¿De verdad queremos vivir eternamente?

Al comienzo del Evangelio del III Domingo de Pascua, los apóstoles se encuentran junto al Lago de Tiberiades y “Simón Pedro les dice [a los demás]: - «Me voy a pescar.» (Jn. 21, 3). Ya habían visto a Cristo Resucitado dos veces en Jerusalén y fueron a Galilea para encontrarse con Él allí de nuevo.

No sabían qué hacer mientras esperaban, y S. Pedro decidió volver a practicar su antiguo oficio de pescador, a lo que se dedicaba antes de haber conocido al Señor. Es natural lo que hicieron los apóstoles, pescando cuando no sabían todavía qué esperar de la Vida.

El Papa Benedicto XVI ocupa la Sede de S. Pedro desde hace 5 años hoy, y en su segunda encíclica “Spe Salvi” medita sobre la reacción del hombre moderno a la gran noticia de que Cristo Resucitado nos ha abierto las puertas a la Vida Eterna.

—————————————

Fragmentos de la Encíclica “Spe Salvi” (2007) del Papa Benedicto XVI

“…la fe cristiana ¿es también para nosotros ahora una esperanza que transforma y sostiene nuestra vida?

“[…] La fe es la sustancia de la esperanza. Pero entonces surge la cuestión: ¿De verdad queremos esto: vivir eternamente? Tal vez muchas personas rechazan hoy la fe simplemente porque la vida eterna no les parece algo deseable. En modo alguno quieren la vida eterna, sino la presente y, para esto, la fe en la vida eterna les parece más bien un obstáculo. Seguir viviendo para siempre –sin fin– parece más una condena que un don. Ciertamente, se querría aplazar la muerte lo más posible. Pero vivir siempre, sin un término, sólo sería a fin de cuentas aburrido y al final insoportable.” (10)

“Entonces, ¿qué es realmente lo que queremos? Esta paradoja de nuestra propia actitud suscita una pregunta más profunda: ¿qué es realmente la « vida »? Y ¿qué significa verdaderamente « eternidad »?

“…Agustín dice también: pensándolo bien, no sabemos en absoluto lo que deseamos, lo que quisiéramos concretamente. Desconocemos del todo esta realidad; incluso en aquellos momentos en que nos parece tocarla con la mano no la alcanzamos realmente. «No sabemos pedir lo que nos conviene», reconoce con una expresión de san Pablo (Rm 8,26). Lo único que sabemos es que no es esto. Sin embargo, en este no-saber sabemos que esta realidad tiene que existir. « Así, pues, hay en nosotros, por decirlo de alguna manera, una sabia ignorancia (docta ignorantia) », escribe. No sabemos lo que queremos realmente; no conocemos esta « verdadera vida » y, sin embargo, sabemos que debe existir un algo que no conocemos y hacia el cual nos sentimos impulsados (Cf. Ep. 130 Ad Probam 14, 25-15, 28: CSEL 44, 68-73)” (11)

“Podemos solamente tratar de salir con nuestro pensamiento de la temporalidad a la que estamos sujetos y augurar de algún modo que la eternidad no sea un continuo sucederse de días del calendario, sino como el momento pleno de satisfacción, en el cual la totalidad nos abraza y nosotros abrazamos la totalidad. Sería el momento del sumergirse en el océano del amor infinito, en el cual el tempo –el antes y el después– ya no existe. Podemos únicamente tratar de pensar que este momento es la vida en sentido pleno, sumergirse siempre de nuevo en la inmensidad del ser, a la vez que estamos desbordados simplemente por la alegría. En el Evangelio de Juan, Jesús lo expresa así: «Volveré a veros y se alegrará vuestro corazón y nadie os quitará vuestra alegría» (16,22). Tenemos que pensar en esta línea si queremos entender el objetivo de la esperanza cristiana, qué es lo que esperamos de la fe, de nuestro ser con Cristo (Cf. Catecismo de la Iglesia Católica, n. 1025 )” [12]

Dios es el fundamento de la esperanza; pero no cualquier dios, sino el Dios que tiene un rostro humano y que nos ha amado hasta el extremo, a cada uno en particular y a la humanidad en su conjunto. Su reino no es un más allá imaginario, situado en un futuro que nunca llega; su reino está presente allí donde Él es amado y donde su amor nos alcanza. Sólo su amor nos da la posibilidad de perseverar día a día con toda sobriedad, sin perder el impulso de la esperanza, en un mundo que por su naturaleza es imperfecto. Y, al mismo tiempo, su amor es para nosotros la garantía de que existe aquello que sólo llegamos a intuir vagamente y que, sin embargo, esperamos en lo más íntimo de nuestro ser: la vida que es « realmente » vida.”(31)

—————————————-

Cuando S. Pedro se metió en una barca para pescar, los demás discípulos que estaban con él le dijeron: “Vamos también nosotros contigo.” (Jn. 21, 3). Y el Señor obró de nuevo una pesca milagrosa para hacerles pescadores de hombres. Gracias a Dios, tenemos a Su Santidad el Papa Benedicto XVI para guiarnos en un mundo en el que es frecuente que uno no sepa lo que quiere de verdad. Que esa respuesta de los discípulos a S. Pedro sea siempre también nuestra respuesta al Papa, Vicario de Cristo.

[Primera foto del Papa: Rvin8 en Wikimedia Commons]


Preguntas del día [Puede dejar su respuesta en los comentarios]
: ¿Qué considera el mayor logro del Papa Benedicto XVI en sus primeros cinco años de Papado? ¿Piensa que de verdad queremos vivir eternamente?

Siguiente post – Confianza –“’Echad la red a la derecha de la barca y encontraréis.’ (Jn. 21, 6)

8 comentarios

  
ugl1820
Maria Lourdes,

En mi humilde blog he hecho referencia al via crucis prolongado que le ha tocado vivir a Benedicto XVI desde su elección como Papa. Los caso de pederastia, el motu proprio Summurum Pontificum, Ratisbona, el loby gay, etc. Pero Benedicto XVI es un Papa inteligente y está haciendo muy bien las cosas, sobretodo limpiar el humo de satanás que campaba a sus anchas en la Esposa de Cristo.

Y ciertamente, como se suele decir, la esperanza es lo último que se pierde y nosotros, los católicos, nuca debemos perder la esperanza en Cristo y su Iglesia y rezar siempre mucho por su pastor y guía. La esperanza en la vida eterna debe servirnos para ser perfectos cristianos en la vida terrenal y estar preparados para la Parusía y, en los tiempos de tribulación que nos ha tocado vivir, sólo podemos unir nuestra voz para la defensa de Cristo y su Iglesia.

Bendiciones.

---------------------------------------------

Ugl1820, algo estará haciendo bien este maravilloso Papa cuando es el blanco de tantas acusaciones sin fundamento por todo el mundo. Y aunque él personalmente esté sufriendo mucho por ello (según lo que dicen los que están cerca de él, aunque no sea muy difícil imaginarlo), en todos los lugares que visita por todo el mundo, reparte alegría y esperanza en nombre de Cristo Resucitado. Lo logra hacer con naturalidad porque es tan humilde como inteligente.

Un gran logro me parece que es la vuelta a la Iglesia Católica en masa de anglicanos en los EE.UU., por ejemplo, habiéndoles abierto el paso el Papa Benedicto XVI con un verdadero ecumenismo. Eso me parece un triunfo del Papa. Muchas gracias por compartir el enlace a su blog. Un saludo.


20/04/10 10:27 AM
  
Bruno
He hablado en mi blog de lo mismo en el último post. Aunque, claro, el Papa lo hace mucho mejor. :)

Me alegro de que hayamos coincidido.

----------------------------------------

Bruno, no había leído ese post antes de publicar este, pero veo que ilustra muy bien las implicaciones prácticas de lo que dice el Papa. Dejo el enlace a "La eterna juventud" para los interesados. Un saludo.
20/04/10 11:45 AM
  
Foix
Lo mejor del papado de Benedicto XVI es él mismo, su persona, su santidad, su calidad humana, su generoso servicio a la Iglesia y a la verdad. Se trata de un extraordianario mistagogo y de un teólogo excepcional capaz de dialogar con las distintas voces que se hacen presentes en nuestro tiempo mostrando la figura radiante de Cristo como salvador y redentor del hombre pues, como bien dice Gaudium et Spes 22, el misterio del hombre sólo se esclarece en el misterio del Verbo encarnado.

------------------------------------

Foix, el Señor nos ha bendecido con un Papa que se encuentra muy a gusto entre los más simples y también entre los más inteligentes. Eso no sería posible sin una vida de oración en la cual profundizar en esos misterios divinos que tan bien sabe explicar. Ante tantas supuestas "verdades" que ofrece el mundo, el Papa Benedicto XVI firmemente anuncia la Única Verdad, a Jesucristo. Espero con gran interés la segunda parte de su libro "Jesús de Nazaret". Un saludo.
20/04/10 12:49 PM
  
susi
Hay gente que quiere de verdad vivir eternamente con Dios y hace lo posible por amarlo de verdad y entregarse a Él y hay personas a las que sólo les importa lo material, pues no tienen fe o actúan como si no la tuvieran.
ALgunos de estos, porque no conocen a Dios. Otros sí, pero se han dejado seducir por el mundo y no les importa jugarse el alma y perderse para siempre.
Sin embargo,para unos y otros,el Señor les recuerda que ha venido a salvarnos a todos, especialmente a los pecadores, con su Divina Misericordia. No podemos desconfiar, pero tampoco "tentar a la suerte", pues no sabemos ni el día ni la hora.

Respecto al Papa, me uno a lo que dicen de él los anteriores comentarios; hay que apoyarlo mucho en estos momentos tan malos. El oro se prueba en el crisol del sufirmiento.

-----------------

Susi, cuando peco actúo como si no tuviera fe, como si se me olvidara lo eterno. Soy entonces como Esaú vendiendo su primogenitura por un plato de lentejas. El Señor dispuso que Esaú y Jacob hicieran las paces, y más aún quiere que nos abramos a Su Divina Misericordia como dice.

He visto muchas iniciativas en parroquias en las que se pide a la gente hacer un "bouquet" espiritual de oraciones, Misas, obras misericordiosas, etc. por el Papa e indicarlo por Internet o en papelitos recogidos con la cesta de colectas dominicales. ¿Se hace eso en España también? Un saludo.
20/04/10 7:31 PM
  
Esperanza
Hay que estar al lado del Papa se llame como se llame y sea quien sea, esto es muy básico y cualquier católico normal estará de acuerdo. Pero en mi caso se une además el que siempre fui "fan" de los escritos de J. Ratzinger antes de ser elegido Papa, así que ¿qué podría decir?... Mi comentario sería más largo que el post y no es plan.
Podríamos hablar de sus libros, que podemos leer y... entender (ojo!) los que no hemos estudiado teología. Sus encíclicas, especialmente la del post, spes salvi.
El Papa es muy valiente: "tolerancia cero con los pederastas en la Iglesia" dijo el primero de todos. Y en ello está ( ver la carta a la Iglesia de Irlanda) También es un grandísimo logro el Motu Proprio Summorum Pontificum. Y más y más...
Y ahora lleva la corona de espinas de Cristo: ni un solo día sin rezar por el Santo Padre!!

---------------------------

Esperanza, no me había leído los escritos del Cardenal Ratzinger antes de su elección papal. Estoy de acuerdo en que hace sus escritos muy asequibles a los que no hemos estudiado teología, según lo que he leído. Pero ha publicado muchísimo y no creo que lelgue a leérmelo todo. Su carta a los católicos de Irlanda es maravillosa porque refleja muy bien su gran preocupación por el tema y Summorum Pontificum también es un gran logro. Combina muy bien la firmeza con la prudencia.
Oración por nuestro Pontífice (con indulgencia parcial)
V. Oremos por nuestro Pontífice, Benedicto XVI
R. El Señor lo guarde y lo conserve con vida, para que sea dichoso en la tierra, y no lo entregue a la saña de sus enemigos.
Indulgencia parcial.
Uno mis oraciones a las suyas por el Santo Padre.
20/04/10 7:32 PM
  
odet
Este Papa es un sabio M.Lourdes y muy generoso además,porque él soñaba con su jubilación y mira la tarea que se le ha encomendado,ser el sucesor de Pedro,aquí una frase del libro MI VIDA(introducion)Sus intereses teólogicos,por ejemplo la vida eterna,la revelación en la historia,el nuevo pueblo de Dios,la liturgia,no serían adecuadamente comprendidos sin entender el orgullo apasionado por su pertenencia al pueblo católico bávaro.

------

Odet, lo que dice sobre su jubilación me recuerda lo que le dijo el Señor a S. Pedro sobre cómo de mayor otros le llevarían a donde no quiere y la cita que comparte me recuerda a su escudo papal. Gracias por haber compartido esa cita.
20/04/10 9:15 PM
  
susi
ML: que yo sepa, en España no se hace esto del bouquet de oraciones o sacrificios por el Papa. Tal vez en alguna parroquia lo hagan, pero no he oído nada del tema, aunque me parece muy buena idea.
En Santiago de COmpostela, en la catedral, hay un cartel en el que se explica cómo ganar el jubileo y en él se habla de rezar por las intenciones del Papa, como es habitual. Así que, de alguna manera, habrá más gente que rece por el Santo Padre.
Ayer estuve releyendo su Via Crucis y es muy significativo y revelador releerlo ahora, a la luz de ciertas cosas que están pasando.

-----------------------------------------------------

Susi, sí, un requisito para ganar indulgencias plenarias (como por el rezo del Rosario en familia, media hora de lectura de la Biblia o media hora de Adoración ante el Santísimo) es rezar por las intenciones del Papa al menos un Padre Nuestro y un Ave María.

Gracias por recomendar ese Vía Crucis. Para los interesados, dejo un enlace a la Presentación de Vía Crucis 2005 y a las estaciones del Vía Crucis. Lo redactó pocos meses antes de ser elegido Papa. Un saludo.
21/04/10 4:50 PM
  
JCA
Los logros ya se verán, pero sus acciones van por el buen camino. Está poniendo orden en la casa, que estaba hecha unos zorros, y la verdad es que me encanta; es posiblemente de los pocos con la cabeza adecuada para enfrentarse a los problemas actuales y a la modernidad con la inteligencia; y se está viendo que además tiene corazón. Y las oraciones puede que le hayan ayudado con respecto a la visita a Malta, que se esperaba problemática por los acosadores de la Iglesia:

«El pequeño viaje a Malta nos ofrece una parábola singular del pontificado. Había incluso miedo a las protestas callejeras y se advertía que diversos grupos organizados embarcarían en distintos aeropuertos europeos para boicotear la visita. Las cenizas del volcán islandés los ha dejado en tierra. Justicia poética.»

¿Justicia poética? Más bien quizás la Providencia.

(en «Tiempo de tribulación, tiempo de gracia»)



-----------------------------------

JCA, le agradezco ese enlace y su comentario sobre la Providencia. Como dice el artículo que cita, el Papa Benedicto XVI "nos ayuda verdaderamente a vivir", dándonos mucho más de lo que nos pensamos. Un saludo.
23/04/10 1:16 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.