10.11.23

Jaume Clavé desarrolla su libro San Juan Evangelista “vio y creyó (Jn 20,8) ¡Y nosotros también!

Jaume Clavé Cinca (Sanaüja, 1947) está casado y tiene dos hijos. Estudió muchos años en los seminarios de Urgel y Solsona hasta que abandonó por una crisis de fe, superada. Trabajó en la banca y ha publicado libros de toponimia y de temática religiosa, como La revolución de Marte. Jesucristo al alba del milenio (1998), Recuperar la fe en dos días. Un nuevo paradigma para el siglo XXI (2010) y ahora San Juan Evangelista “vio y creyó (Jn 20,8) ¡Y nosotros también! en AMAZON, versión catalana y castellana.

Su libro hace un recorrido por las fuentes históricas sobre la Pasión del Señor y especialmente sobre la Sábana Santa. ¿Cómo le vino la idea de hacer este libro?

Fue un 1 de marzo, cumpleaños de mi hijo mayor, del año 2014 o 15, cuando pensando en los lienzos que vio san Juan Evangelista en la tumba del Señor, se me ocurrió que los lienzos en realidad eran pinturas en la mente del apóstol, tal como ocurre con el lenguaje actual: un lienzo de Velázquez, un lienzo de Picasso, etc. y me di cuenta de inmediato que aquellos lienzos eran exactamente las dos imágenes de la Sábana Santa, en plural, pues hay dos, la posterior y la anterior del cuerpo de Jesús ¡Descubrí que el Nuevo Testamento hablaba de la Santa Sábana de Turín! Pasaban los años y no escribía ni una línea. Procrastinar y más procrastinar hasta que me saqué la pereza de encima y empecé a desentrañar el misterio.

En realidad, no me sirvió de mucho. Pasan los años y el libro no hace mella, a pesar de ser algo muy impactante. El Centro Español de Sindonología pasa del libro. Por lo visto les molesta mucho que sus teorías que parecían tan fundadas se derrumben, concretamente la que dice que los lienzos, fajas, vendas o sábanas aparecían hundidas debido a la espiritualización del cuerpo de Cristo. No es eso lo que pasó ni lo que vieron Pedro, Juan, José de Arimatea, María Magdalena, las mujeres, la Madre de Jesús, etc. Quede claro que vieron las pinturas o, si se quiere, las dos “fotos” del cuerpo de Jesús.

En su obra se comprueba la verosimilitud histórica de muchos pasajes del Evangelio y de la vida de Jesús. ¿Por qué cree que es importante remarcar eso?

Si tenemos en cuenta que es precisamente el Evangelio de San Juan el que relata que el apóstol Juan “vio y creyó”, o sea, que al presenciar la Sábana Santa creyó en la Resurrección de Jesús, queda demostrado que él es el autor de este Evangelio, tal como dice la Tradición, y que se oculta con el seudónimo del “discípulo amado”, por otra parte fácil de adjudicar. Demostrar que el evangelio de San Juan fue escrito por el apóstol Juan, algo puesto en duda por muchos autores, es de una importancia trascendental. Como explico en el libro, san Juan no podía ser explícito sobre la Santa Sábana por miedo a los judíos. Me baso en el libro de Santiago Vázquez La Santa Sábana. Lo jamás contado. A los apóstoles no les hubiesen perdonado que se salvasen o sacasen de la tumba trapos de gente muerta o manchados de sangre. Eran impuros. Estaba prohibido por la Ley. Igual los mataban.

Por esto mismo la primitiva comunidad de Juan se vio obligada a ocultar la Santa Sábana. Sólo lo sabían un círculo reducido, a los que San Juan dedica su evangelio y, por eso, en este pasaje se queda muy corto de palabras, no quiere dar explicaciones que les traerían problemas si los judíos se enteraban. Sus discípulos le entendieron bien; sin embargo, la Iglesia no le ha entendido a lo largo de veinte siglos. San Agustín, muy errado en este punto, decía que san Juan “creyó” que era cierto lo que les había dicho María Magdalena: que los judíos habían robado el cuerpo de Jesús. Tengo 76 años, en mi juventud perdí la fe porque en los seminarios se nos enseñaba que los Evangelios no eran fiables, que una cosa era el Cristo de la fe y otra el Cristo de la historia. Y aunque se creía que esto no podía dañar a la fe, en realidad no era así. Fue el derrumbe de la fe para muchos seminaristas y curas. De aquí la importancia de demostrar que muchos pasajes de los Evangelios que fácilmente se dan como inventados, en realidad se demuestra que sí son históricos ¿El mayor de todos? ¡La Resurrección de Jesús! Si éste es verdad, ¡lo son todos! En el libro debo mucho a los hermanos sevillanos Laureano y José Antonio Benítez-Grande Caballero, también seglares, que han escrito dos grandes libros, Crucifixio y Resurrectio, que demuestran la autenticidad de muchos detalles de la Pasión y Resurrección de Jesús.

¿Cómo pueden acercar estos datos a la fe al hombre agnóstico de hoy?

Como dice mi admirado filósofo el Padre Gratry, del siglo XIX, que hizo furor en su tiempo y mucho después, para creer antes hay que ser una buena persona. Entonces viene la Luz de la Fe. En la Edad Media, decían aquello de “credo ut intelligam”, creo para entender. La fe es antes que la ciencia, ésta se entiende mejor si antes crees. Por lo tanto, si mi libro se dirige al entendimiento es posible que no consiga convertir a muchos, pero los hará pensar. También digo que Dios en estos tiempos incrédulos lanza un cable al hombre moderno, agnóstico, no incrédulo, aunque también. Este cable es la Santa Sábana de Turín. Antes era muy fácil creer, tener fe, ahora no, debido al prestigio mal entendido de la ciencia.

Pues, bien, Dios se compadece de esta situación kafkiana y nos demuestra empíricamente, materialmente, que su Hijo Jesús en efecto resucitó ¿Y por qué precisamente su Resurrección? Porque era el requisito indispensable para bautizarse, creer que Cristo había resucitado, y así ser salvo. Si leyendo el libro San Juan Evangelista “vio y creyó” (Jn 20,8) ¡Y nosotros también!, uno cree que Jesús resucitó, debe pedir de inmediato el bautismo. Así lo hicieron y lo hacían los primitivos cristianos. Y si ya está bautizado, deberá renovar las promesas que hicieron sus padrinos de bautizo en su nombre. El sacramento de la Penitencia.

La Sábana Santa, ¿se podría considerar una demostración viva de la resurrección del Señor?

Para muchos lo es. Creen que en la Resurrección hubo un fenómeno de radiación que estampó las dos imágenes del cuerpo de Cristo sobre la blancura de la sábana comprada por José de Arimatea. También que las fajas que envolvieron el cuerpo de Jesús, ya embalsamado, aparecieron allanadas según se desprendería de la traducción del pasaje misterioso de San Juan. Esto ya digo que no sirve. A Jesús no les dio tiempo a embalsamarlo. Se trata también la Sábana Santa de una “foto” imposible con los medios actuales. En ella se descubren cosas insospechadas… y lo que seguramente falta por hallar. Ahora llega algo nuevo. Nos damos cuenta del milagro que vieron los primeros discípulos al entrar en el sepulcro.

Un milagro visible que demostraba el milagro invisible que acababa de suceder, la Resurrección. Sólo la vieron los guardias. A propósito, en el libro dedico un capítulo a la tradición de Claudio Fabato, hijo de Niebla, que era el Decurión de los soldados y que presuntamente escribió una carta a su esposa Marcela relatándole como vio la resurrección de Jossuá, Jesús. El original de esta carta se perdió, pero existe su traducción del latín al español, hecha por dos notarios andaluces ¿Acaso son los notarios la gente más adecuada para falsificar un documento? Si se encontrara esta carta sería la segunda reliquia más importante de la Iglesia, después de la Santa Sábana. Muchos la han buscado y siguen buscándola en los archivos de Indias y Simancas y otros lugares. Se perdió en el siglo XIX. Cierto que muchos dicen que se trata de una leyenda.

¿Cómo fue la disposición de los lienzos que vio San Juan en la tumba del Señor para que a raíz de ello creyese?

Los apóstoles Juan y Pedro y demás testigos vieron “los lienzos expuestos”, o sea, las dos pinturas dispuestas de una forma hecha a propósito para ser vistas. La sábana no estaba tirada en el suelo, sino desplegada para que se vieran las “fotos”, que fotos eran, aunque en negativo. Después al pasarlas al positivo a finales del s. XIX, al revelarlas se convirtieron en fotos mucho más claras. Pero, con esto no bastaba para creer en la Resurrección. San Lucas, que se hace eco de la Santa Sábana muy brevemente, nos dice que Pedro vio los “lienzos”, inclinándose ante la tumba, , y que se fue pensativo. No sabía qué significaba aquello. Primer milagro, las pinturas o fotos. Segundo milagro, el sudario que cubría la cabeza de Jesús, cuando se fueron del sepulcro el viernes por la tarde para embalsamarlo pasado el sábado, se podía ver ahora suspendido en el aire: in unum locum. El P. Persili ha sido el único que ha sabido traducir unum por único y locum por posición, o sea, en una posición única, increíble, extraordinaria, maravillosa… porque flotaba en el aire cerca del techo, ya que desde fuera sólo veían el suelo con las “fotos”. Tuvieron que entrar para ver la maravilla, seguramente con resplandores según el gran exegeta Persili. Tercer milagro, el sudario, dice san Juan, estaba enrollado; es decir, igual que cuando estaba atado a la cabeza de Jesús. Ahora estaba vacío.

Los ángeles de la Resurrección, antes de producirse la resurrección de Jesús, retiraron el sudario o gran pañuelo del rostro de Jesús porque tenían órdenes expresas de dejar una foto de Jesús; de lo contrario, la “foto” no hubiera sido posible, con el rostro reflejado en el sudario y el resto del cuerpo en la sábana. Los ángeles, cuando retiran algo “a solas”, lo hacen con el pensamiento, no necesitan las manos, teletransportación lo llamo, y el objeto se queda allí todo el rato que quieran, ni necesitan desatar los nudos. Traspasan la materia. Esta teoría une todos los cabos sueltos del texto más difícil de traducir de toda la Biblia: Jn 20,5-8-9, llamado la “cruz de los exegetas”. Dicen que Mel Gibson está realizando una película sobre La Resurrección de Jesús. Si incorporase esta escena, sería de un gran impacto mundial. No sé cómo llegar a él. Si alguien puede darme su dirección, se lo agradecería.

Quizá nosotros estamos muchas veces más cerca del incrédulo Santo Tomás… ¿Cómo podemos hoy en día meter el dedo en la llaga de nuestro Señor?

Santo Tomás estaba muy ajetreado, llegó tarde, estaba cerrado y se perdió la cita. Para creer hay que llevar una vida de piedad, como insistían nuestros antiguos superiores del Seminario de Solsona. No me considero teólogo, ni nada por el estilo, pero reivindico la sabiduría contenida en las etimologías en las que soy experto. Modestamente lo digo. Antes el corazón se llamaba pi y de aquí pi-edad, tener corazón. El pino se llama pi- porque produce corazones, las piñas. Ser menos cerebrales y tener más corazón es lo que nos falta. Amor las cosas de Dios y a los hombres: piedad.

Destacan en su libro episodios muy interesantes que aunque no figuren en los Evangelios pueden ser históricos como el de la carta a Jesús del rey de Edesa. ¿Qué importancia tienen estos documentos?

Ya he hablado del caso de Claudio Fabato. Hay otros y quizás el más importante sea el del rey Abgar de Edesa, en Turquía. Tenía lepra y le llegaban noticias lejanas de Jesús y envió un emisario a pedirle que fuera a verle para curarlo. Jesús recibió la carta, la leyó y le contestó con otra. San Eusebio las dejó traducidas en su Historia Eclesiástica. Le dijo que Él no podía ir, pero que una vez muerto, le mandaría un discípulo que lo curaría. Así fue, el encargado fue santo Tomás precisamente, le curó y le dio como regalo un retrato de Jesús. Se cree que se trataba de la Santa Sábana doblada varias veces hasta mostrar únicamente el rostro de Jesús, como un cuadro, llamado el Mandylion. Luego en el 900 la Santa Sábana aparecerá ya del todo desplegada en Constantinopla para la veneración de los fieles. Y seguirá su periplo accidentado por Europa hasta los tiempos contemporáneos, pero hay fases del trayecto en que desaparece y vuelve a aparecer al cabo de muchos años en lugares distantes. Algunos dan otra versión, que el rey Abgar le dijo a su enviado que caso de que Jesús no fuera a verle, le hiciese un dibujo de su persona.

¿Por qué es importante que los datos históricos nos confirmen que la Santísima Virgen estuvo siempre unida a su Hijo?

Ser la madre del Mesías Resucitado, no es cualquier cosa. Es una mujer única, o sea, maravillosa. Los protestantes no sopesan bien este honor. No es una mujer como las demás, al menos ahora que está en la Gloria. Ni entonces. En mi libro dedico dos capítulos finales a la astronomía, pero desde el punto de vista etimológico, no soy astrónomo, como hago con algún otro libro. Creo que el enigmático Zodíaco en los tiempos de Set, hijo de Adán, reflejaba a base de dibujos y de cuadros de estrellas la historia futura de la salvación del género humano, como han dicho dos autores ingleses del s. XIX.

Al ver aquel espectáculo en el Cielo era imposible ser ateo. Existen algunos ecos tenues en la Biblia de aquella realidad fantástica en el Cielo. Hace siglos que los dibujos se han desvanecido y paganizado. Uno de ellos, la constelación de Virgo, que ya no se ve, anunciaba que el futuro Redentor de la humanidad, después de la caída, nacería de una Virgen. Desde entonces toda la humanidad esperaba al Mesías que nacería de una Virgen, con más claridad en unas partes que en otras. Esta idea o proyecto raro no pudo salir de ningún hombre ni mente humana, vino del Cielo y por eso siempre fue y será creíble. Con las tecnologías actuales se podrá redescubrir cómo era el Cielo en los primeros tiempos, aparte de los documentos ocultos en las montañas u otros lugares que se llegarán a descubrir en un futuro quizás no tan lejano.

Por Javier Navascués

1 comentario

  
Renato
Yo creo,y mi tiempo es escaso a 40 min más , si yo veo ya estoy con dios de su lado en todo

11/11/23 5:21 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

9.11.23

Hagamos que todo calle, un libro que brota a los pies del sagrario, manantial del Agua Viva

Raúl Eguía Recuero es un esposo muy feliz, padre y escritor. Ha trabajado como editor y consultor de guion en New York con productores de Oscar, ha sido finalista del premio Sundance,… Formó parte del equipo de Infinito Más Uno con Juan Manuel Cotelo («La última cima», …). En la actualidad escribe cuentos, relatos, novelas y poesía y sirve como guionista y consultor de guion en diferentes producciones de cine y TV.

Su tercer poemario titulado «Hagamos que todo calle» son 133 poemas escritos a los pies del Sagrario. Lo publica la Editorial Monte Carmelo.

Para comprar «Hagamos que todo calle»:

https://montecarmelo.com/product/home/libros-por-temas/poesia/hagamos-que-todo-calle

Para comprar los cuentos, relatos, novelas y otros poemarios de Raúl Eguía Recuero:

https://www.amazon.es/stores/Raúl-Eguía-Recuero/author/B0BNN9VFZ7

¿Por qué decidió escribir un libro de poemas a los pies del Sagrario?

Por necesidad, sin más. Por estar juntos. Él conmigo y yo con Él.

¿Por qué debemos hacer que todo calle en nuestras vidas?

Dice Santa Isabel de la Trinidad de cuyas palabras ha surgido el título del poemario: «Hagamos que todo calle para escucharle a Él». Ahí está resumido todo. Nos lo pide el Padre: «Este es mi hijo amado, escuchadlo».

Si lo hacemos descubriremos que nos llama con insistencia, misteriosamente escondido, desde lo más profundo del corazón y que debemos ir hacia ahí, hacia Él, con alegría y asombro. Bajando hacia dentro comenzaremos a oír su Voz, cada vez más cercana, empezaremos a conocerla. Entonces, el deseo que tiene de nosotros nos arrastrará con fuerza más adentro. Si nos dejamos nos irá uniendo a Él cada vez más íntimamente y gozaremos de su sencilla Bondad. Esto es Vivir.

Es necesario hacer que todo calle para escucharlo. Es necesario escucharlo para Vivir. «Y los que hayan oído vivirán» (Juan 5, 25).

¿Por qué los ruidos interiores nos impiden como a Marta, a diferencia de María, escoger la mejor parte?

El amor propio, fuente de todo pecado, llena de ruido el alma. Nos cierra, nos encierra, nos inquieta, nos lleva fuera, lejos de la mejor parte: estar con Él, dejándonos mirar, escuchándolo.

Además, no solo es que nos aleje de estar con Él, sino que con nuestro amor propio haciendo tanto ruido —como ese niño mimado y caprichoso que necesita constante atención— no escuchamos al Señor que nos habla en voz baja, en el silencio humilde.

Por eso San José y Nuestra Madre María, especialmente,son los que han escogido la mejor parte: vivir con Él en humildad; con esa sonrisa de asombro de unos padres que contemplan la debilidad de Dios hecho niño por Amor, su hermosura incomparable, el saberse mirados por sus ojos. San José y María han sido heridos por su Amor en el silencio humilde. Nuestra Madre, además, ha escogido permanecer con Él en el momento más difícil, de pie junto a la Cruz. Contemplándolo, escuchándolo. Se ha dejado traspasar al rajar el Corazón de su pequeño y hubo silencio y noche.

Aprendamos de San José y María a vivir con Él, vivir en esta intimidad sin brillo, con hambre de silencio, humildes en Él. Vivir solo para Él.

La contracubierta del libro no lleva la sinopsis habitual sino solamente el versículo de un Salmo: «El Señor nos dará lluvia y nuestra tierra dará su fruto». ¿A qué se refiere?

El Señor nos regala con este verso contemplar la maravilla de lo pequeño, ese grano de trigo que muere y se abre para acoger la lluvia fecunda. Ese grano pequeño no se defiende de la lluvia, se deja empapar, se deja transformar y vive. Este verso del Salmo habla de Cristo que se deja, se entrega, porque el Amor verdadero exige sacrificio, despojarse de sí mismo. Nos dice, si queremos escucharle, que aprendamos de Él —manso y humilde de corazón— a morir a nosotros mismos para dar mucho fruto.

El Señor nos regala también en este Salmo otro verso precioso que dice: «Voy a escuchar lo que dice el Señor». ¿Y qué nos dice? Responde el bueno de San Juan de la Cruz: «Una palabra habló el Padre, que fue su Hijo, y este habla siempre en eterno silencio, y en silencio ha de ser oída del alma» ¿No es impresionante? El Señor hablando en versos y un pequeño hijo suyo, poeta que sabe de su Amor callado, el bueno de fray Juan, enseñándonos.

¿Por qué el Señor debe ser nuestra delicia y lo único que nos sacie realmente?

Somos tan pobres y necesitados. ¡Tenemos necesidad de todo! Por eso nuestra delicia es la Eucaristía porque es lo único que colma el anhelo total de nuestro corazón. Él es todo, nuestra fuerza, nuestra hermosura, el precio del universo, la Vida ¡TODO!

Nos ama tanto que en la Eucaristía se nos da entero, Cristo entero, para saciarnos. Nos hace participar íntimamente de Él, de su vivir tan apasionadamente. El momento de comulgar —siempre debidamente confesados sacramentalmente— es el momento del silencio, de la intimidad más íntima, de la unión más estrecha, del Amor verdadero que habla sin ruido de palabras. Esta es nuestra vida, todo Él, entero, la Eucaristía.

¿Qué debemos hacer para poder tener ese silencio y esa intimidad con el Señor?

¿Cómo debemos vivir? Vivir con Él. «Permaneced en mi Amor». Este es el camino íntimo tan sencillo. El de San José y María, el camino de la humildad, de la adoración, silencio y trabajo siendo fieles, especialmente en las cosas pequeñas.

Pidámosle con hambre, humildad e insistencia que nos regale vivir con Él en intimidad. Amémosle de verdad. Hagámoslo de la mano de San José y María.

Ciertamente si no estamos acostumbrados a rezar en silencio no es fácil conseguirlo, pero ¿Por qué merece la pena este esfuerzo en hallar el tesoro escondido?

Porque de ese tesoro escondido hablaban los profetas: «Nunca más tendrás necesidad del sol para alumbrarte ni de la luna para iluminarte, porque el Señor tu Dios será tu luz para siempre» (Isaías 60,19). Viviendo unidos a Él, juntos, Él proyecta una luz deslumbrante sobre nuestra vida ordinaria, nos guía por los caminos de nuestra historia, nos mueve, nos alienta para que caminemos juntos, humildemente. «Yo soy la luz del mundo, el que me siga no caminará en la oscuridad, sino que tendrá la luz de la vida» (Juan 8, 12). Con Él siempre amanece.

¿Se podría decir que es un libro para leerlo en silencio, en la misma fuente donde brotó, a los pies del sagrario?

No hay mejor lugar. Ahí se oye el amar de Dios, su Sed, su Corazón roto, necesitado de consuelo… porque no encuentra a nadie.

¿Qué cosecha espiritual espera de esta siembra en las almas?

Estos versos son una invitación a vivir como decía Santa Isabel de la Trinidad «hambrientos de silencio» y una petición al Señor de que prenda su deseo de intimidad en las almas.

Por Javier Navascués

Todavía no hay comentarios

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

8.11.23

Enraizados y Exaudi convocan el I Certamen de Canciones y Poemas como regalo a la Inmaculada

La Asociación Enraizados, en colaboración con la agencia católica de noticias Exaudi, convoca el I Certamen de Canciones y Poemas para conmemorar el 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción, patrona de España.

“No se nos ha ocurrido un mejor regalo para honrar a nuestra madre del cielo que exaltar la maternidad, la vida y la familia en forma de canción o poema, el día de la Inmaculada Concepción“, expresó José Castro Velarde, presidente de la entidad cívica.

Alberto Ramírez Puig, CEO de Exaudi, explicó que “participar en este I Certamen es una buena ocasión para agradecerle a nuestra madre del cielo todo lo que nos cuidaEstamos en deuda con ella, por tanto amor. Es una buena ocasión para corresponder sus atenciones y cariño".

El concurso está abierto a personas de todas las edades y los participantes podrán presentar una única obra inédita por categoría: canción y/o poesía.

Las madres son una inspiración permanente, nos empujan a ser mejores personas y nos enseñan lo grande que es tener una familia. De ellas nos llega la comprensión, la paciencia y el primer aprendizaje sobre el perdón cuando nos equivocamos. La corrección amorosa. Las madres son siempre la primera lección de tantas y tantas cosas", comentó Castro Velarde.

El contenido literario de los poemas, así como también la letra de las canciones, debe girar en torno a la vida y el derecho a vivir de todo ser humano desde la concepción hasta la muerte natural. La maternidad.  La familia y/o también, sobre María Inmaculada, patrona de España.

Se editará un libro con todos los poemas recibidos y también se creará una sección en la plataforma Spotify donde se recogerán todas las canciones participantes. 

“Hemos pensado que sería bueno salvaguardar el talento de los concursantes en un formato muy sencillo y accesible para todos. De esta forma cada participante podrá ver publicada su obra y también leer o escuchar las que presentaron los demás, aunque no ganen el premio", aseguró el presidente de la Asociación Enraizados.

El galardón en ambas categorías consistirá en una imagen singular y bendecida, de Nuestra Señora de la Inmaculada.

El plazo de entrega para recibir poemas y canciones, finaliza a las 23:59 h del día 4 de diciembre de 2023

“Este día de la Inmaculada nuestra madre del cielo, recibirá muchísimas felicitaciones. Nuestra intención es hacerle llegar un regalo desde el corazón de cada participante en este certamen", concluyó Castro Velarde.

El día 8 de diciembre, se publicará una página web donde estarán alojados todos los poemas y canciones recibidos como ofrenda a María Inmaculada.

Las bases del I Certamen de Canciones y Poemas Nuestra Señora de la Inmaculada, puedes consultarlas aquí.

Para más información, ponerse en contacto con:

 Marta Gómez

627008895

Prensa Asociación Enraizados

Todavía no hay comentarios

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

7.11.23

El P. Christian Díaz Yepes habla de su libro Bajamar, canto a la necesidad de sentido y trascendencia

P. Christian Díaz Yepes. Nace en Caracas, Venezuela, en 1980. Ganador en Venezuela de los concursos Nacionales de Poesía Juvenil de la Casa de la Poesía y el Ateneo de Caracas en 1996.

Publicó su primer libro de poesía, Las Ruedas, a la edad de 19 años, después de que resultara ganador del Concurso de nuevos autores hispanoamericanos de Monte Ávila Editores Latinoamericana en 1999. Publicó el libro Una Barca bajo el sello de la Casa Nacional de Las Letras Andrés Bello de Venezuela en el año 2004. Publicó el libro Aquedah, en Caracas, 2014.

Ha colaborado con diversas publicaciones dentro y fuera de su Venezuela y España, tales como la Revista Nacional de Cultura, la revista “Ateneo” en Venezuela y las revistas Gens, Sophia y Clan-Destino en Italia. Ha sido invitado a recitar su poesía en eventos como el Festival Mundial de la Poesía y la Semana Internacional de la Poesía de Caracas, la Bienal Mariano Picón Salas de Mérida, el Museo de Arte Contemporáneo y el Festival Atempo de Caracas, así como en el Festival de Culturas Contemporáneas en Sión, Suiza, y en el Centro Internacional de Castelgandolfo, Italia. En 2010 recitó parte de su poesía en el Aula Pablo VI del Vaticano, ante un público de más de siete mil personas, además de múltiples transmisiones en el mundo entero. Su poesía ha sido traducida al árabe, inglés e italiano y ha sido compilada en diversas antologías.

Es sacerdote de la Archidiócesis de Madrid, donde sirve como Capellán de la Facultad de Educación de la Universidad Complutense. También es profesor de Teología en Venezuela y articulista en el periódico La Razón.

En esta ocasión le entrevistamos acerca de su libro Bajamar, compuesto por poemas independientes, puede leerse como un único canto a la necesidad de sentido y trascendencia. La intimidad del mar, que se descubre con asombro y esperanza, es la metáfora que guía al lector a conocerse a sí mismo a la luz de aquello que las palabras no expresan. El autor vuelve a cautivarnos con su tono místico y gozoso, velando y esclareciendo la realidad que nos compone y nos supera. Un libro que no deja indiferente a nadie ni en su conjunto ni en cada una de sus partes. Así continúa el recorrido de los libros previos del autor, Una barca, Aquedah y La noche y el deseo, en esa exploración de la hondura del ser y del existir.

¿Por qué un libro de poesías sobre el mar?

En verdad, yo nunca he escrito uno o varios libros de poesía, aunque aparezcan publicados así. Lo que intento siempre es escribir un poema, un solo canto, compuesto por muchos poemas, epígrafes y apartados independientes que van relacionándose entre sí, abriendo dimensiones y conformando un único conjunto. Aunque esto no obsta para que también su contenido pueda leerse como poemas independientes, cada uno con un sentido, unidad temática y ritmo propio. El jugar con estos elementos estructurales es una de las posibilidades más fascinantes del género poético, tanto para el compositor como para el lector u oyente.

En anteriores obras como Una barca, ya está presente esa atracción por el mar…

Efectivamente, el mar suele ser una imagen muy recurrente en mi obra poética. Al contrario de lo que se pueda pensar, yo no soy hombre de mar; en cambio sí de montañas. Pero, como digo, la potencia simbólica y evocadora del mar siempre me ha cautivado y aparece con frecuencia en mis versos. Bajamar nació de una experiencia de contraste. Fue en mi ciudad de origen, Caracas, hace doce años. Allí estábamos viviendo los embates políticos y sociales que estaban llevando a Venezuela a su peor tragedia histórica. Uno de los países más bendecidos por la Providencia, tanto en recursos naturales como en la profunda fe y el sentido de excelencia de su gente, se estaba viendo asolado por las consecuencias de una ideología antihumanista que parecía arrasar con todo. Entonces coincidió con que vine a vivir a España y conocí la costa gallega. Una mañana, mi amigo y antiguo profesor de literatura, José Javier Míguez Rego, me llevó a ver la bajamar. Ese fue un fenómeno que yo nunca hubiera imaginado. El mío es un país con un millar de kilómetros de costa del Caribe, un mar exuberante y siempre abundante. Nunca se nos ocurriría pensar que se puede retirar y dejar al desnudo su profundidad. Al caminar cientos de pasos por el lecho del mar sin lograr atisbar donde se había marchado, relacioné todo lo que estábamos viviendo como venezolanos. Es como si el mar, por muy difícil de creer que sea para nosotros, se hubiera retirado y dejado solo sequedad y desierto. Entonces sentí de la necesidad de explorar esa metáfora, y la mejor forma era empezar a componer este gran poema.

Además del poder evocador del mar en sí mismo, ¿de qué otras fuentes ha bebido para buscar la inspiración?

Esa experiencia de la pérdida de mi país, tal como lo había conocido y que me había formado, me hizo conectar con otras pérdidas personales que me han marcado y que necesitaba también poetizar. La primera fue la pérdida de mi madre, que murió cuando yo tenía 18 años, también de mi propia salud física, que continuamente vuelve a reclamar lo suyo y me recuerda mi fragilidad y transitoriedad. Igualmente, a lo largo de la composición del poema apareció la pérdida de dos figuras muy significativas en mi vocación como poeta: Elizabeth Schön y Eugenio Montejo, dos venezolanos que son verdaderos gigantes de la poesía hispanoamericana. Desde que yo era adolescente, tuve la gracia de encontrarme con sus versos, y luego también con sus personas. Schön se convirtió en la maestra de poesía que vino a completar lo que ya había recibido sobre esta por herencia familiar -los Yepesson un linaje de poetas-.

Empecé a trabajar con ella a los 16 años, transcribiendo sus manuscritos al ordenador, muchos de los cuales ella componía conmigo a su lado. Montejo fue un referente muy importante para mí. Su sola figura ya era la de un romántico de otra época: elegante, amable, profundamente espiritual. Le pude encontrar varias veces mientras yo estaba en el seminario, y luego también como sacerdote. Siempre me animaba para intercambiar frases en latín y se lamentaba de que la Iglesia estuviera dejando perder uno de sus grandes tesoros, piedra de toque de nuestra civilización occidental. Tanto uno como otro poeta están muy presentes en Bajamar, a través de guiños, metáforas y evocaciones, como es lo propio de la poesía. También mi madre y mis antepasados Yepes. Este es mi homenaje de gratitud a ellos.

El mar encierra siempre un gran misterio, ¿Por qué define su libro como un único canto a la necesidad de sentido y trascendencia?

Al hilo de lo que vengo diciendo, la imagen del mar que se retira puede simbolizar muy bien esa necesidad de buscar lo que se ha ido y a los que se han ido. El mar expresa muy bien la fuerza de la vida, su fluir y sus continuas sorpresas. Cuando estos elementos desaparecen, tanto en la vida personal como en una sociedad, se manifiesta en nosotros un hueco interior que la metáfora de la bajamar expresa muy bien. Ese desaparecer y el volver de las aguas es el “tema” o “clave” de este largo poema, que va apareciendo una y otra vez en cada una de sus partes y poemas independientes. También otros tópicos como la muerte, la esperanza, el miedo, la alegría y la esperanza son complementarios al tema mayor. Todos ellos evocan la necesidad humana de sentido y trascendencia.

El mar tiene un riquísimo simbolismo, por ejemplo el de infinitud, el de la eternidad, que es un océano sin riberas… También en la literatura se ha visto siempre como un símbolo de la muerte…

No solo en la literatura en general, sino que en la Biblia aparece como el gran símbolo de la muerte. Recordemos lo que significó el paso del Mar Rojo para los hebreos, el pavor de los Apóstoles ante la tormenta en el mar de Galilea, y el Apocalipsis cierra la Revelación con la esperanzadora promesa de que el mar no existirá más (¡!). Por eso, a la hora de poetizar sobre las pérdidas y la muerte, yo no encontré una mejor imagen que la de la bajamar. Esta habla del vacío, pero también de la esperanza y la fe, que son las grandes virtudes cristianas que nos permiten dar sentido y asumir esas pérdidas.

Pero para un católico tiene que ser una búsqueda de un puerto seguro y mirar a la Estrella, en palabras de San Bernardo.

Efectivamente. Esa estrella del mar es la Virgen María, que nos guía y da esperanza. Y ella es también la poesía por excelencia. Por eso está tan presente en Bajamar, como en el resto de mis poemas, aunque ciertamente de la forma discreta y velada con la que ella suele aparecer.

¿Cómo puede ayudar espiritualmente este libro a los lectores?

Yo espero que les dé tres cosas: esperanza, paz y sentido de lo sobrenatural.

¿Por qué la poesía, como la de su libro, es una manera de reflejar la belleza de Dios?

Alguno diría que es porque nace del alma, que refleja la imagen Dios. Sin embargo, esta afirmación romántica es resbaladiza, pues el alma humana, si bien ha sido creada maravillosamente por Dios, está herida por el pecado, que puede desfigurarlo todo. Aquí está el punto de cuidado para el poeta y todo artista cristiano: ¿Mi obra nace y expresa mi mera condición caída o más bien manifiesta cómo Dios la va elevando con su gracia? Para mí escribir Bajamar, como el resto de mis obras, ha supuesto este trabajo interior.

Por Javier Navascués

Todavía no hay comentarios

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

6.11.23

P. Doñoro: «Los pobres nos llevan al cielo». Conozca el Hogar Nazaret y sus necesidades

Ignacio María Doñoro de los Ríos. Licenciado en Teología Dogmática, fue ordenado presbítero en 1989. Siete años más tarde ingresó en el Servicio de Asistencia Religiosa de las Fuerzas Armadas como capellán, donde participó en misiones especiales de ayuda humanitaria internacional en Bosnia y Kosovo. En julio de 2001 fue destinado como capellán a la Comandancia de la Guardia Civil de Inchaurrondo, donde permaneció durante varios años. Tras haber fundado una ONG para salvar a niños en riesgo de extrema pobreza, abrió casas de rescate en Tánger, Mozambique, Colombia, El Salvador y otros países, hasta que en 2011 decidió pedir la excedencia para irse con los más pobres de los pobres. Desde hace unos años vive en la selva del Amazonas, en Perú, donde sigue rescatando de situaciones límite a niños y adolescentes.

¿Cuáles son las principales necesidades que tiene actualmente el Hogar Nazaret?

Son las mismas necesidades que puede tener cualquier niño: comida, vestido, educación y, sobre todo, hambre de muchísimo amor. Por eso procuramos que cada niño sepa lo importante e imprescindible que es, que sienta que sin él el Hogar Nazaret no es lo mismo.

En cada niño está Jesús y a cada uno le tengo que tratar como trataría al mismo Jesucristo si viniera a mi casa; bueno, en realidad, no como si viniera, porque verdaderamente es Jesús quien viene a mi casa en cada niño.

¿Por qué siguen siendo necesarios los apoyos para la continuidad del Hogar Nazaret?

Desde un principio, el Hogar Nazaret nació como una oportunidad para amar, para abrir el corazón, para pensar en los demás… No tiene detrás ninguna institución, no hay ninguna ONG ni una orden religiosa. Está abierto a cualquiera que desee amar a los últimos de la tierra y cumplir esas palabras de Jesús, que dice: «Lo que hicisteis con uno de estos, mis pequeños hermanos, conmigo lo hicisteis»; «ven, bendito de mi Padre… porque tuve hambre y me diste de comer, tuve sed y me diste de beber…».

El Hogar Nazaret es una obra de Dios y Él ha querido encomendar esta obra especialmente a la Santísima Virgen María. Ella está pendiente de todas nuestras necesidades. Por eso, en el Hogar Nazaret se repite constantemente la escena de Caná de Galilea, donde la Virgen le dijo a Jesús: «Mira, que no tienen vino, que les falta la alegría». Del mismo modo, Ella le está diciendo ahora: «Jesús, mira que no tienen ropa, que les falta comida»; «Jesús, Hijo, que necesitan cuadernos y lápices para el colegio»; «Jesús, que necesitan hacer baños en la casa».

El Hogar Nazaret tiene la vocación de vivir la pobreza con los pobres. Eso implica vivir de la Providencia, sabiendo que todo está en manos de Dios. Es hacerse pequeños y necesitados. Esa es la sabiduría del mundo de los últimos. Es vivir siguiendo estas palabras de Jesús: «No andéis agobiados pensando qué vais a comer, o qué vais a beber, o con qué os vais a vestir… Ya sabe vuestro Padre celestial que tenéis necesidad de todo eso».

Llama la atención ver cómo bendicen la mesa estos niños. Antes de comer, se ponen todos de pie y le piden al Señor que bendiga los alimentos, y rezan también un avemaría porque saben que es la Virgen María la que se encarga de que coman todos los días. Al terminar de comer, todos vuelven a ponerse de pie y dan gracias a Dios de todo corazón: «Gracias, Señor, por estos alimentos»; «gracias por las personas que los han preparado»; «gracias por las personas que han hecho posible que hoy tengamos este plato de comida»; «bendice a las personas que nos están cuidando día a día —a veces aquí salen nombres concretos de donantes—»… La acción de gracias es más larga incluso que la bendición de la mesa.

¿Por qué es tan importante no abandonar en sus necesidades a los más pobres?

El día que no nos conmovamos ante el sufrimiento de los demás o nos acostumbremos a la injusticia contra los más débiles, ese día nos habremos convertido en unos monstruos. Pero es que, además, el cristiano sabe que si abandona a los más pobres, está abandonando al mismo Dios, que dejó claramente dicho que el que da de comer o de beber a uno de sus hermanos más pequeños, le está dando de comer a Él.

Hay una presencia muy fuerte de Dios en los más pobres. En la Escritura leemos que los que son de Cristo y del Espíritu no son propietarios de sus bienes, sino solo administradores, porque el verdadero propietario es Dios. Por eso dice san Pedro en su Primera Carta que quien tenga algo, lo ponga al servicio de los demás. El que tenga bienes, que no los considere como algo suyo, porque una vez que hemos cubierto nuestras necesidades —y no tenemos tantas necesidades—, lo que sobra no es nuestro. Debemos ponerlo a los pies de los apóstoles, a los pies de la Iglesia, a los pies de los pobres.

Donde no hay misericordia, no está Cristo. No podemos pedir misericordia a Dios si nosotros no la tenemos con los demás.

¿Cómo se devuelve la dignidad a los niños que llegan rotos al Hogar Nazaret?

Devolviéndoles todos sus derechos y haciendo que se sientan únicos. Es Jesús el que viene a mi casa en cada niño. Yo no sé cuánto tiempo va a estar cada uno, pero intento hacer que cada día sea especial, el más feliz de su vida.

Es fundamental actuar con mucha paciencia, porque el proceso de aprendizaje es siempre gradual. Nosotros no miramos tanto si el niño es brillante en sus estudios, actuaciones o reflexiones, sino si va creciendo, si sigue adelante. Si va hacia atrás, malo; obviamente, a veces hay retrocesos, pero lo importante es seguir caminando poquito a poco.

Se les enseña a tomar decisiones y a tener iniciativa, algo que les resulta muy difícil, porque nunca se les ha dado a elegir.

Devolver la dignidad es ayudar al niño a perdonarse, aunque él mismo diga que no ha tenido la culpa. Es enseñarle a ser resiliente, a transformar en bien el mal que le han hecho y sacar una buena enseñanza de las situaciones en que le han hecho daño o ha podido equivocarse. Es mostrarle que es un hijo de Dios y hacerle comprender la inmensa dignidad que tiene como tal. Es hacerle comprender que los hijos de Dios caminan siempre en la verdad.

Pero, sobre todo, devolver la dignidad a cada uno de estos niños es amarle y enseñarle a amar. El amor lo sana todo, porque viene de Dios.

¿Por qué escribió los libros El fuego de María y El secreto es Jesús?

Como solo se puede amar lo que se conoce y no se puede defender a aquellos que no sabemos ni que existen, era muy importante hablar del Hogar Nazaret y escribir estos libros: para contar al mundo cómo cuida Dios de los últimos y cómo, al abandonarnos en las manos del Señor, Él actúa y da frutos muy hermosos. Había que contar cómo dan gloria a Dios estos niños tan felices.

El hecho de estar en medio de la selva y vivir de la Providencia —porque la gente de aquí es tan pobre que viven con lo justo y no les sobra nada, y no nos pueden ayudar—, me movió a dar voz a los que no tienen voz. El Corazón de Jesús está reclamando una humanidad nueva que atienda a sus preferidos: los que lloran, los que sufren, los que tienen hambre y sed de justicia, los pobres de espíritu… Verdaderamente, los pobres nos llevan al cielo. A ellos hemos de acercarnos casi con veneración, agradeciéndoles que se despojen de lo poco que tienen, que es el dolor, para revestirse de la verdad.

Quien levanta una obra como el Hogar Nazaret en pleno Amazonas no puede ser esclavo del miedo, sí del amor. Un amor que no se detiene ante nada y ante nadie más que Dios, que por amor ha querido hacerse insignificante y no solo acostarse en un pesebre maloliente, sino dejarse tumbar en una cruz y volverse tan pequeño que hasta podemos metérnoslo en la boca y comérnoslo. Ese mismo Jesús hoy sigue curando y su cuidado se hace especialmente patente en los niños que llegan cargando con su cruz al Hogar Nazaret, donde Él les está esperando con los brazos abiertos para devolverles lo que era suyo y que nadie debió haberles quitado jamás: la alegría de vivir.

Adquiera los libros:

El fuego de María

El secreto es Jesús

Por Javier Navascués

79 comentarios

  
Álvaro García Ruiz
He comenzado a leer el libro, El Fuego de María , y es de los mejores libros que he leído en mi vida. Lo recomiendo, voy a comprar el libro, EL secreto es Jesús. Gracias por esta entrevista al padre Ignacio María Doñoro de los Ríos.
07/11/23 5:42 AM
  
Alfredo García Pérez
El Fuego de María y El Secreto es Jesús, son libros impresionantes que me permitieron conocer más sobre el Hogar Nazaret. Animo a leer estos libros y a realizar nuestras donaciones.
07/11/23 6:35 AM
  
Marta
Qué gran labor la de este padre.
Necesitamos gente luminosa en este mundo tan convulso.
Gente que lo deja todo por amor a Dios y a los más pobres.
07/11/23 6:07 PM
  
Micaela Rodriguez
Acabo de terminar de leer "El fuego de María".
Impresionante el testimonio del padre Ignacio María Doñoro.
Conmovedoras las historias que aparecen en el libro.
07/11/23 6:39 PM
  
Catisa Morales
Conozco al Hogar Nazaret desde su comienzos y es maravilloso ver como va creciendo.
Los libros del pater son preciosos y ayudan muchísimo.
Tenemos que ayudar todo lo que podamos a esta impresionante obra.
08/11/23 12:18 AM
  
Amparo Alcalá
Una vida de película la del padre Doñoro!
Un gran ejemplo de confianza y de entrega absoluta a Dios.
Recomiendo mucho la lectura de los dos libros verdaderamente te trasladan al hogar Nazaret.
Desaparecerá cualquier duda sobre la existencia de Dios después de leerlos.
10/11/23 6:49 AM
  
Pilar
Gracias por si generosidad, por si vocación sacerdotal y por esos libros magníficos
11/11/23 9:47 AM
  
Guillermo
He estado en Hogar Nazaret y he visto que los milagros existen y los héroes también pero no son como aparecen en las películas . Son personas sencillas como el padre Ignacio capaces de cambiar vidas rotas dándoles un futuro esperanzador.
11/11/23 9:48 AM
  
Pruden Rudaura
Grandísima labor la del Padre Ignacio.
Se percibe la mano de DIOS en su obra
11/11/23 9:58 AM
  
Borja Trénor Suárez de Lezo
El fuego de Maria y El secreto de Jesús son dos maravillas de libros que me han hecho reconciliarme con el ser humano. Dos verdaderas bocanadas de aire fresco…
Hogar Nazaret una obra llena de luz y esperanza que gracias a su fundador, el Padre Ignacio Maria Doñoro hace un bién enorme a los niños de Perú
11/11/23 10:00 AM
  
Gonzalo Correa
Cuando tienes la suerte de encontrar en el camino de la vida, a una persona, que sabes que llegará al Cielo, no hay más que seguirle, escucharle, aprender de él, ser un poco más parecido al Señor, como él lo intenta.

Y encima, salvando de la entrada al infierno, a los Ángeles que hay en la Tierra. Los más pequeños, los más pobres, los más indefensos. Y Dios les da grandeza, les hace ricos y felices y les da la seguridad eterna.
11/11/23 10:04 AM
  
Candela
Hay muchas personas que ayudan a otros. Pero hay gente más valiente que otra.
El padre de añoro es de esas personas que no admiten el no por respuesta ante cualquier adversidad .
De hecho, tenía que haber vuelto hace muchos años a su país, y sigue allí luchando. No se siente capaz de abandonar a sus niños.
Una de las labores más difícil es pedir. El siempre dice que no es lo mismo pedir para ti y para los niños, pero no por ello resulta menos duro.
Es verdad que proporciona alimentos y salud a estos niños. Pero lo más importante es que al NAZARET lo ha convertido en un hospital de almas. Eso sí que es más difícil de recuperar.
Por eso tiene toda mi admiración este hogar maravilloso, y admiro su lucha y perseverancia .
11/11/23 10:05 AM
  
Javier García -Argüelles
Darlo todo por los últimos de los últimos es ver a Jesús cada día. El amor incondicional e inquebrantable del Hogar Nazaret es lo más noble, valiente y pleno que he visto. Todo apoyo, por pequeño que sea, para ayudar al Páter Ignacio Doñoro, te llena de vida y amor. Larga vida al Hogar Nazaret.
11/11/23 10:06 AM
  
Agueda Diego
¡ Soy una forofa del padre Doñoro!
Por eso os recomiendo vivamente ¡no solo leer los dos libros, sino regalarlos!, ahora en Navidades es un momento estupendo, porque se habla del Amor de Jesus en este mundo desesperanzado de hoy en dia. ¿ y qué mejor regalo? ¿ Qué mejor lectura en familia ? Animo!!
11/11/23 10:08 AM
  
José Barco
La obra que lleva a cabo el Hogar Nazaret de la mano del Padre Dolores es admirable.
11/11/23 10:10 AM
  
F. Suanzes
Conozco al Padre Ignacio desde hace más de 20 años, y es increíble como la llamada de Dios le hizo dejar sus "comodidades" para dar su vida por los niños.
En el libro El Fuego de María describe perfectamente ese camino de santificación que está desarrollando con los más desfavorecidos.
Ojalá más personas como el Pater.
11/11/23 10:17 AM
  
Arantza
Hogar Nazaret es un encuentro permanente con Dios desde la mirada y la sonrisa de cada uno de los niños y niñas. Tenemos que ayudar a que, estos nuestros hermanos, puedan seguir adelante aportando y apoyando esta gran obra, que como dice el padre Ignacio, es una obra de Dios. "El fuego de María" y "El secreto de Jesús" son libros especiales. Totalmente recomendables!! Rezo por vosotros
11/11/23 10:23 AM
  
Carmen mc crory
Maravillosos los dos libros del Padre Doñoro.
Muy recomendables para entender la obra tan estupenda que está haciendo el Padre en la selva de Perú. Un sacerdote valiente y generoso. Un ejemplo a seguir. Muchísimas gracias Padre por dar tanto a los más pobres de los pobres.
Yo ánimo a colaborar con lo que podamos con el Hogar Nazaret.com
11/11/23 10:25 AM
  
Rosario Calatrava
Conocer y leer, los libros del P. Doñoro ha sido para mi familia , un verdadero regalo de Dios. Nunca pensé qué hubiera una persona tan entregada y qué pudiera dar tanto amor a esa gran familia del hogar de Mazare .
Me impresionó , pues desde qué leí algunos de los libros de la Madre Teresa , nunca había leído algo así
11/11/23 10:29 AM
  
Santi
Dos libros excelentes que ayudan a conocer la trayectoria vital del Pater Ignacio Doñoro, volcada en el servicio a España y a los más pobres desde hace ya muchos años.
Hogar Nazaret es un milagro diario impulsado por la fe y la vitalidad del Pater. Animo a conocerlo y colaborar para que esta gran obra en favor de los niños más desfavorecidos siga creciendo.
www.hogarnazaret.es
11/11/23 10:30 AM
  
Jabier Calle
Hay personas que inspirar sin aspirar a nada. El Padre es una continua fuente de inspiración. Un ser luminoso que con este proyecto enciende el corazón de muchas personas. Gracias Pater por ello.
11/11/23 10:32 AM
  
M.G.V.
Dios es Amor y su Reino es de los pobres, como explica en las bienaventuranzas. Es la sencillez -y la tremenda complejidad- de lo que transmite el Padre Doñoro en sus escritos. Que son los que dan fe de la labor del Hogar Nazaret. Su empeño es el latir de la Iglesia, Esposa de Cristo, manifestada como una huella profunda en un pequeño rincón del Amazonas, de apariencia olvidada en el mundo. Que nos ilumina a todos porque allí se ama a Dios
11/11/23 10:43 AM
  
Margarita de Tomás
El Hogar Nazaret es el Paraíso para los niños que tienen la suerte de encontrarse con el P Ignacio.
Dios bendiga al Hogar Nazaret , Dios proteja a P Ignacio para que esta obra no se acabe nunca .
11/11/23 10:54 AM
  
Rosario Calatrava
Leer los libros del P. Doñoro , ha supuesto para mí familia un conocimiento mayor de lo que es la familia de Nazaret . Es milagroso todo lo qué allí sucede cada día
11/11/23 10:55 AM
  
José Luis Orella
Es una labor impresionante y cuya razón la descubre en el fuego de María, en el secreto de Jesús te haces participe de esa familia, te hace retornar a lo que fue el cristianismo en sus primeros tiempos, conocidos por el amor entre ellos. En la sociedad del egoísmo el P. Doñoro nos pone ante el espejo de Dios y nos da una oportunidad
11/11/23 10:56 AM
  
José Luis Orella
Es una labor impresionante y cuya razón la descubre en el fuego de María, y en el secreto de Jesús te haces participe de esa familia, te hace retornar a lo que fue el cristianismo en sus primeros tiempos, conocidos por el amor entre ellos. En la sociedad del egoísmo el P. Doñoro nos pone ante el espejo de Dios y nos da una oportunidad
11/11/23 10:58 AM
  
Borja Ozores
Dios pone en la Tierra a personas excepcionales para ejemplo de los demás, el páter es una de ellas. Por eso merece la pena ayudarle a ayudar. El Hogar Nazaret, y todo lo que lo envuelve, es una maravillosa obra divina en la selva del Amazonas para hacer el bien directamente a los niños, e indirectamente a los que la conocemos y ayudamos.
11/11/23 10:59 AM
  
Fabiola Alzola
Realmente, hemos de agradecer a los que no tienen, que muevan nuestro corazón a dar, que muevan nuestro corazón a la generosidad, porque:
1- "Lo que guardé no lo tengo.
Lo que tengo lo perdí.
Solo tengo lo que di"
2- Dios no se deja ganar en generosidad.
3- Aunque sea desde la retaguardia, debemos colaborar, de alguna manera, con aquellos que entregan su vida en pleno campo de batalla.

Los libros Fuego de Maria y El Secreto es Jesús, son una auténtica esperanza, en la que se unen la grandeza del hombre y la grandeza de Dios. Eso me llena de ilusión, de alegría y de entusiasmo.
Gracias P. Ignacio María Doñoro por ser ese instrumento que en manos de Dios, está haciendo tanto bien.
11/11/23 11:05 AM
  
Paloma Martínez de Tejada Gil
La entrega y dedicación del padre Ignacio, es una grandísima demostración de amor en un mundo tan lleno de conflictos. Una vida llena de amor, solo así se entiende esa fuerza para seguir en la lucha. Gracias Ignacio por tanto. Que la Virgen María siga contigo en ese duro camino. Que Dios te bendiga.
11/11/23 11:10 AM
  
Imanol de Rábago
He tenido la inmensa suerte de visitar en Perú ese pequeño paraíso para los niños en la tierra.

El valor del trabajo allí realizado es inmenso, y el efecto que tiene en los niños es imposible de medir.

Todo el apoyo y gratitud al Pater por su trabajo.
11/11/23 11:20 AM
  
MIGUEL LEOPOLDO
El trabajo que realiza el padre Ignacio María es inmenso, prueba de que una sola persona con tesón y fe (y con la ayuda de Dios), puede cambiar la vida de miles de personas. Sus dos libros son dos joyas que hay que tener y releer para no olvidarnos de la realidad del mundo y de las necesidades ajenas.
Solo desearle salud y fuerza al padre para que su labor siga creciendo durante muchos años más.
11/11/23 11:26 AM
  
Cristina Glez del Yerro
Tuve la inmensa suerte de conocer el Hogar Nazaret el pasado verano. Lo que ha conseguido el Padre Doñoro es un milagro en medio de la selva. Auténtica familia confiada a la Providencia, un hogar para los que lo habían perdido todo, una obra en la que se siente la mano de Dios. Enhorabuena Pater!
11/11/23 11:30 AM
  
Fernando
Hogar de Nazaret. Un cielo para niños en la tierra. En casa siempre rezamos por "Los niños del Doñoro y por los niños necesitados que no tienen la suerte de conocerle"
11/11/23 11:41 AM
  
Javier L. Catalán
Llegado a estas alturas, creo que el Pater Doñoro es un ejemplo de gratitud, de sacerdote entregado a una causa, con una motivación inquebrantable. Los dos libros, "El Fuego de María" y "El Secreto de Jesús", son muy buenos reflejando una experiencia vital irrepetible, los recomiendo!! Gracias por esta entrevista al padre Ignacio María Doñoro, y muchas fuerzas para continuar con su Misión en la tierra.
11/11/23 11:45 AM
  
Santiago Diez Rubio
Pater Ignacio es único!
Hace unos años fui al Amazonas y pude ver esta maravilla de obra q Dios le encomendó al Padre ignacio. Podría decir mil cosas del viaje pero me quedo con dos, su continuo amor a los chicos rescatados de la calle….y que siempre dice “para mis niños lo mejor”. Grande Pater
11/11/23 11:59 AM
  
Carmen
Que gran obra el Hogar de Nazaret donde el padre José llena de vida y de amor a los mas pobres de entre los pobres. Merece toda nuestra ayuda y apoyo. El Señor todo lo hace nuevo a través de sus manos y las de sus colaboradores.
11/11/23 11:59 AM
  
Alicia Latorre
"Pasar por el mundo haciendo el bien", esto es lo que está haciendo el padre Doñoro a lo largo de toda su vida. El Hogar de Nazaret es una muestra de las maravillas que Dios puede hacer cuando una persona responde. Son historias apasionantes, vidas rescatadas del horror y la miseria, que no sólo han recibido ellas la ayuda que su dignidad merece, sino que continúan la cadena de vida y de bien. Así se cambia el mundo, así se llenan las manos de lo único de lo que nos pedirán cuentas, del Amor. Pero no nos quedemos en admirar, ni en dar las gracias, aunque lo hagamos. Ayudemos a que siga el milagro de cada día en el Hogar de Nazaret y en todo lo bueno que está en marcha.
11/11/23 12:11 PM
  
Carlos González Agulló
Soy seguidor de la obra del Páter Doñoro en la Amazonia peruana desde hace unos años y colaborador económico de su obra, el Hogar Nazaret.
Sería muy prolijo detallar la singladura de este hombre desde que, como capellán castrense, solicitó la excedencia para dedicarse a esps niños y adolescentes, víctimas de la explotación sexual y laboral, de tráfico de órganos y de la violencia doméstica. Pero yo la resumiría que ha sido (¡y es!) una trayectoria de heroísmo permanente, inspirado por Dios (él dice que sostenido) hasta la consecución de una síntesis genial de refugio, hogar y escuela para varios cientos de niños y adolescentes de ambos sexos, que ahora crecen en la fe, el amor y la formación para una vida mucho mejor que la que tenían anteriormente.
¡Hay que ayudar al Hogar Nazaret! ¡Les urge desesperadamente!
11/11/23 12:42 PM
  
Carina
Aprender como Dios cuida de los últimos es una lección para no olvidar como nos cuida a todos. Los que vivimos sin carencias materiales tenemos el peligro de pensar que no necesitamos de Él. No olvidemos que salimos de Sus manos, criaturas pero predilectas de la Trinidad y que Dios es un Padre que nos ama.
11/11/23 12:51 PM
  
Charo Lafita
Soy una gran admiradora del padre Doñoro y de su magnífica labor!
Por eso os recomiendo comprar sus libros, tanto para leerlos como para regalarlos y darle a conocer!
Sus libros son el verdadero reflejo de su persona! Además de ayudarle a mantener su obra con la compra de libros, no cabe duda de que serán muchos los frutos obtenidos a leerlos.
Enhorabuena querido padre Ignacia el señor siga bendiciéndoles y ayudándole con su labor como hasta ahora! Un fuerte abrazo con todo cariño!
11/11/23 1:30 PM
  
Toncho Cortés
Magnífica y envidiable labor de humanidad y entrega a Dios, y la sociedad. Un mundo más fácil y bonito es posible con gente como el Padre Ignacio! Gracias
11/11/23 2:05 PM
  
Ana Pérez -Solero
Muy impresionantes los dos libros del Padre Doñoro y necesarios para entender la obra tan estupenda que está haciendo en la selva de Perú. Un sacerdote, con corazón de sacerdote!!. Un ejemplo para todos los que creemos y sabemos que tenemos alma sacerdotal.
Yo ánimo a colaborar con lo que podamos con el Hogar Nazaret.com
11/11/23 2:39 PM
  
Cecilia Coello de Portugal
Desde hace años conozco la obra del P.Doñoro fundador del hogar Nazaret. Es la entrega de una vida por amor a los más necesitados e indefensos. Desde aquí ánimo a todos a colaborar con esta maravillosa entrega a estos niños. Todo el dinero que se manda, llega y cunde extraordinariamente.
Espero seguir colaborando económicamente y con mis oraciones, y os animo a todos a que hagáis lo mismo
11/11/23 3:16 PM
  
Cecilia Coello de Portugal
Desde hace años conozco la obra del P.Doñoro fundador del hogar Nazaret. Es la entrega de una vida por amor a los más necesitados e indefensos. Desde aquí ánimo a todos a colaborar con esta maravillosa entrega a estos niños. Todo el dinero que se manda, llega y cunde extraordinariamente. Espero seguir colaborando económicamente y con mis oraciones, y os animo a todos a que hagáis lo mismo
11/11/23 3:18 PM
  
Elsa Martí Barceló
Dos libros de obligada lectura para entender la gran obra del Padre Doñoro! Su incondicional ayuda a los más desfavorecidos y su intenso amor a la Santísima Virgen … Enhorabuena Padre , nos hacen falta muchos sacerdotes como usted…
11/11/23 3:25 PM
  
Isabel Lasso
Siento una gran admiracion por las personas que son capaces de entregar su vida a los demas. Y mas aun por quienes protegen a los niños ayudandoles a salir adelante en lugares inhospitos, donde nadie quisiera vivir, haciendo que el dia a dia de esos niños, sea su propio dia a dia.
Que gran labor la de este sacerdote!! Que generosidad!!!!
11/11/23 3:31 PM
  
Amelia
He hecho ya el comentario y no lo veo???
11/11/23 4:02 PM
  
Marienma Posadas
Un milagrazo en la tierra!!!! Cuántas vidas sanadas.
Un verdadero reflejo de Dios en la tierra. Gracias, Padre, por dar amor a tantos niños. Dios le bendiga
11/11/23 6:26 PM
  
Jorge Ibarrola
Increíble la labor del padre Ignacio con los niños del Amazonas. Niños a los que devuelve la dignidad y la alegría por vivir
11/11/23 7:02 PM
  
Anónimo
Acabo de leer esta columna "Los pobres nos llevan al Cielo" y si somos conscientes de este título, ayudaríamos mucho más para conseguir el Cielo, es decir, la Vida Eterna.
Conozco Hogar Nazaret a través de las lecturas de los libros que publicó el padre Ignacio María Doñoro y, sé perfectamente que con el amor (que viene de Dios) se consigue todo. Hogar Nazaret es todo amor, todo es paz, todo es felicidad y que, repito, todo ello procede de Dios. Intento ayudarles en lo que puedo, bien contribuyendo según mis necesidades o, a través de la oración.
En esta publicación me quedo con muchas frases del Don Ignacio, por ejemplo: "Dar voz a los que no tienen voz"; " "A los niños hay que amarles y enseñarles a amar"; "El amor lo sana todo", etc. Con ello,
Jesús nos busca para ayudarles y esto significa cambiarnos de vestido, es decir cambiar el mundo por un mundo más humano y nuevo. Es decir, ponernos un vestido distinto al de ahora, lleno de humanidad para ayudar a los preferidos de Jesús que son los que lloran, los que tienen hambre, los enfermos, etc. Cierto que hay que ser esclavo del amor, con él ponemos nuestro granito de arena para que vaya adelante Hogar Nazaret, una gran obra de Dios. Agradezco mucho que se me haya invitado a leer esta preciosa columna que está llena de amor.
11/11/23 7:57 PM
  
Pablo de Novales
En tiempos de oscuridad , como los que vivimos en la actualidad , el Señor siempre pone haces de luz en nuestro camino . Nuestro querido Pater es uno de ellos , no sólo su verbo y pluma nos iluminan. Su generosidad hacia el prójimo y su actitud en la vida nos sirve de faro.
11/11/23 7:59 PM
  
Almudena
Hemos leído en casa los dos libros, en familia. Ha tenido efectos maravillosos: al principio las lágrimas y a veces turbación interior, pero luego, un impulso de vida, de alegría, de reconciliación, de ganas de seguir en el camino de la vida acompañados por Jesús y por la Virgen María. Hemos regalado algunos ejemplares a nuestros amigos. Damos gracias a Dios porque pone su Espíritu en personas como el padre Doñoro, para que cuidemos de nuestros hermanos.
Alabado sea Jesucristo.
11/11/23 8:00 PM
  
Elisa Iglesias
Una gran labor que merece todo nuestro apoyo
.
Todo lo que podamos hacer por los niños más desfavorecidos es poco y esta es una maravillosa oportunidad para ayudarlos y aportar nuestro granito de arena
11/11/23 8:24 PM
  
Patricia
Muy buena entrevista. Desde luego muy recomendables los libros del padre Ignacio Mª. Desde aquí animo a todos a hacerse con un ejemplar. A través de ellos podemos conocer un poco más de cerca la preciosa obra del Hogar Nazaret, a la par que ponemos nuestro granito de arena para ayudar a los niños. Qué difícil pero qué necesaria la labor del padre en Perú.
11/11/23 9:47 PM
  
Fernando Palacios
Para jóvenes como yo resulta realmente inspiradora la labor del Padre Doñoro. Ver como una ayuda cobra un mayor sentido a través de la fe, saciando las necesidades físicas pero también las espirituales es magnífico. Muchas gracias Padre, cuente con nuestras oraciones.
11/11/23 11:34 PM
  
Clara
Preciosa entevista muchisimas gracias ❤️🙏🏽
12/11/23 12:39 AM
  
Maria Rosa
El Páter , a través de las entrevistas , nos hace ver lo afortunados que somos y como muchos niños inocentes no tienen esa suerte.
En los escritos de Navascues, nos acercamos a la realidad del Hogar Nazaret,el padre Doñoro lucha sin descanso y con optimismo,poniendo mucha Fe en la bondad de los seres humanos,para que nada les falte y ofrecerles un futuro.
Que Nuestro Señor le ampare y bendiga.
12/11/23 1:49 AM
  
Fátima Souviron
Conocí al P. Doñoro y su labor personalmente, ha estado unos años tuve la suerte de poder pasar unos días en el Hogar Nazaret,u a de las experiencias más increíbles de mi vida. Se puede respirar allí mismo el Amor de Dios por sus hijos más necesitados!! No es posible le que todos podamos hacerlo, pero recomiendo vivamente la lectura de los libros e incluso regalarlos!
12/11/23 10:42 AM
  
Sarai
Gracias por tu generosidad 🫶🏼. Magnífica entrevista.
12/11/23 12:17 PM
  
Carmen
Doy gracias a Dios y a la Santísima Virgen María por haberme hecho conocer la gran obra que está haciendo el Padre Ignacio. Deseo que algún día nos podamos conocer y darle las gracias personalmente por lo que hace con los más inocentes y desfavorecidos. GRACIAS
12/11/23 1:04 PM
  
Luis
Todo es posible para el que cree”
(Marcos 9:23). Ignacio María Doñoro, te sigo, te respeto y admiro tu gran labor tan necesaria en Perú.
12/11/23 2:14 PM
  
Miguel
Me alegra saber de estas personas que se prestan a ser instrumentos para El Señor de todo lo creado. Son modelos reales de Su Grandeza. Nosotros solo tenemos que poner nuestro granito de arena: donativos, oración, y divulgar su trabajo. ¡Hagámoslo!
12/11/23 2:38 PM
  
Jesus
Una isla de bondad católica y afán de reparación de esos niños, el hogar Nazaret es un balón de oxígeno en una sociedad que abandonó a Dios y perdió la humanidad. JesuCristo y Santa María estarán contentos viendo a esos niños y niñas con la dignidad restaurada
12/11/23 8:07 PM
  
Javier Palacios
Conozco al Padre Ignacio Doñoro hace muchos años, cuando el PATER era el pilar espiritual de nuestros Guardias Civiles en el Cuartel de Inchaurrondo, la Comandancia del Benemérito Instituto en Guipúzcoa. Yo estaba de asesor jurídico militar en la Zona del Cuerpo de Madrid. Ya entonces ayudaba durante sus permisos y en su tiempo libre a los niños que necesitaban apoyo. Luego le destinaron de capellán de la Academia de Oficiales de Aranjuez. Era su gran momento, querido por todos, realizando una labor extraordinaria, llegó hasta al Papa, al que por su iniciativa se le regaló un tricornio de gala, después de que Benedicto XVI se pusiese por dos veces el tricornio en la plaza De San Pedro. Y de pronto decidió que se iba, que pedía una excedencia y se iba a hacer su misión entre Lis más débiles, los niños que habían sufrido el abandono, el abuso y la pobreza. Crea finalmente el hogar de Nazaret y consigue que los más ablusados, Lis más abandonados, recobren su dignidad y la alegría de ser hijos de Dios, amados por la Virgen y por sus “hermanos” de esa gran familia que es hogar de Nazaret. O podríamos decir hogares de Nazaret, pues está gran obra ya tiene chicos por un lado, chicas por otro y quién sabe si otros nuevos hogares, quién sabe si en otros países no sólo en Peru.
Conclusión: Hay que ayudarles, hay que apoyar con la oración y con medios materiales para sostener esta gran obra.
12/11/23 10:55 PM
  
Nenín
¨Si no se vive para los demás, la vida carece de Sentido¨. Santa Teresa de Calcuta.
#HogarNazaretSueñodeDios
12/11/23 11:30 PM
  
Coral
Es increíble todo lo que ha conseguido con los más pequeños. Siempre que puedo colaboro en su página web, y ánimo a la gente a hacerlo, toda ayuda es mucho. Saludos.
13/11/23 1:45 AM
  
Rut
He tenido el privilegio de conocer de primera mano el Hogar Nazaret, de ver los maravillosos frutos que da día a día, a pesar de las dificultades y las necesidades. Todos podemos ayudar a que esta obra de Dios continue haciendo tanto bien.
13/11/23 1:46 AM
  
Carmen
Sus libros son magníficos, siempre se los recomiendo a mis amigas y en el trabajo. Es una labor muy bonita y dura frente a todas nuestras comodidades. Espero que sigs creciendo vuestra ayuda hacia los más pequeños.
13/11/23 1:50 AM
  
Roberto
Recomiendo vivamente la lectura de los libros del Padre Doñoro, no sólo porque nos da a conocer la maravillosa obra que ha puesto en marcha en el Amazonas, sino porque acrecientan la Fé y la Caridad. Necesitamos más testimonios de vida cómo este.
13/11/23 1:50 AM
  
José Antonio Omaña
Cada vez más convencido de la brillante obra del Padre Doñoro.
Recomiendo la lectura de su obra también, que sirve de acercamiento a la realidad que se vive a diario en el Hogar y ayuda a comprender la santidad del camino que se recorre a diario allí.
13/11/23 11:40 AM
  
Pilar Renard
El Hogar Nazaret es el cielo en la tierra. No es sólo alimentar, curar y educar a los niños, es un hogar donde son "recontrafelices"... Aprenden a amar, siendo amados y valorados. Es una gran Obra de Amor.
13/11/23 2:22 PM
  
Claudia Aguado
Hermosa y admirable labor la del Padre Ignacio María Doñoro!
He leído sus libros y los he comprado para regalarlos.
Es una forma de apoyar el Hogar Nazaret.
Por favor consideren comprar los libros para regalar en esta Navidad.
Dios bendiga al Padre Ignacio y a todos los chicos del Hogar Nazaret. ♥️
13/11/23 5:13 PM
  
Claudia Aguado
Hermosa y admirable labor la del Padre Ignacio María Doñoro!
He leído sus libros y los he comprado para regalarlos.
Es una forma de apoyar el Hogar Nazaret.
Por favor consideren comprar los libros para regalar en esta Navidad.
Dios bendiga al Padre Ignacio y a todos los chicos del Hogar Nazaret.
13/11/23 5:16 PM
  
Claudia Aguado
Hermosa y admirable labor la del Padre Ignacio María Doñoro! He leído sus libros y los he comprado para regalarlos. Es una forma de apoyar el Hogar Nazaret. Por favor consideren comprar los libros para regalar en esta Navidad. Dios bendiga al Padre Ignacio y a todos los chicos del Hogar Nazaret.
13/11/23 5:17 PM
  
Claudia Aguado
He leído sus libros y los he comprado para regalarlos. Es una forma de apoyar el Hogar Nazaret. Por favor consideren comprar los libros para regalar en esta Navidad. Dios bendiga al Padre Ignacio y a todos los chicos del Hogar Nazaret.
13/11/23 5:19 PM
  
María Antonia
La vida entera entregada a dar amor a los hijos de Dios! El amor todo lo alcanza. . .
14/11/23 2:52 AM
  
F. Javier Aragón
Magníficos libros y con la certeza de que este sacerdote está haciendo mucho por estos niños y haciendo una gestión, de los escasos recursos, inmejorable.
15/11/23 1:27 PM
  
Jose Manuel
Conocí su obra hace un año por mediación de mi hermano, Guardia Civil, el cual estuvo con él en un acto en Lourdes, cuando estaba en la academia de Valdemoro, en periodo de formación. Cuando me habló del Pater y de su proyecto, algo dentro de mí me dejó choqueado, no sabría cómo explicarlo, era todo oídos escuchando a mi hermano las obras y acciones del Pater con los niños; yo le dije como podía ayudar y mi hermano me dijo que lo mejor era haciéndome socio del hogar Nazaret y comprando sus dos libros… lo hice y tal fue el impacto que me causó al leerlos que compré varios y los regalé por navidades. Yo fui también Guardia Civil, vengo de familia y lo que me inculcó mi padre, como cartilla del Guardia Civil, fue ayudar a los necesitados además de que se cumpla la ley; siempre lo hice aún ha costa de mi vida y tuve un accidente en servicio, me jubilaron y monté una empresa hace 23 años.

Hace unas semanas, algo que no sé cómo explicarlo… algo Divino… me dijo que tenía que donar dinero y comprar gran cantidad de libros con la facturación íntegra de un mes de mi negocio, porque lo necesitan los niños; y al igual que cuando estaba en activo, ayudar al necesitado… y pienso que es la mejor manera para que se conozca su obra, y poder contribuir a crecer, con la ayuda De Dios, regalando estas navidades estos dos magníficos libros.

HÁGANLO y ayudaremos entre todos a esos niños olvidados por el ser humano, pero no por el Pater ni por Dios.
Dios le Bendiga Pater. Él está con usted🙏🏻.
16/11/23 12:02 AM
  
Aurélien
Muchissimas gracias @Pater por esta obra que da fe en la humanidad, que da fe en Dios quién hace que todo sea posible cuando parece imposible. Esas sonrisas sobre las caras de los niños son preciosas !
12/12/23 10:32 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.