¿Por qué es tan importante que las lecturas de la Misa sean siempre de la Biblia?

Un amigo que estuvo en Holanda me contó que en una iglesia, supuestamente católica de allá, habían reemplazado una de las lecturas de la Misa por un texto no sé si era de Buda o de Confucio. A mí eso me pareció extraño pero él me dijo que estábamos muy atrasados en nuestros países. Yo la verdad no supe qué contestarle pero sigo pensando que no es correcto lo que hicieron allá. Así que la pregunta es: ¿Por qué es tan importante que las lecturas de la Misa sean siempre de la Biblia? Gracias por su ministerio. – Maria C.H.

* * *

La razón principal por la que las lecturas de la Misa vienen de la Biblia y sólo de la Biblia es por la unidad que tiene la celebración eucarística. Sabemos que tiene dos partes: Liturgia de la Palabra y Liturgia de la Eucaristía. Pero esas dos partes no están sencillamente yuxtapuestas sino que tienen una unidad intrínseca que debe preservarse, valorarse y enseñarse oportunamente.

En efecto, el Cristo que se nos da como alimento es el mismo que nos habla a través de su Palabra. Dice hermosamente la Carta a los Hebreos en su comienzo: “Dios, que muchas veces y de varias maneras habló a nuestros antepasados en otras épocas por medio de los profetas, en estos días finales nos ha hablado por medio de su Hijo. A este lo designó heredero de todo, y por medio de él hizo el universo. El Hijo es el resplandor de la gloria de Dios, la fiel imagen de lo que él es, y el que sostiene todas las cosas con su palabra poderosa.”

Esto nos indica que no leemos textos de la Escritura por llenar tiempo o para inspirarnos y decir cosas bonitas sino para reconocer a Cristo y para sentir hambre de Cristo–hambre que será oportunamente saciada en el banquete del sacramento eucarístico.

10 comentarios

  
Guillermo PF
A mí sin embargo me llama poderosamente la atención tantos y tantos pasajes y expresiones bíblicas que jamás he escuchado en misa, y llevo ya unas pocas. En este portal, curiosamente, raro es el día que no aparecen.
06/02/18 5:47 PM
  
Tulkas
Sí, y también es importantísimo que el ambón, en los Ritos en los que se emplea, como el Bizantino y el Moderno, sea EXCLUSIVAMENTE lugar de proclamación de la Palabra de Dios.

Ya cansa ver que se usa el ambón para dar avisos, para el panegírico de los difuntos, para que los del mercadillo solidario lo anuncien, para convocar actividades, excursiones, etc.
06/02/18 7:25 PM
  
Francisco Javier
Ir a la Iglesia a que el supuesto sacerdote me lea palabras de Buda o Confucio en lugar de la Biblia, pues mejor voy al parque a darle de comer a los pajaros.
06/02/18 7:53 PM
  
Roblete
A mi ya me cuesta mucho trabajo creer que todos estos desatinos teológicos y doctrinales se hagan con buena fe. Ese afán destructivo no nace de corazones bienintencionados. Pero no caigamos en el desánimo; tenemos las promesas de Cristo. Non praevalebunt.
06/02/18 8:23 PM
  
claudio
Con todo respeto, soy un viejo, he participado desde niño en numerosísimas ceremonias eclesiales litúrgicas, estudié en una Universidad Pontificia, anduve por mil caminos y a partir de determinada época encontré que lo que era idéntico en la liturgia hasta ese momento iba desapareciendo, me habían enseñado en Derecho Canónico que el principio "cada maestrito con su librito" no se aplicaba ni al CIC ni al Misal Romano y por ende tampoco a la IGMR, por lo que la Misa debía ser eso y no otra cosa, que tenía un orden único y que seguía la conducta de Cristo: enseñar la Palabra y luego la Eucaristía. Yo soy del siglo pasado es cierto, pero noto que en el siglo XXI se desprecia y se desatiende, por ignorancia, falta de preparación, mundaneidad, comodidad, moda y algunas veces por rebeldía el contenido del enorme Tesoro que que hemos recibido y no obtengo una explicación de por qué sucede y cómo es imposible detener ese proceso. He visto que el propio Papa en sus catequesis públicas de estilo escolar se ve obligado a aconsejar que los ritos se cumplan según está dispuesto, pide cosas básicas, que se respeten los textos bíblicos, el silencio, la oración, la adoración. Si el Papa lo pide es porque los obispos no lo hacen. Por qué pasan estas cosas estimado Dominico ?
06/02/18 8:46 PM
  
Pensador
Porque la tradición apostólica de la liturgia lo ha hecho así. Es interesante que en nuestra época moderna se replantee todo y haya que buscar argumentos "razonables" a cuestiones que están impregnadas de tradición en la Iglesia y un cierto misterio, que se reduce a la voluntad del Verbo de haber trasmitido tales o cuales ordenes a los apóstoles, estos a las primeras comunidades cristianas y luego su adopción en los ritos litúrgicos de manera estable.
06/02/18 9:20 PM
  
Gregory
Me parece insólito que se sustituya una lectura del Evangelio o cualquier otro de las Sagradas Escrituras por otro texto sea cual sea. Pero sucede, no se con cuanta frecuencia. Comulgamos con Cristo con su Palabra como con su cuerpo.
06/02/18 9:52 PM
  
Carmen
Pienso Fray Nelson que algún que otro sacerdote ya no soportan los Evangelios, tener que leerlo para después en su homilía contradecirlos, prefieren leer otras cosas que les venga mejor a sus extravios.
07/02/18 10:41 AM
  
Jordi
Claudio: en una época como la actual, con la información disponible de forma rápida, fácil y completa, el cometer tales delitos y pecados en la liturgia carece de ningún tipo de justificación. Es más, durante la misa trentina, estos desmanes no se producían. Sólo aparecieron justo con la finalización del Concilio Vaticano II. Por lo tanto, y dado que el obispo es el superior responsable de la buena celebración de las misas en su diócesis, yo imputo dicha responsabilidad en general a los obispos desde 1965, han pecado y delinquido por tolerancia y disimulo de forma continuada, sabían desde hace más de 50 años de los abusos continuados en el culto, y no han hecho nada, pues su querer es laissez faire, laissez passer, puro neoliberalismo litúrgico seguido por los progresistas modernistas, curiosamente. Marx en Manchester.
07/02/18 8:57 PM
  
Ikari
Tengo entendido que el vínculo entre las lecturas bíblicas y la Eucaristía es tan fuerte que incluso llamamos Nuevo Testamento por una trasliteración de "Nueva Alianza" (novi testamenti / novum testamentum) en latín y que se dice en la consagración y encuentra en los mismos evangelios. Ello indica que desde épocas muy tempranas la Eucaristia estuvo asociada a las lecturas bíblicas.

Mateo 26,28 hic est enim sanguis meus novi testamenti, qui pro multis effunditur in remissionem peccatorum.

Marcos 14,24 Hic est sanguis meus novi testamenti, qui pro multis effunditur.

Lucas 22,20 Similiter et calicem, postquam cenavit, dicens: “ Hic calix novum testamentum est in sanguine meo, qui pro vobis funditur

¿es correcto?

Nota de fray Nelson: A mí me parece que tu punto de vista es interesante, correcto y apunta a algo muy profundo: la celebración del sacramento conecta con los términos de la Alianza, la cual no es otra cosa sino la síntesis y propósito de toda la Sagrada Escritura. GRACIAS.
14/02/18 1:15 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.