Un simple "virus" se ha comido la Fe. ¡Que ya tiene merito!

Hace unos días que le llevo dando vueltas a lo de las iglesias cerradas, y a lo de las Misas “sin pueblo, por imperativo legal y eclesial -en muchos casos-; o no". Y cada vez me escandaliza más el tema. Es una derrota en toda regla, y un arrasar la poca Fe que quedaba en pie: supuesto que quedase; que sí quedaba y queda, como me ha llegado de tanta buenísima gente.

Y digo todo lo anterior con dolor de alma y de corazón: por Jesús, por la Iglesia y por las almas todas. Y lo digo con cuarenta años de sacerdote detrás, uno tras otro, y sumando Dios mediante. Que no son tres o cuatro ya. Gracias a Dios.

¿Qué ha podido pasar por el alma -la cabeza no pretendo ni nombrarla- de tantos miembros de la Jerarquía Católica para que, ante el covid famoso, la ocurrencia primera y más puesta en el candelero, o en el candelabro, haya sido la de echar el cerrojo? ¡Cerrojazo patronal! No me extrañaría que hubiesen pillado el “bicho"…, y les haya comido hasta la Fe. O lo que les quedase de ella. A quien le quedase; porque tal como van y están las cosas…

Porque resulta incomprensible. Amén de escandaloso. Y me explico.

Es muy posible que los políticos de la progrez -que nos ha infectado mucho más fuertemente que cuanquier bicho- pudiesen acudir -sin mirar siquiera a Italia, ahí al lado y con la que tenían montada; y sin escuchar a los expertos médicos, y no me refiero al busto parlante, riente, que no “sonriente” y “mentiente” que han sacado- a un expediente parecido a “no teníamos precedentes de nada parecido…".

De este modo, y encomedándose únicamente al diablo -no tenían más agarradero, porque no tienen otro-, se hayan atrevido a incitar a asistir a la manifa femi, y en Madrid. Por eso, entre otras cosas, es Madrid la primera y la más perjudicada por toda esta ecatombe. Pero ya sabe la gente a quién se debe tamaño honor…

Pero este planteamiento, o este expediente, en la Iglesia Católica ni cabía ni cabe. En sus más de dos milenios de existencia -siempre la misma Iglesia Católica: fiel a Cristo y a las almas, para ser fiel a sí misma-, se ha encontrado con situacIones tan graves o más que esta. Fijo.

Y NUNCA, oigan, NUNCA ha dado cerrojazo. Es más: a los sacerdotes y religiosos que huían de donde debían estar -y se jugaban la vida, literalmente-; es decir, a los que huían de las gentes que enfermaban y morían, y de las sanas -que también las había-: o se volvían a su sitio, o quedaban inmediatamente EXCOMULGADOS. Cualquier cosa, cualquier solución era buena, menos… ABANDONAR. Porque no es ni pertenece, por definición, a la Iglesia; porque “eso” no es de Cristo.

En esto ha quedado la “nueva iglesia", la tan cacareada y cacareadora “iglesia en salida": que ni salga ni entre nadie. ¿Y en qué ha venido a parar lo de la iglesia como “hospital de campaña?: que vayan a urgecias. Ha quedado en CERROJAZO y TENTE TIESO…, QUE YA TE APAÑARÁS por tu cuenta y riesgo. Bueno, ¿y lo de la “misericordia"…? Ustedes mismos. Vamos: ¡pa’… y no echar gota!

En esto quedan los “eslóganes", especialmente los más populistas y aplaudidos por los más sádicos destrozadores de la Iglesia: en HUMO. ¿Por qué? Porque exactamente humo eran: no pasaban de ahí. Y a los “mantras” de los políticos les sucede otro tanto: no son nada.

Solo les ha quedado, a los jerarcas que han cedido ante el mundo y sus poderes, aquello de: “Y que Dios te la depare buena". Es lo que se cuenta de aquel médico de pueblo, del siglo XIX, que llevaba en el bolsillo una serie de recetas; de modo que cuando tenía que recetar algo, echaba mano al bolsillo, sacaba una y, sin mirarla siquiera, se la daba al enfermo y le decía exactamente esas palabras.

Aclaro que es una anécdota “irreal", mero chascarrillo, sin más connotación. Y no lo cuento por los médicos, como es lógico y se entiende; sino por los miembros de la Jerarquía Católica que están haciendo lo que hacen, y están mandado lo que se ha de hacer, según su genial saber y entender.

Por cierto: aprovecho para aplaudir a todo el personal sanitario y personal hospitalario en todas sus facetas, incluida la limpieza, la comida y la ropa, para mandarles, junto al aplauso, mis oraciones de sacerdote: lo hago con todo gusto y afecto, especialmente con la Santa Misa.

Y, cómo no: a todos los buenos pastores -que no son muchos- que no han dejado tirados a sus fieles: a los hijos de Dios en su Iglesia.

¿Cómo es posible que hayamos llegado a esto en la Santa Madre Iglesia? Porque llegar se ha llegado: es innegable. No en todas las diócesis, pero sí en la mayoría… pretendiendo además que esta postura “por lo eclesial” es “un bien” para sus hijos. Quizá para las ovejas estaría muy bien, que para eso son ovejas; pero para los hijos…, para los hijos de Dios en su Iglesia… pues, en fin.

Me escribía una señora buenísima -católica, por supuesto-, escandalizada y dolorida por estas medidas tan inhumanas, de entrada, y tan hueras de espiritualidad y de vida sobrenatural -tan vacías de Dios, se mire como se mire-, de salida; me escribía:

“En mi cabeza, desde luego, no cabe que la Iglesia pueda cerrar sus puertas ante una situación de emergencia o calamidad, como no entendería que una madfe dejara en la calle a su hijo enfermo o necesitado y en medio de la lluvia. Creo que existe un abismo inmenso entre permitir a los fieles participar de las Eucaristías con las debidas precauciones, que no se trata de ser imprudentes, y privarles incluso de esa posibilidad… E igual de desafortunada me parece la idea de suspender la Adoración Perpetua: ’sin Mí no podéis hacer nada’; o dificultar el acceso a los Sacramentos… San Juan Pablo II: ‘No tengáis miedo, abrid de par en par las puertas a Cristo’. Eso le pido al Señor, que esta Iglesia suya no tenga miedo de abrir sus puertas”.

Es desolador ver la figura del Papa caminar a solas, sin más compañía, “obligada", que la de los guardaespaldas. Pero es la imagen perfecta y exacta -la que vale más que mil palabras- de lo que se ha hecho y se está haciendo en la Iglesia: VACIARLA, convrtiéndola -en eso están muchos- en una cáscara vacía, un trampantojo, un auténtico erial…, mientras se mantienen cargos, instituciones y demás que, como está profetizado en el AT, no son sino cisternas agrietadas que no pueden retener el agua.

Es incomprensible, por mor de doloroso, ver en la TV, a un canónigo de una muy ilustre catedral española, decir que iba a celebrar la Santa Misa: “porque se siguen diciendo; pero SIN PUEBLO; eso sí: la catedral sigue abierta para el que quiera entrar a rezar"…, pero NO PARA asistir a MISA y COMULGAR. Se insiste en lo obvio y en lo menos, para negar lo más. Como en el mundo político. Tal cual.

Y más incomprensible si cabe la afirmación de que “nos confesemos con Dios", que es lo mismo que decirle a uno que se juega el alma para toda la eternidad, “que se confiese con una farola"; porque “eso” ni ha existido en la Iglesia, ni existe, ni podrá existir.

Existe el SACRAMENTO de la CONFESIÓN, donde uno se confiesa exactamente con Dios, a través de persona interpuesta: el sacerdote. Sí existen también los “actos de contrición perfecta” que, de suyo, cuando no hay posibilidad de acercarse a confesar, perdonan los pecados…, siempre que acompañe el propósito serio y honrado de confesarlos en cuanto se pueda.

Pero, ¿quién es el guapo que puede decir “yo he hecho un acto de perfecta contrición"? Por eso SIEMPRE está la Confesión, y los sacerdotes debemos estar a mano para facilitarla: no para decir que estamos fuera de servicio…

¿Cómo se puede dejar a los fieles, desde la propia Jerarquía que debería vivir única y exclusivamente para ellos, y más con esta epidemia galopante, SIN los MEDIOS de SALVACIÓN, ordinarios y extraordinarios, entregados por el mismo Jesucristo a su Iglesia…, y cuando más falta les hacen?

Claro: estos jerarcas, ayunos de todo ya, como están en lo de la “iglesia nueva", y se ve que no han leído nada de la “vieja” -la auténtica, por cierto-, ya no saben ni quién fue san Damián, el cura de los leprosos de Molokai; que murió leproso, como no podía ser menos. Ni él quería ser menos, tampoco.

¡Que sea Trump el que diga que establece un “día de oración” en todo su país por esta pandemia, ya tiene mérito! Ni siquiera es católico, para más inri. Nadie en la Iglesia ha dicho algo igual. Y, menos aún, antes que él.

TODO ESTÁ SIENDO YA UN DISPARATÓN… que, en la Iglesia Católica, día a día va creciendo y se hace más y más dañino. Está arrasando.

¡Señor, ten piedad! ¡Apresurate a socorrernos! ¡Mira que perecemos!

49 comentarios

  
osvaldo
Gracias, por la sensatez, y sentido de Fe.-
Agrego algo: los mismos que para defender el acceso a la comunion eucaristica de quienes viven en pecado mortal publico decian que no tenian derecho a privar a nadie de la Eucaristia....pues ahora nos privan a todos, incluso quienes estamos en gracia del Señor.
Quien tenga oidos para oir, que oiga...
20/03/20 5:32 PM
  
Cordá Lac
Bajando uno, o dos, o los escalones que se quiera, desde el punto meramente lógico natural es absurdo eso de que se abren las iglesias para los que quieran rezar y luego desalojar las iglesias para celebrar la misa por lo de los contagios.
20/03/20 6:03 PM
  
Tulkas
Sea como fuere, padre, pido a los sacerdotes estas cosas:

1.-ofrecan la Misa diariamente por los enfermos y por los moribundos (están muriendo solos)

2.-ofrezcan la Misa por los difuntos

3.-ofrezcan la Misa por los familiares, por su consuelo y conversión

4.-ofrezcan la Misa por los inicuos gobernantes que han permitido/facilitado todo esto, por su penitencia y conversión

5.-ofrezcan la Misa por todos los que creen, para sean firmes en la Fe

6.-ofrezcan la Misa por los que no creen, no esperan, no aman, no adoran al Dios Único y Verdadero y a su Hijo Jesucristo Salvador
20/03/20 6:25 PM
  
pedro de madrid
Los ateos y el socialcomunismo aplauden la decisión de la iglesia católica y eso es malo, persiguiran al obispo de Alcalá de Henares el valiente por no seguir sus indicaciones.
20/03/20 6:37 PM
  
Palas Atenea
No, Padre, la fe estaba apolillada, carcomida, no tanto por nuestros pecados, que son muchos, sino por una soberbia infernal. El coronavirus se lleva los cuerpos como las antiguas epidemias, de la muerte del alma ya nos hemos encargado nosotros dando la espalda a Dios.
20/03/20 6:49 PM
  
Lucía Victoria
Suscribo, con gran dolor de corazón, por el amor tan grande que tengo a nuestra Iglesia y, con ella, a sus pastores, todas y cada una de sus palabras. Y aunque sea algo anecdótico, comparto con todos la enorme tristeza que me produce cada vez que veo memes, vídeos, montajes y hasta oraciones dando gracias y pidiendo por todos los profesionales sanitarios, transportistas, personal de limpieza, empleados de supermercados, y un largo etc. Reconocimientos todos absolutamente merecidos -y secundados- pero con el denominador común de que en ninguno de ellos aparecen nuestra Iglesia ni nuestros sacerdotes.

Ocasión de oro, perfecta pero perdida, para haber dado un paso adelante; el paso firme de la fe,de esa Iglesia en salida que nuestra sociedad realmente necesita. Menos mal que el Señor es grande y misericordioso, y con tanta fe de la gente sencilla (también de muchos sacerdotes) seguro multiplicará sus gracias abundantemente....

Y suscribo también lo que dice Tulka, la importancia clave ahora de orar por los que están muriendo solos y, en muchos casos, sin que nadie les ofrezca siquiera la posibilidad de llevarles un sacerdote... Además del Rosario diario, tendríamos que estar multiplicando como locos el número de coronillas de la Misericordia por tantas almas.
20/03/20 6:53 PM
  
Vladimir
Estimado Padre, todo lo que usted expresa es ABSOLUTAMENTE, cierto.
En algunos países los "pastores" se han encerrado, dejando abandonados sus rebaños. Lo más irónico es que esto se dé, durante un pontificado que ha insistido, a diestra y siniestra, sobre la necesidad de una iglesia en salida, que camina con el pueblo, de "puertas abiertas", con olor a oveja y mil cosas más. ¿Con qué autoridad hablarán luego estos pastores, de su "cercanía" al pueblo?
20/03/20 6:56 PM
  
Yolanda
Tulkas:

¿Y por qué y quiénes crees que están diciendo misa estos días los sacerdotes? ¿Por la Feria de Abril?
20/03/20 7:00 PM
  
Pedro de Torrejon
Gracias al Remanente Fiel ; al " Hijo Varón" de la Iglesia. Gracias a Dios por el padre José Luis Aberasturi y gracias al Rebaño. Pequeño que nunca doblaran la rodilla ante Baal. Gracias al obispo de la Diócesis de Alcalá a la cual pertenezco. Gracias a Monseñor Juan Antonio. Reí Pla.

Gracias a la Santa Madre Iglesia que antes de huir al desierto nos dio a Luz al " Hijo " el 2 de Octubre de 1.928..Las campanas de Nuestra Eslora de los Ángeles tocaron a Gloria anunciando a la Cristiandad el Feliz Alumbramiento.

¡¡¡ Aleluya, Alabemos al Señor !!!

20/03/20 7:07 PM
  
M.Angels
Totalmente de acuetdo. Están al pie del cañón los médicos, las enfermeras, los servicios de limpieza de hospitales, los policías, las cajeras de supermercados, el servicio de recogida de basuras, los transportistas... estamos en riesgo de enfermar y, en una proporción no desdeñable, de morir. Y las iglesias cerradas, sin misas, sin comunión eucarística, sin sacramentos...El auxilio nos viene del Señor, que hizo el cielo y la tierra... pero lo han encerrado en el templo, Él dentro y nosotros fuera. Dios lo permite y será para bien, pero dudo que Dios lo quiera.
20/03/20 7:11 PM
  
Trieste
De nuevo dice lo que hay que decir, cuando nadie lo dice.
¡ Valiente !
A la gente del común nos da la impresión de que la película ha terminado y nos tiran del cine.
Mi parroquia está cerrada. De ordinario , la sacristana nos tira a los 3 minutos de terminada la Misa del domingo . Lo que ya j ...bastante.
Ahora se oyen las palmas por los sanitarios, se ve al mendrugo ese que informa del coronavirus y que miente más que habla, el coleta con su cara diabólica y ... nada más.
Este artículo suyo me obliga a rezar inmediatamente por Vd.



Muchísimas gracias. ¡No sabes lo q te lo agradezco!
20/03/20 7:12 PM
  
Tulkas
Yolanda:

Por eso mismo, pero si no lo digo, ¿qué quieres que diga? ¿Qué se puede comentar en estos momentos?

Tú siempre tienes la gracieta a mano, por lo visto.

Otros no la tenemos tan disponible.

Además, ¿tú crees que es lo mismo un ofrecimiento explícito de la Misa que simplemente pedirlo en las preces? Yo creo que no. Y creo que no todos y no en todos los lugares están haciendo ese ofrecimiento explícito de la Misa.
20/03/20 7:37 PM
  
Javi
Una precisión (que agrava lo decretado en la mayoría de las diócesis): el decreto gubernamental NO ha prohibido las misas.

Como muy bien explica el obispo de Alcalá, se pueden mantener las misas con las debidas precauciones: higiene de suelo y de bancos, lavatorio de manos, distancia imprescindible entre fieles...

Es verdad que también puede seguirse la misa por distintos medios tecnológicos, pero da mucha alegría encontrar una iglesia abierta, un confesor presto, una Exposición del Santísimo, un horario de misas. Me imagino más de una persona buscando estos días angustiados una iglesia donde rezar, un sacerdote a quien abrir el alma... Sabemos que algunos están dando su vida en medio de los enfermos a los que consuelan con la Palabra y los sacramentos, como en Valdemoro, y esto hay que decirlo, sin arrogancia pero decirlo. Es lo mejor de la iglesia católica: iglesias abiertas, posibilidad de los sacramentos, sacerdotes anónimos capaces de todo por la salvación de un alma.

20/03/20 7:38 PM
  
Scintilla
Universidades ateas llaman a sus miembros a colaborar para llevar alimentos a los más necesitados. Si nuestros pastores hacen tantas misas por tanta gente, dónde están tantos ministros extraordinarios de la comunión que ayudaban a repartir la comunión en misa de veinte personas, haciendo moniciones a diestro y siniestro. PAra qué los queríamos y para qué los queremos. Morimos como in partibus infidelibus. Es la indulgencia plenaria lo que quiere el Señor de nosotros o lo más cómodo.
20/03/20 7:57 PM
  
javier dolid
Totalmente de acuerdo con su diagnóstico. Casualmente he su post después de haber leído un artículo de Roberto Mattei, publicado en Infovaticana, en el que, sin hacer comentarios, presenta dos estilos diferentes (digo diferentes por que me faltan elementos y capacidad de juicio para calificarlas de contrapuestas) de dos pastores significadísimos de la Santa Iglesia Católica, y que me ha dejado un sabor amargo, además de un ánimo acongojado.

https://infovaticana.com/blogs/sandro-magister/coronavirus-dos-pastores-de-iglesia-dos-estilos-comparando-sus-palabras/

Yo, y muchos católicos más, no sabemos si el ambiente que rodeaba al profeta Jeremías resultaba tan descorazonador como es el ambiente de esta "Iglesia en salida" en la que, al parecer prima el buen rollo de unas cálidas relaciones humanas, con aparente olvido de una llamada a amar a Dios, primero y sobre todas las cosas, y a nuestro prójimo con igual dignidad que nosotros por ser destinatario y receptor de un mismo Amor de Dios. ¿Qué infección tenemos en el alma para que nos preocupe más lo segundo que lo primero?

Padre nuestro que estás en los cielos ... venga a nosotros tu reino que la corriente viscosa del magma de este mundo nos arrastra y nos engulle.

Ven Señor, no tardes




20/03/20 8:38 PM
  
Jichs
Me temo que todo irá a peor. Y si muere Benedicto XVI, más rápido aún. Alcemos la cabeza, se acerca nuestra liberación.

Muchas gracias por sus artículos, D. José Luis. Son reconfortantes.
20/03/20 9:27 PM
  
Andrés-Eduardo Luis
La conciencia de cada ser humano, que se alcanza por la complejidad de la creación de Dios, es un sagrario. De ahí que entienda perfectamente a quien dice, salvar vidas humanas está por encima de cualquier práctica religiosa pública. La pregunta que pocos se hacen es: qué es la vida. La complejidad de la creación de Dios dio origen a ella ¿por qué? Dios no creó la vida para destruirla, previamente creó las circunstancias, situaciones, ..... donde podía: "crecer y multiplicaos .... " Todo el que niega las circunstancias, situaciones, ..... a la vida creada, es un asesino. Creo que ha entendido a Dios Todopoderoso como calcetín al que se le da la vuelta. ¿Cuántas formas de oír la Santa Misa tenemos hoy?, funcionó la con-ciencia, sagrario de Dios. Qué desobediente Jesús curando en sábado saltándose a la torera toda normativa: salvar vidas humanas está por encima de cualquier práctica religiosa pública. Un fuerte abrazo, virtual, para todo sagrario viviente incluyendo al papa Bergoglio y sus guarda espaldas.





Creo que tienes una buenísima intención, pero te equivocas.
NO lo digo yo: léete al card. Sarah, en "Se hace tarde y anochece", pp. 286-289, donde responde a la pregunta: "Aunque se suele cuestionar el poder de los medios, lo cierto es que desempeñan un papel capital en nuestras sociedades...": así sabrás el valor que le da a la Misa por la TV, y sabrás que no es cumplir el precepto dominical, por ejemplo; ni puede sustituir a ninguna Misa REAL donde hay un encuentro personal con Jesús; en las transmitidas, NO, para nada.
Aplicar linealmente lo que hace Jesús, y sin ninguna salvedad, a nuestras situaciones... es pasarse varios pueblos. Porque no siempre es legítimo hacerlo así.
Y la afirmación que haces, de que "salvar vidas está por encima de cualquier práctica religiosa pública"... díselo a los mártires: que les bastaba hacer el gesto de echar un poquito de incienso a una estatua de un emperador para salvar la suya y la de los suyos. "Amarás a Dios sobre TODAS las cosas", incluida la propia vida, ¿no? "El que guarde su vida para sí, la perderá". ¿Sabes quién lo dijo?
Ni por estar simplemente bautizado -mucho menos por ser simplemente "hombre", se es un Sagrario viviente: uno solo es un Sagrario viviente cuando tiene el alma en Gracia: fuera de esa situación, NO.
Y no se puede "confundir el tocino con la velocidad", y pretender que así se argumenta...
Pues eso...
20/03/20 10:10 PM
  
Marcelo
Describe muy bien la situación. La iglesia moderna acá en Bs As También está con la nueva Fe primaveral y cerro los templos para la Misa. Ahora caigo en los frutos de la Nueva Iglesia, estoy convencido que es fruto de la última Pachamama este virus con Corona. Rezar e implorar perdón justo en estos tiempos de cuaresma, vaya cuántas coincidencias. Estoy muy dolido.



Reza y desagravia, te hará mucho bien. Y no te olvides de rezar también por mí.
20/03/20 11:10 PM
  
maru
Muy valiente y muy acertado P. Aberasturi, como siempre. No sé en otros países, pero aquí, en España, la mayoría de los pastores no han estado a la altura, salvo alguna excepción como.mons. Reig Pla. Puede ser que, los domingos, los templos , estén más llenos, pero diariamente, están lo suficiente vacías, por desgracia, y se.podria perfectamente , guardar la distancia mínima, entre una persona y otra y, así, los que quisiéramos podriamos ir a alguna eucaristia y comulgar. En fin, una gran pena , la decisión adoptada por la CEE. Gracias Padre por todo su artículo. Yo también rezo por vd.





20/03/20 11:41 PM
  
Andrés-Eduardo Luis
"salvar vidas está por encima de cualquier práctica religiosa pública"
En el contexto de celebración de la Santa Misa tomar como práctica religiosa el incienso al líder humano, está fuera de lugar, creo que eso es idolatría.
Estoy esperando que me contesten a dudas a varias Eminencias; entre ellas, su Eminencia Cardenal Prefecto del Culto Divino.
"Amarás a Dios sobre TODAS las cosas", incluida la propia vida, ¿no? "El que guarde su vida para sí, la perderá". ¿Sabes quién lo dijo? Mire usted, también, está fuera de lugar, para quien cree en el Dios de la vida.
Yo creo que las condiciones para vivir las da Dios, la vida la da Dios para ponerla en esas condiciones, la conciencia la da Dios para conocer esto, ¿tan malo es ponerlo en práctica?



Se ve muy bien por dónde caminas: todo lo que contradice tu buen hacer y entender "está fuera de lugar": grandísimo y excelso argumento, digno de un intelecto que se sale. Y que da la impresión de que "se las sabe todas". Que aproveche.
21/03/20 1:18 AM
  
Andrés
Mire, rezo por usted, pero ojalá se dé cuenta de que tiene una responsabilidad y que este tipo de artículos manifiestan imprudencia y unilateralidad. Como decía munilla no es momento de criticar sino de obedecer humildemente y quizá usted pueda pensar otras medidas mejores pero en las circunstancias actuales el riesgo a que mucha gente pierda la vida y a buscar la unidad social para evitar este tipo de problemas se ha llegado a esto. Quiza no sea lo mejor utópica ente pero es algo y ya con esto trabajamos. Busquemos mantener la oración y la vida espiritual que nada nos puede impedir recibir la gracia que cristo nos quiere ofrecer en esta cuaresma y en la pascua de resurrección. Un saludo, Paz y bien.



"Tu" prudencia es metafísicamente imposible que sea "mi" prudencia; como "tus" juicios de valor no pueden ser lo míos, exactamente por la misma razón.
"Criticar" es la operación más alta y noble del intelectual humano, que sea nos ha dado exactamente para esto: para "mojarnos" con las cosas.
"Mi responsabilidad" -y por esto empecé el blog, aunque ya antes había empezado a escribir sobre estos temas- está en no dejar a las buenas gentes ni a las gentes "de buena voluntad" -con la que está cayendo sobre nuestras espaldas y desde la misma Iglesia-, "solos ante el peligro".
"Mi responsabilidad" es recordar la Doctrina, el Evangelio, el hacer de Cristo y de su Iglesia, la Tradición, lo que comporta la Fe, lo que confirma la Esperanza y lo que nos hace vivir la Caridad.
Si no lo ves así, es "tu" problema: nunca el mío.
Y muchas gracias por tus oraciones.
21/03/20 2:20 AM
  
Miguel
Querido padre Aberasturi,
estamos en un momento muy difícil. Necesitamos palabras alegres y animantes. Me gustan sus artículos, pero ahora es el momento de aparcar el viejito gruñón y criticón que todos tenemos dentro y enviar al personal un mensaje alentador, cariñoso y animante. Por favor, más adelante diga lo que quiera sobre el Papa, los obispos y los gobernantes: de verdad se lo digo sin ninguna acritud. Pero ahora háblenos con cariño y sentido positivo del Papa. Ayúdenos a ver la vida con una sonrisa y buen humor. Anímenos a ser comprensivos, a rezar. Empújenos a aparcar la amargura. No es el momento de criticar ni de acusar, sino de iluminar la cara a la gente, que es lo que más necesitamos ahora.
Muchas gracias por su esfuerzo y comprensión y fuerte abrazo!




Gracias x tu buenísima intención y tus buenísimos deseo para conmigo. Creo q, para escribir como tu dices, sobra gente. Yo ni m invento las cosas ni las exagero; simplemente intento ver lo q pasa a la luz d "lo católico", es decir, dd la Iglesia y dd Cristo, y para bien d las almas. Si no t gusta lo q pasa, y lo q hacen y dicen tantos miembros de la Jerarquía, no es mi problema; además puedes leer otras páginas donde todo es como dices. Y puedes dejar d leer lo q escribo y, así, no t desanimas y t ríes +.
21/03/20 2:47 AM
  
Yolanda
¿tú crees que es lo mismo un ofrecimiento explícito de la Misa que simplemente pedirlo en las preces? Yo creo que no. Y creo que no todos y no en todos los lugares están haciendo ese ofrecimiento explícito de la Misa.

___________

¿Y eso por qué lo crees? ¿De qué datos dispones?

De los 3 ó 4 sacerdotes más cercanos que conozco, me consta justamente el ofrecimiento explícito.

¿Que mi experiencia personal carece de valor estadístico? Cierto. Pero algo más que vuestras imaginaciones y prejuicios.



21/03/20 2:50 AM
  
Trieste
Yolanda:
Aunque el P. Aberasturi te ha contestado y muy bien, quiero decirte algo.
Estamos, como estamos, religiosamente hablando , por culpa del buen rollito, de la banalidad y de no predicar el Evangelio.
El P. Aberasturi , creo yo, predica el Evangelio de Cristo, no las últimas ocurrencias del Congreso Intergaláctico para la paz mundial y el amor a las flores.
21/03/20 10:28 AM
  
José
Padre Aberasturi: tenemos que sosegarnos e ir a solucionar los problemas sociales y evitar las graves saturaciones de los hospitales. Hay que tener abiertos los mercados y farmacias. La santidad está en esas personas que arriesgan su vida por nosotros . Los sacerdotes pueden decir misa y cumplir su confinamiento como tantos padres que encerrados cuidan de su familia y así con paciencia y humildad se santifican Hay feligreses con un pietismo obsesivo que quieren comunión así o asá, agua bendita o no, confesiones nimias, por conciencia escrupulosa. Pues por teléfono póngale de penitencia humildad, oración y paciencia y tienen misas en la red a todas horas. Hay que cerrar los templos y cumplir las normas de higiene. Así evitaremos contagios, mantendremos a los sacerdotes saludables, y a la feligresía sana y veremos a los niños nerviosos por el atrio y todo será una bendición de Dios y yo así lo pido continuamente por el bien de todos. En caso de urgencia se puede dar la comunión y se puede confesar pecados graves y dar la absolución tomando unas medidas que todos sabemos. Esta prueba hará a los buenos más buenos y a los soberbios más malos pero habrán tenido una oportunidad se salir mejores de la crisis.



O sea, que según tu altísimo y buenísimo saber y entender, para no saturar los hospitales, etc., hay que cerrar las Iglesias a cal y canto, y ni Misa, ni Sacramentos. ¡Bravo! Has dado en la diana de lo que es y para lo que está la Iglesia.
Lee un poquito de historia eclesiástica, xfa, y compara lo que se ha hecho antes y lo que se ha mandado hacer ahora.
Por cierto: la misa retransmitida es Misa para el que la celebra: NUNCA para el que la escucha o la ve x la TV. Porque la Misa es un encuentro personal con Cristo, que es Quien nos convoca a la Misa, porque la Santa Misa es Él: es la actualidad y la realidad de su Presencia en medio de nosotros, como Sacrificio y como Eucaristía. Y ninguna misa retransmitida es eso, ni lo puede ser. Es más un placebo para el que no puede objetivamente asistir: para nadie más. Por eso es una gran mentira pretender que con "ver" o "oír" la misa por la radio o la tele, basta. Pues no basta, porque "eso" no es ESTAR en Misa, ni ESTAR con Cristo, ni "ACUDIR" a su convocatoria. Mucho menos RECIBIRLE, porque se torna imposible.
21/03/20 10:29 AM
  
Trieste
Error, mi anterior respuesta era para Miguel, no para Yolanda.
21/03/20 10:30 AM
  
Soledad
La irrupción de este virus ha abierto las ventanas de una casa antigua, aferrada a "clichés", vacíos de contenido, y ante nuestros ojos vemos la realidad de PARTE de la Iglesia. A mí me parece una gracia divina, hay mucho ciego!!

Hay tb la otra cara, pequeña, pero de la que debemos tb dar gracias a Dios. El "cerrajon" algunos no lo han dado, de hecho hoy voy hacer la visita al Santísimo, como todos estos días, y mña a misa. Por eso doy gracias.Dios esta ahí a través de ellos.

En mi familia somos siete personas trabajando en la sanidad, alguno en primera linea:UCI y urgencias. Yo no puedo entender esta postura "cómoda", y no trato de juzgar, tan sólo reflexionó, como pude ser posible que nos limitemos a hacer lo que hacen mis vecinos de comunidad.

Es desolador ver las iglesias cerradas. Me pregunto que pensarán los agnosticos, ateos, o católicos "a mi manera". La respuesta:son iguales que nosotros. Todo muy humano!!

Alguno que me lea dirá :rezamos en casa.

"Vosotros sois la luz del mundo". Mt 5 14_16.Pero parecemos una cerilla!!!. El baremo está muyyyy alto.

La palabra testimonio es uno de esos clichés.
No somos ni testimonio ni para nosotros mismos!!. Dicho lo cual pienso que es una gracia de Dios ver estas carencias de fe. Pues exactamente es lo que es. Y hasta las cerillas pueden provocar un incendio.

Yo por mi parte, rezaré en casa, intentaré seguir recibiendo los sacramentos y la Sta Misa, mientras pueda haré la visita al Santísimo. Daré gracias por todo ello. Intentaré ayudar al que pueda de las maneras que me sea posible y tendré confianza en Dios Padre.

DEO GRATIAS!!
21/03/20 10:37 AM
  
veritas liberabit
¿Vamos a aplaudir a los sacerdotes? ¿Y cómo es que lo hacemos con los sanitarios, policías, transportistas, etc. etc.? Lo hacemos porque somos conscientes que están actuando como profesionales poniendo en riesgo su vida. Y cuando digo lo de los sacerdotes sé que exagero porque han sido obligados, con lo cual apuntaría más arriba a sus "Jefes".
He leído un artículo de un tal P. Arraiz al que apostilla el P. Iraburu. Y está bien, pero no es suficiente. La fórmula no es darle la solución a un "moralista" ("si se te pierde la cartera que no se la encuentre un moralista"), sino usar del sentido común y la fe fundada de algunos pastores, porque "hay que hacer esto sin omitir aquello", es decir, poner medios humanos suficientes según los conocimientos y "dar a Dios lo que es de Dios". ¿Y si juzgo a los "jefes" pusilánimes soy temerario? y si juzgo a los que actúan bien ¿qué soy?.
Históricamente en tiempos de Juliano el Apóstata se desató una epidemia en Roma. Él dió órdenes a los sacerdotes paganos que no huyeran como hacían los cristianos, pero no le siguieron en sus órdenes; huyeron y los cristianos (sacerdotes y no) atendían a los apestados a pesar de la muerte. ¿Y no sabían de medicina ni de contagios como ahora? Pues no, no sabían tanto de medicina, pero sí sabían de contagios por eso huían, como en la Edad Media. Dejémonos de "moralismos".
Y sí, les doy un aplauso a los sacerdotes a los que tanto debo. Y sí, seguiré yendo a la Iglesia porque es el medio que Dios me da, fuerte y seguro, para agradarle y acercarme a El en los sacramentos. Y sí, porque como le decía el Señor a Santa Catalina de Siena en "El Diálogo" : "¿...quién de vosotros rechaza un regalo valiosísimo porque el envoltorio esté sucio o manchado...?
21/03/20 12:38 PM
  
Pedro
Es muy doloroso ver cómo los moribundos se quedan sin atención de un sacerdote en sus últimos momentos, cómo no podemos ir a misa ni recibir la Eucaristía. En Italia han fallecido un buen número de sacerdotes. Seguro que no estaban en su casas, sino atendiendo a enfermos, en muchos casos, en los hospitales. Mientras aquí oímos argumentos poco serios para negar la evidencia. ni en la peor plaga ni en la peor persecución se cerró la puerta de los sacramentos. Una cosa es quitar el agua bendita de las pilas (aunque también refleja poca fe en el poder de un sacramental) y otra es suprimir las misas. Además, para que se entienda, no pocos obispos ni siquiera han pedido a sus sacerdotes que multipliquen las misas, aunque sean sin fieles, ni han convocado actos de reparación y de rogativa, ni una llamada a la conversión, ni una llamada pública al Patrona de España o a los santos patronos de cada lugar. Nada. Con las pocas excepciones habituales...que confirman la regla.
¿Qué podemos esperar de la mayoría de los obispos?
tenemos que pedirles masivamente que abran las iglesias, y que se reanuden las misas, que los sacerdotes asistan a los enfermos, y que estén disponibles para confesar, adorar y consagrar.
Por supuesto, con las medidas sanitarias adecuadas.
¿Abran las iglesias!
21/03/20 1:19 PM
  
Anacoreta
Gracias Padre Aberasturi. Me sobran las palabras pues usted ha expresado todo el dolor y asombro que hay en muchos corazones, en el mío, por supuesto, aparte de calentarme la sangre. Me pregunto cómo pueden ser, que se hable tan enfáticamente de fomentar la creatividad en la pastoral, y que haya tanto sacerdote amante de la liturgia creativa y danzante, sin caerse del guindo; no se les ha ocurrido otra cosa, tan insulsa en creatividad, que cerrar templos, suspender todo lo habido y por haber de recursos de salvación y consuelo, sean los actos devocionales o el acompañamiento espiritual y sacramental a los pobres fieles.
Gracias por estar en la brecha, Padre Aberasturi, como lo están nuestros sanitarios, médicos, policías, fuerzas del Estado y demás servicios, junto a muchos contemplativos que desde el silencio rezamos. En la brecha por Dios y por la Patria que formamos todos, España. Cuente con mi oración y gratitud.
21/03/20 2:16 PM
  
Javi
Reproduzco palabras del obispo de Asidonia-Jerez leídas en este mismo blog (14 de marzo 2020):

"Para ello, como signo de esperanza en quien está por encima de todo, sugiero que nuestros templos estén abiertos más tiempo del habitual, de modo que, evitando aglomeraciones, muchos puedan acudir a ellos, entrar a orar y encontrar momentos de recogimiento y de intimidad con el Señor.

Asimismo se debe mantener, mientras sea posible, la celebración de la Eucaristía tanto diaria como dominical en los horarios habituales, o incluso ampliándolos para facilitar la asistencia sin aglomeraciones de personas. Que no se pierda el encuentro con Dios, pidiendo a aquel en cuya mano está nuestra suerte (Sal 31,5) por el fin de este mal que nos atenaza."

21/03/20 4:52 PM
  
rmartinhe
Gracias padre Aberasturi por su celo apostólico.
Como Soledad digo que estamos llamados a ser luz del mundo aunque hoy parezcamos una cerilla, y que no se enciende la luz para ponerla debajo de un celemín sino en el candelero para que alumbre a la gente y la alumbre bien.
Yo también tengo uno de esos trabajos expuestos y sí tenemos miedo pero nosotros sabemos que ni un cabello de nuestra cabeza caerá sin que Dios lo permita. Todo está en su mano y nada ni nadie se le escapa. Por eso confiemos en Él, y tomando todas las precauciones necesarias -que los cortés no está reñido con lo valiente- sigamos adelante. Al final veremos que valió la pena hacer la voluntad de Dios, y no solo al final del todo, también por los pasos intermedios. En mi caso creo que nunca me he sentido tan querida como estos días.
Pues que nuestro Señor, que es la Bondad, nos guíe por el camino del bien a los que con tanta frecuencia nos desviamos. ¡Gloria a Dios!
21/03/20 5:54 PM
  
Mariana
Padre José Luis:

Dígame por favor ahora qué sigue.....

Para estar preparada...

La Nueva Iglesia virtual. Confesión telefónica, matrimonios a distancia....?



Te irás enterando a su debido tiempo; pero verás más cosas, porque esto no ha acabado: más bien está creciendo; porque empezando, tampoco...
Nosotros, a lo nuestro, que es el Señor.
21/03/20 6:55 PM
  
Andrés-Eduardo Luis
En estos días de olor a lejía, pregunté: qué es la vida. Lo que a mí el Señor de la vida me revela, se lo dije y no por eso, ni mucho menos, me lo sé todo, sigo buscando las verdades en su creación. Cuando después de trabajo, a conciencia, se puede concluir algo que nadie ha dicho, el comité internacional te acepta tu trabajo y lo publica. Posteriormente varias personas te citan en sus trabajos y aplican lo que a cada uno nos reveló el Creador para seguir creciendo y obedeciendo "el ganarse el pan de cada día con el sudor ...." Hoy, con familiares directos en las UCI, con la madre de un amigo, creemos, que ya incinerada, con toda su familia en cuarentena, no política, cuarentena de verdad, Cristo además de la Vida es la Verdad, con varios miembros del equipo de trabajo positivos y otros esperando, aislados con fiebre en su casa, que se le puedan hacer la prueba... es la situación de: `los me lo sé todo... ´ Con la con-ciencia que en el siglo XXI se tiene, este covi-19, ARN de cadena sencilla, con cápsida proteica como erizada en forma de corona, y al parecer con capacidad de mutación alta, ... queremos ser atraídos por una actitud que hizo que alguien le preguntara: "Señor enséñanos a rezar, ....." Deseo que el Dios de la Vida y la Verdad le de la fuerza de atracción que necesitamos en cada situación y circunstancias de la vida
21/03/20 6:57 PM
  
Rubén (de Argentina)
¿Cómo se puede dejar a los fieles, desde la propia Jerarquía que debería vivir única y exclusivamente para ellos, y más con esta epidemia galopante, SIN los MEDIOS de SALVACIÓN, ordinarios y extraordinarios, entregados por el mismo Jesucristo a su Iglesia…, y cuando más falta les hacen?
¡Bravo Padre Aberasturi! ¡Bendito sea Dios por darnos un sacerdote con su parresía! Más que nunca en este tiempo deberían estar los templos abiertos, por más decisión en contrario de cualquier Leviatán en complicidad con una Jeraquía católica que de católica tiene poco. Ya no se recuerda que todos nuestros cabellos están contados. Ya no se cree que ni siquiera un pajarito cae a tierra sin que medie la voluntad de Dios. Todos, tarde o temprano habremos de morir (por el coronavirus o lo que sea), y si ahora pareciera que se cae el mundo, razón mayor para confesarnos, comulgar y estar en gracia con Dios por si Él nos llama a su presencia. Pareciera que ahora la enseñanza es "De que le vale al hombre salvar su alma eterna, si con ello pierde su cuerpo temporal". Pareciera que la orden del Señor ya no es más "Haced esto en conmemoración mía" sino "Haced esto en conmemoración mía, excepto que..." No sé con que cara aquellos que defienden el cierre de los tiempos cuando esto pase podrán repetir "Señor, no soy digno de que entres en mi casa pero una palabra tuya bastará para sanarme".

Bueno sería que los que en el afán de salvar al cuerpo aprueban la supresión de las misas, que se enteraran de lo que hizo el Papa San Gregorio Magno para conjurar la peste que se abatió sobre Roma en el año 590. Eso sí era fe.
21/03/20 7:47 PM
  
Ángeles Sánchez
Presencié la debacle de la «Iglesia en salida» el viernes 14/3/2020, cuando en el Palacio de Cristal de la Casa de Campo, escuché las proclamas de los elegidos para el diseño de lo que iba a venir.....
Impasibles jerarcas y sus acólitos proclamaron el diseño de una Iglesia de los mundos de Yupi....
Pregunté en un stand de libros de espiritualidad, si había por allí alguien del Opus....qué va!! Y luego entendí el calificativo que le propinaron, los progre-sacerdos allí presentes.
Entonces salude al Señor en el cubículo que prepararon y le pregunté: «es que ya no es Santo de tu Iglesia???»
¿Hay alguien que me pueda aclarar este asunto?
Gracias a Dios por los sacerdotes santos, doctos y alegres que de esa casa conozco.
Y de otras, tambien
21/03/20 8:51 PM
  
Manuel d
Estimado Padre Aberasturi,
Tengo la suerte de residir cerca de una iglesia que permanece abierta en Madrid. No se celebra la eucarístia pero me resulta sorprendente que esta tarde habíamos 3 personas en el templo. Yo entiendo que la iglesia debe ser lugar de oración y no entiendo que en la situación muy grave que estamos atravesando las iglesias no estén concurridas. Al final va a tener usted razón y lo que no pudo la peste o la viruela lo va a poder el dichoso covid19.
Le agradezco mucho su artículo y le animo a continuar su labor bloguera. A mi me resulta muy estimulante.
Alabado sea Nuestro Señor Jesucristo
21/03/20 10:43 PM
  
Néstor
¿Podría decirlo un poco más claro, Padre? :) (es broma, por supuesto).

Saludos cordiales.
21/03/20 10:45 PM
  
blaloma
Me consuela muchísimo leerle desde hace muchos años (concretamente 7). Ver que alguien dice lo que está pasando en la Iglesia. Pero ante esta situación, la verdad, es que no sé qué pueden hacer los obispos. ¿Cómo se va a congregar gente en la iglesia? Está muy comprobado que ese tipo de reuniones es un foco de infección y las cosas están demasiado mal. Yo no quiero ni que vengan amigos a mi casa...
No sería admisible otra postura por parte de los obispos.
Cuando pase todo esto quiero ir a Madrid a escucharle en esos retiros que da en la iglesia de Ayala.




Los obispos, unos han cerrado a cal y canto y otros continúan abiertos.
Los retiros los doy en la parroquia d Santa Teresa d Jesús, en Alcalá d Henares, el tercer sábado d mes, d 11 a 13.
En Madrid, todos los sábados x la tarde, aunq d momento están suspendidos, tenemos Exposición Solemne, con meditación, Rosario y Misa, d 5 a 9, en la iglesia d las Concepcionistas, calle Blasco d Garay, 51.
22/03/20 9:54 AM
  
Rubén (de Argentina)
blaloma:

¿Cómo se va a congregar gente en la iglesia? Está muy comprobado que ese tipo de reuniones es un foco de infección y las cosas están demasiado mal.
Si se permite ir a comprar alimentos a los supermercados (y estoy de acuerdo con ello) con las enormes probabilidades de contagio directo e INDIRECTO (el virus puede vivir varias horas sobre superficies porosas y hasta días en superficies no porosas; tocas las superficie contaminada, te llevas la mano a la nariz o los ojos, y pum, el contagio se produjo), se debe permitir ir a misa. Así que si quieres ser coherente, si decides no ir a misa por miedo al contagio, entonces tampoco debes ir a ningún supermercado a comprar alimentos. Porque mayor foco de infección son los supermercados que la Iglesia. Y más le vale al hombre salvar su alma para la eternidad que perder su cuerpo. ¿O no crees que después de esta hay otra vida, que la cosa no se termina aquí? ¿O no crees en la inmortalidad del alma?
22/03/20 4:10 PM
  
hornero (Argentina)
Los gobiernos del mundo luchan mancomunadamente en el asunto de la pandemia, cualquiera sean sus otros extravíos. Pero, la Iglesia está en el caos frente al virus. Es a causa de su rechazo generalizado de la Conducción de la Virgen. Se le reza, se la invoca, como si fuera un santa más, como una ayudante a nuestro servicio, como una agente intermediaria ante Dios, como una subordinada a nuestro servicio, sin que le rindan el culto eminente de Madre y Reina de la Iglesia, de los hombres y del universo, del Cielo y de la tierra. Es la Madre de Dios, Esposa del Espíritu Santo, la Inmaculada Concepción, Madre de Cristo, La que dio Su Sí a la Redención, Asunta en Cuerpo y Alma, Santuario de la Santísima Trinidad. De tan eminente Madre y Reina no se menciona su anunciado triunfo de Su Corazón Inmaculado en el mundo, garantía única necesaria de que se detenga el descalabro de la Iglesia y de la humanidad. Se silencian sus manifestaciones extraordinarias actuales, se acallan sus Mensajes, dados conjuntamente con Jesús en San Niocolás. “Quien rechaza a Mi Madre, a Mi me rechaza”. “Jefa de Correo”, “Jefa de Telégrafos”, así se ha llegado a ironizar su Misión, a negar su intervención decisiva en los tiempos que vivimos. No hay Cristo sin María, no hay Iglesia sin María; quienes sostienen lo contrario hablan de un falso cristo y de una falsa iglesia. No todos son consientes de esto, pero sí tienen sus mentes y corazones oscurecidos por las tinieblas que ha esparcido el demonio. El rechazo a María, el reducir su Eminente Dignidad y Autoridad de Conducir como, la Señora Vestida de Sol, a la Iglesia y al mundo, es APOSTASÍA y GRAVÍSIMA OFENSA A SU HIJO. No esperemos mejorías,sino nuevos y mayores dolores con los que el Señor nos llama con Misericordia, antes de que ESTALLE SU JUSTICIA.

22/03/20 10:37 PM
  
Trieste
Estoy seguro de que José L. no es sacerdote.
23/03/20 7:31 PM
  
Martinna
Estoy de acuerdo con D. Jose Luis Aberasturi en todo lo que dice y con quienes le apoyáis, siempre se nos ha enseñado que hay que dar la vida por amor, fe y esperanza en nuestro Dios.
Esto es así.
Aparte pienso que son tiempos complicados, cuanto más se intenta hacerlo bien, más difícil es acertar con lo mejor para todos. El Papa y los Obispos habrán meditado mucho lo mandado para los católicos. Ante las difíciles circunstancias, se nos conceden indulgencias, medios espirituales, oraciones, asistencia hasta donde pueden. Bien sabemos que si las iglesias hubieran redoblado misas, sacramentos, oraciones, liturgias, y estuvieran llenas, nos acusarían de los contagios aunque guardáramos las precauciones exigidas. Periodistas, políticos y demás nos responsabilizarían de los desaguisados causados por ellos con su incompetencia y mentiras. Dar testimonio o ser mártires es lo cristiano, pero también ser prudentes, no exacerbar los odios de los de siempre contra la iglesia, es necesario en momentos difíciles como estos.
Los sacerdotes que celebran misa, comunión, y quienes desde los hospitales y casas les seguimos en oración, estamos participando como iglesia unidos en el E. Santo de Dios.
24/03/20 1:59 AM
  
Mariana
Padre José Luis:

Mi alma se asfixia sin Santa Misa y Sagrada Comunión diarias!!!

Busco Misas en Internet y casi todas son de sacerdotes modernistas que no me acercan a Dios ni a sus designios para esta época!!!

Padre José Luis: Necesito urgentemente su consuelo!!!






¿Dónde vives? Como no lo sé, no sé decirte dónde hay misas.
Si tienes un misal, síguelo día a día. Fomenta los deseos del Señor Eucaristía. Recita la Comunión Espiritual todas las veces que quieras. Sigue alguna Misa por la TV, que las hay todos los días, en muchas diócesis donde las iglesias están cerradas... Y convierte en oración tus deseos y tus angustias. ¡crecerás por dentro, -te lo aseguro! Y más de lo que te puedas imaginar; porque al que busca a Jesús, siempre Le encuentra: Él nunca se esconde.
24/03/20 5:30 PM
  
Mariana
GRACIAS!!! Padre José Luis.
Seguiré su consejo.

Rece por favor por mí....



Cuenta con ello, en la Misa especialmente.
24/03/20 9:03 PM
  
Martinna
#Fdo.: un párroco que celebra a puerta abierta, cerca de la zona 0, y que tiene miedo por sus fieles.#

Se te disculpa lo que escribes, debes de ser muy joven, por eso hablas con la arrogancia típica de quien se piensa que hasta que ha llegado el nada funcionaba.
Los muy mayores nos quedamos perplejos cuando tratáis de enseñarnos vuestra experiencia y buen hacer. No se entiende como han funcionado las cosas hasta que habéis llegado vosotros.
Si eres párroco como dices, que sepas lo mucho que hemos rezado y contribuido económicamente por el seminario y las vocaciones sacerdotales, para que seáis como Dios manda y deis frutos abundantes, por tantos dones que recibís de Dios gratuitamente. Esta bien que seas entregado y humilde como el siervo inútil del evangelio. No has inventado nada, hasta ahora todo te lo has encontrado hecho por tus mayores, se más considerado o nunca serás tan estupendo como te crees.
25/03/20 3:46 AM
  
José Antonio
Está claro, y como sacedote lo sufrimos.

Ahora reuerdo el título tan singular qure la misama Virgen escogió para darnos su bendita imagen en Sor Patrocinio:

OLVIDO, TIUNFO Y MISERICORDIAS...

"...¿No ves como está la españa?"
26/03/20 11:47 AM
  
Rexjhs
Muchas gracias, padre Aberasturi. Dios le bendiga.

Éste es tiempo de prueba. Y la Iglesia no está siguiendo la voluntad de Dios, pues en su mayor parte ha cerrado los templos y suspendido los sacramentos.

Recordemos la oración de Salomón en la dedicación del Templo de Jerusalén, cuando, ante cualquier problema, le pedía a los israelitas que fuesen a rezar al Templo, donde residía Dios Padre. Ahora no podemos ir a rezar a donde reside Dios Hijo, las Iglesias católicas, pues nos las han cerrado.

Ésta es la la cuarta petición de Salomón a Yahvé, recogida en el primer Libro de Reyes, capítulo 8.

"37 “Cuando haya hambre en la tierra, o peste, o roya, añublo, langosta, u otra clase de insectos, o cuando el enemigo asedie (a tu pueblo) en su país, en sus ciudades, o cuando haya plagas o enfermedades de cualquier clase, 38 si entonces uno en particular, o todo Israel, tu pueblo, se dirija a Ti con oraciones y súplicas, y si cada cual, reconociendo la plaga de su corazón, extiende sus manos hacia esta Casa,
39 escucha tú desde los cielos, lugar de tu morada, perdona y da a cada uno según sus caminos, pues tú conoces su corazón y sólo tú conoces el corazón de todos los hijos de los hombres... "
26/04/20 8:00 PM
  
José L.
He leído su artículo en Info catolica.

Bien, todo eso está muy bien.

Pero, con todos los respetos... todos vosotros, escritores de pluma elegante y fácil y no menos bachillería, que escribís desde vuestros despachos, que no os habéis encargado nunca de una oveja sobre el terreno y que no conocéis la angustia de elegir el bien pastoral concreto y realizable de pueblo de Dios en medio de estás circunstancias, mejor haríais prestándoos voluntarios para ir a cuidar enfermos en su agonía. Ahí se encuentra también ahora la presencia de Cristo. Vale ya, por favor.

Fdo.: un párroco que celebra a puerta abierta, cerca de la zona 0, y que tiene miedo por sus fieles.



Y tú, ¿qué sabes lo que yo hago o dejo de hacer, si ni siquiera me conoces? ¿Y qué criticas, si ni siquiera firmas dando la cara con tu nombre y apellidos, como hago yo? ¿Y cómo sé que lo que dices, que eres cura y demás es cierto, si te escudas en un nombre virtual o quimérico? Da la impre de que ahí se te acaba toda la honradez y toda tu valentía.
Un poquito más de seriedad, xfa, especialmente cuando criticas, injustamente, a un sacerdote, y sin dar la cara.
20/03/23 10:24 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.