternamente según su naturaleza divina? ¿Ha quedado acaso "absorbida" la naturaleza humana en la divina, como decían los monofisitas?

Distinción de naturalezas, unidad de Persona. Nunca acentuaremos lo suficiente la distinción de las dos naturalezas en Cristo, y nunca acentuaremos lo suficiente la unidad de la Persona en Cristo.

Y para eso es básico saber distinguir entre "persona" y "naturaleza". La persona responde a la pregunta "quién", la naturaleza, a la pregunta "qué". ¿Quién es esta persona? Mi amigo Pedro. ¿Qué es? Hombre, ser humano.

Saludos cordiales.
27/12/19 11:08 AM
  
Palas Atenea
La Persona de Cristo y sus dos naturalezas, humana y divina, son un misterio, como el de la Santísima Trinidad, pretender indagar en ello, si una no es uno de los Padres Capadocios, es una gran osadía. Muchos dogmas de Fe son inescrutables, por eso se requiere la Fe.
27/12/19 11:19 AM
  
Guillermo PF
En la vida REAL, sin embargo, hay un hecho, y no es otro que, por encima de divagaciones filosóficas, comisiones vaticanas y "lecturas con el corazón", la gente se sigue enamorando sin querer, y no pocos sin otra alternativa posible que de los de su propio sexo, como siempre fue, es y seguirá siendo. Ya nos gustaría a algunos poder haber salido "normales"; amaríamos con toda la "naturalidad" oficial, estaríamos bien vistos y nos estaríamos evitando polémicas, desprecios y quebraderos de cabeza o incluso alguna que otra solución final. ¡Que encima es que parece culpa nuestra!

---------------------------------------

Es normal que las tentaciones vengan sin querer, lo que importa es la respuesta libre que damos a las mismas, y ahí es donde se da el bien o el mal, la virtud o el vicio.

Siempre hay alternativa al pecado, Dios no permite que seamos tentados por encima de nuestras fuerzas. Por ejemplo, se puede buscar una terapia, o se puede practicar la abstinencia. Con la gracia de Dios y no sin ella, obviamente. Para eso están los Sacramentos, la oración, etc.

Problemas y cruces en nuestra vida tenemos todos, pero ninguna de ellas nos autoriza a hacer lo que es intrínsecamente malo.

Por otra parte, Dios odia el pecado, pero ama al pecador y quiere perdonar, si hay arrepentimiento de nuestra parte. Para eso tenemos el Sacramento de la Reconciliación.

Lo fundamental: el cristiano espera la vida eterna y sabe que sólo ahí comienza su verdadera vida. La felicidad no se juega definitivamente en lo que vivimos o no vivimos, hacemos o dejamos de hacer, en este mundo.

Y también: el cristiano sabe que el infierno eterno existe y que cualquiera de nosotros puede, Dios no permita, terminar en él.

Saludos cordiales.
27/12/19 1:15 PM
  
Horacio Castro
Néstor. Se entiende perfectamente que únicamente en la persona del Hijo hay dos voluntades, la de su naturaleza divina y la de su naturaleza humana. “La voluntad es función de la naturaleza” (San Máximo El Confesor). Quienes tenemos sólo naturaleza humana podemos rogar la gracia de Dios para que mueva nuestra voluntad hacia la salvación. Creo que es una excelente síntesis para acercarse a entender la cuestión de las dos naturalezas en Jesucristo, una frase suya en infocatolica.com/blog/praeclara.php/1812041141-nuestro-senor-jesucristo-tuvo /// “Sin duda, la voluntad humana del Señor es movida eficazmente por la Voluntad divina a la realización de sus actos libres, y sin esa moción no realiza acto alguno, como sucede con la voluntad de toda naturaleza racional creada”. Cordial saludo.
27/12/19 6:25 PM
  
sofía
Lamento mis dificultades para expresarme, y ser tan pesada. Lo intentaré resumir en tres puntos:
1- Parto siempre del dogma de que existe una sola persona divina con dos naturalezas una humana y otra divina sin mezclarse.
2- Del mismo modo que la persona divina que es Jesús pasa frío, por qué no va poder pasar ignorancia, en su naturaleza humana, claro, no en la divina. Pero si dice que el hombre Jesús lo tenía que saber obligatoriamente todo ser omnisciente, por tener una naturaleza divina es como si dice que Jesús en realidad no pasaba frío por tener una naturaleza divina.
3- Al hecho de renunciar a sus privilegios divinos, teniendo así como en desuso la omnisciencia etc, le ven la pega de que Dios es inmutable.
Si resuelven esa pega en el hecho de que creara y se encarnara, lo mismo debería servir para todo lo demás.
Estoy un poco abochornada de ser tan pesada, pero he hecho este último intento de entender.
En todo caso, me gustaría que quedara claro que lo único que el dogma de Calcedonia es q el Verbo es una persona divina con dos naturalezas, una humana y otra divina sin mezclarse, cosa a la que yo no le veo la menor pega.
El otro dogma, el de la inmutabilidad de Dios, no sabía que fuera un dogma, aunque sí había oído esas definiciones de Dios; pero no debe ser un obstáculo para que Jesús desconociera cosas y aprendiera realmente y rezara, si no lo es para que Dios creara el mundo y se encarnara en el siglo I. Forma parte del lote de la encarnación.
Muchas gracias por su paciencia y no sé si ya se le habrá agotado.
Paz y bien.
No sé si he mandado este comentario antes de la despedida o no. Si está repetido, lo siento, borre el anterior y listo.

----------------------------------------

"2- Del mismo modo que la persona divina que es Jesús pasa frío, por qué no va poder pasar ignorancia, en su naturaleza humana, claro, no en la divina. Pero si dice que el hombre Jesús lo tenía que saber obligatoriamente todo ser omnisciente, por tener una naturaleza divina es como si dice que Jesús en realidad no pasaba frío por tener una naturaleza divina."

Es que ahí está la cuestión. Estamos de acuerdo en la primera frase, no en la segunda.

Pongamos el ejemplo de la vista y el oído. Yo oigo música con el oído, y no la oigo con los ojos. Eso viene a ser la primera frase, en la que estamos de acuerdo. Pero entonces no se puede decir que yo no oigo música, sin más. Ahí está el desacuerdo en la segunda frase.

En lugar mío, pongamos a N.S. Jesucristo, en lugar de los ojos, su naturaleza humana, y en lugar de su oído, su naturaleza divina. La música digamos que es todo lo que puede ser sabido o conocido, el objeto de la Omnisciencia.

Es claro, y ya lo he dicho varias veces, que N.S. Jesucristo no es Omnisciente por su naturaleza humana, es decir, no oye la música con los ojos, siguiendo nuestro ejemplo.

Pero de ahí no podemos concluir que no oye música, o sea, que no es Omnisciente, si además tiene el oído, es decir, la naturaleza divina. Es por ella, no por su naturaleza humana, que N.S. Jesucristo es Omnisciente también durante su vida terrena.

El principio de no contradicción dice que no se puede ser y no ser al mismo tiempo y en el mismo sentido. No impide, por tanto, que algo sea y no sea al mismo tiempo, pero en sentidos diferentes. Como N.S. Jesucristo, que es Omnisciente por su naturaleza divina, y no lo es por su naturaleza humana.

Pero como es la misma persona la que posee ambas naturalezas, entonces hay que decir que esa persona es Omnisciente, del mismo modo que decimos que oye la música el que la oye solamente con el oído y no la oye con los ojos.

En resumen:

La naturaleza divina incluye inmutablemente la Omnisciencia, no sólo como capacidad, sino también como acto, porque Dios es Acto Puro, pura actualidad y perfección.

Jesucristo es sujeto personal de la naturaleza divina, también durante su vida terrena.

Por tanto, Jesucristo, también durante su vida terrena, es sujeto personal de la Omnisciencia, o sea, es Omnisciente.

Saludos cordiales.
27/12/19 7:12 PM
  
Palas Atenea
Guillermo: Tampoco hay "naturalidad oficial", al menos en la Iglesia, para los solteros porque cualquier relación sexual fuera del matrimonio es igualmente pecado. Si el enamoramiento es inevitable lo es también para un adúltero. ¿Que pasa con la que se enamora de un hombre casado o el soltero que se enamora de una casada si ambos son correspondidos? El problema es más complejo que la homosexualidad porque los heterosexuales también tienen problemas.
Si la solución es el amor libre tendremos que entender que las catástrofes que pueda producir no pueden ser malas puesto que son la consecuencia de un bien absoluto y el amor solo es un bien absoluto cuando es amor-caridad.

27/12/19 10:46 PM
  
Rafael
En estos momentos no se encuentra referencia al documento en la página del Vaticano de la Comisión Teológica Internacional. No ya el enlace al documento, que antes no existía, tampoco la referencia al documento que antes sí se hacía. Al menos, no lo encuentro, y antes sí, igual que el encabezado de este artículo.

Es evidente que pasan cosas raras en el Vaticano, y en algunos medios que dicen saber lo que allí sucede. Algún documento tiene que existir, pues el jesuita Pietro Bovati, secretario de la Comisión, se presenta en la web del Vaticano como autor, junto a otros. ¿Qué ha sucedido? ¿se ha anunciado el documento sin autorización superior? ¿se ha pretendido colocar en el documento frases sin conocimiento del superior? ¿se ha pretendido por alguien lanzar un globo sonda para calcular reacciones? Cualquier opción parece impropia.

El jesuita Pietro Bovati, en la entrevista realizada por la web del Vaticano, hace afirmaciones adánicas que me parecen preocupantes. Que afectan a todo, no sólo algún asunto concreto de moral. Dice:

“…un trabajo en cierto modo preliminar, es decir, mostrar lo que la Escritura dice realmente. Es un trabajo que hasta ahora nunca se había hecho, porque el teólogo suele citar aquí y allá algún texto…”

Según este jesuita, él y sus compañeros son los primeros en la historia en “mostrar lo que la Escritura dice realmente”. Alucinante pretensión. De puro evidente, omito la valoración moral. Aunque no el consejo de enviarle al Amazonas por si allí encuentra algo de humildad.

Con ese presupuesto, no sería de extrañar que el texto suyo diga las cosas que se le atribuyen sobre la homosexualidad. En realidad, con tal premisa adánica, puede hacer que las Escrituras digan lo que le venga en gana.

Se deja ver en la declaración del jesuita Pietro Bovati una posible aplicación de la vieja teoría de la probabilidad de los jesuitas. Ahora extendida a lo largo de toda la historia. Se trataría de que cada época humana tiene afirmaciones distintas sobre lo que dice la Escritura, todas probables y todas válidas para cada época. Cabe temer lo que afirmarán algunos en esta “nueva era” los acostumbrados progresistas, que siempre dicen que lo correcto y obligado es lo que a ellos se les ocurra en cada momento.

------------------------------

El título del documento sigue estando en el sitio web del Vaticano, no así el "link" al mismo:

http://www.vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/pcb_doc_index_sp.htm

Es notable, en efecto, que en dos mil años a nadie se le haya ocurrido ver qué es lo que la Escritura dice realmente. Cosas veredes, Sancho.

Saludos cordiales.
28/12/19 12:36 AM
  
gringo
Dentro de unos años será digno de estudiarse no sólo en las facultades de Historia, sino de Publicidad y Marketing, cómo el movimiento homosexual en apenas tres décadas del s.XX y XXI, consiguió que en el mundo occidental la homosexualidad no sólo dejase de ser una enfermedad, un delito y un estigma social, sino que fue aceptada hasta tal punto que incluso los partidos considerados de extrema derecha pueden soportar que los llamen racistas y xenófobos pero no homófobos, acusación sólo comparable a la de antisemita en el horror que provoca. De hecho la líder de Alternativa por Alemania es lesbiana confesa y VOX en España continuamente recuerda "tenemos votantes gais".
En las fiestas del Orgullo gay se eligen como míster Gay a policías y militares que son felicitados por sus mandos.
Pero es que han conseguido incluso que muchas iglesias protestantes acepten celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo, y al paso que vamos puede que hasta la Iglesia católica bendiga uniones gais o cambie la interpretación de la Biblia.
Desde luego ya se conocen casos de parejas de lesbianas o de un hombre casado con una mujer transexual (es decir genéticamente hombre), que han conseguido que un sacerdote católico les bautice a sus hijos, y no de manera clandestina sino a plena luz y con portadas en la prensa rosa (el caso de la artista Flor de la V en Argentina ).
El cambio antropológico es tremendo.

-------------------------------------

Es fácil recabar información respecto de ese interrogante dándose una vuelta por el planeta Tierra, Sistema Solar, Vía Láctea.

Desde más de uno o capaz que dos siglos, la élite económica mundial, notablemente liderada en esto por el clan Rockefeller, está embarcada en un proyecto de control y disminución de la población mundial.

En 1952 un miembro de la dinastía Rockefeller hizo firmar a varios gobernantes de la época un documento en el que reconocían que el principal problema de la humanidad era la superpoblación.

En ese mismo año los Rockefeller fundaron el "Population Council", cuyo nombre lo dice todo.

Gran aliada de los Rockefeller en todo este asunto fue y sigue siendo la Fundación Ford.

Por iniciativa de los Rockefeller, además, que entre otras cosas donaron el terreno en que se levantó el edificio de las Naciones Unidas, es que hay en dichas Naciones Unidas un "Fondo de Población" (UNFPA, FNUAP).

Parte esencial de dicho programa de control y disminución de la población mundial es el control de la natalidad.

Por eso los Rockefeller se aliaron con y financiaron a Margaret Sanger, la fundadora de la IPPF (International Planned Parenthood Federation), la mujer que hizo legal la anticoncepción en EE.UU. y fue también promotora de la legalización del aborto, siendo el aborto la industria a la que se dedica hoy día la IPPF.

La homosexualidad es obviamente funcional a todo este esquema de control de la natalidad. Por eso es que una de las medidas sugeridas en un Congreso de la IPPF en Dacca en 1969, como digo en uno de mis "posts" anteriores, fue "encourage increased homosexuality", promover un aumento de la homosexualidad.

Seis meses después de eso fueron los disturbios de Stonewall en EE.UU. que se conmemoran cada año en la marcha del "orgullo gay".

En sintonía con ese modo de pensar, en 1974 Henry Kissinger envió su famoso "informe" o "memorandum" a Nixon acerca de la necesidad de que EE.UU. se pusiese a la cabeza del control de la natalidad del todo el mundo, por razones de seguridad nacional. El argumento era que EE.UU. depende de las materias primas que proceden del Tercer Mundo, cuyo flujo podría verse alterado por los conflictos sociales y políticos causados por una población mayoritariamente joven, pobre y desconforme. Buscar "informe Kissinger" en Internet e informarse.

Por eso es que en toda América Latina, alias "patrio trasero", han surgido al mismo tiempo, en maravillosa coincidencia, prácticamente los mismos proyectos de legalización del aborto y "matrimonio igualitario", casi con las mismas palabras, y siempre se ha visto apoyándolos y promoviéndolos a la IPPF y al UNFPA, Fondo de Población de las Naciones Unidas.

La Fundación Ford, por su parte, ha sido esencial en la promoción (financiación) de la ideología de género en las universidades de EE.UU., sin lo cual hoy día no estaríamos oyendo hablar de dicha aberración.

Con lo cual el misterio ciertamente pavoroso de cómo una ínfirma minoría marginal logra hacerse con el poder en todo Occidente queda satisfactoriamente resuelto. El factor que hacía falta para la comprensión son unos cuantos vagones de dólares, con el poder que viene anejo a una cantidad tan grande de billetes.

Saludos cordiales.
28/12/19 7:19 PM
  
Palas Atenea
Sí, pero si uno no le da a la palabra "cambio" un significado siempre positivo, que la palabra cambio no lleva en su definición, el cambio antropológico puede ser negativo. Y en este caso lo es porque embarca a aquellos que lo aceptan sin más en una aventura que no saben a dónde les lleva ya que, una vez instalado, queda obsoleto exigiendo otro y otro. Las personas que aceptan estas cosas porque son cambios tienen que estar dispuestas a aceptar cualquiera que pueda sobrevenir, desde la pedofilia hasta el animalismo y, una vez conseguido esto, la deshumanización total con pérdida de la sexualidad. Porque ahora la práctica del sexo ha variado, pero aún se exalta, llegará el día en que se suprima a base de encumbrarla o, precisamente, porque el cambio exigirá su pérdida total. Y entonces también se hará en nombre de los derechos y de la libertad. ¡Qué mayor libertad que suprimir los instintos y su tiranía!
29/12/19 7:01 PM
  
Rafaelus
El control de población de los dominios de USA fue necesario durante la Guerra Fría porque la Unión Soviética promovía la desestabilización de todo país capitalista, fuese o no subdesarrolado, aprovechando los conflictos internos de cada nación. Hoy el comunismo está vencido y Rusia conserva sólo el arsenal de destrucción masiva de la URSS que hoy es un país capitalista, aunque tan nepótico y corrupto como cualquier país subdesarrollado.

El capitalismo de hoy en siglo XXI, con su liberalismo restringido en favor de las grandes fortunas, para lograr la máxima ganancia requiere de la mayor desigualdad, la que, a su vez, se basa en excedentes de población, o sea, desempleo, que cuanto mayor, más precario es el trabajo con menor costo para el inversor.

Entonces, aclárenme por favor si me equivoco, por eso se observa que los grandes inversores de hoy no son antinatalistas como fue la generación de sus padres, sino lo contrario y no temen a la sobrepoblación porque la parte más inconforme de la juventud hoy es reclutada por el crimen organizado que prospera sin peligro para el orden económico político, ya que la izquierda está vencida y el liberalismo es el nuevo conservadurismo sin refutación.

-------------------------------------

Lo que pasa es que EE.UU. no es el único y principal agente de este asunto. Se trata de un grupo de personas y organizaciones, millonarios, financistas, banqueros, corporaciones, con el lógico componente masónico, a nivel internacional. No se trata tanto del gobierno de EE.UU. como del "gobierno en la sombra", no sólo de EE.UU., sino de las principales potencias occidentales.

Por otra parte, la automatización del trabajo lleva a un lógico desempleo. Según leí hace poco en un libro dedicado al Nuevo Orden Mundial, en las reuniones de los ricos y poderosos que tienen lugar en cierto famoso hotel de California se maneja el concepto de civilización "20-80", es decir, se prevé que sólo el 20 % de la población mundial tendrá empleo. La meta de las grandes empresas es la competitividad, que lleva a la disminución de gastos, que lleva a la baja de salarios y disminución de personal. El libro muestra a los magnates de la industria compitiendo entre sí a ver quién tiene menos empleados. Esto viene impuesto, dicen, por el "modelo chino". Y por eso las empresas occidentales se van, también, a China.

Por otra parte, se dice que las grandes fortunas no se hacen hoy día tanto en la industria, como en las finanzas, es decir, la bolsa.

Todo eso apunta a que las élites prevén una gran cantidad de gente "sobrante" para el futuro próximo en el planeta. Gente que no produce, no consume mucho tampoco, pero gasta: alimentación, ropa, vivienda, salud, etc. Y encima, puede crear conflictos.

Ya las Naciones Unidas han dicho que el ideal para nuestro planeta son 3.000 millones de personas, y vamos en 7.000 millones. Ted Turner, dueño de la CNN y uno de los miembros de este círculo, dijo que mejor 1000 millones, si no me equivoco.

De ahí que la expresión "genocidio controlado" ya haya comenzado a circular en relación con este tema.

Saludos cordiales.
29/12/19 10:39 PM
  
Rafael
De finales de los sesenta es el "informe Rockefeller", de Nelson Rockefeller, vicepresidente de USA, que propugnaba la sustitución de la Iglesia Católica en Iberoamérica por sectas evangélicas. Un plan que han ejecutado con precisión, y dinero, y milagrería.
Es muy significativo que en Europa prácticamente no existan iglesias protestantes de carácter conservador. Se dan muchísima prisa en introducir la ingeniería social que les dictan. En cambio, en USA sí que hay fuertes iglesias protestantes conservadoras. Las mismas o parecidas iglesias protestantes son radicalmente distintas a uno u otro lado del charco. Se ve que para el programa de sustitución de la Iglesia católica en Iberoamérica se necesitan iglesias protestantes conservadoras. En Europa no hay ese programa de sustitución de Iglesias, lo que hay es la infiltración modernista en la Iglesia católica.
Me parece terrible que hace unos días Mons. Sánchez Sorondo, canciller de la Academia Pontificia de las Ciencias, anunciara un programa de actuación conjunta con la Fundación Rockefeller, sobre alimentos.

--------------------------------------------

En el protestantismo americano hay al menos dos grandes grupos: los que colaboran con el plan de esta élite mundialista, y los que se oponen. Ya a comienzos del siglo XX John Mott, el fundador de la Asocación Cristiana de Jóvenes le escribía desde China a Rockefeller para quejarse de que los misioneros norteamericanos protestantes eran demasiado "fundamentalistas" y para sugerir que debían ser sustituidos por otros que fuesen más sensibles al "compromiso social".

No hay que olvidar que uno de los Rockefeller apoyó al teólogo protestante Walter Rauschenbauch, que fue uno de los primeros en hablar del "Evangelio social", y que había tenido contacto en Inglaterra con los socialistas "moderados" de la Sociedad Fabiana, de la que David Rockefeller al parecer era admirador, si es cierto el dato que dice que su tesis doctoral fue sobre los socialistas "fabianos".

Ciertamente, la única forma en que un miembro de la Dinastía Rockefeller podría presentarse decentemente en el Vaticano es anunciando su conversión y pidiendo perdón por su participación en las estrategias genocidas de su clan.

Como modesto dato local, nuestro ex - presidente José Mujica, incomprensiblemente, o no, alabado por cierto sector del bienpensamiento internacional, viajó a New York para entrevistarse con David Rockefeller y George Soros para dar los últimos toques al proyecto de legalización del cultivo de la marihuana en nuestro país. En cuya ocasión Soros habría manifestado que el uruguayo iba a ser un "experimento interesante".

Recordar: Mujica, tupamaro, de aquellos que salían en los sesenta y setenta a la calle a gritar "¡Yankee, go home!" y a otras cosas más.

Saludos cordiales.

P. D.: Por ahí recuerdo haber leído que uno de los efectos posibles de la marihuana es la esterilidad, así que...¿será ése el "experimento"?
30/12/19 12:53 AM
  
Néstor
Transcribo este texto del Papa San Gregorio Magno que comenté también en este post:

www.infocatolica.com/blog/praeclara.php/1812041141-nuestro-senor-jesucristo-tuvo

El Papa habla del pasaje en que Cristo dice que nadie, “ni el Hijo”, sino sólo el Padre, conoce el día y la hora de su segunda venida:

“De ahí que se diga que sólo el Padre lo sabe, porque el Hijo consustancial con El, por su naturaleza que es superior a los ángeles, tiene el saber lo que los ángeles ignoran. De ahí que se puede dar un sentido más sutil al pasaje; es decir, que el Unigénito encarnado y hecho por nosotros hombre perfecto, ciertamente en la naturaleza humana sabe el día y la hora del juicio; sin embargo, no lo sabe por la naturaleza humana. Así, pues, lo que en ella sabe, no lo sabe por ella, porque Dios hecho hombre, el día y hora del juicio lo sabe por el poder de su divinidad… Así, pues, la ciencia que no tuvo por la naturaleza de la humanidad, por la que fue criatura como los ángeles, ésta negó tenerla como no la tienen los ángeles que son criaturas. En conclusión, el día y la hora del juicio la saben Dios y el hombre; pero por la razón de que el hombre es Dios. Pero es cosa bien manifiesta que quien no sea nestoriano, no puede en modo alguno ser agnoeta. Porque quien confiesa haberse encarnado la sabiduría misma de Dios ¿con qué razón puede decir que hay algo que la sabiduría de Dios ignore? Escrito está: En el principio era el Verbo y el Verbo estaba junto a Dios y el Verbo era Dios… todo fue hecho por El [Ioh. 1, 1 y 3]. Si todo, sin género de duda también el día y la hora del juicio. Ahora bien, ¿quién habrá tan necio que se atreva a decir que el Verbo del Padre hizo lo que ignora? Escrito está también: Sabiendo Jesús que el Padre se lo puso toda en sus manos [Ioh, 13, 3]. Si todo, ciertamente también el día y la hora del juicio. ¿Quién será, pues, tan necio que diga que recibió el Hijo en sus manos, lo que ignora?”

“Quien no sea nestoriano, no puede ser agnoeta”. Los “agnoetas” eran los que afirmaban alguna ignorancia, simplemente hablando, en Jesucristo Verbo Encarnado.

El Papa sostiene que ante todo el Verbo Encarnado conoció siempre el día y la hora de su segunda venida, por su naturaleza divina, y por la Inteligencia divina que esa naturaleza divina incluye, la cual está dotada de la Omnisciencia:

“…el Hijo consustancial con El, por su naturaleza que es superior a los ángeles, tiene el saber lo que los ángeles ignoran.”

Pero también sostiene que lo saben según su naturaleza humana:

“…el Unigénito encarnado y hecho por nosotros hombre perfecto, ciertamente en la naturaleza humana sabe el día y la hora del juicio; sin embargo, no lo sabe por la naturaleza humana.”

La razón que da, es que la naturaleza humana está unida, por la Encarnación, a la naturaleza divina, y recibe por tanto su influjo:

“Así, pues, lo que en ella sabe, no lo sabe por ella, porque Dios hecho hombre, el día y hora del juicio lo sabe por el poder de su divinidad… En conclusión, el día y la hora del juicio la saben Dios y el hombre; pero por la razón de que el hombre es Dios”

Para nuestra discusión actual, lo que interesa de este texto es la clara afirmación que hace el Papa San Gregorio Magno de la Omnisciencia en Jesucristo Verbo Encarnado, por razón de su naturaleza divina:

“Pero es cosa bien manifiesta que quien no sea nestoriano, no puede en modo alguno ser agnoeta. Porque quien confiesa haberse encarnado la sabiduría misma de Dios ¿con qué razón puede decir que hay algo que la sabiduría de Dios ignore?”

El razonamiento del Papa es: "Cristo es la Sabiduría de Dios encarnada. Pero la Sabiduría de Dios no ignora nada. Por tanto, Cristo no ignora nada." Este argumento supone la fe, ya profesada entonces por toda la Iglesia, en la absoluta inmutabilidad de la naturaleza divina, que no cambia tampoco por el hecho de la Encarnación.

Sin duda, el nestoriano puede evitar esa conclusión, porque para él Jesús y el Verbo son dos personas distintas. Pero el católico reconoce en Jesucristo una única Persona, la Persona divina del Verbo de Dios, de la cual es imposible negar la Omnisciencia, porque pertenece a su naturaleza divina, la cual, por otra parte, siendo absolutamente inmutable, no puede perder en ningún momento el conocimiento de absolutamente todas las cosas.

Esa inmutabilidad de la naturaleza divina es dogma de fe, como aparece por el hecho de que forma parte de las profesiones de fe de al menos dos Concilios Ecuménicos, el IV Concilio de Letrán, y el Concilio Vaticano I.

Saludos cordiales.
30/12/19 1:19 AM
  
Oscar Alejandro Campillay Paz
Gracias Nestor.
Su claridad y valentía para defender la sana doctrina no menguan en nada su cristiana caridad y su notable educación y respeto.
Sigo aprendiendo con usted.
Muy Feliz navidad

-------------------------------

Muchas gracias y Feliz Navidad para Ud. también.
30/12/19 9:28 AM
  
Rubén (de Argentina)
@Nestor:

El Papa sostiene que ante todo el Verbo Encarnado conoció siempre el día y la hora de su segunda venida, por su naturaleza divina, y por la Inteligencia divina que esa naturaleza divina incluye, la cual está dotada de la Omnisciencia:

“…el Hijo consustancial con El, por su naturaleza que es superior a los ángeles, tiene el saber lo que los ángeles ignoran.”

Pero también sostiene que lo saben según su naturaleza humana:

“…el Unigénito encarnado y hecho por nosotros hombre perfecto, ciertamente en la naturaleza humana sabe el día y la hora del juicio; sin embargo, no lo sabe por la naturaleza humana.”

La razón que da, es que la naturaleza humana está unida, por la Encarnación, a la naturaleza divina, y recibe por tanto su influjo:

“Así, pues, lo que en ella sabe, no lo sabe por ella, porque Dios hecho hombre, el día y hora del juicio lo sabe por el poder de su divinidad… En conclusión, el día y la hora del juicio la saben Dios y el hombre; pero por la razón de que el hombre es Dios”
Primero que todo, te agradezco tu voluntad de esclarecer al máximo posible la cuestión. En lo personal siempre pensé que Cristo sabía el día y la hora de su segunda venida, y lo que dijo el Papa Gregorio lo deja perfectamente en claro. Y como dice la Escritura en boca de Pedro en Juan 21,17:

Señor, tú lo sabes todo.
Y si yo entendí correctamente, cuando Cristo dijo que no conocía esa hora, quiso decir que no la conocía por sí mismo (como hombre en cuanto solo hombre), no que no la conocía en absoluto; Él la conocía, porque le era dado ("Todo poder me ha sido dado en el cielo y sobre la tierra") como segunda persona de la Santísima Trinidad.

Reparando en todo lo dicho, parecería ser un caso similar al del pasaje en donde Cristo dijo: ¿Porqué me llamas bueno? Nadie es bueno, sino sólo uno, Dios.Y por supuesto, ninguno duda de que Cristo es bueno (y más que bueno, es la Bondad).

Muchas gracias y felíz año.

-------------------------------

Gracias, igualmente. Si, al menos ésa es una de las explicaciones que tradicionalmente se han dado. En la carta de San Gregorio se mencionan otras, como que el Señor no había recibido la misión de hacernos saber a nosotros el día y la hora de su segunda venida.

Saludos cordiales.
30/12/19 5:59 PM
  
sofía
Gracias por sus aclaraciones, aunque no entiendo lo de la necesidad del nestorianismo.
Yo veo que no hace falta ser nestoriano para creer que Jesús ignoraba cosas, desde luego por su naturaleza humana, siendo compatible con que la naturaleza divina fuera omnisciente, puesto que tenía dos inteligencias, una humana y otra divina, del mismo modo que tenía dos voluntades, una humana y otra divina.
Y vds así lo reconocen, en el fondo, al decir que la inteligencia humana de Jesús aprendía, luego Jesús aprendía. Aprender es llegar a saber algo que antes se desconocía, supone un desconocimiento previo. Jesús, Dios, aprendía con su inteligencia humana, que desconocía cosas.
Aunque su naturaleza humana estuviera en contacto permanente con la naturaleza divina, mientras fuera un ser humano, la omnisciencia divina se la serviría en cuentagotas a la inteligencia humana a medida que la iba necesitando. Eso significa que no podía cometer errores, no podía equivocarse, pero sí podía no ser consciente de todo lo que la naturaleza divina omnisciente sabía.
Para no ser consciente de todo lo que eres y lo que en algún modo sabes no se necesita ser dos personas, una que sabe y otra que no. Yo misma cuanto tengo una cosa en la punta de la lengua es porque está en alguna parte de mi cerebro, pero no me es accesible de momento, por poner un ejemplo, aunque el caso de Jesús es distinto y único.
Lo que digo es que es posible que tuviera dos naturalezas una humana que aprende y otra divina que sabe y la única persona (divina) operar con la inteligencia humana que aprende en la medida que la divina que sabe le va transmitiendo cosas que le van siendo necesarias.
Saludos cordiales

-------------------------------------

Para dar una visión más completa, Santo Tomás reconoce cuatro ciencias o conocimientos distintos en Jesucristo: la ciencia divina, que tiene por su naturaleza e inteligencia divinas, con la cual conoce absolutamente todas las cosas; la ciencia humana de visión, por la cual Jesús, en su inteligencia humana, gozaba ya en su vida terrena la visión beatífica, es decir, veía a Dios cara a cara, la ciencia humana infusa, también sobrenatural, por la cual Jesús, con su inteligencia humana, conocía todo lo tenía relación con su misión (Santo Tomás va más allá y dice que con ciencia infusa Jesús conocía todo lo que humanamente puede saberse), y la ciencia humana adquirida, por la cual Nuestro Señor hacía experiencias y aprendía como todos nosotros.

Ninguna de estas ciencias o conocimientos humanos del Señor es Omnisciente, como sólo puede serlo su ciencia divina, porque la naturaleza humana, como toda naturaleza creada, es finita, y por tanto, ninguna inteligencia creada puede conocer absolutamente todas las cosas.

O sea que al hablar de lo que Jesucristo conoce o ignora, se debe especificar, no solamente según qué naturaleza se está hablando, la divina o la humana, sino, si se trata de la ciencia humana del Señor, también según cuál de las ciencias humanas de Jesucristo se está hablando.

En cuanto a la referencia al nestorianismo, es una de las formas en que se puede sostener que N.S. Jesucristo ignoraba algo absolutamente hablando, como el que es ciego no ve los colores absolutamente hablando, y no solamente por lo que respecta a su oído o a su olfato.

No es la única: también está el arrianismo (el Hijo no es Dios, por tanto, no tiene nada de raro que ignore algo absolutamente hablando), el kenotismo (Dios cambió en su naturaleza divina al hacerse hombre, perdiendo la Omnisciencia), o el adopcionismo (Jesús es un hombre que es simplemente hijo adoptivo de Dios, como somos todos los bautizados).

Saludos cordiales.

Saludos cordiales.
31/12/19 2:02 PM
  
Jaime
La gran mayoría de los católicos son muy ignorantes y les cuelan unas morcillas importantes.
En muchas misas se escucha a sacerdotes decir cosas que cuanto menos resultan chocantes y nadie se percata.
No es habitual (es rarísimo) que prediquen sobre el demonio (a la penúltima a la que fui se refirió el sacerdote a Satanás, sin nombrarlo, como "el espíritu del mal"), sobre el Infierno o en contra del aborto o la sodomía. Cuando son precisamente estos temas los que han provocado el extravío y el alejamiento de la moral de la mayoría de nuestros coetáneos, son los asuntos sobre los que ahora tocaría predicar día y noche porque en estos graves temas muchos cristianos se han dejado llevar por la corriente.
En España no se admite en ningún medio, especialmente radio o televisión, la crítica al aborto o a las uniones "homosexuales", quien lo hace se expone a graves insultos y conductas agresivas. Por eso los obispos callan, por eso han cancelado una misa por los niños abortados y por las mujeres que consideran abortar. Y celebramos a los mártires de 1931-1939, que eran asesinados y en muchos casos previamente torturados por negarse a blasfemar; qué paradoja.
La sodomía y el aborto son pecados nefandos que claman al Cielo. Son graves como pecado que el sujeto comete voluntariamente, pero adquieren una nueva dimensión, mucho más terrible, en cuanto son admitidos como comportamientos no sólo admisibles, sino incluso dignos de respeto y hasta admiración.
Dios, claro está, todo lo puede perdonar. A quién perdona y a quién no, nosotros no lo sabemos.
Pero justificar intelectualmente, apoyar o disculpar, estas aberraciones ¿no es oponerse a su Voluntad? ¿no es declararse enemigo suyo? ¿no han sido las principales armas de las que se han valido para derribar lo que de cristiano quedaba en Europa? ¿no es el pecado de Satanás, el decir: Tú no puedes decirme lo que está bien o mal?
Por eso no entiendo que a veces se pongan en el mismo nivel las relaciones homosexuales con la infidelidad conyugal, por ejemplo, porque siendo la segunda pecado grave, no es contra natura, y por eso mismo no puede ser utilizada como instrumento de derribo.

---------------------------------------

Lo del "espíritu del mal" es "peccata minuta" comparado con la negación de la existencia del diablo o de su carácter personal. Pero es muy cierto que los temas que Ud. menciona no son parte hoy día, por lo general, de la predicación en las parroquias y demás. Y que la formación catequética, nada más, es muchas veces muy deficiente en los católicos. La catequesis sufrió golpes terribles y devastadores después del Concilio, perdiendo su contenido doctrinal en muchos casos.

Saludos cordiales.
01/01/20 12:01 PM
  
Rafaelus
Enfatizar las prédicas católicas en el diablo, el infierno y la sodomía ¿ no es endemoniar la fe católica ?

La moral católica es mucho más amplia que lo sexual y la doctrina enseña mucho más que infierno y diablo ¿ o no ? Los protestantes de USA han desistido de la moral cristiana y la reducen la cacería de homox y a predicar el diablo y el infierno ¿ deberíamos ser como ellos ?

----------------------------------

Me parece que la pregunta debe ser la inversa, y que no debe dirigirse a nosotros, sino a la civilización actual. La vida humana es mucho más que el sexo y sobre todo, que la homosexualidad ¿porqué esta última se ha vuelto el tema central de nuestra cultura y la consigna de una verdadera dictadura ideológica que abarca buena parte del planeta?

Hasta el punto de infiltrarse en la misma Iglesia y producir espantosas ridiculeces como los pasajes que hemos podido conocer del informe de la PCB.

Me hace gracia que se diga que nosotros insistimos en la homosexualidad. ¿Hemos acaso sobornado a la PCB para que produjese ese informe? ¿No tenía la PCB absolutamente nada más interesante y urgente acerca de lo cual informar? ¿Hemos acaso hecho "lobby" para que los medios de incomunicación social estén todos los días tratando de vendernos la homosexualidad? ¿Hemos sido nosotros los creadores de la ideología de género?

A ver, es posible que los que durante los bombardeos de Londres se pasaban el día hablando de refugios antiaéreos fuesen unos obsesos. ¿Es que no hay cantidad de temas más interesantes que abordar que estar hablando de un túnel oscuro e incómodo en el que se apiña un montón de gente que no se conoce?

Además, si la prédica católica de hace unas décadas está bajo influencia demoníaca, eso debería ser más bien por el lado del terrible silencio que hay normalmente acerca del demonio y el infierno. En el Evangelio se habla del "demonio mudo". Pues eso.

Saludos cordiales.
02/01/20 9:41 PM
  
Rafaelus
Muchas gracias por sus respuestas, Néstor.

Tengan todos un feliz año 2020.
04/01/20 4:05 AM
  
Palas Atenea
Néstor: Aprovecho que está abierta aún esta página, aunque lo que voy a preguntar no tiene que ver con el asunto, pero ¿dónde podría hacerlo mejor que en su blog?. Acabo de recibir de una librería de viejo un libro escrito en 1933 por Theodor Haecker en el que formula dos principios:
1) Lo superior puede explicar lo inferior, lo inferior no puede nunca explicar lo superior.
2) La mutabilidad del hombre es inferior en un grado a su inmutabilidad.
¿Qué opinas de esto?

-------------------------------------

¡Hola, Palas, feliz año nuevo! Estoy totalmente de acuerdo con el primer principio, porque lo superior es tal precisamente por un "plus" de ser y por tanto, de bien (el ente y el bien son convertibles, dice la Escolástica), y entonces, es claro que ese "plus" no puede proceder de donde por hipótesis no está, es decir, de lo inferior, que por eso mismo es inferior.

En cuanto a la segunda frase, debería leerla en su contexto. Mirando solamente a las palabras, se me ocurre decir que la inmutabilidad del hombre se refiere a la naturaleza humana, que es efectivamente la misma en todo hombre que ha sido, es, será o puede ser, porque lo que no tenga esa naturaleza simplemente no es hombre, y además, un cambio en sus notas constitutivas la haría ser otra naturaleza distinta de la humana.

Y es que si leemos, por ejemplo, la Illíada, a pesar de las obvias diferencias culturales, no podemos dejar de percibir ahí nuestra misma naturaleza humana.

Saludos cordiales.
08/01/20 6:38 PM
  
sofía
Me pareció bien su respuesta, pero creo que el final de su contestación no estaba antes, o por lo menos no recuerdo haberlo leído.
Lo digo por esa definición del kenotismo: (Dios cambió en su naturaleza divina al hacerse hombre, perdiendo la Omnisciencia)
Eso puede ser un kenotismo mal entendido ese que habla de pérdidas, porque realmente lo que dice la kenosis en filipenses es que Dios al hacerse hombre renuncia al uso de sus privilegios divinos, entre ellos a la omnisciencia, renuncia a ellos en tanto en cuanto se ha hecho hombre, en la encarnación, en su naturaleza humana.
Que la omnisciencia la conserve la naturaleza divina del Verbo no quiere decir que como hombre sea omnisciente porque su naturaleza humana y su inteligencia humana no lo es.
Su inteligencia humana en comunicación con la naturaleza divina no puede equivocarse, pero no es omnisciente, ha renunciado a la omnisciencia, ignora cosas, aunque reciba de su naturaleza divina lo que necesita para su misión, no es omnisciente ese hombre que es Dios. Lo será su naturaleza divina, pero no la naturaleza humana, no el hombre Jesús, que sin embargo sigue siendo Dios, pero un Dios que se ha hecho un hombre de verdad. Como hombre ni es omnisciente ni es omnipresente, aunque podría serlo por su naturaleza divina, pero es que la encarnación consiste en hacerse humano, en renunciar a sus privilegios y aun conservando la naturaleza divina someterse a las limitaciones de la naturaleza humana, igual a nosotros en todo menos en el pecado.
Y esto lo digo precisamente porque creo que hay una sola persona divina con dos naturalezas, una humana y otra divina y encarnarse consiste en hacerse hombre, es decir, en autolimitarse según la naturaleza humana, en comunicación con la divina que no cambia, pero sin sus privilegios.
Saludos cordiales


-----------------------------

El problema ahí es que hay que distinguir entre "hombre" y "naturaleza humana". Lo primero significa la persona, el sujeto, que tiene la naturaleza humana, lo segundo, la naturaleza humana misma.

No son lo mismo. Que Fulano sepa inglés no quiere decir que la naturaleza humana sepa inglés, o que Mengano sea varón no quiere decir que la naturaleza humana como tal sea masculina.

El hombre es el sujeto concreto, completo, incluyendo sus notas particulares e individuales, la naturaleza es la parte, por así decir, de ese hombre que lo hace ser humano.

Al hacerse carne, el Verbo, la Segunda Persona de la Trinidad, asume personalmente una naturaleza humana, es decir, por la Encarnación, la naturaleza humana de Jesucristo subsiste en la Persona divina del Verbo como en su sujeto personal.

Por tanto, cuanto hablamos de "el hombre Jesús", estamos hablando del Verbo de Dios. En Jesucristo no hay persona humana, sólo hay la Persona divina. Su humanidad consiste en que esa Persona divina subsiste también en una naturaleza humana, además de subsistir, desde la Eternidad, en la Naturaleza divina.

Por tanto, al hombre Jesús hay que atribuirle todo lo que le pertenece a las dos naturalezas, cada una según su especificidad. Por tanto, la Omnisciencia, por su naturaleza divina, y la limitación de su conocimiento, por su naturaleza humana.

Y no hay contradicción, porque cada una de esas cosas se dice del mismo y único hombre Jesucristo desde dos puntos de vista diferentes: una, según su naturaleza divina, la otra, según su naturaleza humana.

La clave, como siempre en Cristología, es la distinción entre las dos naturalezas de Cristo y la unidad de su Persona divina. Esto ilustra el misterio inaccesible e insondable de la psicología del Verbo Encarnado, de lo cual obviamente no tenemos ni podemos tener experiencia alguna, pues nosotros tenemos una sola naturaleza, la humana, mientras que en la experiencia del hombre Jesús, por lo que nos dice la Revelación, coexisten la Omnisciencia, por su Divinidad, y la limitación del conocimiento, por su humanidad.

En conclusión, el hombre Jesús es Omnisciente, y su abajamiento no consiste en haber perdido la Omnisciencia, sino en haber asumido la limitación del conocimiento por lo que toca a su naturaleza humana, que sin embargo, no es la única que tiene.

Es Omnisciente, y al mismo tiempo, no lo sabe todo: lo primero, según su Divinidad, lo segundo, según su humanidad.

Pero como es el mismo hombre Jesucristo el sujeto de ambos atributos, no se le puede negar a ese hombre la Omnisciencia, porque sería negarle la Naturaleza divina, y con ella, la Encarnación.

Por eso yo ponía el ejemplo de la música, que la captamos con los oídos, no con los ojos, o de la pintura, que la captamos con los ojos, no con los oídos. No se puede negar por ello que somos capaces de percibir la música y la pintura, porque nosotros somos el único sujeto tanto de la vista como del oído, así como el hombre Jesucristo es el único sujeto tanto de la Omnisciencia, por su divinidad, como de la limitación del conocimiento, por su humanidad.

Solamente en un sentido relativo podemos decir que no percibimos la música, a saber, con los ojos, o que no percibimos la pintura, a saber, con los oídos. Y por eso, sólo en un sentido relativo se puede decir que el hombre Jesús ignora algo, a saber, por su naturaleza humana.

Porque no hay paridad entre tener algo y no tenerlo. Para tener algo, alcanza con tenerlo por alguna razón, sea la que sea, para no tenerlo, absolutamente hablando, hace falta que no se lo tenga por ninguna razón.

Saludos cordiales.
12/01/20 8:40 PM
  
sofía
Muchas gracias por su respuesta.
Entiendo lo que quiere decir, pero por eso decía yo que la persona divina que es Jesús al hacerse hombre no pierde la omnisciencia, sino que decide no usar de ese privilegio que pertenece a su naturaleza divina para ser realmente, y no aparentemente, igual en todo a los hombres menos en el pecado, creo que es algo así lo que se puede entender del concepto de kenosis de filipenses.
Partiendo de su comparación, vemos con los ojos, no con los oídos; pero si vd decide por solidaridad con los ciegos no usar la vista, y guiarse por el oído, el tacto..aunque no haya perdido la vista puede vendarse los ojos voluntariamente para ser en todo igual a los ciegos, y de hecho no ve, tiene que aprender a guiarse por otros sentidos, aunque si quisiera podría utilizar el privilegio de los videntes y ver, pero no hace trampas.
Saludos cordiales

--------------------------------------

Es que la igualdad con todos lo hombres, menos en el pecado, la tiene el Señor por su naturaleza humana, sin dejar por ello de ser una Persona divina el único sujeto de esa naturaleza humana y el único hombre Jesucristo que hay.

Ahora bien, el "no usar la Omnisciencia" en Jesucristo sólo podría entenderse por lo que toca a su naturaleza humana, o por lo que toca a su naturaleza divina. Lo primero no tiene sentido, porque la naturaleza humana no es Omnisciente, así que por ese lado no hay Omnisciencia alguna que no usar.

Y por el lado de la Naturaleza divina del Señor, por la Inmutabilidad divina, el "no uso" de la Omnisciencia tampoco es posible.

Además, el texto de Filipenses no dice en ninguna parte que el Señor haya "dejado de usar" (término absurdo tratándose del Dios inmutable) su Omnisciencia.

Saludos cordiales.
24/01/20 11:46 PM

Esta publicación tiene 5 comentarios esperando moderación...

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.