6.05.08

Sevilla, la ciudad del chiki-chiki


La presencia de los primos en la vida pública es un hecho fundamental en la España que nos ha tocado vivir. El número de primos famosos es infinito, sin ánimo de ser exhaustivo podemos recordar al primo de Zumosol, el primo de Rajoy, que sabe mucho del cambio climático y ahora tenemos al primo de Monteseirín.

El primo de Monteseirín, Alcalde electo de la ciudad de Sevilla, es un nuevo espécimen de familiar colgado a la teta del presupuesto municipal. El muchacho ha sido contratado por Emasesa, la empresa municipal encargada del abastecimiento de agua, para diseñar una web – pronúnciese «güeb» -, sobre el plan Estratégico Sevilla 2020. La remuneración ha sido una minucia, 6.000 € del ala, una frivolidad.

Leer más... »

4.05.08

No hay nada de lo que extrañarse


La noticia ofrecida por nuestro periódico no tiene nada de rara. Tras la aprobación de la ley del ¿matrimonio? homosexual, con sus progenitores A y B, la que será próxima fiesta de la familia no es más que deducción lógica de la ingeniería social perpetrada por el gobierno, no debe pues extrañarnos.

La familia ha dejado de ser un concepto unívoco, basada en la unión de un hombre y una mujer, pasando a denominar una especie lo que antes era género. Es decir la familia basada en la unión de hombre y mujer es una clase más dentro del género de las familias, valga la redundancia. Hay familias monoparentales, homosexuales y tradicionales. La de-construcción del lenguaje viene parejo con la realidad social.

Leer más... »

2.05.08

San Atanasio


Hoy la Iglesia celebra la fiesta de San Atanasio, uno de mis santos preferidos, por su sabiduría, fortaleza, valentía y testimonio. Ejemplo de obispo católico. Más de un ordinario – y de dos – deberían seguir el ejemplo del alejandrino, lo más alejado de lo que hoy se considera como políticamente correcto.

San Gregorio Nacianceno le llama «columna de la Iglesia». Él es el obispo de Nicea, aunque acudiese como secretario de Alejandro, obispo de Alejandría, a él le tocó lleva a cabo las resoluciones tomadas en el Concilio. Le declaró la guerra al arrianismo y éste intentó destruirlo.

Nació Atanasio en el año 295, en la misma ciudad donde posteriormente sería obispo, Alejandría. Cuando tenía 18 años, año 313, fue nombrado párroco de Báucalis, en Alejandría, el sacerdote Arrio; diez años más tarde, este presbítero sería amonestado por el obispo Alejandro. Mientras, unos años antes (319), Atanasio accedía al diaconado

Leer más... »