Disparates científicos

Disparates científicos

Si nos fijamos bien, la ideología de género encadena los disparates científicos con las aberraciones morales.

La primera vez que oí hablar de la ideología de género, pensé, ante tal sarta de disparates, que mi interlocutor me estaba tomando el pelo. Cuando, a mi vez, me ha tocado explicar ante personas que me preguntan que qué es eso de la ideología de género, es decir gente que no tiene ideas preconcebidas, normalmente tengo que asegurarles que estoy hablando en serio y que no me estoy riendo de ellos.

Y es que, si nos fijamos bien, la ideología de género encadena los disparates científicos con las aberraciones morales.

Empecemos por el aspecto científico. La ideología de género transmite una burda mentira, ya que niega la realidad del ser humano como hombre o mujer. Como dijo Benedicto XVI: Según esta filosofía, el sexo ya no es un acto originario de la naturaleza, que el hombre debe aceptar y llenar personalmente de sentido, sino un papel social sobre el que se decide autónomamente… Niega la propia naturaleza y decide que ésta no se le ha dado como hecho preestablecido, sino que es él mismo quien se la debe crear» (Discurso a la Curia Romana del 21 de Diciembre del 2012). Según esta ideología soy yo quien decide libremente si deseo ser varón o mujer, como si yo, varón, no tuviese el cromosoma Y y un aparato genital masculino, bien distinto del femenino. Ahora bien, si yo decido ser mujer, pues lo soy y se acabó, lo que no impide que si fuese más joven y me mandan a una cárcel de mujeres, pueda dejar a alguna embarazada, como ya ha sucedido. El colmo de la idiotez es que me contaron que le preguntaron a una embarazada si esperaba niño o niña y respondió: «No lo sé, ya lo decidirá cuando sea mayor».

Me parece también muy interesante lo sucedido en la clínica Johns Hopkins de Baltimore, donde el Dr. Money (Money es apellido) realizó numerosas operaciones de reasignación de sexo. Al morir este médico, se les ocurrió investigar a cincuenta transexuales tratados por el famoso médico. El resultado fue demoledor: ninguno de ellos había obtenido ningún beneficio con esos programas de identidad sexual.

El problema de esta ideología y sus afines es que, cuando lo que ellos defienden choca con la realidad, es la ideología la que tiene razón, no la realidad, mientras recuerdo que a mí me enseñaban en el Seminario: «contra el hecho no valen argumentos», que desde luego me parece mucho más serio. Y aquí no puedo sino recordar el famoso autobús de Hazte Oir con su eslogan «Los niños tienen pene, las niñas tienen vagina», pero que se oponía al políticamente correcto de «los niños tiene pene; los niños tienen vagina; las niñas tienen vagina; las niñas tienen pene»… Pregunto: ¿desde cuándo los niños tienen vagina y las niñas pene? Pues el citado autobús no pudo entrar en varias ciudades por políticamente incorrecto para vergüenza y ganas de hacer el ridículo de quienes tal cosa impidieron.

Acabo de leer en InfoCatólica que Martina Navratilova, la mejor tenista mundial durante varios años y lesbiana se opone rotundamente a que los transexuales participen en competiciones femeninas, pues afirma en contra de lo políticamente correcto: «Las reglas sobre los atletas trans recompensan a los tramposos y castigan a los inocentes». No hace mucho escribí en mi artículo en InfoCatólica «Necios» lo siguiente: «Creo que la tumba de la ideología de género va a ser el deporte femenino. Cuando se den treinta o cuarenta casos de transexuales que se llevan los medallas en los deportes femeninos, las mujeres, hartas que les roben sus medallas, se plantarán y dirán que el varón es varón y la mujer, mujer, y si alguien pretende otra cosa, que lo pruebe, que su palabra no basta». A Navratilova se le están uniendo muchas otras deportistas, por lo que este movimiento ya ha empezado.

Pero sobre todo lo que a mí más me asombra es sus ganas de combatir la familia. La destrucción de la familia, como dicen las principales ideólogas de este movimiento, es uno de los objetivos principales a conseguir. En esta línea Simone de Beauvoir afirmó: «no debe permitirse a ninguna mujer quedarse en casa para criar a sus hijos.La sociedad debe ser totalmente distinta. Las mujeres no deben tener esa posibilidad, precisamente porque si existiese, demasiada mujeres optarían por ella». Para nosotros el matrimonio y la familia son ciertamente el fundamento básico de la sociedad, su célula primordial, el núcleo fundamental de la convivencia humana, el lugar privilegiado para todos y muy especialmente para los niños, de aprendizaje de los valores morales, espirituales y religiosos, lo que permite crear el espacio adecuado donde el amor, la educación y el desarrollo integral de la persona pueden realizarse de la mejor manera posible.

Lo malo de estos disparates científicos es que, con frecuencia, van acompañados de la maldad. Detrás de la ideología de género, y como bien escribió el entonces cardenal Bergoglio, en Carta a las Carmelitas Descalzas de Buenos Aires, está el príncipe de este mundo, es decir Satanás.

Pedro Trevijano, sacerdote

 

23 comentarios

Mª del Pilar
De aquí para atrás ha habido mucho "buenismo" con lo de la ideología de género, como usted bien dice: "Pero como va a ser eso, es una exageración..." pero, cuando está empezando a tocar las narices de mucha gente...
La verdad solo tiene un camino... y una cosa no puede ser a la vez verdad y mentira.
21/09/20 11:04 PM
JSP
San Ambrosio nos dice: "Toda verdad, la diga quien la diga, viene del Espíritu Santo”; ''Dios golpea sin cesar las puertas de nuestro corazón. Siempre está deseoso de entrar. Si no penetra, la culpa es nuestra''; "La naturaleza es la mejor maestra de la verdad".
1. No debemos olvidar que científico es el que busca la verdad objetiva y que médico es el que sana al que no está firme, el enfermo.
2. Pues, hoy día, la OMS y otras instituciones y asociaciones públicas y privadas sirven como órganos de proyección de la ideología del Estado codificada en leyes que se justifican por la voluntad de una mayoría del pueblo para hacer esas leyes de ideología de género como justas.
3. Es decir, que para estar fuera de la realidad basta, hoy día, identificar la nueva realidad antropocéntrica como verdadera y la contradicción como buena según el marxismo cultural o cualquier otra idelogía política que sirva de medio para alcanzar el poder. Y como es reincidente se da la locura en quien niega la realidad una y otra vez hacia el infinito de la estulticia humana, y esa misma locura es plasmada en ley. Así, pues, en comnivencia un biólogo se contradice y vale su sí y su no, como el médico, psiquiátra, etc. y el político miserable en el poder de la dictadura del relativismo. La caridad cristiana y la virtud de la justicia queda reducida a pocos hombres y el egoísmo aumenta porque nadie quiere problemas y vivir cómodo en el placer de pecar.
Alivio y pronta mejoría padre Pedro.
22/09/20 10:36 AM
maru
Buen artículo Padre. Espero que siga mejorando.
22/09/20 2:47 PM
Parádoxo
La plena aserción del yo de voluntad libre y no racional (a diferencia de irracional) empieza con la proposición a gritos de que "Los hechos, si tal vez los haya, no dan sentido a mi existencia." Y la justificación, supongo, es que los hechos no forman ninguna totalidad coherente y significativa, otra vez suponiendo que si existen.
Con toda honestidad, espero no ver la conclusión final de semejante imitación horrorosa de "pensar." Pues dudo que podamos imaginarla...
22/09/20 4:06 PM
pedro de Madrid
Maru, disculpe, no la entiendo o va a ser no lo entiendo
22/09/20 4:15 PM
JSP
4. Hoy, día de San Mauricio y compañeros mártires, debemos recordar con cada mártir y el Protomártir de Dios la obediencia a Dios, el primer mandamiento.
5. Los católicos debemos ver en la ideología de género los sacrificios que se hacían a los dioses paganos, demonios, por lo que no podemos aceptarlo por ser contrario a Dios, anticristiano.
6. Solo que ahora no son dioses de mármol ni de hormigón, ahora el hombre se cree dios y como tal debe ser venerado por crear al hombre viejo desde su antropología cultural y psicológica atea que es su nueva "divinidad".
7. De Bergoglio es inaceptable (de ser cierto), por quedar bien, del buenismo anticristiano y antimártir del Evangelio, lo publicado en el periódico oficial de la CE Italiana, 17.09/Avvenire: Francisco saludó “al final de la audiencia” del miércoles, a un grupo de unas 40 personas, asociación italiana Tenda di Gionata, de padres e hijos LGBT. El Papa dijo a los padres que “Dios ama a sus hijos como son” y “la Iglesia ama a sus hijos como son porque son hijos de Dios”.
22/09/20 9:18 PM
JSP
Padre Pedro le propongo otro artículo intitulado "De los disparates eclesiales", porque haberlos haylos.

1. Para ser luz y sal en el mundo hay que evangelizar con el ejemplo desde la casa del Señor: Faro en las tinieblas.
2. Ej. de disparate es la teología y pastoral de James Martin, SJ.
3. Y estos disparates eclesiales ni son caridad cristiciana ni virtud moral de justicia en Cristo.
22/09/20 9:54 PM
maru
Para quien no me entendió: estoy de acuerdo con lo escrito por el P. Trevijano. Hay un punto después de Trevijano. A continuación , le deseo una mejoria de salud.
23/09/20 11:38 AM
Albert Peez
Una cosa es la sexualidad, con una clara manifestación fisiológica, y otra es el género, que es la autoconcienca con la que la persona vive du sexualidad. La ciencia dice que, así como la sexualidad es bipolar (macho o hembra), el género no lo es. En el género se dan toda una serie de matices que hacen que no sea un tema bipolar (blanco/negro) como el tema de la sexualidad, sino que existen toda una gama de “grises” que van de un extremo a otro. Esto es lo que dice la ciencia.

Muchos siguen instalados en el “macho machote” y “la ama de casa pura y casta” y eso la ciencia lo desmiente completamente.

Como es un tema de matices es imposible llevarlo al debate publico sin que se forme todo un carnaval de mensajes en el los radicales siempre se llevan el gato al agua. Lo que la Ciencia dice y lo que la Iglesia sostiene, s mi juicio , son perfectamente compatibles, y estas posturas tienen todas las que perder en el debate publico.

Yo opino que para la Iglesia lo mejor sería abstenerse en lo posible de entrar en este tipo debates imposibles y seguir de alguna manera la senda de los budistas, que sin entrar en este tipo de polémicas están llenando de templos y de casas de “retiros” todo el Occidente.
23/09/20 1:55 PM
Alex
Albert Peez

"Una cosa es la sexualidad, con una clara manifestación fisiológica"
No sólo fisiológica, sino también genetico-cromosómica. Por cierto, creo que aquí acabas de confundir el sexo con la sexualidad.

"y otra es el género, que es la autoconcienca con la que la persona vive du sexualidad"
Cierto, es algo artificial y no natural ya que es un invento reciente de los progres.

"En el género se dan toda una serie de matices que hacen que no sea un tema bipolar (blanco/negro) como el tema de la sexualidad"
Sobre este tema cito a Francisco:«el sexo biológico (sex) y el papel sociocultural del sexo (gender), se pueden distinguir pero no separar».
23/09/20 3:40 PM
Alex
Continúo mi comentario Albert:

"Muchos siguen instalados en el “macho machote” y “la ama de casa pura y casta” y eso la ciencia lo desmiente completamente"
La ciencia ni afirma ni desmiente nada porque ella no se ocupa de cuestiones de ética. Es la Ley Natural la que nos manda obrar conforme a nuestra naturaleza, y no contradecirla como pretenden los progres.
Si la fisiología del varón o de la mujer están ordenadas a tal fin que para ambos hay tareas que resultan más naturales para uno que para otro, ya podemos estar hablando de la existencia de roles naturales, los cuales son complementarios y equivalentes (es decir, tienen el mismo valor aún sin ser iguales).

"Yo opino que para la Iglesia lo mejor sería abstenerse en lo posible de entrar en este tipo debates imposibles"
Debates imposibles para los progres irracionales, pero no para la Iglesia.

"y seguir de alguna manera la senda de los budistas, que sin entrar en este tipo de polémicas están llenando de templos y de casas de “retiros” todo el Occidente"
Ciertamente, la apologética contra las absurdas y erradas doctrinas budistas se ve bastante necesaria, pero teniendo en cuenta que a la sociedad postmoderna no le interesa nada conocer la Verdad será tarea ardua.
23/09/20 4:11 PM
Pedro Trevijano
A Alex: Me ha gustado mucho tu comentario. Pedro Trevijano
23/09/20 6:34 PM
sofía
Albert Peez,
El sexo es el q es y se es varón o mujer según el sexo biológico.
Si a un varón le gusta llevar tacones y maquillaje, no es una mujer, sigue siendo un varón con el gusto o mal gusto q tenga. Y si una mujer quiere ser levantadora de peso, pues ella misma, pero no deja de ser una mujer x eso.
Las personas tienen el sexo q tienen, excepto algùn caso raro de hermafroditismo.
Eso no quiere decir q se tengan q limitar los derechos ni las oportunidades de una persona por discriminación de sexo.
Tradicionalmente se decía q la mujer era un ser con pelo largo e ideas cortas, pero sigue siendo mujer si se corta el pelo y demuestra tener ideas estupendas.
La ideología de género es el nuevo machismo. Los extremos se tocan.
La mujer y el varón pueden ser compañeros q se complementan como pareja y concilian vida familiar y trabajo. Los límites de cada persona no tienen x qué imponerlos los prejuicios de los demás, pero se dedique a lo q se dedique una persona será varón o mujer objetivamente, según su realidad biológica.
Mi comentario seguro q gusta bastante menos q otros, pero la verdad es la q es.
Paz y Bien


24/09/20 10:16 PM
Mariano
La ideología de género se basa en unos principios que se plantean como incuestionables (solo acepta su propio paradigma) pero que contradicen las más básicas reglas científicas, éticas y morales. Por eso es una ideología aberrante que, como ocurrió con el paradigma del naturalismo materialista darwinista, hay muchas cosas que no son capaces de explicar o de resolver y que necesitan desviar la atención de las cuestiones que contienen verdades esenciales tradicionales y admitidas comúnmente a veces con simples requiebros lingüísticos o simulaciones para pasar por honrados cuando no lo son ni en sus principios ni en sus fines.
26/09/20 9:33 AM
Mariano
Pedro de Madrid: Maru se refiere a lo que nos contó el P. Pedro Trevijano sobre su salud recientemente en otro artículo. No creas que lo hace en tono despectivo sino solo interesándose por su salud.
26/09/20 1:07 PM
Rafaelus
Frecuentemente cuando se conversa sobre temas como raza, género y economía, surgen alegatos invocando la "Ley Natural" por parte de bandos tan diferentes como islamistas, marxistas, libertarios, anarquistas y otros, como si cada opción ideológica tuviera sus propias versiones de ley natural y sentido común. Sería interesante conocer un código que detalle la ley natural como todo código jurídico porque tal como van las cosas, recibiremos tarde o temprano la incómoda sorpresa de que los promotores de la "ideología de género" también comiencen a invocar la ley natural y el sentido común para sustentar sus alegatos pero también sin aclarar en qué consisten esas bases filosóficas en caso de ellos.

Salud y bendición a todos.

26/09/20 4:57 PM
Thomas Hennigan
Los disparates de la pseudociencia no están restringidos al transexualismo. La actual falsa pandemia está revelando muchos más disparates. Para empezar, no hay prueba científica de que existe el supuesto virus Coc19. De hecho, desde mediados del siglo XIX con el fraudelento Luis Pastuer, nadie ha probado siquiera la existencia de ningún virus ni que sea capaz de contagiar a millones de personas en todo el mundo. El entero relato está basado en pura credulidad o pseudociencia.
8/10/20 9:59 AM
feguher
Albert Peez,
has descrito bastante bien algunos hitos de la ideología progre-regresista. Pero…

1.- En Antropología y Biología, la sexualidad no se identifica con el sexo.

2.- La Antropología y la Psicología dicen que la sexualidad informa todo el ser humano (cuerpo, inteligencia, voluntad,...)

3.- La Biología dice que sólo hay dos sexos: masculino y femenino.

4.- En la Gramática existe el “género gramatical” en ciertos elementos de la oración gramatical, como el artículo, el sustantivo, el adjetivo, etc.
En ninguna ciencia experimental existe el “género sexual”. Éste es una invención ideológico-sociológica (wishful thinking) que no tiene correspondiente en la realidad.

5.- En la realidad no existen los supuestos “matices sexuales” ni “genéricos”.
En Psicología existen las “inadaptaciones (misfits)”, las “perturbaciones (disturbances, perturbations, dislocations)”, las “insuficiencias (inadequacies)”, los “transtornos (disorders)”,… de conducta, de personalidad, de identidad, … por diversas neurosis (ansiedad, fobia, etc.), por obsesividad, por compulsividad, por conflictividad, por depresividad, por aprendizaje polarizado, por afectividad traumática, por agresión externa, por descontrol emocional, por inadaptatividad, por baja autoestima, por polarización de intereses, por orientación farmacológica, por mutilación, por ambiente social (familiar, etc.) catalítico o predisponente, por desequilibrios químicos, funcionales, etc., etc.
11/10/20 12:23 AM
feguher
Sigo Albert Peez:

6.- Que “muchos sigan instalados en el “macho machote” y “el ama de casa pura y casta” es problema de esos muchos. Eso no constituye una “ciencia”. Eso señala una idea o una costumbre social (estudiadas por la Sociología) que se instala en un período cultural, que a muchos les ha resultado útil y productiva. Pero las costumbres pueden cambiar cuando la gente comienza a tener otra perspectiva o ver las cosas en otro parámetro. Hubieran cambiado hace mucho, a mejor, si la gente hubiera tomado en serio el Evangelio. Lo importante es que la nueva perspectiva o el nuevo parámetro que se quiere instaurar, sean tan “razonables” como los del Evangelio, y no arbitrarios, falsos ni ideológicos.

7.- La Iglesia Católica jamás ha enseñado que el matrimonio es una sociedad compuesta por un “macho machote” y un “ama de casa pura y casta” que se han hecho “una sola carne”.
Si el varón deriva hacia el “macho machote” y la mujer deriva hacia el “ama de casa pura y casta”, es un problema de ellos dos.
Lo que ha enseñado siempre la Iglesia Católica a los católicos (no a los incrédulos ni a los que se creen autosuficientes) es lo que le ha enseñado la Palabra de Dios: que el marido ame a su mujer y ésta a su marido, como Cristo ama a su Iglesia (Ef 5, 25), y que LOS DOS practiquen la virtud de la castidad (que tiene mucho que ver con el amor auténtico; Éx 20, 14; Lev 18, 20; 20, 10; Dt 5, 18; Mt 15, 19; 5, 27-28; Hech 15, 19-20; Rom 2, 22; 13, 13; 1Cor 5, 9-11; 6, 18-2
11/10/20 12:26 AM
feguher
Sigo Albert Peez,

8.- La única Iglesia fundada por Jesucristo no entra en discusiones “imposibles”.
Participa [o debe participar] en toda clase de discusiones, encuentros, debates, etc., posibles, “evangelizando”, aunque sea difícil. Se lo ha mandado su único Señor.
9.- El matrimonio católico no entra en la categoría política de “radical”.
Entra en la categoría de “bíblico” o “pensado, creado y querido por Dios” (Cfr. Gén 1, 27-28 y 31; 2, 18 y 24-25; Dt 6, 5-8; 1Sam 16, 7; Rey 11, 1-11; Nehem 13, 25-27; Sal 32, 5; Cant 2, 2-7; 3, 5; 7, 6-9; 8, 4 y 6-7; Prov 3, 11-12; 5, 15-19; 24, 27; 27, 5-6; 31, 30; Ecltés 9, 9; Is 54, 5; 62, 5; 63, 9; Job 31, 1-4; Jer 3, 14-15; 9, 23-24; 29, 11; 31, 3; Os 2, 19-20; 3, 1; 14, 4; Mq 7, 18-19; Mt 5, 27-30 y 43-48; ; 6, 33; Mc 10, 1-12; Lc 7, 41-43 y 47; 15, 6-9; 23, 12; Jn 3, 16-18; 13, 6-7 y 34-35; 15, 1 y 9 y 13-15; Hech 10, 24-33; Rom 5, 5-8; 7, 4; 12, 2 y 9-10 y 15 y 17-21; 14, 15; 1Cor 6, 12-20; 7, 1-5; 8, 1; 13, 4-7; 32, 35; 2Cor 2, 4-8; 10, 12; 11, 2-3; 14, 18; 1Tes 4, 1-8; 2Tim 2, 13; Heb 10, 17-18; 13, 4; Col 3, 5-6 y 12-15; Ef 1, 6-7; 4, 2-3 y 15-16; 5, 23-32; Gál 5, 19; 6, 1-2; 1Pe 1, 18-19; 4, 8; 1Jn 1, 8; 2, 2-6; 3, 16-18; 4, 7-10 y 19; Stgo 2, 8; Ap 3, 19; etc. ).
Esta categoría quizá no entre en la lista de categorías de un descreído, pero eso es un problema del descreído.

10.- El debate público no tiene el poder de crear “la verdad”, ni de cambiar “la Revelación cristiana” ni muchísimo menos.
El cristiano ca
11/10/20 12:29 AM
feguher
Sigo Albert Peez.

11.- La Iglesia Católica no tiene que entrar para nada en la senda de los budistas constructores de templos y casas de retiro en todo Occidente, ni en la senda de nadie. Tiene su propia senda, aprendida de Jesucristo (uno que no gustó a muchos, pero que sigue siendo el único Dios Vivo). Si a alguien no le convence esta senda, sólo puedo exhortarle a que la conozca mejor.


Me quedo con la curiosidad de conocer la respuesta a dos preguntas:

a.- ¿Qué ciencia experimental habla de “que existe toda una gama de “grises” [sexuales o genéricos] que van de un extremo a otro”?

b.- ¿Qué ciencia experimental “desmiente completamente” que «muchos siguen instalados en el “macho machote” y “el ama de casa pura y casta”»?
11/10/20 12:30 AM
feguher
Repito mi número 10, que ha salido truncado:

10.- El debate público no tiene el poder de crear “la verdad”, ni de cambiar “la Revelación cristiana” ni muchísimo menos.

El cristiano católico sostendrá como insuperable “el matrimonio católico” en un debate público, no el matrimonio del “macho machote”.

Lo que tiene que hacer la Iglesia Católica es presentar lo que ha hecho, dicho y prometido el único que puede salvar definitivamente (del mal moral, del sufrimiento y de la muerte) al ser humano: Jesucristo.
11/10/20 6:28 PM
feguher
El número 7 también ha salido truncado:

7.- La Iglesia Católica jamás ha enseñado que el matrimonio es una sociedad compuesta por un “macho machote” y un “ama de casa pura y casta” que se han hecho “una sola carne”.
Si el varón deriva hacia el “macho machote” y la mujer deriva hacia el “ama de casa pura y casta”, es un problema de ellos dos.

Lo que ha enseñado siempre la Iglesia Católica a los católicos (no a los incrédulos ni a los que se creen autosuficientes) es lo que le ha enseñado la Palabra de Dios: que el marido ame a su mujer y ésta a su marido, como Cristo ama a su Iglesia (Ef 5, 25), y que LOS DOS practiquen la virtud de la castidad (que tiene mucho que ver con el amor auténtico; Éx 20, 14; Lev 18, 20; 20, 10; Dt 5, 18; Mt 15, 19; 5, 27-28; Hech 15, 19-20; Rom 2, 22; 13, 13; 1Cor 5, 9-11; 6, 18-20; 7, 9; 10, 8; 1Tes 4, 3; 2Tim 2, 22; Ef 5, 3; 1Pe 2, 11; Ap 9, 21; 14, 1-4; etc.).

Lo que la Iglesia Católica no ha enseñado nunca es que el marido tiene que ser un bruto energúmeno, “macho machote”, maltratador de su mujer, ni que la mujer sea una ninfómana, pelandusca o infiel (todo lo cual tiene mucho que ver con el amor auténtico).
11/10/20 6:32 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.