Preocupación por superar la actual legislación

Parlamentarios de 16 países proclaman la defensa de la vida como «objetivo prioritario en la acción de gobernantes y legisladores»

El Congreso de los Diputados español acogió la semana pasada el Seminario Internacional en Defensa de la Vida Humana, organizado por Acción Mundial de Parlamentarios y Gobernantes por la Vida y la Familia. Según ha informado el diario madrileño ABC, en este encuentro, celebrado los días 3 y 4 de julio, se reunieron 27 parlamentarios de 16 países distintos y más de 70 legisladores españoles.

(Profesionales por la Ética/InfoCatólica) En las ponencias desarrolladas a lo largo del mencionado Seminario Internacional participaron un buen número de expertos.

De entre ellos destacó la de Grégor Puppinck, Director del European Center for Law and Justice (ECLJ), quien presentó las líneas generales del riguroso y completo estudio que dicha entidad ha realizado, desde la perspectiva del Derecho europeo, sobre el Anteproyecto de Ley sobre Protección de la vida del concebido que actualmente tramita el Gobierno español y que, presumiblemente, será enviada al Congreso de los Diputados el próximo 11 de julio. La traducción completa al español del indicado estudio del ECLJ, del que son autores el propio Puppinck y el también jurista Christophe Foltzenlogel, puede descargarse en pdf pinchando aquí.

Asimismo, asistió una destacada participación de la sociedad civil española, que mostró su preocupación por superar la actual legislación, claramente contraria a la protección de la vida desde la concepción, especialmente de los más débiles. Las jornadas finalizaron con la presentación de la Declaración de Madrid, cuyo contenido íntegro es el siguiente:

DECLARACIÓN

Los parlamentarios participantes en el Seminario Internacional por la Vida celebrado en Madrid los días 3 y 4 de julio de 2014 asumen la siguiente Declaración:

PRIMERO.- Reconocemos que los avances científicos permiten conocer objetivamente el desarrollo de la vida humana desde su concepción y constatamos que la fecundación constituye el «big-bang» de la vida desde la que se constituye una identidad genética única e irrepetible que no se altera a través del proceso continuo, gradual y dinámico de la vida.

SEGUNDO.- Declaramos que la mujer es transmisora de la vida lo que reconocemos expresamente al par que reivindicamos el apoyo real y efectivo a su derecho a la maternidad. La maternidad y el bien de los hijos deben tener el respaldo material de la sociedad y de las instituciones y poderes públicos en su conjunto.

TERCERO.- Reclamamos que la defensa de la vida humana desde su inicio con la concepción sea objetivo prioritario en la acción de gobernantes y legisladores en todo el mundo. La dignidad es inherente a la condición humana, a la pertenencia a nuestra especie, y, por tanto, toda vida es digna y debe ser protegida; especialmente la de los concebidos no nacidos y la de aquellos que por su discapacidad o enfermedad son los más débiles en su propia protección.

CUARTO.- Manifestamos que la defensa de la vida humana es, por tanto, un derecho; más aún, se trata del derecho fundamental sobre todos los demás. No cabe suprimirlo en razón de la colisión con otros supuestos derechos, sin él no hay derecho alguno.

QUINTO.- Consideramos que el estado de derecho debe reconocer y proteger legalmente el valor vida humana y debe hacerlo, además, garantizando el cumplimiento efectivo de la legislación que establece dicha protección.

SEXTO.- Reconocemos que los avances científicos, especialmente en el ámbito de la biomedicina, proponen múltiples soluciones a los problemas que pueda generar un embarazo complicado. La consideración del concebido y no nacido como paciente, merecedor de todos los cuidados médicos, es una aspiración irrenunciable de nuestra Sociedad.

SEPTIMO.- Reclamamos para los concebidos no nacidos el derecho de que se les provea a sus padres la opción a que el sistema sanitario público les proporcione tratamientos paliativos cuando concurran malformaciones o enfermedades en su gestación y posterior crecimiento.

OCTAVO.- Apoyamos la iniciativa del gobierno de España de presentar el Anteproyecto de Ley Orgánica para la protección de la vida del concebido y de los derechos de la mujer embarazada ya que resulta una buena iniciativa de lo que la ciencia demuestra; como es la existencia de una vida humana desde la fecundación digna de ser protegida.

NOVENO.- Nos comprometemos a promover redes parlamentarias de apoyo a las iniciativas legislativas, sociales y programáticas que respalden el derecho a la vida y a la maternidad.

DECIMO.- Defendemos que nada hay más progresista que la defensa de la vida humana, especialmente de los más débiles e indefensos.

Solo contamos con tu ayuda. InfoCatólica seguirá existiendo mientras sus lectores quieran.

Haz tu donativo

Por bizum (solo para España)

Qué es bizum

Por PayPal, selecciona la cantidad:

Si prefieres otras modalidades para poder donar (ingreso, transferencia, ...), haz clic aquí.

4 comentarios

Benjamín Oben
¡POR FIN! Gracias y alabanza a DIOS.
7/07/14 10:19 AM
Antonio José, desde Maracena
¿Y no había más remedio que meter la palabra "progresista" en la declaración?, ¿no podían haber dicho "justo", por ejemplo? Ay, si es que...
7/07/14 11:42 AM
Juan Mariner
Creo que la palabra progresista está muy bien traída, porque como se ha dicho ya en Infocatólica hay gente que "antes muerta que no-progre".
7/07/14 12:49 PM
victor
AEs estuvo denunciando la farsa del " seminario por la vida " ya que era un apoyo de la ley abortista de Gallardón
7/07/14 4:59 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.