¿Somos los cristianos mejores que los demás?

El lector Fleming mandó la pregunta que entitula este artículo a “sarmientosdelavid(arroba)gmail(punto)com” con este comentario: “No sé responder a esa pregunta, pero sí sé que nuestra obligación es intentarlo. En realidad me parece que nuestra obligación es conseguirlo, con la gracia de Dios. “Vosotros sois la sal del mundo, si la sal se desala…” [(Mt. 5, 13)]

———————————————

En sus parábolas, Jesús nos dice que el reino de los Cielos es “un tesoro escondido” (Mt. 13, 44), una perla preciosa (Mt. 13, 45) y que los que lo encuentran dejan todo para conseguirlo. Nos indica así que lo que ofrece es superior a lo que ofrece el mundo.

Cristo establece que hay una diferencia clara entre los que oyen la Buena Nueva y los que no la han oído: “A vosotros os ha sido dado conocer los misterios del reino de los cielos; pero a ésos, no” (Mt. 13, 11) “…muchos profetas y justos desearon ver lo que vosotros veis, y no lo vieron, y oír lo que vosotros oís, y no lo oyeron” (Mt. 13, 17). Los cristianos tenemos que ser sal del mundo (como comenta Fleming) y luz del mundo.

Por la Buena Nueva (que hemos recibido por el Amor que Dios nos tiene sin ningún mérito de nuestra parte), los cristianos somos en cierto sentido mejores, y más aún los católicos por la plenitud de los Sacramentos que Cristo estableció en la Iglesia Católica. No nos gusta oír que alguien es mejor o superior a otra persona, pero así funciona el mundo, y así funciona para los cristianos también, solo que Cristo nos dice que el mayor en su jerarquía será el menor.

Nos advierte además el Señor: “…A quien mucho se le da, mucho se le reclamará, y a quien mucho se le ha entregado, mucho se le pedirá” (Lc. 12, 48). Por lo tanto “…si vuestra justicia no supera a la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos” (Mt. 5, 20) . “¡Qué estrecha es la puerta y qué angosta la senda que lleva a la vida, y cuán pocos los que dan con ella!” (Mt. 7, 14) Jesucristo nos dice en el Evangelio del V Domingo de Pascua: “Al que no permanece en mí lo tiran fuera” (Jn. 15, 2).


¿A qué parábola(s) o a su explicación por Jesús pertenece cada una de estas citas dos citas: 1) “los arrojarán al horno de fuego”, 2) “allí habrá llanto y crujir de dientes”?
[Solución al final del artículo]

A) La cizaña (Mt.13, 24-30. 36-43)
B) La red (Mt. 13, 47-49)
C) El siervo fiel y prudente (Mt. 24, 45-51)
D) Los talentos (Mt. 14, 30)


No nos suena bien que haya justos y malos
en una sociedad muy inclinada a lo políticamente correcto y en la que nadie quiere ofender a nadie (aunque lo haga), pero esa es la realidad, como expresa la famosa frase de “Animal Farm” por George Orwell: “Todos somos iguales, pero algunos somos más iguales que otros”. Todos los católicos somos hijos de Dios e infinitamente amados, pero algunos demostramos serlo más que otros (aunque hasta el último momento de nuestras vidas, esto último puede cambiar).

El grupo de plantas “solanum” simboliza “verdad”, y hay especias cultivadas con partes comestibles, pero la mayoría de las plantas en esta categoría son venenosas y causan la muerte si son ingeridas sin distinción.

Jesucristo es el Camino, la Verdad y la Vida. Si tomamos nuestra cruz y le seguimos por la senda estrecha como nos pide, obedeciendo su mandamiento de amar como Él nos ha amado, seguiremos siendo verdaderos discípulos de Cristo por la gracia de Dios, y seguiremos siendo mejores que los que se condenan por toda la eternidad.

Solución 1(A,B) / 2 (A,B, C, D)


Preguntas del día [Puede dejar su respuesta en los comentarios]
: ¿Somos los cristianos mejores que los demás?

Mañana – Dios marca nuestras vidas– “os he destinado para que vayáis y deis fruto” (Jn. 15, 16)

28 comentarios

  
Madrileño
Cuando preguntas si somos lo cristianos mejores, quizás habría que decir ¿mejores en que?. Si alguien se cree mejor que otro, es que no ha entendido nada en el Evangelio.

Yo tengo claro que siendo cristiano soy mejor que si no lo fuera, pero no con respecto a los demás, si no conmigo mismo. Estoy seguro que sin mi fe en Dios yo sería alguien peor de lo que soy, pero no me veo mejor que ninguno de mis hermanos.

En Romanos ya se nos advierte de esa actitud, cito de memoria pero viene a decir algo así como: cuidaos de creeros mejores que vuestros hermanos, pues todos necesitais de la misericordia del Señor.

En cualquier caso si alguna virtud tenemos los cristianos es la esperanza, yo tengo amigos que no creen en Dios y suelen darse por vencidos y perder la esperanza con mucha frecuencia, no es más que mi opinión basada en algo tan endeble como es la experiencia personal.
17/05/09 4:38 PM
  
luis
Llevamos la fe en vasos de barro.
El Cristo que llevamos y atormentamos con nuestra pobreza y nuestra infidelidad es mejor que nosotros.
17/05/09 4:53 PM
  
ugl1820
Interesante reflexión la que propones hoy. Uno puede ser "mejor" que otro en la resolución de problemas numéricos. Es algo objetivo. Recordemos tu anterior post sobre los distintos niveles de inteligencia.

Pero, ¿es "mejor" alguien que da limosna a los pobres que quien no la da? En este punto estamos ante algo subjetivo. Todo dependerá de la escala de valores de cada persona. Está claro que "nuestra cultura cristiana" nos dice que hay que ayudar al prójimo, pero no todas las culturas contemplan esa "solidaridad". ¿Quién es mejor?

Es en este punto donde debemos plantearnos qué es ser cristiano. Si simplemente es un adjetivo más a nuestra personalidad, entonces está claro que no seremos mejores que otros por el hecho de que no somos consecuentes con lo que decimos ser. Tampoco podemos quedarnos en la "sola fide" protestante y pensar que por el simple hecho de creer en Cristo, ya estamos justificados ante Él. Para ser cristiano debemos seguir de forma efectiva la Palabra de Dios, es decir, amarnos unos a otros. (De esto nos hablan las tres lecturas de la liturgia de hoy).

Por eso, no se trata de que el cristianismo sea "mejor" que otra creencia (que lo es), sino de que el cristiano debe luchar por ser "mejor" que los demás. Si no seríamos como sepulcros blanqueados, los tibios a los que el Señor no quiere ver ni en pintura.

+ Bendiciones.
17/05/09 7:07 PM
  
juvenal
Hay personas personas buenas cristianas y ateas que hacen cosas buenas, pero lo que consigue algunas veces la religión es que personas buenas hagan cosas malas.
17/05/09 7:19 PM
  
Norberto (ex Noby)
Pues no,no somos mejores,somos más pecadores,pues habiendo recibido tanto,producimos tan poco;lo digo por mí,indigno cristiano y pecador.Sin embargo,"el que persevere hasta el final se salvará",y en ello estoy,"nada me separará del amor de Dios",cuanto mayor es la luz más suciedad se aprecia,y más queda por limpiar.
Por cierto algunas personas me han preguntado a lo largo de los años,"¿pero qué sacas tu de benficio con seguir en la Iglesia?",mi respuesta ha sido,en general:"llegar a ser tan bueno como tu,porque soy mucho peor";a veces,hubo diálogo posterior, a veces mi interlocutor se quedó pensativo, a veces un gesto de sorpresa,a veces un "¡anda ya,eso no te lo crees ni tu,pero si es bueno para ti!".
En fin, la pregunta tiene su miga,no es tan simple como parece,y,gracias ML,me lleva a reconsiderar algunas cosas.
17/05/09 7:26 PM
  
Fleming
Apreciada María Lourdes:
Te agradezco inmensamente que des luz (mundial con esto de internet) a una de las preguntas que más vueltas hace dar a mi limitada cabeza.
Como bien dices no tengo la respuesta. Pero cada día que pasa estoy más convencido de que la clave está en "....con gracia de Dios".
A lo mejor otra forma de expresarlo es esta de Jesús: Buscad el Reino de Dios y su Justicia y lo demás se os dará por añadidura.
Abrazos fraternales.
17/05/09 7:54 PM
  
Manuel
Yo no se si soy mejor que nadie por ser católico, pero si creo que el catolicismo me ha ayudado a vivir con más pasión, con más intensidad, con más alegría y también con más dolor ante ciertas desgracias que antes veía con indiferencia. Pero, para mi, la respuesta a esta pregunta la tiene Pablo cuando dice que no es la ley la que salva, sino la fe. En otras palabras, y aunque suene un poco duro decirlo, aquel que atesora buenas obras, sin fe, se equivoca, no atesora nada. Aquel que tiene fe, su lucha por adecuarse al mensaje de Jesús tiene fruto, aunque sea pequeño.
17/05/09 8:03 PM
  
Foix
Para responder a esta pregunta podríamos leer la Primera Carta de San Pedro que es una espléndida síntesis de la enseñanza del Nuevo Testamento sobre la fe cristiana y sobre el género de vida que nace de esa fe. Su carácter de homilía le da un tono fresco y vivo, y su referencia continua al bautismo le convierte en una especie de examen de conciencia para los cristianos. Esta Carta fue dirigida a un conjunto de pequeñas comunidades en las que creyentes humildes ven su fe expuesta a prueba por la incomprensión de una sociedad pagana adversa y por la tentación del desánimo y del individualismo. En este sentido, es un precioso documento para quienes hemos de vivir la fe en todo género de ambientes, especialmente en este tiempo nuestro sacudido por continuas violencias contra la fe.

En esa Carta se nos exhorta a la esperanza, a la santidad y al amor fraterno y se dice que los cristianos somos el nuevo pueblo de Dios, una raza elegida, un sacerdocio real, una nación santa, un pueblo adquirido.

¿Distintos? Desde luego. ¿Mejores? Habrá que aprobar antes el examen [del amor]
17/05/09 8:31 PM
  
Ana
Estoy totalmente de acuerdo con Madrileño, cada uno que se compare consigo mismo y que de lo que el pueda dar. También estoy de acuerdo con Luis en que llevamos tesoros en vasos de barro y con Manuel en que el intentar vivir la fe hace que no hagamos alguna cosa que haríamos y al revés, que hagamos cosas que no haríamos.
17/05/09 9:15 PM
  
María Lourdes
Madrileño y Norberto, es verdad que somos polvo que de la bondad de Dios recibimos vida y pecadores ante la pureza infinita de Dios Todopoderoso. Pero, también es verdad que cada uno de nosotros vale el precio de la sangre de Cristo y por el Bautismo somos hijos de Dios, una dignidad que en el Cielo se apreciará plenamente como una mayor que la de los ángeles.

Me parece que muchas veces los cristianos "sell ourselves short" [¿"nos vendemos barato"? - no sé cuál sería una frase equivalente a eso en español], nos subestimamos con una falsa humildad, una falta de confianza en nosotros mismos que sobre todo es una falta de confianza en el Señor (que nos prometió estar con nosotros hasta el fin del mundo).

Otros pueden ser mejores que nosotros en ciertas cosas, es verdad, pero el Señor nos pide hacer todo lo mejor posible por amor a Él y eso le basta para obrar Él lo que quiera por nosotros. Creo que a esto se refería Madrileño sobre compararse con uno mismo.
18/05/09 12:16 AM
  
María Lourdes
Madrileño, ¿mejores en qué? Creo que mejores en todo lo que nos pide el Señor, sobre todo en el amor que nos tenemos, por el que Él dijo que se conocerían a sus discípulos. Mejores también en el amor a Dios porque conociéndole mejor por la fe cristiana debemos amarle más también.

Un saludo, y espero que tuvo un buen fin de semana con la fiesta de S. Isidro en Madrid.
18/05/09 12:24 AM
  
María Lourdes
Luis, si ante Dios nos sabemos pura nada, ante los hombres no creo que se deba esconder el tesoro que llevamos dentro, a Cristo mismo, como tan bien señala. Otros deberían de poder notar que algo diferentes y mejores somos no por nuestra cuenta sino por la Presencia del Señor, a quien los católicos recibimos en la Eucaristía. Muchas gracias por recordarnos una cita tan acertada.
18/05/09 12:29 AM
  
María Lourdes
Ugl1820, gracias por su reflexión. Es verdad que parece que la escala de valores es bastante subjetiva en este mundo, pero la palabra final la tendrá el Señor. Él nos juzgará, pero no sería justo si fuera una sorpresa cómo nos fuera a juzgar. Ha dejado claro que nuestra fe se debe manifestar en lo que hacemos al prójimo por amor a Dios, amándonos como Él nos ha amado (algo que por Su Gracia podemos hacer).

Me parece que muchas veces al medir la caridad la sociedad en general parece olvidarse de que Dios quiere que primero le amemos sobre todas las cosas (nadie más digno de amor que Su Bondad Infinita), y luego al prójimo como a uno mismo. La Caridad cristiana tiene a Dios como principio y fin. Pero tiene razón en que para darse cuenta de eso hay que comprender primero lo que significa ser "cristiano".
18/05/09 12:36 AM
  
María Lourdes
Juvenal, que personas que Dios creó a su imagen y semejanza hagan cosas malas se debe a la libre voluntad que nos concedió el Señor. La religión expresa las creencias de uno, pero no fuerza a uno hacer nada. Si fuera así, no habría católicos que dijeran cosas contra el Magisterio de la Iglesia Católica, por ejemplo. En mi opinión, si uno la usa como excusa para hacer el mal, esa es decisión de esa persona, no decisión de “la religión”.

Pero, el verdadero amor a Dios conduce necesariamente al bien, ya que Dios es bueno. La gracia de Dios que podemos aceptar (especialmente por los Sacramentos de la Iglesia) nos ayuda a hacer el bien de tal forma que los católicos lleguemos no sólo a hacer cosas buenas (que todos podemos hacer cosas que parecen buenas pero por razones malas), sino que lleguemos a ser santos (como Dios quiere que seamos).
18/05/09 12:46 AM
  
María Lourdes
Norberto, me parece muy interesante la pregunta sobre por qué seguimos en la Iglesia. Creo que cuando vivimos con coherencia nuestra fe los que nos preguntan eso pueden comprobar la sinceridad de nuestras palabras.

Mi respuesta a esa pregunta sería que en la Iglesia está el mismo Jesucristo, mi Dios y mi Señor. Sin Él no tengo vida y Él, mi amor, es el único beneficio que espero recibir.
18/05/09 12:55 AM
  
María Lourdes
Manuel, lo que dice me recuerda que Jesús dijo que Él es la Vid y nosotros los sarmientos, que sin Él no podemos hacer nada. ¡Cómo multiplica Él nuestras obras por Sus infinitos méritos! Si no fuera por Cristo, no tendría mucho sentido "la pequeña vía de infancia espiritual" de Sta. Teresita de Lisieux, por ejemplo. La fe y las obras unidas nos llevan al Señor. Muchas gracias por recordárnoslo.
18/05/09 1:02 AM
  
María Lourdes
Fleming, también creo que "la gracia de Dios" es la clave. Muchas gracias por plantear una cuestión tan interesante y por compartir sus reflexiones. Es verdaderamente maravilloso que podamos aprender tanto de tan buenos comentaristas como los que pasan por este portal. Muchas gracias de nuevo.
18/05/09 1:08 AM
  
María Lourdes
Foix, le agradezco que haya recomendado una lectura tan apropiada para reflexionar sobre el tema, además de sus propios comentarios. La enseñanza de los apóstoles sigue siendo pertinente a nuestras vidas a pesar de los siglos que han pasado. ¡Qué bueno es el Señor!
18/05/09 1:11 AM
  
María Lourdes
Ana, ¡qué buen resumen! Ya ve que a mí me cuesta párrafos lo que expresa con tan pocas pero tan acertadas palabras. Un saludo.
18/05/09 1:13 AM
  
azahar
Opino que como cristianos somos mejores por escuchar a Dios, por creer en la Verdad, por abrir nuestro corazón a Cristo, por creer en la Salvación, por estar en el buen camino Ahora bien, no quiero decir que debamos sentirnos superiores a nadie, eso es otra cuestión.

Lo que sí debería ser significativo es que, como cristianos, supiéramos dar ejemplo a los demás con nuestro comportamiento, que demostráramos esa marca que nos diferencia por ser creyentes, que nuestras palabras fueran acompañadas de nuestros actos. Que se notara que ser cristiano es una labor diaria, no un cliché colgado, sino una creencia, una forma de vida para alcanzar la felicidad, que cuesta un esfuerzo.

Hay ateos con unos sentimientos muy nobles y cristianos que no hacen honor a su nombre, lo cual quiere decir que debemos atenernos a la persona en sí, porque hay veces que el ateo no es tan ateo como se piensa y el cristiano va equivocado.Pero la fe, verdaderamente vivida, hace mejor a la persona, sin lugar a dudas.


18/05/09 7:16 AM
  
Madrileño
El Señor nos prometió que si permanecemos en El, siguiéndole y perserverando, daríamos mucho fruto en forma de obras. Supongo que eso es a lo que nos referimos con "mejores", sin embargo a los ojos del mundo, no creo que consideren mejor a quien se preocupa del que tiene al lado...

Muchas gracias María Lourdes, San Isidro en Madrid muy bien, con mucha gente. Además que no sólo es el patrón de Madrid, también lo es de la agricultura, y el patrón de la empresa en la que trabajo y nos lo dan libre a todos los trabajadores de toda España, así que para mi es doble celebración.

Ahhh y por supuesto el 15 de Mayo fue San Isidro, pero el 14 fue Santa Gema, también muy venerada aquí en Madrid.
18/05/09 9:04 AM
  
María Lourdes
Azahar, gracias por señalar la diferencia entre ser mejor en cierto sentido y sentirse superiores. Creo que eso muestra muy bien cómo uno puede ser humilde sabiéndose bendecido, por ejemplo. Claro que la soberbia es un peligro, pero si uno ama a Dios sobre todo, no tendrá tiempo para mirarse a sí mismo de esa forma y dejará que sea el Señor el que actúe por medio de su persona. Un saludo.
18/05/09 1:40 PM
  
María Lourdes
Madrileño, tiene mucha razón lo que dice sobre cómo ven otros a los cristianos, porque si de verdad vieran que la vida cristiana fuera más cómoda y lujosa materialmente (lo que muchos consideran "mejor"), no diría el Señor que hubiera tan pocos que entraran por la puerta estrecha.

Gracias también por la información sobre S. Isidro. Me trae muy buenos recuerdos de Madrid. No sabía que la fiesta de Sta. Gema fuera en mayo. Creía que era en abril. Me acuerdo que fue bautizado en esa iglesia y que le tiene mucha devoción a esa santa. Ella sabía que otros la veían muy seria en el exterior aunque en el interior se sentía muy contenta (¡y eso que sufría mucho!) También me impresiona que la mitad de su vida la ofreció por la conversión de un sacerdote que en su tiempo causaba mucho escándalo. ¡Qué generosidad!
18/05/09 1:50 PM
  
María Lourdes
Juvenal, gracias por dar un ejemplo para clarificar lo que quería decir. Todavía me parece que cada persona tiene la libre voluntad de elegir entre pecar o no, y que el Señor tiene en cuenta circunstancias que nadie sabe mejor que Él. Pero, tras leer sobre el caso que menciona, me alegro más aún que sea Dios el que juzga a los buenos y a los malos y las intenciones de todas las personas, creyentes o no creyentes. Y creo que Él, sabiéndolo todo, juzga a todos con más amor, misericordia y justicia que nadie. Un saludo y gracias por su aportación a la reflexión.
18/05/09 1:56 PM
  
Manuel
Una de las dificultades para resolver esa duda es la palabra "mejor". ¿Mejores en qué?. Cuando se plantea así se me ocurre que para ser mejor que alguien es necesario aclarar cuál va a ser el baremo a utilizar para poder apreciar la calidad de la persona. N.S. Jesucristo nos aclara que sólo Dios ve en el corazón de las personas y por tanto sólo El puede juzgarlas. Nosotros hemos aceptado que podemos juzgar a los demás basándonos en el baremo que nos propone la sociedad, sin preocuparnos por el corazón de la persona que está haciendo esas buenas obras. Así quién cuida de personas débiles es mejor que quién se pasa el día rezando, y quién se rebela contra la injusticia es mejor que quién busca la verdad de la vida. Vuelvo a lo que dijo San Pablo, es la fe la que nos salva, no la ley. La ley que pone la sociedad en base a sus intereses. La fe va dirigida a nuestro corazón.
24/05/09 11:23 PM
  
María Lourdes
Manuel, aprecio la diferencia que señala entre la ley y la fe. Lo maravilloso es que el Señor nos ama a cada uno de nosotros infinitamente más de lo que podemos comprender.

"Mejores" a veces lo veo en sentido humano de la palabra, en cómo nos ven los no creyentes. Por ejemplo, ¿es mejor ser cristiano? ¿Vale la pena o la evangelización se debe sólo a la soberbia de creernos mejores que otros, de tener todas las respuestas y poder decidir que ciertas cosas están bien o mal?

Si vemos ciertas cosas como "mejores" se debe a que creemos en la revelación de Dios a nosotros de sus leyes y preceptos de caridad por medio de la Santa Madre Iglesia. El problema está en que sin juzgarnos mejor que otra persona (que sólo Dios ve nuestros corazones, como dice), nos atrevamos a decir que es mejor cumplir la ley de Dios que hacer todo lo que nos da la gana yendo en contra de Dios.

También es un problema, en mi opinión, de equilibrar la Justicia Divina con la Misericordia Divina. Menos mal que Dios será el que nos juzgue a todos. Un saludo y muchas gracias por su reflexión sobre el tema.
25/05/09 2:48 AM
  
María Lourdes
Luis Avalos, en este blog se debe mantener un tono respetuoso en los comentarios. Por eso se borró su comentario, que consistía por la mayor parte en mayúsculas, lo cual se interpreta en Internet como palabras gritadas. Le agradecería que expresara de nuevo su pregunta (que sí tenía que ver con el tema del artículo), siempre que lo haga con respeto y no en mayúsculas. Un saludo.
23/06/09 11:39 PM
  
Catalina
ML
Yo se que este thread es viejo, pero me interesa saber cual seria tu respuesta? Son los cristianos mejores que los demas? Otra pregunta para entender el contexto por cristianos te refieres a los que siguen reconocen a Jesucristo como su salvador o solo a los que profesan la religion Catolica? Gracias.

------------------------------

Catalina, siento la tardanza en responderle. He estado un par de meses ausente del blog por obligaciones familiares y problemas conectándome al Internet a ratos.

Los cristianos deberíamos ser mejores que los demás por la gracia de Dios, ya que hemos recibido más espiritualmente que otros por medio del Sacramento del Bautismo. Como nos dice el Señor, se espera más del que ha recibido más. En la Iglesia Católica romana, los fieles creen (o deberían de creer según la doctrina católica) que Cristo está verdaderamente presente en la Eucaristía y recibimos Su Cuerpo y Sangre, Su Alma y Divinidad en ese momento de gracia de la Comunión.

Los cristianos somos todos los que seguimos al Señor Jesucristo. Los católicos somos por lo tanto cristianos. Como se suele decir, no todos los cristianos son católicos, pero todos los católicos son cristianos. Otra cosa es que correspondamos a la gracia recibida.

Le agradezco su interés en el tema. Un saludo.
15/07/10 9:04 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.