24.08.21

Finalizamos los testimonios de Covadonga con López Ureña en homenaje al gran trabajo de la organización

Con este último testimonio concluye, Dios mediante, el amplio ciclo de entrevistas sobre la peregrinación Nuestra Señora de la Cristiandad a Covadonga. Agradezco de corazón a todos los entrevistados que han querido compartir con InfoCatólica sus impresiones y a la organización la confianza y las facilidades dadas. Pongo todos los testimonios bajo el manto de la Virgen de Covadonga, para que den gloria a Dios y frutos de conversión en las almas. Igualmente espero que sirvan para que muchos se animen a ir al año que viene y en los sucesivos.

Les emplazamos para la próxima pergrinación NSC- E 2022, aunque lógicamente seguiremos atentos a todo lo noticiable que pueda surgir durante el año en torno a la misma.

——

Javier López Ureña ejerce la abogacía desde hace casi 15 años y además trabaja en la Administración, aunque su verdadera vocación, pospuesta por diversas causas hasta el día de hoy, es la de historiador. En esta entrevista nos habla de la peregrinación Nuestra Señora de la Cristiandad a Covadonga desde el punto de vista organizativo y de logística, algo esencial para que pudiese llevarse a cabo.

¿Por qué decidió involucrarse en la organización de la peregrinación Nuestra Señora de la Cristiandad?

Antes que responder a la primera pregunta, quiero mostrar mi más sincero agradecimiento a todas las personas que han intervenido en la organización y a todos los voluntarios, sin su esfuerzo, dedicación y ejemplaridad no hubiera sido posible sacar adelante la peregrinación.

Hace casi 15 años un amigo y yo que habíamos acudido a la peregrinación París-Chartres nos propusimos organizar algo similar en España, y se nos ocurrió este mismo trazado. Estuvimos reconociendo el terreno in situ durante varios días, pero en aquella época las dificultades para lograr algo así eran mayores que hoy y la difusión de las realidades adheridas a la Tradición en España era menor.Cuando a través de un amigo participante en la organización me enteré de la iniciativa pensé que si a personas tan distantes y distintas generacionalmente se nos había ocurrido lo mismo, una inspiración superior parecía estar interviniendo. Pude confirmar esto cuando durante los preparativos tuve noticia de que había existido, al menos, otra iniciativa exitosa del Instituto Lepanto de Madrid en 2018. La Fe de los cristianos españoles ha abierto numerosos senderos hacia Nuestra Señora de Covadonga a lo largo de la historia, pero que justo en este momento histórico una persistente inspiración susurre al oído de diferentes personas sin relación entre sí la misma iniciativa es un signo evidente de la intervención de una Voluntad superior. Siendo así, lo difícil era no involucrarse en ella.

Una peregrinación de estas características, ¿qué tipo de logística requiere?

Ante todo, una aclaración previa: ningún evento de estas características hubiese podido organizarse con las escasísimas personas que estuvieron dispuestas a ofrecer su tiempo, trabajo y dinero durante los meses previos, y a sacrificar sus ganas de caminar. Puedo decir que ni el 10% de las personas que estimo necesarias participaron en la preparación, y nos dábamos perfecta cuenta de ello. Pero todos teníamos la convicción de que, a pesar de la carencia de cuadros, cualquier dificultad del tipo que fuese sería solventada. Las dificultades principales provenían de este hecho, de ver cómo se multiplican por siete las modestas previsiones iniciales de afluencia, y en relación con ella, las cambiantes restricciones administrativas derivadas de la alerta sanitaria, que han resultado un quebradero de cabeza permanente, de la preocupación por encontrar lugares adecuados para dormir, de la disponibilidad de vehículos para todo tipo de tareas, de los cambios en los lugares de celebración que obligó a reprogramar horarios contrarreloj, del escaso número de voluntarios, que en muchos casos hubo que recabar in situ, porque con carácter previo al comienzo los ofrecimientos personales eran muy escasos dado que todo el mundo quería caminar, etc.Nuestro Señor fue quien hizo posible que se hayan podido solventar todas estas dificultades.

La prepararon a conciencia 6 meses antes trabajando muy duro, pues son muchas cosas las que hay que dejar atadas…

Efectivamente, la preparación de algo así exige bastante más tiempo del que pueda parecer, del que tampoco disponíamos debido a nuestras ocupaciones particulares, pero como he comentado anteriormente, teníamos la confianza de que la Providencia ayudaría a solucionar todas las carencias existentes. El mayor problema era crear ex novo el esquema de la peregrinación. La visualizamos en nuestra cabeza docenas de veces, y constantemente teníamos que revisar lo ya determinado. Las permanentes modificaciones administrativas derivadas de la pandemia y las prohibiciones canónicas de última hora nos obligaron a alterar las previsiones iniciales varias veces de un modo que sería aburrido de relatar aquí. Baste saber que ante estas dificultades ante todo habíamos puesto la confianza en Dios.

El hecho de no poder celebrar en los templos les hizo tener que buscar las carpas contrarreloj y finalmente, de manera providencial, las consiguieron.

Las prohibiciones canónicas nos obligaron a modificaciones bastante importantes, que 18 horas antes del comienzo de la peregrinación no estaban solventadas porque el escaso plazo disponible para adaptarnos hizo que la disponibilidad de infraestructuras para Misas de campaña fuese inexistente en ninguna de las dos docenas de proveedores a los que recurrimos, pues además la previsión meteorológica no era nada halagüeña. Pero, efectivamente, de forma providencial, todo se solucionó de forma inesperadamente rápida.

También cabe destacar el gran esfuerzo de tener que crear rutas nuevas, pues las existentes no eran viables para todos los peregrinos por su extrema dureza…

Aunque parezca insólito, no existían rutas adecuadas para una peregrinación de estas características. Las rutas senderistas existentes eran demasiado exigentes para un público tan heterogéneo y excesivamente alejadas de los núcleos de población principales en caso de necesidad, y las rutas por carretera resultan demasiado peligrosas para una columna tan numerosa de peregrinos.Así que se ideó una ruta completamente nueva sobre el mapa gracias al gran esfuerzo de Diana Catalán, responsable de organización, ruta que se tuvo que recorrer dos veces desde el principio hasta el final antes del comienzo.

Todo este trabajo material no es más que un medio para el beneficio espiritual de los peregrinos.

Cualquier esfuerzo o sacrificio sólo tiene su razón de ser en el bien de las almas, y si esto se ha conseguido, estamos contentos de haber cumplido con nuestro deber. Nos llegan noticias de transformaciones espirituales y vocaciones, y eso nos confirma en el servicio que debemos prestar.

Mucha gente tiene la intuición de que está naciendo algo grande, un movimiento de reconquista espiritual de la Tradición en España.

La Iglesia se halla hoy en un estado de desorientación total acerca de sí misma y de su papel en el mundo. De la infundada esperanza en que los esfuerzos por hablar al hombre moderno en su propio lenguaje conducirían a que éste por fin comprendiese el mensaje que encierra el Evangelio, se ha pasado a la constatación de que este hombre lo comprende menos que nunca y desarrolla hostilidad hacia él, porque el lenguaje del Cielo se ha abandonado por completo, que es el único que puede liberar al hombre de las cadenas de la esclavitud de un mundo volcado en lo meramente material. En esta tesitura, la exhortación de Nuestro Señor a la Iglesia de Tiatira, que toleraba a Jezabel dentro de sí: “No os impongo ninguna otra carga. Sólo que mantengáis firmemente hasta mi vuelta lo que ya tenéis. Al vencedor, al que se mantenga fiel, le daré el poder sobre las naciones” (Ap, 2, 25) (tamen id quod habetis, tenete, donec veniam. Et, qui vicerit et qui custodierit usque in finem opera mea, dabo illi potestatem super gentes) permanece perennemente válida como norte de las almas. Jezabel fue la mujer del Rey Achab, dada a las fornicaciones y las hechicerías, que destruyó a los profetas del Señor, introdujo el culto de Baal en Israel (I Reyes 18:4,13) y se propuso matar al profeta Elías. Elías, desesperado porque Jezabel había matado a todos los profetas de Yahvé y había derribado todos sus altares pidió al Señor que le quitara la vida (I Reyes 19:4). Pero Dios le contestó: “Me he reservado siete mil hombres en Israel. Todas las rodillas que no se han doblado ante Baal y todas las bocas que no lo han besado” (Rm, 11, 4; I Reyes, 19, 18). Ese remanente de 7.000, al mando de los jóvenes jefes, destruyó después al ejército de Aram y sus 32 reyes.Un pequeño número que se haya propuesto guardar con fidelidad “lo recibido” puede hacer que se restauren los altares de Yahvéh derribados, haciendo renacer en las almas un sincero celo por Dios, como otrora hizo la Fe en España, destruyendo las tolerancias públicas y privadas con sus enemigos, los Baales de nuestro tiempo.

Decía Santa Teresita que Dios pone en el corazón aquello que quiere conceder. Pareciera que de la inspiración de unos jóvenes se pone en marcha un movimiento imparable…

Desde el principio he tenido la convicción de que una inspiración superior dictó al oído de los jóvenes, que se lanzaron a llevar a cabo esta obra, lo que debían hacer. Y como he comentado antes, Dios se sirvió de un pequeño número de jóvenes jefes (232 exactamente) para comandar al pequeño remanente que parecía desaparecido de Israel, pero que finalmente se impuso sobre sus grandes enemigos.

Háblenos de la importancia de que la peregrinación se consolide independientemente de las personas que estén…

Esta obra es de Dios y debe seguir adelante, independientemente de quién se ponga a su servicio. Y no sólo la peregrinación, sino el espíritu que se pudo vivir allí, que no es ni puede quedar en un espejismo de tres días, sino que debe trasladarse a la vida cotidiana para que la semilla plantada crezca y se propague a lo largo de todo el año, con actividades divulgativas, formativas, etc., que si Dios quiere, saldrán adelante.

Para el año que viene, tienen previsión de que el número de peregrinos sea mucho más numeroso, por lo tanto se necesitan muchas manos voluntarias para poder sacar el ingente trabajo adelante y también ayuda económica, pues un evento así requiere de muchos gastos.

Desde este momento hacemos un llamamiento a la generosidad de quienes piensen acudir el año que viene para que valoren ofrecer su tiempo y esfuerzo al servicio de los demás, privándose de la gratificante experiencia de peregrinar, pero encontrándose con otra aún más gratificante, si cabe: la de hacer posible con su callado y discreto trabajo que España renazca de nuevo. Agradecemos a todos quienes quieran sumarse su disponibilidad y espíritu de sacrificio.

Por Javier Navascués

6 comentarios

  
Juanjo Romero
Mil gracias por el trabajo escondido, por los sinsabores, por no arrojar la toalla frente a las dificultades. Creo que el Señor os ha dejado ver un poco de los frutos humanos y sobrenaturales. Enhorabuena.

Gracias, Javier, por habernos acercado a aquellos días y mostrar también lo que había "por dentro" en los peregrinos. Gracias por haber dado la oportunidad de conocer tantos enfoques. Quiera el Señor que se anime mucha gente el año que viene, leyendo las entrevistas es fácil sacar el propósito.
24/08/21 8:44 AM
  
Miscelaneo
Enhorabuena a los organizadores del acto, por su trabajo y dedicación, y por hacer posible esa maravilla.
24/08/21 1:56 PM
  
Ramón montaud
D.Javier López Ureña tenía garantizado el éxito, porque se encomendó a la Divina Providencia y esta le respondió.
En respuesta a la primera pregunta, reconoce " que una inspiración superior parecía estar interviniendo","una persistente inspiración ", "intervención de una Voluntad superior"
En respuesta a la segunda pregunta, reconoce " que nuestro señor Jesucristo fue quién hizo posible que se hayan podido solventar todas estas dificultades".
En respuesta a la tercera pregunta, reconoce "que teníamos confianza de que la Divina Providencia ayudaría"." que habíamos puesto la confianza en Dios"
En respuesta a la cuarta pregunta reconoce " que de forma providencial todo se solucionaba".
En respuesta a la octava pregunta reconoce " que desde el principio he tenido la convicción de que una inspiracion superior".
En respuesta a la novena pregunta, responde " que esta obra es de Dios y debe seguir adelante".

24/08/21 2:44 PM
  
Beatriz Teresa Rossell
El trabajo de los voluntarios sólo podrá premiarlo Nuestro Señor. La tarea que tuvieron es digna de todo elogio. Él les dio la misión y la cumplieron con creces.

Muchísimas gracias a cada uno de ellos.
24/08/21 5:02 PM
  
Cristobal
Agradezco a toda la organizacion todo su inmenso trabajo y me gustaria ver que, de alguna forma, esta peregrinacion articule y una a todos los amantes de la Tradicion en España.
Y , tambien, un agradecimiento especial a don Javier Navascues por todas estas magnificas entrevistas que hemos leido. Y seguire atento a las noticias que pueda poner sobre el tema.
24/08/21 5:16 PM
  
Fulgencio
Santa María de Covadonga, ruega por nosotros. Gracias por estos testimonios tan edificantes, don Javier.
24/08/21 6:04 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

23.08.21

P. Marqués: “En Covadonga rezamos para que Cristo vuelva a reinar en los corazones y en la sociedad”

P. José Miguel Marqués Campo es sacerdote de la Archidiócesis de Oviedo. Criado en Chicago (Illinois) USA, es licenciado en Empresariales por Rosary College, EE.UU. (1985). Cursó sus estudios Eclesiásticos en el Seminario de Oviedo (1989—1996) y fue ordenado sacerdote el 26 de mayo de 1996. Sus destinos pastorales han sido: Salas, Luarca, Basílica del Sagrado Corazón en Gijón, Oviedo. Fue director del “Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica” en Radio María (2007—2012) y de una serie sobre Literatura y Fe en la misma emisora: “De los Anillos al Señor” (2013). Actualmente es capellán diocesano de la Santa Misa Romana Tradicional (desde 2008).

¿Cómo nació su amor a la liturgia tradicional?

Creo muy sinceramente que mi respuesta está incluida en su pregunta: sencillamente yo “nací así", por así decirlo. Desde muy pequeño, siempre me ha cautivado la liturgia de la Iglesia. El camino a mi corazón es por la liturgia y por la música litúrgica. Habiéndome criado en aquella extraordinaria parroquia-colegio de San Jacinto en la zona polaca de Chicago, recuerdo vivamente a los sacerdotes que eran como padres para nosotros los niños, y las religiosas que eran como madres. Recuerdo a los niños y niñas de clase, que tanto nos queríamos. Son recuerdos tan buenos que me marcaron hondamente para siempre. Un día se nos anunció en clase que íbamos ir a Misa más temprano que habitual, y recuerdo mirando por la ventana hacia la hermosa iglesia parroquial, y tuve (sin saberlo entonces) la experiencia del salmista (121): Qué alegría cuando me dijeron: ¡vamos a la casa del Señor! Recuerdo a los sacerdotes en sotana y portando casullas romanas preciosas, recuerdo las religiosas en sus hábitos en clase, y en Misa el dulce canto gregoriano, acompañado con los suaves acordes del órgano, el olor del incienso, y particularmente el canto per omnia sæcula sæculorum. El latín y el carácter tan sagrado de la liturgia desde entonces siempre me han cautivado y fascinado.

Gracias a Dios la puede celebrar desde hace años en Oviedo…

Efectivamente, gracias a Benedicto XVI, reconoció en 2007 el inmenso tesoro espiritual de la Misa Tradicional en Latín, que nunca fue abrogada, y el principio de que lo que fue sagrado para generaciones anteriores sigue siendo sagrado para nosotros hoy, y lo será para las generaciones futuras. Entonces en 2008, hubo una petición en Gijón para poder iniciar celebración dominical y festiva en la archidiócesis, fui nombrado desde entonces capellán diocesano, aprendí el rito Romano tradicional, y lo llevo celebrando ininterrumpidamente desde 2008, en lugares distintos. Hemos mantenido una asistencia fiel todos estos años, y seguimos creciendo lenta pero consistentemente.

¿Por qué quiso participar en esta pergrinación NSC-España?

La primera noticia que tuve de esta peregrinación me llenó el corazón de una gran alegría. Bien conocida es la tradicional peregrinación París—Chartres en torno a Pentecostés (últimamente alcanzando unos 20.000 peregrinos de todo el mundo), y la peregrinación a Nuestra Señora de Luján en Argentina. Nunca me fue posible participar en esas peregrinaciones. Celebrar una peregrinación de estas características en España, y más aún en Asturias—tierra donde comenzó la Reconquista—es una excelente iniciativa que segurísimo supondrá gracia tras gracia para nuestra nación, y para la Iglesia aquí. En el vídeo que prepararon a posteriori, aparecen estas palabras esperanzadoras: Lætare, Mater. Hispania tua est / Regocíjate, Madre. España tuya es. ¿Cómo no iba a participar en algo tan providencial para nuestra querida Patria?

¿Era necesaria una peregrinación así en España?

¡Ya lo creo que sí! Ahí donde hay una liturgia verdaderamente sagrada, más enraizada en la Tradición de la Iglesia, donde personas de todas las edades son convocadas para unos días veraniegos de intensa espiritualidad y de gran esfuerzo físico, supone una lluvia de bendiciones. Reavivamos nuestra honda alma católica española, sin complejos estamos sanamente orgullosos de nuestra historia común, en plena comunión con la Iglesia, nuestra Madre en la fe católica y apostólica. Rezamos por España y la evangelización, para que Cristo vuelva a reinar en los corazones pero también en la sociedad. Rezamos por el Papa, los obispos, sacerdotes y fieles, por las vocaciones y por las necesidades personales que cada peregrino llevaba en su corazón.

¿Qué supuso para usted poder asistir por primera vez a la primera celebración solemne del Vetus Ordo?

Habiendo celebrado la Santa Misa Tradicional en mi diócesis desde 2008 ha sido y es una enorme gracia. Y lo seguirá siendo. Para un servidor, desde luego, para el ejercicio del sacerdocio. Por supuesto es una bendición para la diócesis también, aunque no siempre es apreciada. Pero he estado celebrando habitualmente Misa rezada—que con su intenso silencio orante es ya de por sí sobrecogedor—alguna vez Misa cantada, pero no había tenido ocasión de una Misa con rito propiamente solemne.

Es sencillamente conmovedor. Todos los detalles, pequeños y grandes, son de gran reverencia. Me impresiona sobremanera la asistencia del diácono y del subdiácono. Y cómo el diácono, al entregar cada objeto litúrgico al sacerdote-celebrante y viceversa, por ej., el incensario, la cucharilla del incienso, el cáliz, la patena, etc., lo besa, y luego besa también la mano derecha del sacerdote. Son sublimes gestos de gran piedad litúrgica. Es un hondo agradecimiento a la misericordia sacerdotal sacrificada del Señor, representado por el indigno celebrante, en cuyas manos ungidas con el buen olor de Cristo, se hará realmente presente el Señor en el misterio de nuestra Redención.

El Rito Romano Tradicional ayuda muchísimo a centrarse en Cristo. No hay lugar para distracciones ya que sacerdote y fieles fijamos la mirada, todos juntos, en la misma dirección: hacia el altar, hacia el Crucifijo, hacia Cristo, el Sol que nace de lo alto, como cantamos en el Benedictus de Laudes. De ahí que celebrar la Misa ad Orientem, ayuda a “orientar” nuestra mirada al Señor… y no a nosotros mismos. Especialmente ayuda al sacerdote ser lo que es, oficiando justo y sólo lo que la Iglesia recibe del Señor. Desaparece su persona y su protagonismo, por así decirlo, dejando transparentar a Cristo Sacerdote, sacrificándose de manera sacramental en el altar.

Igualmente era muy edificante ver celebrar numerosas Misas privadas como en un monasterio…

Impresionante la capacidad de adaptación de los organizadores, que pudieron en tan poco tiempo, reajustar admirablemente la logística que supusieron los imprevistos a última hora. Y así fue que a lo largo de la ruta, establecieron capillas-tienda de dos, tres, cuatro altares portables, para que cada sacerdote pudiera ofrecer la Santa Misa con todo bien dispuesto, asistido cada uno por un atento monaguillo, que abundaban. Y no digamos el precioso altar preparado para las tres Misas Romanas de rito solemne, celebradas en los tres días de la peregrinación.

¿Qué ha supuesto poder compartir impresiones con sus hermanos sacerdotes?

Fue enormemente enriquecedor para mí conocer a tantos hermanos sacerdotes, muchos de ellos jóvenes, y poder intercambiar nuestras experiencias. Además de compartir impresiones de cómo la vivencia de la liturgia Romana tradicional nos ayuda a ser más conscientes de nuestra identidad sacerdotal, supuso asimismo una magnífica ocasión para constatar los buenos frutos pastorales: de búsqueda y de acercamiento a Dios, de conversión, de confesión, de admirarnos de cómo la gracia divina actúa en los corazones, atraídos por tanta belleza litúrgica.

También todo el mundo destaca la presencia de jóvenes y de familias… el futuro de la Iglesia.

Ciertamente, sí. Entre los múltiples cientos de peregrinos, he podido constatar una evidente mayoría de hermosas familias jóvenes con sus hijos, vibrantes adolescentes y gente joven en abundancia, aunque también es cierto que hubo peregrinos de todas las edades. Una gran familia.

La belleza y riqueza oracional de la inmemorial liturgia Romana tradicional ha santificado a incontables católicos a lo largo de milenio y medio, muchos de ellos santos y mártires de la fe. El hecho de que tanta gente joven de hoy—que no puede sentir nostalgia por la liturgia antigua de su juventud—se sienta tan atraída por la liturgia tradicional de la Iglesia, es la prueba irrefutable de su poder cautivador a lo largo de los siglos. Un árbol bueno siempre da frutos buenos, dice el Señor. La liturgia Romana tradicional es ese árbol bueno, con hondas raíces. Así de sencillo, así de profundo. Hace años un benemérito sacerdote me comentó: “Mira, lo que vale de verdad, vale siempre". Jamás he olvidado sus acertadas palabras, comprobando su perenne validez.

Desde muy joven, siempre me ha parecido tan hermoso el rezo del salmo 42 al pie de altar, antes de que el sacerdote, habiéndose purificado primero él mismo con el Confiteor y otras oraciones, sube las gradas para entrar en el Sancta Sanctorum, el Santo de los Santos y ofrecer el Sacrificio: “Me acercaré al altar de Dios", respondiendo el acólito (o el diácono y subdiácono en una Misa Solemne): “Al Dios que alegra mi juventud".

El futuro de la Iglesia es su pasado y su presente, es decir, la perenne juventud que Cristo nos ofrece desde la Cruz, el verdadero Árbol de la Vida, que sólo puede dar buenos frutos. Tanto si eres sacerdote joven o mayor, ya si estás rodeado de tanta bella juventud (y no sólo por la edad) estas palabras del salmo 42 son siempre un destello de la juventud perdurable que añoramos conseguir, con la esperanza en la vida eterna.

Por Javier Navascués

6 comentarios

  
pelicanillo
Es una bendición para los asturianos tener un sacerdote de tan hondísimas convicciones católicas celebrando la Santa Misa Tradicional contra viento, marea y ataques desde dentro de la misma ciudadela.
Que Dios le siga bendiciendo con ese gusto por lo bello, lo verdadero, lo imperecedero y lo sublime.
23/08/21 12:44 PM
  
Luis Fernando
A Dios gracias se podrá seguir celebrando la Misa tridentina en Asturias.
23/08/21 1:22 PM
  
Ramón montaud
En respuesta a la primera pregunta manifiesta que "El nació así " y la educacion le ha reforzado en sus sentimientos y en su visión de que la misa tradicional es un anclaje en la tradición. Nada que objetar y bienvenido a la peregrinación de Nuestra Señora de Covadonga. El padre Márquez rezuma sensibilidad a raudales. Le envidio, mi sesibilidad es nula. Participe en mi adolescencia de la misa tradicional mientras la comunidad rezaba el rosario en latín. La verdad es que no sabía que existiese la misa extraordinaria.
23/08/21 1:43 PM
  
Pedro
Me parece vergonzoso que se impongan a lo que el Papa Francisco no desea, de hecho las puertas de las Iglesias en España las tienen cerradas, tanto en el Santuario de Covadonga como en cualquier otro lugar, tengan dignidad y acaten la voluntad del Papa, no hay una forma extraordinaria del Rito Romano, sólo hay una y es la del CVII. Y los encajes y demás para sus abuelas. En septiembre ya les dirá a todos estos payasos, incluidos los de la FSSP, haber como se quedan ahí se verá su fidelidad al Papa, no hay otro camino. Los Obispos españoles son fieles al Papa Francisco, por tanto nada de cosas del pasado, sí quieren celebrar dentro de las Iglesias que lo hagan como celebra el Papa y de lo contrario las puertas están cerradas para todos ellos.
18/06/22 12:59 AM
  
JMMCSPX
Sr. Pedro... Como sacerdote entrevistado en este artículo, permítame decirle que Vd. no sabe lo que dice. No tiene ni idea de lo que dice, créame. Ni siquiera parece que Vd. ha leído la entrevista. Y por demás, sus comentarios resultan insultantes, ofensivas, ignominiosas. Lamento decirle que Vd. no tiene vergüenza por su descarada falta de caridad.

Nosotros gozamos del apoyo cálido del Sr. Arzobispo de Oviedo. Incluso este año, ha estado presente en la Catedral de Oviedo, digiriéndonos palabras de ánimo y bendición. El "Vetus Ordo" es EL Rito Romano propio de la Santa Iglesia Católica Romana desde siempre, ¿comprende Vd.? De incontables santos y mártires de todos los tiempos, ¿comprende Vd.?

El mismo Vaticano II en SC nº 4 especifica que la Santa Madre Iglesia venera TODOS los ritos legítimos y desea CONSERVARLOS y FOMENTARLOS ahora y en el futuro, léalo y entérese, antes de lanzar improperios.

Para su información, este año hemos doblado de numero de peregrinos, unos mil (1.000), la gran mayoría jóvenes de toda España, y también de Portugal, Francia, Italia, Argentina y los Estados Unidos. Han participado unos 40 sacerdotes, acompañando a los peregrinos y atendiéndolos.

Pero personas como Vd. prefieren ver las iglesias cerradas antes de contemplarlas llenas de niños, jóvenes, adultos y mayores, adorando al Señor conforme a la Tradición de la Iglesia. ¿Alguna vez se ha preguntado quién realmente desearía tal cosa, eso de mejor las iglesia cerradas en lugar de llenas de "payasos tradis" como Vd. nos llama?

No sé, a lo mejor eso de fe, esperanza y caridad son cosas pre-conciliares también...y tal parece que Vd. no se da cuenta de que la Iglesia NO arranca con el Concilio Vaticano II sino con Cristo y los Apóstoles. Son 2.000 años de Tradición Católica, ¿sabe Vd.? Y creo recordar que Benedicto XVI alguna vez fue Papa, ¿lo recuerda Vd.? y advirtió que no podemos cortar la raíz del árbol del que VIVIMOS, que es la Tradición.

Procurar vivir en gracia de Dios e intentar ser sencillamente católicos como lo fueron los santos y mártires de todos los tiempos, nutriendo nuestro espíritu cristiano de la sagrada liturgia PERENNE de la Iglesia, pues no parece que hay lugar en la Iglesia según Vd., y todos los que piensan como Vds.

Bueno, pues, sepan Vds. que están muy, pero que muy, equivocados. Dios le abra los ojos y corazón.
08/08/22 1:58 AM
  
Luis Alberto Díaz del Campo
Estoy buscando los archivos del "Compendio del catecismo de la Iglesia Católica", del Padre José Miguel Marqués, y no soy capaz de encontrarlos. Han desaparecido de la web de Radio María, o yo no doy con ellos. Hace años, sí estaban. Me interesan todos, pero especialmente el último. ¿Alguien me puede ayudar?
24/11/23 1:14 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

22.08.21

Clara: “Ha sido una gracia ver en Covadonga a tantos sacerdotes amantes de la Eucaristía y la Iglesia”

Clara, joven enfermera, del capítulo de San Francisco Javier de Navarra, nos regala la frescura de su testimonio de la peregrinación Nuestra Señora de la Cristiandad a Covadonga. Para Clara fue un gran regalo conocer a todos los sacerdotes de la peregrinación, pues los jóvenes necesitan pastores que les hablen con radicalidad y sin medias tintas. Según ella todos transmitían a Dios con su forma de ser y su mirada, aparte de con sus palabras y homilías.

¿Qué supone para una joven como usted haber participado en esta peregrinación tradicional, de marcado carácter juvenil?

Pues ha sido una gracia, han sido unos días en los que verdaderamente hemos participado de un triunfo del Inmaculado Corazón de María. Yo así lo veo. O es que, ¿no es acaso un triunfo de su Corazón que 400 jóvenes y familias de toda España caminen durante 3 días a un santuario mariano; rezando por el camino por toda la Iglesia, por el Papa, por todos nuestros sacerdotes y por la fe en España? ¿No es un triunfo de su Corazón que en este momento de la historia en el que precisamente a la Eucaristía se le da menos importancia, se haya organizado una peregrinación en la que se ha celebrado la Santa Misa y expuesto el Santísimo con gran solemnidad, respeto, amor y devoción? Estamos en una batalla y la Eucaristía es uno de los puntos que el Enemigo quiere fulminar a toda costa, porque es tan fundamental como que es Jesús mismo… Jesús entregado, Pequeño, hecho Alimento, Medicina, hecho Fortaleza y Defensa, Consuelo y Todo.

¿Era consciente de tener una cita con la historia?

Covadonga es el punto de partida de la reconquista de España, es un lugar histórico muy emblemático. Peregrinar a Covadonga tiene esa chispa, esa relación de semejanza y analogía con el deseo de que España vuelva a ser de Cristo. Ojalá crezca cada año el número de peregrinos y los frutos de la peregrinación sean frutos que revolucionen España.

Por otro lado, en la línea de lo que decía antes, me llena de alegría haber participado en una peregrinación en la que la celebración de la Santa Misa ha sido la esencia y el centro del día. Era precioso lo cuidado, digno y lleno de amor con que montaron las carpas con el altar. Y cómo se cuidaba la liturgia. Todo ayudaba a tomar más consciencia de lo que realmente vivimos cuando vamos a Misa.

¿Cómo ayuda el hecho de poder vivir estos días en comunidad, con otros jóvenes y con familias que viven el mismo ideal?

Los jóvenes necesitamos rodearnos de otros jóvenes que también vivan la fe para no ir enfriándonos y poco a poco sucumbiendo a las cosas del mundo. Durante el camino se rezaba el rosario, se cantaba, los sacerdotes estaban disponibles para confesar y hablar… Y, también mientras caminabas ibas conociendo y hablando con gente de tu capítulo y de otros. He hecho amistad con gente maravillosa y es muy bonita la pequeña fraternidad que se ha creado entre nosotros en solo los 3 días que duró la peregrinación.

¿Por qué las amistades hechas en esta peregrinación pueden crear fuertes lazos?

Porque cuando compartes la fe compartes lo más profundo y aquello sobre lo que quieres cimentar tu vida. Dicen que “quien tiene un amigo tiene un tesoro", pero yo cambiaría el refrán y mejor diría “quien tiene un buen amigo si encima es un amigo que tira de ti a cosas buenas y te empuja al camino de la santidad… entonces sí que realmente tienes uno de los mayores tesoros del mundo". Nuestra meta es el Cielo, todos estamos llamados a la santidad y un buen amigo que comparta contigo esa mirada de Cielo… es un regalo que Dios te pone en el camino.

De toda la peregrinación, ¿Cuál ha sido el momento de más alto voltaje emotivo?

Sin lugar a dudas la llegada a Covadonga. Todos estábamos cansadísimos (hemos caminado bastantes kilómetros, la peregrinación no ha sido dar un paseíto…), pero todos estábamos con el corazón lleno de alegría, de emoción, de agradecimiento… Llegar a la explanada de la Basílica de Covadonga, ponernos de rodillas delante de las andas de la imagen de la Virgen con la que habíamos caminado todos esos kilómetros, cantarle con voz fuerte todos juntos, gritarle vivas… fue muy emocionante y seguro que hemos sido una alegría y un consuelo para el Corazón de Nuestra Madre.

Por otro lado, me parece un puntazo por parte de los organizadores de la peregrinación, que nos animaran a consagrarnos a la Virgen una vez llegamos a Covadonga. Fue el “broche de oro” final, pues todos hemos regresado a nuestras casas marcados por el sello de Nuestra Madre del Cielo. Y… cuando uno se consagra a la Virgen y le ofrece su vida, en realidad quien sale ganando es esa persona, ya que nosotros somos muy poca cosa, no entregamos en realidad casi nada, pero en cambio, la Virgen siempre toma la delantera y no olvida nunca a aquellos que le pertenecen.

Háblenos del gran don de haber conocido en la peregrinación a tantos sacerdotes fervorosos y alegres.

Cuando volví a casa y le conté a una amiga cómo había sido la peregrinación, caí en la cuenta de algo en lo que no me había parado a pensar: el regalo que había sido conocer a todos los sacerdotes de la peregrinación. Todos transmitían a Dios con su forma de ser y su mirada, aparte de con sus palabras y homilías. En todos ellos se percibía un amor por la Eucaristía y por la Iglesia. Los jóvenes necesitamos pastores que nos hablen con radicalidad y sin medias tintas. Pastores que despierten en nosotros grandes ideales y el deseo de encontrarnos y conocer cada día más al Señor y dar la vida por Él. Pastores que nos pongan delante a Cristo.

No sé si alguno de ellos estará leyendo esta entrevista, pero si es así… ¡gracias por su ejemplo de entrega y su testimonio de amor por la Eucaristía!

También es conveniente vivir el espíritu penitencial, algo que no ha faltado en la peregrinación.

Sí, el hecho de que el camino tenga sus dificultades o sus momentos de cansancio le preparan a uno a recibir posteriormente gracias espirituales. Por otro lado, una peregrinación no es hacer una caminata sin más o participar en una actividad cultural y deportiva… Es importante que haya momentos de oración, momentos en los que le dejemos al Señor que nos convierta el corazón y nos hable. El objetivo de toda peregrinación es tener un encuentro con Dios.

Aparte de la Misa, otro de los momentos centrales del día era la adoración con el Santísimo expuesto por la noche. A una le llenaba el corazón de alegría, esperanza y agradecimiento adorar al Señor rodeada de otros jóvenes.

¿Quiere añadir algo más?

En último lugar quisiera agradecer a toda la organización el trabajo y cuidado con el que prepararon todo. ¡Gracias por haber hecho posible esta peregrinación y por haber prestado vuestro servicio con una buena cara, sin hacer ruido y una generosidad constante!

Por Javier Navascués

2 comentarios

  
Ramón montaud
...todos estamos llamados a la santidad...frase en el entorno de la cuarta pregunta.
El contenido de esta frase casa bien con la oración, la celebración de la eucaristía,(que entiendo en el modo extraordinaria), el ejemplo de religiosos que para ellos la santidad es una tarea de ejemplificación cara a los demás, así como en la orientación para seguir el camino de la santidad, la relación con personas que te mantienen en este camino, así como tener presente el carácter penitencial que la vida de santidad nos depara.
Animo que la vida es larga!.
22/08/21 10:13 AM
  
Bruno
La Peregrinación Nuestra Señora de la Cristandad fue verdaderente abenzoada. El ideal de Cristiandad esta vivo en los jovenes! Vino desde Inglaterra donde no queremos la Europa Unida - hicimos el Brexit - como los Españoles queremos Cristandad!
23/08/21 3:50 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

21.08.21

Gerhard Eger: “En la peregrinación a Covadonga se pudo ver la Misa Tradicional en todo su esplendor”

Gerhard Eger Domenichini es licenciado en Filología Clásica por la Universidad de Princeton, USA (2014). Actualmente está cursando un máster en culturas medievales en la Universidad de Barcelona. En la peregrinación Nuestra Señora de la Cristiandad a Covadonga ha tenido un papel muy importante en los cantos de la Santa Misa y en otros momentos relevantes como las Letanías de los Santos en la Basílica de Covadonga, cuya voz retumbaba en todo el recinto del santuario. Analiza su experiencia en la peregrinación y la importancia de cuidar la liturgia tradicional en todos sus aspectos, desde la formación de monaguillos a la promoción de las scholae cantorum.

¿Qué supone para usted haber participado en la peregrinación a Covadonga, tras haber estado en Chartres?

Yo ya había participado dos veces en la peregrinación tradicional de Chartres, la cual es una espectacular manifestación de apego a la tradición litúrgica de la Iglesia especialmente entre los jóvenes. Estuve muy entusiasmado al saber que por primera vez se iba a realizar una peregrinación similar en España, y el resultado ha sido una experiencia inolvidable. Ver jóvenes católicos atraídos por la tradición reunirse para una difícil caminata de tres días a uno de los santuarios más importantes no sólo para España sino para la Cristiandad entera fue algo muy alentador, pues demuestra que al igual que en Francia la devoción por la liturgia tradicional en España no es un atavismo propio de meros nostálgicos, sino una expresión de auténtico amor por Jesucristo y su Iglesia, un amor que encuentra su mejor expresión en el culto que la Iglesia ha celebrado ininterrumpidamente por más de un milenio. La forma tradicional del Rito Romano no es la expresión de ciertas modas y maneras de pensar de los años 60 y 70, sino la expresión de la fe de todas las generaciones de católicos desde que la Iglesia llegó a Roma hasta nuestros propios días. Este aspecto casi atemporal de la Misa tradicional permite unir a católicos de todas las épocas, incluyendo a los católicos jóvenes hoy, que ven la destrucción que ha causado en la sociedad el abandono de nuestras raíces cristianas, y por lo tanto quieren más que nunca volver a esas raíces y así cumplir el llamamiento de san Pablo «instaurare omnia in Christo».

¿Intuye un gran despertar de la Tradición en España y en las Españas?

Espero que sea así. España necesita un despertar de la tradición litúrgica. Hasta ahora las comunidades dedicadas a la celebración de la Misa antigua son demasiado pocas y sufren muchas limitaciones. La peregrinación, espero, haya demostrado a los participantes cuánto se puede hacer si uno está dispuesto a hacer el esfuerzo. Fue bueno ver cuántos sacerdotes participaron en la peregrinación, y verlos celebrar simultáneamente sus Misas privadas, era como una escena de un monasterio. También creo que muchos peregrinos pudieron ver por primera vez la celebración de la Misa tradicional solemne, con diácono y subdiácono y el canto de todos los propios musicales, lo cual debe ser nuestro ideal. Todavía en España es demasiado poco común ver la celebración de una Misa solemne, e incluso de una Misa donde se canten todos los propios.

Hasta ahora la Liturgia Tradicional está mucho más activa en países como Francia o Estados Unidos.

Exactamente, es muy triste ver cuán pocas Misas tradicionales se celebran en España peninsular y de ultramar, comparado con el gran número que se celebran en Francia y Estados Unidos, los cuales son, irónicamente, los dos estados revolucionarios por excelencia. Yo conocí la misa tradicional por primera vez en Nueva Jersey, donde estaba realizando estudios de grado, en una iglesia parroquial, cuyo párroco se decidió a celebrar la Misa antigua tras la promulgación del motu proprio Summorum Pontificum por Benedicto XVI. La iglesia, que no era nada pequeña, se llenaba todos los domingos para la celebración de la misa antigua. Teníamos un coro, formado en general por músicos no profesionales, de más de 20 personas que cantaban cada domingo todos los propios de la Misa, además de un equipo de acólitos de entre 15 y 20 niños y adolescentes que se turnaban cada domingo. Incluso entre el clero de la diócesis se notaba el entusiasmo por la misa antigua, y llegamos al punto donde había incluso dos diáconos permanentes que decidieron a aprender cómo ser diácono y subdiácono en la Misa tradicional; esto nos permitió tener Misas solemnes casi todos los domingos. Y era una parroquia común y corriente, pero gracias al entusiasmo, tanto de los fieles como del clero, por la Misa antigua se conseguían celebraciones verdaderamente sublimes.

¿Qué ha supuesto para usted ser uno de los responsables de los cantos de las Misas solemnes?

Me ha alegrado mucho poder haber ayudado en la celebraciones de estas Misas solemnes. Como ya he mencionado, pudimos cantar todos los propios musicales: introito, gradual, aleluya, ofertorio y comunión. La herencia musical gregoriana es riquísima: hay que recordar que estos cantos tienen un origen antiquísimo, y que desde que comenzaron a ser escritos en el siglo IX se han seguido cantando de manera casi idéntica hasta nuestros días. Tienen cierta dificultad, es cierto, pero tampoco son demasiado difíciles: el ideal de San Pío X y Pío XII fue que algunos de los fieles pudieran aprender y cantar estos propios por lo menos en las Misas dominicales. Porque estos propios son parte integral de la Misa; no son cantos añadidos. Y el ideal debe ser que cantemos la Misa, en vez de cantar en Misa.

Algo que se ha cuidado al mínimo detalle, con buenos ensayos.

Sí, hicimos lo posible dadas las limitaciones que tuvimos. En España la Misa rezada sigue siendo la más común, pero hay que recordar siempre que esta es una adaptación de la Misa solemne para circunstancias donde hay sólo un sacerdote y no hay cantores. La Misa normativa, históricamente, fue la cantada con diácono y subdiácono. De hecho entre los católicos orientales jamás se desarrolló la Misa rezada que conocemos en occidente. Para ellos, la divina liturgia necesita el canto, y no cualquier canto, sino el canto propio de la Misa misma. Espero que los peregrinos hayan quedado edificados al ver la celebración, los tres días, de la Santa Misa en todo su esplendor.

También supongo que habrá sido un honor poder participar en las letanías e himnos en un santuario tan importante como Covadonga.

Así es, la ceremonia de clausura en el santuario de Covadonga fue preciosa, y yo nunca he cantado el Te Deum con tanta devoción y entusiasmo.

¿Por qué es importante formar bien a los nuevos monaguillos?

A diferencia de la Misa nueva, la participación de al menos un monaguillo era necesaria para la celebración de la Misa tradicional (después de la Primera Guerra Mundial se permitió por primera vez de manera universal la celebración de misas in ningún acólito, pero la tradición litúrgica y los mismos textos de la Misa demuestran que lo normativo es la presencia de monaguillos). Y en la Misa antigua, los monaguillos tienen reglas muy específicas de qué decir, qué hacer y cómo moverse y comportarse dentro del presbiterio. Ser monaguillo es un privilegio espiritual, ya que ayuda al sacerdote en el acto sacramental más importante de todos. Y por supuesto, como recordaba Pío XII, los grupos de acólitos suelen ser un semillero de vocaciones sacerdotales.

Igualmente hay que cuidar con mucho celo las scholae cantorum.

Sí, como he intentado explicar, el canto en la Misa tradicional no es algo añadido, sino algo intrínseco a su celebración. En la Misa nueva, cuando no hay canto, el sacerdote puede ignorar propios como el introito y la comunión; en la Misa tradicional no, porque estos cantos son parte integral de la Misa. Es fundamental hacer todo lo posible para fomentar la celebración de Misas cantadas, al menos los domingos, y para eso es necesaria una schola cantorum. Los papas del siglo XX insistieron mucho sobre la formación musical de seglares en el canto gregoriano, y sería muy valioso rescatar esos pronunciamientos e intentar volver a ponerlos en práctica.

Por Javier Navascués

10 comentarios

  
mercedes
Para que sea una peregrinación agradable a Cristo y a su Madre,deben estar unidos a la Iglesia Católica,creer en la validez de TODO el Concilio Vaticano ll,No alcanza con la belleza de esta peregrinación.
21/08/21 5:54 AM
  
X
Mercedes: su comentario es temerario y ofensivo. Es obvio que la peregrinación está totalmente en comunión con la Iglesia Católica, porque todos nosotros somos católicos, con gran amor por la Iglesia. Por ello defendemos un rito genuinamente católico como el rito romano tradicional. No hay ningún motivo para pensar que pongamos en duda ningún concilio ecuménico ni la validez de ningún rito. El solo hecho de que lo sugiera de una manera tan gratuita es indignante. Por justicia y amor a la verdad le insto a que pida disculpas por tan desafortunado comentario.
21/08/21 7:53 AM
  
Ramón montaud
Para que el Papa actual haya promulgado el motu propio limitando la misa extraordinaria recibió información de múltiples obispos. Que le dirían?. Que los feligreses del rito tradicional no reconocen el actual?. Que no reconocen las enseñanzas del Concilio Vaticano II?. Que no reconocen la autoridad papal?.A lo mejor hay demasiada fijacion por la Fraternidad sacerdotal de San Pío X.
21/08/21 11:04 AM
  
Pep Lluis
¡Qué hermosos testimonios, D. Javier! Me hubiera encantado ir, y lo intentaré el año que viene. Al menos pude estar a finales del mes pasado en Covadonga, haciendo una breve visita. Por cierto que había por allí un señor mayor aporreando la puerta de los confesonarios, increpando a los voluntarios, rezongando por todas partes y rezando a grito pelado delante de la imagen, ¡haría falta un poco de seguridad!

Bueno, me desvío. Siga con estos testimonios tan edificantes, ¡seguro que se cosechan grandes frutos!
21/08/21 3:09 PM
  
mercedes
Chicos,los que estén unidos a la Iglesia,con aceptación del cvll,no deben sentirse tocados.Confío en que la inmensa mayoría de los que peregrinaron así piensan.
21/08/21 8:06 PM
  
Mariano (Argentina)
Que suerte que la tenemos a Mercedes, para decirnos quién es católico y quién no!
22/08/21 3:48 AM
  
Carles
Si los conciliar es estan nerviosos es que se va por el buen camino
22/08/21 8:30 AM
  
X
Ramón Montaud: ¿¿de qué habla?? ¿Demasiada fijación en la FSSPX? Quizás usted no estuvo en la peregrinación. Quizás usted desconozca que los sacerdotes y seminaristas eran todos diocesanos o de FSSP, ICRSS e IBP. Quizás usted no estuvo allí y por eso desconoce que se rezó por el Papa reinante (algo que aparece expresamente en la portada de la web de la peregrinación).
22/08/21 9:37 AM
  
Miguel López Paúl
Muchos ignoran que hay personas y grupos que, sin cuestionar nada, al menos en público, se limitan a fomentar la liturgia tradicional. Es el caso de la FSSP, el ICR, etc.
Pero, los que nada tememos de la autoridad clerical, o sea, los laicos, sabemos y decimos que la Iglesia erró gravemente al variar de rumbo en la década de los 60, hasta el punto de hallarse hoy en franca decadencia y en vías de extinción.
Además, dada la división fomentada desde lo alto, no hay solución sin cisma.
Porque la Iglesia está dividida entre tradicionalistas, modernistas, papistas e indiferentes.
A los primeros nos encantaría que la Iglesia volviera al modelo anterior a 1959 y que nunca más lo abandonase, expulsando de su seno a cuantos clérigos no estén dispuestos a la firmeza en la fe y la moral.
Los segundos quieren una Iglesia alineada con el paradigma de cada momento, que tolere todo y a todos, menos la "rigidez" de sus enemigos los tradicionalistas.
Los terceros son los que quieren lo que quiera el papa de turno, y justifican hasta la contradicción, si es necesaria.
Los cuartos, NS/NC.
Y esto es lo que hay...
22/08/21 12:02 PM
  
AJ
Mercedes:

Insinuar mínimamente eso es, cuanto menos, de tener poco tacto. Por que ese comentario no lo pone en otras noticias no relacionadas con el carisma tradicional? Si es que se os ve el plumero.
23/08/21 12:46 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

20.08.21

Beatriz C. Rossell: “Peregrinar a Covadonga ha sido un derrame de caridad y nos ha quitado complejos”

Beatriz C. Rossell es la creadora de «Teresa Rossell dibujos», un estudio de ilustraciones católicas artesanales para mayor gloria de Dios. Ha sido una de las peregrinas a Covadonga. Nos cuenta la experiencia de la peregrinación desde su perspectiva de artista. Pueden seguirla en su web «Teresa Rossell dibujos» y en Instagram.

¿Qué ha supuesto para usted haber participado en la primera peregrinación Nuestra Señora de la Cristiandad -España, un evento tan especial?

La peregrinación ha supuesto un canal rebosante de gracias que jamás habría imaginado. Cuando mi amiga Marta, una de las organizadoras, me comentó la idea no pude resistirme y desde ese momento le dije que contase conmigo y mi pobre oración para que el proyecto llegara a buen puerto si Dios lo veía bien. Nunca había participado en una vivencia de esta categoría y con este sentido penitencial y ello me asustaba, pero confiaba en que Nuestra Señora me ayudaría a llegar a su Casa en Covadonga.

Además, le tengo una devoción muy especial a Nuestra Señora de Covadonga. Cuando recibí el Bautismo recién nacida, mis padres me llevaron ante la preciosa talla de la Santina para presentarme a la Virgen María. Aquella, siendo un bebé, fue mi primera peregrinación y la tuve muy presente en esta, dando gracias a Dios por mi familia y por todo el esfuerzo que han hecho por transmitirme el fuego de la Caridad hacia Nuestro Señor y su bendita Madre, Santa María.

Además ha peregrinado con el Capítulo mismo de Covadonga, aunque usted es de Cantabria, esperemos que al año que viene puedan tener su propio capítulo….

En el Capítulo de Nuestra Señora de Covadonga me sentí en casa. Sólo conocía a Marta, nuestra Jefa, pero rápidamente todos congeniamos y nos pusimos al servicio unos de otros. Conocerlos ha sido un regalo muy grande y estoy segura de que saldrán grandes amistades radicadas en el Corazón del Señor, que es el mejor sitio para ser y sentirse amigos.

No puedo dejar de citar a don Raúl Velasco, sacerdote de la Archidiócesis de Toledo que desempeñó la labor de capellán de nuestro capítulo. Fue nuestro aliento espiritual y físico, pues nadie subía las empinadas cuestas como él. Se preocupó por cada uno de nosotros de forma muy especial y nos acompañó durante todo el camino dando ánimos y dirigiendo los momentos de oración.

Yo soy montañesa y me gustaría que el próximo año saliera un capítulo desde mi tierra y que (por pedir que no quede) llevara el nombre de la Reina y Madre de la Montaña, Nuestra Señora Bien Aparecida. Nos pondremos manos a la obra como hicieran nuestros antepasados en la Reconquista junto a don Pelayo y el duque Pedro de Cantabria.

¿Cómo valora el ambiente católico vivido estos días?

El ambiente fue inmejorable. En todo momento se respiraba la alegría natural de los que se saben hijos de Dios. La contemplación de tantas personas bajo la bandera de Santa María, cada una desde un lugar geográfico distinto y condiciones diferentes, era una oportunidad para dar gracias a Nuestro Señor por la catolicidad de la Iglesia.

Podría definir aquello como un derrame de caridad: caridad con Dios, en primer lugar, pues es lo que nos movió para estar allí; y la caridad con nuestros prójimos, que durante aquellos días fueron los peregrinos. Recuerdo la ayuda que nos prestábamos cuando nos quedábamos descolgados por la dureza del camino. Serán inolvidables las palabras de ánimo, las conversaciones en la cumbre, los consuelos espirituales que nos proporcionaban los sacerdotes, el intercambio de comida e, incluso, el tráfico de vaselinas para evitar rozaduras en los pies.

¿En cierta manera se ha empezado a recuperar la cristiandad, al manifestar sin complejos y con alegría la fe?

Allí no existían los respetos humanos que tantas veces nos atacan en la vida ordinaria. La naturalidad con la que se daban los vivas a Cristo Rey y María Reina o se cantaban himnos católicos debe servir de acicate para borrar el excesivo amor propio que tenemos al confesar nuestra fe en público. No podemos tener vergüenza al expresar que Cristo es el Rey de nuestra vida y que debe reinar en España porque, los que descaradamente hacen el mal, no tienen ningún tipo de reparos en sus acciones. No podemos acobardarnos.

Hemos de ser testigos de la Verdad en todo momento y hasta las últimas consecuencias. El martirio tiene formas muy diferentes y tenemos ejemplos impagables. Los mártires regaron con su sangre los campos de España y no negaron a Cristo. Nosotros no podemos quedarnos a medias. O todo o nada. Si la peregrinación sirve para quitarnos complejos, bendito sea Dios que la ha permitido.

Y con la Misa Tradicional como el centro de todo… ¿Cómo la ha vivido?

Era el mejor momento de cada día. Suponía ir al manantial a descansar y retomar las fuerzas para aliviar el cansancio del día. Era el pozo de Sicar. Nos sentíamos como el profeta Elías cuando, desfallecido en el desierto, recibió la visita de un ángel que le dio pan y agua, en los que halló la fuerza para caminar cuarenta días con sus cuarenta noches. Además, la Santa la Misa Tradicional es la forma excelsa para glorificar a Dios y a ella le debo mi conversión. El silencio que reinaba entre los peregrinos cuando empezaba y la reverencia y piedad manifestadas por todos parecía un anticipo del cielo en la tierra. Hacía mucho tiempo que no contemplaba tanta belleza.

La circunstancia de celebrarse en los prados contiguos a las iglesias, por la prohibición de realizarla en su interior, dotaba de singular atractivo a la estampa que siempre quedará grabada en mi corazón. No hay mejores bóvedas que las del cielo azul. El esfuerzo ímprobo que la organización tuvo que realizar en la última semana para adaptar la liturgia a su nuevo espacio, debido al imprevisto cambio de criterio, es digno de todo elogio.

También ha estado muy presente la devoción a María y el patrocinio de San José.

Santa María era el mayor estímulo que podía tener para caminar. Siempre lo ha sido. En todos los momentos de mi vida, cuando he pensado en arrojar la toalla en mil cosas, la presencia de mi Santa Madre ha impedido el desastre. Coincidió, además, con el aniversario del inicio de mi conversión. No pude tener mejor celebración que ofrecerle a Ella, el acueducto de todas las gracias, esta pequeña penitencia.

Uno de los momentos en los que esa devoción se manifestó de forma muy intensa fue en la plaza que antecede a la basílica de la Virgen donde todos los peregrinos, arrodillados y exhaustos, cantamos a pleno pulmón el Laudate Mariam una y otra vez.

¿Y qué decir de San José, el bienaventurado Esposo? Él también fue peregrino buscando posada. Siguiendo su ejemplo, caminamos para que a Nuestro Señor Jesucristo, a quien tanto cuidó este gran santo, el más grande de todos tras la Virgen María, nunca le falte el cobijo en nuestro corazón y en el de esta España a la que tanto quiere y que tanta gloria le dio.

¿Cómo le ha ayudado a una artista como usted el contacto con la naturaleza y la belleza de la creación?

La Creación es la fuente de inspiración en mi oficio. Lo bonito y lo bello ya lo ha creado Dios. Yo solo puedo copiarlo. Las estampas que pinto siempre llevan motivos de la naturaleza entre los que destacan las flores. ¡Me encantan las flores! Son los puntitos de alegría con los que el Señor salpicó sus campos. Cada una guarda un significado, representa una virtud y me gusta que acompañen a las ilustraciones de Nuestra Señora y de los santos. En la hermosa Asturias tuve oportunidad de fijarme en su flora, similar a la de mi tierra, y descansar contemplando las altísimas montañas que custodian y protegen ese antiguo principado. Estar al aire libre tanto tiempo despeja la mente, desembota el corazón y permite volver al taller con las ilusiones renovadas y las ideas frescas.

Para abundar en la dicha, mi querido Capítulo repartió estampitas recordatorias con una ilustración de la Santina que preparé con toda ilusión para este acontecimiento.

¿Qué es lo que más le ha enriquecido cómo católica y como persona?

En primer lugar, poder asistir a la Misa Tradicional, la de siempre, la que el papa San Pío V codificó a perpetuidad en la Bula «Quo Primum Tempore» y estar en el momento preciso en el que la Misa estaba siendo cuestionada.

En segundo lugar, compartirlo con personas tan buenas. Mis compañeros de capítulo, los buenos amigos a quienes hacía mucho que no veía y los samaritanos que ayudaban cuando las fuerzas escaseaban. Y, cómo no, los sacerdotes. ¡Qué esfuerzo hicieron! No hay palabras para agradecerles el testimonio que dieron pese a todo con sus sotanas y su alegría y los consejos espirituales que nos regalaban por el camino. A todos los llevo en mi corazón y en mi oración.

¿Por qué animaría a otras personas a participar el año que viene?

Esta peregrinación no puede quedarse en flor de un día, sino que es necesario que crezca y se refuerce para dar gloria Dios con la defensa de la Santa Misa Tradicional y honrar a nuestra Madre. España necesita una reconquista espiritual. El virus del liberalismo y las modas de cada momento han infectado casi todo y es preciso proclamar los derechos de Dios de ser amado por sus hijos. Los que hemos recibido el don de la fe, ¡qué regalo más grande!, no podemos escondernos y sería un gusto que el próximo año se multiplicaran los peregrinos y los miembros del Capítulo de los Ángeles de la Guarda (quienes rezan desde sus casas por los frutos de la peregrinación).

La peregrinación de Nuestra Señora de la Cristiandad es un buen medio para trabajar el resto del año por el Reinado Social de Cristo.

Por Javier Navascués

18 comentarios

  
Manoletina
Guapas!!!!!
20/08/21 12:25 PM
  
Manoletina
Don Javier, por favor, debería haber usted comentado (aunque fuera como de pasada) que esta chica guapa, lista, buena, culta, simpática y con mucha fe.... ESTÁ SOLTERA.

Un poquito de porfavó.
20/08/21 12:46 PM
  
Tulkas
Iba a decir lo mismo: muy guapa.

¿ No quedan hombres de verdad o qué pasa?
20/08/21 1:42 PM
  
Ramón montaud
Siguiendo el comentario de Doña Manolita indicar que le ha faltado decir joven y esto se nota en la afirmación referido al martirio. " No podemos quedarnos a medias. O todo o nada'. Puntualizar que hubo cristianos en las persecuciones del Imperio romano que no quisieron llegar al martirio. Enhorabuena por la experiencia vivida con la celebracion extraordinaria de la Santa Misa, (tradicional) ahora limitada en su celebración.
20/08/21 1:52 PM
  
Ecclesiam
"Habla a Aarón y a sus hijos, y a todos los israelitas y diles: Si alguno de la casa de Israel, o de los forasteros residentes en Israel, en cumplimiento de un voto, o como ofrenda voluntaria, presenta una ofrenda que como holocausto ofrece a Yahveh para que os alcance favor, la víctima habrá de ser macho, sin defecto, buey, oveja o cabra. No ofrezcáis nada defectuoso, pues no os sería aceptado."
Levítico 22, 18-20

El arte, que imita la naturaleza, debe guardar siempre las proporciones y medidas debidas. No le es acepto a Dios que se haga, para su gloria, algo defectuoso. Y esto tiene mucha más importancia en el arte cristiano, pues representar las cosas sagradas de manera defectuosa es, objetivamente, un sacrilegio (seamos conscientes de ello o no). No es digno de las cosas divinas ser representadas de modo deficiente, el arte sagrado debe ser esplendoroso, aunque sea sencillo, debe ser representación fiel y solemne de las cosas divinas, aunque se haga con pocos recursos.

Esto lo digo por si la joven lee, pues sus dibujos deben mejorar para mejor representar lo sagrado, dejando de lado la caricatura, que, fuera de las cosas sacras se puede discutir, pero en lo sagrado es indiscutible, no cabe ese modo de dibujar para las cosas divinas, ya que rebaja la dignidad que debe representar fielmente el arte sacro, esto es, el arte de las cosas sagradas.
20/08/21 2:17 PM
  
Manoletina
Ecclesiam, por favor, no hagas alarde de incultura.

El arte sacro es aquél que está destinado "al culto".

Beatriz no hace arte sacro, sino "imágenes religiosas", es decir, sus dibujos no se utilizan para la liturgia o la veneración.

Tu consejo es totalmente irrelevante, además de impertinente.
20/08/21 3:49 PM
  
Beatriz Teresa
Ecclesiam, buenas tardes:

Gracias por tomarse el tiempo en leer y responder.

No me dedico al arte sagrado. Mi trabajo nunca quedará expuesto en el retablo mayor de la Catedral de Burgos. Como mucho, en el cabecero de la cama de algún niño para que aprenda a rezar pero nadie venerará mis estampas ni las sacarán en procesión para el culto público. No soy Fra Angélico ni Martínez Montañés.

Ofrezco a Dios mi trabajo, que desempeño de la mejor manera posible aunque, seguramente, de forma imperfecta.

Si mis dibujos no le gustan, cuestión que acepto (no a todos nos gusta lo mismo), y los considera caricaturas, no era necesario citar fuera de contexto un pasaje del Levítico. Las Escrituras no están para lanzarlas a la cabeza del otro.

Un saludo,

Beatriz T.
20/08/21 5:56 PM
  
Ramón montaud
Perdón a Manoletina por llamarla Manolita. Creo que la información que se daba era la experiencia tenida en el viaje a Covadonga y todas las preguntas que se le formulan a Beatriz guardan relación con el viaje.
En la séptima pregunta responde en las cuatro primeras líneas con una idea de Santo Tomás de Aquino de su Suma teológica sobre la existencia de Dios.
Como ha aparecido uno de los cinco libros de la Torá israelí? Y para que?
20/08/21 6:54 PM
  
Ecclesiam
Entiendo por arte sacro "el arte de las cosas sagradas", sea en la música, pintura, etcétera.

En este aspecto, da igual cuál sea el fin, ya litúrgico, ya ornamental o decorativo, etc. Por eso, no hay diferencia, en este sentido, entre arte sacro o arte religioso.

Las cosas sagradas y las cosas santas (Dios, los santos, ángeles, etcétera) siempre y en todo lugar deben ser reverenciadas como tales, y por ende, el arte de ellas debe estar hecho en conformidad a las mismas, repito, sin importar el fin al que se destinará tal trabajo artístico, sino sólo por la dignidad ontológica del Ser Divino y las cosa sagradas.

Sin embargo, esto no es algo que yo me saco de la manga, el doctor en teología, el padre José María Iraburu, dice exactamente lo mismo (y en un tono mucho más duro) en su entrada "(298) Así sí, y así no", y esto sobre una postal navideña que, obviamente, no estará destinada al culto divino.

Cierto que sobre los gustos no se disputa, pero esto no es sobre gusto, pues hasta el mismo gusto debe guardar siempre un substrato objetivo para que pueda ser respetable (si, por ejemplo, nos gusta beber veneno, es obvio que el gusto o el órgano del gusto sufre una enfermedad, y por ende, está mal), y aquí hablo precisamente de eso.

El texto de la Sagradas Escrituras no está fuera de contexto, porque es evidente allí la sentencia de "No ofrezcáis nada defectuoso, pues no os sería aceptado.", ya que, el sentido literal es el de no ofrecer una víctima para el sacrificio del culto antiguo que sea defectuosa, el sentido moral es no hacer ninguna obra que carezca de la perfección debida a la misma, sobre todo cuando la obra ha de ser representación de las cosas divinas y sagradas, ya que esos animales eran representación de la Divinidad (al representar el Sacrificio de Jesucristo en la Cruz) y eran, además, consagrados a Dios; lo cual es enseñanza clara de que, toda obra hecha dirigida, no sólo al culto de Dios, sino sobre todo a ser representación de Dios y las cosas sagradas, deben ser hechas sin defecto.

Por eso siempre la Iglesia ha entendido que a Dios siempre se debe dar lo mejor, y esto no sólo en la liturgia, sino también en el arte no dirigido al culto divino; de ahí que, por ejemplo, tenemos las grandísimas obras del Renacimiento que no están dirigidas al culto divino, pero que exhalan enorme reverencia y dignidad de las cosas divinas y sagradas (aunque no todas ellas, lastimosamente).

Y sí, ciertamente las Escrituras Sagradas no están hechas para ser lanzadas a las cabezas del otro, sino para asestar las cabezas del otro, ya que para eso está hecha la espada, y la Palabra de Dios es espada: «Tomad, también, el yelmo de la salvación y la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios» (Efe 6, 17)
20/08/21 7:09 PM
  
Mª Pilar
Muy interesante la entrevista con esta joven pintora.
Me encanta su estilo por su sencillez, bondad y belleza. Me recuerda las ilustraciones a dos tintas de mi catecismo infantil. Que siga adelante¡¡¡ En las ilustradores de libros infantiles y de adultos y en la publicidad escasean esto, ahora predomina el "feismo", los monstruos y lo maléfico...
En cuanto a los comentarios de "Eclesiam" tal vez tendrían sentido en relación a ciertas imágenes y arquitectura religiosa contemporánea. Pero aquí sus comentarios no vienen al caso.
Que los comentarios despisten y desvíen del mensaje central, generando una nueva controversia, resulta muy recurrente en las webs católicas y sospecho que no es casual.
Quedémonos con las vivencias y buenos frutos de esta Peregrinación.
21/08/21 10:36 PM
  
Ecclesiam
Mª Pilar:

Mi afirmación se sostiene en que "Las cosas sagradas y las cosas santas (Dios, los santos, ángeles, etcétera) siempre y en todo lugar deben ser reverenciadas como tales, y por ende, el arte de ellas debe estar hecho en conformidad a las mismas"

Pero no sólamente yo lo digo, lo sostiene el mismo padre Iraburu en su artículo "(298) Así sí, y así no", y tiene razón. Justamente el predominio del feísmo hace que tengamos este tipo de imágenes religiosas, que no son dignas de las cosas que deben representar. He llegado a ver que alguien no ha querido mantener la fe precisamente por la ridiculez e infantlisimo con que se representaba a Dios y las cosas sagradas en el arte religioso que hacían uso en su catequesis de joven. Además, representar de ese modo a las cosas religiosas no sólo es perjudicial para los mayores, también para los niños, pues les hace entender (aunque no lo queramos) que Dios y las cosas santas son igual de importantes que las demás cosas representadas de ese modo; osea, son cosas imaginarias y fantasiosas; pues no pueden contemplar lo sacro a través de imágenes a modo de caricatura, ya que se muestra a lo sacro o las cosas santas/sagradas con igual dignidad que lo profano, rebajando así la dignidad y reverencias debidas a las cosas de Dios y a Dios mismo.

Me parece que sí viene al caso porque al principio el autor del blog hace mención a su labor de hacer "ilustraciones católicas artesanales para mayor gloria de Dios".

Pues bien, yo lo comento porque es necesario que, para que se de gloria a Dios, se haga debidamente las obras artísticas. A Dios no le basta la buena intención, es necesario que se haga correctamente la obra bien intencionada: «No ofrezcáis nada defectuoso, pues no os sería aceptado».

Por supuesto, estoy al tanto de que estas cosas pueden ser "eclesialmente incorrectas", pero, «¿Es que me he vuelto enemigo vuestro diciéndoos la verdad?» (Gal 4, 16) y también: «Más vale una reprensión abierta que un amor callado. Los golpes de un amigo son leales, los besos de un enemigo son falsos» (Pr 27, 5-6).
22/08/21 12:34 AM
  
Daniel
Gracias, Teresa, por tu bonito testimonio. Ni caso a los comentarios estúpidos que circulan bajo el anonimato de internet.
22/08/21 9:47 AM
  
Juanjo Romero
Beatriz, me encanta la entrevista. Pasa de los trolls.

22/08/21 9:50 AM
  
Daniel
En mi anterior comentario debería decir Beatriz, no Teresa. Disculpa, Beatriz. Y una vez más: a mí también me encanta la entrevista!!
22/08/21 2:42 PM
  
Ecclesiam
Es de notar que sólo Manoletina y Beatriz hicieron el esfuerzo de presentar algún argumento, aunque luego no hayan seguido con la disputa.

Si mi postura es errada, corregir al que yerra es un acto de misericordia espiritual; si no es en atención a mi persona, al menos en atención a los que leerán mis comentarios.

El que sea anónimo es, precisamente, para que los hombres se centren en la verdad de lo dicho y no en la persona que lo dice; de ese modo, el que ama la verdad la aceptará aunque sea de un anónimo, pues toda la verdad, dígala quién la diga, proviene del Espíritu Santo; el que no ama la verdad, la rechazará bajo cualquier falso alegato, y todo esto por causa de la verdad: «Este niño [que es la Verdad] está destinado en Israel para que unos caigan y otros se levanten; será signo de contradicción, para que sean descubiertos los pensamientos de todos» (Lc 2, 34-35).
22/08/21 6:42 PM
  
Beatriz Teresa
¡Gracias por las amables palabras de todos!
01/09/21 9:17 PM
  
Ecclesiam
De lo que no cabe duda es que, cuando lo único que se arguye al contrario es que el otro es un "troll" o dice comentarios "estúpidos", se ha caído tan bajo y se está en un pozo tan oscuro como los peores sofistas de la antigua grecia o los más necios ateos del nuevo milenio; señal clara de que los católicos estamos peor que éstos, porque los antiguos paganos o los nuevos ateos no tienen la gracia y el conocimiento de Dios, más nosotros sí, lo que nos hace 7 veces peores y más culpables.
21/09/21 5:31 PM
  
Miguel Angel
Manoletina...!!

¿¿Cómo esta que la joven pintora esta soltera?? No puede ser. Ahora mismo empiezo una novena a la Santísima Virgen María para que la ponga en mi camino!! :)
08/10/22 8:44 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.