De los Fariseos y el Talmud

De los Fariseos y el Talmud

 jesus y fariseos

I.

El pasado 9 de mayo, el Soberano Pontífice dirigió una alocución a los a los profesores y estudiantes del Pontificio Instituto Bíblico que habían participado de un congreso titulado “Jesús y los fariseos. Una revisión interdisciplinaria”.

El Papa advirtió que “para muchos judíos, sin embargo, los fariseos son los fundadores del judaísmo rabínico y por lo tanto sus ancestros espirituales[1]. Esto es indudable ya que después de las guerras judías contra el Imperio Romano, el partido fariseo dominó todo el pueblo judío. En efecto, como enseña Mons. G. Podestá, después de la Caída de Jerusalén, profetizada por nuestro Señor, liderada por Tito, todo el judaísmo se volvió íntegramente farisaico ya que al caer Jerusalén en el 70 d. C., murió o fue esclavizada casi todas la nobleza judía -que combatió hasta el final-, pero algunos fariseos se fugaron oportunamente del interior de las murallas encabezados por el rabino Ben Zakkai Yochanan, que se escapó escondido en un féretro. Los fariseos fugados celebraron el Concilio de Jamnia, conformando el nuevo Sanedrín, que desde entonces, hasta el día de hoy, es exclusivamente fariseo, el cual condenó y quemó toda la literatura religiosa no-farisea. El fariseísmo entonces codificó su moral y este código se llamó “Talmud”, al cual nos referiremos en este brevísimo artículo introductorio.

El Santo Padre exhortó a los presentes, y por tanto a la Iglesia toda, a emprender una “investigación interdisciplinaria sobre las cuestiones literarias e históricas concernientes a los fariseos[2] lo cual “contribuirá a adquirir una visión más veraz de este grupo religioso[3], lo cual es importante ya que, como aclaraba el Papa, necesitamos conocer a nuestros vecinos y saber quiénes son[4]. El mismo Papa aclaró que “entre los cristianos y en la sociedad secular, en varios idiomas la palabra fariseo a menudo significa persona hipócrita o presuntuosa[5]. En la misma línea, Orígenes, comentando Mt XXIII, 27-28, señala que los fariseos “aparecen llenos de hipocresía y de iniquidad, comparados a los huesos de los muertos y a toda clase de inmundicia. Por esto dice el Salvador: “Ay de vosotros, escribas y fariseos que sois semejantes a los sepulcros”[6], lo cual se entiende mejor al leer Mt XXIII, 29-31, donde el Señor dice ““¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas! (…) sois hijos de aquéllos que mataron a los profetas“, esto es, como resume San Jerónimo, “los reprende como hijos de homicidas[7]. San Juan Crisóstomo, comenta esta divina imprecación de este modo: “¿Cómo puede llamarse hijo de un homicida a aquél que no participa del modo de pensar de su padre? Desde luego se comprende que de ninguna manera[8]. El Santo Padre, en la citada alocución, hizo mención a “los relatos, a veces polémicos, acerca de los fariseos en el Nuevo Testamento[9], los cuales, como acabamos de señalar, fueron comentados por los Santos Padres.

El Soberano Pontífice en la dicha alocución, promovió que se proceda a “relacion[ar] credos y disciplinas con la intención de alcanzar una comprensión más madura y precisa de los fariseos, [lo cual] permitirá que se les presente de una manera más apropiada en la enseñanza y en la predicación[10].

 talmud

II.

Haciéndonos eco del llamamiento papal a hacer un estudio interdisciplinario del fariseísmo (que es casi como decir del judaísmo rabínico[11]) y a buscar “alcanzar una comprensión más madura y precisa de los fariseos”, proponemos que se proceda a hacer una revisión interdisciplinaria del Talmud, que, como vimos, es el código del derecho fariseo, desde el siglo II d. C.

Ahora bien, como el Talmud es un libro muy voluminoso (ocupa 14 ó 15 volúmenes) proponemos comenzar su lectura leyendo el libro del padre Pranaitis, cuyos escritos son la principal fuente de nuestras líneas. Quien no comparta las conclusiones del padre Pranaitis, debería fundamentarlo, lo cual no parece fácil. Al menos, en nuestro caso.

Mas, ¿quién fue el olvidado Padre Pranaitis? Veámoslo brevemente.

El Padre Iustinus Bonaventura Pranaitis fue un Sacerdote Católico que doctorado en Teología, fue profesor de idioma hebreo en la Academia Imperial Eclesiástica de la Iglesia Católica en el viejo San Petesburgo. Él publicó un libro titulado “Christianus in Talmude Iudaeorum” (“Los Cristianos en el Talmud Judío”). La edición original de este libro fue publicada en formato bilingüe, en hebreo y en latín, hace casi 130 años, esto es, en 1892, en el Taller de la Imprenta de la Academia Imperial de Ciencias de San Petesburgo. El libro fue publicado con el imprimatur de Su Exc. Rev. Mons. Francisco Albino Simon, Arzobispo Metropolitano de Moghileff, que era a su vez Doctor en Teología, Profesor, Miembro del Ordinum Equiti y Rector de la Academia Católica Eclesiástica Petropolitana, concedido el13 de abril de 1892. El padre Pranaitis le dedicó este libro a su superior eclesiástico, esto es, al Mons. Simon.

El libro versa sobre las enseñanzas talmúdicas, y por ende, fariseas y judeo-rabínicas, sobre los cristianos. Es una obra erudita que transcribe las principales citas del Talmud sobre los cristianos. Las transcribe del hebreo y las traduce cuidadosamente al latín (la obra luego fue traducida del latín a muchos idiomas, incluso el español, cuyo facsímil es accesible online). El libo está dividido en dos secciones: la primera trata sobre las enseñanzas del Talmud respecto a los cristianos, y la segunda, sobre las reglas que los judíos están obligados a cumplir en su convivencia con los cristianos.

El lector es libre de coincidir, o no, con el trabajo del padre Pranaitis, pero quien ose criticar este libro deberá ser tan cuidadoso como Pranaitis en documentar sus argumentos con el mismo rigor científico. Hasta el día de hoy, nadie lo ha refutado. Como el autor aclara en la dedicatoria, el libro, si bien es pequeño, “ha sido preparado con mucho esfuerzo y esmero”. Fue tal el esmero sacerdotal puesto en la realización de esta obra que el Padre Pranaitis, en la dicha dedicatoria, incluyó lo siguiente: “Que estas páginas sean para Su Excelencia la prueba de mi eterno y sincero cariño y gratitud”.

Previendo el autor vanas impugnaciones, en su Prólogo, señaló lo siguiente: “Para no ser acusado de utilizar un texto desvirtuado del Talmud o de no haberlo interpretado correctamente, como ha sucedió generalmente con aquellos que han intentado develar las enseñanzas secretas de los judíos, he colocado un texto hebreo frente al texto en latín”.

El padre Iustinus Pranaitis no sólo era un erudito sobre el tema de su libro, sino que advirtió que su vida corría peligro y así fue: fue degollado, aparentemente por la Cheka durante la revolución bolchevique en Rusia. El crimen de la Cheka contra el padre Pranaitis le impidió a este erudito Sacerdote de Dios cumplir con el noble propósito que declaró por escrito a Mons. Simon, al manfiestarle lo siguiente: “Bendígame también para que muy pronto pueda realizar obras más grandes para la gloria de Dios”.

El padre Pranaitis sabía que este libro sobre el Talmud le podía costar la vida y por eso, escribió un martirial epílogo, casi profético, del que reproducimos un haz de fragmentos: “habrá muchos que se convertirán en mis enemigos por haber de este modo testimoniado la verdad. (…) Todos vaticinaron que perecería (…). Al intentar impedirme que prosiguiera con mi obra algunos me rogaron que me acordara del destino del Profesor Charini (…) Otros me hicieron acordar del destino del monje Didacus de Vilna (…) Cualquier cosa que me sobreviniera por lo que he hecho, lo sufriré alegremente. Estoy preparado para hacer entrega de mi vida[12].

 talmud

III.

 

Como indica el padre Pranaitis en el Prólogo de la citada obra, el Talmud, desde que fue compuesto, es el código de moral inalterable por el cual la vida religiosa y social de los judíos ha sido regida hasta el día de hoy”.

La realidad es que, salvo que Pranaitis haya publicado fraudulentamente citas inexistentes del Talmud (lo cual jamás fue probado y, hasta donde nos consta, ni siquiera postulado), se debe concluir que la visión talmudista y, por tanto, farisaica, sobre el Cristianismo, y aun sobre nuestro señor Jesucristo y la Virgen Santísima, es negativa in extremis.

Mas, al fin de cuentas, esto no es sorprendente ya que “los fariseos son los fundadores del judaísmo rabínico y por lo tanto sus ancestros espirituales[13]. En la misma línea, el famoso filólogo y rabino francés Isidore Loeb (1839-1892), Profesor de Historia Judía en la Escuela Rabínica, secretario de la Alianza Israelita Universal y fundador de la biblioteca de esta entidad, apelando a una lógica inflexible, escribió lo siguiente: “¿Qué hay de sorprendente en que se hallen en el Talmud algunos ataques contra Jesús? Lo singular sería que fuese de otra manera, y si hay que admirarse de algo, es de que esos ataques no sean mayores[14]. Loeb espetó semejante confesión en la célebre Revue de Etudes Juives, de la cual fue uno de sus mayores colaboradores[15]. Como señala Pranaitis, “el pensamiento de los cristianos acerca del Talmud está comprobado ampliamente por los numerosos Edictos y Decretos que se han publicado sobre el mismo, por medio de los cuales las autoridades de la Iglesia y el Estado lo han proscrito muchas veces y han condenado sea arrojado al fuego[16]. En efecto, el Emperador Justiniano prohibió la difusión del Talmud; los Papas Gregorio IX e Inocencio IV mandaron quemar el Talmud por contener vilezas y blasfemias contra los cristianos y muchas horribles herejías; Julio III, Pablo IX, Pío IV, Pío V, Gregorio XIII, Clemente VIII, Alejandro VII, Benedicto XIV y otros Soberanos Pontífices condenaron el Talmud. León XIII, entre otros Papas, incluyó al Talmud en el Index de libros prohibidos[17].

Como señala Pranaitis, el Talmud es “el libro doctrinario que por sí solo expone y explica completamente toda la ciencia y enseñanza del pueblo judío[18].

El mismo autor explica que “es suficientemente conocido que antes del nacimiento de Cristo, existían en Palestina colegios en los que se enseñaba literatura sagrada. Las interpretaciones de los doctores de la ley se registraban sobre cartas y listas como una ayuda memoria, las que una vez recopiladas, constituyeron los comienzos del Talmud judío. En el siglo segundo después de Cristo, el rabino Jehuda, llamado El Santo y El Príncipe, advirtiendo que la ciencia de los judíos disminuía, que su ley oral se estaba perdiendo, y que los judíos se estaban dispersando, fue el primero en considerar los medios de restaurar y preservar su ley oral. Recopiló todas las listas y cartas y formó, de éstas, un libro que se llamó el Sepher Mischnaioth, o Mischnah, un Deuterosis, o segunda ley. Lo dividió en seis partes, las que fueron a su vez divididas en muchos capítulos[19]. Como indica Pranaitis, el Mischnah es el fundamento y la parte principal de todo el Talmud. Este libro fue aceptado en todas partes por los judíos y fue reconocido como el auténtico código de la ley. Luego, el Talmud fue ampliado con una serie de interpretaciones y resoluciones de los Doctores de la Ley[20]. Esta ampliación es conocida como la Gemarah. En suma, “el Mischnah sirve primeramente como una especie de texto de la ley[21] y “el Gemarah como un análisis de las diversas opiniones que conducen a las resoluciones definitivas[22]. El Gemarah es doble: hay una Gemarah de la Escuela de Jerusalen (tiene 39 capítulos), cuyo autor es el rabino Jochanan quien la finalizó en el 230 d. C., y una Gemarah de la Escuela de Babilonia. La Gemarah babilónica consta de 36 capítulos y fue compilada por varios rabinos (Aschi, Maremar y Abina) desde el 327 d.C. hasta alrededor del año 500 d. C. Esta última es la “que ha sido siempre tenida en el más alto concepto por los judíos de todas las épocas[23].

Al binomio Mischnah-Gemarah se agregaron 4 textos más, todos los cuales conforman el Talmud: las notas marginales o comentarios colegiales (Tosephoth, hecho por el rabino Ascher), los comentarios extra-colegiales (Baraiethoth), el completamiento de los comentarios (Piske Tosephoth) y el Perush del célebre rabino Maimónides (autor tantas muchas refutado por Santo Tomás de Aquino en la Summa Theologica), y el rabino Schelomo. Estos 6 textos conforman el Talmud corriente, mas hay 4 breves tratados agregados por escritores y expositores posteriores: el Massekheth Sopherim (sobre los Escribas), el Ebhel Rabbeti (sobre el duelo), el Kallah (sobre la novia y su adquisición) y el Massekheth Drekii Erets (sobre la conducta).

El Talmud corriente, compuesto de 63 libros (524 capítulos), está dividido en 6 partes principales (“los 6 preceptos”), cada parte está dividida en libros (Massiktoth) y cada libro en capítulos (Perakim).

La 1ª parte se titula Zeraim, se refiere a las semillas y contiene 11 libros (el libro 4to, v.gr., trata sobre las distintas mezclas de semillas y el 7mo sobre los diezmos de los levitas).

La 2ª parte se titula Moed, se refiere a las fiestas y contiene 12 libros.

La 3ª parte se titula Naschim, se refiere a las mujeres y contiene 12 libros (el 4to, v.gr., trata sobre el divorcio, y el 7mo sobre la mujer sospechosa de adulterio).

La 4ª parte se titula Nezikin, se refiere a los daños y contiene 10 libros (el 5to, v.gr., trata sobre los 39 flagelos dados a los criminales).

La 5ª parte se titula Kodaschim, se refiere a lo sacro y contiene 11 libros.

La 6ª parte se titula Tohoroth, se refiere a las purificaciones y contiene 12 libros, que, entre otros temas, se refiere a la purificación ritual de los utensilios domésticos y de las carpas, a la gonorrea y a cómo las cáscaras de fruta portan “impurezas rituales”.

Ahora bien, como el Talmud era tan extenso y desordenado, el rabino Alphassi, en el s. XI, hizo un resumen llamado Halakhoth. Como también este resumen fue desordenado, Maimónides (llamado “El Águila de la Sinagoga”) hizo otro resumen y la Sinagoga lo condenó a muerte por agregar ideas filosóficas y leyes inventadas por él. El rabino Ascher expurgó el resumen de Maimónides, publicando el Arbaa Turin. Mas, como Alphassi, Maimónides y Ascher se contradecían en muchos puntos, el rabino palestinense Joseph Caro comentó el Arbaa Turin, publicando el Schulchan Arukh. Pero, como este libro no le gustó a los judíos occidentales, el rabino Mosche Isserles comentó el Schulchan Arukh, publicando el Darkhe Mosche, que tiene el mismo valor que el Schulchan en oriente. Hoy, el Schulchan Arukh es el “Código de Ley obligado de los judíos” y aun hoy es considerado más importante que las Sagradas Escrituras[24] y ésto se da a tal punto que en el Tratado Sanhedrin (X, 3, f. 88b) dice que “aquel que quebranta las palabras de los escribas peca más gravemente que aquellos transgresores de las palabras de la ley”. En la misma línea, en el libro Mizbeach (cap. V) se dice que “no existe nada superior al Sagrado Talmud”. Como señala Pranaitis, “los defensores contemporáneos del Talmud se expresan acerca de él de la misma manera[25].

La primer edición impresa íntegra del Talmud es la de Daniel Bomberg y fue publicada en Venecia entre 1520 y 1523, conservada (al menos hasta 1892), v.gr., en el Hall Imperial de la Biblioteca de Viena, de donde se hicieron muchas copias[26]. De fines del siglo XVI al comienzos del XVII, muchos famosos pensadores se dedicaron a estudiar el Talmud y entonces “los judíos temiendo por sí mismos, comenzaron a expurgar las partes del Talmud que abiertamente eran hostiles hacia los cristianos[27], mas “los libros judíos fueron publicados posteriormente en Holanda (país que recibía muy gentilmente a los judíos expulsados de España) con muy pocas mutilaciones. El Talmud que se publicó allí en 1664-1648 es casi similar a la edición veneciana[28]. Pranaitis, para su libro, usa la edición del Talmud publicada en Amsterdam en 1644-1648 y la edición del Schulchan Arukh publicada en Venecia en 1594.

 judios

IV.

 

Lo dicho nos permite, transcribir algunos poquísimos de los pasajes del Talmud, siguiendo la traducción castellana de la obra de Pranaitis. Con esta selección de citas, hecha casi al azar, damos por concluido este breve articulo introductorio sobre el Talmud y el Fariseísmo. Estas citas pueden resultar muy ofensivas para quienes las lean, por lo que hacemos nuestra la advertencia del padre Pranaitis: “si a ti lector cristiano te ha causado repugnancia leer las horribles blasfemias contenidas en este libro, no desahogues tu cólera contra mí. No he afirmado al comienzo que iba a narrar algo agradable, sino meramente que iba a mostrar lo que el Talmud enseñaba sobre los cristianos[29]. Mas, veamos algunas citas sin más proemios…

El Talmud sostiene que los bienes de los no-judíos pertenecen a los judíos, como se lee en el libro IIIº del Nezikin (Babha Batra, 54b), que dice: “todas las cosas pertenecientes a los Goim son como el desierto; la primera persona que llega y se las lleva puede reclamarlas como suyas”.

El Talmud sostiene que los judíos pueden defraudar a los no-judíos, como se lee en el libro Iº del Nezikin (Baba Kama, 113b), que dice: “Está permitido defraudar a un Goi”.

El Talmud sostiene que los judíos pueden mentir para condenar a un cristianos, como se lee en el libro Iº del Nezikin (Baba Kama, 113b), que dice: “El nombre de Dios no es profanado cuando, por ejemplo, un judío miente a un Goi diciendo: “Yo le dí algo a tu padre, pero él está muerto; tú me lo tienes que devolver”, siempre que el Goi no sepa que tú estás mintiendo”.

Los cristianos son considerados “herejes” por el Talmud. Ahora bien, el Talmud sostiene que a los herejes (y, por tanto, a los cristianos) se los debe matar, como se lee en el libro IXº del Nezikin (Aboda Zarah, 26b), que dice: “A los herejes, traidores y apóstatas se los debe arrojar dentro de un pozo y no deben ser rescatados”. El mismo pasaje llega a decir esto: “Se los debe matar aun a los mejores de los Goim”.

El Talmud sostiene que un cristianos merece la muerte si se lo encuentra estudiando el Talmud, como se lee en el libro IVº del Nezikin (Sanhedrin, 59a), que dice: “el rabino Jochanan dice: un goi que escudriña dentro de la Ley es culpable de muerte”. Esperemos que no nos maten por haber escrito esta introducción al Talmud.

Después de haber leído esto se entiende una de las invectivas que nuestro señor Jesucristo, manso y humilde de corazón, les dirigió no sólo a los fariseos, sino a la totalidad (moral, no matemática) de los judíos: “Vosotros sois hijos del diablo, y queréis cumplir los deseos de vuestro padre. Él fue homicida desde el principio (…) él es mentiroso y padre de la mentira” (Jn VIII, 44). Santo Tomás en la célebre Catena Aurea cita a San Agustín, quien comentando esta caritativa corrección escuetamente señala lo siguiente: “Los judíos eran hijos del diablo, porque lo imitaban, no porque hubiesen nacido de él[30] y a Alcuino, quien precisa lo siguiente: “como Dios es la verdad, el Hijo de Dios verdadero dice la verdad; mas los judíos, como eran hijos del diablo, se separaron de la verdad”.

 

Que el Niño Jesús nos bendiga a todos,

 

Padre Lic. Federico Highton, S.E.

Mayo de 2019



[1] S.S. Francisco, Discurso del Santo Padre Francisco a los profesores y estudiantes del Pontificio Instituto Bíblico, 9 de mayo de 2019, Sala Clementina.

[2] Ibidem.

[3] Ibidem.

[4] Cf. ibidem.

[5] Ibidem.

[6] Orígenes, homilia 25 in Matthaeum. Este pasaje es citado en la Catena Aurea, de Santo Tomás de Aquino.

[7] Cf. Catena Aurea.

[8] San Juan Crisóstomo, homiliae in Matthaeum, hom. 74,1.

[9] S.S. Francisco, Discurso del Santo Padre Francisco a los profesores y estudiantes del Pontificio Instituto Bíblico.

[10]  Ibidem.

[11] Cf. S.S. Francisco, Discurso del Santo Padre Francisco a los profesores y estudiantes del Pontificio Instituto Bíblico: “para muchos judíos, sin embargo, los fariseos son los fundadores del judaísmo rabínico y por lo tanto sus ancestros espirituales”.

[12] I. Pranaitis, Christianus in Talmude Iudaeorum, trad. esp., p. 85-86.

[13] S.S. Francisco, Discurso del Santo Padre Francisco a los profesores y estudiantes del Pontificio Instituto Bíblico.

[14] I. Loeb, Revue de Etudes Juives, t. I, p.256.

[15] Esta revista se encuentra online publicada en archive.org:  https://archive.org/details/revuedestudesj01soci/page/256 ).

[16] I. Pranaitis, Christianus in Talmude Iudaeorum, trad. esp., p. 23.

[17] Cf. ibidem, p. 23-24.

[18] I. Pranaitis, Christianus in Talmude Iudaeorum, trad. esp., p. 15.

[19] Ibidem, p. 15-16.

[20] Cf. ibidem, p. 16.

[21] Ibidem.

[22] Ibidem.

[23] Ibidem.

[24] Cf. I. Pranaitis, Christianus in Talmude Iudaeorum, trad. esp., p. 22.

[25] Ibidem.

[26] Cf. I. Pranaitis, Christianus in Talmude Iudaeorum, trad. esp., p. 24.

[27] Ibidem.

[28] Ibidem

[29] Ibidem, p. 85.

[30] San Agustín, In Joannem, tract. 42.

26 comentarios

  
Santiago Pizano
... evangelizar a los hebreos. Yo lo hice y me encontré una hostilidad diabólica. De todas maneras no hay que rendirse.



...…...…………………….

Santiago

Tuve que cortar la primer frase pues creo que iría contra las reglas de este portal.
Un fuerte abrazo
Padre Federico
29/05/19 3:43 PM
  
Català
Que el Talmud es algo posterior y distinto al judaísmo que vivió Jesús, no tengo duda alguna. Y mucho más aún lo será la Cábala, en que no entiendo como los mismos judíos lo aceptan como algo válido.

Pero ponerme a Pratinatis como ejemplo cuando sus conocimientos de hebreo han sido muchas veces puestas en entredicho (juicio del libelo de sangre supuesto de MM Beilis), se le secularizó y demás, pues...

Con todo, algunos tratados del Talmud recogen tradiciones que Cristo practicó, pudiendo, por ejemplo, en la Mishnah (dentro de esta, en la Berakoth), acercarnos al rito litúrgico de cena fraterna que en muy poco debió diferir respecto a la Última Cena que encontramos en los Evangelios.

Temo que puedan a veces acusarnos de conspiranoicos.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

Estimado

1.- Cite al menos una fuente seria que pruebe que las dudas sobre el manejo del hebreo del Padre Pranaitis sean dudas serias. No se base en Wikipedia ya que Wikipedia no es una fuente ni científica ni parcial.
2.- Que el padre Pranaitis en el interrogatorio de un juicio penal supuestamente (no consta esto) se haya olvidado el significado de algunas palabras difíciles, no significa que su conocimiento hebreo no haya sido eximio.
3.- Nadie jamás, hasta donde nos consta, ha afirmado que la traducción del Padre Pranaitis (en el libro sobre el Talmud) haya sido mal hecha. Nadie. Si Ud, o quien sea, quiere probar que alguna de sus traducciones fue errada, que lo afirme y que lo pruebe.
4.- Si las supuestas faltas en el dominio del hebreo de Pranaitis, convierten su traducción en mentirosa, diga qué parte de la traducción incurre en falsedades.
5.- Si las supuestas faltas en el dominio del hebreo de Pranaitis, convierten su traducción en morfologicamente deficientes, diga que partes de la traducción serían deficientes.
6.- Quien objete el nivel de hebreo de Pranaitis, debería, en principio, saber más hebreo que el que sabía Pranaitis o citar fuentes que sepan más hebreo que él.
7.- El Talmud no es la única fuente donde los judíos dicen estas aberraciones contra Cristo y los cristianos. Hay varias fuentes más, cuyas traducciones jamás fueron cuestionadas. El Talmud no es la única fuente judía en la cual los judíos se expresan del modo que se expresan contra nuestro Señor Jesucristo y los cristianos, lease sino El Zohar. Hay un sinfín de fuentes hebreas, cuya traducción nadie puso en duda porque fueron traducidas por los mismos hebreos. Son fuentes concurrentes, coincidentes y convergentes con el Talmud.
8.- Que supuestamente lo hayan secularizado (quién lo dijo? Wikipedia?) al traductor -en este caso, el padre Pranaitis-, no implica que la traducción esté mal hecha. O acaso los laicos no pueden traducir un libro?
9.- Sus objeciones son falacias ad hominem y falacias de cambio de asunto: como no se puede refutar el tema de fondo (que son las aberraciones del Talmud), se emplean refutaciones colaterales o tangenciales y puramente fuera de tema central. Supongamos que fuera reducido al estado laical, no hay un sequitur lógico que implique que el Talmud no dice lo que dice Pranaitis. Supongamos que Pranaitis no era un especialista en hebreo: aun así, los eventuales objetores tienen que probar cuáles son las partes en las cuales la supuesta no-especialidad le jugó una mala pasada y por lo tanto cometió un error.
10.- Ud teme que nos acusen de conspiranoicos. Acá no hay ninguna conspiración. El Talmud es un texto al alcance de todos. De todos modos, a Cristo lo mató una conspiración.
11.- No tiene sentido hablar de ninguna conspiración en este caso. Acá el tema es uno solo: o lo que dice el Talmud, traducido por Pranaitis, es falso o es verdadero. Si es falso, los objetores tienen que probar qué partes son falsas y si es verdadero, los talmudistas tienen que hacerse cargo de lo que han dicho en contra de Jesús y los cristianos.

En Dios

PF
29/05/19 4:46 PM
  
Ricardo de Argentina
Muchas gracias por este valiente artículo suyo, Padre, que me confirma en algo que ya suponía: LA CONSPIRACIÓN FARISAICA CONTRA CRISTO Y LOS CRISTIANOS, ES DEL MISMO NIVEL AHORA QUE EN LOS TIEMPOS DE NSJC.
Los fariseos de hoy, son clones de los de ayer. Y con similar poder político, sólo que ahora a nivel mundial.
Y sus conspiraciones de ayer, un calco de las de hoy. Y a quien ose hablar de ellas, aunque sea tan sólo sugiriendo su existencia, le endilgan inmediatamente el sambenito ridiculizante de "conspiranoico".
Nada nuevo bajo el sol.
(…)
El fariseísmo nos rodea.
Rezaré por el alma del P. Pranaitis, aunque sospecho que se ha hecho acreedor a la palma del martirio cristiano.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..


Estimado Ricardo

He debido suprimir una frase, con la que estoy de acuerdo, pero no quiero correr el riesgo de apartarme de las normas de este portal. Ya la vez pasada me advirtieron sobre esto. Lo mismo vale para la frase que le suprimí a Santiago.
El Padre Pranaitis es, sin duda, un Mártir. Ora pro nobis!


A todos los lectores:

Aclaro que cada comentarista es dueño de sus comentarios. No me hago responsable de los mismos.

En Dios

Padre Federico
29/05/19 5:46 PM
  
C.V.
Interesantísmo.

Le van a acusar de "pecar" contra el ecumenismo. Espero que al menos recicle convenientemente :-D

Saludos.




//////////////////////////////////


Jajajajaja

PF
29/05/19 5:55 PM
  
Juan Andrés
Bueno, hubo otrora un hombre que donde dice goim le puso hombres del libro y judíos y le salió algo parecido llamado "Corán".
29/05/19 8:10 PM
  
Ricardo de Argentina
Totalmente de acuerdo Padre, entiendo la censura porque conozco las normas del portal, aunque pensé que con la que está cayendo, podía haberse dado algún cambio.
Veo que todavía no, pero ya verá usted cómo caerán las murallas de Jericó. Y creo que no dentro de mucho tiempo.
29/05/19 8:37 PM
  
Tulkas
Por un lado el NT es absolutamente incomprensible si es extraído de su contexto: el judaísmo hasta el año 70. Pero claro, esos hebreos eran aún herederos de la Promesa hecha a Abraham, et SEMINI EIUS.

Por eso san Pablo dice lo que dice a los Romanos.

Que un resto de Israel se convertirá al final de los tiempos es una gran esperanza.

Mientras tanto los que se convierten son un Don para la Iglesia, si se convierten trayendo el espíritu del AT.

29/05/19 9:14 PM
  
Ricardo de Argentina
¡Exacto, Juan Andrés!
Ambas son doctrinas basadas en la discriminación más brutal y el odio.
Ambas son semitas.
Ambas prosperan exactamente en la medida en que decae la doctrina de Cristo, el Dios verdadero, el Amor por excelencia.
Causa y efecto.
Por eso el antisemitismo es un error. Dios no quiere antisemitismo sino que se predique su Palabra y que los hombres se salven.
Ése es el mejor remedio contra el odio semítico.
Mejor dicho: el único remedio eficaz.
29/05/19 9:27 PM
  
Català
Estimado Padre Federico,


Sobre sus objecciones, no digo que el Talmud no diga eso, solo manifestaba la no conveniencia, a mi parecer, de referir al dicho Pratinatis, por lo que, efectivamente, como ud. afirma, mi crítica era ad hominem. Es algo que no veo necesario; las mismas referencias al Talmud podrian haberse hecho directamente a este, por ejemplo aquí está el 113b de Bava Kamma sobre a quien se puede engañar: https://www.sefaria.org/Bava_Kamma.113b

Como he dicho al principio de mi mensaje, estoy persuadido de que el Talmud dista mucho de la vida judía espiritual que vivió Jesús, la Vírgen y los santos; aun cuando en el Talmud pueda haber también contenido que estos sí observasen. También creo que es algo bastante claro que el concilio judío de Jamnia tuvo una clara motivación reaccionaria ante el cristianismo, por razones bastante lógicas (también aquí se estableció quitar del canon judío los libros deuterocanónicos y de aquí tomó el canon Lutero).
Con todo, decir que el fariseismo de tiempos de Jesús y el que elaboró el Talmud, no tienen por qué ser necesariamente iguales y tampoco creo que deba afirmarse que todos fueran malos; sí que en general la mayoría tiene el comportamiento que describen los evangelios, pero también es digno de mención como algunos fariseos eran seguidores de Jesús antes y después de su Pascua (contrariamente, por ejemplo, a los saduceos, que casi en ningún momento manifiestan interés por él, no buscando ni siquiera polémica) cosa que podemos ver en los Evangelios o en los Hechos de los Apóstoles. Quiero suponer que la intención del Santo Padre es mirar un poco esto último; pero en general encuentro el judaísmo del primer siglo con no tanta relación respecto al judaísmo que hoy día se practica. No creo que llegar a la conclusión de había fariseos buenos o que eran todos malos o que unos tal o nosequé vaya a cambiar nada respecto a la situación presente.

¡Paz!


……


Estimado Catalá

Gracias por proveer el enlace con citas talmúdicas. De todos modos, debemos saber que no necesariamente todos los pasajes talmúdicos estarán en internet y no necesariamente estarán bien traducidos ya que hay pasajes que son políticamente muy pero muy incorrectos o, mejor dicho, muy pero muy aberrantes, como los transcriptos en nuestro escrito.
Más alla de lo dicho, es bueno traer a colación la obra de Pranaitis ya que muchos conocen estos temas en buena parte gracias a él y ya que él murió mártir por difundir estas verdades.
El fariseismo de tiempos de Jesús y el que elaboró el Talmud, no tienen por qué ser necesariamente iguales, pero son esencialmente iguales, con diferencias accidentales o secundarias.

No debe afirmarse que todos (numéricamente todos) los fariseos fueran malos pero sí que todos (moralmente todos) lo fueron y lo son, con maldad objetiva, sin juzgar sus intenciones, que sólo Dios las conoce. Debe afirmarse que el fariseísmo como doctrina, como forma mentis y como estilo de vida es un error, un desvarío y una corrupción.
El judaísmo del primer siglo tiene íntima relación respecto al judaísmo que hoy día se practica, pero éste no es el tema de este post.

In Domino,
PF
29/05/19 9:52 PM
  
Silvia
Padre Federico:

que Nuestra Santa Madre y Nuestro Señor nos concedan la gracia de la perseverancia final de los mártires y nos cuenten entre sus elegidos , de aquellos que nos precedieron y, los que hoy día tienen la palma del martirio.
Siempre rezando por Ud,

Quien como Dios, Serviam
29/05/19 11:12 PM
  
Rexjhs
Padre Federico, enhorabuena. Muy en la línea suya: (…)

….


Rexjhs

Gracias!
En principio, en este portal, no se publican enlaces de otros portales.

Suyo devotísimo en Xto Rey y María Reina,
Padre Federico
30/05/19 8:47 AM
  
Trabucaire
Me parece muy sugestivo el artículo. Le animo a que ponga el enlace del libro. El Talmud recoge obviamente toda la Tradición oral de Israel , sobre todo, de la época del II Templo, pero sobre todo, de la secta de los fariseos, porque tras la guerra del 70 los cristianos de origen judío fueron declarados herejes al igual que los esenios, saduceos, y otros grupos, como hemerobautistas. Esta claro que el Señor y la Virgen son uno el Mesías y el mismo Dios de Israel encarnado, una nueva tienda de encuentro, pero en carne y la Santísima Virgen es la auténtica Hija de Sion del Antiguo Testamento y la Unión entre el Viejo Israel y Madre del Nuevo, la Iglesia, así como el Arca de la Alianza escatológica. Dicho lo cual, la Iglesia es el Israel definitivo y el Antiguo Testamento nos pertenece, pues detestamos cualquier forma de Marcionismo, pero el Israel que no aceptó a Cristo, como dice San Pablo, se ha desgajado del tronco para que antes entren los Gentiles y luego profétiza su conversión al fin de los tiempos. Todo lo bueno, y hay mucho, del Talmud y la Mishna está inspirado en la Escritura Santa del la Vieja Alianza, pero las blasfemias contra los Nazorim, Cristianos, la Virgen y la condena al Infierno al Señor deben de ser condenados y debe señalarse a los Hebreos el estar ciegos para no ver qué Cristo es el Esperado en todo el Antiguo Testamento y que, por ende, es obligatorio evangelizarlos, como hizo San Alfonso de Ratisbona, al fin y al cabo, son aún el Israel de la Carne y hay que llevarles el Espíritu. Por otra parte, por muy terrible que sean estas blasfemias, hoy en la Histiriografia del Cristianismo apostólico son fundamentales, porque haciendo un análisis crítico confirman punto por punto la verdad de nuestra Fe, pero en negativo. Eso hay que saberlo utilizar en la Investigación histórica para defender la Verdad. Por último, aún desconociendo al autor, su muerte no fue por Judíos ortodoxos, sino por comunistas ateos y, aunque muchos fuesen de sangre judía, habían abominado de la Fe mosaica en su versión rabinica.



*****




Ud dice:
"Esta claro que el Señor y la Virgen son uno el Mesías"


No entiendo

PF
30/05/19 9:56 AM
  
Trabucaire
Por último decir que el pagano Cesar en el siglo II para atacar el Cristianismo en su alethes logos, utiliza fuentes recogidas luego en el Talmud para atacar a Cristo y a la Virgen de adulterio, copiandolas de los maestros fariseos, que atacaban a los Cristianos de origen judío
30/05/19 10:02 AM
  
Jordi
"El fariseismo de tiempos de Jesús y el que elaboró el Talmud, no tienen por qué ser necesariamente iguales, pero son esencialmente iguales, con diferencias accidentales o secundarias."

Por lo que veo, el Talmud fue escrito después de la I y II destrucción del Templo de Jerusalén por los romanos, luego es un libro reactivo hacia Jesús y la Iglesia, no sólo hacia Jesús del año 33 dC.

" No debe afirmarse que todos (numéricamente todos) los fariseos fueran malos pero sí que todos (moralmente todos) lo fueron y lo son, con maldad objetiva, sin juzgar sus intenciones, que sólo Dios las conoce."

He leído alguna revelación privada, como la de Valtorta, y el Talmud es muy amable con Jesús en comparación con las supuestas reacciones reveladas. Y es que una cosa es hacerlo en vivo contra Jesús en persona, y otra es hacerlo por escrito viendo su obra, la Iglesia, dos siglos después, en el Talmud.

La verdad, no entendiendo el por qué de la reacción violenta farisaica en tiempos de Jesús, pero sí algo las de sus objeciones teológicas.

Hay un fondo que es incomprensible, pues entre ellos habían diversas escuelas cobijadas bajo el Templo, si no es porque los fariseos estaban afectados por alguna influencia demoníaca, lo cual es grave, pues indica que su obcecación era casi incurable.

De no haber sido por los milagros de curación y los exorcismos, el aspecto taumatúrgico, hecho que le propició el favor popular, lo hubiera tenido imposible.
30/05/19 12:34 PM
  
Irenaeus
Tengo entendido que en Jamnia no hubo un concilio sino una escuela de doctores de la ley donde se decidió que libros iban a formar parte de la biblioteca y a partir de la cual se formó el canon judío. Pero no propiamente un concilio.


****

Cite fuentes. Nosotros citamos a Mons G. Podestá que sigue al p. Meinvielle.

De todos modos, si en Jamnia hubo una escuela, un concilio o un tribunal, poco importa a los fines de conocer las aberraciones contenidas en el Talmud.

In Domino,

PF
30/05/19 1:14 PM
  
Trabucaire
Lo exprese mal. Que el Señor es uno, esto es, por una parte, el Mesías de Israel y el mismo Dios revelado a Israel encarnado y la Virgen, por otra parte, la verdadera Hija de Sion del Antiguo Testamento y la definitiva Arca de la Alianza por haber llevado al Verbo que se hizo hombre en Ella.
30/05/19 1:56 PM
  
Oscar
Estimado Padre:
Comparto algunas inquietudes acerca del tema. Si la Santa Sede propone una investigación "interdisciplinaria", probablemente iniciarla con una fuente rusa del S XIX probablemente no sea el mejor camino, sabiendo que sobre ese momento histórico hay fuertes críticas sobre los documentos por las manipulaciones a que fueron sometidas por sociedades secretas y organismos de inteligencia de los gobiernos de la época.
Por otra parte sin detenerme a cuestionar la veracidad de las afirmaciones del P. Pranatis creo que, que no hayan sido cuestionadas con fundamentos no las hace verdaderas (lo que sería caer en otra falacia no formal que es la apelación a la ignoracia). De otro modo miles de pastafaris tienen razón... (disculpe mi vagancia intelectual al caer como otros comentadores en el uso de la internet).


***

Estimado

La mejor fuente no es Pranaitis sino la edición íntegra del Talmud publicada en hebreo en Venecia entre 1520 y 1523. Como creo que el lector medio no tiene esta edición ni sabe hebreo, (al lector medio) le aconsejo empezar con la traducción más segura que conozco. Si Ud conoce una traducción más fiel al original hebreo, le solicito que la mencione. Se lo agradeceré mucho.

Suyo en Xto Rey

PF
30/05/19 1:58 PM
  
Sancho
¡Y algunos se burlaban cuando Franco achacaba los problemas de la otrora católica España a una conspiración judeo-masónica! Esas enseñanzas del Talmud vienen a confirmar lo que el mismo Jesucristo dijo de ellos:

"¡Hipócritas! Bien profetizó de ustedes Isaías, en el pasaje de la Escritura que dice:
Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. En vano me rinde culto: las doctrinas que enseñan no son sino preceptos humanos.
Ustedes dejan de lado el mandamiento de Dios, por seguir la tradición de los hombres" (Mc 7, 6-8).

"Así anulan la palabra de Dios por la tradición que ustedes mismos se han transmitido. ¡Y como estas, hacen muchas otras cosas!" (Mc 7, 13).

"Entonces se acercaron los discípulos y le dijeron: "¿Sabes que los fariseos se escandalizaron al oírte hablar así?". Él les respondió: "Toda planta que no haya plantado mi Padre celestial, será arrancada de raíz. Déjenlos: son ciegos que guían a otros ciegos. Pero si un ciego guía a otro, los dos caerán en un pozo" (Mt 15, 12-14).
30/05/19 3:37 PM
  
Teodosio
Muy interesante. Esperamos a la publicación de los Protocolos de los Sabios de Sión por Infocatólica.
31/05/19 2:16 AM
  
Mikel
Nunca imaginé que unas enseñanzas "religiosas" pudieran desconectar al ser humano de su propia humanidad hasta el extremo de concebir a sus semejantes como no humanos, como bestias (así nos denomina el Talmud a los gentiles), exactamente como nos vería un alienígena... La usura, condenada en el cristianismo y en el islam, es el instrumento de subversión y sometimiento de las naciones. Pero nosotros tenemos al Mesías, el Hijo de Dios; ellos no. Lo que estamos viviendo hoy son los últimos coletazos del Mal ante la victoria lograda hace dos mil años en la Cruz. ¡Viva Cristo Rey!
Gracias P. Federico, el Señor te bendiga y nuestra Madre del Cielo te cuide.




//////////////////////////////////////////


Estimado Mikel

Aun estamos a tiempo de restaurar la Cristiandad Imperial ya que no hay nada imposible para Dios.
Peleemos el buen combate de la Fe.
Deus vult!

Padre Federico
31/05/19 2:36 PM
  
Luis Piqué Muñoz
Padre Federico ¡las Palabras de Jesús en el Evangelio son Polémicas ¡Ay! no la Verdad! ¡Qué Blasfemia! No se puede Pecar contra el Espíritu Santo, llamar al Bien, Mal y al Mal, Bien. Me consta que el Talmud ¡obra de los alabados fariseos! ¡Ay! no sólo ataca a los Cristianos, sino que desde su Origen es un Compendio amplísimo de Tradiciones judías ¡que van contra la Biblia, la Sagrada Palabra de Dios, en fin, un montón de satánicas Herejías! Como Jesús denuncia en el Evangelio a Veces sobre las Costumbres Heréticas de los Fariseos. (...)¡Los Fariseos eran los Buenos y Jesús fue Bien Crucificado ¡el Malo! ¡No! ¡Qué Disparate, pero me recuerda esta defensa de los sacerdotes judíos ¡que fueron los que Crucificaron a Jesús! ¡Ay! (...)Nada más ¡Viva el Papa! ¡Viva la Iglesia! ¡Viva Dios!


***
Estimado Luis

Hay palabras de Jesús gloriosamente polémicas. Jesús fue un Guerrero. "Polémico" etimológicamente significa "bélico".
Suprimí algunas frases suyas.

En Dios
PF
31/05/19 5:31 PM
  
Oguer Fernández Fuente
Bendecido Padre:
Me enfrento en debates contra muchas falsas iglesias, y muchísimas basan su fe en una idolatría total hacia el judaísmo, tanto que, al enfrentarles el Talmud en sus caras, éstos aseguran de que el Talmud no está vigente, que habría sido desechado por los judíos siglos atrás. Yo sé que no es cierto. Pero sé que habrán quienes me pondrán este artículo suyo en mi cara, donde usted habla de talmudes de siglos atrás, mas no de vigencia actual.
Ojalá para su próximo artículo, nos provea de argumentos para nosotros los apologistas católicos.

Gracias y Dios lo bendiga.
Fuerza y fe.

------------------------------------------

Estimado Oguer

Nadie jamás en su sano juicio negó que el Talmud está vigente entre los judíos. Hasta Wikipedia lo admite: https://fr.wikipedia.org/wiki/Talmud
Quien lo dude, que le pregunte a cualquier judío que camine por la calle.
El Talmud está totalmente vigente para los judíos.
PF
01/06/19 10:54 PM
  
Juana de Arco
Padre: Me ha hecho recordar su artículo tantas cosas que le oí a mi papá desde niña. El Complot contra la Iglesia, Traición a Occidente, la Gran Conspiración Judía, El Talmud Desenmascarado...., por nombrar solo unos pocos de los muchos que nos comentaba y que leímos desde muy jóvenes. Tengo una pregunta: Estoy equivocada, o el Papa Benedicto XVI alguna vez elogió el Talmud como libro “santo” de los judíos? Recuerdo que cuando lo leí me asombré pues sabía que blasfeman contra Nuestro Señor Jesucristo y la Virgen Santísima. Gracias, por adelantado!


…..…………………

Estimada Juana:

No sé si Benedicto elogió el Talmud, mas no me extrañaría puesto que desde el siglo XX, al menos desde Pío XII (algunos dicen desde Benedicto XV), los Papas asumieron una actitud bastante (o a veces, muy) condescendiente para con la sinagoga. Probablemente hicieron esto por razones de "prudencia política" ya que hoy en día parece que los judíos son la nación con mayor poder en el mundo entero. De hecho, nadie sabe cuánta plata tiene el clan Rotschild.
Pío XII llegó al extremo de reformar la mismísima liturgia de Semana Santa para contentar a los judíos. Lo hizo con las más santas intenciones, pero lo hizo.

En Dios,

Padre Federico
02/06/19 12:01 AM
  
Luis Piqué Muñoz
¡Gloriosamente Bélico! ¡Muy Bien, Padre Federico! ¡pero cuál fue el Sentido de las Palabras de Su Santidad, el Papa Francisco ¡quizá Santo, los Santos también se Equivocan! ¡no son palabras polémicas, bélicas en sí mismas! ¡haciendo la Guerra a la Verdad, al Evangelio, a Jesús! Si me Equivoco, Pido Humildemente Perdón. Nada más. Muchas Gracias ¡Saludos muy cordiales, Padre Federico!
03/06/19 5:57 PM
  
FANNI
Pranaitis murió el 28 de enero de 1917, meses antes de la revolución rusa que todo el mundo sabe que fue en octubre (del calendario juliano, noviembre del gregoriano). ¿Cómo va a morir entonces a manos de la Cheká?.
Además compareció como "experto" en un juicio contra un judío e hizo el ridículo al desconocer palabras comunes del hebreo y fue desprestigiado.


----


Respondo:

1.- ¿De donde sale esa fecha de la muerte de Pranaitis? De todos modos, si lo mando matar Lenin, que es la otra version principal, tampoco necesitaba de la Cheka.

2.- Este falso argumento ya lo hemos refutado en uno de los comentarios anteriores (por favor, antes de objetar, lea con atención).

PF
10/09/19 3:08 PM
  
FANNI
1.- La fecha de la muerte de Pranaitis está en todas sus biografías. Si no se fía de la Wikipedia, puede consultar el Biographisch-Bibliographisches Kirchenlexicon, por ejemplo.

2.-Además todas dicen que murió de un infarto. Debería explicar ud. de dónde sacó que murió asesinado por la Cheká.

3.- Pranaitis no era ningún experto en hebreo, desde luego no tenía nivel para traducir correctamente el Talmud.

____________


1. Es dudosa la autoría de su muerte y aun podría quizá ser discutible su causa. Hasta donde nosotros sabemos, la fecha de defunción indicada por el Biographisch-Bibliographisches Kirchenlexicon es, al menos, dudosa. Hay distintas teorías sobre la muerte del Padre Pranaitis, entre las cuales destacamos tres: a) lo mató la Cheká; b) hubo responsabilidad de cierto sector de la policia zarista inficcionada; c) si lo mando matar Lenin, que es otra versión, tampoco necesitaba de la Cheka.

De todos modos, la fecha y la autoría material de la muerte del Padre Pranaitis es un elemento absolutamente secundario en nuestra entrada, cuyo tema no es ni Pranaitis ni la fecha de su muerte, sino el Talmud farisaico. Nos escandaliza notar que Ud en vez de indignarse ante los textos criminales del Talmud (que incitan a asesinato y al robo), arma una polémica sobre un punto del todo secundario en nuestro escrito, como ser la fecha de la muerte de un traductor de ciertos pasajes talmúdicos. Ud incurre en la falacia del cambio de asunto.

2. Como ya le dije, es dudosa la causa de su muerte. Auspiciamos que se investigue el tema sin prejuicios ni apriorismos, sino sólo buscando la verdad histórica. De todos modos no seguiremos hablando sobre el tema de la causa o fecha de su muerte, porque no es el tema del artículo, sino un comentario marginal, cuya omisión no cambia en nada el fondo del artículo.

3. Mire, señora, en la Rusia imperial no era fácil conseguir una cátedra como profesor de hebreo, máxime tratándose de la Academia Imperial Eclesiástica.

Sin perjuicio de lo dicho, respondemos a su objeción. Pero Ud, señora, es muy desatenta ya que ya hemos respondido a la objeción que Ud plantea (en una de las respuestas a los comentarios anteriores, lo hemos hecho): el día en que un hebraísta experto demuestre que las traducciones del Padre Pranaitis son erradas, aceptaremos su juicio. Pero, hasta donde sabemos, nunca nadie lo demostró.

11/09/19 10:51 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.