21.04.20

Carta a Jesús: Gracias. Un texto de Albert Cortina

Cuando se trabaja en las cosas de Dios se reciben regalos todos los días. Estaba cenando cuando me ha llegado una carta impactante de Albert Cortina, abogado y urbanista, así como experto en transhumanismo, entre otras muchas facetas. Albert es discípulo apasionado del Señor, al que le arde su corazón como a los discípulos de Emaús. Un camino que siempre le gusta recorrer para intimar con Jesús. Les dejo con la preciosa carta.

CARTA A JESÚS: GRACIAS

Gracias por salir, como siempre, al encuentro de cada hombre y cada mujer de nuestro tiempo, también en pleno confinamiento por la pandemia del coronavirus COVID-19 y hacer estancia en el corazón de aquellos que libremente te quieren recibir.

Cuando la sensación de aislamiento y soledad es más evidente para muchos, en los hospitales, en las residencias para personas mayores o en el hogar, estos días acompañas a muchas personas que anhelan la salud para su cuerpo y la vida eterna para su alma .

Es cierto que desde una visión secular, tu Persona esta confinada dentro de las iglesias cerradas y tu imagen ha quedado reducida a las frías pantallas y soluciones tecnológicas desde donde se suple, con buena voluntad, la celebración del culto público del misterio de tu presencia real entre nosotros a través de la Eucaristía.

Sólo Tú sabes quién aprovechará estos tiempos de gran tribulación y dolor para hacer un camino de conversión personal y establecer un diálogo sincero de corazón a Corazón, desde una espiritualidad centrada en la fuerza universal del Amor.

En un momento de la historia humana donde la “religión global” es de carácter secular y tecno-científico, se hace muy difícil que este mensaje, que tiene sus raíces en las realidades sobrenaturales, pueda interpelar nuestra mente racional.

Cuando nos hemos apartado de tu Corazón y de tu Mirada, para otorgar nuestra confianza a divinidades como la Razón, la Salud o el Bienestar, seguimos buscando las respuestas a la realidad existencial que nos configura y al sentido y propósito de nuestras vidas.

Estos días de pandemia nos damos cuenta de cómo deseamos la salud para nuestro cuerpo, pero también, el coronavirus hace sentir en algunas personas, especialmente aquellas que ven que su vida se extingue, como el alma tiene anhelo de gracia santificante y de eternidad.

No estamos ante tu silencio, Jesús. Si bien la religión institucionalizada ha perdido la incidencia colectiva que había tenido en la sociedad, en el interior de los corazones tu Santo Espíritu sigue iluminando las conciencias, instante tras instante, a lo largo de nuestra vida.

Estos días, muchas personas que te sienten cercano, otros que dicen no creer en Ti o aquellos que viven otras formas de espiritualidad, están llevando a la práctica esta fuerza de tu Amor en acción, intentando salvar vidas en los hospitales y en las residencias de las personas mayores, ayudando a sus vecinos y amigos que están solos, trabajando codo con codo por los que no tienen un hogar y por las personas más vulnerables, consolando a aquellas familias y amigos que han perdido un ser querido, llevando alimentos y otros suministros básicos a la población , manteniendo las clases para sus alumnos, dando acompañamiento humano y asistencia espiritual a quien lo solicita …

Son tiempos difíciles en que quieres manifestar tu misericordia más que imponer un castigo divino. Tu mirada se llena de ternura y de compasión en estos días. Quizás nos quieres hacer entender con esta cura de humildad global que está resultando ser la pandemia del COVID-19 que vamos equivocados si queremos “ser como dioses” e ir por el camino de la destrucción de la naturaleza y de la transformación artificial de nuestra condición humana. La seducción del paradigma tecnocrático, del transhumanismo y del posthumanismo puede resultar letal para nosotros y quizás nos estás dando los últimos avisos.

Gracias por querer mantener tu amistad con nosotros y por proponernos una vida nueva más que imponernos unas reglas incomprensibles o difíciles de cumplir. Entre dos amigos no se entiende una relación que no sea libre. Tú nos pides esta libertad, confianza y generosidad para corresponder a tu amor incondicional y gratuito.

El misterio de tu presencia viva y real entre nosotros después de tu Resurrección no es comprensible para la mayoría de nuestros contemporáneos. Sin embargo, la ausencia del Bien, la Verdad y la Belleza en el mundo, extiende las sombras y las tinieblas y nos hacen conscientes del vacío y la soledad existencial del ser humano cuando aparta su corazón y su mirada de Dios.

Somos custodios de tu Creación y necesitamos una explosión de fraternidad en nuestro mundo herido. Quizás el confinamiento nos haga reflexionar y cambiar. Sabemos que estamos en un “reset” del mundo. Ojalá asumamos tu mensaje de Amor. En cualquier caso, te quería dar las gracias por morir desinteresadamente por todos nosotros, y por darnos, tras tu Resurrección, esperanza de salvación. Me gusta decir a mis amigos creyentes o no creyentes que eres un Dios de Amor.

ALBERT CORTINA. Abogado y urbanista.

Barcelona, 21 de abril de 2020

3 comentarios

  
hornero (Argentina)
Ni una palabra de más, ni una de menos. Indiscutible, preciso, de profundo sentido cristiano. Sobrio y lleno de fe, confianza y amor. Una interpretación cristiana del covid-19. Enciende la esperanza de quienes deambulamos desde nuestras casas por el mundo en crisis grave. Una voz que se vuelve eco de la de muchos hombres de buena voluntad; un diálogo con un amigo que piensa por los demás, con los demás y es uno más entre más de siete mil millones de seres humanos. No es poco ser uno más, si se lo es de esta humanidad multitudinaria de hijos de Dios, confundida, pero cuyo corazón sólo Dios conoce, y a quien ama y está llamando a la conversión por medio de su Misericordia. La verdadera Misericordia que no pacta con el error, ni con el pecado. Uno más que ejerce la misericordia a ejemplo del Maestro con quienes necesitamos del amor que hace de la humanidad la gran familia de hijos pródigos que están regresando a la Casa del Padre, después de haber comido largo tiempo las bellotas de los cerdos. Como el hijo pródigo, mas también como María que se puso en camino hacia la casa de su prima Isabel, y abrió el camino al encuentro de Su Hijo con el niño que se agitó en el seno de su madre, Isabel, llamado a ser Juan el Bautista (Luc 1, 44). María va siempre delante del Señor, preparando su camino; a su lado, acompañándolo y sosteniéndolo; detrás de Él, recorriendo el camino de la Redención y de la Salvación. Ayer visitó a Isabel, hoy nos visita a nosotros, nos trae su Aurora, enviada por Cristo, para preparar una vez más los caminos del Señor. En el desierto del mundo hace oír su voz. Como Juan, nos llama a esa gran tarea de participar en la edificación del Reino de Dios entre nosotros. A ponernos de pie ante su Aurora, despertando nuestra inteligencia en todas las disciplinas, teología, filosofía, ciencias, arte, técnica, política, de modo que nuestros aportes sean iluminados y transfigurados por la Luz que irradia sobre la Iglesia y la humanidad.









22/04/20 1:35 AM
  
María de las Nieves
Una carta escrita desde el corazón y que ilumina la razón ; una carta de amigo a amigo donde fluyen sentimientos y emociones ;una carta donde cada corazón se sabe herido y sabe a quién recurrir un Padre grande y lleno de Amor que no abandona a sus hijos ;una carta que da gracias al amigo que murió por cada uno de nosotros Me amo y se entregó por mi.

Damos gracias al Señor amigo y. A Albert que nos transmitió está preciosa carta.
22/04/20 1:10 PM
  
hornero (Argentina)
Ahora bien. La Iglesia ha confinado a la Virgen a una cripta, desde la cual no se permite que se la vea ni se la escuche. Este es el confinamiento más grave que pueda existir: intentar impedir que la Madre de Cristo cumpla la Misión que Él le ha encomendado ante la Iglesia y la humanidad: llamar a la CONVERSIÓN. A una conversión que no pacta con el espíritu del mundo, con su príncipe el demonio, ni con sus secuaces del NOM. Por esto rechazan a María, porque Ella tiene la misión de derrumbar lo que el mundo ha creado contrario al plan de Dios. Un mundo pagano, que ha penetrado en las más altas jerarquías de la Iglesia, que se inclinan dóciles ante él. Desde las densas tinieblas que envuelven las mentes y los corazones, un número enorme de católicos resisten a que el mundo actual sea sustituido por el Reino de Dios entre nosotros. Defienden el mundo actual, están firmemente adheridos a cómo ha sido construido, y a las teologías, filosofías y ciencias que lo sostienen. La Virgen trae su Aurora, una realidad nueva que se eleva inconmensurable sobre la babilonia moderna. El mundo del “hombre viejo” toca a su fin, para dar lugar al mundo del “hombre nuevo”, nacido resucitado en el Bautismo. Si la apostasía en la Iglesia continúa, veremos derrumbarse cúpulas, jardines y palacios vaticanos, que sirven para alojar a los ídolos y vomitar blasfemias.
23/04/20 5:22 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

20.04.20

Fernando Paz: «Hay ya una demanda del fin del liderazgo de los mediocres»

Fernando Paz es Profesor de Historia y Filosofía. Escritor, ha publicado: ‘Europa bajo los escombros’, ‘El fracaso de una utopía’, ‘Antes que nadie’, ‘Nuremberg, juicio al nazismo’ y otros dos libros en colaboración: ‘Proceso a José Antonio’ y ‘El libro negro de la izquierda’. Colabora en medios del grupo Intereconomía. @FernandoPazdice.

En esta entrevista analiza las consecuencias que tendrá la pandemia en la historia analizándolo desde el punto de vista sociológico.

Como historiador, ¿Cree que la pandemia supondrá un cambio de paradigma a nivel mundial?

Muchas cosas van a cambiar. El paradigma imperante ha recibido un duro golpe, no cabe duda.

En primer lugar, creo que vamos hacia la recuperación del sentido de la autoridad. La sociedad de comienzos del siglo XXI se ha construido a partir del paradigma progre, que cuestiona las figuras de autoridad, empezando por la del padre. A partir de ahí, la del policía, la del maestro, la del sacerdote…El resultado de la ruptura de la jerarquía es el caos en el que estamos.

Con toda probabilidad, habrá un cierto gusto por la vuelta a la norma. Quiero creer que se va a imponer la razón frente a la locura voluntarista y a la orgía de endorfinas en que vivimos. Ninguna sociedad puede resistir un estado de permanente emotividad como el que atravesamos nosotros desde hace medio siglo.

Hay ya una demanda del fin del liderazgo de los mediocres, a cuya apoteosis estamos asistiendo en España estos aciagos días. Algunas muestras de ello ya tenemos en la elección de fuertes personalidades en distintas partes del mundo occidental. El mito movilizador de la democracia hace tiempo que llegó a su fin.

Igualmente, el discurso de la eficiencia liberal se ha venido abajo. Resulta evidente, incluso para los más recalcitrantes, que un país no puede depender en lo esencial de otros estados; que la eficiencia -entendida en términos puramente económicos – no puede ser el criterio básico de toma de decisiones, y que la economía no es un fin en sí misma. Así mismo, que debemos retener el control de los sectores estratégicos en nuestras manos, y que la economía debe erigirse sobre pilares sólidos. Deslocalizar no es la solución.

El confinamiento sienta un precedente nunca visto a nivel mundial.

En la mayor parte de occidente se ha decretado un confinamiento que algunos consideran algo muy parecido a un “arresto domiciliario”. Y en España de forma más pronunciada que en otros sitios. Desde luego que sienta un precedente. Por mucho tiempo que pase, a quienes hemos vivido esto siempre nos quedará una sombra de temor ante el anuncio de que pueda declararse otra pandemia. Algunos expertos, por cierto, aseguran que esta se producirá sin lugar a la duda, y que también procederá de China.

El precedente – justificado desde el punto de vista sanitario – puede ser peligroso en otros contextos. Las calles vacías, los comercios cerrados, las personas observando una distancia de seguridad, la gente encerrada en sus domicilios, el espacio público tomado por la policía y el ejército…ni siquiera en estado de guerra se da una situación así. En tiempo de guerra el peligro puede ser mayor (aunque tampoco necesariamente), pero el confinamiento - cuando se da - no suele ser tan estricto.

¿Ve peligro de que por causa de la seguridad peligre la libertad?

Caminamos en esa senda desde hace tiempo. Empezamos justificando la presencia de cámaras como elemento de seguridad en espacios privados; después pasamos a que en la mayor parte del espacio público urbano se nos esté grabando continuamente; más tarde – a cuenta de la seguridad en los aeropuertos desde el 11-S de 2001 – apoyamos la exclusión de toda privacidad, así como todo tipo de limitaciones en el transporte, a la hora de volar.

Todo parece muy razonable, y en parte sin duda lo es; con toda probabilidad, estas medidas son apoyadas por la mayor parte de la población. Pero lo cierto es que supone un recorte de libertad y de nuestra privacidad.

Sucede lo mismo que con los teléfonos móviles y con los buscadores de Internet; dan abundantísima información de lo que pensamos, de lo que creemos, de nuestras inclinaciones políticas, religiosas, sexuales…y no renunciamos a ello. Creo que es, en principio, porque nos proporcionan más ventajas que perjuicios pero, sobre todo, porque no tenemos conciencia de lo que significa entregar esa información.

Toda sociedad se mueve en un difícil equilibrio entre libertad y seguridad. En el porvenir más cercano se irá imponiendo la demanda de seguridad.

¿Todo esto puede acelerar la instauración del NOM?

Algunas de las consecuencias de esta crisis podrían favorecer la imposición del Nuevo Orden Mundial. Por ejemplo, la destrucción del tejido productivo nacional - las pymes, que generan el 80% del empleo - en favor de los grandes intereses; o el aumento de la dependencia de los préstamos exteriores y el incremento de la deuda; o la destrucción de las clases medias, que son quienes sostienen con mayor determinación la identidad nacional. Todos estos son fenómenos generalizados, no exclusivos de España.

Y son factores que pueden favorecer dicha instauración…

Pero, por otro lado, la realidad parece inclinarse en la dirección contraria. Lo que ha sucedido representa un duro golpe al globalismo, que últimamente no hace más que recibir malas noticias. Pensemos que las dos mayores potencias militares, Estados Unidos y Rusia, tienen dirigentes opuestos a los designios del NOM, aunque en distintos grados; está, además, el Brexit. Los gobiernos del centro y este de Europa en los que se han impuesto fuerzas adversas a los globalistas; y el surgimiento de fuerzas políticas en países como Francia e Italia, e incluso Alemania y España, en los que la llamada “derecha alternativa” está haciendo grandes progresos hasta el punto de que ya no es descabellado pensar que pudiera alcanzar el gobierno.

Por otro lado, la UE - un bastión del globalismo - sufre la mayor crisis de su historia, y resulta difícil creer que vaya a recuperar el crédito perdido. La crisis ha cuestionado seriamente el proyecto de la UE; y ya da igual lo que esta haga, porque su pasividad inicial la condena. Como dijo Oscar Wilde, nunca tendrá una segunda oportunidad de causar una buena primera impresión.

Podría darse un resurgir del estado-nación.

Es un hecho que, frente al fracaso del globalismo, se constata el éxito de las políticas de control de fronteras y de soberanía nacional: Hungría, Polonia, Chequia, Rusia…han preservado a sus nacionales mucho mejor que los países globalizados.

El globalismo necesita de la prosperidad y la felicidad - o de su apariencia, las más de las veces - para imponerse; no lo hará nunca por la fuerza, sino con el consentimiento de la población. Sin el soma de la prosperidad y la felicidad (con frecuencia artificialmente inducidas) lo tiene mucho más complicado. Las crisis representan siempre un revés para el mundialismo: ante las mismas, tendemos a replegarnos sobre nosotros mismos, a buscar la seguridad en el refugio de la familia y la nación. La magnitud de esta crisis, imposible de ocultar, es un revés formidable para el globalismo. Eso no quiere decir que no trate de sacar provecho de la misma.

No cabe duda de que la actual situación acentuará la guerra entre globalistas y patriotas; que es la batalla en la que estamos en estos últimos años y que va a ser también la de estos próximos años.

En España, parte importante de ese conflicto, también habrá un antes y un después.

Aparte de los miles de muertos y sus cientos de miles de afectados, 47 millones de españoles han sido confinados durante largas semanas, muchos de ellos quedando arruinados; algo que no se olvidará fácilmente.

 

Javier Navascués

8 comentarios

  
pedro de madrid
Hubiera podido ser un excelente diputado por VOX, pero el periódico ateo y masón, el País, como no podía ser de otra forma, se lo impidió con noticias falsas y tendenciosas, que en ello están muy especializados. Un verdadero hombre cristiano y sensato.
20/04/20 12:41 PM
  
JuanM
A Fernando Paz es siempre un placer escucharlo, leerlo y meditar sus reflexiones. Tengo casi todos sus libros.
20/04/20 12:49 PM
  
El gato con botas
Historiador vinculado a Intereconomia, cadena católica donde las haya y el mejor ejemplo de católicos queriendo influir y defender nuestra religión. . En mi casa se les ve todos los días.
20/04/20 6:36 PM
  
Juan Mariner
¿Fin del gobierno de los mediocres? No lo creo, los gobernantes electos son siempre fiel reflejo de sus votantes, como no puede ser de otra manera.
20/04/20 6:48 PM
  
El gato con botas
Los hechos que , en defensa de España y su trabajo civilizador y evangelizador se niega a enseñar la iglesia a sus cientos de miles de alumnos, los aprendo en Intereconomia y en algunos otros pocos sitios.
20/04/20 7:15 PM
  
Centurión Cornelio
Una cosa es el reforzamiento de la autoridad, y otra muy distinta el ensayo de técnicas de control de la opinión, que es lo que se está haciendo en España; cosa que con un gobierno de la "derecha" sería imposible, porque ahora mismo tendríamos una situación de violencia extrema en las calles.
20/04/20 9:21 PM
  
doiraje
Nos hace falta como el aire para respirar voces como la de Fernando Paz. Suele ser claro, rotundo, preciso y además apasionado como pocos en defender a España y sus intereses, su pasado, su identidad, sus valores tradicionales y su futuro basado en ellos. Es, pues, alguien muy valioso para esta hora crucial que vivimos.

En cuanto a sus opiniones vertidas en esta entrevista, quisiera ser tan optimista como él. Sin duda, la crisis descomunal provocada por el coronavirus va a poner en cuestión muchas cosas, pero el globalismo está muy lejos de ser derrotado. Incluso está aún lejos de ser derrotado el PSOE de Sánchez y el comunista de la coleta. Ojalá sea yo el que se equivoque.
21/04/20 12:26 PM
  
Palas Atenea
Si se lucha en todos los frentes y durante décadas para conseguir la mediocridad generalizada hasta el punto que todas las listas de los partidos políticos están llenas de mediocres ¿de dónde va a surgir un gobernante que no lo sea? y en el caso de que surgiera o surgiese, los borregos ¿lo aceptarán?
21/04/20 5:21 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

18.04.20

Rafael María Molina: "Ahora más que nunca es la hora de la Santísima Virgen"

Rafael María Molina analiza como historiador las consecuencias que tendrá esta pandemia en la historia y cómo ayuda a superarla el consuelo de la oración a Dios y la intercesión de María Santísima, consoladora de los afligidos.

Como historiador ¿cómo valora esta pandemia y qué importancia tendrá en la historia?

Aunque las epidemias han sido un fenómeno frecuente en la historia, nuestra generación se había acostumbrado a pensar en la idea de una epidemia como algo muy antiguo y superado por la ciencia, al menos en Europa y el mundo occidental. Se veía  que algo así solo es posible en África o en zonas muy remotas de Asia. De repente, por primera vez desde hace un siglo, con la mal llamada “gripe española", nos hemos encontrado con la idea de una auténtica epidemia letal y global, con capacidad teórica para afectar a todos. De repente hemos entendido que la ciencia no es tan maravillosa y omnipotente como creíamos. Sin duda, el coronavirus va a dejar una profunda huella en la historia, tanto por su capacidad letal como por sus desastrosas consecuencias económicas.

Nuestra generación en el mundo occidental nunca la había conocido, ni medidas tan duras como el confinamiento, en estado de alarma, que en la práctica es de sitio…

Exactamente, el confinamiento masivo de una gran parte de la población mundial es un fenómeno nuevo en la historia de la humanidad. Es verdad que ya en la Edad Media con la plaga de la Peste Negra, existían duras penas para quienes se saltaran determinadas cuarentenas, pero un confinamiento masivo de gran parte de la humanidad en una especie de estado de sitio mundial es nuevo en la historia. Los gobiernos se están acostumbrando a ejercer una autoridad única y poco contestada que ni siquiera las mayores dictaduras de la historia se atrevieron a acometer. Incluso en la URSS de Stalin o en Corea del Norte se podía salir a la calle a dar un paseo. Aún están por ver las consecuencias políticas de esta situación pero existe el temor a que muchos gobiernos, incluso o especialmente las democracias liberales, no van a renunciar tan fácilmente al poder total, una vez que lo han experimentado.

Ciertamente ha habido pestes y grandes pandemias como la llamada injustamente gripe española…

Exactamente, y a veces esas terribles epidemias como la Peste, que causaron cifras devastadoras de víctimas tuvieron grandes consecuencias, sociales, económicas o geopolíticas. La mal llamada gripe española fue el último ejemplo de una epidemia masiva antes del coronavirus, pero el Covid es más misterioso dado que la explicación científica que siempre se dio a la gripe española fue que la población, sobretodo en Europa, estaba muy debilitada por el hambre y las privaciones de todo tipo sufridas durante la I Guerra Mundial. Mientras que ahora no conocemos realmente la explicación científica del Covid, si es que hay alguna. Los propios científicos han fallado y durante los primeros meses ni siquiera se ponían de acuerdo sobre si el Coronavirus era una pandemia grave o una simple variante de la habitual gripe estacional. Solo después de varios meses y decenas de miles de muertos en todo el mundo han entendido que es un fenómeno muy grave. Cómo decía antes, todo esto al margen de las dramáticas consecuencias personales para mucha gente, nos ha servido para darnos cuenta de que la ciencia tiene límites.

Se ha demostrado que si el gobierno de España hubiese actuado de forma responsable desde enero, se habrían evitado muchísimas muertes.

En España el gobierno perdió 2 meses cruciales entre enero y marzo, haciendo caso omiso de múltiples advertencias. Aprovechar esos dos meses vitales para prepararse ha supuesto la diferencia entre los países que han gestionado bien el virus y los que lo han hecho mal, como España.

Además se mantuvieron, de forma inexplicable durante un mes, 240 vuelos diarios con Italia cuando ya era pública la difícil situación que atravesaba el país transalpino.

Lo más triste es que además el empeño del gobierno, por motivos ideológicos, en que se llevaran a cabo grandes manifestaciones feministas el 8 de marzo ha traído consecuencias muy graves.

A día de hacerse esta entrevista sigue España encabezando el ránking de muertes por habitante….y eso que teníamos la mejor sanidad del mundo…

Es triste decirlo pero con los datos en la mano, la gestión que se ha hecho en España es de las peores del mundo. Por no hablar de las desastrosas consecuencias económicas. Tal vez el gobierno consiga sobrevivir a esto o tal vez no, pero en cualquier caso va a ser muy difícil que los historiadores mínimamente rigurosos del futuro aprueben la gestión del virus por parte del gobierno de Sánchez- Iglesias.

Debemos tener también muy presente que los casi 20.000 muertos en nuestro país hasta ahora no son una mera estadística, sino 20.000 almas, 20.000 familias destrozadas. Debemos rezar por ellos y por sus familias y por las víctimas de todo el mundo

Usted como hombre creyente, ¿cree que esta pandemia puede ser un toque de atención divino a una humanidad en donde cada vez son más aberrantes los pecados?

Vivimos una situación totalmente excepcional en la historia. Cómo decíamos antes, en la historia ya ha habido antes graves epidemias pero una epidemia que, además de su gran mortalidad, haya conllevado el confinamiento masivo de buena parte de la humanidad, la paralización de la economía y sobretodo la desaparición virtual de las Misas y la administración de Sacramentos en Europa y gran parte del mundo es totalmente nueva. Ni siquiera en tiempos de las persecuciones romanas a los cristianos.

Voces mucho más autorizadas que la mía como la de virtuosos sacerdotes o expertos historiadores católicos como el italiano Roberto de Mattei, por citar un ejemplo, han recordado que en tiempos de epidemias la Iglesia siempre promovió más que nunca el culto público para rogar al Señor y hacer penitencia. Los santos siempre en esos momentos se ocuparon del culto al Señor y de la salud las almas, antes que de cualquier otra consideración humana.

Por eso es tan terrible, ver a gran parte de la jerarquía de la Iglesia, férreamente sometida a los gobiernos, mientras los fieles permanecen abandonados y sin Sacramentos.

Las grandes epidemias, como han explicado los mejores teólogos, siempre son señal del Cielo. Los grandes santos siempre consideraron que las epidemias no vienen del poder de las tinieblas, sino que son castigos o advertencias del Cielo para que los seres humanos abandonen el pecado.

En los momentos históricos tan difíciles y excepcionales que vivimos, desde el punto de vista católico una cosa está clara: ahora más que nunca es el momento de la devoción a la Santísima Virgen, que es quien aplastará la cabeza de la serpiente. No olvidemos que ahora, en el momento en que parecen haber llegado los tiempos profetizados en Fátima, que todo concluirá con el triunfo del Sagrado Corazón de Jesús y el Inmaculado Corazón de María

También abundan las blasfemias contra Nuestro Señor y la Santísima Virgen…

Desgraciadamente incluso en estos momentos abundan las blasfemias. Da la impresión de que hay gente que aunque viera ante sus ojos el fin del mundo trataría de pecar y ofender al Señor y a María hasta el último segundo.

Pero las peores blasfemias son las que llevan a cabo algunos miembros de la Jerarquía de la Iglesia y las de los gobiernos.

Por ejemplo, cuando el gobierno español aprobó solemnemente tramitar la ley de la eutanasia el día de la Virgen de Lourdes, eso es una blasfemia muy grave contra la Virgen que tarde o temprano iba a tener una respuesta. Ahora han muerto muchos ancianos pero las consecuencias sociales y económicas van a ser de una gravedad que el gobierno nunca imaginó.

Lo mejor que podemos hacer ahora es encomendarnos a la Santísima Virgen y ayudar en la medida que podamos a los enfermos y sus familiares.

¿Cómo le ayuda su devoción a la Virgen a soportar estos momentos tan duros?

Nadie puede conocer los planes del Señor ni saber si estamos o no ante los tiempos finales, desde luego, pero lo que está claro es que vivimos momentos absolutamente excepcionales en la historia y por tanto ahora más que nunca la mejor opción, en esta hora, más que nunca es la devoción a María. El rezo del Santo Rosario, a poder ser en familia, acordarnos de Ella, como hijos necesitados, y encomendarnos a nuestra Madre. Ella es el camino seguro que lleva al Señor.

Mucho se habla de que hay más tiempo para estar con la familia, pero casi nadie habla de rezar el Rosario en familia….

Exacto. El Santo Rosario es la piedra angular de la devoción a María y su poder es insospechado. Es un momento ideal para rezarlo frecuentemente. Aunque es loable reconocer a los colectivos que se han distinguido en esta crisis como los sanitarios o el Ejército no son recomendables gestos como los aplausos en los balcones porque son sustitutivos laicistas de la oración.

Mucho más útil que esos aplausos es rezar en estos momentos, especialmente a la Santísima Virgen María. Y recordar que más que venerar y esperarlo todo de una ciencia que ha fallado estrepitosamente, es la ocasión de acordarnos del Señor de Cielos y Tierra y de la Virgen. Ciencia, sí, naturalmente, pero no en oposición a Dios ni concebida en su contra.

18 comentarios

  
Manu militari
Esa "ciencia que ha fallado estrepitosamente", es a la que recurren creyentes y no creyentes para ser tratados, es la que está salvando vidas y la que abará encontrando la vacuna para esta pandemia igual que ha ocurrido en situaciones anteriores.
18/04/20 11:14 AM
  
Palas Atenea
Cuando se llegue a saber, que no se sabe, lo que está pasando también nos daremos cuenta de la cantidad de cosas que nos han hecho hacer que no han valido para nada, razón por la cual en el año 3.000 quedaremos igual que la gente de la Edad Media que combatían la peste con medios inadecuados. Ciertamente la epidemia demuestra que la ciencia siempre actúa a toro pasado. Que la UCI y el entubamiento habrá salvado a muchos-los que hayan conseguido entrar allí porque no a todos se les ha dado la opción- pero también se han salvado muchas personas por la capacidad de su propio organismo para luchar con el virus. Es decir, más o menos como en el Medievo, en que la peste tampoco mataba a todos. Además, ni esto es la gripe del 18, ni lo que pueda venir será esto, por lo que la ciencia, efectivamente, es inefectiva para combatir un tsunami sanitario. La ciencia lucha y vence en muchos casos pero en otros falla estrepitosamente y, desde luego, si se hiciera una encuesta-que no se hará-sobre cómo está la confianza en la ciencia en estos momentos el resultado sería penoso teniendo en cuenta la cantidad de familiares y amigos que 20.000 muertos dejan. O eso o han perdido la fe y necesitan creer en algo.
18/04/20 12:02 PM
  
Fer
Se puede rezar y aplaudir. No hay contradicción entre ambas cosas.
18/04/20 3:33 PM
  
Palas Atenea
Ciertamente, durante la cuarentena en el rezo del Santo Rosario cuando llego a las Letanías y digo: "Salud de los enfermos" lo repito tres veces. Nuestra Señora: María Auxiliadora, el Perpetuo Socorro, la Virgen de los Remedios y otras advocaciones marianas son la mejor ayuda.
18/04/20 3:51 PM
  
Manu militari
Palas, creo que usted culpa a la ciencia de lo que es, fundamentalmente, ineficacia política y de la administración de los recursos sanitarios, antes de la pandemia y durante ella.
18/04/20 3:51 PM
  
Palas Atenea
No, yo a la ciencia no la culpo de nada porque la ciencia es buena, pero limitada. El problema es cuando sus defensores se extralimitan y ven en ella la solución de todo. La humildad casa con la religión y con la ciencia, en un caso porque somos humanos hijos de un Dios Todopoderoso y en el otro porque somos simplemente humanos. No se puede pedir a un ser limitado respuesta a todos los problemas. Es más, ni siquiera soy de las que se enfada con el gobierno, sin discutir que su gestión sea deficiente, porque creo que esto es más que para la ciencia y para el gobierno. Así que, hasta mañana, si Dios quiere, porque si Él no quisiera yo ya no estaré aquí.
18/04/20 6:05 PM
  
Palas Atenea
Otra cosa: los médicos y sanitarios se están portando de maravilla, como siempre lo han hecho, porque la medicina sabe, por tanteo, lo que es conveniente aunque no sepa las causas. Si una persona presenta síntomas de asfixia el oxígeno, la traqueotomía o la intubación le ayudan, de la misma manera que los parches porosos aliviaban la bronquitis tiempos atrás, y, muchas veces, curaban. La ciencia es la que descubre las causas de algo, no los remedios. El Renacimiento es una época en que se investigó mucho el uso medicinal de ciertas plantas sin tener ni idea de que curaban enfermedades causadas por virus, bacterias u otros organismos descubiertos mucho después. A esa ciencia me refiero: a la que descubre la causa de algo. La que cura es otra cosa.
Por lo tanto los aplausos y las oraciones son perfectamente compatibles.
18/04/20 6:28 PM
  
Filemón
Los virus no se combaten con "ciencia" porque las vacunas antivíricas son el mismo virus inoculado en estado latente a la espera de que el sistema inmune desarrolle, por sí mismo, los anticuerpos. No se trata de una bacteria contra la que puede usarse la penicilina, descubierta "científicamente" por casualidad por el Dr. Fleming.

Lo que resulta extraño es que la "ciencia" no sea capaz de contrastar las cadenas de ADN o ARN de la gripe estacional, la gripe estacional transmutada y el coronavirus. ¿Qué secuencias de ACGT se comparten? ¿Cuáles faltan? ¿Se repiten? ¿Es siempre el mismo virus en todas partes? ¿Se puede sintetizar (fabricar) con los medios actuales?

Demasiadas preguntas sin respuesta como para no levantar sospechas. Del culo de la Kardashian lo sabemos casi todo, del Covid-19, nada, ni por qué lo llaman así. Hala, a tirar de ciencia medieval, a confinarse en casa y a usar trapos, lejías y agrios.
18/04/20 8:09 PM
  
Manu militari
"porque las vacunas antivíricas son el mismo virus inoculado en estado latente a la espera de que el sistema inmune desarrolle, por sí mismo, los anticuerpos"

Y todo eso no lo sabemos gracias a la ciencia, nos lo enseña la Biblia, la Summa y el Catecismo, ¿verdad?
19/04/20 9:04 AM
  
Palas Atenea
Un poco de humildad, Militar, y reconoce que esto ha rebajado mucho los humos a la ciencia que últimamente andaba muy engreída. Dejemos a cada quién en su lugar. Si a ti te parece que la Biblia no te soluciona nada a los muertos por la pandemia les puede parecer que a ellos la ciencia tampoco les ha solucionado nada y esa opinión sería tan legítima como la tuya.
19/04/20 1:06 PM
  
Manu militari
Palas, está bien ser humilde, en lo intelectual y en otras cosas, pero su comentario equivocó el blanco, le pongo, completo, lo que escribió Filemón:

"Los virus no se combaten con "ciencia" porque las vacunas antivíricas son el mismo virus inoculado en estado latente a la espera de que el sistema inmune desarrolle, por sí mismo, los anticuerpos"

A eso es a lo que respondí. Si alguien ha pecado de incongruencia o de falta de humildad, esta vez no he sido yo.
19/04/20 3:30 PM
  
Filemon
Nos lo enseña el cuerpo humano y la sabiduría popular. No se trata de negar los avances científicos pero sí de evitar hacer de la ciencia una religión. El método de prueba y error sigue tan de actualidad, hoy, como hace 30 siglos. Y de este modo, por prueba y error y asumiendo el riesgo, aparecieron las vacunas.

La pandemia se inició a finales de diciembre en China y entró en España por Catalunya a mediados de febrero. Ha habido tiempo más que suficiente para realizar análisis genéticos comparativos y, en mayor medida, si se tiene en cuenta que el virus ya existía en ciertas especies animales. Si las diferencias genéticas entre mamíferos son mínimas y se conocen, entre organismos más simples no debería entrañar ninguna dificultad.

El coronavirus no es un germen desconocido. Un test de compatibilidad genética (de paternidad sin ir más lejos) se hace en minutos y los conocimientos "científicos" por manipulación de embriones y edición genética, tanto en animales como seres humanos, son una realidad desde hace años. ¿Es el covid-19 un organismo genéticamente modificado o modificable? Esperamos una respuesta certera y diligente.
19/04/20 5:39 PM
  
Palas Atenea
Ni incongruencia ni falta de humildad. De falta de humildad pecan aquellos que se burlan de los medievales y de cómo combatían las pestes, que son muchos, porque creen en el progreso indefinido y presumen de de ahora ya no es así. Pues esta pandemia demuestra que estamos evitando el contagio de la misma manera que ellos. La respuesta certera e inteligente la esperamos pero en el presente lo que utilizamos es jabón, lejía y algo que nos tape la boca y las fosas nasales. Ahora desinfectamos, los medievales también lo hacían: quemaban barrios enteros.
19/04/20 9:11 PM
  
Manu militari
Palas, se lo explicaré de nuevo ya que parece que aún no lo ha entendido, o no quiere hacerlo cosa que no me sorprende y que he podido comprobar en varios comentaristas que parecen totalmente incapaces de aceptar que otro con quien comparten ideología y creencias se ha equivocado, cuando reconocerlo implica dar la razón a un no creyente.
La incongruencia y falta de humildad del comentario de Filemón están en su afirmación:
"Los virus no se combaten con "ciencia"..."
y acto seguido esceribir:
"...porque las vacunas antivíricas son el mismo virus inoculado en estado latente a la espera de que el sistema inmune desarrolle, por sí mismo, los anticuerpos"
El funcionamiento de las vacunas, su creación, el descubrimiento del sistema inmune y de los anticuerpos, son logros de la ciencia, así que es incongruente afirmar lo que se dice en la primera parte del comentario para luego escribir lo que le sigue. No creo que sea tan difícil de comprender.
En lo que se refiere a su "comparativa" entre los medios actuales y los medievales, me parece demagógico. Yo no me he burlado de los conocimientos que tenían en aquella época, pero es absurdo comparar las medidas de higiene disponibles hoy con quemar barrios enteros, cosa que, por otra parte, se hacía por razones místicas -el fuego purificador- y no sanitarias, y sin tener idea de cuales eran los mecanismos de propagación de las infecciones, ni de qué era la asepsia en las intervenciones médicas.
19/04/20 11:27 PM
  
Palas Atenea
Para darte la razón tendría que decir:
a) Que nos estamos medicando, vacunando o tomando medidas profilácticas. Cuando lo cierto es que ni siquiera saben si las mascarillas son efectivas, ni si el virus afecta al suelo (desinfectan) o se queda en el aire, ni si la distancia de metro y medio es segura o no.
2) Que los científicos ya saben cómo atajar la pandemia.
Como la evidencia demuestra que no es así. ¿Cómo quieres que te dé la razón?
Me estás pidiendo un acto de fe en la ciencia mediante el cual yo "crea" que van a encontrar la causa y el remedio. Pero la ciencia, por su propia esencia, no admite actos de fe. Es posible que pase el virus, después de provocar una devastación (que ya la está causando) y sigamos sin saber nada concreto de él, igual que es posible que dentro de una semana tengamos una vacuna o un medicamento que funcione.
Soy persona de riesgo y la única protección que tengo en estos momentos es la voluntad de Dios, si fuera atea no tendría ninguna.
No sé si esta pandemia debilitará la fe en Dios, cosa extraña porque a nosotros Jesucristo no nos prometió nada en este mundo sino en el otro; pero la ciencia, que si es de este mundo, ha quedado muy tocada porque ha dejado clarísimo que ante algo desconocido no sabe qué hacer. Yo espero que encuentren el remedio, por la cuenta que me trae,
pero no me pidas que tenga ninguna seguridad.
Y sí, el jabón, la lejía y los tapabocas son medios medievales sencillamente porque en el Medievo también existían. Por cierto tengo una mascarilla pero no sé si es de las buenas o de las malas porque de todo hay en la viña del Señor. Hasta eso es incierto.
No has elegido el mejor momento para defender a la ciencia, un buen momento fue cuando Christiaan Barnard hizo el primer trasplante de corazón en 1967 (lo recuerdo perfectamente) pero el año 2020 ha sido un annus horribilis para la ciencia. Usted tampoco quiere entender, y lo comprendo porque si la ciencia le falla ¿qué le queda?
20/04/20 9:12 AM
  
Manu militari
Palas, sigue sin entenderlo y ya no se me ocurre qué más hacer para explicárselo.
Yo no quiero que me de la razón, ni digo que la ciencia sea infalible, eso sería absurdo e iría en contra de una de las bases del conocimiento científico que es provisional y perfectible.
¿Entiende usted que es contradictorio decir que "los virus no se combaten con "ciencia"..." y después querer demostrar que es cierto poniendo como ejemplo las vacunas, el sistema inmune y los anticuerpos, todos ellos descubiertos gracias a la ciencia?, si no lo entiende, y esa era mi crítica al comentario de Filemón, no tengo otra cosa que decirle.
Por suerte no necesito que me quede nada más, si la ciencia falla, que evidentemente lo hace en ocasiones, lo que hay que hacer es seguir investigando, insistir en encontrar respuestas tantas veces como sea necesario, eso se llama avance científico y, entre otras cosas, nos permite no tener que quemar barrios, como usted decía, haber erradicado la viruela, etc, etc...
20/04/20 11:02 AM
  
Palas Atenea
Cierto, sigo sin entenderle a usted como usted sigue sin entenderme a mi.
Usted cree que no tiene contradicciones, pero las tiene, porque una ciencia que necesita años para resolver algo que se presenta de repente decepciona y mucho, quiera entenderlo o no. No me decepcionaría si me ayudara a no contagiarme, pero si toda lo que me da son consejos que podía haberme dado una bruja del s.XV, como utilizar medios caseros de eficacia dudosa, ya me dirá.... si sale con barbas, San Antón, y si no la Purísima Concepción. Huir del contagio confinándose o yéndose a una isla remota es más viejo que Matusalén.
20/04/20 1:26 PM
  
Manu militari
Palas, la decepcion es un sentimiento subjetivo, hay quien puede decepcionarse por que la ciencia no de con una solución inmediata a la pandemia actual o a cualquier otro problema, pero eso lo que demuestra es desconocimiento de qué es y cómo funciona la ciencia.
Por lo mismo, y con mayor motivo tratándose de una entidad omnipotente hay quienes pueden decepcionarse con Dios por no terminar con la pandemia con un "chasquido de dedos" o por haberla permitido y me apuesto lo que usted quiera a que a esos les diría usted muy parecido a lo que yo a los que se decepcionan con la ciencia, que no entienden como ni porqué actúa Dios.
Para terminar, no veo que vayamos a aportar más a lo ya dicho, solo le pregunto una cosa, ¿cree usted, como afirmó Filemón, que "los virus no se combaten con "ciencia"..."?
Si la respuesta es afirmativa, ¿podría decirme con qué se combaten entonces, que no esté relacionado con la ciencia ni con la tecnología, que es la aplicación práctica de los conocimientos científicos?
20/04/20 3:15 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

15.04.20

«El libro oculto de los Masones». La Sabiduría Prohibida, un apasionante libro del Padre Jesús Sánchez

Hay más de 6.000 libros publicados sobre masonería, el autor recomienda los libros de la bibliografía, para acercarse a esta sin error; dice: “Si intentara definir este libro, cosa difícil, diría que, al igual que una red extendida, tiene muchos puntos alejados y cuando se tira del hilo la trampa se cierra, espantando los peces que quedan fuera y deseando escapar a los que permanecen dentro. Y si tuviera que hacer otra comparación, diría que, en sí mismo, es un prólogo a través del que acercarse y empezar a profundizar en el tema de la masonería. Ya lo dijo Mark Twain, que se hizo francmasón al final de su vida si bien terminó dimitiendo. Así, el famoso escritor podría haber atribuido esta frase al engaño masón que él pudo descubrir: ¨más fácil nos será engañarlos, que se convenzan de que han sido engañados¨. Con la idea de esta cita cierro el libro con la explicación del mito de la caverna de Platón.”

¿Por qué un libro sobre el poder oculto de la masonería?

Es un poder oculto en parte, es un yugo que todos podemos experimentar. En realidad, es un libro ¨oculto¨ para los masones, pues estará en su lista de libros prohibidos. Espero que la curiosidad que les introduce a algunos en la Logia les haga leerlo. Si la inquisición tuvo libros prohibidos, ese será el suyo. Es una Sabiduría que les han prohibido.

¿Es consciente de los problemas que le puede ocasionar?

Sí. Más me preocupa los problemas que ocasionan a la sociedad y hoy de forma grotesca a los niños.

En primer lugar, empieza su libro demostrando la incompatibilidad de la masonería con la Sagrada Escritura…

Así es, porque de las condenas pontificias y su incompatibilidad con el cristianismo, están al tanto. Este punto es el núcleo del libro, lo más importante. ¨Había dos piedras¨ una de gran valor y otra de arenisca, y como ¨no son comerciantes de perlas finas¨ han dejado a Jesús y han cogido a Lucifer. Por lo tanto, estos albañiles, que es lo que significa Masón, se han puesto a construir la casa sobre arena y en vano se han cansado, porque: ¨Si el Señor no construye la casa, en vano se cansan los albañiles¨. Hay muchas citas donde Jesús habla a los masones, son claras y meridianas, sin lugar a error ni interpretación, quien lea el libro entenderá por qué.

¿Por qué antes que nada recalca la presencia real de Cristo en la Eucaristía?

Viene al hilo de que ellos buscan siempre venganza por un tal Hiram Abif. Y yo tengo que hablar en el libro de dos cosas muy presentes en el, de Jesucristo y de Lucifer. Porque ellos dicen que Dios es malo y Lucifer bueno, dando la vuelta al Génesis, cuando la bondad de Dios alcanza la máxima expresión en la eucaristía que esta ¨presente¨ en Adán y Eva. Y porque es un libro que busca 3 cosas: demostrar que Dios es bueno; llamar a la conversión de los masones y prevenir de su gnosticismo a la sociedad. En principio, iba a ser un libro dirigido solo a los masones, pero Alberto Bárcena me dijo que en la masonería hay mucho desconocimiento y son profanos en temas que iba a tratar y que solo iban a entender los grados 29-33.

El propio Cristo expulsa demonios y nos da una firme enseñanza…

Si, su Doctrina es esta ¨si yo expulso a los demonios por el Espíritu de Dios, es que ha llegado a vosotros el reino de Dios.¨ Mt 12,28. Entre otras cosas menciono un párrafo de la Encíclica Qui Pluribus de Pio IX contra la Masonería: ¨… descubras a los fieles los diversos peligros, los fraudes, los errores de los enemigos; y diligentemente sacarlos de los libros de pestilencia; y lo instes asiduamente para que evitando las sectas y sociedades de los malvados con la cara de la serpiente, eviten con sumo cuidado todas aquellas cosas que se oponen a la integridad de la fe, la religión y las ¨costumbres¨.

Las constituciones de Anderson y Pitagorismo ¿podríamos decir que es en génesis lo que luego desembocará en masonería…?

Hay cuatro clases de males: el mal moral, el mal natural o físico y el mal ontológico, este último es Lucifer, causante de los dos primeros y que en sí mismo es el cuarto, la condenación eterna. El ¨génesis¨ de la masonería es el gnosticismo, no sé si desemboca como tal, el gnosticismo es la autosalvación por el conocimiento, en el libro lo explico. La ¨masonería¨ es la tapadera de cultos tan antiguos como los de antes del diluvio universal. Lo que hace Anderson es un lavado de cara a estos cultos que eran todos, adoración de Lucifer, como la serpiente emplumada de los mayas.

Ya propiamente en el capítulo Los mandamientos satánicos desvela el significado oculto de Baphomet o Moloc.

Mucho se ha hablado y explicado, por los masones, pero como es un conocimiento oculto, no se les explica la totalidad de su significado hasta el grado 33, aunque van educando en esos valores y practicándolos, no solo a ellos, sino a la sociedad. El libro también tiene una finalidad, que todo el mundo sepa que es la Masonería, que sepa lo que sabe un grado 33, desde un punto de vista religioso y espiritual. Son Luciferinos y su culto es satánico, descrito por el protomártir Esteban como el ¨dios¨ Refán. (Hc 7,41-43)

Y arremete claramente contra la apostasía judía que desemboca en gnosticismo, cábala y adoración de Baphomet.

La cábala es pitagórica de raíz gnóstica. La Adoración de Baphomet es el culto que conoció el pueblo de Israel durante la esclavitud de Egipto, y que estaba presente en los pueblos de donde saco Dios a Abraham para establecer la Alianza con él. Es persistente porque es Lucifer quien lo sigue comunicando y transmitiendo. De tal forma que hay un falso Mesías en 1650 d.C que casi hace que el pueblo judío se convierta al Islam. Esto es importante para comprender muchas cosas de los masones y su aversión a la tradición de la iglesia, por ello lo incluyo en el libro. La apostasía es el culto a otro ¨dios¨, toda la historia de Israel y la posterior en el Cristianismo, esta tentada de volverse y no a la neutralidad, recordemos la apostasía del Rey Salomón. Anticipo del libro que ¨Baphomet¨ tentó a Adán y Eva y estos ¨apostataron¨. Lo que quería decir lucifer con ¨seréis como dioses¨, se refería a como ángeles, como el… ¨dioses¨ independientes del uno del otro y de Dios: La unión del hombre a la rebelión de los ángeles, porque los hombres tendrían en Cristo mayor gloria que ellos.

Todo esto al igual que las pseudo ciencias está rotundamente condenado por la Iglesia…

Si, es muy grave. La ciencia conoce las leyes de la naturaleza y lo real, pero las pseudo ciencias son metafísicas, son filosofías, del que dijo ¨yo solo sé que no se nada¨, y por esto muere gente. Descartes es el mejor ejemplo, pero no dijo nada nuevo, ya estaba Pitágoras o Platón.

Luego aborda la ingeniería social masónica ¿qué objetivo pretenden?

La Utopía de La República. Para ello reducir la población mundial, con la idea de Robert Malthus que se copió de la obra de Darwin, para aparearse solo ellos y barrer todo lo que tenga que ver con Dios, religión judía, musulmana y cristiana. Y aunque para acabar con las plagas hay que meter depredadores, luego los depredadores pasan a ser la plaga. A esto añado al libro un apartado de eugenesia y eutanasia para ver que pensaba realmente Darwin, que era masón, y como influyo en el Nazismo. La raza aria de la República de Platón es la clave y la evolución es más siniestra de lo que le han vendido a la gente. Esto es el gobierno mundial, dar el poder a lo anticristiano, bache moral para la ¨evolución¨. Esto es quien vive, quien muere, quien se reproduce, cuando, hasta cuándo y cuántos hijos. Por ello los graciosos promueven la desmilitarización de los países.

Y es muy curioso la relación entre la ideología de género y el gnosticismo…

Justo a eso me refiero, de la urgencia de sacar ahora el libro. El gnosticismo es un conocimiento de que el alma es andrógina. En el siglo II modificaron textos cristianos, para que coincidieran con su pensamiento, como es el caso del apócrifo de Tomás donde dice ¨cuando lo femenino y lo masculino sean uno¨. La androginia de Baphomet refleja esto y pongo como la educación en los colegios, por estos Filósofos que ¨solo saben que no saben nada de ciencia¨, les explican a los niños a disociar su cuerpo de su mente, para alcanzar el conocimiento (gnosis) del alma. Por eso los ¨géneros¨ son tantos como seres animados o inanimados, es un panteísmo. Empiezo el libro dejando claro que nos gobierna una religión, que tendrá que imponer una ¨antropología¨. Esto es obra de la masonería, su religión es el gnosticismo-budismo-satanismo, religiones de autosalvación, donde el hombre es Dios. Una antropología así, renuncia a las ciencias, como la psicología donde siempre la disociación fue un trastorno.

También estas ideas gnósticas y masónicas se han infiltrado con fuerza en la Iglesia Católica…

Eso no lo pone nadie en duda. Se ve en las cartas de San Pablo, y en la ¨Didaje¨ o enseñanza de los Apóstoles, donde se enseñaba a diferenciar a los verdaderos apóstoles de los falsos. Se vera claro en un apartado del libro donde se ve que, para estos falsos cristianos, el bautismo no era más que una ¨cloaca¨ por a que pasar para alcanzar sus objetivos.

Destaca especialmente a San Maximiliano Kolbe como un auténtico guerrero contra la masonería…

El carisma fundador de Maximiliano fue precisamente este, luchar contra la masonería. En 1917 la masonería festeja en Roma el segundo centenario de su fundación y escucha el cántico: “¡Satán tendrá que reinar en el Vaticano, el Papa formará parte de su guardia suiza!” A esto Kolbe se pregunta: “¿Será posible que nuestros enemigos desplieguen tantas actividades para dominarnos, mientras que nosotros nos quedamos ociosos, abocados a lo sumo a rezar, sin pasar a la acción? ¿Acaso no tenemos armas más poderosas, siendo que podemos contar con el Cielo y la Inmaculada?

Ya en el último apartado pasa a definir el satanismo y a hablar de algunos luciferinos claves como Lady Gaga o John Lennon…

En ¨Imagine¨ Jon Lennon hace el cántico satánico del Gobierno Mundial: ¨imagina que no hay paraíso, ni infierno, solo el presente, no hay países, ni religión, viviendo en paz, la hermandad humana…¨ a Baphomet lo llaman el ¨El Padre del Templo de la Paz de Todos los Hombres¨.

Todas estas ideas cristalizan en la ONU y en otras organizaciones poderosas a nivel mundial…

Así es, esto lo conozco gracias al excelente trabajo de Alberto Bárcena y el Sacerdote Manuel Guerra Gómez y al libro que escribió el enviado del Papa San Juan Pablo II a la ONU, el Padre Michel Schooyans

La ONU crea una especie de dogmas que son como una nueva religión…

Es una religión muy antigua. Tiene los mismos dogmas que los católicos, pero en anti-dogmas, recordemos la canción Imagine. Intentaré explicarlo fácil, los Dogmas de la Iglesia serían los barrotes de la cárcel, la diferencia depende de si te encuentras fuera o dentro de la cárcel, si eres libre o esclavo, ¨salvado o condenado¨. El dogma de la perpetua virginidad de María, nos hace poder ser hijos suyos en maternidad espiritual, quien niega esto no la tiene por madre, pues una madre o es madre o madrastra. Y María es madre de todos los cristianos, dice el Apocalipsis de su estirpe, que es de sus entrañas. Perdón si lo he dicho de forma un poco bruta, pero si seremos transformados y veremos a Dios tal cual es, nuestra Madre será María. Un misterio, que el principio sin principio haya consolidado un principio por encima de Él, una Madre.

La globalización y el ecologismo son aspectos claves…

Todo está relacionado, el ecologismo es el panteísmo, la Pachamama o madre tierra no es nada sino por los espíritus de la tierra, y esto es el culto cabalístico de los masones, lo explico en el libro, creo que muchos se van a sorprender en este aspecto de los verdaderos significados de los símbolos masónicos. A este respecto diré que el problema del CO2 para ellos no es el que emiten los coches, sino los humanos. Por eso Leonardo Boff en plena pandemia al igual que Pedro Sánchez, han dicho que lo positivo del encierro en casa ha sido la anticontaminación, mientras moría gente sin respirador.

Interesante el capítulo dedicado a las estructuras de pecado según Juan Pablo II.

En la audiencia general del 25/8/1999 San Juan Pablo II dice que estas estructuras de pecado son: ¨abandonar valores fundamentales¨ ; ¨pecados sociales, comportamientos colectivos, y de hasta enteras naciones y bloques de naciones… de sistemas políticos¨ ¨estructuras de pecado que frenan el desarrollo de los pueblos¨ ¨la nueva evangelización es llegar hasta allí¨. Esto lo dijo Con los datos que ya tenía de su enviado en la ONU, que Fue luego publicado en el 2001 en inglés The Hidden Face of the United Nations. También fue publicado en español en México en el 2002 con el título “La cara oculta de las Naciones Unidas“. Con esto no quiero decir que se refiera exclusivamente a la ONU, sino de todos los sistemas totalitarios que han tenido las mismas pretensiones como él mismo explica.

Y termina hablando de los rituales satánicos siguiendo al profesor Bárcena…

Si bueno, es él mismo quien habla, con su permiso he puesto unas páginas de su libro Iglesia y Masonería, Las dos ciudades. Y con esto digo que mi libro es un acercamiento por así decirlo en las últimas consecuencias a la masonería, pero no se puede entender o profundizar sin los grandes expertos, de cómo se ha forjado históricamente. Entre ellos el Doctor Bárcena y la bibliografía que cito en el libro. Es un libro que busca la verdad, y han caído en mis manos, auténticas joyas de investigación, ha sido todo muy providencial. Toda la masonería es satánica, dicen que se salvan por el conocimiento (que les da lucifer). No le ahorraré al futuro lector la conclusión del libro: el pecado contra el Espíritu Santo, es atribuir a Lucifer la obra y la salvación de Dios, he ahí lo perverso y blasfemo de la gnosis, de la cual dijo San Ireneo de Lion, que era la mayor de las blasfemias.

Enlace al libro: ¨El libro oculto de los Masones¨, La Sabiduría Prohibida

Comprar en Amazon

15 comentarios

  
maru
Muy interesante!!! Habrá que leerlo.
15/04/20 11:36 AM
  
templario
Si dicho libro no relata los acontecimientos actuales en el interior de la Iglesia, se quedará en un libro mas de tantos como dice que se han escrito de la masoneria.
Las Sagradas Escrituras en la 2ª Tesalonicenses 2, dice que el trono sagrado no puede ser Usurpado hasta que no sea quitado de él, el Katejon u obstáculo que se lo impide.
El cardenal Daneels dijo por escrito en su biografía, que entre él y otros cardenales provocaron la renuncia de B-XVI, propiciando la entrada de Bergoglio.
Si me deja su correo le puede remitir mucha información bíblica, de la Virgen en sus manifestaciones, de profecías de Santos, lo que dijeron los papas al respecto, y de las herejías, e idolatrías a la pachamama entre otros datos para que investigue por su cuenta.
Tras el cierre de Iglesias, el siguiente paso será la Abolición de la Eucaristía, relatado en Daniel 8-9-11 y 12,
B-XVI y Bergoglio se enfrentarán y habrá un cisma y conoceremos al famoso anticristo.
Un saludo.
15/04/20 12:57 PM
  
Luis López
Para cualquiera que haya leído algo serio sobre la masonería no es que sus ritos y principios sean contrarios al cristianismo (más concretamente al catolicismo romano, pues el cristianismo liberal -si entendemos eso como cristianismo- si convive perfectamente con ella).

Es que, al menos en sus grados más elevados, son abiertamente luciferinos.
15/04/20 1:22 PM
  
Luis López
Interesantísima entrevista. Un matiz sin embargo. No existe el mal ontologico ni siquiera en la figura de Satanas, el principe de los demonios.

Afirmar eso es caer en el maniqueisno. Sólo existe el bien, siendo el mal una ausencia o deformación de ese bien.
15/04/20 1:32 PM
  
Palas Atenea
No conozco la masonería pero veo el componente gnóstico que no es gnosticismo, como lo romántico tampoco es romanticismo. El gnosticismo como tal es del s. II-III y fue condenado por San Irineo de Lyon, pero como es un modo de ver lo espiritual y lo material tan peculiar ha ido mutando a los largo de los siglos de modo que se puede ver cuando surge y ha surgido en todos los siglos de diferentes formas casi siempre actuando transversalmente. Voegelin lo ve en "Las religiones políticas", muchos lo ven en el LGTBI y, desde luego, no hay más que conocer el libreto de "La flauta mágica" para detectarlo con toda claridad en la masonería, aún sin conocer a ésta en profundidad. Sin embargo para ver los componentes gnósticos en algo hay que poseer sensus fidelis, sin esa percepción del Cristianismo los elementos gnósticos pueden pasar inadvertidos por lo menos para aquellos que lo vean de lejos como es mi caso. Además se trata, precisamente, de introducirse de forma sutil dándoles una sensación de pertenecer siempre a un grupo de iniciados que poseen un conocimiento (gnosis) que les eleva por encima del común de los mortales haciendo de los demás los Papageno/Papagena de este mundo.
15/04/20 3:26 PM
  
Jaime Astudillo
Muchas gracias por dar a conocer literatura clarificadora acerca del mal de todos los tiempos "La Masonería", ocultismo gnóstico y pagano regenerado por los iluminados ingleses y franceses del siglo XVI. Considero que lo más peligroso de este culto satánico, disfrazado de ciencia espiritual "buenista" y enciclopédica, es su capacidad de infiltración en todos los ámbitos de la vida humana, incluido, para mayor inri, el religioso. Por tanto, El conocimiento cabal y documentado acerca de esta peste moderna (tan antigua como la serpiente), es de diametral importancia para el católico de hoy en día. Solo conociendo al enemigo se lo enfrenta y se lo vence con la ayuda de la Gracia.
Esperaré la versión Kindle de la obra.
Un saludo cordial desde Cuenca Ecuador
17/04/20 11:57 PM
  
glorifycuz
Que feo lo que está pasando, los católicos verdaderos actuales debemos hablar de nuestra fe con seguridad y firmeza para mostrar que aun hay gente de fé en el mundo y no nos dejamos llevar por la contemporaneidad moderna.
18/04/20 12:07 AM
  
Jesús Sánchez
Ya está en Kindle. Y si creéis que merece la pena, Difundirlo. ¡Benciones! +
18/04/20 10:23 AM
  
Jaime Astudillo
Muchas gracias Padre Jesús, ya lo tengo en mi poder a través de Kindle, y claro que merece la pena ser difundido, no solo eso, sino que resulta imprescindible difundirlo entre quienes quieren luchar contra el "virus" del gnosticismo pagano propio de esta luciferina secta.
Considérese usted, junto con Don Ricardo de la Cierva (+), los dos referentes principales sobre este delicado tema. Que Dios siga iluminando su intelecto y dando a conocer la Verdad plena sobre los engaños de la "Oscuridad Visible"
Saludos cordiales desde Cuenca Ecuador
19/04/20 8:43 PM
  
Isaac
Hola.
Lo traté de comprar en pasta blanda, porque no tengo Kindle, y me dice que ese producto no se envía a México.
Luego lo traté de comprar desde Amazon México y, aunque sí aparece en el catálogo de Amazon México, pone que el producto no está disponible y que no saben cuándo lo estará o si lo estará.
¿Habrá alguna otra opción para adquirirlo?
Vivo en la ciudad de México.
26/04/20 8:11 AM
  
Jesús Sanchez
El problema a veces son los enlaces. Amazon no redirécciona.

Hay una app Kindle para móviles y con ella se puede descargar en el teléfono. Para tapa blanda otra opción me ha dicho es probar a comprar en Amazon,com y tal vez desde allí si lo distribuyen a Mexico

Desde tu navegador de internet pon Amazon,com y busca allí el libro
06/05/20 2:07 AM
  
Jesus Sanchez
Hay una app gratuita para Apple y androide de Kindle para leer los libros en el móvil.
06/05/20 2:10 AM
  
Rafael
En Amazon figura NO DISPONIBLE.
18/09/21 5:57 AM
  
marta
¿Dónde comprar este libro en España?

27/09/21 6:38 PM
  
Pepe
Templario, me interesa mucho esa información que dices que tienes. Me la puedes mandar a mí? Mi correo es [email protected]
30/11/22 8:40 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

14.04.20

Javier Barraycoa: "Seguro que con la pandemia hay conversiones y mucha gente volverá a intentar rezar. Lo malo es que muchos ya ni saben rezar"

Entrevistamos al sociólogo Javier Barraycoa, que analiza en profundidad las principales consecuencias que tendrá la pandemia en la sociedad. El profesor Barraycoa ha estudiado a fondo todo lo relacionado con el poder y el miedo como herramienta de control social.

En primer lugar, ¿se podría decir que esta gran pandemia ha sorprendido a una humanidad, que instalada en el estado de bienestar, ya daba por superado estos temas?

Los expertos no vendidos al sistema, ni al imperante discurso del progreso optimista, siempre han avisado. Cuando se inició “oficialmente” la globalización, se escribieron obras como la de Ullrich Beck, titulada “La sociedad del riesgo". Uno de los escenarios que se ha contemplado desde entonces era el de una, o sucesivas pandemias. Pero a los expertos no se les da voz, si plantean tesis que pongan en duda la bondad de la globalización.

Esta pandemia ha demostrado que el Estado de Bienestar tiene aluminosis. A duras penas Estados como España e Italia han aguantado. Y ello al precio de hipotecarnos para varias generaciones. Una segunda oleada de esta pandemia, no lo aguantaríamos y se desvelaría que el Estado de Bienestar es una farsa insostenible.

¿Las firmes medidas de confinamiento y las consiguientes sanciones para el que no las cumpla hace que se recupere en cierta medida el sentido de autoridad, tan perdido en las sociedades modernas?

No. Hay que distinguir entre autoridad y autoritarismo. Países disciplinados como Suecia, Holanda y Japón, no han recurrido -hasta ahora- al confinamiento estricto. la razón es que reconocen la autoridad y obedecen sin necesidad de que el estado despliegue un sistema de control total. Creo que el confinamiento que estamos viviendo en muchos países, está creando lo contrario. Nos están habituando a dos tipos de confinamiento. Uno es físico y otro mental. A esto le podríamos llamar ingeniería social, pues el acatamiento al poder funciona, porque este ha conseguido a través de los medios de comunicación una falsa conciencia colectiva. Así el confinamiento se ha transformado en un autoconfinamiento lúdico y casi festivo. Ahora más que nunca el Estado se manifiesta como un Gran Hermano. Ya no es un Padre odioso, sino que toma la figura de Madre que vela y quiere a sus hijos. Todo esto es, insisto, lo más alejado de la autoridad y lo más próximo al autoritarismo propio de la posmodernidad.

¿Esta pandemia y el consiguiente confinamiento va a sentar un importante precedente de cara al futuro…?

Sí, esto es indudable. primero hay que entender que a lo largo de la historia las pandemias han ido sucediéndose. Muchas de ellas transformaron sociedades enteras, estructuras de poder y equilibrios geopolíticos. Recordemos las sucesivas epidemias de peste que asolaron Cataluña en el siglo XIV y que redujeron su población a la mitad. Entonces, en La Corona de Aragón el centro político y económico pasó al Reino de Valencia.

En el futuro, nos iremos acostumbrando a los confinamientos, a la disciplina de masas, cierres de fronteras o ciudades. No hará falta pandemia, se podrán argumentar cualquier tipo de motivos que puedan alertar a la población: exceso de contaminación en las ciudades, desórdenes públicos …

El Estado de Bienestar está tocado. Pero el Estado como estructura de poder no. Situaciones como la pandemia pueden tener efectos de fortalecimiento del Estado, pero a costa de arruinar una clase media y mantener una oligarquía dominante sobre una mayoría misérrima. hemos de pensar que el coste económico lo van a pagar los que tenían dinero ahorrado, planes de pensiones, acciones. Todo ese dinero “virtual” puede desaparecer de la mañana a la noche.

¿Exageran los que piensan que ya nada será igual a partir de ahora a través de un control mundialista?

Centrándonos en el presente, los Estados han conseguido que empresas como google y sus derivados como whatsapp, colaboren en el control por las redes sociales. Igualmente se implementará, como en China, un sistema de clasificación social por el móvil. En China los móviles funcionan por reconocimiento facial y sólo puedes usar el tuyo. A partir de ahí, según lo que compres con el móvil, el uso que hagas de él o tus redes de contacto, se te clasifica en tres tipos de “categoría social": de ciudadanos peligrosos a buen ciudadano. A los primeros, por ejemplo, se les niega la movilidad, ciertos beneficios sociales que proporciona el estado, etcétera.

Evidentemente, el papel moneda acabará desapareciendo y el control económico será total. De ahí la lucha política por dominar globalmente la tecnología 5G de los móviles. Con esa tecnología, el control sobre los individuos ya será prácticamente total.

Se abre un debate interesante entre si debe primar la seguridad o la libertad…

Este debate es muy clásico. El primero que lo planteó con absoluta claridad, tras la revolución francesa fue Tocqueville. En su obra “La democracia en América” ya auguraba la incompatibilidad entre la libertad y el estado moderno. Y aventuraba que ante la disyuntiva de vivir una sociedad donde obligatoriamente todos fuéramos igual y estuviéramos protegidos por el poder (ya adelantó una visión del comunismo), o la libertad, la gente elegiría lo primero. Este debate se ha prolongado a lo largo de la historia reciente del pensamiento político. Si una cosa hemos podido comprobar en estos dos últimos siglos es que las masas son mucho más sumisas de lo que podíamos imaginar ante el poder. Y cuanto más totalitario es el poder más se le acaba aceptando, siempre y cuando garantice pan y salud. Basta conocer la Rusia actual, para darse cuenta cómo colectivamente todavía existe un Síndrome de Estocolmo respecto a la URSS.

No se han valorado las consecuencias psicológicas del confinamiento, pero ¿considera que saldremos de él más fuertes, más curtidos, más maduros, con más vida interior?

Eso les pasará a muy pocos. Los que ya tenían una vida interior y hábitos de oración sobrellevan mejor el confinamiento. Esto se puede explicar incluso filosófica y psicológicamente. La oración y contemplación exige ejercitar lo que se llama el verbo mental y habituarse al silencio. Por el contrario, en nuestra sociedad, que ha sido denominada como la de la cultura del ruido, es incapaz de sufrir el confinamiento. La gente está acostumbrada a un ruido de fondo: cascos, música, televisión, videojuegos. El silencio se le hace insoportable a mucha gente por que entonces uno debe encontrarse consigo mismo y empieza a operar ese verbo mental, fundamento de la oración. Pero ello desespera a la gente, pues ya se han perdido los hábitos de oración y contemplación.

Por eso el Estado se está encargando, mesiánicamente, de entretenernos a todos, nos regala teleseries gratis, nos enseñan a hacer gimnasia en casa, a aprender cosas inútiles por televisión, a tragarnos el relato de la crisis que siguen un guión optimista predeterminado, a salir a las 20 h a aplaudir a modo de catarsis colectiva. Sin embargo, ciertamente, mucha gente quedará tocada psicológicamente porque han descubierto su verdadera fragilidad psicológica. Y respecto a las relaciones de pareja o matrimoniales algunas se fortalecerán y otras quedarán tocadas para siempre.

Esto en España, ¿puede suponer una vuelta a la fe en muchos o por el contrario aumentar la gran desafección entre los católicos y la jerarquía, cuya actitud muchos critican…?

En el orden particular seguro que hay conversiones y mucha gente habrá vuelto a intentar rezar. Lo malo es que muchos ya ni saben rezar. Pero en el orden colectivo se está creando una desafección a la Iglesia. Esto se ha visto claro con las denuncias de ciudadanos a las parroquias en las que han observado que se mantenía el culto. Es curioso que el Decreto de Alarma sea más permisivo con el Culto, que no ciertas disposiciones eclesiásticas. Por un lado el estado ha jugado con el temor de la gente a los contagios para predisponer a la gente contra la Iglesia por “insolidaria". Por otro lado, han faltado muchos reflejos en la jerarquía eclesiástica para dar una respuesta que permitiera (o permita) una conversión colectiva. Históricamente en estos casos se ha llamado a la conversión, a la reparación. Se puede realizar una catequesis impresionante sobre el sentido de la historia, el abandono de Dios y la vuelta a él. La Iglesia está insertada en la historia por la Encarnación, y no podemos caer en la bonhomía de que Dios no castiga porque no puede haber misericordia, si previamente no hay juicio. En fin, la sensación que da es que también se está produciendo un confinamiento espiritual y que tendremos que vivir todos nuestra propia noche oscura del alma. Pero la mayoría de gente, tras esta pandemia, pensará que hay que vivir la vida loca. Otra cosa es que quede dinero para poder hacerlo.

¿Usted cree que la pandemia se ha producido por causas naturales y ha sorprendido a la humanidad o por el contrario ha sido un experimento de control social?

La discusión sobre si el virus ha surgido de forma natural o ha sido alterado en laboratorios; si se ha escapado accidentalmente o lo han soltado, se me escapa. Exige un nivel de conocimientos que muy pocos tienen. De hecho, la cantidad de información que llega, provoca desinformación porque te encuentras argumentabas unas tesis y las contrarias.

Lo que podemos afirmar es que este virus tiene comportamientos muy extraños. Y el país que obtenga la vacuna adquirirá una importancia estratégica muy poderosa. Y, sobre todo, que la pandemia está sirviendo para engrasar, mejorar y perfeccionar métodos de control social y de ingeniería social. Podremos ver la resistencia, por ejemplo, del sistema financiero de Europa frente a China o Estados Unidos. A lo mejor Europa se quiebra en dos. También se está comprobando la capacidad de emisión de poblaciones de millones de personas. Como hemos dicho antes también se está llegando al centro total de las redes sociales y su monitorización. Los medios de comunicación, totalmente arruinados, presentan un servilismo todavía mayor. Por desgracia, esto parece el inicio de una distopía.

Por último, ¿Vería descabellado pensar que ha sido un experimento para llevar a cabo una especie de eutanasia masiva de forma global?

Afinar con la mutación artificial de un virus que sólo vaya contra un sector de la población y discrimine por edad es algo complejísimo. Sabemos que el ámbito de la guerra bacteriológica ya se tienen patógenos que sólo atacan a seres humanos con determinadas secuencias genéticas referentes a su etnia o raza. Esto ya lo tiene Israel más que desarrollado.

Lo que sí podemos afirmar con total rotundidad es que desde hace mucho tiempo, las grandes elites mundiales, vienen avisando de que en el planeta hay demasiada gente y se tendría que llegar a una reducción poblacional del 50%. Y esto lo dicen los más moderados, otros abogan por reducirla hasta el 10%. Eso exigiría eliminar a varios miles de millones de personas. Estaríamos ante una categoría que propuso Foucault que es la del biopoder. Esto es, ejercer los controles poblacionales a través de los controles de natalidad y mortalidad.

Las drásticas reducciones poblacionales sólo se pueden conseguir con aborto y esterilizaciones masivas, guerras…o pandemias. El problema de las pandemias es cómo controlarlas y tener las vacunas para administrar a los “elegidos". No es de extrañar que el virus que actualmente nos azota surgiera en Wuhan donde existe uno de los más importantes laboratorios bacteriológicos. Pero como este hay muchos en el mundo.

Sea lo que sea, lo que es indudable es que la elites mundiales buscarán formas radicales, para obtener su propósito de reducción poblacional.

10 comentarios

  
Luis Ignacio
Gran entrevista.
14/04/20 1:13 PM
  
Rafa
Magnífica entrevista y magnífico, como siempre, Barraycoa.
14/04/20 3:29 PM
  
Palas Atenea
La forma de adoctrinamiento empezó hace décadas. Las personas de mi edad-tengo 75 años-todas acuden a viajes del INSERSO, cursos de formación del tipo que sea o pilates. Tan es así que yo soy la única de todos mis conocidos que, por haber sido autodidacta y poco social, soy capaz de buscarme por mi misma las cosas que me interesan y nunca he entrado en ese juego. Vi envejecer a mis abuelos y a mis padres y ese es el modelo que sigo. Naturalmente la preparación para el confinamiento no es la misma porque la mía es un hábito personal, el de aguantarme a mi misma, y para los demás supone un cambio.
Mi madre se encerraba en la cocina por las tardes a rezar y no salía hasta haber hecho todas sus oraciones y al salir solía comentar el grado de concentración de aquel día. Rezar no es algo fácil, requiere una disponibilidad interior que no todo el mundo tiene y depende mucho de los hábitos adquiridos.
14/04/20 10:39 PM
  
Raquel (de Argentina)
Dios nos esta purificando. El Señor del cielo nos esta tirando de las orejas, El no manda las pestes, las permite, como permitio las guerras, anunciadas por la Virgen de Fatima. Si seguimos apartandonos de El, y seguimos cada dia con mas decadencia y degradacion, vamos a tener que sufrir mucho. Esta no es la primera pandemia, ya nos aviso con otras que se llevaron a mucha gente de este mundo. No aceptamos a Dios, cometemos maldades como el aborto, la eutanasia, matrimonio igualitario, perversion, degradacion en los medios y tanto mas, y que Dios dice no esta bien. No aceptamos a nuestro Creador, sacamos los crucifijos de los colegios, le decimos que no lo necesitamos, elegimos que los niños sean adoctrinados en identidad de genero, que puedan abortar niñas a los 13 años sin que intervengan sus padres, los padres que se oponen a este adoctrinamiento son escrachados. La perversion esta generalizada y si seguimos sacando a Dios de nuestras vidas ahora no podemos reclamar que nos ayude, se esta retirando.
14/04/20 11:35 PM
  
M.Angels
Palas: ¡qué grande tu madre!! Yo también quiero envejecer así.
15/04/20 10:23 AM
  
José J. Escandell
Menos mal que alguien conserva la lucidez en medio de este caos. Felicidades, J. Barraycoa.
15/04/20 11:53 AM
  
Ramón
Javier Barraycoa es una de las mentes más lúcidas del pensamiento católico español actual. Creo que sería muy de agradecer que tuviese un lugar en este portal.
15/04/20 1:57 PM
  
hornero (Argentina)
Muy buena y útil la reflexión sobre la disposición al silencio que tiene quien cultiva la vida interior. Deseo añadir una prevención contra intentos de desviar la preocupación hacia los países del tercer mundo, es decir, los pobres, con lo cual buscan aliviar la evidencia de la catástrofe que soportan los grandes poderes económicos radicados en el primer mundo. Tiene la apariencia de una afirmación lógica, por estar menos provistos de recursos para enfrentar una eventual expansión del virus en ellos. Sin embargo, es evidente que en un terremoto, sufrirá mayores males quien vive en un piso veinte o cincuenta, que quien vive en una choza; que pasará mayores apuros quien depende del consumismo, que quien sabe conseguir lo necesario para vivir por otros medios. El golpe recibidos por los colosos del poder está derribando de modo inevitable el edificio mundial que durante decenios han construido. Lo que es determinante de un colapso total del sistema mundial es que no quedarán reservas a partir de las cuales se pudiera apuntalar una estructura de poder dañada, todos están igualmente afectados y paralizados. Cualquiera sea el desarrollo próximo de la pandemia, queda en pie una verdad: LOS QUE MAS TIENEN, MÁS PIERDEN.




15/04/20 2:11 PM
  
José
Muy buena entrevista y con información muy buena. Gracias. Sabe a pocos sus análisis sobre geografía política y antropología social.
15/04/20 10:40 PM
  
elvira
Gracias por tan sugerentes ideas.

Por no ocultar las torpezas de los Obispos

Y por afirmar o negar o decir que no sabe algo con claridad y sencillez

Gracias, señores!
17/04/20 1:58 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.