Persecución nada encubierta

Persecución nada encubierta

Hay que reconocer que los social comunistas tienen el mérito de dejar a Cuba sin azúcar, a Venezuela sin petróleo, a Argentina sin carne y a España sin turistas.

¿Existe en España y en muchos países que antes llamábamos de civilización occidental cristiana una persecución religiosa? Si entendemos por ella una persecución que llega hasta la muerte, está claro que no. Pero si entendemos por tal una persecución no tan abierta, sino insidiosa y que puede significar el no respeto a mi libertad de conciencia, desventajas de todo tipo, e incluso la pérdida del puesto de trabajo, está claro que hoy ser cristiano y católico no es ser políticamente correcto, ni ventajoso.

La persecución surge del lobby LGTBIQ, empeñado en que todos veamos las cosas desde su punto de vista. Hoy tenemos en casi todas las Comunidades Autónomas Leyes de Ideología de Género, aprobadas con frecuencia incluso por unanimidad y que han forzado a algunos senadores y diputados a tener que salirse de su Partido, por respeto a su conciencia. Varios de ellos se han integrado en Vox, que junto con el diputado solitario de UPN son los únicos Partidos que defienden los valores cristianos y es que una de las cosas peores de esta Ideología es su no respeto a un derecho humano fundamental: el de la objeción de conciencia.

Ahora bien, ¿qué dice sobre el tema la doctrina de la Iglesia?: El libro de Hechos de los Apóstoles afirma que «hay que obedecer a Dios antes que a los hombres» (4,19 y 5,29). Es indudable que la Ideología de Género es profundamente anticristiana, incluso diabólica (ver Jn 8,37-44), condenada repetidas veces por los últimos Papas: san Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco. Por ello los Obispos andaluces, tras la Ley en su región del 27 de Diciembre del 2017, publicaron un Comunicado denunciando que «cuando un Estado quiere imponer una ideología cae en la injusticia y promueve el totalitarismo del pensamiento único» (nº 3). Es cierto además que «esta ley obliga a personas e instituciones a asumir y colaborar con la ideología de género en los diversos ámbitos de lo social, en la sanidad, en la educación, en el ocio, en el deporte y en la familia, sin posibilidad de discrepar ni de plantear la objeción de conciencia» (nº 7). El no respeto a la Objeción de conciencia se llama persecución religiosa. «Violentar la conciencia de la gente significa perjudicarla seriamente, ocasionarle un daño extremo en su dignidad. En cierto sentido, es todavía peor que matarla» (San Juan XXIII, YouCat nº 295, edición inglesa).

Y ahora me quiero referir al incidente entre el Presidente de la Comunidad Autónoma de Cataluña, Torra y el Cardenal de Barcelona, don Juan José Omella.

Cuando leí las declaraciones de Torra, no pude por menos de acordarme de lo que el socialista francés Jean Jaurés, fundador del periódico «L´Humanité», escribió a su hijo, que le pedía librarle de la clase de Religión. «Una de las cosas que siempre me han llamado la atención es la audacia con que se habla de Religión. Mientras para hablar de Matemáticas, Farmacia, Ingeniería, Historia, o Filosofía, la gente comprende que necesita unos conocimientos básicos, tal vez la Religión sea el único lugar donde se puede discutir desde una total ignorancia. ¿Cómo sería completa tu instrucción sin un conocimiento suficiente de las cuestiones religiosas sobre las cuales todo el mundo discute? ¿Quisieras tú, por ignorancia voluntaria, no poder decir una palabra sobre estos asuntos sin exponerte a soltar un disparate?». Pues esto es lo que sucede al Sr. Torra cuando se proclama Católico de la Teología de la Liberación, como si ser Católico no fuese el seguimiento a Jesucristo, sino una especie de menú en el que escojo lo que me da la gana y no hago caso del resto. La Teología de la Liberación está demasiado cercana al marxismo, y por tanto es no católica, lo que hizo que San Juan Pablo II recriminase públicamente a Ernesto Cardenal, uno de los ídolos de Torra, su desobediencia al formar parte del gobierno sandinista y su adhesión a esas ideas. Aparte de ello, en Cataluña y en muchas otras regiones españolas está aprobada una Ley de ideología de género, ideología condenada por la Iglesia, con el voto favorable de todos los Partidos con representación parlamentaria en aquella época, lo que es una extraña manera de ser católico.

En cuanto al cardenal Omella fue mi anterior Obispo. Su postura contra el aborto fue siempre nítida y recuerdo que en la presentación de mi libro «Relativismo e ideología de género» fue contundente: «La Ideología de Género no nos doblegará». No busca la confrontación, pero, como todo hijo de vecino, no le gusta que se mofen de él ni de los católicos ni de los derechos humanos, como hace la Generalidad con su pretensión que en Misa no haya más de diez fieles, mientras permite en el mismo espacio más de mil turistas, violando así la libertad religiosa y de culto.

Sobre el Gobierno de Sánchez, sólo unas pocas palabras. Hay que reconocer que los social comunistas tienen el mérito de dejar a Cuba sin azúcar, a Venezuela sin petróleo, a Argentina sin carne y a España sin turistas. Además ningún ministro ha jurado su cargo, lo que indica que no se consideran católicos, y han votado a favor de las leyes anticristianas vigentes en nuestro país. Su postura ante el Valle de los Caídos con la intención por algunos de demoler la Cruz, es propia de salvajes talibanes, sin olvidar que quieren aprobar la práctica infame de la eutanasia, como la califica el Concilio. Desde luego es indudable que no me gustaría ser a la hora de la muerte, uno de los diputados que se presenten ante Dios con las manos manchadas de sangre, como sucede también y ya con los que votaron a favor de la Ley del Aborto.

Pedro Trevijano

 

13 comentarios

juvenal
La anécdota de Jaures y su hijo es falsa www.cairn.info/revue-cahiers-jaures-2016-3-page-153.htm?contenu=resume#
2/08/20 3:57 PM
Pedro Trevijano
Ante la afirmación que la Carta de Jaurés es falsa he buscado en Google lo siguiente: Carta de Jaurés a su hijo y he encontrado lo siguiente.
Por lo visto la Carta fue publicada en L´Humanité en 1919, varios años después de la muerte de Jaurés. Pildain, diputado en las Cortes de la II República se refiere a ella y está en el Diario de Sesiones de 1 de Marzo de 1933. La Carta fue entregada a los taquígrafos de las Cortes. Yo en mis tiempos de seminarista había oído hablar de ella.
La Revista de Comillas Padres y Maestros nº 285 (2005) la publica, lo mismo que ABC del 4-VII-2020.
Repito: todos estos datos están en Google. Un cordial saludo Pedro Trevijano
2/08/20 6:06 PM
sofía
Estoy muy de acuerdo con todo, excepto en lo de que sean los socialcomunistas los q nos han dejado sin turismo. De eso se encarga el covid19.
Es un detalle q no mencionaría siquiera si no fuese xq lo han destacado en los titulares -una lástima, porque desluce lo demás esa inexactitud.
El resto de lo q dice es muy cierto exactamente tal cual está expresado.
2/08/20 10:47 PM
juvenal
Señor Trevijano
Yo me remito al enlace que le he puesto. La Société d'études jaurésiennes es la que guarda y estudia todo lo relacionado con Jaures y han publicado un estudio donde dicen que esa carta no existe, que sólo existe referencia a ella a través de esa cita de Pildain que directamente se la inventó.
3/08/20 2:56 PM
Pepe
Creo algo tiene que ver en que haya caído el turismo, aunque la causa de fondo sea el covid. Una mala gestión influye, es cierto que el problema del virus es la causa principal, pero lo que puede hacer cambiar las cosas es como se le enfrenta.

En mi opinión hay algo en el progresismo de no querer aceptar la realidad como es y adaptarse a ello como una subordinación, sino intentar moldearla a unas ideas previas muchas veces utópicas, en lo que hay una parte de falta de humildad verdadera y no sólo en cuanto a la imagen que se quiere dar. Y mientras todo vaya normal, sólo produce alteraciones que se van sobrellevando aunque causen perjuicios, lo malo es cuando esta forma de pensar tiene que enfrentarse a problemas graves, no suelen salir soluciones buenas.
3/08/20 3:38 PM
maru
P. Trevijano, subrayo todas sus palabras!!!!
3/08/20 3:46 PM
jacinto
juvenal
Señor Trevijano
Yo me remito al enlace que le he puesto. La Société d'études jaurésiennes es la que guarda y estudia todo lo relacionado con Jaures y han publicado un estudio donde dicen que esa carta no existe, que sólo existe referencia a ella a través de esa cita de Pildain que directamente se la inventó.
-----------------------------
Comunistas ellos y por tanto con un amor a la verdad que siempre les ha distinguido, aunque vaya contra sus intereses.
Como no tienen el manuscrito concluyen que es un invento. Y vd, Juvenal, que siempre hila tan fino, se lo cree a pies juntillas. Ah¡ que son comunistas y por tanto infalibles! es que me había distraido.
3/08/20 8:16 PM
jacinto
La carta puede ser verdadera o falsa, pero la fuente que cita me merece la misma credibilidad que vd, juvenal, cero pelotero.
3/08/20 8:17 PM
Alan
Ni se si la carta es falsa ni, la verdad, me parece tan importante que lo sea o no.
Lo que me sorprende es que el tal "jacinto" ningunee la fuente que cita "juvenal" por "Comunistas ellos..."
Siguiendo esa misma regla de desacreditar algo solamente por la ideologia de quien lo dice o publica, las citas del Sr. Trevijano caerian en lo mismo, pero en el otro lado del abanico ideologico:
"La Revista de Comillas Padres y Maestros nº 285 (2005) la publica, lo mismo que ABC del 4-VII-2020."
En cuanto a la publicación en L'Humanité, varios años despues de la muerte de Jaurés, no es ninguna garantia de autenticidad, pero es comprensible que ustedes los creyentes, acostumbrados como estan a creerse textos que narran acontecimientos muy anteriores a su escritura sin que les suponga ninguna problema su credibilidad, le den credito, sobre todo si lo que dice es algo que les gusta oir.
4/08/20 11:10 AM
juvenal
Jacinto
Si usted considera que esa carta es cierta, es usted el que deberá demostrarlo. Yo no puedo encontrar lo que no existe. Si de verdad hubiera sido publicada en L'Humanité no sería muy difícil encontrarlas en hemerotecas. Piense un poco, ¿cómo es posible que siendo Jaurès un personaje tan conocido sólo haya referencia a esa carta en fuentes españolas?.
4/08/20 1:28 PM
Cipriano. Venezuela
Juvenal ¿nos podría decir si estas palabras de Leo Moulin, que como sabrá fue profesor de Historia y Sociología en la Universidad de Bruselas durante medio siglo, autor de decenas de libros, uno de los intelectuales más prestigiosos de Europa. y quien militó por algún tiempo en las logias masónicas. Laico racionalista bordeando el ateísmo, serán ciertas?:

“Haced caso a este viejo incrédulo que sabe lo que se dice: la obra maestra de la propaganda anticristiana es haber logrado crear en los cristianos, sobre todo en los católicos, una mala conciencia, infundiéndoles inquietud, cuando no la vergüenza, por su propia historia. A fuerza de insistir, desde la Reforma hasta nuestros días, han conseguido convenceros de que sois los responsables de todos o casi todos los males del mundo. (…) No ha habido problema, error o sufrimiento histórico que no se os haya imputado. Y vosotros, casi siempre ignorantes de vuestro pasado, habéis acabado por creerlo, hasta el punto de respaldarlos. En cambio yo (agnóstico, pero también un historiador que trata de ser objetivo) os digo que debéis reaccionar en nombre de la verdad. (…)”
4/08/20 4:12 PM
Francesc
La verdad o falsedad de la carta de Jaurés da igual, lo cierto e importante es que para atacar una religión o cualquier otra cosa, lo importante es el conocimiento, pues de lo contrario el juicio es equívoco, aunque se enojen los rojetes.
4/08/20 6:49 PM
juvenal
Cipriano
No tengo ni idea, ¿qué tiene eso que ver con la falta carta de Jaures?
4/08/20 10:17 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.