5.07.20

Herencia de la tradición franciscana

Gonzalo Álvarez Palomino. Nacido en Madrid en 1996. Graduado en Teología por la Unidad Pontificia Comillas, es postulante de los franciscanos. En esta entrevista nos habla de su vocación, del carisma franciscano y de las particularidades de la Tercera Orden Regular TOR.

¿Cómo nace su inquietud por la vida religiosa?

No es una conversión repentina ni fruto de una fuerte experiencia, más bien se trata de los frutos de la formación católica que recibí sobre todo gracias a mi familia. La fe heredada por familia, cultura o tradición tiene para mí un enorme valor que no siempre todos están dispuestos a reconocer, sobre todo ahora que se fomenta el individualismo y la reducción de lo espiritual a la emotividad.

Detrás de esta inquietud se halla el deseo que casi todos tenemos de entregarnos a una causa que merezca la pena, y no puede haber ninguna más digna que la causa de Dios, para mí claramente representada y viva en la Iglesia Católica.

¿Cómo discierne ese proceso de vocación?

Discernir es buscar la voluntad de Dios. Conviene estar atento a todo momento y lugar donde dicha voluntad se pone de manifiesto. La Escritura entendida desde la Tradición de la Iglesia Católica, es el lugar primario y privilegiado donde todo cristiano ha de comenzar su búsqueda. La humildad es fundamental, pues quien se niega a ver a Dios en la Iglesia, con su Tradición y su legado, es totalmente susceptible de buscarse una “vocación” para sus caprichos. Nuestra manera de ser, de pensar y sentir, es también un lugar de encuentro con Dios y su voluntad para con nosotros, pero sólo en una fe eclesial y humilde puede ser purificada de nuestros propios engaños y egoísmos.

¿Por qué decide atarse a Dios siguiendo los consejos evangélicos?

En primer lugar, porque considero que es una de las maneras más cercanas y radicales de servir a Dios y a su Iglesia. En segundo lugar, porque resultan una exigencia, un compromiso que no se puede pasar por alto. De esta manera, uno sabe que está buscando a Dios antes que a sus propios intereses. Cuanta más renuncia y dificultad tenga el camino, más certeza hay de su autenticidad.

¿Qué supone para usted vivir en pobreza, castidad y obediencia?

En la actualidad más que nunca, supone ir contracorriente, lo que también es un signo del Reino de Dios, expresado en las Bienaventuranzas, que indican que Dios valora lo que la masa tiende a despreciar. Siempre desde la humildad de reconocer los límites propios y la infinita gracia de Dios, vivir estos tres votos significa ser signo viviente de que el Reino de Dios está entre nosotros, de que es posible vivir de otra manera a como marca el mundo.

Con la pobreza, no se renuncia a las cosas materiales, sino a vivir dedicado a ellas, se renuncia a una vida marcada por las posesiones de cualquier tipo. Con la castidad, no se renuncia a la sexualidad ni al amor, sino a la expresión genital de éstos, de manera que ambos no queden esclavos de la sexualización que los reduce a la posesión o al uso irresponsable del cuerpo o incluso de otra persona. Con la obediencia, no se renuncia a la personalidad, sino a guiarse sólo por el criterio propio, de manera que nuestra manera de ser no quede trastocada por nuestro egoísmo. Los tres votos buscan liberar nuestra manera de ser y de relacionarnos para que no se vuelva invasiva, posesiva o egoísta. Son la manera de expresar en vida y con mayor radicalidad la virtud que se exige a todo cristiano.

¿Qué es lo que le atrajo de la espiritualidad franciscana?

Lo que más me atrae del franciscanismo es lo que menos se suele apreciar, en parte porque en las últimas décadas se ha distorsionado la imagen de San Francisco y su espiritualidad desviándolas hacia unos valores de ecología y lucha social que en realidad resultan bastante ajenos a Francisco de Asís. La espiritualidad franciscana se apoya enormemente en la afinidad con los pobres y el deseo de compartir penas y sufrimientos con ellos, de la misma manera que mantiene una teología de la creación muy enriquecedora, pero San Francisco enseñaba a sus hermanos a querer y respetar a los ricos y no juzgarles ni despreciarles por su manera de vestir y de vivir, y también tenía claro, desde el cariño a todas las criaturas, que el ser humano estaba apelado por Dios de una manera única respecto a toda la creación.

La espiritualidad franciscana resalta la majestad y grandeza de Dios como el verdadero rey o señor feudal al que todos los hombres deben servir y reverenciar. Y esto nunca supuso un obstáculo para que también tuviese el franciscanismo una espiritualidad totalmente nutrida de la bondad y ternura de Dios. En toda la historia del cristianismo, sólo a partir de la segunda mitad del siglo XX se encontraron dificultades para armonizar grandeza, bondad y cercanía de Dios. Esta reverencia a Dios desemboca en la principal virtud franciscana, la humildad. San Francisco siempre quiso desarrollar su vida de entrega dentro de la Iglesia y mostró especial preocupación porque sus crecientes hermanos fuesen sumisos y obedientes a Roma, y nunca quiso ser él o sus hermanos un ejemplo en contra de los señores feudales o los obispos. Francisco y su movimiento tenían una fuerza y una personalidad increíbles, y, aun así, nunca pretendieron ser sustituto ni alternativa de la Iglesia, a cuyo servicio se entregaron sin la más mínima reserva.

¿Por qué una Orden Terciaria Regular?

La Tercera Orden de San Francisco siempre englobó a gente de todos los tipos, ya fuesen laicos o clérigos, hombres o mujeres. Entre estos grupos, algunos penitentes se establecieron en comunidades masculinas o femeninas, profesando votos y viviendo en comunidad para la oración y las obras de misericordia como enterrar difuntos abandonados y rezar por ellos, o cuidar de enfermos. Aquí es de donde surge la Tercera Orden Regular.

No es una orden seglar, ¿Qué características tienen?

Como religiosos, se profesan los tres votos de castidad, pobreza y obediencia. La Tercera Orden Regular tiene un carisma centrado en la vida comunitaria, la oración y, sobre todo, las obras de misericordia. También desarrolla su servicio y parroquias y colegios. Nuestro principal signo es servir con la caridad según las necesidades de los lugares donde estamos presentes, siempre en nombre de la Iglesia.

No son propiamente monjes sino frailes, ¿Cuál es la diferencia?

El monje vive en el monasterio y se dedica a la vida contemplativa, centrada en la oración. Los monjes tienen su origen en el oriente cristiano, aunque en occidente tienen su principal raíz en San Benito y el monacato irlandés. El ideal del monacato consiste en retirarse del mundo para dedicarse a la búsqueda de Dios en el silencio, el recogimiento y la oración.

Los frailes, de manera general, tienen su origen en las dos órdenes mendicantes del siglo XIII, franciscanos y dominicos. El fraile se dedica a la vida activa y en comunidad. Los franciscanos y dominicos, en sus primeros momentos ya se dedicaban a diversos servicios como la predicación, el cuidado de los enfermos o posteriormente, la enseñanza. Como frailes, los religiosos de la Tercera Orden Regular se dedican a las obras de misericordia, a la enseñanza y a la vida parroquial.

¿Cómo es un día normal en su vida?

La vida cotidiana varía mucho dependiendo de la comunidad en la que uno se halle. Un colegio exige distintas responsabilidades que una parroquia o que un centro de acogida. Lo que en común se mantiene es la centralidad del rezo de la liturgia de las horas y la vida comunitaria. A veces un excesivo activismo dificulta que la comunidad rece junta o coma junta, pero se trabaja para que esto no sea así, porque la vida fraterna no es menos importante que otros servicios prestados por los religiosos. La vida fraterna es lo que de verdad construye la comunidad y nos identifica como religiosos.

La primera acción del día siempre es el rezo de laudes, por la mañana. Después, cada uno de los hermanos se dedica a sus obligaciones, dentro o fuera del convento; clases si es un colegio, misas, catequesis, formaciones, diversas actividades pastorales, Cáritas y otras obras de misericordia… Yo en concreto, cuando no estoy trabajando en pastoral o sirviendo en alguna de nuestras obras de misericordia, me dedico al estudio y la formación. Podemos movernos con total libertad siempre que se comunique al superior. Los fines de semana suelen ser más activos, en especial los domingos. Con todo, uno puede tener a su disposición tiempo para la oración personal, de vital importancia para todo creyente, y especialmente para un religioso. Si se hace buen uso del tiempo, también se puede tener disponibilidad para alguna afición ya sea lectura, deporte, cocina…

Como se preguntaba San Bernardo… ¿A qué has venido al convento, Gonzalo?

Porque creo que es aquí donde mejor puedo servir a la Iglesia y acercarme a Dios. Vivir rodeado de otras personas que comparten su deseo de entregarse a Dios, para formar una comunidad de fe y ayudar al Pueblo de Dios que es la Iglesia.

 

Por Javier Navascués Pérez

4 comentarios

  
Carlos Velasco Sánchez
Es un gran gozo ver que los jóvenes de estos tiempos tan difíciles, en que el Mundo, Demonio y Carne atacan con tantas ganas, se desatan de ellos y van a servir a Dios. Deo gratias!!!
06/07/20 9:03 AM
  
Fortunato Valencia camacho
Siento admiración porque un chico de 24 años tenga las ideas tan claras. Es una envidia sana, viendo la madurez que demuestras en tus palabras. Continúa así, harían falta muchos como tú.
06/07/20 11:52 AM
  
gustavo perez
Muy puesta en su sitio la espiritualidad franciscana que defiende y profesa este joven de manera admirable. Especialmente haber discernido esa confusión que es una pena se palpa hoy en la Iglesia: una deriva preferencial por temáticas como la ecología y la lucha social. Por eso precisa: se ha distorsionado la imagen de San Francisco y su espiritualidad desviándolas hacia unos valores de ecología y lucha social que en realidad resultan bastante ajenos a Francisco de Asís. Se ha perdido os valores evangélicos propios del "pobrecillo" como la ternura y la humildad...
06/07/20 2:49 PM
  
Jfp
Gran labor la que realizan los franciscanos Tor en el Centro de Palma de Gandia como se ve en la foto!! Una gran alegria las nuevas vocaciones!! Gracias Pepe y Guillermo
10/07/20 6:59 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

3.07.20

Stanley G. Payne afirma que, para Antifa y BLM, la raza blanca, españoles incluidos, tiene algo de satánica

Stanley George Payne es un prestigioso historiador e hispanista estadounidense. Es doctor en Historia por la Universidad de Columbia y profesor emérito de Historia en la Universidad de Wisconsin-Madison, donde ostenta la cátedra Hilldale-Jaume Vicens Vives. También es codirector del Journal of Contemporary History, miembro de la Academia Americana de Artes y Ciencias (American Academy of Arts and Sciences) y académico correspondiente de la Real Academia Española de la Historia. Payne escribe con cierta frecuencia artículos de opinión en los periódicos españoles ABC y El Mundo sobre actualidad hispana. También en la Revista de Libros colabora asiduamente con sus ensayos bibliográficos. Dirigió en la Universidad de Burgos, en julio del 2005, el curso La represión durante la guerra civil y bajo el franquismo: historia y memoria histórica. En 2006 Payne fue el director del curso «La guerra civil: conflicto revolucionario y acontecimiento internacional» en la Universidad Rey Juan Carlos. Está considerado por muchos como el historiador más eminente sobre la República, la Guerra Civil y el Franquismo. Su libro “El régimen de Franco” publicado en 1987 sigue siendo el mejor estudio académico sobre el Régimen.

Está considerado por muchos como el historiador más eminente sobre la República, la Guerra Civil y el Franquismo. En esta ocasión analiza brevemente, pero de manera profunda la oleada de iconoclasia que se ha desatado en Estados Unidos.

¿Como es posible que en un país como Estados Unidos, con la excusa del anti racismo, estén actuando con tanta intensidad e impunidad grupos marxistas violentos?

Las protestas o manifestaciones en sí son muy frecuentes, principalmente por parte de las izquierdas. Han sido más frecuentes bajo la presidencia de Trump, y por toda clase de razones. Los alcaldes locales, que tienen la autoridad, son Demócratas en casi todas las grandes ciudades. Por eso suelen presentar cualquier protesta como una iniciativa anti-Trump, algo que ellos favorecen. Aún más con el gran fraude de Black Lives Matter, que ven como cosa suya. Luego los violentos (probablemente de Antifa, y grupos afines) se aprovechan para empezar disturbios, incendios, destrucciones y robos de toda clase. Los alcaldes se encuentran semi atrapados, porque no quieren ponerse en contra de los suyos.

El argumento de antiracismo ha sido muy eficaz, aunque se trata de un racismo al revés, que insiste en tratar a los negros como gente especial que merecen apoyos y privilegios especiales, que deben ser cuidados y apoyados especialmente por el Estado, y que los blancos por ser blancos son “culpables” de algo y deben pagarlo caro. Y los Republicanos son muy parecidos a Rajoy, Casado y el PP, intimidados y cobardes.

¿A qué se debe que pleno siglo XXI resurja esta nueva ola de iconoclasia?

La iconoclastia, como yo mismo he explicado extensamente en otras ocasiones, es una arma política predilecta del progresismo radical en el siglo XXI. No quiero repetir lo que he dicho en otros foros, pero se trata del aspecto religioso de la ideología izquierdista coetánea, que busca la expiación de la culpa y el pecado a través de la condena de la victimización siempre supuestamente causada por las derechas, con la redención lograda por medio de la exaltación de las víctimas, que constituyen así el sacrificio sagrado en la historia. Esto alcanza a convertirse en una especie de eucaristía laica perpetua.

Sobretodo los ataques van dirigidos a estatuas relacionadas con dos momentos históricos: la herencia hispánica y la Confederación. ¿Por qué?

Es fácil identificar, o pretender identificar a la víctimas en la historia, y por eso la historia tiene para ellos solamente la función de ser condenada y cancelada en esta ceremonia eucarística. No hay tal cosa como la historia sino meramente la oportunidad para la denuncia perpetua, lo cual evidencia la redención de los denunciantes, algo como la obra de caridad en el catolicismo. Así eventualmente se logra la santidad, según la idea nueva utópica. Derriban no solamente estatuas de confederados—esclavistas– sino igualmente de los abolicionistas, porque piensan, como revolucionarios, destruir toda la estructura histórica de EEUU. O sea, no es que “se resurja,” sino que es un nuevo movimiento revolucionario que rompe con todo lo anterior.

Esto explica por qué se han derribado estatuas de Colón y Oñate. (La de Gálvez está en el Congreso, presumiblemente un lugar más seguro). No tienen absolutamente nada en contra específicamente de los españoles, se trata meramente de su participación como hombres blancos europeos en la historia de América, historia que piensan abolir. La raza blanca, españoles incluidos, tiene algo de satánica si no se logra su redención a través de esta obra revolucionaria y otras cosas afines.

Esto demuestra lo que usted siempre dijo; que la izquierda global actual ha asumido como uno de sus principios básicos el ajuste de cuentas con el pasado, la imposición del pensamiento políticamente correcto y la relectura del pasado y el presente como una eterna lucha entre opresores y oprimidos…

Esta explicación psicológico-doctrinal se refiere a los elementos más organizados y movilizados, de Antifa y BLM, que han llegado a convertirse en algo parecido a las milicias del Partido Demócrata. Hay muchos otros, muy aburridos y frustrados por la cuarentena, que se dejan contagiar. Algunos no tienen ningún interés en la política per se, sino que sienten un gran placer en estar amotinados, romper, destruir y robar. Eso está psicológicamente demostrado. Y otros que no hacen más que gritar, mientras hay también otros, curiosos, que son principalmente espectadores pero quieren estar cerca de la acción y participar, hasta cierto punto, en la sensación de delirio.

11 comentarios

  
Palas Atenea
Evidentemente la idea de Eric Voegelin con respecto a que la política necesita convertirse en religión, adoptar formas religiosas aunque sean espúreas, está reflejada en su obra "Las religiones políticas" y Payne también ha encontrado este vínculo cuando dice: "Es fácil identificar, o pretender identificar a la víctimas en la historia, y por eso la historia tiene para ellos solamente la función de ser condenada y cancelada en esta ceremonia eucarística. No hay tal cosa como la historia sino meramente la oportunidad para la denuncia perpetua, lo cual evidencia la redención de los denunciantes, algo como la obra de caridad en el catolicismo". Me parece que no se refiere tanto a la obra de caridad como al sacramento de la confesión (me da la impresión de que Payne no es católico).
La confesión de los pecados del pasado en una redención colectiva, que ya aparece entre los aztecas con "La comedora de inmundicias", Tlazoltéotl (aunque ésta actúa individual y no colectívamente) o en el teatro griego con la catarsis.
Se supone que una forma de gobierno como la democracia no necesitaría de este tipo de manifestaciones pseudo-religiosas pero están apareciendo desde que la izquierda asumió el control de la moral de Occidente.
03/07/20 5:27 PM
  
pedro de Madrid
Si son antifascistas es que son marxistas leninistas del partido único que han sembrado más de cien millones de asesinatos. si son del partido único odian la democracia, lo de ellos es la dictadura y los demás a destruirlos, sean presentes o pasados
03/07/20 5:57 PM
  
JUAN NADIE
Payne es un grandisimo historiador, entre otras cosas porque la mayoría son muy malos. Su mejor libro probablemente sea Comunismo y revolución en España, no el que usted dice en el artículo. Es mucho mejor historiador y mas importante PIO MOA, con diferencia. La obra de MOA es Brutal. En cantidad y calidad. Y en mucho menos tiempo que PAYNE. Payne es un magnifico historiador repito, pero no alcanza a MOA. Los libros de MOA NUEVA HISTORIA DE ESPAÑA e INTRODUCCIÓN A LA HISTORIA DE EUROPA ya quisiera haber podido escribirlos PAYNE.
03/07/20 10:53 PM
  
Forestier
Las ideologías agnóstica o ateas surgidas en la historia, como rechazan al Creador del mundo como Señor de la historia, una de sus obsesiones es liquidar todo el pasado con sus tesoros (religión, arte, literatura, filosofía, pintura, escultura, arquitectura, etc.) pues no pueden soportar que Dios haya dejado huellas tan excepcionales a través de personas de gran santidad, de gran inteligencia o de gran arte. A mi juicio, la ideología más antihistórica que ha habido, ha sido el marxismo, pues han pretendido despreciar todo lo anterior a su ideología. Pero el tiempo pone a cada uno en su sitio.
04/07/20 3:18 PM
  
Chico
Me juego una cena si digo que ningun comunista se ha leido las Obras comletas de Marx. Son intragables.
04/07/20 5:51 PM
  
Matias C
Muy bueno Padre.
04/07/20 11:34 PM
  
enrique
JUAN NADIE: Bien por poner las cosas en su sitio. PIO MOA: te hace vibrar tanto cuando lo oyes directamente, con esa sencillez, seguridad y tanta fuerza en sus analisis del tipo que sea, como si lees sus escritos. Acertada tu opinion. !!! Ojala tuvieramos el medicamento adecuado para eliminar el coronavirus, como lo tenemos localizado el veneno que llevan los llamados de " izquuerdas" y para mas inri que esten sustentados por los grandes capitales del mundo, como Soros y otros mas media. Los que vemos el gran mal que estan haciendo las " izquierdas", solo nos queda la calle y si no acobardamos nos undiremos todos en la barbarie y en el fango. Porque cuanto avancen y pase el tiempo y tengan en sus medios el mundo de la " educacion" ira aumentando los cerebros robot que se conformaran con las limosnas del estado y el circo. enrique.
05/07/20 11:19 AM
  
enrique
JUAN NADIE: Bien por poner las cosas en su sitio.
PIO MOA: te hace vibrar tanto cuando lo oyes directamente, con esa sencillez, seguridad y tanta fuerza en sus analisis del tipo que sea, como si lees sus escritos. Acertada tu opinion.

!!! Ojala tuvieramos el medicamento adecuado para eliminar el coronavirus, como lo tenemos localizado el veneno que llevan los llamados de " izquuerdas" y para mas inri que esten sustentados por los grandes capitales del mundo, como Soros y otros mas media.
Los que vemos el gran mal que estan haciendo las " izquierdas", solo nos queda la calle y si no acobardamos nos undiremos todos en la barbarie y en el fango. Porque cuanto avancen y pase el tiempo y tengan en sus medios el mundo de la " educacion" ira aumentando los cerebros robot que se conformaran con las limosnas del estado y el circo. enrique.
05/07/20 11:23 AM
  
JUAN NADIE
ENRIQUE
Admiro la cantidad y calidad de los trabajos de PAYNE y su honestidad intelectual, que hoy en día es rara avis.
Que yo exponga que MOA es mas importante, no hace de menos a PAYNE. Y mi juicio sobre MOA es desapasionado, no lo hago por que sea español o porque me haga sentir mejor al leer sus obras. Creo que he leido y releido las obras completas de PAYNE y de MOA, y a PAYNE en español e ingles. Mi analisis es completamente racional. MOA descubre lo que los otros no han visto durante tantos años. MOA se carga con tres preguntas el mito de los historiadores ingleses sobre España. MOA integra el pensamiento con la historia. Es que sencillamente esta a un nivel superior. Eso si PAYNE es digno de leerse. Es un magnífico historiador. E insisto su libro comunismo y revolución en España es un ejemplo de lo que tiene que ser un libro de historia.
05/07/20 12:11 PM
  
enrique
JUAN NADIE :

No eres tan nadie.
Entiendo queestas en las manos de Dios y que no andas lejos de El.
Tienes un nivel alto intelectual. Dios te lo ha dado.
Me gustaria contactar personalmente. Te doy un dato: he cumplido 85 años y eso me da piie para decirte con acierto lo expresado sobre tu persona. Tu vales porque te has puesto en los brazos del Padre. Un abrazo. enrique.
05/07/20 4:07 PM
  
José Luis (OFS)
España ha tenido grandes santos, y santas fundadores y reformadores :

San Pedro de Alcántara;
San Vicente Ferrer
San Isidoro de Sevilla
San Juan de la Cruz,
Santa Teresa de Jesús,
San Josemaría Escrivá de Balaguer
San José de Calasanz
San Francisco Javier
Santa Ángela de la Cruz
San Antonio María Claret
San Fernando III.
San Rafael Arnaiz

Y muchísimos más, que eran verdaderos amigos, verdaderos adoradores y adoradoras de Dios. Por tanto, eso de “satánico” no debe incluir a todos los españoles, sea del siglo que sea. Y eran de raza blanca. Y todavía quedan santos y santas, escondidos en España, en la actualidad. Los que se mantienen firmes en la fe.

Quedan todavía, otros dos santos, los Reyes Católicos: Isabel y Fernando, aunque no están en los altares, pero la misión de ello fue necesario para el bien de España. Por eso, sigue siendo, por mucho que lo nieguen algunos. España sigue siendo «cuna de santos y santas» en pleno siglo XXI, aunque el demonio y sus ministros (los satánicos, los libertinos, los herejes, y todos los demás enemigos de Dios) se están esforzando para todo lo contrario. Pero el bien siempre es más poderoso. Porque la luz disipa las tinieblas.

Los beatos también podrían contarse entre los santos.
06/07/20 8:33 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

2.07.20

Entrevista a fondo sobre el venerable Pío XII y los detalles más curiosos de su pontificado

Entrevistamos a Rodolfo Vargas, teólogo e historiador. Presidente de la Sodalitas Pastor Angelicus y de la Asociación Cultural Roma Æterna. Ha publicado una biografía de Benedicto XVI y es un gran devoto y estudioso de la figura de Pío XII. Nos acerca a la figura del venerable pontífice aportando datos y matices muy curiosos de su pontificado.

Antes de entrar en materia, me dijo que quería hacer una aclaración importante, que tiene mucho que ver con una importante fuentes de sus conocimientos sobre Pío XII

No querría comenzar esta entrevista sin hacer mi personal homenaje a Mons. Bernardino Piñera Carvallo, arzobispo emérito de La Serena en Chile, que falleció el 21 de junio pasado a la edad de 104 años, siendo el obispo católico decano en edad y consagración de todo el mundo. Con él ha muerto el último obispo que quedaba de los que había preconizado el venerable Pío XII. De hecho, me dirigí a Mons. Piñera allá por 2008, pidiéndole su testimonio sobre el papa Pacelli en vistas del cincuentenario de su muerte, a lo que accedió gustoso, comenzando así una cordial correspondencia que conservo como un tesoro personal. Siempre manifestó entusiasmo por la causa del papa que lo promovió obispo el 11 de febrero de 1958 y dio su apoyo a la SODALITAS PASTOR ANGELICUS, que me honro en presidir. Asimismo, quiero destacar que Mons. Piñera apoyó el motu proprio Summorum Pontificum de Benedicto XVI, por el que se declaraba que la misa de rito romano clásico nunca había sido abrogada. Y lo aprobó en la práctica celebrando pontificalmente en el venerable rito latino-gregoriano (que es indebidamente llamado pre-conciliar, puesto que fue empleado durante el Concilio Vaticano II). Que santa gloria hallar a este venerable miembro del episcopado mundial, último testigo y protagonista de la iglesia de Eugenio Pacelli.

¿Quién fue Pío XII? ¿Puede hacer un brevísimo resumen de su biografía?

El venerable Pío XII fue uno de los papas más notables y de pontificado más decisivo del siglo XX. Le tocó reinar en una época particularmente dramática de la Historia humana, cual fue la de la Segunda Guerra Mundial, con todo su cortejo de mortandad, horrores y destrucción. Bajo su largo pontificado de casi veinte años la Iglesia Católica alcanzó su más alto grado de prestigio e influencia de los tiempos modernos, como lo atestiguaron los fastos del año jubilar 1950.

Eugenio Maria Giuseppe Giovanni Pacelli nació en Roma el 2 de marzo de 1876, en el seno de una familia de la nobleza romana tradicionalmente al servicio del Papado. Su abuelo, Marcantonio Pacelli había sido el fundador de L’Osservatorio Romano. Fue bautizado en la basílica menor de los Santos Celso y Juliano. De niño frecuentó la Chiesa Nuova (sede de la congregación del Oratorio fundada por san Felipe Neri, donde se desempeñó como monaguillo. Cursó sus primeros estudios en una escuela católica y luego en el liceo laico Ennio Quirino Visconti. En la basílica de Santa Inés Extramuros sintió la vocación sacerdotal y fue admitido en el Almo Collegio Capranica, accediendo poco después al régimen externo de seminario por cuestiones de salud. Cursó sagrada teología en la Pontificia Universidad Gregoriana. El 2 de abril de 1899 (Sábado Santo) fue ordenado presbítero por Mons. Francesco di Paola Cassetta, patriarca titular de Antioquía, en su oratorio privado del Esquilino. Al día siguiente, Domingo de Pascua, celebró su primera misa en la Capilla Paulina de Santa María la Mayor, delante de la imagen de Santa María, Salvación del Pueblo Romano. Completó sus estudios en la P. Universidad Lateranense, donde se doctoró en ambos derechos.

Entró en 1903 como minutante en la Curia Romana, en la que pronto hizo progresos hasta ser nombrado nuncio en Baviera por Benedicto XV, quien le confirió la consagración episcopal como arzobispo titular de Sardes el 13 de mayo de 1917 (el mismo día de la primera aparición de Fátima). En la última etapa de la Gran Guerra, Pacelli desempeñó una gran labor humanitaria en nombre de la Santa Sede. En 1925, Pío XI lo nombró nuncio en Berlín. El 16 de diciembre de 1929, fue creado por el mismo papa cardenal del título de los Santos Juan y Pablo en el Monte Celio. Al año siguiente recibió el nombramiento de Secretario de Estado, sucediendo en el cargo al cardenal Pietro Gasparri, artífice de la Conciliación con Italia. Pío XI envió al cardenal Pacelli a representarlo como legado en acontecimientos religiosos internacionales, como los congresos eucarísticos de Buenos Aires y Budapest. También realizó el purpurado un viaje personal a los Estados Unidos, que recorrió largamente. De modo que cuando Pío XI murió el 10 de febrero de 1939 y le sucedió en el solio de Pedro su cardenal Secretario de Estado, estaba ya muy fogueado en los asuntos de la Curia y había visitado varios países.

Eugenio Pacelli fue elegido papa el 2 de marzo de 1939, en su 63º cumpleaños, y coronado diez días después, el 12 de octubre, en la loggia de las bendiciones de la basílica de San Pedro. Comenzaba así un pontificado que iba a durar casi una veintena y que, en medio de calamidades y fastos, dio a la Iglesia un grandísimo prestigio a nivel mundial. A los pocos meses de su elección estalló la Segunda Guerra Mundial, durante la que desempeñó una labor de caridad discreta pero eficaz en favor de los proscritos y perseguidos. Al finalizar el conflicto, llamó a los católicos a participar activamente en la reconstrucción del mundo libre. Su magisterio iluminó la doctrina católica con grandes fulgores. Proclamó dos años santos: el jubilar de 1959 y el mariano de 1954. Recibió en audiencia a innumerables personas y grupos de visitantes y peregrinos. Fue un papa verdaderamente incansable, a pesar de su frágil salud. Su magisterio se ocupó de prácticamente todos los temas y en sus alocuciones abordó con asombro de sus oyentes especialistas en cada materia asuntos científicos, técnicos, artísticos, económicos y sociales.

El 9 de octubre de 1958, hallándose en Castelgandolfo (donde la enfermedad le había obligado a prolongar la estancia), a las 3:52 horas de la madrugada murió, dejando consternado a un mundo que se había acostumbrado a este papa extraordinario. Fue trasladado al Vaticano en un cortejo fúnebre sin precedentes y enterrado el 16 de octubre en la cripta vaticana, en el lugar más cercano a la tumba del apóstol san Pedro, según el deseo que había expresado. En 1965, san Pablo VI incoó su proceso de beatificación y canonización, confiando la postulación y relación de la causa a los jesuitas. El 19 de diciembre de 2010, Benedicto XVI firmó el decreto de la heroicidad de sus virtudes, quedando proclamado así venerable. Ahora sólo falta el milagro que acredite el poder de su intercesión para ser declarado beato.

¿Qué cualidades humanas tenía?

Una gran capacidad para el trabajo (se sabe que sólo dormía cuatro horas), excelente memoria, afán de conocimiento en las materias más diversas (lo que le granjeó no pocas veces la admiración de los especialistas en distintos temas por la erudición y la exactitud de sus alocuciones y discursos), carisma personal (hecho a la vez de conciencia de la dignidad que representaba y de cercanía a toda clase de personas).

Y, ¿cómo vivió las virtudes en grado heroico?

Benedicto XVI firmó el 19 de diciembre de 2010 el decreto que declaraba que «consta de las virtudes de teologales de fe, esperanza y caridad a Dios y al prójimo, de las virtudes cardinales de prudencia, justicia, templanza y fortaleza y de las virtudes a ellas anexas, en grado heroico, del Siervo de Dios Pío XII (Eugenio Pacelli)».

Hombre de fe inquebrantable y de esperanza a toda prueba, su amor a Dios rezumaba en todos sus actos y documentos, en las audiencias y en las celebraciones litúrgicas. Su caridad para con el prójimo no conoció límites ni salvedades. Cuando barrios populares de Roma fueron bombardeados por los aliados en 1943, no dudó en acudir en medio del evidente peligro a consolar a las víctimas, disponiendo de todo el dinero en metálico que había en sus arcas personales para entregarlo a los más necesitados, pero, sobre todo, mediante su palabra y su cercanía (hasta el punto de quedar manchada su blanca sotana con la sangre de los heridos).

En cuanto a las virtudes cardinales: su prudencia fue exquisita y necesaria en tiempos en que la mínima provocación podía encender las iras de los tiranos; su fortaleza quedó demostrada al enfrentar con todas sus posibles consecuencias al monstruo de la guerra, negándose a abandonar a su grey y estando dispuesto a morir por ello; su sentido de la justicia era proverbial y en ella basaba el establecimiento de la paz (como rezaba el lema de su escudo: OPVS IVSTITIÆ PAX); su templanza, en fin, quedó sobradamente probada en lo morigerado y austero de sus costumbres, en el mantenimiento de un espíritu sereno y en su renuencia a aplicar el rigor si no ofrecía al mismo tiempo benevolencia.

¿Fue para usted un papa santo?

Sin duda y esa fue la convicción general cuando murió el 9 de diciembre de 1958. Yo mismo le tomé devoción gracias a mi madre, pues Pío XII fue el Papa de su juventud y estaba convencida de su santidad. El papa san Pablo VI, ante los posteriores ataques a la memoria de su predecesor con ocasión de la puesta en escena de la pieza teatral de ficción El Vicario de Rolf Hochhuth (hoy un revisionista negador del holocausto), decidió en 1965 incoar el proceso de beatificación de Pacelli, lo que es significativo, pues Montini, que había trabajado cotidianamente a su lado durante varios lustros y por lo tanto lo conoció bien, no hubiera tomado esa iniciativa de haber dudado de su santidad.

¿Cuál sería la valoración general de su pontificado?

El pontificado del Venerable Pío XII fue extremamente positivo para la Iglesia porque en medio de la general ruina provocada por los horrores de la Segunda Guerra Mundial, hizo de ella el faro que guio a millones de personas en la reconstrucción material y moral del mundo. Fue un convencido y adalid de la libertad contra el totalitarismo comunista (como antes, ya como cardenal secretario de Estado, lo había sido contra el totalitarismo nacionalsocialista) y un adalid de la colaboración entre las naciones basada en el derecho natural. En el plano religioso, hubo un gran incremento de vocaciones sacerdotales y religiosas, las misiones católicas experimentaron una gran expansión, se incrementó la práctica religiosa entre los fieles y creó los institutos seculares para la santificación de los seglares en el propio estado.

¿Qué aspectos prácticos y apostólicos mejoraron con él en la Iglesia?

Sobre todo los de pastoral litúrgica. Consciente de que la Liturgia es, por así decirlo, como el combustible de la acción apostólica y de la vida en la fe, quiso hacerla cada vez más accesible a los católicos, fomentando los congresos litúrgicos para el clero (para capacitarlos mejor pastoralmente) y facilitando la práctica de los fieles mediante algunas importantes medidas (permisión de las misas vespertinas, restauración de la Vigilia Pascual y de toda la Semana Santa a sus horarios naturales, reducción del ayuno eucarístico, introducción de las misas dialogadas para propiciar la participación inteligente del pueblo en los sagrados ritos).

También propició la universalidad visible de la Iglesia mediante la internacionalización del Sacro Colegio cardenalicio y la Curia Romana, la promoción del clero indígena (que accedió a los puestos de jerarquía) y la gran expansión misional de los años cuarenta y cincuenta, cuyos principios e ideales recogió y plasmó en dos importantes encíclicas: Evangelii præcones (1951) y Fidei donum (1957), esta última pudiendo ser considerada como una especie de Carta Magna de las Misiones.

Fue un pontificado en tiempos muy difíciles de guerra mundial.

Los tiempos más difíciles que le ha tocado vivir a un papa en tiempos contemporáneos. El ascenso de los totalitarismos, la destrucción sin precedentes y los terribles crímenes de la Segunda Guerra Mundial (que Pío XII quiso evitar en vísperas de su estallido advirtiendo a todo el mundo que “nada se pierde con la paz, pero todo puede perderse con la guerra”), la expansión del comunismo ateo. Sin embargo, no prevalecieron, la Iglesia resistió entonces con dignidad y denuedo, el Papa supo capear los fieros temporales de entonces con fortaleza y prudencia y el Catolicismo sigue aquí y ahora.

Se le acusa de haber sido aliado de Hitler.

Eso fue una especie que se difundió a partir de la pieza teatral El Vicario del alemán Rolf Hochhuth estrenada en Berlín en 1963. En ella se presentaba a Pío XII como pasivo en la defensa de los judíos por afinidad con Hitler y el nazismo. Hubo una gran polémica en esos años, a la que reaccionó Pablo VI enérgicamente, pero desgraciadamente la especie hizo fortuna y aunque pareció comenzar a languidecer, en 1999 fue reavivada por el libro supuestamente documentado de John Cornwell titulado maliciosamente El Papa de Hitler y la película Amén de Costa-Gavras (2002), basada en la ficción de Hochhuth (el cual, por cierto, ahora niega que el holocausto haya tenido lugar como sostiene su amigo el revisionista David Irving).

Cabe preguntarse, si las acusaciones contra Pío XII tuvieran fundamento, ¿cómo es que en cinco años desde su muerte nadie las formulara? Es más, es grande el número de testimonios a favor de Pacelli por parte de autoridades judías e israelíes (la más notable: la de la entonces ministra de Relaciones Exteriores de Israel Golda Meir, nada sospechosa de partidaria del Papado) cuando murió el 9 de octubre de 1958. Si hubiera habido la mínima sospecha sobre la conducta del Papa, sin duda dichas autoridades se hubieran abstenido de formular declaraciones a su favor. Los telegramas de pésame de mandatarios y gobiernos de todo el mundo inundaron la Secretaría de Estado vaticana. Ya en vida, fue Pío XII objeto del agradecimiento de muchos sobrevivientes (judíos y no judíos) del nazismo y dicha gratitud se manifestó todavía mucho después.

El venerable Pío XII era contrario al nazismo. Siendo nuncio en Baviera, según atestigua su gobernanta la M. Pascalina Lehnert, fue de los pocos que leyó el libro Mein Kampf de Hitler, al que consideró delirante y peligroso y, ya cardenal secretario de Estado de Pío XI, redactó y revisó, juntamente con el cardenal Michael von Faulhaber, la encíclica Mit brennender Sorge (1937), por la que se condenaba sin ambages y se denunciaban los atropellos del régimen hitleriano. Al ser elegido al sacro solio, el periódico oficioso del nazismo acusó al flamante papa de ser cómplice de los judíos y favorecerlos. Como Papa, sin pronunciar inútiles provocaciones contra el Führer del Tercer Reich, llevó a cabo una silenciosa acción en favor de los perseguidos y gracias a la cual, según el testimonio del diplomático israelí Pinchas Lapide, fueron salvados directa o indirectamente 850.000 judíos.

Ahora consideremos, ¿qué habría pasado si Pío XII, más cuidadoso de su reputación personal que del bien de los perseguidos, hubiera lanzado una pública condena a Hitler (algunos hasta pretendían que lo excomulgara)? El dictador alemán se hubiera reído de ella y hubiera recrudecido la persecución contra los judíos, ampliándola a los católicos. Se sabe, además, que tenía un plan para raptar al Papa y mantenerlo prisionero en Liechtenstein. Los Aliados habían ofrecido a Pío XII asilo si decidía dejar Roma, pero Pacelli se negó a dar mal ejemplo a sus nuncios y representantes apostólicos, que tenían orden de no abandonar los países en los que ejercían la diplomacia pontificia por muy malas que fueran las circunstancias. Si Pío XII hubiera condenado públicamente a Hitler, hoy estaríamos en un escenario de acusaciones de temeridad e irresponsabilidad, culpables del empeoramiento de la situación de los perseguidos.

Sin embargo ayudó a los judíos

Ya he citado el dato de Pinchas Lapide. ¿Cómo se desarrolló la ayuda papal a los judíos? En primer lugar, dándoles cobijo (y no sólo a ellos, sino a otros perseguidos del nazismo) en los palacios y dependencias papales y en los edificios extraterritoriales de la Santa Sede, así como en la villa de Castelgandolfo. También en numerosas casas religiosas de Roma y de otras partes, tanto masculinas como femeninas, especialmente los conventos de monjas con clausura papal, que fue levantada por el pontífice a efectos de poder admitir extraños entre sus muros. Por otra parte estaba la tupida red de representación papal formada por las nunciaturas y delegaciones apostólicas, que hacían in situ, con el conocimiento del Papa y de la Secretaría de Estado, lo que podían por aliviar la suerte de los perseguidos. En el mismo Vaticano el Papa había organizado la Opera di San Raffaele bajo la dirección de Monseñor Montini y la activa participación de la M. Pascalina Lehnert, para la ayuda y asistencia de los damnificados de la guerra y los perseguidos (por supuesto, judíos incluidos). Pío XII nunca hizo acepción de personas en el desarrollo de su acción benéfica.

Era una persona de profunda espiritualidad.

Basta ver los vídeos de sus misas (disponibles para todos gracias a las modernas tecnologías) para comprobar con qué unción celebraba los santos oficios. Su modo de bendecir era muy particular y expresaba una íntima unión con Dios, bajo cuya protección parecía querer recoger a todos con los gestos amplios y pausados de sus brazos. Al terminar la Segunda Guerra Mundial, el Papa ordenó abolir el protocolo de las audiencias para poder recibir a los soldados que regresaban a sus hogares, sin importar la denominación religiosa. En muchas ocasiones, hombres curtidos y nada dispuestos a reverenciar al líder de una religión que no profesaban (el caso de muchos soldados norteamericanos protestantes), se quedaban de repente atónitos ante la presencia de Pío XII y maquinalmente se ponían de rodillas: tal era su imponente talla espiritual, aureolada de santidad.

Y de gran devoción mariana.

No sólo era personalmente devoto de la Santísima Virgen (se puede, sin temor a exagerar, llamársele Doctor Marialis (Doctor Mariano), siendo el acto más solemne de su pontificado la definición del dogma de la Asunción de la Virgen en cuerpo y alma al cielo, dotando de un nuevo y hermoso formulario a la misa que conmemora dicho misterio y añadiendo a las Letanías Lauretanas la invocación Regina in cœlum assumpta, ora pro nobis. También proclamó 1954 Año Santo Mariano para conmemorar el centenario de la proclamación por el beato Pío IX del dogma de la Inmaculada. Pero, además: escribió alrededor de cuatrocientos documentos –entre ellos siete encíclicas– de tema mariano; fomentó el rezo del santo rosario, al que definió “compendio de todo el Evangelio”; extendió a la Iglesia universal la fiesta del Inmaculado Corazón de María –al cual consagró el mundo en 1942 (vigésimo quinto aniversario de la primera aparición de Fátima) y Rusia en 1952– e instituyó la de Santa María Reina (cuya realeza había proclamado); dio una renovada organización a las congregaciones marianas (habiendo sido él mismo congregante desde su juventud); en fin, coronó canónicamente la venerada imagen de Santa María, Salvación del Pueblo Romano (Salus Populi Romani), ante la cual había celebrado su primera misa en la Capilla Paulina de la basílica de Santa María la Mayor. Quizás el milagro del sol ocurrido en Fátima en 1917 y con la visión del cual fue gratificado Pío XII los tres días anteriores a la proclamación del dogma de la Asunción y las revelaciones privadas del niño Gilles Bouhours relativas al mismo puedan ser consideradas como manifestaciones celestes en premio a la devoción mariana del gran papa Pacelli.

Su pontificado será siempre recordado por la definición del dogma de la Asunción.

Que no fue improvisado, sino concienzudamente preparado. Acabada la terrible conflagración mundial, Pío XII decidió consultar a los obispos de todo el mundo sobre la oportunidad de definir el dogma de la Asunción de la Santísima Virgen en cuerpo y alma al cielo (previa o no muerte corporal, lo que no entraba en el objeto de la definición). Recibió una respuesta abrumadoramente a favor y entonces, puso en marcha la iniciativa. Se publicaron muchos e importantes estudios históricos y teológicos sobre la cuestión y la Suprema Sagrada Congregación del Santo Oficio, vigilante de la doctrina católica, sometió a riguroso examen los argumentos a favor o en contra de la tesis de la Asunción. Dado el dictamen favorable de la comisión de cardenales y obispos, procedió Pío XII a proclamar desde la cátedra «ser dogma divinamente revelado: Que la Inmaculada Madre de Dios, siempre Virgen María, cumplido el curso de su vida terrestre, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria celestial». Lo hizo de la manera más solemne en San Pedro del Vaticano, delante de cientos de cardenales y obispos de todo el mundo, el 1º de noviembre de 1950. Fue la culminación apoteósica de aquel año jubilar, que marca también el auge de su pontificado.

¿Cuál fue la principal aportación de su Magisterio?

Aparte de la definición dogmática de la Asunción, yo destacaría dos enseñanzas fundamentales del venerable Pío XII: la encíclica Mystici Corporis Christi sobre la Iglesia (1943) y la encíclica Mediator Dei sobre Sagrada Liturgia (1947). La noción de cuerpo místico (Cristo es la Cabeza y la Iglesia constituye sus miembros) fue un aporte muy valioso y fundamental para la eclesiología y está íntimamente ligada con la liturgia si se considera que ésta es el culto público que a Dios Padre ofrece Jesucristo como Cabeza de la Iglesia y, a la vez, el que tributa a su Fundador –y, por medio de Él, al Padre– la congregación de los fieles, es decir la Iglesia o los miembros del Cristo místico: en suma, la liturgia es el culto integral que tributa a Dios el Cuerpo Místico de Cristo, es decir la Cabeza (el Verbo encarnado) y sus miembros (la Iglesia) en unión con su Cabeza.

¿Qué encíclicas o documentos destacaría?

Ya he mencionado las encíclicas Mystici Corporis Christi y Mediator Dei, así como Evangelii præcones y fidei donum. Otras encíclicas destacables (por orden de publicación) son para mí: Divino afflante Spiritu (1944), renovación de los estudios sobre la Sagrada Escritura; Humani generis (1950), sobre las tendencias erróneas en materia teológica y doctrinal; Ingruentium malorum (1951), sobre el rezo del Santo Rosario; Ad cœli Reginam (1955), proclamando la Realeza de María; Musicæ Sacræ (1955), sobre la música sagrada; Haurietis aquas (1956), sobre la devoción al Corazón de Jesús; Miranda prorsus (1957), sobre el cine, la radio y la televisión. Y no omitamos estos documentos: el radiomensaje de Navidad de 1942, en el que hace votos por los «cientos de millares de personas que, sin culpa propia alguna, a veces sólo por razones de nacionalidad o de raza, se ven destinados a la muerte o a un progresivo aniquilamiento»; el decreto del Santo Oficio de prohibición a los católicos de colaborar con el comunismo ateo (1949), renovado por san Juan XXIII en 1959; el importante mensaje al Congreso Litúrgico Internacional de Asís de 1956 y la Instrucción de la Sagrada Congregación de Ritos sobre música sagrada y liturgia de 1958.

Me resta decir, como dato ya conocido y repetido, que el magisterio del venerable Pío XII es el más citado de un papa en los documentos del Concilio Vaticano II, que, dicho sea de paso, fue hechura mayormente de los obispos promovidos durante el pontificado de Pío XI y el suyo.

Por Javier Navascués

6 comentarios

  
Lector
El más santo de todos los que ha habido, al menos desde la guerra para acá. Justo por lo cual nos despediremos de esta vida y de diez vidas más que tuviéramos sin verlo oficialmente santificado. Pero no imaginan hasta qué punto a muchos nos da igual, y en mi caso hasta lo prefiero.
02/07/20 12:35 PM
  
pacomio
Muchísimas gracias por DESTACAR LA INSIGNE FIGURA del Pastor Angélico.
Dios se digne glorificar a su Siervo Fiel.
02/07/20 2:09 PM
  
José Díaz
No tengo duda de su santidad. Sanctus Pius PP XII, ora pro nobis
02/07/20 2:57 PM
  
Gonzalo Eguiguren H.
Insigne Figura de Pastor Angélico, Su Santidad Pío XII, proclamó Dogma de la Asunción .

02/07/20 10:53 PM
  
Eugenio
Gracias a Dios lo conocí,en una audiencia en Castelgandolfo a fines de agosto de 1958. Un gran y santo papá muy querido y respetado por los católicos y en general por todo el
Mundo. Con razón se le llama Pastor Angelicus. Ojalá y pronto llegue a los altares.
03/07/20 12:43 AM
  
Gustavo
Que significa sus brazos abiertos y mirando hacia arriba? Es un gesto único de Pio XII?
03/07/20 12:53 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

1.07.20

Entrevista a Álex Navajas, un periodista con el deseo incansable de buscar la Verdad

Álex Navajas es un periodista que ama su profesión con pasión y la ama por qué es un instrumento magnífico para buscar y difundir la Verdad. Siguiendo el mandato de Nuestro Señor solo la Verdad nos hará libres. Para esto vino Cristo al mundo, para dar testimonio de la Verdad.

Contertulio habitual en diferentes medios, ha trabajado once años en La Razón y dirige su propio Gabinete de Comunicación e imparte también cursos y seminarios de formación. Es un honor y un placer poder repasar con él su dilatada carrera profesional y sus riquísimas vivencias que, como todo en su vida, son un gran don de Dios. Su voz da paz y sus palabras escritas también.

A sus 44 años tiene ya una trayectoria para estar orgulloso, ¿qué balance hace de ella?

44 años ya. Esto pasa rápido. Considero que he llevado una vida interesante, en ocasiones de muchas luchas contra mis propios fantasmas, temores, complejos y miedos, pero rodeado de gente extraordinaria, de la que he aprendido mucho y me he podido apoyar. Mi vida solo tiene explicación como un don de Dios, que me ha creado por puro amor y esa es la correa de distribución de mi vida. Antes era muy escrupuloso y albergaba mucha culpabilidad. Ahora me he dado cuenta de lo cierto que es eso que decía San Agustín de ama y haz lo que quieras.

El amor es la verdadera libertad y en nuestros 44 años ha habido también grandes errores, de los que me arrepiento y de los que de algún modo he sabido aceptar para seguir adelante, tratando de hacer bien el bien.

¿Cuáles son sus principales cualidades como comunicador? (y no vale responder que las diga otro)

Creo que el deseo incansable de buscar la verdad y como decía Santa Teresa de Jesús, la humildad es la verdad. Y cuando uno busca la verdad y trata de se dócil a ella entonces comunica aquello que ha experimentado y por supuesto rectifica en el momento que se da cuenta de que lo que había dicho no era correcto. Luego hay técnicas, es distinto comunicar en prensa escrita que en prensa audiovisual por ejemplo. Al principio mis modelos eran José Luis Martín Descalzo, Azorín, Pérez Reverte, Alfonso Ussía.

Este último me dio en una ocasión en la que coincidí con él una recomendación, que es empezar siempre un artículo con una frase contundente y de algún modo terminar recogiendo esa frase contundente al acabar. En radio y televisión vas aprendiendo. Al principio me decían que vocalizaba mal, que hablaba muy rápido y además de vocalizar bien tienes que ir aprendiendo esas técnicas de oratoria. Es muy importante disfrutar de lo que haces y se nota cuando estás disfrutando de lo que cuentas. Si a ti te interesa es muy probable que al que te escuche también le interese porque lo comunicas con pasión, con veracidad, con ilusión, con ganas.

¿Cómo nace su vocación por el periodismo?

Supongo que siempre he sido curioso. Recuerdo que desde los 12 años todos los días desayunaba leyendo el ABC que llegaba a casa de mis padres, en papel por supuesto. Y luego descubrí la oratoria. Yo era un chico tímido, de pocos y buenos amigos, no era seguramente el más popular de la clase, ni es más juerguista, ni el más líder. Pero cuando salía a hablar en público, eso que a otros les aterrorizaba, a mí me gustaba. Y ahí fue descubriendo que me gustaba comunicar, que se supieran cosas que merecieran la pena. Creo que el periodismo es eso: comunicar cosas que valen la pena, que construyen, que informan, que dan criterios, que hacen pensar etc. Uno de los periodistas que más me influyó fue Felipe Navarro “Yale".

El periodismo cuando se convierte en un arma al servicio de una ideología pierde completamente su esencia y se convierte en un arma de destrucción masiva.


¿Por qué se especializó en periodismo religioso?

Precisamente porque quería comunicar noticias con un sentido, con un valor, con una trascendencia. Tuve la inmensa fortuna de conocer a quien después se convirtió en un gran amigo que fue Álex Rosal.

Él me introdujo con 21 años en el diario La Razón y él estaba metido en la sección de religión. Luego me ofrecieron en alguna ocasión pasar a algunas secciones de más prestigio, entre comillas, como nacional, social u otras. Pero yo me encontraba muy a gusto en la sección religiosa porque hacíamos una información bastante alejada de lo convencional. No era algo ñoño, clericaloide, con olor a incienso y buenista sino que buscaba iniciativas dentro de la Iglesia, cosas absolutamente novedosas, testimonios rompedores, temas que hacían pensar realmente. En fin, a mí siempre el mundo ñoño me ha repelido. Sin embargo con Álex Rosal y con todo el equipo que trabajábamos en La Razón en religión hicimos algo distinto, novedoso y fresco.

¿En qué medida concibe su trabajo como apostolado?

Leí una frase que forma parte del acerbo que anima mi vida. Era de un maestro espiritual que decía que en su juventud trataba de hacer muchas cosas por Dios y ahora en su vejez se daba cuenta de que lo importante era que Dios hiciera muchas cosas a través de él. Yo en mi juventud he sido muy activista, incluso muy pelagiano y quería conseguir la gracia por mis méritos y por mis buenas obras.

Después el Señor me ha ido haciendo ver que eso no tiene ningún valor y el que actúa es Él. Ahora me encuentro más tranquilo a la hora del apostolado, sencillamente trato de vivir de cara Dios, a pesar de que el permita muchas imperfecciones y muchas debilidades en mi vida. Y dejó que Él actúe. Creo que ese es el mejor apostolado.

¿Su participación en numerosos debates en CNN + fue algo importante en su carrera?

Sí. De pronto me empezaron a llamar para debates televisivos en CNN +, que en aquel momento dirigía el triste y recientemente fallecido José María Calleja. En esos debates estábamos en las antípodas ideológicamente, pero había unos coloquios interesantes. Además del debate religioso que me apasiona, me gusta ir a las casas profundas de las cosas. Incluso en debates sobre temas de actualidad y de política, a los que sigo asistiendo. Me gusta no quedarme solo en la superficie, en el hecho concreto, sino en ver la motivación, en saber ver la corriente ideológica que hay detrás. Seguramente no sea importante que tal político diga esto o aquello, sino que es lo que ha querido decir realmente y que es lo que le mueve a hacerlo. Y ahí es donde esta la ideología y el combate apasionante de las ideas, tan denostado hoy en día. Vivimos en una sociedad tan tremendamente dogmática, donde es raro el debate de las ideas. Estamos simplemente en el debate de los hechos donde los periodistas se limitan a defender un partido político sea el que sea, pero no a profundizar en las ideas. Para mí los debates en la televisión fueron una experiencia muy gratificante para seguir en esa sintonía de la búsqueda de la verdad, de la que hablaba antes.

¿Qué supuso en su trayectoria llegar a un medio como La Razón?

Llegar a este medio fue un gran espaldarazo para un chico de 21 años, como tenía yo en ese momento, gracias a la confianza de Álex Rosal. Tuve unos excelentes maestros, algunos de los mejores periodistas de prensa escrita que había en ese momento como Alfredo Semprún o Agustín De Grado. Era muy importante para mí poder escribir en un periódico de ámbito nacional. Nosotros fuimos de la última generación de periodistas que trabajamos en prensa escrita antes de que llegara internet. Y entonces las tiradas de los periódicos eran amplísimas. En esos años tuve el privilegio de recibir el premio Martín Descalzo de periodismo en el año 2002, con 27 años de edad y fue como digo, un tremendo espaldarazo.


Luego vendría el salto a la televisión, ¿le costó mucho adaptarse?

La verdad es que no me costó adaptarme porque, como dije antes, desde el colegio, a pesar de mi timidez, siempre me había gustado hablar en público y entonces en televisión me sentí bastante cómodo. Además tuve grandes maestros como Javier Algarra, Gonzalo Bans…y otros compañeros. Me adapté bastante rápido y es un medio en el que disfruto.

¿Cómo compagina participar tanto en El Toro TV como en 13 TV, el Distrito TV etc.?

Voy a donde me invitan, siempre que el debate sea serio y no un mero espectáculo, que parece que es en lo que se han convertido hoy muchos debates. Cuando el programa tiene ciertas garantías de seriedad, de poder hablar, argumentar y escuchar, no solo atacar al otro o ridiculizar al otro, voy. El otro tipo de debates no me interesa nada porque no hay una búsqueda de la verdad sino solo ver quien resulta más gracioso y eso a mí personalmente no me interesa.


También fue importante su paso por Radio María como Director gerente.

Lo de Radio María fue una gran oportunidad. No olvidemos que es probablemente la segunda emisora de radio de España en cobertura, superada tan solo por Radio Nacional de España. Hay muchísimas zonas de España, lugares recónditos, donde solo llega la señal de RNE y de Radio María. Es una radio que se mantiene exclusivamente con donativos. No existe un departamento de marketing o publicidad. No se emite un minuto de publicidad pagada. La fórmula de Radio María es para estudiarla. ¿Cómo es posible que una emisora con tanta cobertura y millones de oyentes se mantenga solo con donativos e incluso crezca. No hay donativos grandes sino varias decenas de miles de pequeños donativos. Todo esto en poco más de 20 años. Es una radio que hace una labor social y evangelizadora extraordinaria. Al año llegaban cartas a la emisora de gente que se había convertido gracias a la radio, que era el único antídoto contra la soledad para muchas personas. Incluso muchas personas no se suicidaron gracias a la radio. La labor de Radio María en España, y en los cerca de 80 países en los que está, es extraordinaria.


Y ahora su colaboración en un medio muy Actuall…

En Actuall me pidieron ya hace 3 años que colaborara con ellos y yo siempre voy allí donde se pueda tratar de hacer un bien, de aportar algo de claridad, de colaborar en esa búsqueda de la Verdad y de dar sentido a todo lo que nos toca vivir, voy y trato de arrimar el hombro.


Igualmente ser director de la Hospedería de la Santa Cruz del Valle de los Caídos fue algo importante, háblenos del encanto del lugar como centro de espiritualidad y reposo…

La etapa de director de la Hospedería de la Santa Cruz del Valle de los Caídos ha sido tremendamente interesante. No tenía absolutamente que ver con lo que había hecho hasta ese momento. Tenía que dirigir una gran hospedería de 120 habitaciones, 240 camas que estaba en una situación financiera muy difícil, pero que yo veía que tenía grandes posibilidades. El edificio es de una belleza extraordinaria, construido en piedra, madera y pizarra. Posee una magnífica biblioteca con 25.000 volúmenes que llevaba 35 años cerrada. No se enseñaba a nadie y nosotros la abrimos por primera vez al turismo.

Y todo ello, en un entorno bellísimo como es el parque natural de la Sierra de Guadarrama. Han sido tres años y medio muy interesantes de sacar adelante un negocio, de hacerlo rentable, de hacerlo cada vez más conocido. Como anécdota cuando llegue en el año 2016 en toda la hospedería no había internet. Era un lugar muy anticuado y poco a poco, por medio de las redes sociales, del boca a oreja cada vez ha ido viniendo más gente disfrutando del entorno. Viene gente de todo tipo al estar en distintos portales de agencias de viajes. Todos coincidían en que en este lugar se sentía mucha paz. Todo ello en una hospedería que esta a los pies de la cruz más grande del mundo, de 150 metros de altura, es decir 5 veces el Cristo del Corcovado de Río de Janeiro, que mide 30 metros y 60 metros más alto que la estatua de la libertad de Nueva York.

Para que nos hagamos una idea del tamaño de los cuatro evangelistas que están en la base de la cruz (donde no se puede subir hace más de 10 años) un ser humano de tamaño normal, le llega a los evangelistas al tobillo. Lamentablemente en nuestra querida España tenemos una izquierda terriblemente sectaria que pretende deformar el sentido reconciliador que tiene el Valle de los Caídos, donde hay caídos de los dos bandos de la Guerra Civil y cada día se reza por todos ellos. Lo que debería ser un monumento de fama mundial y en cualquier otro país como Estados Unidos, Francia o Gran Bretaña le sabrían sacar un partido extraordinario, aquí en España, por el sectarismo de gran parte de la clase política, se trata de mantener oculto. Fueron tres años y medio apasionantes para volver a sacar a flote a la hospedería de la Santa Cruz.

14 comentarios

  
jandro
Muy buena y trabajada entrevista.
Valiente siempre Álex Navajas. Ha inaugurado programa en YT: El buscaminas.

D. Javier, entreviste también a Javier Villamor.
01/07/20 9:51 AM
  
Nines
Tener a Pérez-Reverte de modelo, que es un "perio-listo" sin escrúpulos, al menos en sus inicios, invalida muchas apreciaciones.... Aunque es verdad que tiene un éxito tremendo con sus novelas y se defiende muy bien
01/07/20 10:02 AM
  
Luis Fernando
No le conozco personalmente pero sin duda Álex es un gran tipo. Y es clave esto que dice en la entrevista:

Yo en mi juventud he sido muy activista, incluso muy pelagiano y quería conseguir la gracia por mis méritos y por mis buenas obras.

Después el Señor me ha ido haciendo ver que eso no tiene ningún valor y el que actúa es Él. Ahora me encuentro más tranquilo a la hora del apostolado


Absolutamente clave. Si acaso, matizar que el mérito existe. Tiene a Dios como causa primera, pero también es propio del fiel como causa segunda.
01/07/20 10:12 AM
  
Álex Navajas
Luis Fernando, gracias por tu comentario. El aprecio es mutuo. Y de acuerdo con tu puntualización. Gracias al resto de comentaristas.
01/07/20 10:25 AM
  
peter
LF
hola,

Cómo encaja esto que has dicho ahora de que el mérito existe con el que "sin mi no podéis hacer nada"... ??

Es porque al menos el hecho de pedir la gracia ya te atribuye un cierto "mérito"...?

sería por ejemplo el mérito del que dice sí al martirio, siendo libre al decidir su destino

esa delgada línea que a veces confundo, es la que creo que separa el católico del pelagiano y también del protestantismo,

puedes explicarlo? o enlazar algún enlace tuyo que lo explique tal vez??

Gracias



01/07/20 11:57 AM
  
Lector
Qué cosas: el primer intelectual que me hizo reparar verdaderamente en el irreemplazable valor estético, arquitectónico y moral que poseen la Basílica y la Cruz del Valle de los Caídos --como aquí señala Álex Navajas-- fue el agnóstico Pío Moa. Qué desaprovechado está este escritor, para mí el más lúcido y ético entre los historiadores españoles vivos.
01/07/20 12:06 PM
  
Fernando Cavanillas
Sí, hoy en día algunos acusan de pelagianos a los que simplemente tienen fe y quieren obedecer a Dios. El celo por la salvación de las almas es absolutamente imprescindible, y existe el peligro de perderlo si interpretamos que hacer apostolado tiene un lado malo y le ponemos etiquetas, ó que es Dios el que con Su Gracia lo hace todo... La que actúa es Su Gracia, pero nosotros debemos poner nuestro trabajo y nuestra voluntad. Una fe sin obras está muerta. Somos el instrumento de Su Gracia, y debemos hacer nuestra parte. Dios quiso que fuera así. Recordemos que por la inacción de los católicos millones de almas se condenan, y para ellas ya no hay marcha atrás. La falta de celo por la salvación de las almas es uno de los principales errores y pecados de la Iglesia actual.

"Te basta mi Gracia", le dice El Maestro a San Pablo, pero no es que San Pablo se relajara en su misión, precisamente. Los apóstoles son nuestro ejemplo. Obviamente incluso con las ganas de trabajar para el Reino de Dios y la salvación de las almas se puede exagerar (normalmente por una fe inmadura) y entonces nos encontramos con un error por el otro lado, de exceso más que de defecto. También se puede ser rigorista... la mayoría de las veces creo que ambos errores ocultan una falta de fe. Querer convertir la religión católica en otra cosa... pero nace de la falta de fe auténtica, aunque obviamente es una tentación que puede aparecer en cualquier momento.

Sin embargo se abusa hoy en día de tales términos (pelagiano, rigorista...) de tal modo que hay que matizarlos muy bien, ya que usarlos así "en crudo" en estos tiempos puede dañar. Ciertos grupos usan esos términos como "palabras policía", llamando rigorismo ó pelagianismo a preocuparse por la salvación del prójimo ó simplemente a evangelizar como lo hicieron los apóstoles. Califican de defecto lo que es un mandamiento.

El celo por la salvación de las almas es hoy más obligado que nunca, Dios quiere que seamos nosotros los que ayudemos a los demás a salvarse. Es así y tiene que ver con nuestra libertad. Cuando muramos tendremos un juicio misericordioso pero de total justicia, y se nos pedirán cuentas de aquéllos que están en el infierno por nuestra falta de celo. Lo digo mucho más por mí que por el señor Navajas, creo que su "hoja de servicios" es maravillosa, y la mía un desastre, pero ciertos términos creo que hay que matizarlos bien...

Un abrazo de un hermano en Cristo
01/07/20 1:10 PM
  
Emilio
Yo también he defendido esos valores del Valle de los Caídos...y se me han reído en las narices, diciendo que lo mejor que se puede hacer con esa maravilla es...¡convertirla en escombros!. ¡Ay la ignorancia qué soberbia es! (cuya antítesis seria la humildad y la verdad).
Oportuna y aleccionadora entrevista.
01/07/20 1:25 PM
  
Daniel
Enhorabuena!!!. Alex es un gran tipo y un valiente que da siempre la cara. Jamás se oculta y es un gran periodista católico.
01/07/20 3:06 PM
  
Maite C
No entiendo que tuviera como modelo al sacerdote José Luís Martín Descalzo.
Y a Pérez Reverte ????

Lo que sí comprendo, dadas las circuntancias, que esté buscando la Verdad.


01/07/20 4:26 PM
  
Albert L
Alex Navajas ha hecho una magnífica labor como director de la hospedería del Valle de los Caídos. Ha conseguido modernizarla. Pero parece que de sus palabras se deduce que ha cesado en esta labor. Es eso cierto? Sería una pena.
01/07/20 4:27 PM
  
Álex Navajas
Gracias, Daniel, por tu inmerecido comentario.

Maite, Pérez Reverte es un gran escritor. Aparte, muchas veces dice cosas muy ciertas. En otras ocasiones, defiende verdaderas barbaridades. Me fijo en él, evidentemente, por sus cualidades, no por sus errores.

Albert, gracias por tus palabras. Efectivamente, ya no sigo al frente de la Hospedería Santa Cruz del Valle de los Caídos desde marzo. Ahora ando en nuevos proyectos, pero guardo un magnífico recuerdo de mis tres años y medio en el Valle.
01/07/20 6:47 PM
  
Maite C
Alex, Pérez Reverte tiene muchísimos errores y nulas cualidades.

Te dejo este enlace que claramente lo define. Teniendo en cuenta que no he votado nunca a VOX ya que los principios y valores no entran en sus 100 puntos. Es más, ni tan siquiera citan a Dios nuestro Señor en ningún sitio. Por lo tanto, mi conciencia, aunque puedan tener cosas muy buenas, no me lo permite. Y que conste en acta que tengo varios amigos con cargos en dicho partido, que ya les hice saber cual era mi posición al respecto.

Pero lo que dice Reverte en el enlace que te dejo, es claramente izquierdista, por lo tanto, cuanto más lejos, mejor.

FUENTE: https://www.abc.es/cultura/abci-perez-reverte-sobre-errores-izquierda-hacen-gente-harta-tonterias-pase-otro-bando-201812051216_noticia.html
14/07/20 8:25 PM
  
Fernando Cavanillas
Maite C
totalmente de acuerdo contigo. Las ideas y actitudes de Reverte no me gustan ni un pelo. A veces nos dejamos engatusar con ciertas frases que parecen una cosa, pero las ideas del personaje son otras. Es bueno conocer a la gente, y aunque no tengo nada en contra de P.Reverte, no es una influencia que quiero para mí. Es un personaje que parece atormentado por su vida de corresponsal de guerra y no es en absoluto católico (dice incluso que el problema de España es que no se hizo protestante en el siglo XVI, y que por eso no somos tan guays como Alemania ó USA. No necesito añadir más).

En cuanto a VOX yo sí les he votado y les votaré mientras no haya una opción mejor y no me decepcionen. Soy tradicionalista en lo político, pero considero que VOX es hoy por hoy un verdadero voto útil católico. Están en contra del aborto (aunque por ahora sea en eliminar el 99% de los abortos) y quieren defender España. No votarles por este detalle ó aquél otro creo que es una trampa conceptual maximalista, ya que como católicos incluso es posible que tengamos una responsabilidad con nuestro voto a VOX, aunque la abstención activa también me parece legítima si es por motivos de conciencia.

Un partido que dice que si tiene el poder para ello eliminará el aborto (en dos fases, la primera prohibir el 99% de los abortos dejando algunos supuestos -con lo que no estoy de acuerdo- y en una segunda etapa prohibir el 100% de los abortos), y que defiende España sin complejos, yendo a los tribunales cuando es posible y luchando valientemente por la patria jugándose el tipo... creo que merecen que les votemos, aunque sea sólo como VOTO ÚTIL temporal. Es lo único que tenemos. El PP ha abusado tanto de la España decente con su falso voto útil que nos asquea el concepto, pero bien entendido y usado creo que coincide con el voto a VOX y que es totalmente legítimo (e incluso muy deseable moralmente) para un católico. En cualquier caso respeto tu opinión, el voto es un tema sobre todo moral, nunca lo olvidemos. Yo voto útil contra el aborto y a favor de España... cuando haya otra opción mínimamente viable y más tradicionalista entonces les votaré, Dios mediante. Si VOX nos decepciona en temas importantes, entonces les dejaré de votar para siempre, pero no por temas secundarios ó maximalistas.
16/07/20 1:43 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

29.06.20

Elvira Roca Barea afirma que las nuevas ideologías tienen un componente grandísimo de intransigencia y de fanatismo

Elvira Roca Barea es licenciada en Filología Hispánica y máster en literatura medieval, es profesora de un centro de enseñanza secundaria. Ha trabajado en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y ha impartido clases en la Universidad de Harvard. Es, asimismo, conferenciante y articulista en los más importantes diarios de España. Su trabajo de investigación se ha centrado, principalmente, en la leyenda negra anti española, es decir, el relato desfavorable sobre España y su pasado. En esta etrevista reflexiona brevemente sobre la barbarie de la destrucción de estatuas y sus causas.

¿Cuál es la primera valoración que hace de la oleada de destrucción de estatuas que se está dando en Estados Unidos?

La destrucción de las estatuas es un asunto que hay que globalizarlo, hay que entender que está ocurriendo en un amplio marco de destrucción y que están siendo vandalizadas estatuas que tienen que ver con la comunidad hispana, pero también con la historia de los Estados Unidos, incluso con figuras muy sobresalientes y destacadas del país estadounidense.

Hay que plantearlo en un marco más completo, y saber por qué se producen estas oleadas de iconoclasia y qué significan.

Es algo cíclico, que ya se ha repetido otras veces en la historia.

Esto ha ocurrido más veces en la historia de la humanidad y son manifestaciones de barbarización muy inquietantes. Las vimos en aquella destrucción de los budas en Afganistán y las hemos visto otras veces en oleadas sucesivas que han pasado una y otra vez.

¿Qué es lo que reflejan en el fondo estas acciones?

Anuncian siempre extremos de intolerancia y como digo, de barbarización, que es una forma de infantilismo hasta cierto punto en la que se considera que el mundo prácticamente nace con uno mismo, con su generación y con aquello que uno considera que es bueno o malo, deseable o desechable y a partir de ahí todo lo que no se ajusta a esa especie de catecismo, merece ser destruido.

En el fondo hay un gran componente supersticioso.

Es una forma de renacimiento del pensamiento mágico, que concedía a las imágenes esas cualidades carismáticas y casi místicas y parece que destruyendo esas imágenes se destruye aquello que esas imágenes representan o se destruye el pasado del que esas imágenes emergen.

Piensan que destruyendo las estatuas destruyen este mundo caduco y corrompido y que a partir de ahí nacerá un hombre nuevo. Ahora las nuevas religiones nacen como nuevas ideologías y tienen un componente grandísimo de intransigencia y de fanatismo y lo estamos viendo muy claramente.

Esto afecta a la historia de España y a personajes relacionados con su historia, pero en la pura horda de la barbarización destruyen una estatua de Cervantes, que él mismo fue esclavo de los musulmanes en Argel. Hay cosas que no se sostienen por ningún sitio.

¿Hay una coherencia en la barbarie, si se puede llamar así?

Sí y como he dicho esa especie de coherencia es el infantilismo propio de creer que su ideología o religión va a crear un mundo nuevo, que son los primeros que han visto a Dios, que han visto la verdad, que todo lo anterior es un horror. Esto se manifiesta en estas formas bárbaras de intransigencia absoluta, de fanatismo y esto no anuncia, desde luego, nada bueno.

 

Por Javier Navascués

7 comentarios

  
Generalife.
Sectarismo,manipulación ,incultura ,ignorancia .Una bomba
29/06/20 2:59 PM
  
José Luis
Las nuevas ideologías, son las viejas ideologías. Ateísmo radiante y comunismo, con más rabia, aprovechando cualquier error del contrario, para destruir y someter. Seamos mejores que ellos y no cometamos graves errores por los que campen como salvadores.
29/06/20 5:05 PM
  
José Luis
Quise escribir... ateismo rabiante...es importante.
29/06/20 5:05 PM
  
JUAN NADIE
El libro de esta señora IMPERIOFOBIA Y LEYENDA NEGRA, es altamente recomendable. Es un oasis en el desierto de mediocridad de las publicaciones de la España actual.
29/06/20 5:43 PM
  
Luis López
No creo que se trate de nuevas ideologías. Esta "novedosa" furia iconoclasta es una variante del odio marxista. El capitalismo, la famila, la moral o la religion han sido y son sus habituales objetivos

Ahora le toca la historia, a la que literalmente hay que hacer añicos; borrar del mapa como hacía Stalin con los retratos de sus enemigos políticos Nada nuevo bajo el sol.

29/06/20 5:45 PM
  
Emilio
Hoy todos saben que con ocasión de las guerras por la independencia la Masonería jugó un papel determinante. ¿Por qué no habría de repetirse ahora lo mismo, y no sólo a ese nivel sino también a nivel global?. Sería una manera plástica de subvertir los valores que tienen su raíz en el cristianismo. Lo malo es que esos propósitos no llegan a "las masas". Así se explica que no haya proporción entre el origen y las derivaciones, las causas y las consecuencias.
29/06/20 5:59 PM
  
Jk
Es como las revoluciones marxistas, acabar con todo lo que representa lo anterior a la revolución y reprimir a todo lo "reaccionario"
29/06/20 6:11 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.