La educación para la castidad

Tengo una hija en la edad de ciclón, la de diecisiete años. Gracias a Dios, estoy muy contento de ella y de su vida cristiana. Pero como está donde está, en el ambiente actual de la juventud, me cuenta de todo, naturalmente sin entrar en nombrar personas. Está en el ambiente de un instituto público, que por lo demás ya pasó un hermano suyo y ahora le espera a su otra hermana. Por otra parte, yo estoy inmerso en este mundo por mi profesión, pero desde una perspectiva distinta. Aprendo realmente más de lo que me cuenta llanamente y en confianza mi hija, que incluso de lo que yo mismo veo en los jóvenes, o de lo que puedo deducir de sus comentarios y entrevistas con ellos y con sus padres. En resumen, yo miro “desde fuera” y ella me lo cuenta “desde dentro”. Tal vez lo cuenta bastante bien y acertadamente, es posible, pero creo que merece la pena atender sus observaciones.

Me dice entre otras cosas, que hay toda una obsesión en perder la virginidad por parte de muchas chicas, demasiadas. Dice que por una parte lo ve como una consecuencia del ambiente tan cargado de sexo por todas partes. No es necesario tener una charla de las bordes sobre la “educación sexual” que se imparten en muchos centros, se trata de lo que se deja caer en muchas clases de distintas asignaturas, en resumen, que es normal practicar el sexo, y como consecuencia, protegerse de los efectos no deseados.

Pero más que eso todavía, es lo que transmiten los propios compañeros y compañeros. En resumen, se trata de que, en este tiempo de la igualdad y progreso, la chica sea sencilla y llanamente, hembra. Si quieres tener novio, por allí has de pasar, es el eslogan de la presión. Gracias a Dios, no todos ceden. Y lo mismo con los chicos, si quieres tener una novia, esa hembra para la alegría de tu cuerpo ha de ser.

Lo que más le sorprende es la tontuna de muchos padres, incluso cristianos, en cuanto a este tema. O no se habla, o tienen miedo de hablar, o de decir lo que hay que decir. En definitiva, falta mucho realismo cristiano. Y hablar también de los detalles, que para eso tenemos la boca y el cerebro. Porque puede ser que no se entra en el tema de la relación sexual consumada, pero sí por ejemplo, de la masturbación mutua. Las cosas no hay que darlas por sentadas, nada hay que darlo por sentado. La primera tentación en el desierto fue por el pan material, es decir, el diablo primero ataca al cuerpo, que es lo más fácil por donde coger a la persona. Normalmente es la puerta de entrada al resto. Nos recuerda san Pablo, todo pecado queda fuera, pero el de la impureza afecta al propio cuerpo. Esto se ha entendido y comentado no pocas veces como una obsesión por la sexualidad, de la que hay que liberarse. Todo lo contrario. Es precisamente la pureza lo que hay que cuidar como una virtud que fortalece y construye a la persona. Y viceversa, la impureza ha destrozado a tantos, sus efectos son tan dañinos que a veces es necesario un período muy largo de recuperación.

Por todo ello, es necesario, más que hablar de la sexualidad, que también, hablar de la virtud humana de la castidad, tan poco valorada hoy, y que hasta el final va a ser tan necesaria como siempre. La castidad nos corresponde a todos vivirla, a los célibes y a los casados, cada uno según su estado.

Presento los siguientes vídeos, de lo mejor de América, tan capaz de lo mejor y de lo peor. Seis en total, pero merece la pena que guardéis estos vídeos, que los comentéis a vuestros hijos, jóvenes, que como padres pidáis pues eso: la educación para la sexualidad. Dos jóvenes americanos hablan desde su experiencia, con el lenguaje de jóvenes de su tiempo, sobre la importancia de la castidad, de lo necesaria que es. De lo nefasto que es caer en la esclavitud del entorno, de su cuerpo y pasiones. La pornografía dura veinte minutos y para recuperarse de ella necesitas veinte años. Hablan de su lucha, de su salida de las redes de babas esclavizantes (esto es mi comentario). Su entusiasmo es contagioso, son capaces de transmitirlo porque es verdadero, digno de hombre y mujer. Saben de lo que hablan. ¡Disfruten!

Pongo primero enlaces (Amor sin remordimiento), para que los tengáis, luego van los vídeos.
http://www.youtube.com/watch?v=_HLZWd0hfz8
http://www.youtube.com/watch?v=pIZGNlg9DAM&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=Ez_s9dMvPJY&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=tVlic6EzLQw&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=ZsJq83EcC_g&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=qWmvxUEnuDA&feature=related

43 comentarios

  
Corberó
"La pornografía dura veinte minutos y para recuperarse de ella necesitas veinte años."
Anonadado me he quedado, y me ha salido un pareado, vaya, otro.
¿Qué clase de pornografía ha visto usted?, ¿no será cosa suya el que necesite 20 años para "recuperarse"?.
En lo que sí le puedo dar la razón es en la absurda competición que se establece para ver quien deja de ser virgen antes. Al sexo hay que llegar cuando cada [email protected] lo considere oportuno, y digo cada [email protected], no la presión de [email protected] colegas, de la publicidad, el cine, etcétera.
El que quiera tomar el camino de la castidad, pues perfecto y respetable, para él. Lo que no se puede es estigmatizar a la gente por sus decisiones en este tema, sean mantenerse castos y puros o ser el más promíscuo de los mortales.
Lo único que debe ser infranqueable es que una relación sexual ha de ser consentida por ambas partes y que se de en condiciones que permitan una elección libre y consciente. Como no es posible comprobar cada caso individual, la ley debe establecer cuando eso puede darse por asumido.
27/07/11 11:30 AM
  
José María Iraburu
Milenko
me alegro de que hables del tema de la castidad y del pudor. Tiene bemoles que estando tan desencadenada la lujuria por el Diablo en el mundo pagano y también en el pueblo cristiano apenas se predique sobre esas virtudes. ¿Cómo podrá vencerse entonces ese mal, si no se combate su oscuridad con la luz de la Palabra divina? Es lo que hacía SPablo con los corintios, en los que según les dice, "es ya público que reina entre vosotros la fornicación" (1Cor 5).

Aunque la relación causa-efecto es la inversa: está tan mal la castidad porque no se predica el Evangelio del pudor y de la castidad.

Es una virtud menor en comparación de otras más altas, está en el comienzo de la escalera. Pero si consigue el Diablo que la persona se quede trabada ya en esos primeros escalones, se acabó la vida espiritual: ya no puede ir adelante. Hasta que se arrepienta, claro. Pero no se arrepentirá si no le predican de palabra o de ejemplo. Verá impudor y lujuria como una liberación, como algo inherente al ser humano: normal, necesario, natural, inevitable.

Y no es así. Es una falsificación perversa del hombre y de la mujer, y de la relación que debe haber entre ellos.

http://infocatolica.com/blog/reforma.php/10-el-pudor-i
27/07/11 11:30 AM
  
José María Iraburu
Ahí tienes, Milenko, cuál es la mentalidad del mundo pagano, expresada en Corberó.

En los tres artículos que dediqué en mi blog al tema del pudor (y de la castidad, claro) hubo un número anormalmente alto de visitas. Se da tan poca luz de Evangelio sobre esos temas que cuando se predica son muchos los que se quedan deslumbrados por la verdad y la belleza de la castidad. Otros, claro, salen como Corberó, defendiendo la verdad de la mentira.
27/07/11 11:36 AM
  
Corberó
Le agradezco de ahora y hasta el fin de mis días al Sr. Iraburu que haya tenido a bien hacerme ver que él está en posesión de la verdad y yo no soy más que un propagador de la mentira ( un esbirro del Diablo, sin duda ).
Pues nada, que me alegro mucho de que una mente tan elevada como la suya haya dedicado tiempo a mi humilde persona. Ahora, si no le importa, seguiré viviendo y pensando como me parezca, procurando no dañar ni perjudicar al prójimo ( cosa que ustedes no siempre hacen ), aunque el prójimo piense de mi como usted lo hace. Nos veremos en el Cielo o en el Infierno, o no nos veremos, vaya usted a saber, uy!, perdón, que usted sí lo sabe, que se lo ha dicho Dios.
27/07/11 11:53 AM
  
Sergio
Padre Iraburu: hay que tener cuidado con ciertos temas pues usted mejor que nadie sabe que la salvación o condenación no depende de lo que uno haga o deje de hacer, sino que es un don de la Gracia de Dios. Es evidente que usted está en Gracia de Dios, no así Corberó, a quien seguramente el Diablo lleve ya tiempo guiándolo en el camino hacia la condenación.
27/07/11 1:06 PM
  
Ricardo de Argentina
Sergio, ¿eres protestante, verdad?. Eso que has dicho ("la salvación o condenación no depende de lo que uno haga o deje") es netamente protestante.
La verdad es que la salvación depende, sí, de una inciativa de Dios, que te da la gracia, pero también de tu respuesta, que consiste en actuar acorde a la divina voluntad. Y si tus obras ofenden a Dios, no hay salvación.
27/07/11 1:50 PM
  
Spir
Por posts como éste es por lo que merece la pena entrar en Infocatólica todos los días. Aunque demasiado a menudo uno se encuentre con discusiones inútiles y hasta absurdas. Gracias, gracias, gracias.

Yo ya sabía de la existencia de esta pareja y había leído algún libro suyo, pero escucharlos me ha tocado. ¡Me han entrado ganas terribles de ir a misa todos los días! Y eso sí que es increíble. Si alguno tiene algo de tiempo que rece por mi noviazgo, se lo agradeceré :)
27/07/11 1:53 PM
  
Ricardo de Argentina
Corberó, ya está bien hombre. Ya bien sabemos que eres mundano, falta que nos enteremos que eres tonto.
Si con lo segundo que has escrito has creído que refutabas o confrontabas la opinión del Padre, debo desilusionarte. Lo que has conseguido es confirmar de manera contundente el certero diagnóstico que sobre ti hizo Don José María.
27/07/11 1:55 PM
  
Sergio
Ricardo: sé por dónde vas y creo que me has malinterpretado. Soy católico, no protestante. A lo que me refiero es que la Gracia de Dios ya lleva en sí implícita todas las demás virtudes cristianas (las cardinales y las teologales). Ten por seguro que Dios no otorga su Gracia a quien no practica la caridad con sus hermanos.
27/07/11 2:08 PM
  
Luis Fernando
Sergio, más bien es imposible practicar la caridad con los hermanos si no se es asistido por la gracia de Dios.
27/07/11 2:19 PM
  
Sergio
Efectivamente, la causa es la Gracia, la consecuencia las obras. ("Por sus frutos los conoceréis")
27/07/11 2:27 PM
  
Ricardo de Argentina
No Sergio, las obras no son consecuencia de la gracia, las obras dependen de nuestro libre albedrío, del uso que hagamos de nuestra libertad.
Tú piensas que las malas obras son consecuencia de que Dios previamente ha negado la gracia. Eso es predestinación protestante pura y dura. Dios no niega la gracia a ningún alma, pues quiere que todas se salven. Es el hombre, haciendo uso (malo o bueno) de su libertad, quien decide seguir el movimiento de la gracia o enfrentarlo, rechazarlo.
27/07/11 3:06 PM
  
Sergio
Yo creo que es una mezcla de ambas cosas: necesitamos una ayuda de lo alto y necesitamos de las obras llevadas a cabo por nuestra propia voluntad. Sin Gracia nada somos, al igual que no somos nada sin obras. Una parte depende de nosotros, pero la otra depende de Él, y eso ya no lo elegimos nosotros.
27/07/11 3:13 PM
  
Milenko
Desde luego, no esperaba esta reacción. Estaba ausente unas horas, y ya empezaron los tiros.
Gracias por el apoyo; en cuanto a las críticas, lamentablemente no son hacia mi persona, sino a algo de lo más positivo con lo que me encontré últimamente.
En fin, es un tema por el que merece la pena luchar.
27/07/11 4:32 PM
  
Ricardo de Argentina
Esa asociación entre Dios y el hombre a los efectos de su salvación, es un viejo invento del semipelagianismo.
Creo que es un pelín mejor que el protestantismo, pero igual te quedas afuera de la verdad católica.
27/07/11 4:34 PM
  
Ricardo de Argentina
(mi mensaje era una respuesta al último de Sergio)
27/07/11 4:35 PM
  
Forestier
Al leer el artículo, lo primero que me ha venido a la mente es felicitar a Milenko por tener una hija con tanta personalidad y buena doctrina. Pues, a pesar, de estos ambientes malsanos que existen en los Institutos de Secundaria, sabe ser sincera con su padre y mantener de forma positiva sus propias convicciones. Sin duda es un faro de luz en medio de la oscuridad respecto al comportamiento del ser humano en la cuestión de la pureza y la castidad. San Pablo nos recuerda que quien pone sus objetivos en los placeres de la carne, no está capacitado para saborear los dones del espíritu. Pero de este tema, que en muchos medios de comunicación se informa sólo desde el punto de vista biológico, podríamos hablar largo y tendido. Solo apuntar, como en tantas cosas, que la desorientación en esta cuestión es fundamentalmente un desconocimiento antropológico, al ignorar la dignidad de la persona humana.
27/07/11 4:41 PM
  
Milenko
Gracias Forestier, no debemos avergonzarnos de nuestra forma de pensar. Es un regalo de Cristo que debemos compartir para el bien de todos.
Y gracias a Dios conozco bastante personas que se emplean en esto, no hay que cansarse ni desesperarse. También pienso que este mundo debe estar pensando ya en estar de vuelta de tantos experimentos que lo arrastraban hacia... nada.
27/07/11 5:07 PM
  
Remy Lebeau
Pensaba que no podía estar de acuerdo, pero vamos, asi a grandes rasgos, estoy de acuerdo con el post.
27/07/11 5:53 PM
  
Catholicus
La castidad es fundamental. No comprendo como la Iglesia se avergüenza de esas enseñanzas que nos hacen verdaderamente viriles y no unos depredadores que ven en cada mujer un objeto a prostituir en vez de un tesoro a respetar y a tratar con especial delicadeza.

No importa que ellas se prostituyan y hayan perdido el pudor, el combate individual nuestro nos hace viriles y nos curte el carácter.

Un hombre no puede serlo si no es él quien domina sus instintos, quien doma sus pasiones.

No es solo la ideología de género y la expansión de la cultura sodomita, hay un claro plan de amaneramiento del hombre, de convertirlo en blandiblub a base de demonizarlo si osa mantener, aunque solo sea de palabra, una serie de virtudes que forman carácteres recios. Esto se enseñaba toda la vida, la "forja" a hierro del carácter del cristiano. así venía en las películas jesuitas. Todo eso se ha perdido..

Hasta en la estética lo vemos. Ya no podemos ondear banderas, levantar estandartes, vestir capas. Ahora toca la gorrita de beisbol, el aplaudidor y los globitos....

Se ha creado un jesusismo yeyé, donde el hombre ya no debe seguir a Cristo como hombre, sino como yeyé. Y donde el hombre debe dejar de ser hombre para acomodarse a la mujer. Suavones, afeminados y de falsa sensibilidad. No importa que a ellas les "guste" eso, es solo momentáneo, luego no te respetan porque su alma pide un hombre, no les llena ni admiran al hombre que se quiere crear, suave, amoldable y falsamente "tolerante".

Como si ya no debiésemos tener un Señor a quien servir como buenos caballeros cristianos sino tan solo un amiguete sensiblero que nos lava las lágrimas de los ojos. Los modelos imaginarios errados destrozan una generación. El hombre necesita modelos imaginarios exigentes, pues si no..¿a qué tenderá?

Y ahí no se puede llegar si la falta de castidad no se convierte en primordial enemigo, por más que la falta de todo decoro de la mujer moderna no ayude en absoluto.

Si no cambiamos nosotros no cambiaremos el mundo. Los pastores saben perfectamente esto, y necesitamos, España entera, que ellos se quiten los miedos y vuelvan a educar caballeros cristianos íntegros.
27/07/11 7:10 PM
  
clara
Estoy completamente de acuerdo que hay que hablar a los hijos entrando en el detalle.

El problema de la impureza en la juventud católica, es muchas veces la vergüenza por ir a confesarse, y si uno no se confiesa se va complicando la vuelta al estado de gracia. Por eso, creo que hay que proponer el sacramento del perdón como una ayuda insustituible. El perdón cura, libera y fortalece.
27/07/11 7:23 PM
  
Remy Lebeau
Catholicus, intenta hacer ese ejercicio que has hecho pero desde el punto de vista femenino.
27/07/11 7:32 PM
  
Remy Lebeau
No comprendo como la Iglesia se avergüenza de esas enseñanzas que nos hacen verdaderamente viriles
Y a las mujeres que las hace?
No importa que ellas se prostituyan y hayan perdido el pudor, el combate individual nuestro nos hace viriles y nos curte el carácter
¿Todas?
No es solo la ideología de género y la expansión de la cultura sodomita, hay un claro plan de amaneramiento del hombre, de convertirlo en blandiblub a base de demonizarlo si osa mantener, aunque solo sea de palabra, una serie de virtudes que forman carácteres recios. Esto se enseñaba toda la vida, la "forja" a hierro del carácter del cristiano. así venía en las películas jesuitas. Todo eso se ha perdido..
¿Te refieres a esto? http://www.quedeletras.com/letra-cancion-violencia-machista-bajar-22368/disco-planeta-eskoria/ska-p-violencia-machista.html
Ya no podemos ondear banderas, levantar estandartes, vestir capas
¿Te refieres a esto ? Ondear banderas, siempre que hay un partido de la selección yo las veo por todas las calles, vestir capas?? Te crees batman??
27/07/11 7:46 PM
  
Ricardo de Argentina
Bueno Milenko, al fin me hice tiempo para ver los videos. Son muy buenos, igual que el post. Le daré la máxima difusión a mi alcance entre gente joven. Vale la pena. Quizás para algunos sea la única ocasión que tengan de que alguien les hable así en su vida.
27/07/11 7:52 PM
  
Ricardo de Argentina
Sergio, en el blos "No sin grave daño", hay un mensaje del bloguero del 26/7 a las 4:24 que explica ampliamente la tremática del semipelagianismo y del auxilio de la gracia.
Es una cuestión muy actual y muy interesante.
27/07/11 8:18 PM
  
Catholicus
Catholicus, intenta hacer ese ejercicio que has hecho pero desde el punto de vista femenino.
___________

Estoy vacunado de esas mamarrachadas; no puedo, soy varón y ellas son distintas.
27/07/11 8:30 PM
  
Remy Lebeau
Estoy vacunado de esas mamarrachadas; no puedo, soy varón y ellas son distintas.
Jajajajajajajaja, o sea, que eres incapaz de realizar un ejercicio de empatia, lo suponia. Decir que la empatía es una mamarrachada define como eres.
No, no eres varón, debido a que eres incapaz de reconocer los sentimientos ajenos, con lo cual la empatía a ti se te queda muy lejos.
27/07/11 8:39 PM
  
Remy Lebeau
ellas son distintas
Distintas a que???
27/07/11 8:44 PM
  
Vicente Carreño Gil
"¿Te refieres a esto? http://www.quedeletras.com/letra-cancion-violencia-machista-bajar-22368/disco-planeta-eskoria/ska-p-violencia-machista.html"

Remy, un hombre de verdad no se emborracha, no maltrata a ninguna mujer y menos a su esposa; tampoco abusa de su fuerza física ni busca compararse con otros hombres a ver quien es el más macho que bebe más o hace más el bestia o competir a ver quien es el que tiene más...
No confundamos la virilidad con la fanfarronería y el ser un bruto.
La virilidad es una cualidad del alma, sea lo que ésta sea. Una cualidad que se manifiesta en los actos. Y, como es una cualidad del alma, no se percibe con los sentidos, no tiene peso, no se mide. Sobre todo, no se mide. (Sospecho que esta última frase va a ser censurada.)
27/07/11 9:05 PM
  
Remey lebeau
Muy bien Vicente, si los hombres tienen virilidad, las mujeres que tienen?
27/07/11 9:09 PM
  
Vicente Carreño Gil
Distintas a que???

Pues a los hombres; y los hombres distintos a las mujeres. La manera de ser de uno y otra son diferentes. Con todos sus matices y excepciones, claro.
27/07/11 9:10 PM
  
Remey lebeau
Estimado Vicente, y por esa razón catholicus no puede realizar un ejercicio de empatía???
27/07/11 9:13 PM
  
Vicente Carreño Gil
"Muy bien Vicente, si los hombres tienen virilidad, las mujeres que tienen?"

Feminidad, claro. Pero es que esa feminidad no tiene por qué estar reñida con la reciedumbre y la valentía, que no marimachonería. Ver, si no, las mujeres del Antiguo Testamento: Sara, Rebeca, Judith, Esther...
Al igual que la virilidad del hombre no tiene por qué estar reñida con la delicadeza, que no sensiblería y blandenguería.
27/07/11 9:16 PM
  
Vicente Carreño Gil
"Estimado Vicente, y por esa razón catholicus no puede realizar un ejercicio de empatía???"

Bueno, habría que hacer un ejercicio de empatía para, a su vez, saber por qué no puede él hacer un ejercicio de empatía.
27/07/11 9:25 PM
  
Remey lebeau
Exactamente.
27/07/11 9:28 PM
  
Catholicus
Por qué no llamáis a las damas y que empaticen conmigo?
:-)

Aquí se me pide meterme en el corazón/cabeza femeninos. Eso es muuucho más que un simple ejercicio de empatía. Es un viaje a los más profundos misterios indescifrables para mí.

27/07/11 9:34 PM
  
Catholicus
"ellas son distintas
Distintas a que???"

A los varones quizás?

Jesús, con el el perroflautismo filosófico de este "hombre".
27/07/11 9:37 PM
  
Catholicus
¿Qué no entiendes de esto Lemy?¿Qué hay que no se pueda entender desde ambos sexos?:

___
No comprendo como la Iglesia se avergüenza de esas enseñanzas que nos hacen verdaderamente viriles y no unos depredadores que ven en cada mujer un objeto a prostituir en vez de un tesoro a respetar y a tratar con especial delicadeza.

No importa que ellas se prostituyan y hayan perdido el pudor, el combate individual nuestro nos hace viriles y nos curte el carácter.

Un hombre no puede serlo si no es él quien domina sus instintos, quien doma sus pasiones.
____
27/07/11 9:40 PM
  
Milenko
Publicidad:
El próximo post, sobre un tema diferente, va a ser una bomba. Que cada uno traiga la suya. Calentad los motores.
27/07/11 9:57 PM
  
Catholicus
Bueno, pero danos más de boxeadores
27/07/11 10:11 PM
  
Luis Fernando
Sergio, yo que tú le echaría un vistazo a los artículos del P. Iraburu sobre la gracia.
27/07/11 11:13 PM
  
Lucas
El consumo de pornografía, además de ser un acto inmoral, pues la pornografía reduce el amor humano a pura zoología, es un acto irracional (en el sentido peyorativo del término), dado que es análogo al que cometería un hambriento que se contentase, para saciar su hambre, con contemplar las fotos de suculentos platos de comida, o de otros degustándolos. Hce falta ser tontos para servir como agentes del enriquecimiento de empresarios sin escrúpulos morales, que cosifican el amor humano, reduciéndolo a mercancía inane.
28/07/11 12:01 AM
  
Forestier
Luis Fernando: Dios cuando da. da de verdad, sin mixtificaciones ni rebajas, es el máximo davidoso. No juega con nosotros como si fueramos títeres de feria. Si nos ha dado libertad, nos la ha dado radicalmente, en estricta propiedad privada. Lutero no entendió esta concepción de la libertad (ver su diatriba con Erasmo) por su concepción unívoca (no análoga) de la relación de la criatura con Dios, y consideraba que a mayor libertad del hombre menos libertad en Dios y viceversa. Digo esto, porque el ser humano puede decir "no" a la gracia divina, y Dios respeta esta terrible decisión. Por tanto, el ser humano tiene el enorme poder, mediante la libertad donada, en rechazar la misma gracia. A veces nos da cierto temor admitir la radicalidad de la libertad (sólo desde "la libertad radical" se entiende la realidad de la eterna condenación) porque pensamos que rozamos el pelagianismo. Pero Pelagio, decía que todo depende del esfuerzo humano sin necesidad de la gracia, que es miuy diferente a lo que he argumentado.
28/07/11 12:32 AM

Los comentarios están cerrados para esta publicación.