Los animales: ¿son sujetos de Derecho?

Los animales: ¿son sujetos de Derecho?

De modo que no es posible considerar ni a los animales ni a la naturaleza como sujetos de derecho, sencillamente porque existe en el hombre una realidad espiritual que corresponde a su intelectualidad, a su capacidad racional.

Hace poco hice una encuesta (Facebook y Twitter, respectivamente) sobre este tema, y aquí los resultados:

Para abordar el tema, vale la pena aclarar términos, que, si no, no sabemos de qué hablamos.

Derecho

Literalmente, es lo recto, lo no torcido, en cuanto conforme a la realidad, en el sentido de adecuado a ella, proporcionado, o como lo definía Celso, el arte de lo bueno y de lo equitativo[1]. En este sentido, – y en cualquier otro sentido que se le quiera atribuir al término –[2], está íntimamente relacionado con los actos humanos, es decir, que son propios de quien posee voluntad, libertad e inteligencia. El derecho de alguien substantivo, designa aquello que – lo que – es adecuado o justo en relación con esa persona, lo que le corresponde.

Animal

Referido a los animalia, al Reino Animal, y esto para evitar la argumentación animalista de que también somos animales, pues que ciertamente compartimos con los animales la capacidad de reproducción, nutrición y crecimiento, sin embargo, en nosotros se da la facultad del intelecto que introduce un salto cualitativo insalvable entre seres humanos y animales.

Hasta aquí de definiciones, vamos al tema en cuestión.

La obsesión sentimental por los animales

Del primer prejuicio que hay que deshacerse, es de aquél falso extremo, en el que, si no trato a los animales como personas, es porque los odio o me gusta que los maltraten, esto sencillamente es absurdo e irracional. Tanto es así, que lo que se considera en verdad un maltrato animal, es justamente que sean tratados como personas. César Millán, el famoso encantador de perros (que algo ha de saber más que nosotros sobre el tema), indica que, el humanizar a los animales ocasiona que pierdan su identidad, que se sientan frustrados, ansiosos e inseguros. Paso a transcribir textualmente lo dicho por César en una entrevista al respecto:

No se están teniendo en cuenta las necesidades del animal. El ser humano se ha enfocado en ser profesional y no en tener familia. Por eso quieren llenar ese vacío con los animales. Pero los animales se sienten incompletos porque no son seres humanos y tienen otras necesidades físicas y psicológicas[3]

Y esto, porque con un poco de sentido común, podemos darnos cuenta de que celebrarle el cumpleaños, pintarle las uñas, ponerle camisetitas o nombre de persona a los animales, es – y así lo afirma este experto mundialmente reconocido, y al que sería el colmo acusarlo de que odia a los animales – completamente inadecuado, más aún, es un maltrato animal. ¿Qué sucede? Que debido a la sociedad sentimentalista en la que nos encontramos, la capacidad de razonar argumentos es muchas veces nula, nos pueden los sentimientos y empezamos a actuar de formas inadecuadas bajo criterios irracionales, como es este caso. Las consecuencias son evidentes, pues tenemos personas por ahí afirmando que mi perro es como mi hijo o incluso en situaciones de solidaridad, prefieren mil veces ayudar a un animal de la calle, que a una persona, dándoles así una falsa seguridad de que con este acto han mejorado el mundo, han devuelto esperanza a la humanidad, y no, lo que devuelve la esperanza a la humanidad es la santidad y el amor, el amor a la Creación por supuesto, pero sobretodo el amor al prójimo, que es por quien Cristo ha derramado Su Sangre. Pero el tema religioso lo dejaré para otro momento, que después no lograré que mis lectores no creyentes me sigan hasta el final del artículo.

Con respecto a los derechos

Llegado a este punto cabe decir que, ser sujeto de derecho suele definirse como tener derechos y obligaciones jurídicas. Sujeto (sub-jectum) indica: sometido, vinculado. De aquí deriva, probablemente, el hecho de considerar, universalmente, que sujeto de derecho, en sentido propio, es solo la persona. Pues sólo la persona, en virtud de su inteligencia y voluntad, es libre o susceptible de mérito y responsabilidad. Esto, aunque no pueda ejercerlos en acto; se trata, en efecto de algo que le es propio a su naturaleza capaz de responsabilidad (por eso, lo son el niño, el demente, el enfermo, el hombre en coma, el que depende de otro, el dormido, etc.)[4]

Lo que propiamente corresponde a los animales – y a la naturaleza en general, que en ciertos países como el mío han decidido referirla en la Constitución como la Pachamama, porque para paganismos hay espacio, pero no para Dios – es ser objetos de Derecho si se quiere y en cierto sentido, es decir, receptores de responsabilidades jurídicas, por parte del hombre. Porque como sujetos de derecho, nosotros tenemos la obligación de preservarlos, respetarlos, cuidarlos, etc.

De modo que no es posible considerar ni a los animales ni a la naturaleza como sujetos de derecho, sencillamente porque existe en el hombre una realidad espiritual que corresponde a su intelectualidad, a su capacidad racional, aunque no todos la usen y algunos hayan renunciado a usarla para abrazar ideologías modernas. De modo que, se quiere mucho a los animales, se cuida la naturaleza y se la respeta, pero cada cosa en su lugar, que en la medida en que más damos cabida a igualitarismos absurdos, quien termina pagándola bien caro, somos nosotros mismos. Ahí tienen a Europa, que tiene una tasa de natalidad por los suelos, porque prefieren mantener mascotas – más cómodo, menos sacrificio, que se traduce en menos amor – que tener hijos.

[1] Celso, Digesto, I, 1.

[2] Para una profundización de la etimología del término derecho, me remito a la obra de A. Fernández-Galiano, Derecho Natural: introducción filosfófica al Derecho, Artes Gráficas Benzal, 4ª ed., Madrid 1983, pp. 60-67.

[3] Puedes ver el video de la entrevista en la revista mexicana Contenido aquí: http://www.elsalvador.com/vida/187570/video-tratar-a-los-perros-como-humanos-es-frustrarlos-dice-el-encantador-de-perros-cesar-millan/

[4] Cf. Javier Barraca, Pensar el Derecho, Palabra, Madrid, pp. 24-29.

 

46 comentarios

Marc
Que mania de no considerar animales a los humanos, si descendemos de lo que considerariamos animales, y seguimos teniendo las caracteristicas para ser considerados animales, solo por ser mucho mas inteligentes que otros (como especie), no podemos dejar de considerarnos animales. A ver si ahora resultara que los pulpos son menos animales que otros moluscos por tener relativa inteligencia.
14/02/18 7:46 PM
Luis
Curioso. No quieres que se te identifique con un "falso extremo" pero tú pareces considerar que quienes defendemos que los animales son sujetos de derecho estamos automáticamente en el "falso extremo" opuesto. Adicionalmente, no explicas por qué el intelecto humano te convierte en sujeto de derecho y carecer de él, en objeto.

Todos los seres vivos con un sistema nervioso complejo son capaces de sentir en mayor o menor medida, desde mecanismos muy básicos como los de los insectos a emociones muy complejas como las de los grandes primates o los cetáceos. Grandes primates y cetáceos, además, están dotados de un grado de inteligencia intelectiva, mayor que el de algunas personas con deficiencias mentales profundas.

Tu criterio es el intelecto, y eres muy libre de considerarlo así. El mío es la capacidad de sentir emociones como la alegría, la pena, el sufrimiento o el placer, entre otras, además de la capacidad de jugar, por ejemplo. Un ser que puede sentir y hacer estas cosas debe tener unos derechos básicos; no como los humanos, en mi opinión, pero sí unos mínimos que los protejan de los peores abusos y del "abuso de superioridad" por nuestra parte. No reconocérselos es abrir la puerta a toda clase de crueldades contra seres que tienen la capacidad de sufrir; si reconociéndoselos ya ocurren, ni te cuento si no se los reconocemos. Supongo que eso los convierte en sujetos de derecho para mí aunque sea parcialmente.

Y esto no es ningún sentimentalismo barato. Es la simpl
14/02/18 8:00 PM
Francisco Javier
Marc: considerar a los humanos como una especie animal mas equivale a rebajar al ser humano. Esto no se trata de "categorias de inteligencia" para ver quien es menos o mas animal. Si simplemente somos una especie mas como otra producto de una simple evolucion ¿porque no tenemos otra u otras especies que rivalicen con el ser humano en inteligencia y en construir civilizaciones o con el poder de someter a todos los demas animales?? porque los humanos somos unicos, somos producto de LA CREACION no de una evolucion accidental. Somos "imagen y semejanza" de Dios, somos las unicas criaturas inteligentes sobre la tierra capaces de asemejarse al Creador. Pero seguramente tu eres ateo que solo andabas de paso por aca, animalista empedernido y ni siquiera alcanzas a entender si te lo enfoco desde un punto de vista cristiano catolico.
14/02/18 9:08 PM
Néstor
Ya Aristóteles y Santo Tomás de Aquino dicen que el hombre es un "animal racional". Un "animal" es un ser vivo dotado de sentidos y apetitos sensibles, y eso es el ser humano. Pero también es "racional", y por ahí aparece el alma espiritual que marca la diferencia esencial con los animales irracionales.

Y que es el fundamento de los derechos, que por eso los animales irracionales no los tienen.

Y por eso con total tranquilidad de conciencia podemos comentar lo rico que estaba el asado de ternera o el lechón al horno, seguros de que no hemos violado ningún derecho al beneficiarnos de que otros les provocaran la muerte a los correspondientes animales para poder alimentarnos.

Cosa que de ningún modo sería igual, sino que sería un crimen horrendo, si se sacrificara a un defensor de los derechos de los animales para hacer con él chorizos o morcillas.

Saludos cordiales.
14/02/18 9:24 PM
jorge
Marc

No es la inteligencia lo que distingue a los humanos del resto de animales. Delfines y orcas tienen mucha más inteligencia que la mayoría de sus presas, pero por ello no son superiores a las mismas.

Lo que distingue a unos de los otros son 2 cosas intimamente enlazadas:

1. El lenguaje hablado, gracias a la singularidad de la laringe humana.

2. La capacidad de razonar, formulando juicios abstractos, a través del lenguaje.

Esa es la diferencia.

Y la capacidad de razonar, lleva al ser humano a ser conciente de sí mismo, preguntarse sobre su propio yo, y reconocerse como sujeto.

Y sólo los sujetos tienen derechos.
15/02/18 1:18 AM
hornero (Argentina)
Coincido en todo con el autor del artículo. No obstante me parece que el tema requiere un tratamiento menos esquemático; hombre-animal, sujeto de derecho-objeto de derecho. Está bien lo esencial del planteo de la cuestión, pero debe ampliarse la consideración. El sentimentalismo no corresponde al verdadero sentimiento que debemos experimentar por los animales, y aún por las plantas y por el cosmos o naturaleza en general. Es aberrante escupir una flor, es perverso hacer sufrir innecesariamente a un animal, sea hormiga, perro o elefante, es in-humano despreciar a cualquier ser no humano. El orden creado por Dios, que lleva a las creaturas a proclamar la bondad, verdad y belleza divinas reclaman nuestro reconocimiento racional-espiritual hacia ellas como hermanas nuestras, no como seres inferiores extraños a nosotros, sino como vinculados por razones ónticas profundas y misteriosas. Somos parte del cosmos, nuestra realidad corporal humana está vinculada de modo íntimo al cosmos en razón del orden material al que también pertenecemos, pero de modo aún mayor en razón del señorío esencial que nos pertence sobre la creación por disposición de Dios que ordenó el cosmos al servicio del hombre para edificar con él en su totalidad el Reinode Dios entre nosotros.
15/02/18 1:21 AM
Néstor
Es que el derecho fundamental es el derecho a la vida. Sin ese, no hay ningún otro derecho.

¿O es que se puede tener derecho a que no te griten pero no a que no te maten?

El que puede disponer de la vida de un ser ¿de qué otra cosa suya no puede disponer?

El que puede lo más, puede lo menos ¿y qué hay más para un animal irracional que la vida, que se la podemos quitar sin problemas para hacernos un asadito?

Saludos cordiales.
15/02/18 4:40 AM
esteban gonzalez
Sin irse a los extremos creo que los animalistas son mas informados respecto de todas las crueldades que la industria alimenticia y los laboratorios cometen con los animales . Si ves a alguien que patea a un perro lo entendemos como crueldad intolerable y TODOS estamos de acuerdo , y si vas al campo y matan un cordero frente a ti... a muchos se les quita el apetito . Nos damos cuenta cuando cuando un animal sufre y hacernos los locos no esta bien
15/02/18 7:13 AM
Renzo
Francisco Javier, considerar a los humanos como una especie animal más, es una pura realidad biológica. El resto de tu comentario es simplemente ideología y creencia religiosa sustentadas exclusivamente en tu fe en algo que ni tú ni nadie ha podido demostrar que sea real ( y ya llevan dos milenios largos intentándolo ). Pero seguramente que no alcanzas a entender nada de lo que se te pueda decir al respecto siendo como eres un creyente cristiano católico.
Néstor, airee un poco que huele a rancio, naftalina y moho.
15/02/18 8:01 AM
Yo2
@Marc, @Luis, intentar razonar con ustedes este tema (como con cualquiera formado a su estilo) no es posible, porque no distinguen lo esencial de lo accidental, pero de cualquier modo hay que intentarlo.
El ser humano es un animal, pero no un animal cualquiera, y no voy a ir a la casuistica ni a la Teología, porque la primera se basa en la ausencia de esencias que es su posición y la segunda les resulta irrelevante, sino a la Filosofía.
El Hombre, en cuanto tal, tiene una capacidad, que es la de adquirir conceptos abstractos. Esta habilidad le permite comprender la realidad de un modo que no procede de la propia materia y que ningún otro animal realiza. La presencia de esta capacidad es evidencia de que en nosotros hay algo más, algo inmaterial y subsistente. Ese algo más es lo que nos hace especiales y sujetos de derechos y de deberes (ojo, no olvidar esta segunda parte, si ustedes quieren que los animales sean sujetos de derechos deberán también hacerles objeto de deberes).
Un saludo en la Fe
15/02/18 9:14 AM
Alejandro Galván
Luis:

Te aconsejo leer enteros los artículos, antes de criticarlos. Esto hace más lento su comentario, pero enriquece el debate.

Lo que comentas: " Un ser que puede sentir y hacer estas cosas debe tener unos derechos básicos; no como los humanos, en mi opinión, pero sí unos mínimos que los protejan de los peores abusos y del "abuso de superioridad" por nuestra parte. ", es justo lo que dice Steven:

"Lo que propiamente corresponde a los animales(...) es ser objetos de Derecho si se quiere y en cierto sentido, es decir, receptores de responsabilidades jurídicas, por parte del hombre. Porque como sujetos de derecho, nosotros tenemos la obligación de preservarlos, respetarlos, cuidarlos, etc."
15/02/18 9:55 AM
Luis López
La diferencia entre el animal y el hombre no es "cuantitativa" sino radicalmente "cualitativa", siendo la racionalidad y sobre todo el alma espiritual lo que marca ese abismo insondable entre el hombre y demás criaturas.

Dicho esto, el animal es una criatura hecha por el Creador para nuestro servicio -compañía, entretenimiento, adiestramiento para utilidades civiles, alimentación...- , y el mero hecho de ser obra de Dios ya nos hace rechazar de plano cualquier agresión injusta o crueldad contra ellos.

En cuanto a lo que dice mi tocayo, los derechos o son humanos o ya no son derechos. Los animales merecen la protección de la ley humana para evitarles la crueldad o el daño innecesario contra ellos -por supuesto-, pero no porque sean SUJETOS de derechos, sino porque son OBJETOS de derecho especialmente importantes, ya que son seres necesarios para la vida del hombre, y porque cualquier crueldad humana contra un animal (indicio claro de una maldad que puede ir a mayores) debe reprimirse desde el primer momento.
15/02/18 10:06 AM
Ricardo
Gracias por el artículo, no solo ya era hora, hacía falta. Sorprende ver cómo el artículo pisó callos y brotan en los comentarios los defensores de lo indefendible, sin notar para ellos mismos que suenan a "Católicos" ignorantes o poco instruidos. Nuevamente la degradación del hombre y los mensajes subliminales en éste tema y las personas lo compran como si pudiéramos ignorar los roles ancestrales tanto del hombre como de los animales siempre distintos por cierto. En el afán de esta generación "hipster" de humanizar lo inhumanizable, no se dan cuenta de su terrible soberbia y acaban siendo atacados por sus propias tonterías (biología: agresividad animal o parasitosis). Gen 1, 26-28 ...¿A donde quedó? Democratizar la vida para todos sin ser iguales es un error grave, tanto lógico como semántico.
15/02/18 10:50 AM
maru
Por supuesto q hay q tratar bien a los animales( quien escribe el artículo no lo pone en duda). Claro q son seres q sienten y tienen una cierta ''inteligencia'', que muchas veces es instinto y tienen unas capacidades muy desarrolladas, como por ejemplo, los perros. Pero de aquí a que sean como una persona, o un animal racional si se quiere, hay un abismo. Hasta ahora, no he visto a un animal que pueda tener una conversación, trascendente o intrascendente con una persona. Tampoco saber distinguir dntre el bien y el mal. Tampoco piensa. Hace sus necesidades en medio de la calle, si lo hace una persona, diríamos que ''es un guarro,.un cerdo, etc.''. Que los ampare la ley, en cuanto a q no puedan ser maltratados ni a q se le infrinja ningún sufrimiento, muy bien. Que se quiera a.un animal, si lo tienes en casa, perfecto. Pero de ahí a todo lo demás.... como dice el articulista, pintarle las.uñas, ponerles vestiditos, etc.etc. es ridículo. Y como muy bien dice el experto,.un animal irracional es un animal irracional , pese a quien le pese.
15/02/18 10:58 AM
Néstor
"inteligencia" viene del latín, "intus legere", leer dentro, y hace referencia a la capacidad de conocer la esencia de las cosas, que en el ser humano se hace mediante el concepto abstracto, exclusivo de la especie humana.

Lo que llamamos "inteligencia" en los animales en realidad se debe a una facultad sensible, no intelectual, que es el "sentido común", un sentido interno que es como una usina a la que van a dar los datos de los sentidos externos y ahí son relacionados unos con otros.

También tienen los animales "estimativa", que es la capacidad de asignar un valor positivo o negativo a los datos sensibles, de lo que sigue por lo general la huida, la agresión o la persecución o prosecución.

Obviamente, también tienen memoria sensible, concreta, de los eventos sucedidos.

Todo eso queda en el plano de lo sensible y concreto, y por tanto, no se eleva al plano abstracto y universal propio de la inteligencia.

Otra cosa es el "sentido común" en el ser humano, que incluye las evidencias primeras intelectuales, como el principio de no contradicción.

Saludos cordiales.
15/02/18 3:10 PM
Néstor
Más que "objetos de derecho", entonces, los animales serían "objeto de deberes" del único sujeto de derechos que es el ser humano. El deber de no hacer daño gratuitamente a los animales entiendo que se basa en el deber para con uno mismo, porque la crueldad nos hace mal, ya que es la búsqueda gratuita del sufrimiento de un ser. Y también se basa en nuestros deberes para con los demás hombres, porque acostumbrarnos a la crueldad con los animales puede llevarnos a la crueldad con las personas. O con nosotros mismos, también.

Saludos cordiales.
15/02/18 3:13 PM
Néstor
Por otra parte, la compasión hacia el animal que sufre también es natural, pero ahí estamos fuera del plano de los derechos y deberes. Esa compasión se basa en el hecho de que también somos animales y en especial, racionales, lo cual nos da una capacidad de comprensión del sufrimiento ajeno y de nuestro propio sufrimiento de la que carecen los animales irracionales.

No está mal, en principio, que movido de esa compasión alguien ayude al animal irracional que sufre, sólo que no puede plantearse en principio como un deber, entiendo, salvo tal vez que no tengamos ninguna razón válida para no ayudar a ese animal.

Saludos cordiales.
15/02/18 3:20 PM
Alejandro Galván
Luis:

Te aconsejo leer enteros los artículos, antes de criticarlos. Esto hace más lento su comentario, pero enriquece el debate.

Lo que comentas: " Un ser que puede sentir y hacer estas cosas debe tener unos derechos básicos; no como los humanos, en mi opinión, pero sí unos mínimos que los protejan de los peores abusos y del "abuso de superioridad" por nuestra parte. ", es justo lo que dice Steven:

"Lo que propiamente corresponde a los animales(...) es ser objetos de Derecho si se quiere y en cierto sentido, es decir, receptores de responsabilidades jurídicas, por parte del hombre. Porque como sujetos de derecho, nosotros tenemos la obligación de preservarlos, respetarlos, cuidarlos, etc."
15/02/18 3:21 PM
Scintilla
Un ejemplo para ver la diferencia entre objeto y sujeto de derecho que puede que ilustre a quienes no vayan con mala voluntad: a nadie le parecería lógico condenar penalmente a un mulo por pegarle una coz a un paisano. Y, ojo, querer quiso darle, sabía que estaba ahí. De hecho quería quitárselo de encima. Como la avispa que te picó de pequeño, sí, a ti, y que te descubrió tu alergia -a pique estuviste de palmarla- aunque ni sabías que estaba ahí. ¿Un accidente o un caso de violencia animal? ¿tentativa de asesinato? Dolo ya te digo que hubo.
15/02/18 3:37 PM
Ikari
Es posible que el darwinismo sirva para respaldar dos moralidades locas; pero no puede servir para respaldar ni una sola moralidad sensata. El parentesco y la competencia entre todas las criaturas vivientes, podría ser una razón para ser insensatamente cruel o insensatamente sentimental; pero no para sentir un sensato amor por los animales. Sobre la base evolucionista es posible ser inhumano o ser absurdamente humano; pero no es posible ser humano. Que usted y un tigre sean uno, puede ser una razón para ser cruel como el tigre. Amaestrar al tigre para que lo imite a usted es un camino; pero el camino más corto es que usted imite al tigre.

Pero en ninguno de los dos casos la evolución nos dice cómo tratar razonablemente al tigre, es decir, cómo admirar sus líneas mientras se evitan sus garras. Si usted quiere tratar a un tigre razonablemente, tiene que volverse al jardín del Paraíso. Porque el obstinado recuerdo vuelve a surgir: solamente lo sobrenatural ha encarado a la Naturaleza desde un punto de vista sano.

G. K. Chesterton - Ortodoxia
15/02/18 3:38 PM
Renzo
Hombre Néstor, estos últimos mensajes suyos ya son otra cosa, hasta podría coincidir con usted en casi todo.
Ya puede cerrar la ventana, el aire fresco está bien para ventilar un rato, pero no se exceda no nos vaya a pillar una neumonía con alguna corriente de aire traicionera.

Saludos.
15/02/18 4:27 PM
Son aires relativamente novedosos, puesto que proceden de Aristóteles.

El "sentido común", en sentido técnico, es un sentido interno que lo tenemos todos los animales, racionales o no. En el caso del hombre, hay además el intelecto, que conoce algunas evidencias primeras, como el principio de no contradicción, Lo que usualmente entendemos por "sentido común" cuando hablamos del ser humano incluye esto último.

Por eso también, la "estimativa" en nosotros tiene un componente intelectual que no tiene en los animales, y por eso se llama "cogitativa".
15/02/18 5:31 PM
Esto del derecho y objeto y sujeto y tal me vuelve loco a mi, vamos, que me lio.
A ver si me aclaro, porque yo creo que estamos todos más o menos de acuerdo.
Lo del derecho y las obligaciones es algo solo humano, así que se lo otorgaremos solo a quien o que nos de la gana.
El bosque no tiene derechos, pero como yo quiero que haya bosques, puedo decir que prohibo destruirlos o decir que los bosques tienen derecho de ser respetados.
Con los animales lo mismo, puedo prohibir las corridas de toros o decir que el toro tiene derecho a no ser maltratado innecesariamente solo por dar placer a algunos humanos.
Puedo hacer leyes para prohibir prácticas crueles con los animales o decir que tienen derecho a que no seamos crueles con ellos etc.
Resumiendo, que no, que los animales no tienen derechos porque son animales, pero los les concedo los derechos que yo
15/02/18 6:15 PM
David García
Lo envié sin acabar sin querer, lo sigo.
Resumiendo, que no, que los animales no tienen derechos porque son animales, pero los humanos les podemos otorgar los derechos que nos de la gana porque al fin y al cabo eso es un invento nuestro
15/02/18 6:19 PM
Esto del derecho y objeto y sujeto y tal me vuelve loco a mi, vamos, que me lio.
A ver si me aclaro, porque yo creo que estamos todos más o menos de acuerdo.
Lo del derecho y las obligaciones es algo solo humano, así que se lo otorgaremos solo a quien o que nos de la gana.
El bosque no tiene derechos, pero como yo quiero que haya bosques, puedo decir que prohibo destruirlos o decir que los bosques tienen derecho de ser respetados.
Con los animales lo mismo, puedo prohibir las corridas de toros o decir que el toro tiene derecho a no ser maltratado innecesariamente solo por dar placer a algunos humanos.
Puedo hacer leyes para prohibir prácticas crueles con los animales o decir que tienen derecho a que no seamos crueles con ellos etc.
Resumiendo, que no, que los animales no tienen derechos porque son animales, pero los les concedo los derechos que yo
15/02/18 7:16 PM
Anasa
Lo que diferencia a un humano de un animal es que un animal, sí, siente emociones como nosotros, pero también actúa por emociones exclusivamente y esta conducta movida por emociones puede, sin ningún control por parte del animal lastimar o matar a otro de su especie por un simple "arrebato". Sin embargo, el ser humano puede intervenir en medio de esa pulsión emocional poniéndose en manos de Dios, y no vamos a sacar de contexto esto añadiendo las atrocidades contemporáneas que la Iglesia haya podido hacer, por qué en el jardín hay flores de todos los tipos, unas puestas en manos de Dios y otras aparentandolo. La fe es un camino que un animal no puede hacer, y un humano experimentará un proceso de transformación personal que enriquecerá aquello que se intenta borrar del mapa, la conciencia moral, que se pretende sea sustituida por conciencia ética, una ética sujeta a una lucha de fuerzas donde una de ellas, la que pretende el cambio, se oculta en las sombras y campa a sus anchas, pretendiendo sustituir dignidad por derecho a no sufrir escudanfose en el animalismo, y confundiendo deliberadamente conciencia con consciencia. Aquí está el quid.
15/02/18 11:20 PM
Anasa
La fe es un camino que un animal no puede hacer, y un humano experimentará un proceso de transformación personal que enriquecerá aquello que se intenta borrar del mapa, la conciencia moral, que se pretende sea sustituida por conciencia ética, una ética sujeta a una lucha de fuerzas donde una de ellas, la que pretende el cambio, se oculta en las sombras y campa a sus anchas, pretendiendo sustituir dignidad por derecho a no sufrir escudanfose en el animalismo, y confundiendo deliberadamente conciencia con consciencia. Aquí está el quid.
15/02/18 11:24 PM
Javier
Hay un argumento, el económico, que se ha tratado de pasada en el artículo. El pienso para un perro vale unos 50 € al mes, una enfermedad vale unos 400 € y una operación quirúrgica vale 600 €. Si añadimos cuidados básicos y gastos sentimentales ES IMPOSIBLE TENER MUCHACHOS.
16/02/18 9:52 AM
Néstor
Más que decir que se conceden derechos al perro, diría yo, hay que decir que se reconocen los deberes que el hombre tiene para consigo mismo y para con los demás. Porque el hombre no puede hacer lo imposible, y es imposible que un ser irracional tenga derechos.

Entiendo que se puede decir que el perro es objeto del derecho, en la medida en que es de algún modo objeto de ciertos deberes del hombre (para consigo mismo y para con los demás). Decir que el perro es objeto de derechos suena a que tenemos ciertos derechos sobre el perro, lo cual es verdad, pero no viene a la discusión. Y decir que el perro es sujeto de derechos es falso.

Saludos cordiales.
16/02/18 12:00 PM
Néstor
Los derechos no son inventos nuestros. Aún si decimos que los derechos del hombre consisten simplemente en nuestra obligación de obedecer el mandamiento divino que dice que hay que respetar al ser humano, el caso es que esa obligación misma no es un invento nuestro, y además, se basa en el derecho de Dios a ser obedecido, y eso es algo último, que no depende de ningún deber anterior y menos aún de una invención nuestra. Y no existe, en ese sentido, un mandamiento divino de respetar la vida de los animales, ni tampoco, por tanto, derechos de los animales.

Saludos cordiales.
16/02/18 2:24 PM
Palas Atenea
El hombre es sujeto de derechos y de deberes, incluso tiene deberes éticos aunque no se le concedan derechos. Los animales no. Algunas personas que estuvieron en los campos de concentración se impusieron así mismos el deber de no rebajarse a ciertas cosas, por ejemplo la delación, aunque les fuera la vida en ello. Los animales no están sometidos a ser rebajados ni a dilemas éticos porque son lo que son.
16/02/18 8:24 PM
David García
Nestor.
Si para argumentar que los derechos no es un invento nuestro tienes que meter a un Dios por medio, pues a un no creyente no le vas a convencer.
De todas formas yo me conformo con que estemos de acuerdo en el hecho de el que los animales no tengan derechos no sea una carta blanca para su maltrato y que podamos hacer con ellos lo que nos de la real gana.
Creo que cualquiera que haya tenido un perro sabe que tiene la capacidad de sufrir, de estar alegre, de mostrar afecto, lealtad etc.
Muchas veces me he planteado que debería hacerme vegetariano, pero me encanta comer carne.
No entiendo porque la vida tiene que ser así de ¿cruel?, de tener que comernos los unos a los otros.
En fin, un saludo
17/02/18 1:21 PM
Palas Atenea
David: Es hybris, es decir una demasía manifiesta, equiparar la ingesta de animales a la antropofagia sólo porque algunos tienen un concepto del hombre que no va más allá de que es un animal. Eso simplifica mucho la vida: jamás te encontrarás ante un dilema, es más los dilemas no existen porque tal equiparación los convierte en absurdos. Imagina a Antígona enfrentada a obedecer a Creonte o enterrar a su hermano con los debidos ritos fúnebres y piensa que es un urogallo hembra: el dilema desaparece automáticamente.
17/02/18 6:56 PM
David García
Palas, muchas gracias por intentarlo, pero no te he entendido nada, entre otras cosas porque no conozco a esa gente.
Voy a mirar por el Google a ver qué encuentro y te digo si consigo entenderte, porque la verdad que es una cuestión que me interesa.
17/02/18 8:16 PM
Néstor
En este portal también entran creyentes, en realidad, pienso que son la mayoría. En efecto, el afecto a los animales domésticos es algo natural, pero como todas las cosas, debe estar equilibrado, es decir, regulado por la razón, para no poner las cosas en el lugar que no les corresponde.

Y eso de "comernos los unos a los otros" no es así, de lo contrario tampoco tendríamos problema. al final, en practicar el canibalismo, aunque nos diese un poco de pesar.

Saludos cordiales.
17/02/18 8:28 PM
Juan Caballero
Unn derecho es un título en virtud del cual se puede legítimamente exigir algo de los demás. Hay varios tipos de derechos. A los derechos les corresponden ciertos deberes. En nuestro mundo, pues, solo el hombre, que tiene dignidad personal, conciencia de sí mismo, responsablidad tiene derechos y deberes. ¿Acaso los animalistas consideran que debería de haber tribunales para castigar a los perros que muerden a niñs por ejemplo? Eso de derechos de animlaes es una de las ideas más absurdas que se manejan en este mundo vuelto loco.
Luis dice que el que tiene sentimientos tiene derechos. El ha caído en la trampa común del mundo actual.
18/02/18 9:56 AM
Luis J.
Derecho o izquierdo, que más da, mientras esté jugoso y en su punto. El hombre tiene la obligación de no contaminar el mar, ergo los océanos tienen derecho a no ser contaminados. Qué fácil es todo esto. Hay parejas que han sustituido a los hijos por mascotas, y un desbarajuste emocional les incita a llamarles hijos. Será la muerte la que sitúe cada cosa en su lugar, pues por mucho que uno quiera a un bicho, jamás la muerte de un gato o de una tortuga dejará en el ser humano el vacío que dejaría la muerte de un hijo, de hecho, tan solo intensificaría el vacío que una pareja físicamente sana padece por la carencia de hijos. Y es que Dios ha puesto cosas en el interior de las personas que resultan imposible de eludir, tan solo hay que concederles la debida importancia. Lo que pasa hoy día es que la gente tiene mucha tontería encima.
18/02/18 11:09 AM
Palas Atenea
Es mucho más fácil que eso, David, el mero hecho de que te plantees que el hombre, que es un animal omnívoro, se convierta en vegetariano por un acto de voluntad ya establece una diferencia fundamental con los demás porque tal cambio de alimentación no se le puede sugerir a ningún otro animal. No podemos hacer paridad alguna entre un "animal" que posee voluntad y otro que no la tiene. En cualquier caso el hombre "animalista" ejerce una protección patriarcal con el resto de los animales a los que considera inferiores, si no fuera así dejaría las cosas como están. Lo que hace, por puro sentimentalismo, es proteger a los "débiles" pero esa jerarquía de fuerte-débil se invierte si el hombre en la selva se encuentra con un tigre, y nadie le va a pedir al tigre nada que no esté en su naturaleza de tigre. ¿Cuál es entonces la naturaleza del hombre?
18/02/18 11:13 AM
David García
Pues no se Palas cual es la naturaleza del hombre, yo creo que la diferencia está simplemente en la inteligencia. Y si aún siendo inteligente y pensándolo mi instinto o naturaleza me sigue haciendo comer carne pues un tigre ni te cuento claro.
Yo creo que la cualidad de la inteligencia deberíamos usarla para superar esto y no tener que matar animales para vivir, para mi sería como mejorar como especie, en el sentido de hacer más bien y dar más amor, aunque ya te digo que yo soy el primero que no lo hace, por falta de fuerza de voluntad supongo, o porque en el fondo no soy tan sentimental y me da igual y me los como, supongo más todavía.
Mira, hablando de esto si que me da que pensar que si hubiera un Dios que esperaría de nosotros.
Gracias otra vez por tu tiempo
18/02/18 4:18 PM
David García
Nestor.
Es que de hecho no hay problema en practicar el canibalismo aunque nos de un poco de pesar si no nos queda más remedio.
Por ejemplo los supervivientes del avión este que se estrelló de la película Viven.
Al final tanto si alguien creo el mundo o se creo solo, la verdad es que nos tenemos que comer unos a otros para sobrevivir.
Y yo pienso que si alguien lo planeo así.... pues no lo entiendo.
18/02/18 4:28 PM
Dylanbob
La Pascua y Dios indicando lo que tenían que comer
Señores el Rey de Reyes nos dio animales como alimentos. Otros Cómo compañía. Otros para admirar
En el mundo de las aves también el lema es domesticar pero no humaniza r. Ejemplo concretodo los loros. Que pueden sufrir graves trastornos psicológicos del tal manera que a veces se recurre al Prozac para sus trastornos compulsivos . En definitiva se van a golpeartículo el pecho por comerror carne. Cristo comió carne y pescado y no mostró ninguna culpa ni manifestó que había que hacerse vegetariano. En cuAntonio al sufrimiento de los animales cuando los matan les sugiero ir a una sala de oncologia pediátrica. Allí mueren todas las palabras y las dudas.
18/02/18 8:58 PM
Palas Atenea
No nos tenemos que comer unos a otros para sobrevivir, hay tres hombres que hace unos días han dado su vida para que sobrevivieran otros. Ese comportamiento misericordioso (altruista si eres ateo) no suele llenar los periódicos, como tampoco la misericordia de personas anónimas que sostienen con su esfuerzo la base de la sociedad. Abre los ojos y ve a los buenos, los que siguen los caminos de la Misericordia de Dios, están a tu alrededor.
18/02/18 9:40 PM
Luis J.
Lo que a mi me gustaría saber es cual sería para los animalistas el más importante de esos hipotéticos derechos de los animales y por que ese precisamente y no otro y que cosa es la que fundamentaría dicho derecho. La argumentación posible tiene tan poco recorrido que pronto entraría en contradicción con otros de sus disparatados postulados, pues no olvidemos que el animalista por regla general comulga con otros de los muchos mandamientos del nuevo orden mundial consagrados en el Decálogo de lo Políticamente Correcto, el DPC, ya saben ustedes...¿prejuicios? Puede, ¿pero me equivoco?
18/02/18 9:56 PM
Pero los del avión no mataron a los otros para comérselos, como sí matamos sin problemas a las vacas, cerdos, ovejas, etc. Lo de ellos, además, fue un caso extremo, mientras que nuestra práctica alimenticia omnívora es normal y habitual.

Saludos cordiales.
18/02/18 9:56 PM
Fulgencio
Los animales no son sujetos de derecho, por supuesto. Somos los seres humanos los que tenemos obligaciones con los animales. Los defensores de los derechos de los animales confunden estos dos términos. Atribuirle derechos a los animales es como atribuírselos a los árboles.
21/02/18 7:58 AM
Fh
Este debate está cojo. No se debe seguir adelante sin contar con el criterio de aquellos animales no humanos que desearen tener a bien compartir su parecer con los participantes del blog, aportando, a ser posible, una explicación cabal del mismo. Así pues, habría que esperar a poder leer las entradas que, a buen seguro, nos dejarán aquellos sobre cuyo estatus se debate. Tan solo pedirles que, amablemente, nos digan a qué tipo, clase, orden, familia y especie pertenecen (no es lo mismo la opinión de un canario que la de un ibis; no es lo mismo). Y en español, a ser posible, o en su defecto, en otro idioma humano. Aunque si decidieren usar sus respectivos idiomas propios, con adjuntar un enlace de acceso al programa traductor que usen habitualmente en sus computadoras es suficiente. ¡Pues nada, a esperar!
27/02/18 10:17 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.