Carta sobre la deriva de la Iglesia en Alemania

Cardenal Cordes: «¡Protesto!»

El cardenal alemán Paul Josef Cordes, presidente emérito del Pontificio Consejo Cor Unum, ha salido al paso de las recientes declaraciones a los medios de comunicación del cardenal Reinhard Marx, presidente de la Conferencia Episcopal Alemana y del obispo de Osnabrück, Monws. Franz-Josef Bode, en la asamblea general de los obispos alemanes de Hildesheim. El purpurado advierte: «ni tan siquiera un cardenal puede separar la pastoral de la doctrina con un golpe de mano, a no ser que quiera pasar por encima del sentido de fe vinculante de las palabras de Jesús y de las proposiciones vinculantes del Concilio de Trento».

(InfoCatólica) Por su interés, reproducimos lo más importante del texto del cardenal Paul Josef Cordes:

De entre lo discutido en la última asamblea general de los obispos alemanes, se han hecho públicas unas declaraciones de su presidente que no han sido ni documentadas ni desmentidas por la secretaría de la Conferencia Episcopal Alemana. Como las palabras del más alto representante de los católicos alemanes poseen carácter orientador y además han tenido repercusión en los medios, es razonable discutir públicamente algunas de las opiniones manifestadas, incluso para limitar la confusión que aquí y allá han  provocado.

Situación lamentable del catolicismo en Alemania

En estas declaraciones, observaba el presidente de la Conferencia Episcopal Alemana que, en la Iglesia universal, hay ciertas expectativas con respecto a Alemania. Esto ya es asombroso. Una encuesta de la fundación Bertelsmann reveló que sólo el 16,2% de los católicos de Alemania occidental creen en un Dios todopoderoso como un interlocutor personal; el resto de los católicos identifican a Dios con una providencia sin rostro, un destino anónimo o una fuerza primordial. O lo niegan simple y llanamente. En realidad, no tenemos ningún motivo para distinguirnos por nuestra fe frente a las Iglesias de otras naciones.

Deformaciones teológicas del cardenal Marx

No sólo sorprende la particular estima que supuestamente se le adjudica a la Iglesia Alemana dentro del catolicismo. Aún resultan más extrañas las deformaciones teológicas y las afirmaciones con las que el presidente de la Conferencia Episcopal declara de forma lapidaria: «No somos una filial de Roma. Cada Conferencia Episcopal es responsable de la pastoral en su área cultural y debe anunciar el Evangelio ella misma como parte de su propia y primordial tarea». Como experto en ética social quizás el Cardenal Marx entienda mucho de la independencia de las filiales de las grandes empresas. Sin embargo, en el contexto de la Iglesia, semejantes declaraciones son más propias de una tertulia de bar.

Las palabas de Cristo y Trento son vinculantes

¿Qué se esconde detrás de esa “responsabilidad” sobre la “pastoral del área cultural”? En cuestiones tales como la nueva edición del Gotteslob (libro de cantos oficiales que se facilita en cada iglesia alemana, N. del T.) o la decisión acerca del recorrido de la peregrinación a Altötting (santuario mariano bávaro, N. del T.), el presidente de la Conferencia Episcopal Alemana es sin duda competente. Sin embargo, el debate sobre el problema de los separados y vueltos a casar es algo muy distinto. Esta materia está unida al corazón de la teología. Ahí ni tan siquiera un cardenal puede separar la pastoral de la doctrina con un golpe de mano, a no ser que quiera pasar por encima del sentido de fe vinculante de las palabras de Jesús y de las proposiciones vinculantes del Concilio de Trento.

Complejo antirromano

El crucial sentido de comunidad, que es un fundamento teológico-espiritual de carácter central para la Iglesia, aparece claramente en sus declaraciones de Hildesheim como algo sin importancia. Y ello a pesar de que los obispos, en su ordenación episcopal, prometen expresamente mantener la «unidad con el colegio episcopal bajo el sucesor de Pedro». La frase: «No podemos esperar hasta que un sínodo nos diga cómo tenemos que organizar aquí la pastoral del matrimonio y de la familia» ciertamente no está inspirada por el espíritu eclesial de la communio. Así, este «complejo antirromano» no es ni mucho menos la invención de un escritor, sino una realidad propia de las latitudes septentrionales, dotada de fuerza centrífuga. En cualquier caso, es altamente destructiva para la unidad de la fe.

El cadenal Marx no está solo en su deriva

Por otra parte, no es menos cierto que el cardenal Marx no está solo. El presidente de la comisión de pastoral de la Conferencia Episcopal, Monseñor Franz-Josef Bode, ha acudido en su ayuda con la exigencia de que pastoral y dogmática se enriquezcan mutuamente. Esto supondría un discernimiento «históricamente importante», que él califica ni más ni menos como «cambio de paradigma». Para ello, Monseñor Bode no duda en utilizar la constitución conciliar Gaudium et Spes, que dice que no hay «nada verdaderamente humano que no encuentre resonancia en su corazón (de los discípulos de Cristo)».

De lo anterior, Monseñor Bode deduce que «no solamente el mensaje cristiano debe encontrar resonancia en el hombre, sino que los hombres deben encontrar resonancia en nosotros». Y se pregunta: «¿Qué relación sigue teniendo hoy la doctrina de la Iglesia con la vida cotidiana de las personas? ¿Tenemos suficientemente en cuenta las experiencias concretas de las personas para incluirlas en la doctrina? No se puede permitir que doctrina y vida marchen totalmente por caminos distintos». Sin embargo, el intento de derivar contenidos de la fe a partir de la experiencia vital no es tan nuevo como aquí se pretende afirmar, y en absoluto puede reivindicar como suya la expresión «cambio de paradigma».

Patético atajo

Durante las discusiones del Concilio acerca de la relevancia para la fe de los fenómenos sociales o eclesiales, se produjo un debate sobre la expresión bíblica de los «signos de los tiempos». La discusión de los padres conciliares llegó a la conclusión de que, en definitiva, sería errado considerar esos «signos de los tiempos»de la vida del hombre como una «fuente de la fe», de modo que descartaron expresamente el patético atajo de considerar que los fenómenos que desafían a la Iglesia fueran, como tales, una fuente de fe (locus theologicus).

Los obispos en Alemania no son la fuente de la fe

La constitución conciliar sobre la divina revelación, por su parte, enseña sin ninguna duda que la fe de la Iglesia Católica se alimenta exclusivamente de la Sagrada Escritura y de la Doctrina de la Iglesia. Incluso independientemente de lo establecido por esta inequívoca instrucción, resultaría paradójico querer otorgar la función de fuente de la fe a un pequeño grupo de miembros de la Iglesia que viven en una situación tan espiritualmente lamentable como objetivamente irregular.

A la mayor parte de los miembros practicantes de la Iglesia no les afecta este problema directamente. Ojalá los pastores que se reúnen en Roma en otoño sepan dar también a estos hombres y mujeres una guía sobre cómo arraigar cada vez más profundamente su matrimonio en la fe en Jesucristo, para que puedan ser para muchos de sus contemporáneos testigos del poder de Dios en la vida de las personas. Quizás los padres sinodales puedan incluso mostrar su aprecio a todos aquéllos que, por fidelidad a la promesa matrimonial otorgada en su momento, no han contraído ningún nuevo enlace.

***************************

Nota: Este texto es un extracto publicado en www.kath.net y autorizado expresamente por el cardenal Paul Josef Cordes (presidente emérito del Pontificio Consejo Cor Unum) de su carta de 7 de marzo de 2015 al director del periódico católico alemán “Die Tagespost”, saliendo al paso de ciertas declaraciones del cardenal Reinhard Marx, arzobispo de Munich, y del obispo de Osnabrück, Franz-Josef Bode, en la asamblea general de los obispos alemanes de Hildesheim. Traducido por InfoCatólica al español

41 comentarios

David
«Ni tan siquiera un cardenal puede separar la pastoral de la doctrina con un golpe de mano, a no ser que quiera pasar por encima del sentido de fe vinculante de las palabras de Jesús y de las proposiciones vinculantes del Concilio de Trento».

Ni tan siquiera un Papa.
9/03/15 1:02 AM
Néstor
¡Esos son Cardenales! Gracias a Dios por estas declaraciones, ya era escandaloso que ninguna voz de Alemania se opusiera al disparate de Marx, y todavía es lamentable que por ahora sea solamente esta.

Saludos cordiales.
9/03/15 2:28 AM
Miguel Antonio Barriola
Decía yo en otro comentario, que no se debía generalizar la postura del Card. Marx y respiro aliviado, ante la valentía de este "emérito", que tanto "mérito" se ganará, sin duda alguna ante el genuino "sensus Ecclesiae".
Gott sei Dank! Gelobt sei Jesuschristus!
9/03/15 2:39 AM
Leonardo
Aleluya. Que cunda el ejemplo, y que el Sínodo termine en un universal pedido de disculpas por la inmensa zozobra causada a los fieles.
9/03/15 2:47 AM
Bernardita
Bendito sea Dios, y cunda el ejemplo de más cardenales y obispos valientes que levanten la voz ante el atropello que se está gestando a la fe y moral católicas.
9/03/15 5:22 AM
Jose2
Hay que ver las vueltas y revueltas retóricas que dan algunos para evitar confesar que lo que quieren en realidad es un cambio de dogma que debe ser adaptable a lo que uno decida en cada mimento según sople el viento.

Todo por la pasta.
9/03/15 5:43 AM
Antonio A. Badilla
A mi lo que más me preocupa el el hecho de que Roma, a éstas alturas, no le han llamado la atención al Cardenal Marx. Lo que ese Cardenal dijo, es lo que hubiesemos esperado de Lutero.
9/03/15 6:23 AM
Mariana
..."solo el 16% de los catòlicos alemanes cree en un Dios todopoderoso"...y acaso el resto que no cree se pueden llamar "catòlicos"????....La noticia deberìa decir solo queda un 16% de catòlicos de lo que antes habìa...La Iglesia en Alemania esta herida de muerte...Y Marx y cìa solo buscan aplicarle la eutanasia...
9/03/15 6:40 AM
Forestier
Me quedo con esta pregunta de monseñor Bode: «¿Qué relación sigue teniendo hoy la doctrina de la Iglesia con la vida cotidiana de las personas? Estamos en la estrategia de siempre, de utiliza universales en forma de "eufemismos" y ambigüedades, para confundir y despistar al personal. ¿Qué interpreta herr Bode por vida cotidiana? Porque mientras no aclare esta relación de la doctrina de la Iglesia con el fantasma de la "vida cotidiana", esta relación no deja de ser un brindis al sol vacío e inocuo.
9/03/15 10:10 AM
Gonzalo
Fue el papaPablo VI quién dijo que el humo de satanas había entrado en la Iglesia. No cabe duda que hasta la cocina. Sigo rezando con calma y con tranquilidad, y en mi ambiente sigo siendo beligerante...EVANGELIO.
9/03/15 11:24 AM
Carlos
"cúmplase, cúmplase, cúmplase". Y a fuera, el rebaño hambriento.
9/03/15 12:53 PM
Beatriz Mercedes Alonso (Córdoba - Argentina)
Coincido con Néstor: "¡Esos son Cardenales! Gracias a Dios por estas declaraciones, ya era escandaloso que ninguna voz de Alemania se opusiera al disparate de Marx, y todavía es lamentable que por ahora sea solamente esta".

Con Bernardita:"Bendito sea Dios, y cunda el ejemplo de más cardenales y obispos valientes que levanten la voz ante el atropello que se está gestando a la fe y moral católicas".

Y con Antonio A. Badilla: "A mi lo que más me preocupa el el hecho de que Roma, a éstas alturas, no le han llamado la atención al Cardenal Marx".
9/03/15 1:29 PM
antonio
Sin dudas, como lo dijo el Cardenal Sarah, separar el magisterio de la pastoral es una HEREJIA.,y aparte esizofrénico.Lo que está diciendo, el Cardenal, es francamente psicopatico, Y/o psicóticos.

Creo que tienen que ser tratados por un psiquiatra Ja!!!!!Ja!!!!
Con drogras mayores!!!
9/03/15 1:32 PM
Enrique G. B. A.
"...resultaría paradójico querer otorgar la función de fuente de la fe a un pequeño grupo de miembros de la Iglesia que viven en una situación tan espiritualmente lamentable como objetivamente irregular..."
Frase tan dura como justa.
Una de las tantas maneras de acomodar Dios a nuestros pecados. Una de las tantas maneras de dar razón que Dios no existe, no ha venido El al encuentro del hombre, sino que este lo crea como idealización de sus limitaciones, construyendo la trascendencia como escapismo.
9/03/15 2:01 PM
Enrique G. B. A.
"...resultaría paradójico querer otorgar la función de fuente de la fe a un pequeño grupo de miembros de la Iglesia que viven en una situación tan espiritualmente lamentable como objetivamente irregular..."
Frase tan dura como justa.
Una de las tantas maneras de acomodar Dios a nuestros pecados. Una de las tantas maneras de dar razón que Dios no existe, no ha venido El al encuentro del hombre, sino que este lo crea como idealización de sus limitaciones, construyendo la trascendencia como escapismo.
9/03/15 2:29 PM
jb
"La Barca"no se quedó ni se quedará a la deriva, tampoco Dios hecho hombre tiene ya necesidad de siestas y menos entre estas tormentas amenazadoras.
Dios no nos ha dejado huérfanos
9/03/15 2:51 PM
José Antonio Elli
La "vida cotidiana" de las personas transcurre en el mundo, y el mundo no cesa de "bombardearla" con cuanto se le ocurra, y cuánto más disparatado mejor. "Vivan en el mundo, pero no sean del mundo" dice el mandato Evangélico, entónces no se entiende el criterio de "espiar de afuera" las soluciones que debemos encontrar "de adentro". Sólo resta disciplinarnos a lo que el Evangelio determina con precisión. Allí está la respuesta y allí se la habrá de buscar. No podemos buscar en el sótano lo que está en altillo, a menos que queramos perder el tiempo..
9/03/15 3:03 PM
Maga
Gracias Eminencia, muchas gracias por denunciar el golpe heretico que intentan hacer algunos Prelados y Cardenales germanos y por denunciar también el brutal grado de apostasía de los fieles pseudocatolicos se Alemania
El único remedio es reeevangelizarlos. Nada de componendas mundanas. El Señor se lo pagará.
9/03/15 3:30 PM
JUAN NADIE
Gracias Cardenal, aunque sería necesario que ante la gravedad de las actuaciones de Kasper et all, el resto de prelados que no estan adulterados protestasen.
9/03/15 4:02 PM
JUAN NADIE
Las palabras de Monseñor Bode son perversas, porque vienen a decir, si el mundo rechaza el mensaje, entonces, cambiemos el mensaje para contentar al mundo. Sin embargo Juan ya decía que la Verdad nos haría libres, y el mismo Cristo dijo Yo soy el camino la Verdad y la Vida, quien viene a mi no morira para siempre..

No tiene ningun sentido renunciar a la verdad. Si los martires no renunciaron a pesar del dolor y del miedo ¿vamos a renuninciar nosotros ahora para congraciarnos con quienes rechazan el Mensaje? ¿que sentido tiene? Es como si dijésemos, como no se quieren salvar con nosotros, condenmémocos nosotros con ellos. Es ilógico y malvado, porque lo que tiene de engaño a muchos desinformados.
9/03/15 4:07 PM
luis
Pequeño grupo de miembros? vamos Cardenal...el 98% de las parejas católicas de asistencia semanal a misa practican métodos anticonceptivos no avalados por la HV...y eso con el acompañamiento de sus pastores. En Argentina, en Alemania, en los Estados Unidos, en España, en Francia...en Polonia el guarismo se sitúa rondando el 60%...le parece que es un grupo pequeño? Yo no digo que el actuar de los fieles católicos deba determinar la doctrina pero lo que usted dice es tapar el sol con la mano.
9/03/15 4:11 PM
Javier
luis, ni la gente del Opus, ni la del Camino ni la de otros movimientos eclesiales hacen lo que usted dice. Y el pecado sigue siendo pecado aunque lo practique todo el mundo.
9/03/15 6:12 PM
Orfebre
Es muy interesante la pregunta que señala Forestier. La vida cotidiana supongo que será la de las parejas que deciden convivir sin casarse, las de lo que se casas, el aceptar facturas sin IVA, el pagar todos los impuestos, el emplear los métodos anticonceptivos o el aceptar la Humanae Vitae. Porque todo eso es vida cotidiana para según que personas. Desgraciadamente, es evidente que hoy la doctrina de la Iglesia tin en la vida de la mayoría de las personas muy poca influencia. Lo preocupante es que monseñor Bode no se hace las preguntas importantes: ¿por qué pasa esto? ¿qué responsabilidad tengo yo en que la doctrina de la Iglesia no sea la guía que ilumine la vida de los católicos? Esta es una pregunta a la que todos debemos responder, pero especialmente aquellos que tienen más responsabilidades pastorales. Aunque no parece que sea eso, el conseguir que la doctrina de la Iglesia y el conocimiento de Cristo cambien la vida de la gente, lo que preocupa a la iglesia alemana.
9/03/15 7:15 PM
Francisco David Caraveo
"Porque me llaman: Senor! Senor! y no hacen lo que les digo?. .Les voy a decir a quien se parece el que viene a mi y escucha mis palabras y las practica. Se prece a un hombre que construyo una casa; cavo' profundamente y puso loscimientos sobre la Roca. .". . .Tienen ojos y no ven, oidos y no hoyen. QUE MAS SE ESPERA DE LA GENTE DE ALEMANIA. Si estos los han absorvido: Martin Lutero, Carlos Marx, Engel, Hitler, ect. EN ESTE PAIZ, LA TIERRA ES INFECUNDA, LA "Semilla", muere.
9/03/15 8:18 PM
Saulo
Javier, es posible que hayas malinterpretado a Luis. No se trataría de justificar lo que hace la mayoría o hacer doctrina o modificar doctrina en base a eso, sino de que el problema, en relación al matrimonio, la familia y las relaciones sexuales es mucho más amplio que el "problema alemán". Que el drama mayor es que la Humanae Vitae, fue y sigue siendo ignorada, ninguneada, tergiversada y no puesta en práctica muchísimos católicos y en no pocos casos con el apoyo u omisión de sus pastores (presbíteros, obispos, etc.). De todas formas, aunque no fuera el sentido de los dicho por Luis, esto obviamente es así y es un reto aún mayor para la Iglesia darle la vuelta a la tortilla en este campo, en vez de adaptarse al mundo. Desde luego corroboro lo que dices sobre el Opus, El Camino Neocatecumenal y otros movimientos así como católicos no pertenecientes a ellos que permanecen fieles a la recta doctrina y praxis de la Iglesia. El reto está en hacer ver que esa doctrina y praxis, como traducción de la voluntad de Dios es una ayuda para los humanos y no una carga o un ideal imposible, que se puede hacer realidad en nuestra vida gracias a la Gracia y que a su vez es fuente de mayores gracias que los matrimonios obtienen de la realización cotidiana del propio sacramento. La Paz.
9/03/15 8:56 PM
eduardo
Lo que mancha a un niño mancha a un adulto.
9/03/15 9:01 PM
Luis
Gracias Saulo por leerme. Yo creo que el camino propuesto por la Iglesia para ejercer una paternidad responsable es el mejor. Creo en la intimidad recorrida de a tres, Dios y la pareja. También se que en el curso del método sintotérmico que dan en la parroquia nos piden un año de monitoreo de las variables corporales que implica o no tener relaciones o utilizar un preservativo hasta tanto se puedan establecer los ritmos del cuerpo y -por lo menos en mi caso de padre primerizo de un hermoso niño de diez meses- que "todos los hijos que Dios mande" no es lo que me pide el Señor a mi personalmente; dicho esto luego de un profundo discernimiento y un temeroso y limitado acto de confianza de mi parte. El ideal propuesto por la HV es la meta. Lo mismo que lo es el vender todo lo que uno tiene y dárselo a los pobres es el ideal evangélico. Pero creo son caminos a recorrer con la ayuda de la Gracia. Y que uno lo recorre como puede...como todo en la vida. Ojalá podamos acercarnos a ese ideal lo más pronto posible y mientras tanto aceptar la misericordia de Dios en el entretiempo. Saludos
9/03/15 10:53 PM
Néstor
Porque además, si el 16 % de los católicos alemanes cree en Dios como un Ser Personal, entonces la Iglesia alemana debería llamarse a silencio y penitencia por un par de siglos y en todo caso pedir misioneros africanos que hagan avanzar el porcentaje de teístas entre sus feligreses, a ver si entre ellos se puede sacar con el tiempo un puñado de cristianos e incluso de católicos.

¿Y desde esa miseria inenarrable, esas ínfulas? Por favor.

Saludos cordiales.
9/03/15 11:09 PM
Jordi
¿Y Francisco, qué dice?

Después de tanta confusión general desde el Sínodo de las Familias del 2014, debe de decir algo.
9/03/15 11:52 PM
manuel
Que dificil es entender que hablas de santidad o llanada a la santidad de todos por la Iglesia y de trabajar por Cristo, muchos critican... ahora que se dice que la doctrina nada dice.. ala vida cotidiana, muchos se asombran...
Hay que ir a los positivo y alabar a quien se entrega a Dios
10/03/15 12:04 AM
GRACIAS, CARDENAL CORDE.
Bendito sea Dios! Gracias, Cardenal Corde, por el
¡PROTESTO! Y ojalá todas las Conferencias Episcopales protestaran!...y gracias SAULO por su comentario a JAVIER. Son bien orientadores!!
10/03/15 12:07 AM
Gerardus VIII
Luis:
El único camino de salvación es Jesucristo, la voluntad de Dios debe de sustituir a la propia voluntad.
Una cosa es que se caiga por fragilidad en el pecado, y levantarse.
Otra cosa es no cortar con el pecado, es decir ser tibio.
10/03/15 1:52 AM
Rosa Villalobos Arca
Me parece que estoy escuchando a Ligero cuando no quería nada con Roma. Es que no han aprendido la lección
10/03/15 3:04 AM
Juan Ramón Bailón
Es desconcertante que un "príncipe de la Iglesia" y asesor cercano al Papa, como le corresponde a un cardenal, sea el que sirva de vocero favorable a situaciones irregulares en sí. Aquel que se casa por la ley de la Iglesia, acepta que es para siempre; si se separa o se divorcia civilmente, sea cual fuere la causa, sigue casado ante Dios y la Iglesia, por lo que al tener una nueva unión, esta segunda se convierte en irregular, pues no es un matrimonio verdadero y al haber cohabitación se encuentra en pecado.
Si alguien, sea cardenal, obispo o presbítero avala esta situación es como si avalara un robo, una ofensa a los padres, es decir, pecado contra alguno de los Diez Mandamientos.
Una unión homosexual no es propia ni moral en relación a que en un matrimonio hay una misión, que es la de procrear hijos para que alaben a Dios y una unión de este tipo solamente va enderezada hacia el placer.
Nadie puede estar sobre la Doctrina de la Iglesia, ni siquiera el mismo Papa. Bien lo dijo el Papa Francisco, que tiene asesores para emitir sus documentos y no cometer tonterías doctrinales. El señor Cardenal Marx, por el afán de ser visto, por sobresalir, por presumir que es cardenal recurre a decir estupideces... esto no es de Dios, es pura mundanidad. Por eso, los católicos debemos prepararnos para reconocer al lobo vestido de oveja. Y lo último: Hay quienes defienden estas posiciones... porque participan de ellas.
10/03/15 4:01 AM
Armando Guerra
Tanto cuesta leer las encíclicas ? Es tan difícil leer, estudiar y amar la Humanae Vitae y la FamiliarisConsortio? Llama la atención que muchos no católicos se han convertido a nuestra religión después de estudiar y encontrar en ellas verdadera doctrina de Cristo y muchas veces los nosotros los de adentro, los que somos católicos desde siempre no valoramos lo que tenemos y creemos " de oídas " que lo en ellas manifestado son un ideal al que acercarse poco a poco . Yo me pregunto y la Gracia Sacramental del Matrimonio donde esta? Es que Dios nos pide imposibles ? Es que Dios es ingrato a no darnos su ayuda su Gracia para vivir lo que nos pide? Por supuesto que El nos ayuda .
10/03/15 2:13 PM
Ramón Hernández
«¿Con quien tratamos de conciliarnos?: ¿con los hombres o con Dios? ¿Acaso tenemos que agradar a los hombres? Si tratara de agradar a los hombres, ya no sería siervo de Cristo.» (Galatas 1: 10)
10/03/15 4:58 PM
Fernando Cienfuegos
Quien piensa que vivir como Cristo nos pide es una entelequia pues se ha cargado los Sacramentos y niega el efecto de la Gracia Santificante que por medio de ellos Nuestro Señor derrama sobre todos. Por nuestros solos medios no podemos pero con El si.
10/03/15 6:41 PM
Carlos
¿Alguno de ustedes está en perfecto estado de gracia para recibir la Eucaristia?. Es que yo me analizo y veo que NUNCA LO HE ESTADO.
10/03/15 7:22 PM
Luis Fernando
Carlos, cuando yo creo que no estoy en estado de gracia, me voy inmediatamente al confesionario. Me confieso, recibo la absolución y entonces voy y comulgo.

Es muy fácil, créeme.
10/03/15 7:30 PM
El pecado y la gracia
Da tristeza escuchar a un grupo de Agentes que colaboran en La Pastoral en La Iglesia, quejarse de un encuentro en el cual un Presbítero les dice que La Gracia, La Salvación ya está, ya la recibimos...desde La Muerte de Nuestro Señor Jesucristo, y que no hay que pensar ya en pecados... Por Dios, dónde queda San Pablo diciéndonos de nuestra responsabilidad en hacernos a La Gracia obtenida, y que "nos falta terminar, con nuestro esfuerzo y respuesta, La Pasión de Cristo?" a la cual sabemos que no le faltó nada, sino que llama es a corresponderle fielmente, evitando los pecados personales? - "Nos dice que piensan en pecado los ignorantes, los que tienen conciencia de su pecado..." y cosas que confunden a las gentes sencillas. "Nos mandó a pecar", dicen otras, pero lo damos por no escuchado". Et nos confundas me...
10/03/15 8:55 PM
Gregory
Me parece justo que alguien en Alemania se pronuncie y anuncie las enseñanzas de la iglesia. Y así se sepa que no es más que un simple sector el que promueve una reforma sin forma de la doctrina de la iglesia.
10/03/15 9:21 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.