InfoCatólica / Blog de nuestros lectores / Categoría: Cartas al Director

10.11.14

¿Libertad religiosa? Malas noticias

Ahora que están tan de moda, si por corrupción entendemos «vicio o abuso introducido en las cosas no materiales» (RAE), y por terrorismo la «sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror» (ídem); sí, a continuación voy a hablar, en parte, de terrorismo y de corrupción.

Acaba de publicarse el Informe de la Libertad Religiosa en el Mundo (2014) que todos los años se encarga de elaborar Ayuda a la Iglesia Necesitada, fundación de la Santa Sede que se ocupa, entre otras muchas acciones, de vigilar y denunciar el incumplimiento y vulneración del derecho a la libertad religiosa. Y en estos tiempos, en los que todos nos atragantamos apelando a los «derechos humanos», no está de más recordar que el artículo 18 de la Declaración que lleva su nombre establece: «Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia»; menos para los cristianos, podríamos añadir.

Conviene darse una vuelta por el mencionado informe, y constatar que vivimos una época de gran deterioro en lo que al ejercicio del derecho a la libertad religiosa se refiere, de forma sorprendente en los países occidentales; que predominan los países musulmanes en la lista de los Estados con las violaciones más graves de la libertad religiosa; que los cristianos siguen siendo la «minoría» religiosa más perseguida; que en menor medida, pero también, los musulmanes (en no pocas ocasiones por sus propios «hermanos»); que empieza a ser preocupante el auge de la violencia sobre los judíos en Europa Occidental; que los países de esta parte de Europa, hasta hace poco mayoritariamente cristianos y racialmente homogéneos, se parecen cada vez más a las sociedades multiconfesionales y variadas de Oriente Medio, lo que implica un incremento en las tensiones políticas y sociales, etc., etc., etc. Sí, sí, que sí, como Shahzad y Shama, una pareja de cristianos que el martes pasado fueron asesinados a golpes, en la localidad de Kot Radha Kishan (Pakistán), por una muchedumbre de musulmanes. O ahí tenemos el caso, desgraciadamente famoso, de Aasia Bibi. Y casos como estos, «setenta veces siete» (Mt 18, 21).

Pero no puedo concluir estas líneas sin apelar a lo que está ocurriendo en Hispania, España, otrora unida por la misma fe. El premio gordo de la semana se lo lleva el Museo Reina Sofía (Madrid), y que para colmo cuenta con un presupuesto –público- de 30 millones de euros. En sus instalaciones podemos ver estos días una obra, bochornosa (todo menos arte), titulada Cajita de fósforos, consistente en dos cajas de cerillas: una, de pie, con el capuchón levantado, los fósforos al descubierto y la imagen de una iglesia en llamas; la otra, al lado, tumbada sobre un puñado de cerillas, y un cartel que dice así: «la única Iglesia que ilumina es la que arde. ¡Contribuya!». Me imagino que más de uno y más de dos lectores sentirá lo que servidor, un asco profundo y una repugnancia enorme hacia los miserables que han hecho posible esa canallada, y me refiero tanto a las autoras de esa basura (el colectivo feminista argentino Mujeres Públicas está detrás) como al sectario, demagogo y corrompido director del museo, Manuel Borja- Villel, que tendrá que hacer frente a la querella que le han puesto por consentir la exposición de semejante bodrio.

¿Pero a que no adivinan que es lo mejor? ¿Sí? Que no, que viene ahora. El Comité Internacional de Museos y Colecciones de Arte Moderno (CIMAM), la Confederación Internacional de Arte Contemporáneo y el Consorcio de Galerías de Arte de España expresaron el pasado miércoles su apoyo al director del museo. ¿Cómo? Pues en estos términos: «Las instituciones artísticas están para la libertad, el respeto y el debate, nunca para la represión, la violencia y la censura», ¡ojo! Y, pobrecitos ellos, expresa el CIMAM su «profunda preocupación por las acciones contra la libertad artística y los valores de diálogo defendidos por el Museo Reina Sofía», ahí, ahí, con un par.

Empezó Herodes, y continúan todos estos personajes ignominiosos. Lástima de podredumbre, que terminará ahogándose en sus propios vómitos. Y cobardes. Si en vez de una iglesia hubieran representado una mezquita, el mundo musulmán les hubiera explotado en la cara, y veríamos a ver si no estarían ya muertos. O nosotros.

Juan Pablo L. Torrillas

22.10.14

Tres sacerdotes chilenos denunciados a la Congregación de la Fe

Gran revuelo ha causado la información publicada el domingo 12 de octubre por el diario La Tercera acerca de tres conocidos sacerdotes chilenos, Felipe Berríos S.J., José Aldunate S.J. y Mariano Puga, que han sido acusados ante la Congregación para la Doctrina de la Fe. La noticia original señalaba que había sido el Arzobispo de Santiago, el Cardenal Ricardo Ezzati quien había realizado la acusación. Pero después se supo que la acusación había tenido otro origen, hasta ahora desconocido, y que la labor del Cardenal había sido sólo la de informar ante un requerimiento de la Nunciatura Apostólica… ¿Cuál es el motivo de la acusación? Los hechos son de público conocimiento.

Tres disidentes

El 24 de Junio, el P. Felipe Berríos, en el programa de televisión El Informante, se manifestó abiertamente partidario del matrimonio homosexual, señalando incluso que la homosexualidad le ha ayudado “a ampliar su concepción de la sexualidad”. El mismo mensaje lo ha reiterado en entrevistas sucesivas, además de relativizar la postura de la Iglesia sobre el aborto y criticar acerbamente la figura de San Juan Pablo II. El P. José Aldunate, por su parte, antiguo profesor de teología moral, entrevistado por el semanario The Clinic, el 24 de agosto, se mostró partidario del aborto terapéutico y en caso de violación. Y también avaló el matrimonio homosexual. Incluso apoyó la posibilidad de “papisas” en la Iglesia. Y el P. Mariano Puga, finalmente, el 6 de junio, en entrevista a La Segunda, también señaló que en los llamados casos límites, el aborto debe ser “una decisión de la mamá”.

Se trata, por tanto, de tres sacerdotes que han defendido públicamente una postura contraria al Magisterio de la Iglesia, con el agravante de que ellos tienen un gran ascendiente ante la opinión pública, por el compromiso social y político que han tenido. En el debate público abundantemente suscitado, en buena parte se ha conseguido presentar a los tres sacerdotes como víctimas de una persecución de grupos retrógrados en la Iglesia que actuarían amparados en el secretismo.

Algunos, entre ellos varios jesuitas, se han mostrado ávidos de saber quiénes han sido los acusadores. Pero cuando los hechos son públicos, ¿es lo más importante saber quién hace la denuncia? ¿Por qué tanto afán de saberlo? ¿No será para poder ajusticiarlos mediáticamente, como sus defensores saben hacerlo tan hábilmente? Otros, como el P. Fernando Montes S.J., rector de la Universidad Alberto Hurtado, han falseado el tema, pretendiendo que los sacerdotes son perseguidos por defender a los pobres y criticar las injusticias: estos sacerdotes, señaló, “son una crítica viviente frente a un sistema muy clasista y segregador, y eso no se los perdonarán y harán acusaciones”. Llegados a este punto, es útil intentar aclarar algunos de tantos malos entendidos:

Libertad de expresión en la Iglesia

El 18 de octubre, un grupo de connotados laicos católicos, entre ellos el decano de la facultad de teología de la Universidad Católica de Valparaíso, envía una carta a El Mercurio, abogando por la tolerancia y libertad de expresión en la Iglesia. El mismo P. Fernando Montes declara al respecto que sería nefasto que un cristiano no pueda dar su opinión si lo hace con honestidad, correctamente”. Pero, ¿tiene algún límite esta libertad de opinión? Temas como el aborto y la calificación moral de la conducta homosexual, ¿son verdaderamente opinables? ¿Puede un sacerdote disentir públicamente del magisterio auténtico de la Iglesia? En lo que respecta al aborto directo, su carácter gravemente inmoral se puede considerar como doctrina definitiva, que ha sido enseñada de modo infalible por el Magisterio ordinario y universal del Papa y de los obispos en comunión con él (cf. Evangelium Vitae 62). En el caso de la enseñanza acerca de la inmoralidad de la práctica de la homosexualidad, la carta de la Congregación para la Doctrina de la Fe sobre la atención pastoral a las personas homosexuales subraya que se trata de una enseñanza basada en el testimonio unánime de la Escritura y de la Tradición, por lo que todos en la Iglesia tienen que ser concordes en ella. No estamos, por tanto, ante cosas opinables.

Leer más... »

28.09.14

Contra el acoso a Santa Catalina Labouré

La Parroquia Santa Catalina Labouré empezó su andadura en la capilla de los institutos públicos Calderón de la Barca y Emperatriz María de Austria de la calle Antonio Leyva de Madrid.

En el año 1988 El Ayuntamiento de Madrid realiza una expropiación denominada «Glorieta Elíptica 11.3», desde la calle de la Vía hasta la calle Arroyo Opañel y de la calle Mercedes Domingo hasta calle Antonio Leyva. En los planos de este proyecto aparece una parcela destinada a «Equipamiento Alternativo» con una superficie de 3865 m2. Dentro del Plan General de Urbanismo Municipal se contempla como equipamiento la construcción de un centro religioso.

El 23 de junio de 1992 se realiza una permuta entre el Arzobispado de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid. En esta parcela se construirá la nueva Parroquia de Santa Catalina Labouré, situada en la calle Arroyo de Opañel número 29. Un año después, el 20 de mayo de 1993 se firman las escrituras.

En el primer anteproyecto se pensó en construir una iglesia con un seminario, después se modificó para hacer salas, salón de ancianos, vivienda para los sacerdotes, campanario y otros espacios. En estos años se empiezan a pedir donativos por fases para la construcción de la nueva parroquia, en concreto la primera fase: capilla, salón de ancianos, salas, biblioteca, viviendas sacerdotes, almacenes y otros.

Después de unos años, se informa en la revista parroquial «Duc in altum» de otro anteproyecto para la tercera fase, en el que se construiría un polideportivo. Para este anteproyecto no se empiezan a recoger donativos, ya que todavía se está pagando la primera fase y se está construyendo la segunda (Templo, salas y campanario). Para el anteproyecto del polideportivo no se pide licencia de obra ni se hace un estudio arquitectónico, sólo se publica un boceto.

En marzo del 2014 la parroquia anuncia el nuevo proyecto para la tercera fase que consta de jardines con una capilla, más salas, salón de la Palabra, hall para ágapes, almacenes, 25 plazas de aparcamiento (obligatorio por el Ayuntamiento de Madrid) y una cripta subterránea. Se obtiene la licencia en febrero de 2012 y se cuelga en la cristalera de la parroquia en la misma fecha. Se explica a los vecinos y los feligreses con naturalidad y se les anima a colaborar.

Leer más... »

25.08.14

Algunas sugerencias sobre la Santa Misa

Después de leer el admirable estudio sobre la Santa Misa del Padre Iraburu, me permito, humildemente, hacer unas sugerencias de «menor cuantía» para la mejor celebración de la misma.
1. Puntualidad. Por respeto al Señor, al celebrante y a todos los asistentes.
2. Irse colocando todos en los primeros bancos cerca del Misterio, formando una «comunidad» unida fraternalmente. (No comprendo que estando la Iglesia casi vacía alguien ocupe un sitio en la fila 22. No lo comprendo. ¿Está reñido con los de delante?)
3. Que el celebrante lleve siempre casulla.
4. Acto penitencial. Que los fieles también se den golpe en el pecho.
5. «Gloria a Dios en el cielo». Esto sólo lo hice el celebrante y el pueblo sigue «…y en la tierra…», y así sólo da gloria a Dios el celebrante. Convendría una invocación del celebrante y que el Gloria los recemos todos íntegramente (como se hace con el Padre Nuestro). Por ejemplo que diga el sacerdote: «Glorificamos a Dios», o «Glorifiquemos a Dios Padre Hijo y Espíritu Santo».
6. Salmo. Leerlo sin interrupciones: se «pierde el hilo» si se hace caso al lector, no se sabe qué hay que decir, cuándo hay que decir (A menos que otro sacerdote pronuncie un lamentable: ¡Todos!). Al final, dice el celebrante la primera frase y todos la repetimos.

Leer más... »

25.07.14

Jóvenes de San José quieren fundar en Madrid

Soy miembro de la Asociación Benéfica Jóvenes de San José desde hace unos años, y la verdad, que esta experiencia ha cambiado mi vida, ha cambiado el planteamiento que yo tenía a la hora de considerar las cosas verdaderamente importantes de mi día a día. Ahora queremos fundar Jóvenes de San José en Madrid, y esto supone para mi inmensa alegría, me gustaría exponerles un poco mi experiencia que creo puede servir para otros que vayan a formar parte de Jóvenes de San José tanto en Barcelona como en Madrid.
Yo entré en Jóvenes de San José porque me invitó un amigo, al principio pensé que era más de lo mismo, una asociación más que ayuda a los indigentes, sin embargo, no fue así para mí, porque yo me encontré con Dios en las calles de Barcelona. Quizá es normal, dada la forma de trabajar que tienen, empiezan con una reunión en la que se reza, se predica a los chicos sobre algún tema, y durante toda la salida siempre hay algún encargado de rezar el Santo Rosario para pedir constantemente por la salida, para que sea todo un éxito y produzca muchos frutos de conversión a las personas que vamos a visitar.

Leer más... »