La Iglesia Ortodoxa Rusa formará a sus sacerdotes y fieles para dar un impulso a su actividad misionera

Quiere «formar cristianos dignos de tal nombre».

La Iglesia Ortodoxa Rusa formará a sus sacerdotes y fieles para dar un impulso a su actividad misionera

El 14 de mayo pasado, el Sínodo de los obispos ortodoxos rusos aprobó un importante documento, titulado «Principios de la actividad de la Oficina misionera diocesana».

(Asia News) Se trata de un vasto y proyecto de evangelización que alcanza todos los niveles, orientado principalmente a la formación de fieles que están participando de manera escasa o nula en la vida de la Iglesia. El Patriarcado quiere, de esta manera, apartarse de una identificación de la religión con el «sentimiento nacional», que ha caracterizado estas décadas de renacimiento religioso post-soviético, y hallar la manera de formar cristianos que sean dignos de este nombre.

La denominación de «Oficina misionera» sintetiza, por lo tanto, todas las dimensiones pastorales vinculadas a la formación, a la catequesis, a la re-evangelización de un pueblo que ha pasado del ateísmo a la fe de una manera quizás demasiado superficial, siguiendo el espíritu de la época y los eslóganes de la política. En efecto, no se trata de un programa misionero que apunte a territorios que aún deban ser «conquistados» por la fe ortodoxa, ateniéndose a la acepción clásica del término, si bien en el preámbulo se recuerda que «el testimonio misionero pertenece a la naturaleza misma de la Iglesia Una, Santa, Universal (Sobornaja, el término ruso para Católica) y Apostólica, y consiste en el anuncio de la Buena Noticia al mundo entero».

A la hora de distinguir «fines y objetivos», el programa en realidad prevé «la formación de aquellas personas que, aún siendo bautizadas, no participan plenamente en la vida eclesial, y también de aquellos que, no siendo bautizados, pertenecen a pueblos que históricamente profesan la Ortodoxia». En efecto, normalmente la definición de «fieles ortodoxos» se aplica partiendo de una base étnica, razón por la cual se calcula que el 80% de los rusos son hijos de la Iglesia Ortodoxa, excluyendo las etnias vinculadas a otras confesiones y religiones. Evidentemente, los obispos han decidido superar este enfoque puramente formal, sobre el cual se asentaba la estima por el «renacimiento religioso» de los últimos treinta años. Por lo tanto, se prevé apuntar a una catequesis intensiva, «pre-bautismal y post-bautismal».

El segundo gran objetivo de la «misión» es puramente defensivo: «lucha contra la amenaza sectaria, lucha contra la amenaza neo-pagana, prevención contra el extremismo religioso y los conflicto inter-confesionales», reflejando más bien el ideal más radical de la Ortodoxia «militante» y custodio del alma verdadera del pueblo ruso. Solamente «en algunas regiones, la actividad misionera de las eparquías puede ser orientada al cuidado pastoral de las pequeñas poblaciones indígenas», según una concepción «ad gentes», menos tradicional en la Iglesias orientales, en comparación con católicos y protestantes.

En efecto, en la historia rusa se pueden trazar ciertas analogías con la expansión católica, por ejemplo, en el continente americano o africano, según los tiempos de la progresiva colonización del inmenso territorio siberiano o asiático. Los antiguos reinos de los Kanes mongoles, que en Europa y en Oriente Medio adoptaron la religión musulmana, no dejaron legados religiosos específicos en las vastas zonas del Asia del Norte, donde se encuentran los más variados grupos étnicos aún ligados al paganismo, o a lo sumo, a formas poco desarrolladas del budismo. Las políticas de rusificación, que fueron particularmente intensas en el siglo XIX, en la práctica barrieron con el recuerdo de aquellas creencias, pero sólo en dimensiones estrictamente locales y de manera muy restringida. Los pueblos explícitamente budistas, por otro lado, no fueron blancos de conversiones forzadas, a tal punto que hay una región entera de la Rusia europea, la Kalmukia, donde aún se conserva el budismo como «religión de Estado».

A mediados del siglo XIX incluso se procedió a abrir una Academia Teológica explícitamente misionera en Kazán, la antigua capital del último kanato tártaro, que todavía hoy se erige como cabecera de la República federal del Tartaristán. El objetivo de la misma fue principalmente hacer frente a la difusión del islam, además de la adquisición de un mayor conocimiento de las otras tradiciones religiosas orientales de los territorios del Imperio ruso. El resultado fue realmente interesante, permitiendo una integración de los musulmanes al Estado ortodoxo, que aún hoy puede constituir un modelo a ser imitado, incluso en otras partes del mundo.

Amenaza de las sectas

El peligro del extremismo religioso al cual se hace referencia en el documento sinodal no se ciñe principalmente, por lo tanto, al «terrorismo islámico», como en los países occidentales, salvo en el caso de las zonas más problemáticas como Chechenia o el Cáucaso. Las amenazas de las cuales se busca defender a la Ortodoxia, según el Patriarcado de Moscú, hoy en día se llaman Testigos de Jehová, Cienciología, o algunas formas poco controlables de pentecostalismo  evangélico, que la Iglesia rusa considera particularmente nocivas para la salud espiritual de la población. Hasta hace poco tiempo, también se incluía entre las filas de los enemigos al «proselitismo católico», el cual en realidad jamás fue practicado por las nada numerosas comunidades católicas rusas, y que hoy el Patriarcado considera haber domado de manera definitiva.

Por ende, el programa misionero, a ser desarrollado en todas las casi trescientas eparquías ortodoxas, prevé «la creación de las condiciones para una participación activa de los flamantes bautizados en la vida de la parroquia y para su sucesiva incorporación», usando un término típico del «renacimiento religioso» reciente, la «iglesificación» (votserkovlenie) de los neófitos. Se prevén «celebraciones misioneras» especiales, que deberán ser conjugadas con abordajes catequísticos: el rito bizantino ortodoxo, que se celebra en la antigua lengua eslava-eclesiástica, y que suele ser bastante poco comprensible para los fieles en general.

Una propuesta sobre la cual el mismísimo patriarca Kirill insiste desde hace tiempo es «la creación, en las parroquias más grandes, bajo la guía del sacerdote o del misionero parroquial (en caso de existir), de grupos de voluntarios que puedan ofrecer asesoramiento en la vida parroquial», ejerciendo un rol similar al ejercido por catequistas o laicos colaboradores de las parroquias católicas o de las comunidades evangélicas, elementos poco tradicionales para la Ortodoxia. También se resalta la importancia de «la formación del clero para el servicio misionero», que por otro lado también es algo necesario en Occidente, tal como insiste el mismo Papa Francisco. Otra iniciativa similar a las parroquias católicas son las «hojitas del Domingo», y los «grupo del Evangelio», donde se usará la lengua corriente en el estudio, en tanto es típicamente rusa la recomendación de la «actividad apologética» en la cual se pide prestar particular atención, incluso «en la web, en Internet, en la televisión y en la prensa, con un objetivo misionero».

Por lo tanto, la Iglesia rusa busca apartarse del asfixiante abrazo estatal, aún cuando el documento aconseja «colaborar con las instituciones y los grupos sociales que sostengan los objetivos misioneros de la Iglesia». El verdadero renacimiento religioso no es solamente el fin del ateísmo de Estado y de sus persecuciones, sino el crecimiento en la fe de las personas, y del pueblo entero.

 

14 comentarios

Trabucaire
Vamos, un plan pastoral casi igual al de nuestra Conferencia EPISCOPAL española y la de otros países occidentales. Vamos, qué están haciendo nuestros Obispos? : NADA.
25/05/18 8:41 PM
Tulkas
Esto es una importante noticia que esperemos no quede en lo que quedó la “nueva evangelización” vaticana.

La conversión de Rusia es fundamental, así como lo es la exaltación de la Ortodoxia. ¿Para qué? Para luchar contra la herejía protestante cuya fragmentación deviene en increencia. La progresiva infección protestante del Catolicismo Romano puede también tener su correctivo en la Ortodoxia.
25/05/18 9:40 PM
javierrr
Mientras la Iglesia Ortodoxa a convertido a toda la Unión Soviética, la Iglesia Católica a perdido toda Europa (hoy Irlanda es prototipo de eso).

Pero seguimos erre que erre con todo el lenguaje post-conciliar y para más RIP acentuado en los últimos años.
26/05/18 7:14 AM
javierrr
Fe de erratas: "ha"
26/05/18 8:24 AM
YH
Cada vez estoy más cerca de volverme a la ortodoxia.

Veo que no solo les funciona el ser valientes, sinó que parecen ser los únicos que aún respetan los preceptos de Dios, que defienden la Fe a capa y espada, y que no admiten en absoluto herejías.

Que me hagan sitio, que me lo estoy empezando a pensar. No aguanto más blasfemias, herejías y apostasías...✝☦

---

LF:
¿Y vas a aguantar sus herejías, sus bendiciones múltiples de adulterios -dos, tres divorcios-, su etnicismo, etc?
26/05/18 8:26 AM
YH
LF:

Pues también es verdad...
Y me acabo de dar cuenta de que he pecado de desesperación.
Mea culpa.
26/05/18 1:40 PM
Francisco Javier
YH: pues si solo de eso se tratara yo me haría testigo de jehova. Pero Iglesia fundada por Cristo solo es una y es esta donde estamos.
26/05/18 3:07 PM
Arturo
No es bueno que piensen dejar la iglesia de Cristo sólo porque algunos dentro hacen cosas malas. Con la ayuda de Dios saldremos adelante.
26/05/18 4:21 PM
Padre Federico
¡Que sea restaurado urgentemente el proselitismo para convertir cismáticos rusos a la única Iglesia verdadera, la Católica Apostólica y Romana!

¿Qué Iglesia Ortodoxa? No es una Iglesia ni es ortodoxa. Es un cisma y punto. ¡Que se conviertan!
26/05/18 5:54 PM
Tulkas
Son un cisna y tienen bastante màs problemas estructurales que Roma, pero no han reinterpretado la Tradición desde la perspectiva de un sínodo de obispos de los años sesenta, que es lo que ha hecho la Iglesia Verdadera.

Eso atrae a muchos, por ejemplo en USA sin necesidad de proselitismo.
27/05/18 10:25 AM
Javier Valenzuela
A ver, vamos por parte. En primer lugar, es casi imposible que los ortodoxos no dejen de unir su Iglesia con el Estado, toda vez que su composición se basa en iglesias nacionales, las cuales eternamente se han peleado unas con otras. Hasta el día de hoy, basta ver como el último Concilio Panortodoxo fracasó por culpa del patriarca de Moscú y de todas las Rusias, tal como se denomina.

Por otro lado, veo acá personas que alaban la Iglesia Ortodoxa, y si bien para nosotros son cismáticos, es decir, su doctrina se ha mantenido limpia, pese a que se separaron de Roma, debemos recalcar que se encuentra atrapada en los primeros Concilios, porque no ven la Sagrada Tradición como algo dinámico, como un mar en el que siempre se pueden descubrir más y más cosas gracias a la reflexión teológica, sino que la ven prácticamente anquilosada en los Padres de la Iglesia.

Por último, si vamos a hablar de subjetividades, yo con quienes me he llevado mejor y me he sentido más cómodo es con personas que practican el new age y no con católicos, pero no por eso dejaré la Verdad: la Iglesia Católica es la única Iglesia de Cristo, y si ves que se cae a pedazos, ten presente que Cristo profetizó que cuando volviese prácticamente no iba a haber fe ¿de qué se impresionan entonces? ¿qué hay herejías? pues siempre han habido. Pero tenemos la absoluta certeza que el Santo Padre jamás dará una definición dogmática ex cathedra que sea errónea. El núcleo de la sana doctrina siempre estará a salvo gracia
28/05/18 4:32 AM
YH
Te he leído con atención hasta que has dicho que te sientes cómodo con la "new age" y con quienes la practican. A partir de ahí ya no te he podido tomar en serio...☕️
28/05/18 7:24 AM
JJAVIERTP
No es necesario caer en desesperación y cambiar de Iglesia. NOSOTROS DEBEMOS CAMBIAR EL ROSTRO A LA IGLESIA, que está a punto de ser absorbida por el protestantismo. Lo que odiamos de las iglesias protestantes está a nada de hacerse dentro del seno de la única Iglesia de Cristo. DEBEMOS VOLVER A LAS FUENTES, el tradicionalismo es lo único que puede salvar a la Iglesia de inundarse de porquería protestante. Solo falta que empecemos a dar los pasos necesarios para que la Tradición vuelva a su lugar de honor y dejar de lado todo aquello que afea el rostro de la Esposa de Cristo. Volvamos la mirada atrás y nos daremos cuenta que lo que mayores fruto le dio a la Iglesia es precisamente el salvaguardar la Tradición. No dejemos que nuestra Iglesia se manche de iniquidad, HAGAMOS GRANDE A LA IGLESIA DE NUEVO!
28/05/18 7:37 PM
Javier Valenzuela
YH, le recomiendo conocer a liberales, homosexuales, izquierdistas, feministas, new age, etc. y se dará cuenta que no son demonios, sino personas (como usted o como yo) que se pueden evangelizar y así sacarlos de sus errores. Es más, muchos de ellos no odian a Dios, sino que odian a una falsa concepción de la Iglesia, lamentablemente provocada en ocasiones por nosotros los católicos.

Y sí, no es pecado sentirse a gusto con personas que practican otras religiones o parareligiones. Lo que es pecado es hacer sincretismo con el cristianismo o ser soberbios. Ojalá tuviera la humildad de tomarme en serio. "Infíltrese" en esos grupos, y traiga gente nueva a la Iglesia. Es nuestro deber como católicos salvar almas, pero para ello no debemos evangelizar de nuestra soberbia o desde el odio, sino mirando cara a cara, como hermanos. Mostrar como en la Iglesia Católica está la Verdad.
29/05/18 5:23 AM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.