Es obispo de La Altagracia, Higüey

Mons. Peña Rodríguez es elegido como nuevo presidente de la Conferencia Episcopal Dominicana

Al finalizar su 520 Asamblea Plenaria los obispos de la República Dominicana han elegido a Mons. Gregorio Nicanor Peña Rodríguez, obispo de La Altagracia, Higüey, como Presidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano. Mons. José Dolores Grullón Estrella, obispo de San Juan de la Maguana, es el nuevo Vicepresidente, mientras que se ha procedido a la reelección del P. Carmelo Santana Jerez, de la diócesis de San Francisco de Macorís, como Secretario General.

(InfoCatólica) Perfil biográfico de Mons. Peña Rodríguez:

12 de Marzo de 1942: Nació en Baitoa, Provincia de Santiago de los Cablleros

22 de Junio de 1968: Ordenación Sacerdotal.

16 de Diciembre de 1996: Elegido Obispo de Puerto Plata.

25 de Enero de 1997: Ordenación Episcopal en Puerto Plata.

24 de Junio de 2004: Nombrado Obispo de Nuestra Señora de la Altagracia en Higüey.

21 de Agosto de 2004: Toma posesión como Obispo de Nuestra Señora de la Altagracia en Higüey.

Fue ordenado por el Arzobispo Juan Antonio Flores Santana, junto a Monseñor Roque Antonio Adames Rodríguez y Monseñor Príamo Perícles Tejeda Rosario.

 

Comunicado de la Conferencia Episcopal Dominicana:

1. Al finalizar nuestra 520 Asamblea Plenaria, nosotros, los Obispos de la República Dominicana, queremos saludar a todos los fieles de nuestras Diócesis y Arquidiócesis, y a toda la sociedad dominicana. A la vez agradecerles sus fervientes oraciones.

2. En un clima de fraternidad, compartiendo la responsabilidad de pastores de nuestro pueblo, reafirmamos nuestra fe en el Dios que nos ha elegido, nos ha ungido y nos ha enviado, ratificamos nuestra fe y esperanza en nuestro pueblo cristiano y en todas las personas de buena voluntad.

3. Una vez más queremos animarles e invitarles a tener el coraje que nos exige la fe en el Resucitado. Frente al clima de inseguridad, de violencia creciente y frente al flagelo del narcotráfico y el sicariato que sigue minando nuestra sociedad dominicana, exhortamos a todos nuestros fieles y a toda persona de buena voluntad a no tener miedo, a luchar sin desmayo por la paz social y el respeto a la naturaleza y el medio ambiente, a unirnos todos en el combate contra las fuerzas del mal y a mantener viva la esperanza de un futuro mejor.

4. Hoy más que nunca se requiere de hombres y mujeres que sepan poner su mirada más allá de las circunstancias presentes, que actúen en base a valores fundamentales, sin dejarse aplastar por los ambientes y corrientes actuales que promueven la cultura de la muerte; que perseverando en la fe y la esperanza orienten sus vidas, y las de los que les rodean, hacia la conquista de sus más nobles ideales.

5. Cada Asamblea Plenaria del Episcopado Dominicano inicia con la Solemne Eucaristía en la festividad de San Pedro y San Pablo, dedicada al Santo Padre, e incluye una jornada de Retiro Espiritual, que en esta ocasión fue dirigida por el Rvdo. P. Darío Taveras, MSC, con el tema: Las Miradas de Jesús sobre los Pastores de la Iglesia.

6. En este sentido, dejándonos mirar por Jesús, expresamos nuestra adhesión al Magisterio del Santo Padre Francisco, y a las directrices de la Santa Sede, que nos invita a ser parte de una «Iglesia en salida», a no tener miedo ante la situación actual y a «no permitir que nos quiten la esperanza». Acorde con estas exhortaciones del Papa y en sintonía con el magisterio de la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe (Aparecida) asumimos el llamado a la «Conversión Pastoral» e invitamos también a todos nuestros agentes de pastoral a renovar su ardor y celo apostólico.

7. En esta Asamblea Plenaria, tratando de renovar nuestras energías y continuar con nuestro mejor servicio al Pueblo de Dios, manifestando nuestra decisión de ser signo de unidad, en un ambiente de comunión eclesial, hemos elegido nuevos responsables de los distintos servicios al interior de la Conferencia.

8. En la presidencia de la Conferencia fueron elegidos, S.E.R. Mons. Gregorio Nicanor Peña Rodríguez, Obispo de la Altagracia, Higüey, presidente; S.E.R. Mons. José Dolores Grullón Estrella, Obispo de San Juan de la Maguana, Vicepresidente. Fue reelecto el Rvdo. P. Carmelo Santana Jerez, de la Diócesis de San Francisco de Macorís, como Secretario General, y el Rvdo. P. José Joaquín Domínguez, de la Diócesis de Baní, como Secretario General Adjunto.

9. El Consejo Permanente quedó integrado por el Presidente, el Vicepresidente, los Secretarios Generales y S.E.R. Mons. Freddy Antonio Bretón Martínez, Obispo de Baní, y S.E.R. Mons. Fausto Ramón Mejía Vallejo, Obispo de San Francisco de Macorís. En la Comisión Económica y Financiera fueron elegidos S.E.R. Julio César Corniel Amaro, Obispo de Puerto Plata, S.E.R. Mons. Diómedes Espinal De León, Obispo de Mao-Montecristi y S.E.R. Mons. Víctor Emilio Masalles Pere, Obispo Auxiliar de Santo Domingo.

10. Durante esta 520 Asamblea Plenaria, además de las elecciones de la CED, se trataron los temas: Diálogo con representantes de la Unión Nacional de Escuelas Católicas (UNEC), donde reflexionamos sobre la situación actual de las Escuelas Católicas, Colegios y Tanda Extendida; diálogo con el señor Ministro de Salud Pública sobre las enfermedades contagiosas y epidémicas; el Informe Anual del Instituto Nacional de Pastoral y del Programa de Alfabetización Nacional «Quisqueya Aprende Contigo»; la próxima Asamblea General del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), a celebrarse en Santo Domingo del 12 al 15 de mayo de 2015; la temática a ser tratada en la Carta Pastoral del 21 de Enero de 2015 y del Mensaje Patrio del 27 de Febrero de 2015, entre otros.

11. Hacemos entrega del Organigrama reestructurado 2014-2017, el cual plasma tal y como quedaron organizadas las presidencias de las 6 Comisiones Episcopales, 24 Nacionales y 5 Especiales, y de las Instituciones de la CED. Esta nueva reorganización garantizará una mejor coordinación para facilitar el trabajo de los diversos organismos que componen la Conferencia del Episcopado Dominicano.

12. Que la Virgen Santísima, Nuestra Señora de la Altagracia, nos proteja y asista en nuestros esfuerzos por construir el Reino de Dios y nos ayude a consolidar la paz entre todos los hijos e hijas de esta amada República Dominicana.

 

Solo contamos con tu ayuda. InfoCatólica seguirá existiendo mientras sus lectores quieran.

Haz tu donativo

Por bizum (solo para España)

Qué es bizum

Por PayPal, selecciona la cantidad:

Si prefieres otras modalidades para poder donar (ingreso, transferencia, ...), haz clic aquí.

3 comentarios

JESUS.R
QUE DIOS BENDIGA A MONSEÑOR,, QUE ESTA DECISION SIRVA PARA QUE LA FE CATOLICA CREZCA MAS,DIOS PROTEGELO..
5/07/14 12:55 AM
Carlos
Quién sucederá al arezobispo de Santo Domingo cuándo le acepten su renuncia? El auxiliary no tiene mucha experiencia. Los obispos residenciales son en su mayoría mayors y apenas estarían un par de años o un quinquenio. Los más jóvenes no alcanzan la capacidad pastoral ni intellectual del Cardenal. Lo tiene dificil el Papa para nombrar Nuevo arzobispo primado de América; y lo tundra dificil quien sea nombrado. llenar los zapatos del Cardenal no sera facil.
8/07/14 3:16 PM
Radelky
Considero que el papa deberia nombrarlo como Cardenal , es necesario que el cardenar sea una ministro de Dios con visión y que impacte al pais. La.iglesia necesita uno con caracter cristiano, ya que el solo conteplar deja la red sola. Espero el santo padre considere esta opinión.
12/08/20 6:41 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.