¿Ética laica? y Educación para la Ciudadanía

El Señor Peces Barba pretende convencernos de que no hay razones serias para oponerse a la asignatura de “Educación para la Ciudadanía". Quienes se oponen serían unos melindrosos anticuados que se aferran a un sistema moral confuso y confunden lo público con lo privado.

Vamos a ver si nos aclaramos:

Una asignatura que se limitase a exponer los criterios de convivencia que hemos aprobado los españoles en la Constitución y describiese las principales instituciones mediante las cuales organizamos nuestra convivencia, nos resultaría del todo aceptable. No me parece muy necesaria, porque eso mismo ya se hace en otros momentos, pero sería aceptable.

Pero es que nuestro Gobierno, en el programa de esta asignatura, incluye la ideología de género, que es una carga de profundidad contra los valores morales que rigen nuestra vida y configuran nuestra sociedad. Desde luego los cristianos no la podemos aceptar, y las personas juiciosas que tengan un buen sentido moral, tampoco.

Veamos por qué. La ideología de género es un invento del feminismo radical que viene a decir que la diferenciación entre varón y mujer es discriminatoria y opresiva para la mujer. Por lo cual, en una sociedad libre y liberada, hay que prescindir de la diferenciación sexual como factor de relación personal, de ordenamiento social y distribuidor de roles sociales. El sexo como realidad biológica pierde importancia, y la sexualidad pasa a ser un mero papel social que cada uno elige a su gusto. Por eso se habla de “género” y no se habla ya de “sexo". Cada uno “hace de” hombre o de mujer, o de las dos cosas, según le apetezca. Con lo cual, heterosexualidad, homosexualidad, transexualidad, son situaciones absolutamente normales e intercambiables, según la voluntad de cada uno. En consecuencia, se legitiman todas las formas imaginables de ejercer la sexualidad, y hasta se pretende llegar a “liberar” a la mujer de la “carga” de la maternidad, encomendando la continuidad de la especie a la ingeniería de los laboratorios. Con ello se atomiza la sociedad, al desaparecer el matrimonio y la familia como primer núcleo social, como lugar de arraigo amoroso del ser humano. Sin matrimonio, sin familia, el hombre deja de ser un ser relacional que nace, crece, vive y muere en un contexto de amor interpersonal, mutuo, generoso, irrevocable, para quedar reducido a un ser aislado y desarraigado, confiado únicamente al intervencionismo asfixiante de un Estado asistencialista y omnipresente. ¿Alguien puede decir que esta revolución cultural y social esté prevista en la Constitución?

Rechazar esto no es poner la voluntad del individuo por encima de la norma aprobada por la mayoría. Primero, porque esas normas se han ido aprobando de tapadillo, sin explicar lo que significan. Segundo, porque lo que con la objeción de conciencia se antepone a la norma no es la voluntad del individuo, sino la conciencia moral de la persona, santuario de la libertad personal, anterior y superior a cualquier ley humana. El orden moral natural es previo y superior a cualquier institución política. Obliga a todos, ciudadanos y gobernantes. Los cristianos nos negamos a que sean las leyes y los legisladores los que definan el bien y el mal moral. Eso es tiranía.

El Señor Peces Barba intenta resolver el conflicto apelando a la distinción entre ética privada y ética pública. La ética privada es propia del individuo y puede estar regida por su conciencia. La ética pública nace de la soberanía popular, es interpretada por el parlamento y sancionada por las leyes. Esto es lo moderno y lo democrático. La teoría resulta atrayente por su aparente claridad, pero si se examina detenidamente resulta insostenible. Etica privada y pública no son dos éticas independientes y menos opuestas. La sociedad, de cuya soberanía arranca la ética pública, está compuesta por personas, que tienen su propia ética personal, generalmente de origen religioso, o por lo menos racional y tradicional. En virtud de sus criterios éticos personales, los ciudadanos configuran una ética pública para regir su convivencia, en la que están presentes, con las debidas adaptaciones, los mismos criterios éticos que valen para su vida personal. Y es esa ética común, consensuada entre las personas que forman el pueblo soberano, la que tienen que asumir, respetar y obedecer los legisladores y jueces que están al servicio de la convivencia. No es el Parlamento el que crea la ética pública, sino los ciudadanos a los que tiene que someterse y servir el Parlamento. ¿Acaso hemos aceptado los españoles la ética de la ideología de género como ética pública vigente en nuestra sociedad? ¿Quiénes han formulado esa ética pública con autoridad para imponérnosla? ¿Cuándo y dónde les hemos dado la encomienda para semejante revolución? Son preguntas capaces de remover los fundamentos de nuestra sociedad. Porque no se trata de defender una “vaga y genérica moralidad” como dice el Sr. Peces Barba. Se trata, a mi juicio, de defender una parte imprescindible de la tradición moral de los españoles y de todo el occidente cristiano.

La tradición occidental, que la revelación y la experiencia cristiana ha clarificado y fortalecido, resuelve la tensión entre los sexos recurriendo al amor fiel e irrevocable como motivo y cualificación de la relación interpersonal entre varón y mujer. La biología queda asumida y trascendida por un amor personal, libre y fiel, ejemplarizado y enriquecido por el amor de Dios que habita en nuestros corazones. “Vivid en el amor como Cristo os amó y se entregó por vosotros". Entregáos unos a otros con el amor de Cristo. Amáos unos a otros como a vosotros mismos. El sexo no es lo que domina, sino que se convierte en expresión y vehículo de este amor fiel y poderoso que nos rescata de la muerte. Otra antropología, otra manera de ver y vivir la misma humanidad.

+Fernando Sebastián Aguilar

63 comentarios

  
Unitas
Monseñor ¿entiendo bien? Vd. dice que la ética pública no la determina el parlamento, sino los ciudadanos, a partir de sus éticas privadas. Eso protege la primacía de las conciencias, siempre que estén correctamente formadas, o sea, que se basen en los principios y la experienciade la tradición occidental, enriquecida por el cristianismo. Pero no me termina de convencer lo de que sea por "consenso" de las éticas privadas. Teniendo en cuenta cómo está el sistema democrático español -partitocracias, control de los medios de información y formación, control del legislativo,ejecutivo y judicial por el partido dominante- es posible, y más que posible, que finalmente el tribunal constitucional acabe dándole la razón a Peces Barba, en cuanto a que no quepa objetar frente a la EpC. Y lo que dice el Constitucional ¿es la interpretación auténtica de la Constitución? Ummm.
12/04/08 8:37 AM
  
Apolinar
Como sabe, Unitas, lo que dice el Constitucional, por ejemplo, es que, aun habiendo estafado 24,5 millones de euros, los Albertos no deben ir a la cárcel. Del TC se puede esperar que tramite conflictos, que haga ciertos apaños, pero en ningún caso que haga justicia. A mí me resulta difícil imaginar una instancia más desacreditada moral y jurídicamente que el Constitucional. No cabe esperar nada justo ni sensato de ese tribunal.
12/04/08 11:53 AM
  
VK
En mi opinión, si un Estado se basa en la libertad y sólo reconoce como un valor sustantivo esa misma libertad y el bienestar, adoptando una posición neutral sobre cualquier concepción particular del bien y limitándose a hacer la convivencia posible, no tiene nada que decir sobre la educación moral. Todo lo más que puede hacer es posibilitar que los ciudadanos no encuentren impedimentos para buscar y vivir de acuerdo con la concepción del bien que consideren acertada. Esto es, si el estado da por buena la separación entre ética pública y ética privada sólo puede exigir a la sociedad que cumpla la ley, quedando reducida la ética pública a la obligación de acatar las leyes y respetando la posible aversión a la ley que pueda tener la ciudadanía cuando apela a sus convicciones morales privadas. O sea, el Estado podrá exigir que de hecho se cumpla la ley, pero no que las personas le otorguen a la ley un valor moral superior al de la ética que privadamente asuman.
El Estado actual, toda vez que ha asumido esa tajante distinción entre ética pública y ética privada, no tiene ninguna potestad moral sobre ningún ciudadano, sólo legal. Por lo tanto, que pretenda dar una educación moral a los ciudadanos supone una intromisión inaceptable en la vida de estos, e implica un desprecio olímpico a la separación que presuntamente ha aceptado entre esfera privada y esfera pública.
12/04/08 6:16 PM
  
Eduardo Jariod
Ante todo, gracias, Monseñor, por este excelente artículo.

Una de las falacias más perniciosas de las últimas décadas es sin lugar a dudas la ideología de género. Es la enésima forma o variante en que se manifiesta una ofensiva con diversos frentes que posee un objetivo común: borrar, extinguir, abolir cualquier vestigio de la noción de naturaleza humana. El hombre es lo que le plazca; esta es la verdadera libertad, la verdadera realización humana, sin ninguna limitación. Esta idea queda resumida a la perfección en aquella frase terrible del sr. Zapatero que pretendía enmendarle la plana al mismo Jesucristo: la libertad os hará verdaderos.

Y lo peor es que esta gigantesca mentira es legitimada intelectualmente como verdad científica. Como psicólogo que soy me he visto obligado a estudiar textos y escuchar exposiciones de profesores de universidad (alguna, incluso, de cierta Universidad Pontificia) realmente estremecedores por su falta de rigor y por su radicalidad ideológica. Hoy por hoy, defender en ciertos foros -los más numerosos- la simple noción de naturaleza humana, te aísla profesionalmente.
12/04/08 6:51 PM
  
Unitas
No estoy del todo de acuerdo, Apolinar. El Constitucional... y otros tribunales pueden enmendarse. Sé que entro en polémica, pero el Constitucional dijo que el todos tienen derecho a la vida, del art.15 de la Constitución, incluía también a los concebidos no nacidos. El resto son las filigranas jurídicas sobrevenidas. Quizás por dejación de quienes no somos el Constitucional.
12/04/08 7:17 PM
  
RNA
Pues eso, monseñor, a ver si nos enteramos:
la ideología de genero lleva instalada en los currículos escolares de manera transversal pero programada desde 1992. La "cajas rojas" de los llamados temas transversales, OBLIGATORIAMENTE programables por cada docente eran hasta hace unos meses: Educación Moral y Cívica, Ed para la Igualdad , Ed. Vial, Ed. para la salud, ed. afectivo-sexual, ed. para la Paz, etc. Tenían un currículo oficial, aparecían en todas las programaciones y libros de texto. Contenían ya todo lo que se le critica a la EpC. La ideología subyacente se extendió de hecho y de derecho a lo largo de los años de LOGSE, aunque no solo a través de la Escuela porque los medios en general constituyeron su mas fuerte propulsor.
La unica novedad es que ahora adoptan forma de asignatura (como ha ocurrido desde 1857 hasta 1992: fue sólo la LOGSE la que le dio forma transversal). Ahora se recupera la forma clásica (asigantura) pero con los mismos contenidos e ideología LOGSE.
Las preguntas son:
¿por qué nos quejamos AHORA?
¿por qué no de 1992 a 1996 ó de 1996 a 2000, es un suponer?
¿tenía el Estado más derecho a educar moralmente a los ciudadanos antes de 2006 (sea en 1870, 1923,1931,1945,1970...)?
12/04/08 8:28 PM
  
Camino
Hace tantos años que nos venimos quejando, RNA. Estoy de acuerdo en que EpC es otra manifestación de la ideología de género -como de otras ideologías- metida en los currículos escolares desde hace todos esos años. Pero no es una manifestación más, es hoy por hoy, la gota que colma el vaso. Parece que ha sido necesario ver hasta dónde llega el afán por adoctrinar a nuestros hijos, para que muchos padres reaccionen. Y aún falta mucho.
Pero los obispos, y la conferencia episcopal, y tantos cristianos han manifestado su enorme preocupación por el asunto desde que comenzó a introducrise.
12/04/08 11:49 PM
  
Camino
Ah, así rapidamente, se me ocurren los documentos de la Conferencia Episcopal Española: La verdad os hará libres, del año 1990, Matrimonio, familia y uniones homosexuales, de 1994, La fidelidad del Señor dura siempre, de 1999, La Familia, santuario de la vida, de 2001...
13/04/08 12:00 AM
  
Apolinar
¿por qué nos quejamos AHORA?

Hombre, RNA, ahora con EpC llegamos a un extremo que supera cuantitativa y cualitativamente todo lo que hemos visto antes. Por medio de EpC tenemos garantizado que cualquier ocurrencia progre será convenientemente incrustada en la mente de nuestros hijos. Mala era la educación que recibían antes, pero ahora podemos estar seguros de que EpC los malogrará de por vida.
Hace poco saltó a la prensa el caso de ese centro educativo en el que se invitaba a los alumnos a cuestionarse su identidad sexual. El escándalo fue mayúsculo pero hay que reconocer que era un despliegue natural de la lógica de EpC. Si la homosexualidad es algo normal y corriente, ¿qué tendría de malo el preguntarse por la conveniencia de adoptar una u otra identidad sexual, y meditar el hecho de que la homosexualidad evita embarazos no deseados? Me temo que no tendremos que esperar mucho para oír cosas más ingeniosas todavía.
13/04/08 10:09 AM
  
Nicolás
Según lo veo yo, la ideología de género no es una manifestación más del progresismo, es el fruto último del progresismo: se trata de abolir no sólo la historia, sino la biología e incluso la propia identidad.
13/04/08 10:51 AM
  
RNA
Apolinar, Camino:
os aseguro que .no hay NADA nuevo en la EpC que no estuviera ya antes. Seguro que buscando en internet pueden ver el curriculo de las areas transversales citadas y lo comprobarán.
Por otra parte el Estado adoctrina en la Escuela de manera oficial, insistente, machacona y obligatoria desde por lo menos 1857 (antes, en realidad, pero era menos "oficial" y aqui no hay sitio para explicarlo).
13/04/08 10:53 AM
  
Camino
Bueno, ya decía Chesterton eso de que para salvar a los niños hay que salvar a las madres. Pero esta es otra cuestión, y no sé si por aquí habrá partidarios-as de la obligatoria conciliación trabajo-familia para todas las mujeres. El nombramiento de ayer de una ministra de Igualdad hace presagiar lo peor. Sí, la ciudadanía, o se aprende en casa, o sea, de la madre, o a duras penas se aprende. Pero si la madre no vigila también sobre la EpC -y sobre todas las materias y también horas libres que el hijo recibe en la escuela o instituto, mal vamos. Y eso requiere formación, abnegación... y horas de dedicación. Salvar a las madres, para poder salvar a los niños. La ideología de género pretende exactamente lo contrario. Y Peces Barba y su cuadrilla van a por todas.
13/04/08 11:27 AM
  
RNA
Camino:
y qué tal si los papás también se ocuparan de todo lo que tu estás diciendo que debe ocuparse una madre. O es que si se trabaja fuera de casa ya los padres y las madres no "vigilan"? De ningún modo admito que alguien relacione el trabajo de las madres con el abandono de los hijos. Nos cuesta mucho conciliar ambas cosas como para que ahora nos quieran encerrar de nuevo en casa con la pata quebarad dependiendo de un mariddo, te salga bueno o malo, y que encima a eso lo llamen "salvar madres". "formación, abnegación... y horas de dedicación" es cosa del padre y de la madre.

Y te vas del tema: insisto en que TODOS los contenidos de la EpC llevaban 14 años impartiéndose tal cual cuando algunos empezaron a combatirlos. ¿Por qué?
13/04/08 1:26 PM
  
María
Chesterton hablaba tanto de los padres como de las madres. Pero considerar que toda mujer que decide no trabajar fuera de casa para dedicar mas tiempo a sus hijos esta "encerrada en casa con la pata quebra" tampoco te lo voy a admitir.

Por desgracia esa forma de pensar es muy propia de hoy en día. Y no creo que sea achacarble únicamente a la ideología de genero, sino que también tiene mucho que ver con los del libre mercado, que han visto en la inserción de la mujer en el mundo laboral un modo fácil de abaratar la mano de obra. Y ciñéndonos únicamente a este punto, la situación es aun peor que desde el de la ideología de genero, que al fin y al cabo con una correcta educación y desde el compromiso personal seria posible rechazar. Los otros hacen materialmente imposible el que la mujer pueda decidir libremente, por que el 90% de las familias no podrían darle a sus hijos comida ropa y un techo, sin trabajar los dos progenitores fuera de casa.
13/04/08 4:54 PM
  
Sergio Buenanueva
Estimado Monseñor: Le escribo desde Mendoza, Argentina. Soy sacerdote y trabajo en el Seminario de mi diócesis. Ante todo: ¡muchas gracias! Siempre es un gusto leerlo. Aquí estamos empezando a vivir la imposición del feminismo radical y de la ideología de género. Considero que es imprescindible ofrecer -como hacen Usted y el Santo Padre- una argumentación racional desde la fe, clara, respetuosa y firme. Una vez más: ¡Gracias!
13/04/08 4:56 PM
  
Apolinar
no hay NADA nuevo en la EpC que no estuviera ya antes

De acuerdo, RNA. Y, en forma de actividad extraescolar, venimos encontrando también la EpC en el cine español desde hace décadas. De la TV no hablo porque hace años que no la veo.
El hecho de que aparezca ahora la EpC no supone en absoluto que en los años anteriores la cosa fuera pasable. Pero no me negará que EpC es algo definitivo. Lo diré de otra forma, ¿a usted le resultará indiferente que haya más o menos objeciones a la asignatura? Tal vez antes se les hiciera saber a los alumnos que hay muchos tipos de "familia", pero ahora, además de tener noticia de ello, tendrán que entender lo maravillosos que son todos los tipos de "familia ", lo arbitrario y caduco que resulta tener una identidad sexual, lo machista y falocéntrico que es apelar a la razón, tendrán que aprender que tolerar un error equivale a compartirlo con entusiasmo,... En fin, EpC no es una serie de necedades introducidas en el plan de enseñanza, es en sí misma una introducción a la necedad.

13/04/08 5:08 PM
  
Apolinar
mujer que decide no trabajar fuera de casa

Dice usted bien, María. Ahora se dice con cierta ligereza que una mujer no trabaja para dedicarse a su familia, cuando habría que decir que hay mujeres que deciden trabajar en su familia más del doble de lo que lo hacían en un despacho para que su familia pueda ser eso, una familia.
13/04/08 5:19 PM
  
lidia alcolea
RNA:
La verdad no se como te las apañas para poder combinar trabajo y ayuda a los hijos en sus tareas.
Yo cuando tuve a mi primer hijo, que ahora tiene 19 años, tuve que trabajar.
Tenia un horario de 8 de la mañana a 8 de la tarde, mas luego una medio hora como poco del trabajo a casa. Asi que llegaba con la hora justa de cenar e irme a dormir, para poder levantarme al dia siguiente e ir a trabajar.
Yo tuve la suerte de que entre mis padres y la tia de mi marido se hacian cargo de mi bebe, pues tan sólo tenia 2 meses cuando empece a trabajar. Asi durante casi cinco años.
Me perdí lo mejor de mi hijo, y me jure a mi misma que no lo volveria a hacer.
Lo mas hermoso de ser madre es disfrutar de cada momento en su crecimiento. Y poder tener una relación de confianza y amor.
¿de que sirve trabajar, si resulta que tu sueldo lo gastas o bien en pagar a una persona que te cuide a tus hijos, o en su caso en llevarlos a la guarderia?.
respecto a la EpC, yo no la he dado. Bien es cierto que podias elegir entre Etica o Religión. Y mi instituto era de javieranas. Es mas habia alumnas que eran evangelicas y testigos de Jehova a las que se las exhoneraba de esas clases si a los padres les parecia oportuno.
¿Pasará eso con la EpC? Yo creo que no, y que mas que progresar lo que estamos haciendo es retroceder.
Mi derecho como Madre es el de poder elegir la educación moral y religiosa conforme a mis convicciones. Es más es un derecho avalado internacionalmente por la Onu, UNESCO y la convención Europea.
13/04/08 6:33 PM
  
Ana
no me pareceria mal una educación para la convivencia:Respeto a los profesores a los compañeros al mobiliario urbano que se paga con impuestos de todos y es de todos a no hacer ruido a determinadas horas que son de descanso. en fin a respatarnos los unos a los otros que si no se aprende de pequeño será dificil.
En cuanto a la compatibilización trabajo y familia habría que dar batallas por excedencias, horarios flexibles a los padres de menores(los DOS).Antes el hombre iba a trabajar y la infraestructura la tenía más o menos asegurada pero ahora que van los dos hay que dar un cambio.Los niños necesitan a su familia, la sociedad para no ser tuerta ncesita a la mujer, luego hacen falta reformas y parece mentira que con tantas mujeres en puestos directivos y tanta mujer en la política no consigamos solicionar algo que es tan básico.En Europa ya están tomando medidas a ver si aqu´´i seguimos el ejemplo
13/04/08 7:08 PM
  
RAN
Cuantas interpelaciones!Lo que yo digo es que lo que decis de la dedicacion de las mujertes a los deberes de sus hijos, etc. lo mismo deberia decirse de los maridos. Y lo de elegir libremente "quedarse en casa" tambien debería valer para los papá. Si yo pude tener hijos y trabajar fue gracias a que mis hijos tienen padre y cuando eran muy pequeños o estaban malitos nos apañábamos entre los dos y con los horarios haciamos malabarismos entre los dos.
Apolinar creo que está muy equivocado respecto a la EpC. Todos en general. No hablo del BUP sino de la LOGSE: de 1992 a 2006 estuvo vigente todo todo todo lo que ahora se achaca a la EpC. Es mas, la lamada ideología de genero ocupaba varias paginas de la programacion de Educacion Moral y Cívica (nombre literal del principal area transversal de la LOGSE).
¿Estaba bien que el tedao se ocupara de la educación moral entre 1857 y 2006?
13/04/08 8:06 PM
  
lidia alcolea
¡Que suerte RNA, tus hijos tienen padre! Pues los de los demás tambien. Y cada uno aporta lo que puede.
Mi marido tuvo que hacer de amo de casa, cuando en mi segundo embarazo me pase los nueve meses en cama por riesgo de aborto, pero eso es lógico. Pero estando yo, porque no voy a ejercer las labores que me corresponden.
Lo que no voy a hacer es pedirle a mi marido que se quede en la casa y yo irme a trabajar, a menos que sea una causa de fuerza mayor.
Respecto a la LOGSE, una cosa es que estuviera vigente y otra cosa es que fuera "obligatoria", quieras si o si.
Yo no quiero que a mis hijos se les enseñe que la homosexualidad es algo normal, por que no lo es. No quiero que a mis hijos con 10 años se les enseñe educación sexual, no quiero que a mi hija se le diga: Tienes libertad sexual, y si te quedas embarazada pues abortas y ya esta, porque es tu cuerpo y tu vida, no quiero que mis hijos crezcan y se eduquen en un ambiente de libertinaje: todo me es licito, nada es malo, porque lo que prima es el Yo, conmigo mismo y mis circunstancias.
Tengo 40 años, y he vivido las dos caras de la moneda, y sinceramente, la educación que me dieron mis padres y profesores tanto en la escuela como en el instituto ya la querrian muchos hoy en dia, no sólo a nivel cultural, sino moral y eticamente. Esa es la educación que yo quiero para mis hijos.
Y mi escuela e instituto eran publicos.
13/04/08 8:36 PM
  
Rosadeabril
Me permito recordar que la ideología de género tiene aplicaciones prácticas tanto en el nazismo como en el comunismo. Y siempre la Iglesia, y la gente de iglesia, la han denunciado como letal. Los escritos de Edith Stein, santa hoy, sobre la mujer y los desvaríos del régimen de Hitler, no dejan atrás a las profecías del genial Chesterton que habéis citado. La cosificación de la mujer, como la cosificación del hombre, y la ruptura con la verdad hicieron llegar a las matanzas de Hitler y de Stalin.
Ah, y aún no hemos nombrado que Cabrera se queda con la mitad de lo importante: familia y servicios sociales, y para colmo nos meten ministerio nuevo, ¡de igualdad! para apoyarle, con Bibiana y sus tópicos a la cabeza. ¡La que nos espera!
13/04/08 10:29 PM
  
RNA
Bueno, ya no queda mucho que discutir, si tu piensas que las tareas del hogar "te corresponen" y que "estando tú" no le vas hacer quedarse en casa. Ese es el fondo de la cuestión y resultaría muy dificil discutirlo. Yo nunca he sentido que el hogar "me corresponda a mí", en absoluto. No me gustan las tareas del hogar, si hay que hacerlas se hacen, pero no lo veo como "cosa mía", ni yo, ni mi marido ni mis hijos. Lo mismo que las cuestiones de atención a los hijos, salvo la lactancia, no lo veo como cosa "mía" sino de ambos en la misma, exactamente la misma medida.
La EpC creo que la sigues entendiendo mal. Ha sido obligatoria SIEMPRE pero d3e 1992 a 2007 ha sido "transversal" y atus hijos puede que ya les hayan enseñado algo de eso que dices, aunque seguramente le habrán hecho poco caso.
Pero, ¿antes de 2006 estaba bien que el Estado adoctrinara? es lo que no entiendo de la movida actual, que no hay ni mas ni menos motivos que hace 3 ó 4 años. Conste que yo no estoy de acuerdo con la EpC ni en su forma ni en su contenido, ni con ningun tipo de educación moral por parte de ningún tipo de Estado. tampoco me gusta la ed. sexual en los colegios, al menos no más allá de lo fisiológico. Pero yo empecé con mis hijos ese tipo de temas mucho antes de los 10 años, creo que no hay edad para eso.
Bueno, lo dejo, la verdad es que ciertas ideas previas no se pueden discutir.
13/04/08 10:40 PM
  
lidia alcolea
Si evidentemente no se pueden discutir, respecto a lo que dices, a mi siempre me han consultado en cuestiones importantes sobre educación en los colegios que yo he llevado a mis hijos. y si no he estado de acuerdo no han hecho los "cursillos" pertinentes".
Respecto a tu posición, que me parece muy adecuada, cada uno es libre de elegir, si es la tuya no la intentes imponer a los demás. si tanto tú como tu marido estais de acuerdo, pues me parece estupendo. Pero no pretendas que los demás piensen igual que tu.
Respecto a la atención de tus hijos igual te digo.
Pero piensa que el problema no está en los demás porque piensen de diferente manera que tu.
Yo ejerzo mi papel como madre y esposa de la manera más conveniente para mi familia, y no te impongo en absoluto para nada que lo hagas como yo; de la misma manera no me impongas tu forma de ver las cosas. si estas agusto tu y tu familia así por mi estupendo, yo y mi familia somos felices así.
13/04/08 10:53 PM
  
Luis Fernando
Quede clara una cosa. Por una mera cuestión de higiene moral, en ninguno de los blogs de Religón en Libertad se aceptará nada que venga, directa o indirectamente, de un diario pro-etarra.
13/04/08 10:58 PM
  
VK
Si debe ser la madre o el padre quien se centre más en el trabajo doméstico creo que es una decisión que les corresponde adoptar a ellos, que no son tontos. Obviamente, los dos tienen su papel y deben ejercerlo con responsabilidad, pero la forma en la que se repartan las tareas es un asunto exclusivamente suyo, no del Ministerio de turno. A mí por eso no me gustan nada las campañas esas de concienciación en las que se anima al hombre a que planche y a las niñas a que jueguen con juguetes de niños. ¿Es que la gente necesita que el dinero de sus impuestos se dedique a que les recuerden si es a él o a ella a quien le toca bajar la bolsa de basura por la noche? Me parecen ridículas esas campañas. La gente es libre, las mujeres no son idiotas y el reparto de tareas que decida un matrimonio es una cuestión suya.
14/04/08 9:46 AM
  
Unitas
Monseñor, al hilo de su comentario han salido varios temas que preocupan-ocupan a padres y madres. Si nos desviamos demasiado del tema, corríjanos. Pero si puede, oriéntenos con lo que la doctrina social de la iglesia dice y lo que su experiencia le ha enseñado.
14/04/08 9:48 AM
  
Apolinar
El discurso feminista del Estado toma a las mujeres por menores de edad, por seres con una conciencia débil de sus derechos, por discapacitadas cívicas, por personas que no pueden abrirse un camino en la sociedad sin una conveniente terapia estatal.
Las mujeres, como los hombres, son inteligentes y saben lo que quieren tanto como los hombres. Si viven en un estado de derecho, las mujeres son tan capaces como los hombres de luchar contra las discriminaciones que sufren… ¿A qué viene el paternal discurso feminista estatal a indicarles a las mujeres lo que tienen que hacer o el rol que tienen que adoptar?
14/04/08 12:09 PM
  
Pilar
!Qué interesante lo que ha surgido en este hilo! ¿Será que la EpC ha destapado lo que pasaba en algunos hogares?. Los padres quieren seguir siendo protagonistas de la educación de los hijos, eso es lo que parece estamos reclamando. Los hijos que demandan ser atendidos, por padres y por madres, que hay que ejercer la paternidad-maternidad, que es bueno que en el hogar haya alguien con la mayor disponibilidad para lo importante, que las madres queremos también elegir dónde trabajar, que en el hogar se trabaja y mucho cuando se tienen hijos que atender, que educar, que acompañar....
14/04/08 12:25 PM
  
Nicolás
Es verdad, Pilar, y por lo que se refiere a la educación, veo que también ha surgido que los padres no debemos permitir que todo aquello que enseñamos a nuestros hijos sea deformado o caricaturizado por los políticos al amparo de una presunta educación para la ciudadanía.
14/04/08 1:02 PM
  
RNA
Lidia: ¿en qué frase o palabras aprecias que yo intente imponer mi forma de pensar?
Es verdad que las campañas para que los hombres colaboren en las tareas domésticas son ridículas, dan vergüenza ajena y no sé a quién se dirigen. No sólo mi marido y yo sino los matrimonios con los que tratamos estamos a años luz de el tema de la colaboración, nunca se ha planteado de otro modo: todo lo hemos hecho olaboración total y me extraña que haya todavía familias en las que haya que recordar que la basura es cosa de todos, que el suelo lo manchamos todos, que la comida la comemos todos y no sólo la mujer. Por eso sigue sin cuadrarme lo que dice Pilar. Las mujeres debemos elegir, ¿por qué no los hombres? Las tareas domésticas son duras pero las mujeres que trabajan también hacen tareas domésticas, ¿o es que el suelo se barre solo o los disfraces de la fiesta de navidad del cole se hacen solo cuando las mujeres trabajan? Pero sería injusto que de lo doméstico se ocupara sólo uno, así que barrer, limpiar, planchar, los deberes de lso niños, y las mil cosas más, entre padre y madre y loos hijos mayorcitos, ¿no?
14/04/08 4:54 PM
  
RNA
Lidia:
he repasd mis intervenciones y sigo sin ver donde trato de imponer yo nada. Quizá como soy la unica que defiende una determinada postura, la única que piensa diferente a los demás, lo que yo digo os chirría, pero por más que miro no veo nada ni en el contenido ni en la forma que resulte "impositivo"
14/04/08 5:09 PM
  
Fernando
Gracias por el coherente artículo D. Fernando.
Por supuesto que nadie puede sustituir a los padres, en el derecho a decidir la educación religiosa y moral de sus hijos(Art.27,3 de la Constitución Española).El Estado no es quién para adoctrinar en este sentido.Es un asignatura ( no consensuada) impuesta, donde el derecho elemental a la objección se castiga totalitariamente.Tiene un fin, claramente laicista y el Consejo Escolar del Estado ya se ha manifestado contrario a esta materia.El sr.Peces Barba, es un reconocido masón que sigue las pautas de su lógia siempre enemiga por naturaleza de la civilización cristiana.Hace falta solamente formación democrática y en valores ciudadanos y civiles, pero dejando a parte la moral y la religión, que no es nunca competencia del Estado.
14/04/08 5:25 PM
  
Pilar
Bueno a ver si me explico mejor RNA. Los hombres y las mujeres deberíamos poder elegir en igualdad pero somos distintos,afortunadamente por aquello de la complementariedad. Cada familia debería poder organizarse como quiera, teniendo en cuenta lo que crea que es mejor para los más débiles, en este caso hablamos de hijos que son los que van a sufrir la asignatura de marras. Ese creo que es el tema, elegir en conciencia el matrimonio lo que cree que es mejor para SUS hijos.
A mí el tema de reparto de la fregona no me preocupa nada, allá cada familia en el reparto, pero sí el que los hijos estén atendidos lo mejor posible y veo que si una mujer o un hombre quiere dedicarse profesionalmente a su familia, así lo acuerdan la pareja, con dedicación absoluta, eso hoy día está siendo penalizado social y fiscalmente y creo que no es justo.
Por eso creo, como RNA, que la EpC no es lo único que se involucra en la libertad de elección de la familia actualmente, pero esta asignatura también lo hace y por eso está siendo tan cuestionada y va a servir para que los padres hagamos valer nuestros derechos y deberes que creo los tenemos muy claros por lo que leo en este hilo.
Es un tema de libertad en el que creo estamos de acuerdo todos ¿verdad?.


14/04/08 5:28 PM
  
RNA
En materia de libertad, nadie más de acuerdo que yo. La asignatura de EpC es una "cagadita". Pero yo sigo insistiendo en algo que nadie me responde: en realidad el Estado SIEMPRE ha educado en materia moral a través de la Escuela. Y los contenidos de la EpC son exactamente los mismos que los de las areas transversales (es cierto que no eran UNA asigantura sino que por ley "impregnaban" TODAS las asignaturas). ¿Por qué ahota tanta movida?
Yo, por mi parte, espero que algún día, supongo que aún lejano desaparezca el Estado y la Escuela obligatoria. Si nos paramos a pensar son instituciones innecesarias y algún día los seres humanos mereceremos no padecerlas.

En cuanto al reparto de la fregona, como le llamas, es verdad que no debería ser ya un problema. Pero hoy en día, en el mundo "rico", y gracias a la higiene, las vacunas, el desarrollo de la medicina, etc. ya no es necesario que una mujer se embarace 14 veces en su vida fértil para sacar adelante dos o tres hijos que a su vez procreen. Por lo tanto, la conciliación debería ser para padre y madre. Y ni siquiera es necesario que uno de ambos se dedique "profesionalmente" al hogar. Las tareas domésticas son muy rutinarias, repetitivas, poco motivadoras y muy limitadas, como para hacer de ello "la profesión".
14/04/08 6:54 PM
  
Apolinar
RNA, si no he leído mal, tengo escrito lo siguiente en un comentario más arriba:

«no hay NADA nuevo en la EpC que no estuviera ya antes

De acuerdo, RNA. Y, en forma de actividad extraescolar, venimos encontrando también la EpC en el cine español desde hace décadas...»

¿Por qué ahora tanta movida? Bueno, porque el asunto lo merece ¿También lo merecía antes? Por supuesto, pero extráñese entonces del silencio anterior, no de la movida actual. O, si lo prefiere, diga que ni antes ni ahora la cosa era para tanto y así nos aclaramos...

En cuanto a lo que sea necesario, en mi opinión, es la propia gente la que debe decidir si le parece necesario o no hacer lo que hace. Si una mujer se quiere quedar catorce veces embarazada, me parece estupendo. Que algo no sea necesario no significa que haya que evitarlo. Al menos no necesariamente. Le aseguro que trabajar en una empresa de seguridad es también una tarea muy rutinaria, repetitiva, poco motivadora y muy limitada, y sin embargo hay quien ha hecho de ello su profesión, y a mucha honra.
14/04/08 7:39 PM
  
RNA
A ver, Apolinar, que me parece que me está queriendo hacer decir lo que no digo. Claro que lo que me extraña es que antes no hubiera movida, mírelo comoquiera. Y no sólo me parece QUE SÍ ES PARA TANTO sino para mucho más.No solo estoy en contra de la EpC, sino que probablemente lo esté más que la mayoría, ya que yo sería partidaria de algo que hoy por hoy es imposible: la enseñanza básica en casa, sin Escuela.
Estoy tan a favor como usted de uqe quien quiera tener 14 hijos, o más, los tenga. ¿He dicho yo que "haya que evitarlo? ¡En absoluto!
Claro que hay trabajos tan rutinarios y poco motivadores como las tareas domésticas, incluso más. Pero algo compensa el que estén remunerados, tengan horarios, días libres, vacaciones, jubilación y seguros sociales. Quedarse en casa es renunciar a todo eso. Cuando una persona trabaja, adquiere esos derechos y, además, puede repartirse con la familia las tediosas tareas domésticas, que, qal menos a mí, me resultan insufribles. Si hay que hacerlas, se hacen, qué remedio, pero nunca asumiré que sean "cosa de la mujer" sino de todos.
14/04/08 8:00 PM
  
lidia alcolea
Bueno, no he podido leer antes los post, porque "estaba haciendo mis tareas rutinarias y morbosas en mi casa".
Es decir: Levantarme a las 7:00 y preparar el desayuno de mis hijos y mi marido, la ropa que se han de poner, y lenvantarlos. Luchar con ellos para que se laven la cara y las manos, lo cual es muy divertido, porque cada dia me ponen una excusa distinta para no hacerlo, a lo que yo con mi astucia de madre y mujer combato "a muerte".
Tras muchos avatares, ¡por fin gano la batalla!" Y salen para el colegio.
Despues tengo que pensar como apañarmelas para que cuando vuelvan, hagan sus tareas y recogan sus cosas, sin necesidad de que se sientan coaccionados, ni vejados por una madre "arpia y malvada, como la bruja de Blancanieves" y lo hagan (aun a regañadientes) de buenas maneras. Por no Hablar de como tengo que volver a mis años de colegio y estudiar tablas de multiplicar, quebrados y ecuaciones para poder seguir el ritmo de sus estudios e intentar ayudarles lo más posible. Luego toca la cena: yo quiero esto, pues yo lo otro... pues no aqui se como lo que yo prepare, pero claro como "buena madre intentas darle gusto a todos: hijos y padres. Todo dentro de un orden.
Cada dia es diferente, y no sabes lo que te deparara, debes de improvisar conforme pasan las horas, y realmente agotas todos y cada uno de tus recursos.
¿Creeis de verdad que la vida de una madre, ama de casa, es monotona y aburrida?
Os puedo asegurar que no.
Respecto al ayudar, si sabes hacerlo, conforme van creciendo ellos mismos se siente responsables de sus hermanos e incluso de sus padres, porque lo estyan viendo dia a dia. Ven como sus padres se preocupan y se involucran en sus vidas, no sólo afectivamente, sino tambien personalmente. Les permites tener su intimidad, y ellos te conceden el que puedas entrar en ella. Porque realmente saben que no les vas a defraudar. Lloraras con ellos, y tambien reiras. Los regañaras y los alabaras, y ellos siempre sabran que lo haces desde el amor.
¿Creeis alguno que es monotona y aburrida la vida de una madre que se dedida a su familia? ¿Es que acaso, mi vocación es menos que la de un ingeniero con carrera, o un médico, o un albañil?
¿Creeis que porque estemos en casa no sabemos, no hemos estudiado, ni comprendemos lo que nos dicen?
Quizas lo sepamos mucho mejor que aquellos que se pasan el dia fuera.
Un poco de respeto.
Cada uno elige su forma de vivir. Y la mía, en este caso la eleguido yo, pero eso no quita que no haya estudiado, no sepa y no conozca.
Tengo 40 años, soy madre de tres hijos, llevo 20 años de casada, y tengo mi BUp, Cou t Selectividad, y hoy por Hoy aparte de ejercer como ama de casa, estoy estudiando Ciencias Religiosas en (...)
Y soy capaz de compatibilizar todo.

(N.M. Habrá que limitar la extensión de los comentarios y recomendar que los comentaristas no os identifiquéis tantísimo)
14/04/08 9:07 PM
  
María
RNA tu no eres quien para determinar si las tareas domesticas son cosa de la mujer o no, podras decir que no son cosa tuya, en eso estamos de acuerdo. Pero habra familias en las que si sea cosa de la esposa por que asi lo consideren oportuno sus miembros.

Sin duda las tareas domesticas son tediosas, pero verlas como algo que no tiene contrapartida ninguna es una falacia tipica de la ideologia de genero. Y que tal vez no en tu caso pero en muchos a lo unico que lleva es a que la mujer tenga el doble de trabajo.

Tambien me parece curioso que digas que eres partidaria de la escuela en casa, pero a la vez afirmes que es imposible. ¿Por que es imposible? a dia de hoy existen personas que educan a sus hijos en casa...
14/04/08 9:11 PM
  
RNA
María:
¿a qué viene esa agresividad? ¿por qué ese "tú no eres quién para..."? La verdad es que no me he atribuido la potestad de determinar que las tareas domésticas no son cosa de la mujer porque sencillamente es algo que está a la vista, no lo he determinado yo: hay hombres que las hacen, luego no son cosa de la mujer, sino de quien tenga que hacerlas, es decir, el que vive en una casa (en familia, en soledad, en un piso de estudiantes...) tiene que hacer tareas domésticas. Si encima le gustan, mejor para él.

Supongo que Lidia no me está respondiendo a mí, pero como no veo que nadie haya faltado al respeto a nadie (en todo caso a mí)... ¿Quién ha dicho que las que se quedan en casa no sepan nada? Las habrá que sí y las habrá que no.

Cuando digo que la vida de ama de casa me parece tediosa y repetitiva quiero decir justamente eso: a mí me resulta tediosa, más que tediosa, ya he dicho que se me hace insufrible. Estuve un año de excedencia y creí que no iba a soportarlo. Pero conozco más gente como Lidia, que les gusta, y contra eso no hay nada que decir. Ahora bien, los ejemplos que enumera Lidia los hacemos también las mujeres que trabajamos. También tengo que pensar en los deberes y "estudiar" geografía o mates que tenía olvidadas, también les tenemos preparada la ropa; el desayuno se lo hace cada uno, menos al pequeño que, dependiendo de los horarios de cada día se lo hace mi marido o yo. También les regañamos, lloramos con ellos o reímos, estamos al tanto de sus gustos y disgustos, también les hacemos el disfraz de carnaval, vamos a comprarle el regalo del cumple de un amiguito en la hora del desayuno, también hablamos, vemos juntos una peli, les leemos en la cama de pequeños, etc. ¿esa vocación es menos que la de un arquitecto? ¡NO! ¿Quién dice que sea menos ni mas? Es... otra cosa. Un matrimonio, por el hecho de serlo y tener hijos tiene esa vocación de hacer el desayuno, preparar la ropa del cole, hacer deberes, jugar con los hijos, etc. Va unido a ser padres, no sólo a ser madre. Pero, además, las personas tienen una profesión. ¿Por qué solo el padre?

En cuanto a "la escuela en casa", María, creo que es lo ideal, cuando digo que no es posible me refiero a que en España está prohibido. Lo que ocurre es que con ciertas medio-trampas quizá algunas familias lo hayan conseguido. En otros países hay muchas más familias que en España haciéndolo. Pero es muy problemático. Ojalá en España las leyes admitan la escolarización convencional y la doméstica.
14/04/08 9:42 PM
  
lidia alcolea
RNA: El ser madre es la mayor profesión a la que puede aspirar una mujer, desde mi punto de vista.
No sólo te re-edicas a ti misma sino que estas educando a la generación que te va a preceder, y dependen de ti (junto con tu marido) y sólo de ti, de que salga buena o mala. apruebe o suspenda.
¿Te parece que hay mejor profesión que esa?.
Trabajes o no, en nuestras manos como madres y padres, esta el que el dia de mañana el mundo cambie. ¡Y eso es lo que importa! ¿No crees?.
14/04/08 10:46 PM
  
Unitas
Nicolás: Es verdad, Pilar, y por lo que se refiere a la educación, veo que también ha surgido que los padres no debemos permitir que todo aquello que enseñamos a nuestros hijos sea deformado o caricaturizado por los políticos al amparo de una presunta educación para la ciudadanía.
----------
Completamente de acuerdo.
14/04/08 11:05 PM
  
María
Agresividad ninguna. Siento que te lo tomes asi. Con esa frase estaba refiriendome a "Las tareas domésticas son muy rutinarias, repetitivas, poco motivadoras y muy limitadas, como para hacer de ello "la profesión"".

Pues oiga hay aquien le parece mucho mas motivador cuidar a sus hijos las 24 horas del dia, almenos hasta la edad de empezar a ir al colegio, que mandarlos a la guarderia a los 2 meses para irse a trabajar fuera.

Lo de la escuela en casa, trampa no hay ninguna, lo unico que hay que hacer es apuntarlos a una escuela a distancia, y si te pones cabezon ni siquiera eso. Lo que pasar es que eso requiere tiempo, dedicación, y preocupaciones y muchos de los que se quejan no estan dispuestos a renunciar a sus derechos individuales por la educación de sus hijos.
14/04/08 11:34 PM
  
Mons. Sebastián
Hola amigos. Ayer tuve estropeada mi conexión con Internet (estas cosas siempre pasan en sábado o en domingo...) Hoy vuelvo de mis trabajos apostólicos y me encuentro con este diálogo tan animado. De eso se trata. Pero me lo habéis puesto muy difícil, porque han salido muchas cosas.

- Ha salido repetidas veces la pregunta de por qué no se ha desatado la movida hasta ahora. No tengo documentos a mano, pero me parece que no ha sido del todo así. Yo recuerdo que cuando se promulgó la LOGSE hubo escritos, gestiones, denuncias, que no sirvieron para casi nada. Esos contenidos de las cajas rojas han sido denunciados y criticados. Reconozco que la reacción ante EpC ha sido más fuerte y más general ahora. Y existen razones. Primero porque es obligatoria. Segundo porque ahora sabemos mejor de lo que se trata. Tercero porque estamos viviendo no solo la etapa de la difusión de esa ideología sino la etapa de la aplicación desde el gobierno.

- Y yo personalmente pienso que no ha habido todavía en la sociedad una reacción suficientemente clara y firme. Porque no es una cuestión de la Iglesia, sino de la sociedad en general, de los padres, de los ciudadanos, de la libertad moral de las personas frente al intervencionismo del Gobierno. Es evidente que el Gobierno no tiene competencia para ser el educador general de la sociedad en materias morales. Y además sin derecho a objetar, como quieren algunos. La conciencia moral colectiva de un pueblo es lo más delicado del patrimonio cultural de ese pueblo, y lo forman y lo enriquecen continuamenbte entre todos, entre los mejores hombres y las mejores instituciones culturales del país, de la sociedad. El gobierno debe respetar ese patrimonio moral en vez de quebrantarlo e imponer otro a su gusto. En democracia no es la sociedad la que ejerce la soberanía? Por qué en unas cosas sí y en otras no?.

- Habéis destapado la cuestión de la distribución de tareas en la familia, el trabajo de la mujer, etc. Cosas importantes. No voy a entrar ahora en ellas. No tengo demasiada autoridad. Solo unas reflexiones cortas. Los cristianos afirmamos y defendemos la igualdad fundamental entre hombre y mujer, marido y mujer. Hay que defender la igualdad de hombre y mujer en todo lo que sea inherente a la condición de persona, de sujeto, de ciudadano, etc. Y a la vez A LA VEZ mantener las diferencias naturales de la condicion masculina o femenina ampliamente entendida y modernamente entendida. Sin prepotencias. Lo importante en casa es que marido y mujer se quieran y se respeten en un nivel de igualdad, sin prepotencias ni ventajas para el marido, que padre y madre estén presentes y operantes en la educación de los hijos, cada uno haciendo su papel conjuntamente y armoniosamente. Las tareas materiales se pueden distribuir de muchas maneras y depende de muchas circunstancias, según la manera de ser de cada uno, las necesidades de la familia y mil cosas más. Lo esencial es que sea una distribución libre, voluntaria, no impuesta ni dominante ni irresponsable.

- Yo sí creo que para que la mujer, y más generalmente la familia, fuera más respetada y valorada, los gobiernos deberían reconocer efectivamente el valor social de las tareas domésticas, de la presencia en casa, la haga quien la haga. Educar bien a los hijos es la mejor contribución que una familia puede hacer para el bien de las personas y de la sociedad. El trabajo doméstico, la educación de los hijos debería engendrar derechos de seguridad social, jubilación, y otros derechos sociales, etc.etc. Esto daría más libertad a la mujer y haría justicia a la importancia de la familia en la vida social.

- Me alegro de la mención de Edith Stein, verdadera precursora de un feminisno católico y serio

- Correspondo al saludo de transoceánico de Sergio. Muchas gracias.
14/04/08 11:48 PM
  
Elena
Apreciado Monseñor D. Fernando Sebastián:
Se que no viene al caso lo que le voy a escribir, pero tengo la oportunidad de expresarme y de dirigirme directamente a uno de nuestros pastores y no quiero desaprovechar. Seré breve.
Han salido bastantes blogs católicos, la mayoría de ellos son laicos comprometidos. Algunos lo hacen bien, otros no tanto. Si tenemos en este momento en nuestras manos un instrumento valioso para comunicarnos y comunicar nuestra fe, estar más unidos, intentar comprendernos, hacer de la Iglesia Católica una familia de todos, ¿por qué lo utilizan algunos para injuriar, calumniar, difamar, confrontar a otros hermanos? Y lo peor de todo, se creen los paladines de la ortodoxia y del Magisterio y los fieles seguidores de Jesús y de los obispos.
Yo le ruego D. Fernando, que ya que usted está también embarcado en esto, tenga a bien decir unas palabras al respecto como pastor nuestro que es, para que los laicos que tienen blogs trabajen más por la unión, por la comunión, y abandonen la división, las injurias, la difamación contra otros hermanos. Seremos un ejemplo coherente para los demás y para nuestros hijos. Muchas gracias.
15/04/08 2:16 AM
  
justino
Admirado estoy, monseñor, de su ecuanimidad y de la "dulzura" con que expresa sus firmezas. No me admiro de que "usted" precisamente sea ecuánime y suave en sus formas, sino de ver esa ecuanimidad y suavidad (...) Veo que es posible mantener su posición conservadora y al mismo tiempo resultar convincente en sus maneras, ya que no en algunas cuestiones de fondo, al menos para mi. Asi que me uno al comentario de elena, enhorabuena por mostrar a sus propios correligionarios (nunca mejor dicho) que se puede mantener una posicion inequivoca "en comunion" y no resultar agrio, amenazador, injurioso, desagradable, perseguidor, como resultan otros (...)
(N.M. Además de corregir sus deslices ortográficos, que rogamos haga Vd. mismo, eliminamos referencias no pertinentes a personas o medios, que rogamos haga Vd. mismo también)
15/04/08 9:13 AM
  
Pilar
Monseñor:
Leer de su pluma que "Educar bien a los hijos es la mejor contribución que una familia puede hacer para el bien de las personas y de la sociedad. El trabajo doméstico, la educación de los hijos debería engendrar derechos de seguridad social, jubilación, y otros derechos sociales, etc.etc. Esto daría más libertad a la mujer y haría justicia a la importancia de la familia en la vida social" es realmente una gozada.
!Gracias!.
15/04/08 10:35 AM
  
Cuca
La perniciosa ideología de género no es más que una de las manifestaciones externas de algo muy profundo: la no aceptación de la verdad sobre el hombre -y la mujer, por supuesto- dada por la misma naturaleza. Es sumergirnos en el relativismo de que todo da igual, todo vale, siempre que tenga ese carácter utilitario, y requiera menos esfuerzo. Hacer lo que me apetece.
Es fruto también del "constructivismo" y la "deconstrucción" según el cual los valores -la verdad- no existen, son construidos por el hombre en cada época. Cercano también al "historicismo": la verdad es histórica. Cada época tiene sus verdades, porque no existe la verdad. Así nunca sabremos a qué atenernos, y el despiste y la manipulación de los medios de comunicación que, no son reflejo de la opinión pública, sino creadores de "la verdad", tienen todas las bazas en su mano. Además, una vez anulada la familia, y puesto en duda el derecho de los padres a la educación de los hijos, queda el hombre a la intemperie, merced a la Educación para la Ciudadanía con las consignas que el todopoderoso Gobierno decrete. El panorama es muy negro. Nos quedan estos foros de internet…
15/04/08 10:44 AM
  
Pilar
RNA, en aras de esa libertad que dices apoyar reconocerás que cada cual se dedique a lo que quiera ¿verdad?. Conciliar conciliamos todas, unas dentro y fuera y otras dentro y dentro, todas tenemos 24h y las repartimos como queremos.
Yo soy enfermera y de vacunas y medicinas sé un poquito y créeme que hay mucho de rutina también en esa profesión, como en todas, sobre todo cuando el amor flojea.
!Claro que se puede ser profesional de la maternidad! !claro que no todos tenemos la misma vocación! !claro que lo fundamental en el hogar no es lo material, como muy bien ha concretado don Fernando, lo fundamental son las personas con su cuerpo y con su alma! Y a ello nos dedicamos algunas y algunos en plenitud y haciendo uso de nuestra libertad porque creemos que se pueden hacer obras de arte también desde el hogar, obras de arte personales, y eso no lo recoge la EpC y es una pena porque la sociedad lo está necesitando.


15/04/08 10:50 AM
  
RNA
Muchísimas gracias, monseñor. Estoy sorprendida pero encantada de leer especialmente su párrafo acerca del reparto de tareas domésticas y relaciones familiares hombre-mujer.

Créame que le he enseñado su comentario a algunas personas que, como yo misma, no creían que de un obispo, permítame que diga “con fama de muy conservador”, decir frase tan certeras como la que habla de que “hay que defender la igualdad de h y m en todo lo que sea inherente a la condición de persona, de sujeto, de ciudadano, etc. Y a la vez A LA VEZ mantener las diferencias naturales de la condicion masculina o femenina AMPLIAMENTE ENTENDIDA Y MODERNAMENTE ENTENDIDA ... en un nivel de igualdad, sin prepotencias ni ventajas para el marido, que padre y madre estén presentes y operantes en la educación de los hijos” Es mucho más de lo que parecen dispuestas a admitir las mujeres que han decidido quedarse en su casa.

A veces me han respondido con una acritud que no veo en usted, como si las únicas buenas madres fueran las que se quedan en casa, como si las que trabajamos fuéramos unas desalmadas incapces de sacrificarse por los hijos, como si no amáramos a nuestros maridos. Siendo así que, somos cientos de miles las familias en las que marido y mujer, en esa igualdad que usted dice, hemos hecho malabarismos para atender a nuestros hijos de manera integral y al mismo tiempo cultivarnos a nosotros como personas en nuestras profesiones. Ser esposa y madre yo no lo puedo concebir como una “profesión” porque es una vocación inherente al matrimonio.

En lo único que discrepo con usted es en lo de que ser ama de casa debería generar derechos sociales. Eso ni es posible ni lo creo recomendable. Sin cotizar no se pueden generar esos derechos que otros tienen cotizando. Y ¿cómo cotiza un trabajo no remunerado?

En todas las casas (también de solteros o de amigas que vivan juntas, p.ej.) se hacen tareas domésticas, salvo que se tenga servicio y, en ese caso, es un trabajo remunerado. ¿Va a generar derechos sociales barrer, planchar, cocinar, fregar, hacer la compra, tender la ropa, colgar un cuadro o las cortinas, arreglar un enchufe, llevar a los niños al médico, coser botones, llevar y traer a los niños del colegio, ponerles el termómetro a las 4 de la mañana, comprar ropa, hacer la papilla o el biberón, pintar la verja de casa, gestionar la economía doméstica, reparar un juguete roto, ir a gestiones domésticas al banco, cuidar las plantas, hacer un bricolaje, ayudar en los deberes, escuchar a los hijos, sufrir y reír con ellos, arreglar un mueble roto, y sonreír cuando estás cansado/a para hacer más grata la convivencia, etc... Eso se hace en todas las casas y nadie cotiza por ello, luego no puede generar derechos. Si así fuera, miles de familias tendríamos dobles derechos sociales porque hacemos todo eso marido y mujer y con todo el esmero del mundo, y no admitimos que se ponga en duda nuestra entrega a los hijos y al cónyuge; pero además desarrollamos una profesión fuera del hogar.

De todas formas, seguro que este punto tiene cosas discutibles. Como he leído a otro comentarista en otro blog, una frase de san Agustín sobre lo que es opinable o no y que termina apelando a la caridad.

Le repito mi agradecimiento por su manera comprensiva de expresar la igualdad esencial hombre-mujer preservando las diferencias con mirada “amplia y moderna”.

Pilar, caro que hay rutina en todas las profesiones. Y en la mía. Algunos trabajos son aún más aburridos que el del hogar, cosa que ya he dicho. Como he dicho que para mi el hogar en exclusiva me resulta INSUFRIBLE. Parece que es justo al revés de lo que decís: parece que queréis imponer esa visión y lo siento: odio las tareas domésticas, las hago, qué remedio, pero muy a disgusto, repartiéndomelas con los demás de la casa, y procurando no refunfuñar demasiado, pero no hay manera de convencerme de que esa sea una opción de vida atractiva, porque creo que lo que vosotras hacéis mi marido y yo lo hacemos igual con todo el amor del mundo y con todo el esmero y no nos está saliendo nada mal.

Disculpen la extensión, pero es que esto es vital para mi y para todas las mujeres del entorneo en que me muevo, a las que parece que se nos quiere tachar de malas madres ¡ o de culpables de la decadencia de occcidente !

(N.M. Habrá que limitar la extensión. Comprended que los blogs no se van a cerrar hoy ni mañana, luego hay tiempo para argumentar y contra-argumentar. En dosis moderadas se dialoga mejor)
15/04/08 11:31 AM
  
Arantza
Permitidme que me sume a la discusión en este blog, pues el tema es de lo más importante.

Dos cosas, primero presentarme, como madre "que no trabaja", aunque tengo diez hijos, la pequeña de ocho meses, y además "educo en casa" a cuatro, es decir que he optado por el "homeschooling" o educación en casa para los dos en edad escolar que tengo sin plaza en el centro de mi elección.

Como ha salido este tema aquí y está muy relacionado con el artículo de Monseñor (la educación de los hijos es deber y derecho de los padres, no puede usurparse por el Estado), os diré que, contrariamente a lo que se ha escrito aquí, enseñar a los niños en casa, matriculándolos en un centro a distancia extranjero (los míos en concreto en la norteamericana Kolbe Academy, barata, católica, y muy flexible a la hora de aceptar la mitad del currículum o más en español), pues es perfectamente posible y no es ilegal. Llevo ya más de tres años con esta solución y no he tenido problema en incorporar a dos de mis hijos al colegio cuando han tenido plaza, y sacar a otros dos de un colegio que no era lo mejor para ellos, y enseñarlos en casa.

Digo esto, porque comparto la idea de que la adoctrinación de nuestros hijos no se limita a la EpC, por desgracia, aunque ahí está todo condensado, sino que cuando no se puede o no se tiene colegio de confianza adonde mandar a los hijos, esta puede ser una opción muy a tener en cuenta.

Dicho esto, también quería insistir en la realidad -agravada ahora por el Ministerio para la Igualdad que asusta- de que las madres "que no trabajamos" estamos marginadas y sin ningún apoyo económico en este país.. Veremos si no multadas u obligadas a trabajar fuera de casa para combatir la violencia de género...

Esta ideología feminista está calando de manera fuerte en España, y tiene el trabajo o dedicación exclusiva de la madre a la familia como una cosa a extinguir.

Por el bienestar y la felicidad de los niños y las madres, que pasa por un cambio de mentalidad en este aspecto, debemos contestarla. Gracias Don Fernando por su labor en esto.

(N.M. No sé cuándo, pero habrá que limitar el número de líneas por comentario)

15/04/08 12:00 PM
  
Arantza
Perdón por la torpeza, pero preferiría dejar sólo mi nombre sin apellidos, y eliminar la URL, que era un erro. Gracias al moderador que me lo pueda corregir.
15/04/08 12:03 PM
  
RNA
Chica, Arantza, qué exagerada, ¿dónde ves tu que ni por asomo se vaya a poner multas a la maternidad. Parece que lo estuvieras deseando para sí poderte quejar con mas fundamento.

Tu caso es especial, 10 hijos no permiten casi trabajar entre niño y niño y si no trabajas "seguido" luego ya no se puede. Así que, si has decidido tener tantos niños es evidente que no puedes trabajar y supongo que te apañarás como mejor puedas.

No tenía ni idea de esa posibilidad de matrícularse en el extranjero, no lo había oído nunca. está bien decirlo porque a mí me parece que debería poderse generalizar, al menos como posibilidad. De hecho hasta 1970 se podía estudiar la enseñanza elemental en casa sin dificultad ninguna.

15/04/08 9:30 PM
  
Mons. Sebastián
No es fácil responder con brevedad. Lo intentaré.
-La mejor manera de corregir a los que insultan y hablan con intolerancia y mal humanos, es dar ejemplo procediendo nosotros con serenidad y respeto. Es muy bonito saber hablar y disentir y exponer cada uno sus puntos de vista sin alterarse, sin romper la buena relación de respeto y de afecto que todos se merecen. San Pablo tiene una frase precisosa que resume el "talante" cristiano "hagamos la verdad en el amor". Un poco de sorna me pone J. con eso de corregirme yo mismo, vale.
-La ideología de género, en el fondo es fruto de una visión atea del hombre y del mundo. Si todo es fruto de una evolución impersonal y ciega, por qué no vamos a poder corregir la naturaleza? En esta mentalidad la diferenciación de los sexos es un error de la naturaleza que nosotros podemos corregir como mejor nos parezca. Pero no tengamos demasiado miedo. El error, cuanto más consecuente es antes se destruye a sí mismo. No estemos pesimistas ni tieremos la toalla, La verdad bien dicha, con amor y con ganas de ayudar, siempre termina abriéndose camino. Y el Señor va por delante.
-A RNA le digo que uno tiene la fama que le ponen. Y tienes que llevarlo con paciencia. Y con buen humor. Esas categorías de consevardor y progresista hace tiempo que prescindí de ellas. Me parece más importane atender a si una cosa es verdad o no, si hace bien o no. Los otros calificativos me parecen demasiado convencionales y del todo relativos. Depende. Ese párrafo que te gustó no tiene nada de particular, yo creo que es lo menos que en cristiano se puede pensar. Pienso que en la Iglesia hemos difundido poco el bello texto de Juan Pablo II en su Encíclica sobre la mujer. El asunto ese de tener seguridad social no creas que es tan irracional. A mí me parece que el Gobierno tendría que favorecer mucho más la vida familiar (vivienda, compatibilidad del trabajo familiar con el laboral, etc.) Y además debería conceder una ayuda verdadera (no las ayudas ridículas que se conceden España) por cada hijo menor de edad (es curioso que subvencionan desde Bruselas las ovejas o los terneros...), de forma que los padres 1º, decidir libremente los hijos que quieren tener según su generosidad y sus posibilidades. Y 2º, tuvieran la ayuda que necesitan para criar y educar a sus hijos, con lo que están haciendo una labor socialmente valiosa. Y de esas subvenciones podrían cotizar. No seamos vícitmas de los sistemas que nosotros mismos hemos hecho. Lo que no está del todo bien hecho siempre se puede cambiar. La superficialidad y la desatención con la que se tratan estos temas me parece irracional, no solamente poco cristiano sino poco inteligente, políticamente equivocado. La prueba es que nuestras sociedades languidecen y nuestra hermosa cultura peligra. Paz y Bien
15/04/08 11:27 PM
  
RNA
Pues ya ve, monseñor, sus 99 ovejas justísismas ellas, echan ala oveja perdida y la mandan tan lejos como se pueda para que un pastor tan amoroso como usted nunca la encuente.

Vea cómo se han puesto en los comentarios del post de ayer de LF.

No soportan lo que llos llamn "buenismo". De buenas no quieren discutir , prefieren los espumarajos y las órbitas desencajadas por la amnenza y el anatema.

Ayer leía la Exhortación Pastoral Familiaris Consortio, las recomendaciones para atraer a la sana doctrina. Se parecen a su estilo, monseñor. No al de sus 99 ovejas justas.

Pero bueno, ya lo ve: de buenas no me quieres, de malas ya tienen justificación para echarme.

Quédese con sus 99 ovejas obedientes. No busque a la perdida, ellas no le dejarán encontrarla y atraerla al redil.

Agradecida de corazón a su paternidad,

RNA
16/04/08 9:14 AM
  
Arantza
RNA, esto que dice Monsenor creo que te ha gustado, a m'i tambi'en:

"Las tareas materiales se pueden distribuir de muchas maneras y depende de muchas circunstancias, según la manera de ser de cada uno, las necesidades de la familia y mil cosas más. Lo esencial es que sea una distribución libre, voluntaria, no impuesta ni dominante ni irresponsable. "

En cuanto a lo de multar a las madres que no trabajan, es que una diputada en Holanda ya lo propuso, en concreto multar a las mujeres que despues de haber estudiado una carrera renunciaran al empleo para dedicarse a su familia, pues argumentaba esta diputada que ese gasto que hab'ia hecho la sociedad (financiar sus estudios) era mal aprovechado. A eso me refer'ia.
16/04/08 10:44 AM
  
RNA
Obviamente todo lo que NO sea impuesto ni prepotente me parece bien, claro, y ya se ha encargao monseñor de señalar específicame. la prepotencia de los maridos como riesgo que hay que evitar .

Lo de Holanda (acabáramos), haber empezado por ahí: ¿se trata de multar (¿hacer devolver?) lo que la sociedad ha invertido en una persona (¿sólo a las mujeres?) que luego no ejrce una carrera porque decide no hacerlo? No me parece bien en principio porque hay mucha circunstancias personales que pueden cambiar en la vida de una persona. Generalizar eso sin más es una barbaridad. Pero si cuentas las noticias enteras a lo mejor se puede opinar con fundament o y no a la ligera.
16/04/08 3:14 PM
  
Roncalés
Enhorabuena por el blog, D. Fernando.

Aprovechando sus artículos aquí publicados sobre el laicismo y la admiración que he sentido por algunas decisiones suyas, quería como fiel católico mostrar mi gran preocupación por una sesgada y extendida interpretación del Concilio Vaticano II que, además, da lugar a una contradicción con el Magisterio de la Iglesia en lo concerniente a las relaciones Iglesia-Estado.

Es cierto que el Concilio promueve la independencia de la política y la Iglesia -o mejor habría que decir, autonomía- pero ¿acaso alguna vez quiso la Iglesia que la una se sometira a la otra? Los vicios que hayan tenido hombres de la Iglesia al meterse en asuntos de gobierno civil no invalida el Magisterio, que siempre ha reconocido la autonomía de la esfera temporal ante la espiritual. Ahora bien, eso no implica la no confesionalidad del estado. Que, como bien recuerda Vd., el Concilio apueste por la libre expresión personal de las creencias propias no se contradice con el "deber de toda persona y sociedad de buscar y defender la Verdad", como reconoce la propia Dignitatis Humanae, del Concilio. Puesto que Dios es fuente de todo Bien, la política no puede darle la espalda, sino que a la hora de legislar no podrá exceder los límites de la Voluntad de Dios, ya que iría entonces contra el hombre.

En resumidas cuentas, mi preocupación es que buena parte del clero y la Jerarquía alabe sin matización ninguna la democracia actual, cuando tal sistema ha dado la espalda a Dios, a la humanidad y a la moral objetiva. En vez de hablar de la "sana democracia", así nombrada por Su Santidad Pío XII, que es beneficiosa para la persona y la sociedad, se ensalzan unos regímenes políticos, los actuales, que promueven toda clase de aberraciones en nombre de una soberanía nacional sin freno, sin límite moral alguno. En realidad, tras esa soberanía se esconden el individualismo, el relativismo y un poder sustentado en una masa sin rumbo.

Muchísimas gracias y respetuosos saludos.
16/04/08 5:36 PM
  
Mons. Sebastián
RNA te vuelvo a insistir, reconoce que eres a veces un poco cortante en tus afirmaciones, ya nos iremos acostumbrando mujer. Bueno, haz lo que mejor te parezca. Si nos dejas, lo siento.
-A Roncalés le digo que no es tan claro que los católicos hayamos comprendido siempre la debida autonomía de la política y de las demás realidades temporales. Los demás tampoco. Es normal. Los cristianos avanzamos en la comprensión de la revelación y de la doctrina de Jesús, con sus consecuencias en todos los órdenes de la cultura, poco a poco, y sometidos a un ritmo histórico al que nos somete la historicidad de nuestra vida. Por otra parte no hay que confundir la democracia con lo que algunos grupos hacen o dicen en el contexto de la democracia. La democracia es un sistema de ordenar la conviencia, y nada más. La Iglesia lo acepta porque es un sistema que respeta (por lo menos teóricamente) más que otros sistemas la libertad de los ciudadanos, pero nadie ha dicho nunca que sea perfecto (ni siquiera los políticos; bueno... los grandes políticos), y mucho menos podemos aceptar como bueno lo que cada uno diga o quiera imponer. Es un sistema abierto, que obliga a estar presentes, a vivir sinceramente y defender pacificamente y legalmente cada uno sus ideas. Cosa que los católicos españoles no hemos aprendido todavía. Y algunos no quieren que aprendamos. Bueno, ya seguiremos. Muchos saludos.
17/04/08 12:32 AM
  
LUIS
El Estado (que cada día tiende a ser más totalitario) es el Gran Hermano que todo lo ve (Goerge Orwell.libro: 1984) y adoctrina a los ciudadanos y los quiere convertir el fieles súbditos del Sistema.
Educación en valores (sexuales,cívicos, políticos de la gran sociedad manipulada totalitaria y sin libertad).Ministerio de la Igualdad ( cuando todos sabemos que el valor supremo que existe es la LIBERTAD) cuando la vida, los seres humanos y las cosas son siempre y felizmente diferentes.

(N.M. este blog de Mons. Sebastián no es un tablón de anuncios libertarios de uno u otro signo)
17/04/08 10:52 AM
  
Roncalés
Apreciado Monseñor, gracias por su respuesta. Es verdad, a veces se nos olvida que la comprensión de la Revelación se agranda con el tiempo y a medida que la Iglesia vive, como afirma usted: " Los cristianos avanzamos en la comprensión de la revelación y de la doctrina de Jesús, con sus consecuencias en todos los órdenes de la cultura, poco a poco, y sometidos a un ritmo histórico".

Claro que, aunque esa comprensión de la Doctrina en la Historia se perfecciona, nunca puede llevar a contradecir al propio Magisterio de la Iglesia, que es lo que hacen muchos católicos cuando ahora rechazan lo que sobre las relaciones entre el Estado y la Religión ha dicho siempre la Iglesia.

La doctrina de Jesús sobre esta cuesión fue muy novedosa, pues anuncia la autonomía del poder político respecto al espiritual, a la vez que proclama que Dios está por encima del poder temporal y ante El son responsables los hombres llamados a asumir responsabilidades públicas, lo que en sociedades no cristianas -o incluso protestantes- no se comprende del todo porque una misma institución o persona encarna el poder político y religioso, encerrando a la Religión en las manos del poder político.

Por eso el Señor establece tal autonomía, a la vez que proclama la superioridad de Dios sobre el poder temporal, tal como recuerda el Concilio Vaticano II: "[Cristo] Reconoció el poder civil y sus derechos, mandando dar tributo al César, aunque amonestó que se debían respetar los derechos superiores de Dios" (Dignitatis Humanae, 11).

Gracias y cordiales saludos
17/04/08 5:24 PM
  
RNA
(...) Monseñor, quizá sí soy cortante en algunas intervenciones, creo no haber empezado yo, pero porque es usted quien me reconviene, me moderaré (...)

(N.M. Si el comentario no se refiere al tema, cuanto más breve mejor)
17/04/08 10:42 PM
  
Mons. Sebastián
De acuerdo con el comentario de Roncales. De paso digo que ese texto genial de Jesús "Dad a Dios lo que es de Dios y al Cesar lo que es del César" no siempre se entiende bien. Algunos lo interpretan en el sentido de que hay cosas que son de Dios, (La religión, las sacristías), y otras que no son de Dios, que son del César. Eso no es así porque todo es de Dios, también el César es de Dios y tiene que dar cuenta a Dios de lo que haga. Lo que dice Jesús es que no hay dificultad en dar a Dios todo lo que hay que darle, el culto, la obediencia, el amor, y dar al César lo que le corresponda (los impuestos, la obediencia a las leyes justas), porque eso también lo quiere Dios. Esto da para mucho.
No, RNA, seguro que no quieren que te vayas. Ya he dejado dicho en varios sitios, vamos a ser amables, que cada uno diga lo que crea conveniente, se trata de buscar entre todo la verdad, no de salir adelante con nuestras ideas caiga quien caiga, sino de ayudarnos a comprender mejor las cosas y a entrar más a fondo en la verdad del momento, la verdad de Jesús, la verdad de nuestra propia vida. Vale?
18/04/08 12:07 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.