Cómo ayudar a sus hijos a sobrevivir el primer día de escuela

En unos tres meses mi hijo, que tiene 3 años, comenzará a ir a la escuela solo. Este pasado año escolar tuvo catequesis, pero estuve con él en la clase. Mi esposo y yo ya le hemos empezado a hablar sobre la escuela, pero sé que su primer día de escuela estará muy nervioso, y yo más que él, o sea que ya empecé a buscar información sobre cómo ayudarle en la transición.

1) Hablar sobre lo que se hará en la escuela, preparle meses antes.
2) Llevarle a conocer la escuela antes del primer día.
3) Recordarle un buen ejemplo (un hermano mayor o un conocido que ya está en la escuela).
4) Seguir una rutina todos los días.
5) Mostrarle afecto, fomentar la comunicación, sin agobiar.
6) No mostrar inquietud.
7) Dejarle llevar a la escuela algo familiar, preparar juntos lo necesario
8) Mostrar una buena relación con el maestro y no mostrar desacuerdos con la escuela y los maestros delante del niño
9) Asegurarle que será recogido
10) Despedida corta

El Señor tomó cada una de esas medidas cuando se acercó el momento de Su partida, de su Ascensión al Padre.

1) Les preparó para su partida, diciéndoles claramente en esa Última Cena que se iba al Padre, pero que les enviaría el Espíritu Santo. Desde la Pascua de Su Resurrección, anunció a Sta. María Magdalena que tenía que subir a Su Padre.
2) Cuando se apareció a sus apóstoles, sopló sobre ellos para que recibieran el Espíritu Santo para poder perdonar pecados.
3) A sus apóstoles dejó a Su Madre como ejemplo de esperanza.
4) Les dijo lo que harían, dándoles su misión de antemano y los apóstoles rezaban todos los días con la Ssma. Virgen María.
5) A lo largo de 40 días se apareció Cristo Resucitado a sus apóstoles y a sus discípulos, llenándoles de alegría y dándoles Su Paz, asegurándoles que les amaba a pesar de su cobardía durante Su Pasión.
6) Les dijo a sus apóstoles que si le amaban, se alegrarían de que iba a Su Padre y les recordaba que así podría enviar al Espíritu Santo
7) Mientras esperaban al Espíritu Santo, ya tenían entre ellos a Cristo mismo en la Santa Eucaristía y Jesús prometió estar con ellos hasta el fin de los siglos.
8) Mejor relación no podría haber entre Jesucristo y el Espíritu Santo, ya que son un sólo Dios.
9) Jesús les prometió a sus apóstoles que se iba para prepararles un lugar en la Mansión de Su Padre y que volvería para llevarles allí.
10) Bendiciéndoles, subió al Padre, pero para que no se quedaran allí, mandó dos ángeles para decirles que el que vieron partir volvería en gloria.

Les dejó a sus apóstoles en el umbral de la escuela del Espíritu Santo, pero antes hizo todo lo posible para que permanecieran fieles mientras esperaban la venida de su nuevo Maestro y, como les dijo Jesús en la Última Cena, según el Evangelio del VI Domingo de Pascua: “para que mi alegría esté en vosotros” (Jn. 15, 11).


La familia primulácea de plantas simboliza “no puedo vivir sin ti, juventud, amor joven”.
Así era el amor de los apóstoles hasta que recibieron al Espíritu Santo. La Ssma. Virgen María era la que más amaba a Jesús cuando ascendió al Cielo y mejor que nadie podía decir que no podía vivir sin Él, su único amor.

Sin embargo, ella dió ejemplo a los apóstoles, rezando con ellos hasta que recibieron el Espíritu Santo. [Por cierto, muy recomendable desde el Jueves de la Ascensión hasta Pentecostés es “Decenario al Espíritu Santo” por Francisca Javiera del Valle.] Que Ntra. Madre nos ayude a prepararnos para la Fiesta de Pentecostés.

—————————————————–

Novena al Espíritu Santo(www.corazones.org)
Rezar cada día de la novena (que comienza mañana, viernes):

Acto de consagración al Espíritu Santo diario:
Recibid ¡oh Espíritu Santo!, la consagración absoluta de todo mi ser, que os hago en este día para que os dignéis ser en adelante, en cada uno de los instantes de mi vida, en cada una de mis acciones, mi Director, mi Luz, mi Guía, mi Fuerza, y todo el amor de mi Corazón.

Me abandono sin reservas a vuestras divinas operaciones, y quiero ser siempre dócil a vuestras santas inspiraciones. ¡Oh Santo Espíritu! Dignaos formarme con María y en María, según el modelo de vuestro amado Jesús. Gloria al Padre Creador. Gloria al Hijo Redentor. Gloria al Espíritu Santo Santificador. Amén.

Oración por los 7 dones del Espíritu Santo

Oh, Señor Jesucristo, que antes de ascender al cielo prometiste enviar al Espíritu Santo para completar tu obra en las almas de tus Apóstoles y discípulos, dígnate concederme el mismo Espíritu Santo para que Él perfeccione en mi alma la obra de tu gracia y de tu amor. Concédeme el Espíritu de Sabiduría para que pueda despreciar las cosas perecederas de este mundo y aspirar sólo a las cosas que son eternas, el Espíritu de Entendimiento para iluminar mi mente con la luz de tu divina verdad, el Espíritu de Consejo para que pueda siempre elegir el camino más seguro para agradar a Dios y ganar el Cielo, el Espíritu de Fortaleza para que pueda llevar mi cruz contigo y sobrellevar con coraje todos los obstáculos que se opongan a mi salvación, el Espíritu de Conocimiento para que pueda conocer a Dios y conocerme a mí mismo y crecer en la perfección de la ciencia de los santos, el Espíritu de Piedad para que pueda encontrar el servicio a Dios dulce y amable, y el Espíritu de Temor de Dios para que pueda ser lleno de reverencia amorosa hacia Dios y que tema en cualquier modo disgustarlo. Márcame, amado Señor, con la señal de tus verdaderos discípulos y anímame en todas las cosas con tu Espíritu. Amén.


Preguntas del día [Puede dejar su respuesta en los comentarios]
: ¿Cómo se prepara para Pentecostés? ¿Qué le parece particularmente consolador de cómo preparó el Señor a sus apóstoles para Su Ascensión y la venida del Espíritu Santo?

Mañana – Los dones del Espíritu Santo – “permaneced en mi amor” (Jn. 15, 9)

22 comentarios

  
Norberto
ML
Los míos fueron a Kindergarten desde que andaban,por lo que la transición la hicieron sin darse cuenta.
El Señor es especialmente delicado y refleja muy bien sus entrañas:
a)Por una parte sabe y manifiesta que debe irse,explica lo necesario de su partida.
b)Por otra parte transmite pena y sentimiento al tener que dejarles sin su presencia y acompañamiento.
¡Qué bueno es el Señor!
22/05/09 12:04 PM
  
Arantza
Querida Lourdes,
Permíteme que esta vez no esté de acuerdo contigo. La comparación que haces con la Ascención del Señor, su partida, no es apropiada, entre otras cosas, porque dejar a los niños en la guardería -o escuela infantil- tan pequeños, aunque sea duro reconocerlo, no es por su bien. Yo también soy madre, y he tenido que dejar a las dos mayores para ir a trabajar. Los niños se resignan, pero no hay color con que pasen esos tiernos añitos de su infancia con la mamá, como compañía y maestra. Es más, hasta cierta edad ni siquiera están maduros para que el cambio no les perjudique en todos los aspectos. Hay libros escritos ya, estudios varios, a los que no se da mucha publicidad porque va contra lo políticamente correcto y contra el feminismo igualitarista que hemos aceptado todos, a derecha e izquierda, hombres y mujeres.
22/05/09 1:25 PM
  
María Lourdes
Norberto, ¡desde que andaban! Si mis hijos estaban ya andando (mejor dicho, corriendo) cuando tenían un año... ¿En España empiezan los niños tan pronto hoy en día la escuela? Creo que tenía 2 años, casi 3 cuando empecé a ir a una escuela parte del día.

Los pasajes del Evangelio en que el Señor se "despide" de sus apóstoles me conmueven mucho: la Última Cena, sus apariciones tras Su Resurrección, hablándoles antes de la Ascensión... Ama como nadie y "se despide" de sus amados como nadie. Tanto ama que no llega a despedirse del todo, sino que se queda con nosotros en la Eucaristía.
22/05/09 2:54 PM
  
María Lourdes
Arantza, muchas gracias por su comentario. Por ahora he visto que a mi hijo le encanta la "escuela", las clases de catequesis a las que va más para que conozca y vea a otros niños que practican su fe que por el contenido, que de eso creo que nos encargamos mejor mi esposo y yo dando ejemplo. [Sólo conocemos una familia cuyos niños practican la fe católica, y éstos son mucho mayores que mis hijos.] La catequista de mi hijo es tan amable que deja que los padres nos quedemos con los niños en la clase si queremos y mi esposo y mi hija también se quedaban muchas veces.

Respecto al primer día de escuela que se avecina para mi hijo, son dos horas al día, dos días a la semana, en una escuela católica (por la misma razón que le menciono). Dejé de trabajar poco antes de que naciera mi hijo para dedicarme a educar a mis hijos, o sea que no estamos tan en desacuerdo como se podría pensar.

Por cierto, eché un vistazo a su sitio web y me parece maravilloso. ¿Ha leído alguna vez el blog "In the Heart of my Home"? Es de una madre católica con familia numerosa que los educa en casa y que cerró los comentarios en su blog. Su explicación me hizo pensar mucho. Ahora que me lo pienso, muchos de los blogs en inglés que me interesan son de madres católicas que educan a sus familias numerosas en casa. Un saludo.
22/05/09 3:48 PM
  
azahar
Creo que no hay una receta para conseguir que el niño no llore en su primer día de escuela. De todas maneras es un paso que hay que dar. Pero el desconsuelo no es sólo del niño sino de la madre también, que sufre por él.

La educación es obligatoria desde los 3 años, que comienzan en P-3. La redujeron, ignoro los motivos concretos, pues antes era a los 6. Me imagino que por cuestiones de compatibilización del trabajo de la madre, pues la mujer se incorporaba masivamente a la actividad laboral fuera de casa.

Respeto y comprendo los motivos que inducen a algunas familias a la educación de sus hijos en casa. De hecho era una práctica que desconocía y me he ido informando. Creo que se les debería dar todas las facilidades para desempeñarlo, pues las razones que les inducen a ello están totalmente fundamentadas.

No obstante, en mi opinión, considero que la relación con otros niños, con los profesores, la realización de actividades en grupo, las charlas y juegos en un centro escolar otorga al niño una visión mucho más amplia de la vida, del respeto, de la confraternización, de aprender a enfrentarse a situaciones adversas, pues se las encontrará en el curso de la vida, del sentido de la amistad, del compañerismo…. Es un trabajo de campo. Asimismo, el colegio es una fuente de información importante para su desarrollo intelectual.

Ahora bien, hay que saber elegir adecuadamente el centro escolar, que eso está muy difícil hoy en día, aún siendo religioso.

22/05/09 4:56 PM
  
María Lourdes
Azahar, muchas gracias por la información sobre la educación en España. Aquí en los EE.UU. no es obligatoria hasta los 5 años (Kindergarden). Los programas para niños de 3-5 años no suelen ser gratis, excepto para niños en situaciones que podrían atrasar su desarrollo escolar (no hablar el idioma, ser de familias de muy pocos recursos económicos, alguna discapacidad, por ejemplo).

Creo que la educación en casa es mucho más practicada en los EE.UU. que en España y los padres suelen tomar la decisión por razones muy diversas. Por eso creo que los que deciden educar a sus hijos en casa encuentran más actividades y grupos de apoyo en sus comunidades en general que padres en España. Podría estar equivocada - no sé mucho sobre la educación de hoy en día en España, pero por lo que leo en blogs de madres que educan en casa y por lo que veo anunciado en las bibliotecas públicas, por ejemplo, me parece que es cada vez más aceptada y extendida esa práctica (especialmente porque se ven a niños educados así estudiando en universidades prestigiosas), aunque siguen siendo un porcentaje muy pequeño de la población.

Lo de elegir adecuadamente el centro escolar me tiene algo preocupada ya que no hay muchas escuelas católicas en mi zona (hace poco la diócesis tuvo que combinar dos colegios por motivos económicos), pero desde luego considero lo más importante el papel que desempeñamos los padres y encomiendo mis hijos al Señor y a Nuestra Madre todos los días para que velen sobre ellos. Un saludo.
22/05/09 6:07 PM
  
Arantza
Aquí María Lourdes no hay opción en los colegios -que yo sepa al menos- a dejar a tus hijos solo dos horitas un par de días a la semana (en Inglaterra donde residí sí, y además te podías quedar en la clase con el niño). Aquí la jornada es de 9 de la mañana a 5 de la tarde, y a veces añadiendo el tiempo de la ruta de autobús. Lo mejor es vivir cerca del colegio y traerlos a comer a casa, pero así todo, para niños muy pequeños, es una jornada demasiado larga lejos del hogar. Lo peor es que no se oye crítica de esta situación, parece que nos dicen que hasta es bueno que los angelitos vayan a la guarde desde bebés para "socializar" (¿?), es ahí donde veo que en España estamos pasando un sarampión de ideología feminista igualitarista y las madres y los niños sufrimos las consecuencias. Sólo se habla de ayudas para conciliar vida laboral y familiar, y nunca para que la madre quede al cuidado del bebé.

Gracias por la web que me aconsejas que miraré cuando tenga tiempo y por lo que cuentas sobre la educación en casa en los EEUU. Ya me gustaría que pudieras echarnos una mano a las que intentamos darlo a conocer aquí en este país. O que reces por nosotras.

Azahar, entiendo lo que dices, pero también en la realidad no todas tenemos un buen colegio de confianza al alcance (o por distancia, o por plazas, o por motivos económicos). Sé que tiene sus carencias, dificultades y cruces, pero bueno, habrá que ver qué alternativas tenemos. Yo empecé por motivos negativos digamos -que no tenía plazas- pero ahora veo que es una manera de vivir en familia diferente, que en sí misma trae muchas bendiciones. Pero no os canso más, y además no tengo más tiempo. Me interesa saber la razón por la que estas madres cerraron comentarios en su blog (me la imagino, pero en este otro blog no tengo comentarios porque lo llevo sola y no doy abasto -el que sale ahora al pinchar mi nombre).
22/05/09 7:38 PM
  
Norberto
Arantza
Mis hijos fueron de muy infantes a la guardería por causa de una seria reflexión sobre las ventajas y desventajas de la educación preescolar.El mayor de mis hijos, fue a una ikastola (escuela bilingüe vasco-español)con 15 meses,en 1977 durante un curso completo,después hasta la edad escolar a la guardería de la Universidad de Málaga.El segundo con, aproximadamente, la misma edad,en 1980 siguió a su hermano mayor en la UMA.El menor siguió los pasos de sus hermanos en la UMA en 1989 con un año y mi nieto seguirá los pasos de su padre y sus tíos,aunque en la guardería de Parque tecnológico de Andalucía donde trabjan su madre y su abuelo paterno.Cualquier vinculación feminismos,hembrismos,y cualquier xxxismo no me cabe ni me cupo en la cabeza ante el proceso educativo de mis hijos,y,creo Arantza que si tienes cargos de conciencia al respecto,cúralos pero no cargues contra quienes de modo responsable abordamos el proceso educativo desde bien pronto ¿conoces la educación prenatal?.
Suscribo,pues así ha resultado en mis hijos todo lo que Azahar expresa en el párrafo 4º,y añado algo más mis hijos son ciudadanos del mundo y pongo para no resultar pesado dos hechos:
1)A la boda del mayor vinieron 10 personas, ex profeso,desde Gales donde estuvo trabajando durante cinco años,por cierto su esposa es colombiana.
2)El segundo de mis hijos es padrino de boda de...¡un inglés!
3)El tercero es referencia para sus compañeros de enfermedad (esquizofrenia).

¡Pentecostés se acerca!
22/05/09 11:03 PM
  
Arantza
Hay dos temas aquí diferentes:

Uno, la conveniencia o no -y la conveniencia para quién- de dejar a los niños muy pequeños (tramo 0-3 años como se dice) en una "escuela infantil" -antes guardería, que quizás es un término que describe mejor la realidad-. De sus inconvenientes poco oimos hablar, porque, como digo, no interesa ideológicamente hablando -se pone por encima el objetivo de dejar a la mujer "liberada" para trabajar-. Como madre y también licenciada y con algo de lectura sobre estos temas, pero sobre todo como madre de diez hijos, con experiencia en guarderías, abuelas y cuidarlos directamente a pesar de haber renunciado a un muy necesario sueldo en mi caso, estoy convencida de que un niño de 0 a 3 años necesita estar con su madre. Si hay que dejarlo por necesidad, por supuesto que Dios lo acompañará y estará con él supliendo lo que la mamá no puede hacer. También hay motivos legítimos por los que dejar al niño en otras manos, como la carrera de la madre o un servicio a la sociedad que si no no estaría en condición de hacer. Pero sin engañarse y ocultar los contras.De lo que no hay duda es de que está muy minusvalorado hoy en día lo que hace una madre al cuidado de sus hijos.

El otro tema es al que ser refiere Azahar en su párrafo 4º, que es algo diferente, y a lo que María Lourdes ha respondido ya.

Recuerdo que en España lo normal es dejar a niños de cortísimas edades en el cole de 9h de la mañana a 5 de la tarde, más el tiempo en trayectos casa-colegio, en rutas de autobuses en muchas ciudades.
23/05/09 9:44 AM
  
Norberto
Los inconvenientes,¿en qué consisten y quien los produce?.A mi entender:
1)La dejación de los padres y la transferencia de la responsabilidad educativa a los tutores de la E.Infantil;es frecuente que a las reuniones con los padres solo acuda uno de los dos,y,en todo caso siempre falta un % elevado de padres.Eso continúa en los ciclos educativos posteriores.
2)Dices "...estoy convencida de que un niño de 0 a 3 años necesita estar con su madre",por supuesto pero ¿cuando y cuanto?,¿en exclusiva?.Tal como lo escribes en tus dos intervenciones creo que el riesgo de sobreprotección es elevado,por otra parte la figura del padre,y su papel en esos primerísimos años, la ignoras,ni la mencionas, siendo imprescindible su aportación para un sano desarrollo psicosomático.
3)La sociabilidad y el trato con otros niños es un factor de primera magnitud,¿cómo lo solventas en tu modelo,si el niño solo trata con adultos y,como mucho,con primos y vecinos?.El complejillo de "rey de la casa" se manifiesta cuando al llegar al colegio otro niño le dice "NO",y el pequeño sobreprotegido se extraña,se rebela,llora y no quiere volver...¡normal,si en su casa manda él!.
4)El trato imprescindible con el pequeño es, a mi entender, más una cuestión de intensidad emotiva y afectiva que de tiempo:muchas horas de contacto no garantizan que se esté haciendo bien.Y repito,con sueldo o sin sueldo,con holgura económica o sin ella,la educación preescolar es un factor de gran importancia.
23/05/09 10:08 AM
  
María Lourdes
Arantza, ¡vaya horario imponen! ¡De 9 a 5! Conozco a unos padres a quienes eso les vendría muy bien porque prefieren dedicar su tiempo a su trabajo (sin necesidad económica de ello) que a pasarlo con sus hijos, algo que no me parece ideal, pero seguro que tendrán sus motivos.

Sobre lo de socializar tan temprano... hay grupos para madres y niños menores de dos años, pero a esa edad los niños no parecen tener mucho interés en socializar con otros niños y tengo la impresión de que esos grupos son más para la socialización de madres que de niños. Prefiero llevar a mis hijos a la biblioteca a programas diseñados para niños de su edad. Así nos lo pasamos bien todos juntos.

Comprendo muy bien que el tiempo libre es un lujo y agradezco que dejó sus comentarios. La madre que le mencioné cerró los comentarios porque alguien empezó a cuestionar su catolicidad y sus métodos en un artículo sobre el cumpleaños de uno de sus hijos. Esos comentarios día tras día le afectaban bastante y decidió que no tenía tiempo para eso. También deseaba evitar la vanidad y otras tentaciones.

Su explicación en su sitio (en inglés) me conmovió. Reconozco que se me pasó por la cabeza hacer lo mismo, pero en los seis meses de este blog he aprendido y recibido a través de los comentarios de otros más de lo que puedo ofrecer. Un saludo.
23/05/09 12:57 PM
  
María Lourdes
Norberto, me parece que menciona puntos muy interesantes. Aunque se los dirigía a Arantza, le daré también mi opinión.

En los EE.UU. distinguen la guardería de la educación infantil y se suele esperar más (un programa educativo) de la segunda pero no necesariamente de la primera. Respecto a las reuniones con padres, dentro de unos pocos días voy a uno sin mi esposo porque no permiten niños en las reuniones y no tenemos a nadie que los pueda cuidar a la hora de la reunión. Que vayen dos sería ideal, que vaye uno razonable, que no vaye ninguno... eso es otra cosa. Conozco, por ejemplo, un caso en que los padres pasan un mínimo de tiempo con sus hijos, dedicándose ambos al trabajo sin ninguna necesidad económica, mientras los niños van de niñera a guardería a abuelos.

La realidad en los EE.UU. es que el porcentaje de padres educando en casa cuando la madre sale a trabajar es muy pequeño, aunque eso no quite de la responsabilidad paterna y la necesidad del padre. Cuando no está fuera de casa trabajando, mi esposo se pasa casi todo su tiempo con los niños. En mi caso, él se encarga además de leerles a los niños en inglés, por ejemplo, ya que yo les hablo a mis hijos exclusivamente en español para que aprendan el idioma (excepto si menciono alguna letra o palabra en inglés para comprobar si lo saben, por ejemplo).

Me parece toda otra cuestión la calidad de la educación que reciben los hijos sea donde sea, porque pueden ser malcriados y muy consentidos en cualquier situación dependiendo en gran parte de los padres.

Cuando la educación en la escuela se adelanta, crece la expectativa de que los niños sepan más y más a una temprana edad. No dudo que hay quienes pueden seguir el ritmo, pero la exigencia crece mucho. Antes de los cuatro años ya se espera que los niños sepan las letras, los números... y se les separa según su abilidad. La educación sólo es obligatoria desde los cinco años, o sea que la expectativa difiere de la realidad de muchos y el campo educativo se ha convertido en uno bastante competitivo desde una edad muy temprana.
23/05/09 1:53 PM
  
Arantza
María Lourdes, aquí en España no hay esto de los "play-groups" o reuniones de madres con niños de corta edad para que socialicen -como bien observas, más bien las madres que los pequeños-. Norberto pues se refiere a las guarderías, o escuelas infantiles, ya que aquí a las guarderías se les ha dejado de llamar guarderías para llamarlas "escuelas infantiles" con la pretensión de que los niños van a aprender allí habilidades y hasta idiomas desde los 0 años, y a socializar, dicen.

Bueno, pues estoy totalmente en desacuerdo con este planteamiento que lo que hace es servir al interés de liberar a las madres de sus hijos con buena conciencia para que todas vayan a trabajar.

La doctrina de la Iglesia es bien clara en el apoyo que la mujer debe recibir para no verse obligada a trabajar fuera de casa y poder dedicarse al cuidado y educación de sus hijos. Ahora en España hay apoyo nulo para la que opta por el cuidado de la familia. Todo está en contra. Y se nos quiere hacer creer encima que es por el bien de los niños, y que las madres que nos quedamos con ellos hasta les hacemos mal. Pues no es así, es un gran engaño.

De todos modos, creo que la pregunta inicial es cómo hacer más suave la separación en un niño de tres años y medio. Bueno, pues igual, dejándolo poco tiempo, pocos días, y estando la madre, o el padre, disponible para darle cuanto más calor de hogar mejor.
23/05/09 4:13 PM
  
María Lourdes
Arantza, le copio un comentario que hice hace un par de meses en otro artículo:
Si entiende el inglés, aquí tiene resultados sacados de un estudio del "Pew Research Center": "Fewer Moms Prefer Full-Time Work From 1997 to 2007" (Menos madres prefieren trabajar a tiempo completo de 1997 a 2007): http://pewresearch.org/pubs/536

En 2007 sólo un 9% (hombres y mujeres) pensaban que lo mejor para los hijos era que la mujer trabajara a tiempo completo.

- Mujeres que prefieren trabajar fuera de casa a tiempo completo:
1997- 24% / 2007 - 16%

- Mujeres que cuidan a sus hijos que piensan que no tener que trabajar al mismo tiempo es ideal:
1997 - 39% / 2007 - 48%.

El último porcentaje no es más alto porque se tiene en cuenta la opción de que las madres trabajen a tiempo parcial, cuidando de los hijos pero al mismo tiempo trabajando parte del tiempo (lo cual me recuerda a Sta. Francisca Romana, que tenía tiempo para obras de caridad). Las mujeres somos muy capaces de educar a los hijos y a la misma vez dedicarnos a otras actividades, pero está subiendo el número de las que se quedan en casa exclusivamente cuidando a los hijos.
Muchas gracias por la información sobre España y por sus consejos para el comienzo de la escuela. Un saludo.
23/05/09 5:14 PM
  
Arantza
Gracias a tí por el aire fresco que nos traes de los EEUU en estos temas. Ahí ya estáis de vuelta, aquí sólo de ida. Estos porcentajes que citas en la encuesta no podrían darse en España. Hay ahora mismo una forma de pensar prevalente que sólo ve el mérito y el valor del trabajo si se hace a cambio de un sueldo, y no se considera importante, al revés, dedicarse en exclusiva a la educación y crianza de los hijos. Ni siquiera las condiciones lo permiten. Como te comentaba, los colegios tienen los horarios establecidos para que los padres no se preocupen de los niños hasta las cinco de la tarde. Aunque siempre te puedes apañar de otra manera, por ejemplo, hablando con el colegio y cuando son pequeños como el tuyo (tres, cuatro años), decirles que sólo lo vas a llevar media jornada. Eso hice yo con los pequeños cuando estaban escolarizados (el de cuatro años entonces). Un abrazo y encantada de haber dialogado contigo en este espacio. Ven cuando quieras a visitarnos al nuestro, si nos quieres traer algún artículo sobre la educación en casa, te lo agradeceremos mucho (en español, para no tener que traducir).

24/05/09 12:15 AM
  
Luis R.
Me han parecido muy interesantes todas las intervenciones.
En mi opinion hay que valorar a la mujer que trabaja, teniendo en cuenta lo que eso implica, y hay que valorar a la mujer que TAMBIEN trabaja en casa cuidando a los hijos, teniendo en cuenta todas las implicaciones que eso arrastra.
Seguro que cada uno de nosotros tiende a ver las cosas segun su experiencia, y, a su vez, aprendemos de otras.
He encontrado razones en Norberto, en Azahar. En ti, Maria Lourdes. Aunque estoy bastante de acuerdo con lo que dice Arantza en cuanto a cierta contradiccion en el planteamiento de esta cuestion en muchas sociedades.
En mi caso solo conozco, y parcialmente, el caso de Japon. Como en otras cosas, tiene sus particularidades; y, junto a puntos fuertes, tiene otros completamente mejorables.
Es una suerte que nos podamos encontrar aqui, en este espacio precioso que nos ofrece Maria Lourdes y que dispongamos del tiempo necesario para ello.

Solo quisiera romper una lanza tambien en favor de los hombres que "hacen de madre". Por el horario de trabajo de mi mujer y mio, tuve que hacerlo hasta los cinco anios de mi hijo, y todavia lo hago muchas veces lo mejor que puedo. Por el camino quedan, como para cualquier madre o padre, dudas, sufrimientos, sinsabores. Tambien en este caso, ciertas incomprensiones, por la consideracion de "bicho raro". En todo caso, ahora que tiene ocho anios nuestro hijo, doy gracias a Dios por haber llegado hasta aqui y le pido que me de fuerza y me ilumine (a mi y a todos los padres y madres) para continuar y darle tanto bueno como mis padres me dieron a mi.
24/05/09 12:52 AM
  
María Lourdes
Arantza, ha sido un placer para mí también, ya que desconozco el sistema educativo de hoy en día en España. Aunque la educación en casa es mejor aceptada en los EE.UU. que en España, por lo que dice,no creo que las que continúan educando a sus hijos en casa por completo lo tienen fácil. Todavía les queda mucho que luchar.

Me gustaría escribir algo para su sitio, aunque la verdad es que poco tiempo tengo para hacerlo estos días. Ya le escribiré por correo electrónico sobre mi experiencia en el campo de la educación, para que me pueda orientar mejor sobre lo que le interesaría que aportara. Un saludo hasta entonces.
24/05/09 6:12 AM
  
María Lourdes
Luis R., me alegro mucho de que tanto usted como Norberto contribuyeron sus experiencias educando como padres. Cuando se oye hablar de padres que abandonan a sus familias o que no contribuyen nada a la educación de sus hijos, anima mucho oír ejemplos como los suyos de padres muy involucrados en la educación de sus hijos.

¿A qué edad comienzan los niños en Japón a ir a la escuela? Se oye aquí en los EE.UU. sobre lo competitivo que es el sistema educativo en Japón, que las expectativas muy estrictas que imponen a los alumnos causa la depresión en bastantes. ¿Cómo se ajustó su hijo a la vida escolar?

También agradezco que señalara que las madres también trabajan en casa. Tuve mucho cuidado de indicar "salir a trabajar", aunque también hay muchas madres que ganan dinero trabajando en su hogar. Me alegro que tenga muchas opciones para la educación de mis hijos porque muchos padres no tienen este lujo. Pero, todavía me queda mucho que andar como madre... ¡menos mal para mi esposo y para mí que el Señor también está muy involucrado en la educación de nuestros hijos! Un saludo.
24/05/09 6:30 AM
  
Luis R.
La escolarizacion obligatoria en Japon empieza a los 5 anios. Pero por nuestros trabajos necesitamos recurrir a Guarderia desde el segundo anio (no habriamos querido, pero no tuvimos mas remedio). En ese sentido, el estaba acostumbrado y no tuvo problema. El dia anterior al de comienzo de las clases hay una ceremonia-funcion de bienvenida a los de primer curso a la que asisten los hijos con sus papas. Ademas, van al colegio andando (porque debe corresponderte un colegio cercano a casa) en grupos establecidos con los ninios que vivan cerca. Esto si el colegio es publico. Hay variaciones segun el colegio y si es privado.
Sin ser experto en este campo, mi impresion es que la competitividad en todo el mundo puede ser similar, pero quiza en Japon se insiste machaconamente en ciertas cosas que terminan pesando en la persona. (Sucede en todos los ambitos). Los ninios de pequenios son espontaneos, pero conforme crecen, en general, pierden espontaneidad al haber interiorizado fuertemente las ideas de "no causar molestia a los demas con el comportamiento propio", "cumplir el deber" y "superarse"; junto con bastante ausencia (siempre generalizando, que es peligroso) de otros esquemas espirituales y creativos de otro tipo.
Si uno quiere que su hijo estudie en una universidad o centro prestigioso, entonces tiene que prepararse desde anios antes eligiendo un buen colegio de secundaria y ademas clases extra en una academia porque habra mucha competencia. Una vez en la universidad, hay que estudiar, pero se trata de cumplir el tramite y terminar la carrera.
En mi opinion, las depresiones o los suicidios de jovenes y adultos tienen que ver indirectamente con la competitividad. Yo los achaco mas bien a la importancia que se da al trabajo, por encima, casi, de la familia; que hace que muchas familias tengan poco tiempo de compartir juntos todos los miembros cosas sencillas como un paseo, etc. Se trabaja despues del horario fijado muchas veces. Si es necesario, se trabaja en sabado o domingo. La gente esta cansada y se duerme en el tren. Los politicos deberian pensar hacia donde va la sociedad japonesa... probablemente ellos no echan en falta nada, pero yo, desde luego, si. Y una diferencia es la vision cristiana de la vida, ni mas ni menos. Es una cuestion compleja que no depende de un factor solo. Primacia de lo colectivo y el deber, o primacia del hombre y la libertad.

Bueno, !perdon por la extension!.
Te deseo, Maria Lourdes, lo mejor para cuando empiece el colegio tu hijo dentro de tres meses. Yo agradeci las palabras de otra espaniola en Japon con una hija mayor que mi hijo, que me dijo que no tuviera temor y que habia que "quitar hierro" al asunto.
Por cierto, te doy la enhorabuena por la serie de entrevistas que estas realizando.
24/05/09 8:29 PM
  
María Lourdes
Luis R., me llamó la atención lo de la ceremonia de bienvenida en Japón.

Aquí en los EE.UU. los alumnos de origen asiático tienen la reputación de ser muy listos en las escuelas. Creo que mucho se debe a la diferencia de actitud expresada por los padres cuando los niños no sacan buenas notas en la escuela. Mi experiencia personal (teniendo padres chinos) y profesional es que los padres asiáticos suelen pensar que los niños no rinden a causa de factores internos (pereza o falta de esfuerzo de parte del niño, por ejemplo), mientras que otros padres suelen culpar antes a los maestros, la escuela, el programa de estudio, los otros alumnos, etc. antes que a sus hijos.

El problema contrario a lo que describe es la presión de que los profesores inflen las notas y dejen pasar al siguiente curso a alumnos que no están suficientemente preparados. Pero, como dice, tiene todo eso mucho que ver con las prioridades que se impone la gente.

Gracias por sus consejos también y por sus amables palabras.
25/05/09 2:31 AM
  
Luis R.
Creo que tiene toda la razon, Maria Lourdes. Y lo sabe muy bien, al ser sus padres chinos.
Esa buena reputacion como alumnos listos de los asiaticos se debe en gran parte a la cultura del esfuerzo y la superacion de la que proceden.
Es una primera exigencia que esta relacionada con otra: saberse claramente pieza o parte de un todo (la sociedad, lo colectivo), que debe funcionar para no causar quebranto. Otra exigencia podria ser la idea clara de deber (o deuda) hacia los padres, en el sentido de devolverles todos sus esfuerzos y desvelos, haciendo enfasis incluso directamente en lo material o economico.
Son ideas generales, aunque ya sabemos el peligro de las generalizaciones.
Igual que unos padres responsabilizarian primero al hijo antes que al profesor por unas malas notas, aunque sea otro tema, tampoco un marido alabaria a su mujer en publico, o viceversa; ni nadie presumiria de madre (lo bien que cocina, por ejemplo) ante los demas. La idea de primacia de lo social o colectivo pesa constantemente. Son los mismos sentimientos en todas partes, pero expresados (o manejados) de muy distintas maneras.
27/05/09 12:07 AM
  
María Lourdes
Luis R., me parece muy interesante su reflexión sobre el colectivo.

Mis padres señalaron a todos sus hijos mientras vivíamos en España y tras mudarnos a los EE.UU. que la cultura occidental es muy diferente de la china, que en China no se debe nunca mencionar los propios dones y méritos ante otros porque se desprecia en general a los que tienen que hablar sobre sí para ser valorados. Pero,nos decían que en España y en los EE.UU. es muy diferente y se espera que uno hable de sus propios dones y méritos.

En mi opinión, hace falta un conocimiento propio muy sincero para poder valorarse uno debidamente en la sociedad y no caer en el ridículo de pensarse más (o menos) de lo que uno es. Menos mal que Dios lee nuestros corazones y nos conoce mejor que nadie. Su Luz no falla si nos acercamos debidamente. Un saludo y muchas gracias por compartir sus interesantes impresiones de la sociedad japonesa.
27/05/09 4:25 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.