La respuesta del Papa a la Iglesia chilena

EzzatiEstás últimas semanas les hemos venido contando acerca del triste espectáculo que está dando la Iglesia chilena, luego que se conociera que tres de sus sacerdotes favoritos, Berríos, Aldunate y Puga, estaban siendo investigados por sus declaraciones contrarias a la doctrina católica. Especialmente llamativo ha sido que todo el rechazo se ha concentrado en la persona del Arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati (incluido el del vocero de la conferencia episcopal Jaime Coiro), a pesar de haberse conocido casi de inmediato que no era él quien había instado por la investigación, mucho menos que la llevara adelante.

La más reciente de las andanadas en esta lamentable batalla había sido una carta abierta de connotados laicosen una variopinta colección que incluía activistas feministas y ex diputados comunistas, donde se solicitaba al Papa Francisco nada menos que una visita apostólica al Arzobispado de Santiago, es decir, contra el Cardenal Ezzati, “para evaluar objetivamente la delicada situación descrita”.

Bueno, como dicen, no preguntes si no quieres escuchar la respuesta.

Porque a los pocos días de aparecer publicada la carta, y junto con emitir nuevas normas acerca de la renuncia de los obispos,el Papa Francisco ha pronunciado duras palabras contra las comunidades que intentan distanciarse de sus pastores. Luego de advertir acerca de los sagrados deberes que conlleva la ordenación episcopal, el Papa también se dirige a los fieles, y les recuerda:

Queridos amigos, todo esto nos hace comprender por qué las comunidades cristianas reconocen en el Obispo un gran don, y están llamadas a alimentar una comunión sincera y profunda con él, empezando por los presbíteros y diáconos.  No es una Iglesia sana si los fieles, los diáconos y los presbíteros no están unidos al obispo.

Esta Iglesia no unida al obispo es una Iglesia enferma. Jesús ha querido esta unión de todos los fieles con el obispo, también de los diáconos y de los presbíteros. Y esto lo hacen en la conciencia de que es justamente en el Obispo que se hace visible la relación de cada Iglesia con los Apóstoles y con todas las otras comunidades, unidas con sus Obispos y con el Papa en la única Iglesia del Señor Jesús, que es nuestra Santa Madre Iglesia jerárquica. Gracias”. [negritas nuestras]

Esta parte del discurso del Papa no recibió tanta atención en la prensa católica mundial, y casi todos los artículos titulaban con las advertencias acerca de que el episcopado es un servicio y no un premio; pero para los chilenos, que hemos sufrido estas últimas semanas el triste espectáculo provocado por las declaraciones de estos sacerdotes, la respuesta no podía ser más clara.

Esta es la respuesta del Papa a los fieles que publicaron su carta abierta: comunión con el obispo en la única Santa Madre Iglesia jerárquica.

No puedo dejar de mencionar que el Papa Francisco no hace más que reiterar la doctrina de la Iglesia, expresada ya por San Clemente Romano, tercer sucesor de San Pedro en su carta a los Corintios, y cuyos restos descansan en la hermosa ciudad chilena de Linares:

Así pues, vosotros, los que sois la causa de la sedición, someteos a los presbíteros y recibid disciplina para arrepentimiento, doblando las rodillas de vuestro corazón. Aprended a someteros, deponiendo la obstinación arrogante y orgullosa de vuestra lengua. Pues es mejor que seáis hallados siendo poco en el rebaño de Cristo y tener el nombre en el libro de Dios, que ser tenidos en gran honor y, con todo, ser expulsados de la esperanza de Él

San Clemente Romano, ruega por la Iglesia en Chile.

26 comentarios

  
Yo2
Sólo puedo decir que la sobervia es el primero de los pecados, del cual surgen todos los demás.
Dios nos conceda humildad para aceptar Su voluntad.
Un saludo en la Fe
07/11/14 6:16 PM
  
Alejandro Holzmann
Muy acertada y oportuna la relación entre las expresiones del Santo Padre y la carta abierta. Haya tenido o no la intención de corregir a los autores, sus expresiones son una feliz coincidencia -en el sentido de que coinciden- que tapará unas cuantas bocas, al menos las que se hayan enterado del discurso.

Pero el título del artículo y la primera frase no son del todo correctas; no es la "Iglesia chilena" la que está dando el "triste espectáculo", sino sólo un sector, el sector disidente. Como título habría que poner: La respuesta del Papa a la carta abierta de algunos laicos; y en la primera frase poner: "el triste espectáculo que está dando un sector de la Iglesia chilena". Etc.
08/11/14 3:44 AM
  
Mariana
¿ Y qué hacemos las ovejas con un pastor como Chomalí que apoya a los lobos ?
08/11/14 6:39 PM
  
Aldo Merciel
Perdón, no entiendo bien. Los restos de San Clemente descansan en Chile?. Saludos
08/11/14 7:16 PM
  
Pato Acevedo
@ Alejandro: Si bien me gustaría que fuera solo un sector de la Iglesia chilena quien estuviera detrás de los curas Berríos, Aldunate y Puga, tengo la impresión que son una gran mayoría, lo que justifica no entrar en distinciones.

@ Aldo: Efectivamente, los restos de San Clemente desacansan en la catedral de Linares, Chile.
08/11/14 11:45 PM
  
Juan Manuel
".....que aunque no quedara más que un solo cristiano católico en el mundo, ella podía vencer, pues no está fundada ni en la razón ni en el consejo de los hombres. Luego me mostró que en la Iglesia nunca habían faltado fieles que hicieran oración y padecieran por ella." beata Ana Catalina Emmerick. Si hubiera una persona fiel en Chile si valdría la distinción, bendiciones.
09/11/14 12:00 AM
  
rosana
Juan Manuel, en Chile hay miles de personas fieles a la Iglesia y su Magisterio
09/11/14 3:02 AM
  
Alejandro Holzmann
Pato:

Si hablas de "la Iglesia chilena", estás dando a entender que se trata de un grupo importante de miembros de la Jerarquía que ha escrito la carta, lo cual es falso. Y es también una contradicción, pues la carta es precisamente un ataque a la "Iglesia chilena", al "Arzobispado de Santiago" y al Cardenal Arzobispo Metropolitano.

Quizás no te equivoques en pensar que el grupo que apoya a los sacerdotes en cuestión sea mayoría. Puede ser también que un grupo importante de miembros de la Jerarquía los apoye -o al menos los tolere- sin reconocerlo abiertamente, incluso el mismo Cardenal Arzobispo. Si este es tu pensamiento, tendrías que plantearlo abiertamente. De lo contrario, no se entiende bien lo que intentas transmitir en el artículo.
09/11/14 4:29 AM
  
Marc
Sería interesante que este grupo de sacerdotes explicara teológicamente su posición.

Pero opino que no lo harán, porque entonces se verían en la posición de ser rebatidos por la autoridad, y de que sufriesen una medida.

Todo quedará en lo de siempre: palabras más o menos vagas, apelaciones al amor y a la comprensión, con la consiguiente inacción de la jerarquía.
09/11/14 10:35 PM
  
Juan Manuel
Rosana, yo creo lo mismo solo di un caso extremo para siempre diferenciar entre lo que es Iglesia y fieles.
10/11/14 6:01 PM
  
MIGUEL ÁNGEL
Pato Acevedo acertó con el título de este artículo, pero él es de aquellos abogados que, no teniendo "instrucción formal en ninguna de las materias sobre las que escribe", gustan agitar las aguas con ambas manos y señalar con su dedo acusador a quien o quienes considera el o los causantes del problema eclesial; pero, cuando las olas agitadas empiezan a desbordarlo, sólo quiere que miren su dedo. Pato Acevedo, usando el cliché OFF TOPIC, es especialista en acallar las críticas bien fundamentadas, sobre todo cuando éstas apuntan a los jerarcas responsables del desmadre y el desgobierno de sus diócesis. Pato Acevedo, acepta un humilde consejo: Si te metes de periodista y quieres ser de los periodistas serios, deberías aceptar exponer todas las posiciones del problema, o por lo menos dejar que expongan las dos partes. Haces de mal juez cuando te parcializas con una sóla de las versiones o no quieres que se profundice el asunto. Pato, por lo menos en algo estamos de acuerdo: La Iglesia Cristiana Católica en Chile está podrida en sus más profundas raíces, y como no acepten su triste realidad nunca saldrán de ella. Veritas liberabit vobis.
10/11/14 11:36 PM
  
Pato Acevedo
@ Miguel Angel: No me meto a periodista, ni a juez. El rol de este espacio es principalmente de apologética y de opinión.

En estos casi 15 años, he llegado establecer ciertas reglas que me gusta respetar en mi blog, y una de ellas es que este no es un espacio para hablar mal de los obispos, sin importar del lado que sean. Por ejemplo, a pesar de múltiples temas surgidos con ocasión del sínodo y las declaraciones del Cardenal Kasper, nada encontrarás aquí al respecto.

Así que si esperas que en este espacio se publiquen opiniones críticas hacia algún obispo, resultarás decepcionado. Y no es que no haya obispos incompetentes o derechamente malos, no soy ciego ni obsecuente. Simplemente se trata de una opción editorial en mi blog, en vista a que soy un laico y ellos son mis superiores por voluntad de Dios, y a que ya hay suficientes lugares en la red donde se les puede criticar, comenzando por las propias notas que publica InfoCatólica.

Y el off topic no es un cliché, es una regla básica de cortesía en internet. Cuando abra un tema acerca de la situación general de la Iglesia en Chile (que no lo haré, porque ignoro demasiados datos) los comentarios sobre ese tema serán publicados. Mientras tanto, respetemos la cortesía y atengámonos al tema.
11/11/14 3:03 AM
  
MIGUEL ÁNGEL
La triste situación de las Iglesias Cristianas Católicas de cualquier parte del mundo es directa responsabilidad del obispo. El obispo, el presbítero o el diácono, es elegido y sacado del Pueblo de Dios para servir al Pueblo de Dios. Por ello, el episcopado o cualquier ministerio consagrado es un servicio, no es un honor ni un premio. Cuando esto no se sabe, no se entiende o no se recuerda, terminamos teniendo obispos, presbíteros y diáconos que se creen la única niña bonita del barrio, es decir, son intocables, inefables e invisibles, casi, casi como el Espíritu Santo, es decir, Dios mismo. Y por favor, son sólo seres humanos, con una cierta preparación, con un carisma especial, con una vocación que en la Iglesia apreciamos y agradecemos, pero que no son infalibles, que necesitan tener los pies bien puestos sobre la tierra, que les recuerden sus obligaciones, que les ayuden en sus funciones, pero que jamás les reemplacen o sustituyan en sus responsabilidades, ni les cubran en sus reiteradas tonterías y equivocaciones. [snip]. Respeto tu postura de no chocar con los obispos, sé que los hay idóneos y comprometidos con su Pueblo, auténticos pastores, pero también hay de los que gustan de privilegios, que les llamen "príncipes de la Iglesia" y del té de tías, te recuerdo que estos son los directos culpables de que no haya auténtica vitalidad, comunidad, fraternidad, veracidad, espiritualidad e intelectualidad en nuestras Iglesias. Es difícil hacer la tarea de profeta, pero hay que hacerla. Vox clamantis in deserto: Primum quaerite regnum Dei et divinae iustitiae.
11/11/14 4:24 PM
  
Daniel
Me mataste con el dato de San Clemente Romano
11/11/14 5:09 PM
  
Pato Acevedo
@ Miguel Ángel: Es muy fácil culpar a los obispos de todos los males, que después de todo son una minoría ínfima dentro de la Iglesia, antes que a la gran mayoría que somos los laicos. Por eso Berríos y compañía tienen tan buena prensa: nadie se siente acusado cuando hablan, son los otros, los poderosos los que tienen la culpa. A todos nos gusta escuchar que somos las víctimas.

En verdad, si quieres una Iglesia mejor, empieza por ser santo.

Y la primera característica del profeta es que no se cree profeta ni busca serlo.

@ Daniel: Yo también quedé de una pieza cuando lo supe.
11/11/14 5:17 PM
  
Gabriel B
Quienes critican los anti-testimonios que dan obispos, sacerdotes y otros consagrados, ¿oran por ellos, como se debiera orar por el Cuerpo Místico de Cristo? Con la oración nos sostenemos unos a otros, y en particular los laicos sostenemos a nuestros sacerdotes, obispos y al Papa. No es casualidad que Francisco insista tanto en que oremos por él.
Es verdad que cada uno deberá responder ante Dios por sus actos y omisiones, palabras y pensamientos. Pero también es cierto que la oración y sacrificios de unos promueven la conversión de otros. Sino, los monasterios de claustro no tendrían sentido
Saludos.
11/11/14 6:30 PM
  
Juan Manuel
Miguel Angel cuando el Padre Pio fue separado de sus funciones injustamente el simplemente obedecio y como dice Gabriel se puso a orar.
No olvidar que si bien la Iglesia esta a cargo de los hombres en la tierra Ella es el Cuerpo de Cristo y esta guiada por el Espiritu Santo, en eso creemos o a esta altura debieramos creer.
11/11/14 11:33 PM
  
Miguel Ángel
Los tres sacerdotes chilenos a quienes abrieron acusación en el Vaticano son verdaderos profetas para una Iglesia cuya jerarquía ha olvidado su misión: Ser los animadores de la vida de fe de su pueblo, prodigando la misericordia de Dios para todos y defendiendo los derechos fundamentales de los marginados. Les guste o no, ellos siguen, cada uno a su manera, el compromiso y el ejemplo de Alberto Hurtado por la defensa y el servicio de los más pobres de Chile, a quienes llamaba "patroncitos". Defender a los poderosos y a los ricos es un acto de sobonería despreciable. Dime a quien defiendes y te diré quién eres. Por lo demás, no sólo se trata de orar por los ministros consagrados, también hay que recordarles sus deberes para con el Pueblo de Dios y esto es un acto de caridad cristiana. Esa minoría ínfima, la jerarquía, tiene el grave deber de animar la fe de la Iglesia de Jesucristo y tiene toda la autoridad para hacerlo. Si no se sienten capaces entonces que presenten su renuncia y san se acabó. Los profetas saben que están llamados por Dios para esta tarea, saben que puede costarles la vida y la asumen con temor. La santidad es una tarea de toda la vida y se resume en buscar y practicar la justicia. El abogado cazurro se conforma con cumplir la ley, poco le interesa la justicia y nada le preocupa la moral. Por ello, defiende intereses que no choquen con la ley y la autoridad, aunque para ello deba pisotear la ética y la moral. Advocatus improbus frangi legis novit legem.
12/11/14 1:52 AM
  
Reco
Pato:

Nada pasa con opinar y con ello criticar a algún obispo que claramente haga mal su tarea. Porque criticarlee s exactamente lo mismo que criticar a cualquier hermano, claro está que con prudencia y amor, orando y todo lo que gustes y mandes. La Iglesia somos todos, no sólo "ellos". Si es tu decisión se respeta, pero no evita que en ocasiones, tus artículos nomás no terminen de convencer. Lo sé, tus motivos no son agradar a todos.

Hay que ser "parejos" en las reflexiones que hagamos. [snip]. Por cierto, a personas así también les responde el Papa conese asunto de que el episcopado es un servicio, no un premio.
12/11/14 7:14 AM
  
Pato Acevedo
@ Miguel Ángel: Creeré que ellos son profetas cuando los vea perseguidos y rechazados por el pueblo. Mientras tanto son curas, que hacen una labor valiosa con los pobres como tantos otros curas a lo largo de Chile... pero con una diferencia: ellos lo hacen para los medios de comunicación, porque dicen lo que la TV quiere oir. Cuando el Padre Juan ayuda a los pobres, pero reitera que ni la Iglesia ni nadie puede casar a dos hombres, eso no sale en la tele, pero si él dijera lo contrario, todos comenzarían a alabar su abnegación y humildad.

No me hables de profetas.

@ Reco: ¿Puede ser una madre "pareja" en las reflexiones que hace sobre sus hijos? Nadie le pediría eso. Yo, por mandato de Cristo, debo considerar a los obispos como mis padres en la fe, no me pidas que sea "parejo" con ellos.

No tienes por qué saberlo, pero otra de mis reglas me impide publicar comentarios críticos hacia InfoCatólica. Nunca me lo han pedido, ni siquiera sugerido, pero tengo muy claro que acá soy un simple invitado, y como tal considero mi deber no importunar a mis anfitriones.
12/11/14 4:37 PM
  
Alejandro Holzmann
"Mientras tanto son curas, que hacen una labor valiosa con los pobres como tantos otros curas a lo largo de Chile..."

Es el mismo argumento utilizado por los firmantes de la carta abierta y por los que apoyan a los sacerdotes en cuestión. Pero es totalmente falso. Por muchos techos que ponga un pastor sagrado y por mucho pan que distribuya, nunca podrá considerarse valiosa su labor si al mismo tiempo con sus enseñanzas y acciones contrarias a las de la Iglesia atenta permanentemente contra la dignidad de esas misma personas a las que dice ayudar, contra la dignidad del matrimonio y de la familia; que enseña a los fieles a profanar el matrimonio con la anticoncepcion, el divorcio, el adulterio, el concubinato y la poligamia; que les enseña a atentar contra la vida del no nacido y la del enfermo terminal; que enseña la promiscuidad a los niños y jóvenes con la fornicación, las relaciones homosexuales, la pornografía y los anticonceptivos; que enseña a los fieles desobedecer y odiar a sus obispos, a la jerarquía de la Iglesia y a la Iglesia misma; que les enseña a odiar a los ricos. Etc. Y tanto mayor es el daño que estos pseudo-pastores hacen mientras más vulnerables y desprotegidas las personas reciben su ayuda. Aliviarán algunas de sus miserias materiales, pero los dejarán sumidos en miserias mucho peores.
12/11/14 7:41 PM
  
lupo
Y se sigue avivando el incencio... El problema está en que todo fue revuelto en primera instancia por los medios mal llamados en este caso de comunicación. Porque tan sólo se destaca lo que va con la línea editorial del medio en cuestión.

Otra cosa necesaria sería aclarar quién hizo la acusación en concreto para así liberar definitivamente de toda sospecha y responsabilidad a Mons. Ezzati, que estoy seguro, nada tiene que ver.

El artículo como información de las palabras del papa está bien, lo que no está tan bien es afirmar que es respuesta a la carta abierta, que no lo es ciertamente ni remotamente. En esto hay que tener cuidado al redactar, porque en nada se diferencia de los medios a los que me refiero que llevan agua para su molino y pretenden hacer decir a l papa jerarquía lo que no dijo ni tuvo intención de decir. Porque de que es una respuesta a la Iglesia chilena es falso, porque la supuesta crisis de la Iglesia en Chile es menos de lo que que los grupos de interés pretenden que sea.

En todo caso sería una respuesta a la Iglesia universal, que en distintos lugares corre el peligro de romper la comunión eclesial, y eso ha sido a través de la historia de la Iglesia siempre así. Pero estos casos de curas díscolos son pelos de la cola, pues la Iglesia ha sufrido embates más fuertes que este de dimes y diretes, acusaciones y demás. La Iglesia en Chile sangra no sólo por esto, sino otros casos tanto o más notorios como el del P. O'Reilly por poner un ejemplo de actualidad, que no es menester ahondar aquí pues es de conocimiento público en Chile.

En fin, hay que orar para que el Señor vaya pacificando los ánimos, y vaya ordenando su grey. Lo mejor que podemos hacer es orar por nuestros pastores, para que sean santos y ejemplos de servicio (como también se nos pide a nosotros).

12/11/14 8:05 PM
  
Lego
Todo este tema de los tres curas rebeldes y quienes los secundan parece una operación mediática destinada a debilitar la oposición de la Iglesia a los proyectos cripto totalitarios en marcha y ganar espacios para los seguidores de la "teología" de la liberación....hay que ver el rol de los jesuitas en esto...
14/11/14 3:10 AM
  
Reco
Pato:

Debo reconocer que es muy coherente tu respuesta si hablamos de lealtades, aunque también es preciso señalarlo, no todas las lealtades son buenas. Sin embargo en ocasiones y creo en muchas, más de tratarse de eventos que se dan en medios cristianos, la crítica no tiene un mal fin y es entonces cuando es imposible no expresar lo que pensamos al ver atrincherados a grupos de hermanos, eso si, criticando a diestra y siniestra todo aquello que no les "suena" a católico y muchas veces, debo dedirlo, tomando fragmentos de declaraciones de algún obispo o el Papa que más se acomoden o coincidan con hechos que no les agradan o que "de momento" no logran digerir y dejando de lado, en ocasiones también, la sustancia de aquellas declaraciones.

Quienes visitamos medios católicos particulares como éste, que gracias a Dios no es el único y que hacen presencia en internet sin un cobijo oficial del Vaticano sino por iniciativas personales de grupos que buscan una mejor Iglesia (lo he de suponer) no podemos evitar recordarles que bajo ese perfil presente y de cara al mundo, sobre todo a la Iglesia, se carga con una responsabilidad altísima y se debe subrayar, la necesidad de una difusión responsable y todo aquello que implica un medio de comunicacion social ¿Por qué? por la gran cantidad de personas que los leen, por eso simplemente. Si, evita recordármelo, aqui se hace lo que quienes aqui conforman, les parece mejor, ya sé cuál sería la respuesta de alguno "si no le agrada lo que aqui lee, no entre al blog".

Sé igualmente que los comentarios "por allá perdidos" en alguno de los múltiples blogs que aqui existen, son más que opiniones personales, iguales a las de los "colaboradores" en cada blog y que cada responsable de su blog, hara con él un papalote de reglas y las aplicará a su criterio, claro, sin incomodar a sus anfitriones...

Aún así y con todas las aclarciones que pongas y pongan otros sobre la masa Pato, deboi subrayar lo siguiente:

La responsabilidad sigue presente y entonces cuando hablamos de responabilidad hemos necesariamente hablar de la responsablidad de soportar, la crítica de los lectores.

Tu no criticas a obispos por madato de Jesús, pero tu director desobedece eso a cada rato y al escribir y moderar, no te gusta incomodarlo... menuda incongruencia. ¿No crees que algo está mal?

Entonces pues aplaudo tu lealtad a quien te cobija o te permite escribir, pero aún así,no dejo de lamentarme, que una responsabilidad así, se traduzca en un ejercicio de poca credibilidad por tanta incongruencia que en estos blogs se ve.

Por último, aclaro que no me resultas un hermano que critique a diestra y siniestra, pero sí otros por aqui. Eres a mi juicio el más centrado por aqui, pero esa "lealtad" de la que hablas, te opaca un tanto. Saludame al director y no publiques si gustas, no tengo problema con ello.
18/11/14 8:55 PM
  
Pato Acevedo
@ Reco: Lo publico porque hay varios aspectos interesantes que mencionas.

No está mal criticar a los obispos. Muchas veces, y cada vez más hoy en día, es necesario hacerlo, y quienes lo hacen realizan un servicio a la Iglesia. Por eso yo tampoco critico a los que lo hacen.

Mi opción de no hacerlo, es estrictamente personal. Siento que, al no conocer personalmente a ningún obispo ni participar de ningún órgano "interno" de la Iglesia, cualquier crítica mía estaría manchada de una profunda ignorancia.

Habrá otros que estén más calificados que yo para criticar, y está bien que lo hagan.

Tampoco tengo mandato de Jesús para ello, desde luego, no estaría aquí si hubiera sido así. Es simplemente mi decisión personal.

Tienes toda la razón al juzgar la enorme responsabilidad que significa fundar y mantener un medio periodístico en asuntos religiosos, como Infocatólica. Por eso yo jamás asumiría una empresa como esa, y confío en que quienes sí lo hacen se encuentran calificiado para ello. Sin estar de acuerdo en todo lo que se publica, Infocatólica no me ha decepcionado.

Por mi parte, apenas puedo asumir responsabilidad por mi blog, y la moderación de los comentarios. En mi blog original, por ejemplo, no modero los comentarios, porque casi nadie lo lee. De hecho, cuando me invitaron a participar, mi primera reacción fue "¿están seguros? porque a veces publico cosas que son meras especulaciones personales o que pueden ser mal entendidas por el público en general". Contra los dictados de la prudencia, los encargados de Infocatólica insistieron, y aquí me tienes.

Afortundamente para mí, los visitantes de este espacio tampoco son muchos. Si te interesa el dato, el sistema reporta en un día normal unas 200 visitas para este blog, y de ellas apenas un 10% permanece por más de 10 segundos. Es decir, 20 lectores al día.

Eso me da mucha libertad tanto para escribir como para conversar con los que comentan.
20/11/14 1:56 PM
  
Reco
Pato:

Gracias por tu respuesta. Las cosas más claras. Un saludo en la fe.
20/11/14 8:49 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.