21.12.20

Conozca todo lo relativo a las principales costumbres y tradiciones en torno a la Navidad

Rodolfo Vargas, teólogo e historiador. Presidente de la Sodalitas Pastor Angelicus y de la Asociación Cultural Roma Æterna. Ha publicado una biografía de Benedicto XVI y es un gran devoto y estudioso de la figura de Pío XII. A través de esta entrevista hace un completo repaso a todos los elementos externos que ayudan a vivir internamente la Navidad.

¿Por qué la Navidad es una fiesta de resonancia universal?

Ya sólo el hecho de que todo el planeta se rija oficialmente por el calendario cristiano, que divide la Historia en antes y después del nacimiento de Jesucristo, indica la trascendencia que tienen estas fechas para la humanidad en general. Alrededor de ellas ha surgido toda una cultura, que se manifiesta en dos estilos de celebración: el sagrado y el profano. El primero se centra en la fe en el misterio de la Encarnación del Verbo y en los valores que de ella se derivan; por eso es, sobre todo, una fiesta de la familia (la familia humana debe estar imbuida del espíritu de la Sagrada Familia, que es, a su vez, espejo de la Familia Trinitaria). El otro estilo de celebración de la Navidad se ha apropiado de la festividad cristiana, fagocitándola, vaciándola de su sentido primigenio y transformándola en una mera ocasión para el ocio y la diversión, sin ningún sentido religioso o con éste muy amortiguado y ahogado por la fiebre consumista y comercial que todo lo invade. Ya el saludo con el que se felicita en este período denuncia el estilo de celebración que se asume: “Feliz Navidad” al modo cristiano; “Felices Fiestas” al modo paganizante que se ha puesto de moda. El presente escrito busca el sentido católico de la entrañable festividad que nos recuerda el nacimiento del Hijo de Dios según la carne.

¿Qué nos puede decir de los principales adornos navideños y de su historia?

Los dos principales son el belén y el abeto navideño. El primero es de más antigua e inequívoca tradición cristiana, pues fue san Francisco de Asís quien, en la Nochebuena de 1223, inauguró la costumbre de escenificar el nacimiento del Señor. En una gruta del monte Lacerote, cerca del castillo de Greccio en Umbría, dispuso un pesebre hecho con paja y sobre él colocó una imagen del Niño Jesús, haciendo traer junto a él a un buey y un asno vivos. Desde entonces en los conventos de las órdenes seráficas se hizo común la práctica de representar el portal de Belén por Navidad, lo cual pronto fue imitado por el pueblo fiel. Con el tiempo se fueron añadiendo personajes y otros elementos de modo que los belenes se llegaron a convertir en todo un arte, descollando en éste Nápoles, España y las Indias.

¿Cuál es el núcleo esencial del pesebre?

El núcleo esencial del pesebre –y que basta para armarlo– es lo que se llama el Misterio, es decir: Jesús, María y José, que son los protagonistas de la Navidad. El buey o la vaca y el asno o la mula suelen ser infaltables aunque, como el resto de elementos, no sean imprescindibles. Pero es hermoso considerar que Jesús viene a restaurar todas las cosas y entre ellas la primigenia armonía de la Creación, la que existió en el Paraíso terrenal entre todas las criaturas salidas de la mano bondadosa del Padre. Los ángeles también constituyen parte del nacimiento, pues fueron ellos los que cantaron el “Gloria in excelsis” en la primera Nochebuena y anunciaron la gran noticia a los pastores. Éstos son asimismo representados con sus rebaños yendo a adorar al Niño. Los Reyes Magos tampoco faltan y en los belenes más elaborados figuran con sus animales de viaje y sus séquitos. En fin, a veces, la escena de la Navidad se inserta en un marco monumental y se representa ya no sólo el portal o cueva donde nació Jesús, sino toda la ciudad de Belén con escenas costumbristas.

Leer más... »

18.12.20

Lidia Falcón denuncia que los transexuales quieren abolir la realidad y la promoción de la pedofilia

Lidia Falcón O’Neill es una conocida política y escritora española. Licenciada en Derecho, Arte Dramático y Periodismo y doctora en Filosofía, se ha destacado por su defensa del feminismo España, especialmente durante la Transición.

Si traemos a colación la entrevista es porque, desde el sentido común, denuncia lo disparatada que es la ideología de género o pretender cambiar el lenguaje para que ya no existan padres ni madres, ni hombres ni mujeres, ni machos ni hembras, algo que va contra la naturaleza pues esto se da en todos los mamíferos. También denuncia con contundencia la promoción de la pedofilia o el cambio de sexo y afirma que una sociedad sana debe proteger a los menores de estas aberraciones.

¿Por qué usted como feminista y militante de izquierdas está escandalizada del rumbo que han tomado muchas feministas actuales promoviendo la ideología de género en donde, según ellos, cada persona puede elegir el sexo que quiera?

Porque cualquier persona con sentido común y una moral social adecuada tiene que escandalizarse. Yo estoy triste porque esta sociedad no se ha escandalizado por estos proyectos. Cuando el año pasado oí como defendían una propuesta de ley en la que iban a cambiar el lenguaje y ya no iba a haber ni mujeres ni hombres, ni padres ni madres, sino progenitores gestantes y progenitores no gestantes pensé que no se podía soportar semejante disparate. Se trata de hacer desaparecer a las mujeres. En consecuencia ya no hace falta el feminismo. Todos los avances que hemos conseguido con la lucha feminista pueden eliminarse. Acaban de darle el premio del Instituto de la Mujer a una transexual. También en el premio de cine de mujeres, varias transexuales. Si cualquiera puede ser mujer, muchos hombres se convertirán en mujeres. ¿Y eso es de izquierda? ¿Ese es el país que queremos? ¿Dónde están los dirigentes políticos y pensadores que se manifiesten rotundamente en contra de esta distopía? En Madrid, donde el PP lleva gobernando 25 años, se ha aprobado la ley transgénero y se ponen sanciones administrativas a quien se muestre en desacuerdo.

Leer más... »

15.12.20

Novedoso documental contra el marxismo cultural y la ingeniera social anticatólica: John Navasco III

El Marxismo Cultural, simbiosis entre las teorías marxistas del ideólogo Antonio Gramsci y la denominada Escuela de Frankfurt, busca destruir las sociedades cristianas tradicionales por medio que ellos llaman “cultura” pero que no es más que toda una serie de propagación de vicios, corrupciones y perversiones con el fin de “REDEFINIR” a las naciones e imponer una dictadura al estilo “comunista". Que el ciudadano sea un IGNORANTE en materia política, económica, social o religiosa es para ellos un objetivo esencial.

Busca esta ideología perversa, mediante el control de la opinión pública y la corrección política, subvertir los valores tradicionales de la Cristiandad, mediante el sabotaje en Universidades, medios de comunicación, instituciones religiosas, gobiernos, etc … empleando armas tan arteras como la mente y la hipocresía propias de la masonería para conseguir sus fines malévolos o utilizar teorías psicológicas contradictorias y perversas ci para corromper las mentes y las almas. El cine, TV, radio, el teatro, literatura, internet, móviles, música … son instrumentos con los cuales difunden toda una amalgama de vicios que están haciendo al hombre un dechado de impureza y zafiedad. Una primera fase, sería lo que ellos llaman “de movimiento", es decir, sin violencia, todo aparentemente “dialogante", “cultural", de “buenísimo” o “consenso", etc ……, para luego imponer la fase violenta del conocido comunismo sangriento en su más absoluto totalitarismo.

14.12.20

Una parroquia sin confesión está muerta. Daniel Arasa habla del daño que causa el hedonismo y la pérdida de sentido de pecado en la sociedad

Daniel Arasa, periodista y doctor en Ciencias Sociales. Padre de siete hijos. Ha publicado mas de treinta libros, en su mayoría de historia contemporánea y de temas familiares y educativos. Es presidente de la Plataforma per la Familia y de la Asociacion Cinemanet. Hablamos con él sobre el mal que ha traído el hedonismo a las sociedades occidentales y el gran drama de la pérdida del sacramento de la confesión en muchas parroquias.

Alfonso Guerra dijo que a España no la iba a reconocer ni la madre que la parió, después de la revolución cultural que tenía prevista el PSOE y así fue.

Efectivamente los gobiernos socialistas influyeron en algunos cambios importantes que ha habido. De todas las maneras el gran problema es el hedonismo que no deriva directamente de los gobiernos de ningún tipo sino que viene de mucho antes. Recordemos los años 60 teníamos a filósofos como Marcuse, anteriormente Freud, Simon de Beauvoir, con el feminismo radical que planteaba, después de la revolución del 68 que trae un ataque directo a todos los valores básicos de la familia, de la sexualidad…

Todo esto ha ido influyendo de una forma continuada. Luego los gobiernos llegan a plasmar todo esto en leyes, pero en realidad lo peor es el hedonismo. Yo he escrito en un libro recientemente: ¿Sobrevivirá Polonia al hedonismo? Un país que resistió a la persecución de nazis y comunistas, a la división del país…y sin embargo continuó siendo muy un país muy católico. Pero hoy que he estado yo en Polonia veo algunos brotes de algo más negativo, el hedonismo, que se está desarrollando mucho. El gran problema que tiene el hedonismo es que va erosionando a la persona, la va quemando por dentro, es una voz que te dice: vive bien, no te prives de nada, adelante….

Y se empieza por no tener hijos, porque los hijos en las familias son una perturbación para poder viajar, para poder salir, pero sin embargo no deja de haber relaciones sexuales. Por tanto, se pervierten las relaciones sexuales, que deben estar abiertas a la vida. Y esto se aplica a todo tipo de placeres. Llega un momento en el que como la gente deja de actuar según los principios cristianos, empieza a vivir de otra manera y acaba pensado como actúa. Y por eso llegamos a una situación extrema de vivir una vida, no precisamente cristiana.

Leer más... »

12.12.20

Encaminados, una nueva forma de ver las maravillas del mundo con el palpitar de un corazón católico

Paolo Di Nunno y Andrea Leccese son un joven matrimonio venezolano que desde que residen en España han podido desarrollar uno de sus sueños, evangelizar a través de los viajes con un estilo fresco y original. Con el proyecto Encaminados podrán descubrir una nueva forma de viajar, siempre con la perspectiva del católico que se siente muy amado por Dios. Les invitamos a ver sus diferentes plataformas.

¿Por qué decidisteis venir a vivir a España?

Luego de un proceso de discernimiento en búsqueda de nuestra vocación, que culminó redescubriendo al matrimonio como tal, iniciamos otro proceso similar en aras de conocer la voluntad del Señor en el contexto de la actualidad de Venezuela. Que a su vez resultó en Barcelona como la mejor opción para emigrar, en ese momento no teníamos claro si íbamos a desarrollar el Apostolado Digital pero lo teníamos presente.

Leer más... »