La nueva herejía: el chilenismo

BerriosetalDesde que se supo que el Cardenal Ezzati había emitido un informe al Nuncio Apostólico acerca de la actuación de los sacerdotes Aldunate, Berríos y Puga, una verdadera tormenta se ha cernido sobre la Iglesia chilena.

Primero, surgió la información que el Cardenal Ricardo Ezzati había “denunciado” ante el vaticano a estos tres padres, por sus dichos en diversas oportunidades. Por ejemplo, con ocasión del funeral del reconocido sacerdote Pierre Dubois, Mariano Puga dejó los restos de Dubois a la entrada y se retiró diciendo, mientras apuntaba al interior de la Catedral: “¡Dios no está ahí, Dios está donde estaba el Pierre, con los pobres!”. No tengo que decirles que negarse a comulgar con el obispo de la propia diócesis es inaceptable para un católico, pues equivale a decretar una especie de auto excomunión.

Ya hemos hablado en este espacio acerca del P. Berríos y sus elevación al cargo de profeta oficial de la élite chilena, mientras que el P. Aldunate, de 97 años no se queda atrás y, a través de sus declaraciones a favor del reconocimiento del matrimonio homosexual, propone que las personas con atracción por el mismo sexo profundicen su apego a conductas intrínsecamente desordenadas y que los alejan de NSJC.

La situación ya era bastante compleja, sin contar todavía con una versión oficial de los afectados, cuando el diácono y vocero de la conferencia episcopal, Jaime Coiro salió a decir que “para muchas personas algunos de los sacerdotes mencionados han sido y son un testimonio vivo de fidelidad a Jesucristo y de una Iglesia misionera y comprometida con los que sufren", agregando que esto era competencia del arzobispado y no de la Conferencia Episcopal.

Esto reviste particular gravedad, porque la conferencia episcopal aparece “quitándole el piso” a uno de sus miembros, y no a cualquiera sino al Cardenal primado de la Iglesia chilena. Y si todo el asunto era competencia del Arzobispado, resulta de una imprudencia máxima que el vocero de la Conferencia Episcopal haga una declaración que a todas luces es negativa hacia el actuar del Cardenal Ezzati.

Ayer lunes, el arzobispado ha emitido un comunicado de prensa, señalando que:

El Arzobispo de Santiago, Cardenal Ricardo Ezzati, no ha efectuado ni acusación ni denuncia alguna a la Congregación para la Doctrina de la Fe de la Santa Sede, en contra de los sacerdotes mencionados. Lo que el Arzobispo sí ha hecho en este sentido, es responder a una solicitud de la Nunciatura Apostólica en Chile, de enviar las distintas declaraciones que han hecho estos tres sacerdotes y que han aparecido en diversos medios de comunicación.

En efecto, la información original ya indicaba que el Nuncio Apostólico, Ivo Scapolo le dijo a uno de los sacerdotes involucrados que “la cuestión surgida con las declaraciones de usted y de otros religiosos residentes en la arquidiócesis de Santiago está actualmente bajo el examen de la Congregación para la Doctrina de la Fe”. En ese contexto, es claro que no es a instancias del Cardenal que se está revisando la situación de estos tres sacerdotes, y todavía más grave resulta que el vocero Jaime Coiro haya efectuado declaraciones a nombre de la Conferencia Episcopal y en contra del Cardenal.

Este es un desastre comunicacional, y un festín para los que quisieran ver a la Iglesia arrastrada al fango. Sin embargo, la Iglesia chilena simplemente parece no darse cuenta, y no puede guardar silencio, y esperar que el Cardenal Ezzati regrese del sínodo, tiene que seguir sangrando por la herida.

Ahora el psicólogo Benito Baranda, cercano a la Compañía de Jesús, pide “que se vayan los nuncios", y declaró:

Es una intromisión del nuncio apostólico (Ivo Scapolo) en lo que ocurre dentro de la Iglesia chilena. Si pidió antecedentes de los sacerdotes, ¿por qué no mejor lo conversó directamente con ellos y les preguntó sobre sus declaraciones y la razón por la cual sostenían tal o cual idea? La Nunciatura no es un servicio secreto, sino parte de la misma Iglesia

¿Qué pretende don Benito? ¿Que el representante del Papa Francisco se retire de Chile? ¿Que no tenga nada que decir acerca de la Iglesia chilena? ¿O solo quiere que se condene a los de un bando? ¿Acaso busca comenzar su propia herejía? Al modo del antiguo americanismo y del todavía más viejo galicanismo, tendríamos nuestra propia Iglesia, leal al Papa, pero sin derecho a intervenir. Todo un chilenismo (que en mi patria tiene connotación de algo burdo e improvisado).

¿Y qué esperaba, don Benito? ¿Que el Cardenal no le respondiera al Nuncio? ¿O que el Nuncio no transmitiera las peticiones de la Congregación de la Doctrina de la Fe?

Lo dicho: un festín para los enemigos de la Iglesia, que ya han comenzado a decir que el Cardenal está más solo que un alma en pena. Desde este pequeño rincón de la red, lamentamos el estado de la Iglesia católica chilena, que es incapaz de ver más allá de sus “héroes populares", y dejamos constancia de nuestro apoyo al Cardenal Ricardo Ezzati, sucesor de los apóstoles y obispo de la Iglesia Católica, en plena comunión con el Papa Francisco.

28 comentarios

  
Lego
Falta investigar a Costadoat!
14/10/14 9:34 PM
  
VIVIANA
No comprendo y me duele que, en estos tiempos de desidia contra nuestra Iglesia Católica, estos sacerdotes que, socialmente son un buen ejemplo en cuanto a servir a los más pobres, se dediquen justo ahora a dar conferencias, aprestarse para el jueguito de lavar la ropia sucia en público. Si tienen algo que aportar bien, háganlo, convérsenlo, pero no se transformen en socios del demonio, por favor no.La obediencia prometida sino es observada delata claramente a quienes se apartan de la Iglesia Católica. Lo siento por el pueblo sencillo que los ve como héroes y talvez lo han sido, pero el momento de fama ya pasó. El P. Berríos no se decide aún a quien servir, si de veras ama a los pobres, por qué se regresó de África?
14/10/14 9:59 PM
  
Luis Fernando
El diácono ese habría sido ya cesado como portavoz (vocero) en cualquier Conferencia Episcopal seria.
Como el expediente de esos sacerdotes dependa de la Congregación para la Doctrina de la Fe, den por hecho que les van a poner en su sitio.

Ayer sufrí un alud de insultos, ataques y críticas por Twitter procedentes de chilenos indignados porque tuve la osadía de apoyar la acción del cardenal Ezzati, que al final no ha sido suya sino del Nuncio.

Toca decir aquello de "Ladran, Sancho, luego cabalgamos".
14/10/14 11:13 PM
  
Anibal
A estos curas, con todo el respeto que se merecen, hay que ponerlos en su sitio. Basta de enganar al pueblo fiel y aprovechar la tribuna de los medios para hacer el mal. Son falsos profetas, y debemos rezar por ellos.
15/10/14 12:34 AM
  
Nicolás
Hay que amar al pecador, pero condenar el pecado. El problema es que se tiende a confundir hacia los dos extremos.
15/10/14 5:07 AM
  
Pedro L.
Benito Baranda aún no pide perdón al Cardenal Ezzati...
15/10/14 5:18 PM
  
Gabri
Estoy muy desconcertada... Servir a Dios no es solamente servir a los pobres!! El pueblo de Dios somos todos, pobres, ricos, niños, jóvenes, adultos, trabajadores, cesantes, sanos, enfermos, etc. Hay muchas maneras de servir y amar, cada uno de acuerdo a su carisma, y lo que han hecho los sacerdotes mencionados ha sido bueno, pero no pueden descalificar lo que otros hacen y menos ir en contra de lo que el Magisterio nos indica. Es como si la única verdad fuera la de ellos. Si ellos escogieron esa realidad y Dios les ha regalado el poder anunciarlo alli, Gracias Señor!,
15/10/14 8:09 PM
  
MIGUEL ÁNGEL
La Iglesia Católica de Chile es igual que cualquier otra Iglesia Católica en el mundo. Tiene virtudes y pecados, santos y pecadores, todos a la medida de su propia realidad e historia. El problema real es que jamás aceptan tener errores, fallas o pecados en la vivencia de la fe cristiana. Están podridos hasta la coronilla por los casos de pedofilia, de curas, obispos y monjas, pero siempre lo niegan u ocultan. Jamás apoyaron la lucha de los mapuches por sus derechos humanos y sus territorios ancestrales, pero hacen declaraciones solemnes sobre la fe en Dios. Todos los días ven a los estudiantes siendo apaleados, gaseados y maltratados por pedir una educación de calidad y gratuita para todos los niños y jóvenes chilenos, pero el asunto no es con ellos. A la jerarquía (diáconos, presbíteros y obispos) de la Iglesia Chilena le interesa un poroto pisado la situación de los chilenos pobres. Es más, niegan la existencia de pobres en Chile. En Chile no hay pobres. De allí que, todos los que me preceden, con gran soberbia y miopía, vean al diablo, herejía, perros ladrando, falsos profetas, en quienes les muestran la terrible realidad de la Iglesia en Chile. Con excepción de Alberto Hurtado y de quienes trabajan por los pobres para sacarlos de la pobreza, la gran mayoría de religiosas, curas y obispos, sólo han apoyado a la clase rica y bien acomodada de Chile. Todo los demás son cuentos y chachara barata. Y dejen de defender al cardenal Ezzati, que de chileno tiene lo que ustedes tienen de austriacos y yo tengo de mapuche, es decir, nada. Reflexionen, hagan un acto de enmienda y vivan coherentemente su fe en Jesucristo pobre y humilde, muerto y resucitado.
15/10/14 9:14 PM
  
William
Es increible el estado en el que se encuentra la Iglesia Chilena en este tiempo, Ezzati hizo bien al censurar los comentarios pro-Gay, pro-Aborto de estos religiosos(que si bien son muy queridos en mi Pais) solo generan confusión y división. Yo mismo he sido criticado dentro de mi familia al tomar bando por el lado del Cardenal.

Saludos desde Chile.
15/10/14 10:10 PM
  
Horacio Castro
MIGUEL ÁNGEL. ¿Podría explicar (por los términos que utiliza en su último párrafo) cuánto tienen de chileno los mapuches?
16/10/14 12:29 AM
  
Néstor
La primer virtud que tiene que tener un Cardenal chileno es ser católico. Si ademas es chileno, excelente.

Lo mismo valdría para los Cardenales uruguayos, sólo que no tenemos :)

Saludos cordiales.
16/10/14 2:37 AM
  
Lego
los pobres "pobres" tan manipulados por los demagogos d siempre!!!
Cuento viejo...
16/10/14 5:09 AM
  
Pedro L.
Ya aparecieron los "dueños" de los pobres. En Chile estamos llenos de esos
16/10/14 2:55 PM
  
Beatriz Aguinaga Bohorquez
La situación en Chile es muy parecida a lo que pasa en Perú, con la satanización de nuestro cardenal.
17/10/14 3:08 AM
  
Nicolás
Miguel Ángel, con mucho respeto, pero poco importa la ascendencia de alguien para ser chileno. El reconocer a Chile como un país multiétnico, Dios lo quiera, implica considerar que se es igual de ciudadano chileno siendo de ascendencia italiana, alemana o mapuche. Por otra parte, recuerda por favor todas las veces que han sido sacerdotes los que han hablado e intentado puentes de diálogo entre grupos de chilenos en conflicto. Si ha habido una institución que ha destacado (y lo sigue asciendo) por defender a los más débiles de los abusos de los poderosos con los métodos que dispone a mano en cada momento (porque eso no se puede olvidar) es la Iglesia, que es santa (fundada por Nuestro Señor) y pecadora (formada por hombres como tú y yo).
17/10/14 4:03 AM
  
Nicolás
Por último, el significado bien entendido del dicho agustiniano "amar al pecador y aborrecer el pecado" implica convencer al otro de voluntariamente de cambiar y dejar su actitud pecaminosa de la que es responsable por un mal uso de su libertad (porque la justicia verdadera no es vengativa sino correctiva). Salvar el alma del otro de verdad significa predicar la Verdad, no ser buena onda. Ayudarlo y amarlo de verdad es decirle que esta pecando y debe cesar, no dejarlo en su actitud.

Como acaba de decir el cardenal Dolan «nosotros, la Iglesia en Europa y América del Norte, estamos a veces aletargados, ¿verdad? ¡África No! Los obispos de África son proféticos porque nos recuerdan que el papel de la Iglesia es el de transformar la cultura, no ser transformada por la cultura». La Iglesia (todos nosotros) no debe buscar ser populista, sino ser fiel a la Verdad por difícil que sea.
17/10/14 4:06 AM
  
Horacio Castro
Apropiada catequesis Nicolás. Te saludo.
17/10/14 3:05 PM
  
Daniel
Saludos, difiero en lo que Berríos es un cura de la elite (O`Reilly si lo es y me extraña una nota en tu blog respecto a lo bien que lo ha hecho la Iglesia en Chile ante los casos de abusos a menores).

Ahora la polémica ha sido levantada por un diario que ha buscado mover la atención de los lectores respecto al Caso Penta, las declaraciones del embajador, las huelgas de camioneros, las huelgas de medios de comunicación y las reformas "chantas" que nuestros congresistas están realizando.

Y respecto a las comunicaciones de la Iglesia en Chile, es cierto, el manejo de crisis fue pésimo y hay un abismo entre el vocero, el Arzobispo y el encargado de comunicaciones. Porque no puede ser que se tengan que desdecir de un día para notro y dejarle todo el problema al Arzobispo a su regreso.



17/10/14 4:07 PM
  
Gonzalo
Siempre ha habido "teólogos" de la galería que obtienen el aplauso fácil de las masas. Los sacerdotes aquí mencionados junto a algunos laicos que han alegrado al lumpen con teorías propias - y muchas de ellas contra lo que Jesucristo enseñó - han obtenido el aplauso que el fundador no tuvo, porque no quiso "amistarse" con la masa, y por ello fue crucificado.
El camino de la senda angosta es un camino alejado de la prensa, solitario y empinado que lleva a la vida.
17/10/14 4:46 PM
  
Pato Acevedo
@ Miguel Angel: He moderado tus comentarios porque son off topic. No es el tema de esta entrada ni el conflicto mapuche ni otros casos de sacerdotes que han traicionado su compromisos.
18/10/14 1:12 AM
  
Lego
Cierto Berríos no es conocido en Chile como cura de élite, sino de la "farándula", una moderna "corte de los milagros" que difícilmente podría catalogarse de élite, pero que vive de robar cámaras o titulares a costa del más mínimo sentido pudor corporal o espiritual y por cierto servil a poder.
19/10/14 3:55 AM
  
Juana Castro
En estos momentos no vivo en Chile. Pero hace unos años tuve una muy buena relación y admiración hacia el padre Carlos Aldunate. Son dos hermanos Aldunate, ambos Jesuitas. Convendría aclarar de cual de los dos hermanos se trata.
Evidentemente que son falsos profetas esos curitas. Es tentador y fácil estar con la corriente ideológica actual. En cambio si se es fiel a la doctrina a una la llaman retrograda, enemiga de la mujeres, homofóbica y por último conservadora, lo que equivale ahora a un insulto. Lo triste es que en unos años mas ellos van a tener que cambiar sus ideas para seguir la ideología de moda en ese momento. En cambio la Iglesia sigue fiel, joven y siempre renovada en Cristo Jesús
19/10/14 5:37 PM
  
Alejandro Holzmann
Estamos presenciando una fuerte presión de algunos sectores de la Iglesia para llevar a los Pastores sagrados a inhibir completamente su autoridad para frenar herejías, más de lo que ya está debilitada. La táctica utilizada es la de afirmar, en tono de protesta, que cualquier crítica o denuncia en relación con las personas que disienten abiertamente de las enseñanzas de la Iglesia en materias graves, y que no sea pública, constituye simplemente una forma de intolerancia, de atentado contra la libertad de expresión, contra el sano pluralismo, el respeto, la confianza, la comunión, etc.

Ahora más que nunca se hace necesario que los fieles escriban a los obispos para denunciar las situaciones que confunden y escandalizan al pueblo cristiano, incluso recurriendo al nuncio apostólico y a la Congregación romana correspondiente. La misma ley universal de la Iglesia establece que "los fieles tienen el derecho, y a veces incluso el deber, en razón de su propio conocimiento, conocimiento y prestigio,.de manifestar a los Pastores sagrados su opinión sobre aquello que pertenece al bien de la Iglesia", etc. (canon 212, 3).

No sabemos si la investigación de estos tres sacerdotes ha sido iniciativa de la CDF o del Nuncio. Lo que sí sabemos es que ha sido consecuencia de la denuncia realizada por los propios fieles, incluso -me consta- de simples católicos de a pie. Lo más importante: ha quedado demostrado que los esfuerzos en este sentido no han sido en vano.
19/10/14 5:54 PM
  
Lego
Urge incluir a Costadoat entre los indagados. Sus últimas declaraciones parecieran cuestionar el mismo Evangelio al decir :

"Lo que a la Iglesia no le puede dar lo mismo, es que el Evangelio, que significa "Buena noticia", se haya convertido sobre todo para las nuevas generaciones, en el plano de la sexualidad, afectividad y relaciones de por vida, en una "mala noticia".....
21/10/14 3:13 AM
  
Nicolás
Nota: para quedar claro, realmente creo en todo lo que puse en el comentario anterior. Yo trato de ser fiel a la Verdad pero me es difícil, aun más predicarla; creo que soy como muchos, débil, miedoso e inseguro, olvidando que Dios está conmigo, estoy del lado de la Verdad y que frente a tantos que han muerto de las formas más horribles por predicar la Palabra del Señor no tengo derecho alguno a sentir vergüenza, pero fracaso muchas veces, las pocas que lo hago bien me siento orgulloso de mí.

Por cierto, discriminar a alguien por ser extranjero está mal. Aunque es obvio que ningún país puede abrir la puerta a todos los inmigrantes del mundo, quiero decirles que una persona que viene a aportar a un país y/o que lleva años viviendo en otra tierra, aportando a ella con su trabajo y haciéndola su nuevo hogar, pues tiene un derecho a vivir ahí e incluso a participar en la toma de decisiones.

Y Miguel Ángel, espero realmente no haberte ofendido con mi comentario, pero no puedo estar de acuerdo contigo.
21/10/14 4:44 AM
  
lupo
Creo que ahora que la cosa se ha aclarado un poco, me parece que se ha exagerado demasiado las declaraciones o supuestas declaraciones de algunos sacerdotes, porque hay que recordar que la prensa tan sólo destaca lo que le conviene a su linea editorial, por lo que los supuestos dichos o posturas de tal o cual cura puede que estén exageradas o incluso sacadas de contexto, e incluso tergiversadas para sacar provecho político o monetario del escándalo.

Por otro lado el acturar del arzobispo Ezzati está conforme a los procedimientos de la Iglesia en estas cuestiones, además los mismos sacerdotes, por lo menos del que escuché de viva voz el padre Pepe Aldunate, nunca se ha sentido alejado del arzobispo, ni ha pretendido tener un magisterio propio.

Según entendí de su declaración su opinión la dió a modo personal, y si está mal, que sea corregida; algo así como cuando san Agustín sometía sus escritos a la Iglesia. Personalmente conozcco al padre Pepe y más todavía a su hermano el padre Carlos, un santo sacerdote de la misma congregación, y aunque el padre Pepe tiene sus posturas, siempre me ha parecido que se ha comprotado obedientemente y calla cuando le dicen que calle. De los otros dos sacerdotes poco conozco.

En todo caso esto hay que dejarlo al juicio de la Santa Sede, y no condenar ni tratar de herejes a cualquiera sin mayor conocimiento de la situación, quien esté libre de pecado que arroje la primera piedra.

Para Miguel Angel:
¿Cómo que la Iglesia no se ha preocupado de los mapuches? Desde el siglo XVI los jesuitas mantuvieron misiones circulares al sur del Bío-Bío hasta que los expulsó el gobierno español sediento de riquesas y explotación de los nativos en las encomiendas. Y a fines del siglo XIX, tras la llamada "pacificación de la Araucanía" llegan a la Araucanía los capuchinos y misionan en toda la región, incluso haciéndose cargo del Vicariato apostólico de la Araucanía, hoy diócesis de Villarrica, creando seminarios, conventos y parroquias y aún están presentes. Y más recientemente el obispo de Temuco fue mediador entre el gobierno pasado y las comunidades que mantienen disputas con el estado de Chile.
25/10/14 12:38 AM
  
Felipe
Cuanta razón tenían estos curitas, Ezzati es oscuro casi demoníaco.
22/10/18 6:35 AM
  
Renato
Hola a todos,

Interesante leer los comentarios del 2014, pero sería ideal leer los comentarios de las mismas personas en este 2019.

Saludos,

Renato
15/04/19 4:29 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.