InfoCatólica / No sin grave daño / Etiquetas: pelagianismo

18.04.19

El pecado original y su transmisión

La Iglesia enseña que hubo un primer pecado del hombre del cual dependen todos los PO1pecados que ha habido después en el mundo, y que a partir de ese primer pecado, y por tanto, por su influencia, todos los hombres han quedado bajo el dominio del pecado.

Enseña también la Iglesia que la muerte, tanto física como espiritual, es una consecuencia de ese primer pecado del hombre, que por tanto se ha extendido a partir del primer pecado, a todos los hombres, con la excepción de Nuestro Señor Jesucristo y la Santísima Virgen María que nunca estuvieron bajo el pecado original.

Todos los subrayados en negrita son nuestros.

—————————————————

Leer más... »

3.03.18

Neopelagianismo y neognosticismo

En la Carta “Placuit Deo” de la Congregación para la Doctrina de la Fe, además del gran mérito Gnosisque tiene un documento breve, claro, y ordenado, podemos encontrar varias enseñanzas católicas fundamentales, de las cuales señalamos a continuación solamente algunas, recomendando la lectura meditada del documento.

Leer más... »

27.04.17

Dios ama desigualmente a todos los hombres.

GratuidadDios no ama igualmente a todos los hombres, sino que ama a todos los hombres en forma desigual.

Retomamos aquí un tema tratado ya con mucho acierto por el P. Iraburu.

La explicación teológica, luminosa como siempre, la trae Santo Tomás en Ia, q. 20, a 3:

“Como amar es querer el bien para alguien, en un doble sentido puede decirse amar más o menos. 1) Uno, por parte del mismo acto de la voluntad, que puede ser más o menos intenso. En este sentido, Dios no ama a unos más que a otros, porque todo lo ama con un solo y simple acto de voluntad, que siempre tiene la misma intensidad. 2) Otro, por parte del mismo bien que alguien quiere para el amado. Y, en este sentido, decimos que alguien ama más a otro si el bien que se le desea es mayor, aun cuando no sea con una más intensa voluntad. Y en este sentido es en el que hay que decir que Dios ama a unos más que a otros. Pues como el amor de Dios es causa de la bondad de las cosas, como ya se dijo, una cosa no sería mejor que otra si Dios no quisiera para ella un mayor bien.”

Veamos ahora lo que dice el Magisterio de la Iglesia al respecto.

Leer más... »