Culto supersticioso a la Pachamama

Pachamama

Nos hemos enterado de que el Osservatore Romano ha publicado un artículo de Mons. Felipe Arizmendi Esquivel, en el cual, hablando de los ídolos que fueron objeto de culto sacrílego en el Vaticano y en Roma durante el Sínodo, dice entre otras cosas:

No son diosas; no fue un culto idolátrico. Son símbolos de realidades y vivencias amazónicas, con motivaciones no sólo culturales, sino también religiosas, pero no de adoración, pues ésta se debe sólo a Dios (…) Quienes no han recibido la evangelización, los consideran dioses; para quienes ya fuimos evangelizados, no son dioses, sino los mejores regalos de Dios. (…)  no la adoran como a una diosa, sino que la quieren valorar y reconocer como una verdadera madre, pues es la que nos da de comer, la que nos da el agua, el aire y todo lo que necesitamos para vivir: No la consideran una diosa; no la adoran; sólo le expresan su respeto y oran dando gracias a Dios por ella. (…) Lo mismo me pasaba cuando veía que se dirigían hacia los cuatro rumbos del universo, los puntos cardinales, les hacían reverencia, oraban y se dirigían también al sol con todo respeto. (…) después, aprecié su respeto a estos elementos de la naturaleza que nos dan vida, y me convencí que no los adoran como dioses, sino como obra de Dios, regalo suyo para la humanidad, (…) Y para quitar toda duda sobre la actitud del Papa, basta recordar esto que escribió en Laudato si: “Cuando tomamos conciencia del reflejo de Dios que hay en todo lo que existe, el corazón experimenta el deseo de adorar al Señor por todas sus criaturas y junto con ellas, como se expresa en el precioso himno de san Francisco de Asís: Alabado seas, mi Señor, con todas tus criaturas…” (No. 87). “Las criaturas de este mundo no pueden ser consideradas un bien sin dueño: «Son tuyas, Señor, que amas la vida» (Sb 11,26). Esto provoca la convicción de que, siendo creados por el mismo Padre, todos los seres del universo estamos unidos por lazos invisibles y conformamos una especie de familia universal, una sublime comunión que nos mueve a un respeto sagrado, cariñoso y humilde” (No. 89).”

En primer lugar, Mons. Arizmendi reconoce que el culto dado a la Pachamama por “los que no han recibido la evangelización”, es decir, el culto pachamámico original, del cual proceden también los ritos que se celebraron en el Vaticano y en Roma, es idolátrico, pues se dirige a la Pachamama considerada como una “diosa”.

Queda entonces la cuestión del culto practicado por aquellos que “ya han sido evangelizados”, que no creen que la Pachamama sea una diosa, y que Mons. Arizmendi quiere mostrar como pudiendo formar parte del culto que los cristianos rendimos a Dios.

De todos modos es problemática la frase de Mons. Arizmendi que dice que a esos elementos de la naturaleza los indígenas ya evangelizados “no los adoran como dioses, sino como obra de Dios", pues tomada al pie de la letra quiere decir que todos modos los adoran, y eso es precisamente la idolatría.

—————————–

Ante todo hay que recordar que los ritos que se celebraron en el Vaticano, por ejemplo, proceden de una religión que, por lo que dice el mismo Mons. Arizmendi, es una religión idolátrica, propia de pueblos aún no evangelizados, y por tanto, no pueden simplemente formar parte del culto cristiano. El signo de la postración, por ejemplo, es en su versión “original” pachamámica, según se desprende de lo que dice el mismo Mons. Arizmendi, un gesto de adoración.

Pero además, en ese tema conviene acudir a la parte de la Suma Teológica en que Santo Tomás de Aquino trata del pecado de superstición, que según él puede tomar dos formas: o dar el culto propio de la Divinidad a quien no se debe, es decir, a quien no es Dios, cuya forma principal es la idolatría, o dar culto al verdadero Dios como no se debe.

IIa. IIae, q. 92, a. 1:

“Que, como antes expusimos, la religión es una virtud moral. Y que toda virtud moral, conforme a lo dicho, consiste en el justo medio, por lo que a las virtudes morales se oponen dos clases de vicios: unos por exceso y otros por defecto. Ahora bien: el exceso con respecto al justo medio de las virtudes puede darse no tan sólo en la circunstancia de cantidad, sino también en las otras. De ahí el que en algunas virtudes, por ejemplo, en la magnanimidad y en la magnificencia, el vicio excede el justo medio de la virtud, no por tender a un bien mayor que el que busca la virtud, pues más bien se orienta hacia un bien menor. Sobrepasa, sin embargo, el justo medio de la virtud, en cuanto que hace algo a favor de quien no debe o cuando no debe, o falta en alguna otra circunstancia en casos por el estilo, como consta por lo que dice el Filósofo en el IV Ethic. Así, pues, la superstición es un vicio opuesto a la religión por exceso, no porque ofrezca a Dios más, en lo que a culto divino se refiere, que lo que la verdadera religión le ofrece, sino por el hecho de rendir culto divino a quien no debe o del modo que no debe.”

IIa. IIae, q. 92, a. 2:

“Se diferencian, por tanto, unas de otras las especies de superstición, en primer lugar, por parte del objeto. Puede, en efecto, darse culto a quien se debe, o sea, al verdadero Dios, pero de modo indebido, y tenemos la primera especie de superstición. O se da a quien no se debe, o sea, a una criatura cualquiera. Este es otro género de superstición que se divide en muchas especies, según los diversos fines del culto divino.

Y es que, en primer lugar, el culto divino se ordena a reverenciar como es debido a Dios, y, desde este punto de vista, la primera especie de este género es la idolatría, que honra indebidamente a las criaturas con la reverencia que se debe a Dios. Se ordena, en segundo lugar, a la instrucción del hombre por el mismo Dios, a quien da culto. Y esto es lo que se pretende alcanzar con la adivinación supersticiosa, que consulta a los demonios mediante pactos tácitos o expresos con ellos. Por último, el culto divino se ordena a una cierta dirección de los actos humanos conforme a las normas de vida establecidas por Dios, a quien damos culto. Y a esto se refiere la superstición de ciertas observancias.”

—————————–

La idolatría, entonces, la adivinación y las observancias supersticiosas son especies de aquella forma de superstición en que la que se da culto divino a lo que no es Dios, y que es distinta de aquella otra forma de superstición en que se da culto al Dios verdadero, pero de modo indebido.

Ahora bien, incluso si se aceptase que el culto a la Pachamama de los que “ya han sido evangelizados”, tal como lo explica Mons. Arizmendi, no es propiamente idolátrico, pues no se dirige a la Pachamama como “diosa”, de todos modos es un hecho que ese culto se basa en una falsedad, a saber, en palabras de Mons. Arizmendi, que la tierra es “una verdadera madre, pues es la que nos da de comer, la que nos da el agua, el aire y todo lo que necesitamos para vivir.”

En efecto, en sí misma y en la realidad de las cosas, la tierra es un conjunto de sustancias inanimadas, es decir, carentes de vida, y con más razón, de personalidad.

Tan mitológico es llamar a la tierra “diosa” como llamarla “madre”. Es entonces un culto basado en una falsedad, porque la tierra no es una verdadera madre. Las madres no dan solamente de comer, sino que ante todo engendran, y nosotros no hemos sido engendrados por la tierra, sino por nuestros padres, y en definitiva, es Dios el creador de nuestras almas.

En definitiva, las madres son seres vivientes y en el caso de las madres de los seres humanos, seres personales, cosas que la tierra no es en modo alguno.

—————————–

El uso impropio , metafórico, único admisible de estos términos como “madre, padrehermana“, etc., aplicados a la tierra, el Sol, etc., y único empleado por San Francisco en los pasajes citados,  ciertamente que no implica ni hace posible ningún tipo de culto dirigido a estos entes inanimados, culto que por otra parte el mismo San Francisco en ningún momento, obviamente, ofreció.

Y en cuanto al culto con que, entre otras cosas más importantes, se agradece a Dios por los bienes creados, es un culto que se dirige a Dios, no a la tierra ni al Sol, como el que se ofrece a la Pachamama, y que ya existe hace unos dos mil años: el santo sacrificio de la Misa y todo el resto de la liturgia católica.   

—————————–

Y precisamente, introducir falsedades en el culto que se da a Dios es según Santo Tomás una de las formas de la superstición, a saber, aquella en la que se le da culto a Dios de la forma en que no se debe hacerlo.

Es decir, no es idolatría, pero porque es otra forma de superstición distinta de la idolatría, por lo que vimos.

Dice en efecto el Aquinate, precisamente en el artículo dedicado al “culto indebido al verdadero Dios”: 

IIa IIae, q. 93, a. 1

“Como escribe San Agustín en el libro Contra Mendacium, no hay mentira más perniciosa que la que se refiere a temas de la religión cristiana. Y que mentir es mostrar exteriormente con signos lo contrario a la verdad. Y que así como una cosa puede manifestarse con palabras, del mismo modo puede expresarse con hechos. Finalmente, que en esta clase de signos consiste el culto religioso externo, como consta por lo que antes expusimos. Y que, en consecuencia, si con tal culto exterior se expresa algo falso, en este caso el culto será pernicioso. Esto puede suceder de dos maneras. La primera, por parte de la realidad significada, cuando están en desacuerdo ella y el signo del culto.  Según esto, en los tiempos de la nueva ley, consumados ya los misterios de Cristo, el empleo de ceremonias de la antigua ley, símbolos de los misterios futuros de Cristo, es pernicioso: lo mismo que lo sería el que alguien manifestase de palabra que Cristo tiene aún que padecer.”

Aquí los signos, y el culto que se les diese, estarían mostrando algo contrario a la verdad, porque estarían mostrando que la tierra es una “verdadera madre”, cosa que es falsa, del mismo modo en que en el ejemplo que pone Santo Tomás, los signos cultuales estarían mostrando que Cristo aún tiene que padecer, cuando en realidad ya ha padecido.

—————————–

Por tanto, el culto a la Pachamama introducido en la religión católica, y realizado por parte de bautizados, o bien es una forma de superstición idolátrica, pues sigue conteniendo gestos que en su versión original implican adoración a la “madre tierra”, considerada como una divinidad,  o bien es una forma de superstición no idolátrica, pues en todo caso introduce falsedades en el culto cristiano, que se dirige al verdadero Dios, a saber, la creencia en la tierra como un ser vivo y personal.   

En ambos casos es claro, por lo dicho, que dicho culto es totalmente inadmisible en la religión cristiana y católica, porque del modo que sea, introducir actos supersticiosos en el culto católico es un horrendo sacrilegio

Queda solamente constatar lo lamentable que es tener que hacer estas precisiones acerca de algo que ha sido escrito por un Obispo y que, según dicen, se ha publicado en el Osservatore Romano.

22 comentarios

  
Palas Atenea
Francamente este escrito no tiene pies ni cabeza, no se puede deducir de él nada en concreto: ni si son ni si no son. Me temo que el texto esté incompleto y si se puede conseguir en su totalidad me gustaría leerlo para poder opinar. El pastiche es demasiado abigarrado e incoherente para sacar de él ni la más pequeña conclusión.

----------------------------------------

El texto que publico en el "post" sin duda que está incompleto, es una selección de los pasajes del texto de Mons. Esquivel que vienen a cuento del tema. El que entiendo que es el original se puede encontrar a partir del "link" que pongo bien al comienzo del artículo. Me temo que ese original no aporta más claridad al texto de la que aparece en esa selección mía. Donde me parece que la idea central es ésa: la introducción en el culto católico del culto a la Pachamama no como diosa, sino como "madre".

Saludos cordiales.

14/11/19 10:58 PM
  
Rubén (de Argentina)
“No son diosas; no fue un culto idolátrico. Son símbolos de realidades y vivencias amazónicas..."
Falso de toda falsedad. La pachamama NO ES AMAZONICA, ES ANDINA. A ese "obispo" debería caersele la cara de vergüenza al afirmar tamaña mentira. Y eso implica toda una ingeniería detrás para destruir más aún toda la liturgia católica (el plan es ir contra la presencia real de Nuestro Señor en la Eucaristía, y lo van a conseguir, no por ellos, sino porque está profetizado y Dios lo permitirá). Que le pregunten a un habitante del Amazonas si conoce o conocía esas esculturas que se presentaron en el sínodo de la amazonía (todo con mínúscula). Ni siquiera es de ellos. Ni saben lo que es la pachamama. Todo esto ha sido perfectamente orquestado para producir los frutos que está produciendo. ¡Ay! de aquellos que están colaborando con este plan. Porque desearán no haber nacido en el día de su juicio particular.

-------------------------------------------

No hay una interpretación infalible de la Iglesia de esa profecía, así que lo que Dios permitirá o no es algo que por el momento lo sabe solamente Dios mismo. ¿Cómo se "va contra" la Presencia real de Jesucristo en la Eucaristía y más aún, se lo consigue? No olvidar que ninguna profecía puede contradecir el dogma de la indefectibilidad de la Iglesia.

Saludos cordiales.
14/11/19 11:49 PM
  
gustavo perez
Ojalá me lo publiquen, Es una verdadera perversión que desde las alturas del Vaticano se vengan ensalzando estas formas idolátricas para "acomodarse al mundo". Y en lugar de plantar cara y desnudar el error, quitarle su ropaje ambivalente, se procure arroparlo "desde el evangelio" porque esta deriva crea confusión, como efectivamente está sucediendo [editado]

--------------------------------------

Y bueno, en parte al menos se lo publicamos.

Saludos cordiales.
15/11/19 1:18 AM
  
Rubén (de Argentina)
Nestor, estoy seguro que has leído la profecía de Daniel en donde se manifiesta que será suprimido el perpetuo sacrificio y en su lugar se instituirá la abominación de la desolación. ¿Que puede ser el perpetuo sacrificio sino la Eucaristía? Y el anticristo hará eso. Y lo hará porque Dios lo permitirá. El remanente fiel permanecerá y Cristo estará con ellos hasta el fin, de modo que las puertas del infierno no prevalecerán sobre la Iglesia del Señor. Pero la impostura religiosa que sobrevendrá y que el mundo aceptará al precio de la apostasía de la verdad (y Cristo es la verdad) lo dice el propio Catpropio (art. 675). Y si el perpetuo sacrificio que será quitado no es la Eucaristía, me gustaría conocer tu opinión respecto de lo puede ser.

------------------------------------

Es que ahí habría que ver qué significa "suprimir" el sacrificio perpetuo o "quitar" la Eucaristía. ¿No se celebrará más la Misa?

Saludos cordiales.
15/11/19 4:07 AM
  
Palas Atenea
Madres tenemos de sobra, en principio dos: La Santisíma Virgen María y la que nos parió, como incluyan una tercera va a haber overbooking. Lo que pasa es que estos indios tampoco tienen más que dos: la Pachamama (o como quieran llamarla) y las que les parió. Trinidad de madres no se puede hacer porque no funciona, diga lo que diga el Ilustre Monseñor. Aquí hay una competencia desleal con la Virgen María y un católico no puede consentir eso.
15/11/19 2:18 PM
  
Ricardo de Argentina
Lo que se ha hecho en el Vaticano es idolatría pura y dura.
15/11/19 2:32 PM
  
Rubén (de Argentina)
Es que ahí habría que ver qué significa "suprimir" el sacrificio perpetuo o "quitar" la Eucaristía. ¿No se celebrará más la Misa?
Bueno, coincidimos en que en el perpetuo sacrificio es la Eucaristía (y no puede ser otro, porque si es perpetuo, quiere decir que ya existe y ha estado existiendo). La Biblia de Mons. Straubinger dice: "hará cesar el sacrificio", y lo mismo dice la Biblia Bover-Cantera. De este modo para responder a tu pregunta, puede que la "misa" se siga celebrando, pero no como la conocemos. El sacrificio del Señor que se produce con cada una de ellas, habrá de cesar. ¿Cómo? No lo sé. Puede que se cambien las palabras de la consagración o que sencillamente ya no se recuerde el pasaje de la Última Cena.

Todo esto lógicamente se produce durante el reinado del anticristo. Si nos atenemos a profecías y visiones de santos medievales (que como toda revelación privada no se está obligado a creer en ella), el anticristo dirá que Jesús fue un impostor, un embaucador, y que él (el anticristo) es Dios y el Hijo de Dios. S. Hipólito cree que en los últimos tiempos el anticristo tendrá su imagen en todas las iglesias. Y en esa inteligencia es que se hará cesar el perpetuo sacrificio. Desde ya que no niego, que a semejanza de los primeros cristianos en las catacumbas, privadamente se siga celebrando la misa como la conocemos y que el sacrificio del Señor siga hasta el fin del mundo, pero públicamente eso no se dará en el último tiempo (y por lo se ve, me parece que no estamos muy alejados del mismo; tú mismo escribiste un excelente artículo sobre el sínodo de la amazonía y lo que pasó allí). Y a eso me refiero con que Dios permitirá semejante abominación. No te lo transcribo aquí porque es muy largo pero lee las notas a 2 Tesalonicenses 2 de la Biblia de Straubinger.

---------------------------------------

El problema que yo tengo con esas cosas es siempre el mismo: la indefectibilidad de la Iglesia. La Iglesia es esencialmente pública, es decir, visible. O en todo caso ¿qué quiere decir "público" ahí? Y la Iglesia es indefectible. Es dogma de fe por el Concilio Vaticano I que el apóstol Pedro tiene perpetuamente sucesores en su sede. Claro, no perpetuamente en el sentido de "por toda la eternidad", pero sí, entonces, "hasta el fin de los tiempos". ¿Y qué Iglesia de Cristo va a ser una en la que ya no se celebre válidamente la Eucaristía, nada menos?

Saludos cordiales.
15/11/19 8:22 PM
  
Rubén (de Argentina)
@Palas:

Lo que pasa es que estos indios tampoco tienen más que dos: la Pachamama (o como quieran llamarla) y las que les parió.
Esa es la falsedad Palas, los del amazonas no conocen la pachamama; esa es una "deidad" andina. Hay toda una ingeniería detrás para producir lo que estamos viendo, la licuación de la doctrina católica. Si no lo has leído, entonces dale un vistazo a este artículo de Fray Nelson que no tiene desperdicio:

infocatolica.com/blog/mundoescorinto.php/1910230414-las-figuras-femeninas-amazoni
15/11/19 8:27 PM
  
Palas Atenea
Rubén: Le llamo Pachamama por llamarle de alguna manera, como comprenderás no puedo saber cómo se llama a la Tierra en todos los idiomas del mundo. Pachamama es una simplificación que no se adecua a la Amazonía, para dar pie a la confusión. También le puedo llamar Coatlicue en náhuatl o Démeter (Δημήτηρ o Δημητρα), pero los amazónicos tienen multitud de idiomas y sus diosecillos no los conoce nadie. Fue Evo Morales el que con su Pachamama por aquí, Pachamama por allá, hizo conocido el nombre y se ha hecho popular. Es lo mismo que la palabra patera, que sólo era conocida en la provincia de Cádiz, y ahora la usa todo el mundo y para todo tipo de embarcaciones.
Me temo que la Pachamama andina ha pasado a representar a todas las diosas-madre o diosas de la tierra por mor de la simplificación. Las Diosas-Madre estaban enterradas y olvidadas y ahora el Vaticano las ha puesto de rabiosa actualidad sin decirnos el fin por el cual las han puesto en circulación. Nos creemos muy listos pero nuestros abuelos habrían caído en gran perplejidad ante esta vetusta y pagana intrusión y a nosotros, hombres del s, XXI, nos toca aguantar el envite. ¡Dios y Santa María tengan piedad de nosotros! Los dioses oscuros vuelven, cuando ya antes de Jesucristo alguien oyó las voces que venían de la Magna Grecia diciendo: ¡El Gran Pan ha muerto! Pues va a ser que no ¿y quién los resucita? El Vaticano. ¡Ave María Purísima!
17/11/19 11:46 AM
  
sofía
El culto a la pachamama tendrá una función psicológica maternal, en la cultura indígena, que es una necesidad propia de la naturaleza humana; pero esa función psicológica se intenta cubrir equivocadamente y demoníacamente desde la creencia en que la madre tierra es una diosa a la que hay que adorar.
La Virgen María no es una diosa, es una criatura, pero es la que cubre nuestra necesidades de Madre, como Madre de Dios encarnado y Madre nuestra.
En María se produce el sí de la humanidad, de la creación que acoge a Dios. Es esa nueva creación la que es buena, pues el primitivo plan de Dios fue estropeado por el hombre cuando decidió desconfiar de Él y desobedecerle; pero Dios tenía un plan de redención que incluye el sí de María. Todo vuelve a ser bueno en la creación que acoge a Dios. Nada puede ser bueno en una creación que pretende ocupar el lugar de Dios.
Paz y bien

---------------------------------

La creación de Dios sigue siendo siempre buena, porque el pecado de la creatura no puede anular la obra del Creador. No hay nada de ser en las cosas que no sea una participación en el ser de Dios, que es el Sumo Bien. El mal es una privación de ser, es la carencia de un ser que se debería tener. La privación no puede existir sola, necesita un sujeto, como un agujero necesita una pared o algo así. Por eso dice San Agustín que todo mal existe en algún bien, al cual corrompe, pero no lo corrompe del todo, porque entonces ese bien dejaría de existir, y el mal en cuestión también.

Saludos cordiales.
17/11/19 6:34 PM
  
Rubén (de Argentina)
El problema que yo tengo con esas cosas es siempre el mismo: la indefectibilidad de la Iglesia. La Iglesia es esencialmente pública, es decir, visible. O en todo caso ¿qué quiere decir "público" ahí? Y la Iglesia es indefectible. Es dogma de fe por el Concilio Vaticano I que el apóstol Pedro tiene perpetuamente sucesores en su sede. Claro, no perpetuamente en el sentido de "por toda la eternidad", pero sí, entonces, "hasta el fin de los tiempos". ¿Y qué Iglesia de Cristo va a ser una en la que ya no se celebre válidamente la Eucaristía, nada menos?
¿Era indefectible la Iglesia de las catacumbas? Sí.¿Era pública? No. ¿Siempre fue pública la Iglesia? No. Hubo muchos períodos de tiempo en que los cristianos eran perseguidos y tenían que reunirse en secreto. Solo después de que Constantino declarara al cristianismo como religión del imperio, los católicos pudieron ejercer públicamente su fe. Pero ni siquiera tengo que remitirme a los tiempos de los primeros cristianos, basta con ver lo que pasa hoy en China. Si tu consideras indefectible como sínónimo de público, en mi humilde opinión erras. Ahora si indefectible es sinónimo de que siempre tiene que existir, de acuerdo. Pero ese existir no implica necesariamente su caracter de público. Y como siempre existirá el remanente fiel (aunque tenga que permanecer oculto como en los tiempos de las catacumbas), entonces siempre existirá la Iglesia y siempre Cristo estará con ella. Es lo que pasa hoy en China; la Iglesia oficial (y con anuencia de la Santa Sede) ha sido coptada por el comunismo chino; la verdadera Iglesia Católica está oculta.

Que siempre tenga que existir un sucesor de Pedro no implica que Cristo siempre edificará sobre ese sucesor (lee el último artículo del Padre Aberasturi). Es más, la historia de la Iglesia está llena de falsos sucesores de Pedro, de antipapas (y muchos de ellos tomados como papas verdaderos por bastante tiempo). Si antes hubo antipapas, puede volver a haberlos. El art. 677 del Catecismo dice lo siguiente:

677 La Iglesia sólo entrará en la gloria del Reino a través de esta última Pascua en la que seguirá a su Señor en su muerte y su Resurrección (cf. Ap 19, 1-9).
El mismo Catecismo (y eso también debemos creerlo) dice que la Iglesia seguirá a su Señor en la muerte. Si la Iglesia ha de seguir esos pasos, y Cristo tuvo en Judas a quien lo entregó, también la Iglesia tendrá su Judas (tal vez un nuevo antipapa tomado como papa verdadero) que la entregue. Y si el Catecismo nos afirma que la Iglesia morirá (y tenemos que creer eso), ¿cómo lo compatibilizamos con el concepto de indefectibilidad (y yo no tengo ninguna duda de que la Iglesia es indefectible)? Sencillamente la Iglesia dejará de ser en su forma actual, para adoptar otra forma de existencia. San Pablo lo dice muy claro en 2 Tes 2,3-4:

Nadie os engañe en manera alguna, porque primero debe venir la apostasía y hacerse manifiesto el hombre de iniquidad, el hijo de perdición; el adversario, el que se ensalza sobre todo lo que se llama Dios o sagrado, hasta sentarse el mismo en el templo de Dios, ostentándole como si fuera Dios.
El apostol nos habla de apostasía, de pérdida general de la fe. ¿Apostasía de quién? No del mundo, porque el mundo no cree y no puede haber pérdida de fe donde nunca la hubo. Si hay apostasía, es dónde primero hubo fe y de la verdadera. Porque si hay pérdida de una fe falsa, tampoco es apostasía en el sentido en que la refiere el apostol. ¿Y dónde es que puede haber, donde es que puede hallarse una fe verdadera? No hay muchos lugares; solamente en la Iglesia Católica se encuentra la fe verdadera. San Pablo pues nos dice que es la Iglesia Católica la que entrará en apostasía (y lo estamos viendo, ya lo dijo el Papa Pío XI). ¿Y cual es ese templo de Dios (y San Pablo puso "Dios" en mayúsculas, o sea, se refiere al verdadero Dios) en el que se sentará el adversario? Acá tampoco hay mucho para elegir. Y si bien la Iglesia perderá la fe y el adversario se sentará en el templo de Dios, los miembros del mismo (y aquí me refiero a la verdadera Iglesia, la indefectible, al remanente fiel) ya no estarán habitándolo, y si es necesario, volverán a las catacumbas. Y las misas que se celebren en el templo de Dios habitado por el adversario, no serán las misas en donde está presente la sagrada Eucaristía sino la abominación desolaradora. Y eso no lo digo yo, está escrito. La Eucaristía la tendremos que encontrar en celebraciones ocultas, como en los primeros tiempos. En otras palabras, proyecta al mundo lo que está pasando hoy en China. ¿Crees tú que se encuentra la verdadera presencia de Cristo en las misas que se celebran en las iglesias "oficiales", por sacerdotes que antes que obedecer a Dios, obedecen al partido?

-----------------------------------

Cuando digo que la Iglesia es pública quiero decir que es visible, y eso incluye el elemento institucional y jerárquico sin el cual no es la Iglesia de Cristo, Papa incluido, y que sin duda no faltaba en las catacumbas.

No hay ni puede haber “verdadera Iglesia” ni “remanente fiel” fuera de esa estructura jerárquica de la Iglesia en torno al Papa, sucesor de Pedro, y los Obispos, sucesores de los Apóstoles.

El dogma de fe del Concilio Vaticano I dice que siempre habrá un sucesor de Pedro, y por tanto, obviamente que entiende por ello un verdadero sucesor de Pedro, los antipapas no son sucesores de Pedro.

En cuanto a la muerte de la Iglesia, veamos por ejemplo el Catecismo de San Pio X:

“178.- ¿Puede la Iglesia Católica ser destruida o perecer? - No, señor; la Iglesia Católica puede ser perseguida, pero no destruida ni perecer. Durará hasta el fin del mundo, porque hasta el fin del mundo estará con ella Jesucristo, como El lo ha prometido.”

Dice el reconocido manual de Eclesiología de P. Faynel:

“Tesis IX. La Iglesia es indefectible en el cumplimiento de su misión.
Esta tesis es de fe, en el sentido que vamos a precisar ahora.
Con el término de “indefectibilidad” apuntan los teólogos a tres certezas relativas a la Iglesia:
La Iglesia no perecerá.
La Iglesia no desfallecerá.
La Iglesia subsistirá hasta el final tal como Cristo la ha querido y fundado, sin experimentar cambios sustanciales que pudieran equivaler prácticamente a su desaparición.”
(FAYNEL,P., La Iglesia, Ed. Herder, Barcelona, 1974, p. 41)

Ahora bien, la muerte es sin duda un cambio sustancial. Acerca de esos cambios sustanciales en la Iglesia dice además la Enciclopedia Católica (traducción de Google):

“Entre las prerrogativas conferidas a Su Iglesia por Cristo está el don de la indefectibilidad. Por este término se significa, no solo que la Iglesia persistirá hasta el final de los tiempos, sino que además conservará intactas sus características esenciales. La Iglesia nunca puede sufrir ningún cambio constitucional que la convierta, como organismo social, en algo diferente de lo que era originalmente. Nunca se puede corromper en la fe o en la moral; ni puede perder la jerarquía apostólica, ni los sacramentos a través de los cuales Cristo comunica la gracia a los hombres. El don de la indefectibilidad es expresamente prometido a la Iglesia por Cristo, en las palabras en que declara que las puertas del infierno no prevalecerán contra ella. Es evidente que, si las tormentas con las que se encuentra la Iglesia la sacudieran para alterar sus características esenciales y la hicieran diferente de lo que Cristo pretendía que fuera, las puertas del infierno, es decir, los poderes del mal, habrían prevalecido. También está claro que si la Iglesia sufriera un cambio sustancial, ya no sería un instrumento capaz de realizar la obra para la que Dios la llamó a ser.”

http://www.newadvent.org/cathen/03744a.htm

¿En qué sentido entender entonces que la Iglesia acompañará a Cristo en su muerte y su resurrección? Dice el Papa Pio XI en la encíclica Miserentissimus Redemptor, de 1928:

“11. Añádase que la pasión expiadora de Cristo se renueva y en cierto modo se continúa y se completa en el Cuerpo místico, que es la Iglesia. Pues sirviéndonos de otras palabras de San Agustín: «Cristo padeció cuanto debió padecer; nada falta a la medida de su pasión. Completa está la pasión, pero en la cabeza; faltaban todavía las pasiones de Cristo en el cuerpo». Nuestro Señor se dignó declarar esto mismo cuando, apareciéndose a Saulo, «que respiraba amenazas y muerte contra los discípulos» (Hech 91,1), le dijo: «Yo soy Jesús, a quien tú persigues» (Hech 5); significando claramente que en las persecuciones contra la Iglesia es a la Cabeza divina de la Iglesia a quien se veja e impugna. Con razón, pues, Jesucristo, que todavía en su Cuerpo místico padece, desea tenernos por socios en la expiación, y esto pide con El nuestra propia necesidad; porque siendo como somos «cuerpo de Cristo, y cada uno por su parte miembro» (1 Cor 12,27), necesario es que lo que padezca la cabeza lo padezcan con ella los miembros (Ibíd.).”

Es entonces a los miembros de la Iglesia, es decir, nosotros o los que estén vivos en ese momento, que afectará esa participación en la muerte y resurrección de Jesucristo, no a la Iglesia como tal al menos en el sentido de que ello implique algún tipo de cambio sustancial para la Iglesia misma.

Lo mismo hay que decir de la “apostasía” que San Pablo anuncia.

La afirmación de que la Iglesia ha de perder la fe es herética, por ir en contra de la verdad de fe que es la indefectibilidad de la Iglesia.

Si la Eucaristía se sigue celebrando válidamente en la Iglesia, entonces no ha sido “suprimida” ni “quitada”. Pero para eso debe celebrarse en comunión con el sucesor de Pedro.

Saludos cordiales.
17/11/19 8:12 PM
  
claudio
Vale estimado Néstor recordar el Discurso del Santo Padre Juan Pablo II al Tribunal de la Rota Romana de 1991 (en esta parte tan vigente hoy y tan sabiamente anticipada por S. Juan Pablo II.
"Pero el problema de las culturas se ha vuelto particularmente vivo hoy día.
La Iglesia constató esta realidad con renovada sensibilidad durante el Concilio Vaticano II: «Múltiples son los vínculos -afirma la constitución Gaudium et spes- que existen entre el mensaje de salvación y la cultura humana.
Dios, en efecto, al revelarse a su pueblo hasta la plena manifestación de sí mismo en el Hijo encarnado, habló según los tipos de cultura propios de cada época» (n. 58).
En la línea del misterio de la Encarnación, «la Iglesia, al vivir durante el transcurso de la historia en variedad de circunstancias, ha empleado los hallazgos de las diversas culturas para difundir y explicar el mensaje de Cristo en su predicación a todas las gentes, para investigarlo y comprenderlo con mayor profundidad, para expresarlo mejor en la celebración litúrgica y en la vida de la multiforme comunidad de los fieles» (ibid.)

Sin embargo, toda cultura ha de ser evangelizada, es decir, ha de confrontarse con el mensaje evangélico y dejarse penetrar por él: «La Buena Nueva de Cristo renueva constantemente la vida y la cultura del hombre caído, combate y elimina los errores y males que provienen de la seducción permanente del pecado» (ibid.).

Las culturas, decía Pablo VI en la exhortación apostólica Evangelii nuntiandi, «han de ser regeneradas mediante el encuentro con la Buena Nueva» (n. 20)".
18/11/19 12:12 AM
  
Gerardo A. Tovar
Resulta incomprensible que un obispo mexicano escriba algo así, pues además de los errores doctrinales que conlleva, constituye una falta de respeto a los propios pueblos indios mexicanos y una muestra de ignoriancia (¿acaso deliberada?) del proceso de evangelización en estas tierras. En efecto, la inculturación de una cosmovisión trascendente implicó el que los pueblos indios pasaran a concebir los entes de la naturaleza de dioses a obras de Dios. Pero esto implicó también que estos pueblos conocieran y adoptaran la cultura cristiana, fundamentalmente dogma y liturgia. Las tradiciones y ritos nativos pasaron (como en muchas regiones del Viejo Mundo) a formar parte de una rica religiosidad popular. Mestizaje, no sincretismo; inculturación, no interculturalidad. ¿Me puede explicar mons. Arizmendi cómo decir, después de 500 años, a los pueblos indios que ahora resulta que todo su cristianismo está mal? ¿Que los sacrificios humanos y la antropofagia en realidad no eran tan malos? ¿Que hay que deshacer lo andado y estará bien comulgar con tortillas de maíz? ¿Que la Cristiada fue un error y lo correcto son las Guerras Floridas?
18/11/19 6:24 AM
  
Rubén (de Argentina)
Nestor:

No me respondiste lo de la Iglesia en China. ¿Cual es la la Iglesia allí? ¿La oficial? ¿O la que está en la clandestinidad? ¿Te confesarías con algunos de los sacerdotes declarados por el partido? ¿Está la presencia real de Cristo en las "misas" celebradas por esos sacerdotes?

Fui claro en mi comentario. Muy claro. La Iglesia de Cristo permanecerá en el remanente fiel, y por eso es que las puertas del infierno no prevalecerán sobre ella. Por eso la Iglesia es indefectible, porque ha de permenecer (hablando del futuro), pero en unos pocos. En esos pocos, en donde hay Iglesia, la fe se mantiene, se mantendrá incólume. No niego pues (ni nunca lo hice) la indefectibilidad de la Iglesia, y que como Iglesia, debe mantener la fe (sino no podemos darle el nombre de Iglesia). Lo que afirmo es que esa Iglesia será clandestina, tendrá comparativamente pocos miembros, y serán pocos sus sacerdotes. Y afirmo que gran parte de la Iglesia de hoy perderá la fe y dejará de ser Iglesia (al menos en lo material).

Pero que habrá apostasía, que ya hay apostasía, solo un ciego puede negarse a verlo. Si no va a haber apostasía, entonces es mentira lo que dijo Pablo. Y también es falso lo que dijo Cristo: "¿Mas cuando el Hijo del Hombre regrese, hallará fe en la tierra?" Te agradeceré que definas apostasía y que me digas que entiende Pablo por apostasía, porque en tu comentario no me quedó claro. Si hay apostasía, que es pérdida de fe (tal vez tú tienes otro concepto de ella), la tiene que haber en aquellos que la tuvieron. La apostasía no es del mundo (que nunca creyó). La apostasía solo se puede dar en aquellos que han tenido fe. ¿Cómo pueden perder la fe quienes nunca la tuvieron? Y si para perder la fe primero hay que tenerla (lo dije en mi comentario anterior), el único lugar en donde se encuentra fe verdadera es en la Iglesia. Y si tiene que haber apostasía (y la tiene que haber, de lo contrario la Escritura miente) entonces necesariamente una gran parte de la Iglesia perderá la fe. Y esa parte que perderá la fe, dejará de ser Iglesia en lo material, aún cuando en lo formal mantenga su nombre (en lo material ya no será Iglesia sino mundo). ¿Te parece que James Martin tiene fe? El se declara católico pese a que recientemente negó autoridad a la Biblia. Así que serán muchísimos los que abandonarán (no formalmente, sino materialmente) la Iglesia Católica (no lo digo, yo, lo dice la Escritura). Ahora, que no habrá apostasía, que no puede haber apostasía en el remanente fiel (sino no es fiel) y que ese remanente fiel es el que constituye la Iglesia de los últimos tiempos, y que por ende no podemos decir que la Iglesia perderá la fe, sí, por supuesto. Pero eso es jugar con las palabras. Yo me estoy refiriendo y me he referido a que (en los tiempos finales, que no sé cuan lejanos están) muchos, muchísimos de los sacerdotes, obispos, cardenales perderán la fe (e incluso puede que la pierda quien en ese momento sea Papa, dejando automáticamente de ser Papa, quedando otro a cargo del remanente fiel) y que conformarán la impostura religiosa de la que nos habla el Catecismo (y también las Escrituras).

Muchos antipapas fueron declarados tales después de mucho tiempo; y en no pocos casos fueron tenidos por Papas verdaderos. ¿Cómo sabemos que esa eventualidad no se puede repetir en el futuro? Que la verdadera Iglesia (hablando de los tiempos finales), el remanente fiel, siga siempre teniendo una cabeza legítima, no lo niego. ¿Pero dónde está escrito que esa cabeza no puede o no podrá estar nunca en la clandestinidad? Parecería que a ti te resulta imposible creer en la posibilidad futura de la existencia de una Iglesia falsa, pública, y también con una cabeza falsa (ya pasó en la historia, hubo tiempos con más de un Papa; es decir, un Papa verdadero coexisitiendo con falsos Papas, a los que no sería correcto darles el nombre de Papas, pero en esos tiempos, la cosa no estaba tan clara para todos e identificar quien era el verdadero y quienes los falsos).

Y ya para terminar y tener bien en claro a que llama cada uno cada cosa, te agracedería me dijeras porque Cristo dice que vomitará de su boca a la Iglesia tibia. Esa Iglesia tibia que vomitará el Señor, ¿es la indefectible, la incólume, el remanente fiel? ¿Esa Iglesia que vomitará el Señor (y que el mismo llama Iglesia), que Iglesia es? Y si no abuso de tu buena voluntad, te agradecería que explícaras el pasaje en donde Pablo dice que el anticristo se sentará en el Templo de Dios. ¿Cual es ese Templo de Dios? ¿Dónde tiene Dios su Templo? Porque si el anticristo se sentará en el Templo de Dios, la Iglesia (la verdadera, la indefectible, el remanente fiel) no estará allí, no puede estar allí, no puede tener su asiento donde se asienta el maligno. Y si no está en ese Templo, es porque fue expulsada de él, fue expulsada del Templo de Dios. Y la que entonces habitará en ese Templo será una falsa Iglesia. Necesariamente tenemos que hablar de falsa Iglesia, y darle esa denominación, porque si no, no podemos hablar de Templo. Y es esa falsa Iglesia, la pública, la que hará cesar el perpetuo sacrificio. Y es eso, lo que Dios permitirá. Lógicamente, aunque con mucha dificultad, en la Iglesia verdadera, la clandestina, la presencia real de Jesucristo se mantendrá en la Eucaristía, Y el Señor seguirá estando todos los días hasta el fin del mundo. Y digo con mucha dificultad porque ya ha pasado en la historia; lo relata Mons. Schneider cuando nos habla de como no se podía comulgar durante el stalinismo y el comunismo. Y está pasando hoy en la Iglesia de China. Hay una Iglesia oficial en China, y una Iglesia verdadera, clandestina; la fe y la Eucaristía no están en la oficial. Y a ti te resulta imposible extrapolar esa situación a nivel mundial.

Saludos cordiales.

-------------------------------

Me alegro de que ahora digas que no es la Iglesia como tal la que ha perdido o va a perder la fe o a morir, sino una parte de ella. Eso último jamás lo he negado.

Pero tú no decías eso mismo antes: “San Pablo pues nos dice que es la Iglesia Católica la que entrará en apostasía”. “Y si bien la Iglesia perderá la fe y el adversario se sentará en el templo de Dios,”

Lo de la Iglesia en China no viene a cuento. Supuesto que esa Iglesia sea cismática y/o herética, tema en que no entro aquí, es una Iglesia particular, mientras que nuestro tema es la Iglesia universal.

Lo mismo sucede con la Iglesia que el Señor dice en Apocalipsis que va a vomitar, que es la Iglesia de Laodicea.

Y justamente, no se puede “extrapolar” la muerte o apostasía de una Iglesia particular a la Iglesia universal, porque esta última solamente es la que ha recibido del Señor Jesucristo la promesa de la indefectibilidad.

“Extrapolar” de ese modo lleva a la herejía.

En cuanto a la apostasía, sin duda que la habrá, pero no de la Iglesia como tal, sino de muchos en la Iglesia, que es otra cosa totalmente diferente. Y esto ya lo dije en la respuesta al mensaje anterior.

Como se ve, no es juego de palabras hablar de la Iglesia o de parte de la Iglesia, de la Iglesia universal o de Iglesias locales. Al contrario, la recta comprensión de lo que es la Iglesia y de sus propiedades esenciales es lo que ante todo tiene que quedar claro en este tipo de discusiones.

En el tema de la clandestinidad o no no he entrado porque es absolutamente accidental. Con pocos o muchos fieles, en forma pública o clandestina, con mayor o menor dificultad, la Iglesia es la Iglesia mientras esté en comunión con el sucesor de Pedro, y en ese caso conservará todos los elementos que por voluntad de Cristo la constituyen, eso es la indefectibilidad.

En cuanto al Templo de Dios en el que se sentará el Anticristo según 2 Tes 2, 4, muchos lo interpretan en el sentido del templo de Jerusalén, que sería reedificado antes de la aparición del Anticristo.

En todo caso, ninguna interpretación que sea contraria al dogma de la indefectibilidad de la Iglesia puede ser válida.

Este principio sirve en general para toda la Escritura. Como católicos no estamos obligados a entender todos los pasajes de la Escritura, sí a conservar intactos todos los dogmas de fe.

Me parece que en estos tiempos conviene subrayar el principio que dice que la eficacia de los Sacramentos no depende de la santidad de los ministros. Y recordar que el Papa Esteban, contra San Cipriano de Cartago, estuvo en lo correcto al sostener la validez del bautismo administrado por herejes.

Por eso me parece totalmente aventurada la afirmación de que en la Iglesia China oficial no hay Eucaristía válida. La invalidez eucarística es algo que tiene condiciones precisas.

Saludos cordiales.
18/11/19 8:48 PM
  
sofía
Me ha parecido interesante la puntualización que ha hecho a mi comentario, porque realmente la creación no es en sí mala, es el "endiosamiento" que puede hacer el hombre de la creación el que es malo.
En realidad las limitaciones que tiene la creación no son un mal, sino una ausencia transitoria de bien. El mal está en convertir lo limitado e imperfecto en un ídolo, endiosarlo, en vez de considerarlo un medio para llegar al supremo Bien.
Espero haberlo pillado mejor esta vez.
Saludos cordiales

-------------------------------

En efecto, la limitación no es un mal, porque el mal es privación, o sea, carencia de un bien exigido por la naturaleza del ente en cuestión. La ceguera es un mal, pero que un hombre no tenga alas no es un mal.

Y la naturaleza de los entes finitos no exige la Infinitud, al contrario. La finitud, en las creaturas, es una carencia, pero no es una privación.

Las privaciones, en las creaturas, sí son males, y son de dos clases: físicos, como la muerte, o morales, o sea, el pecado. Este último consiste sí, en un sentido, en hacer de lo que debe ser un medio, o un fin intermedio en todo caso, un fin último.

Saludos cordiales.
19/11/19 3:06 AM
  
Rubén (de Argentina)
Nestor:

Te agradezco tu tiempo en contestar mi comentarios. Lo que dije de la Iglesia, lo dije desde el primero de ellos; el problema está en que tú no los entendías o yo no me explicaba bien.

Lo de la Iglesia que vomitará Cristo, no es la Iglesia de Laodicia, esa es tu interpretación (errada, lamento decirlo). Estás acotando el alcance del mensaje del Señor. Porque el mismo termina diciendo: "El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias". Lo que Cristo dice, lo dice a todos. La Iglesia de Laodicea está representando una etapa de la Iglesia en la historia (hay muchos estudios sobre esto y no viene al caso ahora explayarse). Pero aceptemos la hipótesis de que Cristo le dio el mensaje SOLO a la la Iglesia de Laodicea. Y aceptemos también la hipótesis de que los actos de dicha Iglesia ya acontecieron. La cuestión sigue en pie y no la pudiste contestar:

La Iglesia de "Laodicea", ¿es Iglesia de Cristo? El la llama Iglesia. ¿Y porqué la va a vomitar? ¿Qué quiere decir con vomitar? Y si la vomita, ¿deja de ser Iglesia del Señor? Ahí tienes otra prueba más de que dentro de la Iglesia se puede perder la fe y se perderá la fe (o para ser cuidadoso con las palabras, en gran parte de ella), cumpliendose así las profecías de Cristo y de San Pablo, cayendo en la apostasía.

Me alegra que reconozcas que sí, que va a haber apostasía, y dentro de la Iglesia, pero eso no lo decías al principio. Decías que la Iglesia nunca podía apostatar. Y yo dije desde el comienzo (y lo sigo diciendo), que en la Iglesia habrá apostasía, que muchos de los que la integran perderán la fe, que la Iglesia quedará solamente en el remanente fiel. Nunca negué esto; es más, en mi primer comentario escribí: "El remanente fiel permanecerá y Cristo estará con ellos hasta el fin, de modo que las puertas del infierno no prevalecerán sobre la Iglesia del Señor". Está escrito, relee mi primer comentario. Creo que no lo interpretaste en su justa medida, no fui yo quien cambió de opinión. La Iglesia solo permanecerá en el remanente fiel; esa es la Iglesia indefectible, que estará hasta el fin. Pequeña y clandestina, eso sí.

El Templo de Dios no puede ser un nuevo templo que hagan los judíos. No estás aplicando la lógica de todo buen tomista. Porque si es Templo de Dios, para que sea de Dios, en él debe estar habitando la fe de Dios, la fe de San Pablo, la fe verdadera. Y la fe verdadera es la de Cristo, no la que tienen los judíos. Y los judíos recién se convertirán en masa al cristianismo DESPUES de haber aceptado al anticristo. Si los judíos edifican un nuevo templo, y allí ha de habitar el anticristo, el anticristo no se estaría sentando en el templo de Dios. Para que el anticristo se siente en el templo de Dios, se requiere que en él previamente se haya estado adorando a Cristo. No se puede llamar Templo de Dios a ningún templo en donde no se esté adorando a Cristo. ¿O tú consideras que sí, que se le puede dar el nombre de Templo de Dios a un templo en donde no se adore a Cristo? Y si partes de esa premisa, que solo es Templo de Dios donde se adora a Cristo, el anticristo se sentará en donde se adoraba a Cristo. A un tomista le tiene que gustar la lógica. Ahí tienes otra evidencia de la apostasía en que se incurrirá dentro de la Iglesia. El anticristo se sentará en un templo en donde previamente se hubo adorado a Cristo. Y recientemente "vimos algo" sobre el cual escribiste un excelente, un gran y valiente artículo.

Y finalmente, el tema de China. Claro que tiene importancia al tema que estamos desarrollando. Todo esto comenzó cuando dije que en la Iglesia cesará el perpetuo sacrificio y se instituirá la abominación de la desolación. Tú dijiste que nunca la Eucaristía dejará de estar en la Iglesia de Dios. Primero, que si no cesa el continuo sacrificio, entonces las Escrituras mienten. Como las Escrituras no pueden mentir, el error debemos buscarlo en las interpretaciones que le estamos dando a ese pasaje. Segundo, que la Iglesia siempre tenga que existir (y aquí tomemos por Iglesia, la de los últimos tiempos, el remanente fiel), no implica necesariamente que esa Iglesia pueda comulgar. Ha pasado y pasa en la actualidad. Durante el stalinismo y el comunismo en Rusia, el obispo Schneider nos cuenta que pasaban años entre comunión y comunión. Lo mismo pasa hoy en la Iglesia de China. Es muy dificil hoy para lo cristianos en China tener una comunión válida. En los hechos, en la China de hoy se ha suprimido el continuo sacrificio. No puede haber presencia real de Cristo cuando la consagración se produce por manos de "sacerdotes" que han públicamente manifestado que aman más al partido que a Dios. ¿Qué sacerdotes son esos que no cumplen el primer mandamiento? Serán sacerdotes pero no de Cristo. Y si pasa eso hoy en China, si pasó lo que pasó en la Rusia comunista, ¿cómo es que te sorprende que no pueda pasar durante los tres años y medio del reino del anticristo? Si el obispo Schneider nos dice que pasó años sin poder comulgar (no precisó cuantos), ¿que te sorprende que pasen tres años y medio en donde a la Iglesia del Señor le resulte muy dificil comulgar? Y eso es lo que Dios permitirá.

Y si a ti te parece que en la Iglesia oficial china está la presencia real de Cristo, mucho me temo que debes revisar tus criterios. Si yo pronuncio la formula de consagración ante las especies de pan y vino, ¿se producirá la transubstanciación? No. Necesito tener el sacramento del orden, y que sea válido, no sacrílego. Y mal puede un sacerdote recibir válidamente el sacramento del orden (aunque sea el mismo Papa quien se lo otorgue) si en su corazón ama más al partido que a Dios. Si yo me confieso sin tener propósito de enmienda en mi corazón, y aunque un sacerdote (o el mismo Papa) me diga "yo te absuelvo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, ¿es válida esa confesión y esa absolución? NO. Es sacrílega, es inválida. Lo mismo pasa con el sacramento del orden; esos sacerdotes oficiales chinos cometen sacrilegio, su ordenación no es válida, y la consagración que puedan hacer es inexistente. Yo ni comulgaría ni me confesaría con tales sacerdotes. Y menos aún aconsejaría a otros que los hagan. Primero porque podrían estar tragando su propia condenación (no porque en esas hostias esté el cuerpo y la sangre de Cristo, sino porque estén habitadas por demonios) y segundo porque confesarse ante sacerdotes que no guardan el secreto de confesión, es un peligro. ¿Tan seguro estás de que la Iglesia oficial China es válida y del agrado del Señor que comulgarías y te confesarías en ella y aconsejarías a otros a que lo hagan?

Saludos cordiales y gracias por tu tiempo.

--------------------------------

La Iglesia a la que vomitará el Señor en el Apocalipsis es la de Laodicea, porque así lo dice el texto bíblico. “Lo que el Espíritu dice a las Iglesias” es lo que en ese mensaje se dice a esas siete Iglesias de Asia, y no se dice que se las va a vomitar a todas. Y menos aún que va a vomitar a la Iglesia universal.

No veo bien cuál es tu dificultad para entender la distinción entre la Iglesia universal y la Iglesia particular. Como sólo la primera tiene la promesa de la indefectibilidad, los argumentos tomados de las Iglesias locales o particulares no vienen al caso.

Por eso, la Iglesia de Laodicea es Iglesia de Cristo, particular, pero no es la Iglesia de Cristo, la universal. Me parece que no tiene sentido seguir discutiendo algo tan obvio.

Por eso, nunca negué que en la Iglesia pueda haber apostasías, que no es lo mismo que decir que la Iglesia va a apostatar. ¿Es claro, no?

Y sin embargo, dices:

“Me alegra que reconozcas que sí, que va a haber apostasía, y dentro de la Iglesia, pero eso no lo decías al principio. Decías que la Iglesia nunca podía apostatar.”

En definitiva, si no puedes entender la diferencia entre las Iglesias particulares y la Iglesia universal, no podemos discutir.

Por esa misma razón, que la Eucaristía no esté, supongamos, en la Iglesia en China no quiere decir que no esté ni que pueda no estar en la Iglesia sin más, la Iglesia universal. ¿Es claro, o no?

Difícil o no difícil no viene a cuento: la Eucaristía es parte esencial de la Iglesia como tal, y por tanto, no puede faltar en la Iglesia universal.

“La Iglesia quedará solamente en el remanente fiel”. La Iglesia no necesariamente excluye de sí a los pecadores, pero es cierto que por la apostasía uno se separa de la Iglesia.

Pero entonces, no es que la Iglesia quede en el remanente, sino que ese remanente queda en la Iglesia. La Iglesia es más que la suma de los fieles. Es el Cuerpo de Cristo, que incluye a los bautizados y fieles. No es la Iglesia la que está en nosotros, somos nosotros los que estamos en la Iglesia.

¿El Templo de Dios no puede ser aquel en el que no está la fe verdadera, pero sí puede ser aquel en el que se sienta el Anticristo junto con la falsa Iglesia? ¿Va a seguir estando ahí la fe verdadera? Me parece que no ves toda la dificultad de ese pasaje.

“No se puede llamar Templo de Dios a ningún templo en donde no se esté adorando a Cristo.” ¿Y se va a seguir adorando a Cristo cuando el Anticristo esté sentado ahí, junto con la falsa Iglesia? ¡Hablando de lógica!

Sin duda, el texto dice que el Anticristo se sentará en el templo de Dios, pero no dice cuál será ese templo, y las hipótesis al respecto son todas complicadas, como se ve.

Sobre la Iglesia China no dije ni que sí ni que no a la cuestión acerca de si tienen Eucaristía válida, etc. Dije simplemente que es una cuestión que requiere criterios teológicos precisos y que no puede resolverse a corazonadas.

Saludos cordiales.
20/11/19 3:26 PM
  
Rubén (de Argentina)
Nestor:

Empecemos de atrás para adelante, me dices:

Sobre la Iglesia China no dije ni que sí ni que no a la cuestión acerca de si tienen Eucaristía válida, etc. Dije simplemente que es una cuestión que requiere criterios teológicos precisos y que no puede resolverse a corazonadas.
No se trata de corazonadas, se trata de aplicar la lógica y los dogmas. ¿Te parece que no es importante saber cuando y en qué condiciones hay o no Eucaristía? Porque si no sabemos si hay presencia real de Cristo en los oficios de la Iglesia oficial china, entonces tampoco lo sabremos en ningún caso. Es dogma de fe que únicamente el sacerdote ordenado válidamente posee el poder de consagrar. ¿Y quien es el sacerdote ordenado válidamente? Es también dogma de fe que para recibir digna o fructuosamente los sacramentos, se requiere disposición moral en todo aquel que ha llegado al uso de razón. Esto quiere decir que los sacerdotes de la Iglesia oficial china, que aman más al partido que a Dios (de hecho, no lo aman ni creen en Él) han recibido infructuosamente, sacrílegamente, el sacramento del orden (así se los haya conferido el Papa) y no tienen facultad de consagrar. Acá no hay corazonadas. Es pura aplicación del dogma. De hecho, en la China de hoy los fieles católicos tienen enormes dificultades (cuando no se ven en la imposibilidad) de tomar la comunión. El gobierno chino ha hecho cesar el continuo sacrificio en la faz pública (solo puede ser encontrado en la clandestinidad). Y esto que se da hoy en la Iglesia china, afirmo que se dará en el mundo entero. En la faz pública, será imposible acceder a una misa válida. Cumpliendose así las Escrituras: "...hará cesar el continuo sacrificio".

Me dices también:

“No se puede llamar Templo de Dios a ningún templo en donde no se esté adorando a Cristo.” ¿Y se va a seguir adorando a Cristo cuando el Anticristo esté sentado ahí, junto con la falsa Iglesia? ¡Hablando de lógica!
Veo que leiste muy por arriba mi comentario. La cita completa es:

No se puede llamar Templo de Dios a ningún templo en donde no se esté adorando a Cristo. ¿O tú consideras que sí, que se le puede dar el nombre de Templo de Dios a un templo en donde no se adore a Cristo? Y si partes de esa premisa, que solo es Templo de Dios donde se adora a Cristo, el anticristo se sentará en donde se adoraba a Cristo.
Utilicé el pretérito imperfecto de "adorar"; el anticristo se sentará donde se adoraba a Cristo, no donde se lo está adorando. Y hablando de la Iglesia, dije también en un comentario anterior lo siguiente:

Y si no está en ese Templo, es porque fue expulsada de él, fue expulsada del Templo de Dios. Y la que entonces habitará en ese Templo será una falsa Iglesia.
Sí, me mantuve en la lógica y continué rectamente mi línea de argumentación, no hay ninguna contradicción. Y habiendo establecido eso, entonces:

1. No es posible llamar Templo de Dios, a un Templo en donde no se adore a Cristo (si tu piensas otra cosa te agredeceré tu demostración).
2. Si el anticristo se ha de sentar en el Templo de Dios, tiene que —necesariamene— sentarse en un Templo en donde se haya estado adorando a Cristo.
3. Si el anticristo se sienta en el Templo de Dios, en ese templo, en que se adoraba a Cristo, se deja de adorar a Cristo (esa es la humillación que quiere inflingir Satanás).

De modo que si queremos interpretar correctamente las palabras de San Pablo no podemos decir que el Templo de Dios será uno que construirán los judios. Tiene que ser un Templo existente. Porque los judios precisamente recibirán al anticristo y solo después se convertirán en masa al cristianismo (está en las Escrituras, no lo digo yo).

Me dices también:

¿El Templo de Dios no puede ser aquel en el que no está la fe verdadera, pero sí puede ser aquel en el que se sienta el Anticristo junto con la falsa Iglesia? ¿Va a seguir estando ahí la fe verdadera? Me parece que no ves toda la dificultad de ese pasaje.
No hay dificultad ninguna en entender el pasaje si nos apegamos a la lógica. Los tiempos verbales que utilicé en mi comentario son importantes para poder entenderlo. ¿Te parece que podemos llamar Templo de Dios a un templo en donde no está la fe verdadera? Lo dijo San Pablo, no Mahoma. Si San Pablo llamó Templo de Dios a un lugar en donde no está la verdadera fe, entonces San Pablo enloqueció cuando escribió ese pasaje. Y escribió "Dios" con mayúsculas para que no quedasen dudas. Porque si no es así, entonces también son templos de Dios las mezquitas, cualquier santuario, las sinagogas, etc., etc. Ahí no habita Dios. Y efectivamente, el anticristo se sentará en el Templo en donde ESTABA la fe verdadera. Esa es la humillación que pretende inferirle a Dios el maligno; lo dice la Escritura: "ostentándose a sí mismo como si fuera Dios". Si la única fe verdadera es el catolicismo, para que la humillación que pretende imponer Satanás tenga asidero, se tiene que sentar en un templo católico. ¿Humillaría a Dios si el anticristo se sentara en una mezquita, por más importante que sea? No. Porque cuando Pabló habla de Dios, habla de la Santísima Trinidad, y habla de Cristo como Dios. Y cuando Pablo dice Templo de Dios, está diciendo también Templo de Cristo. Y cuando más importante sea ese templo, más grande la humillación a Dios y más grande la soberbia y la ostentación de la que hará gala el maligno. El pasaje no entraña ninguna dificultad empleándo la lógica y el recto juicio. Y te hago una pregunta, ¿puede sentarse el anticristo en el Vaticano? ¿hay algún dogma de fe que diga lo contrario? Ya ha habido Papas legìtimos que no estuvieron en Roma ejerciendo su pontificado (los llamados Papas de Avignon). ¿Es imposible que un antipapa (ya los ha habido en la historia de la Iglesia), en este caso el anticristo, se siente en el Vaticano y que el Papa verdadero ejerza el oficio petrino desde otro lugar? ¿Hay algún dogma que diga que eso es imposible?

Me dices también:

“La Iglesia quedará solamente en el remanente fiel”. La Iglesia no necesariamente excluye de sí a los pecadores, pero es cierto que por la apostasía uno se separa de la Iglesia.

Pero entonces, no es que la Iglesia quede en el remanente, sino que ese remanente queda en la Iglesia. La Iglesia es más que la suma de los fieles. Es el Cuerpo de Cristo, que incluye a los bautizados y fieles. No es la Iglesia la que está en nosotros, somos nosotros los que estamos en la Iglesia.
De acuerdo, nada que objetar; tu forma de redacción es la más apropiada para expresar ese punto.

Respecto de esto otro:

Por esa misma razón, que la Eucaristía no esté, supongamos, en la Iglesia en China no quiere decir que no esté ni que pueda no estar en la Iglesia sin más, la Iglesia universal. ¿Es claro, o no?

Difícil o no difícil no viene a cuento: la Eucaristía es parte esencial de la Iglesia como tal, y por tanto, no puede faltar en la Iglesia universal.
No niego que la Eucaristía es parte esencial de la Iglesia. Pero ¿hay un dogma de fe que diga que la Eucaristía estará siempre? Una cosa es que esté Cristo con nosotros para siempre (y Cristo no es únicamente Eucaristía), y otra cosa, que su sacrificio, se repita ininterrumpidamente hasta su segunda venida. Sostengo lo que dije en mi respuesta a tu comentario sobre la Iglesia en china: En la faz pública. y en este caso a nivel mundial, será imposible acceder a una misa válida. Y en la clandestinidad será con muchísima dificultad, cuando no imposible. Monseñor Schneider, en su respuesta al obispo Kräutler (quien defendía la ordenación de los "viri probati"), decía lo siguiente:

No es necesario recurrir al truco de dramatizar el “hambre eucarística” o la falta de celebraciones eucarísticas, porque para salvarse no es necesario recibir la Santa Eucaristía, sino la Fe, la oración y una vida conforme a los Mandamientos de la Ley de Dios.

Si durante un largo período de tiempo y por causa de la falta de sacerdotes los católicos no pudieran recibir la Sagrada Comunión, entonces sería necesario enseñarles a practicar la comunión espiritual, que tiene una gran fuerza y un gran efecto espiritual. Los Padres del Desierto, por ejemplo, vivieron durante años sin la Eucaristía y alcanzaron una gran unión con Cristo. Durante años mis padres y yo mismo no pudimos recibir la Santa Comunión en la Unión Soviética. Pero hacíamos siempre la Comunión espiritual, que nos dio mucha fuerza y consolación. Cuando después llegaba un sacerdote y podíamos confesarnos, participar del santo Sacrificio de la Misa y recibir la Sagrada Comunión sacramentalmente, era entonces una verdadera fiesta y nosotros experimentábamos de un modo muy profundo y alegre cuan preciosos son el don del sacerdocio y el don de la Eucaristía.
Ya ves, es posible una vida perfectamente cristiana, aún sin Eucarístía, cuando no podemos comulgar no por falta nuestra. He resaltado el pasaje Si durante un largo período de tiempo y por causa de la falta de sacerdotes porque me parece notable: el obispo Schneider nos habla primero de un largo período. No se cuan largo es el tiempo a que se refiere el obispo; lo que sí sabemos es que el reinado del anticristo durará tres años y medio y perfectamente puede estar comprendido en el plazo aludido por el obispo. En segundo lugar, el obispo nos habla de la falta de sacerdotes católicos. Y aquí otra vez toma importancia el tema de la Iglesia China y de los falsos sacerdotes allí ordenados. Si el sacramento del orden se recibe infructuosamene, cualquier ordenación será inválida, sacrílega y no habrá misa verdadera. Y no va a ser fácil hallar a un sacerdote válidamente ordenado durante la gran apostasía. Porque no nos olvidemos, dentro de la Iglesia Católica se dará una gran apostasía.

Dejemos para otro momento el tema de la Iglesia de Laodicea :)

Saludos cordiales

-----------------------------------

No he hecho más que sacar las conclusiones lógicas de lo que dices:

"No se puede llamar Templo de Dios a ningún templo en donde no se esté adorando a Cristo."

O en tu nueva versión, que dice lo mismo: "No es posible llamar Templo de Dios, a un Templo en donde no se adore a Cristo"

Pues bien, cuando el Anticristo esté sentado en el Templo, y rodeado de la falsa iglesia, sin duda que allí no se adorará ni se estará adorando a Cristo.

Por tanto, no podrá ser llamado Templo de Dios. Q.E.D.

Si luego dices que sí se puede llamar Templo de Dios a un templo en el que no se está adorando a Cristo, pero se lo había adorado antes, es simplemente que te contradices.

No es que yo no cite tu pensamiento completo, sino que tu pensamiento completo es contradictorio.

Y si Templo de Dios puede ser el lugar donde no se adora y no se está adorando a Cristo, entonces puede ser el templo de Jerusalén reconstruido, o cualquier otra cosa.

Si sigue existiendo la Iglesia, siguen existiendo los Obispos en comunión con el Papa, y sigue habiendo ministros ordenados, y entonces, sigue habiendo Eucaristía, porque ¿cómo no iban a poder celebrarla, aunque sea en forma clandestina y con dificultades? Para eso seria necesario que ya no hubiese ministros ordenados, y eso sí que iría contra la indefectibilidad de la Iglesia.

Para la validez de la ordenación sacerdotal se requiere solamente que se trate de un bautizado, varón, que libremente accede al Sacramento con la intención de ordenarse sacerdote.

La misma vocación sacerdotal, así como el estar confirmado y tener una vida digna, ciencia, etc., se pide solamente para la licitud, no para la validez.

Lo que dice Mons. Schneider ocurrió en una Iglesia local, mientras en el resto de la Iglesia se seguía celebrando la Eucaristía sin problemas. Eso no pone en cuestión la indefectibilidad de la Iglesia universal, como sí la pondría en cuestión la imposibilidad de celebrar la Eucaristía en la Iglesia universal, por lo que acabo de decir.

Es decir, es la famosa "extrapolación" de lo que sucede en la Iglesia local a la Iglesia universal la que sí pone en cuestión la indefectibilidad de la Iglesia.

Saludos cordiales.
21/11/19 6:53 PM
  
Rubén (de Argentina)
Nestor:

"No se puede llamar Templo de Dios a ningún templo en donde no se esté adorando a Cristo."

O en tu nueva versión, que dice lo mismo: "No es posible llamar Templo de Dios, a un Templo en donde no se adore a Cristo"

Pues bien, cuando el Anticristo esté sentado en el Templo, y rodeado de la falsa iglesia, sin duda que allí no se adorará ni se estará adorando a Cristo.

Por tanto, no podrá ser llamado Templo de Dios. Q.E.D.
No, no está demostrado. En todo caso lo que demuestras es que no estás creyendo en las palabras de San Pablo que nos dice (lo dice San Pablo, apostol del Señor, no yo) que el anticristo se sentará en el Templo de Dios.

... el adversario, el que se ensalza sobre todo lo que se llama Dios o sagrado, hasta sentarse el mismo en el templo de Dios, ostentándole como si fuera Dios.
—2 Tesalonicenses 2:4
Con tu argumentación, (que en realidad es un paralogismo —y lo demostraré), lo que único que queda de manifiesto es que el anticristo no puede sentarse en el Templo de Dios. Cualquiera que te lee concluye eso. Y esa conclusión es contraria a las Escrituras; ellas te dicen que tu argumentación está errada (no te lo digo yo, la simple contrastación entre las Escrituras y lo que defiendes, dice que no estás en posesión de la verdad).

La argumentación correcta, y repito lo que dije porque es exacto, es la siguiente:

1. Templo de Dios es aquel en donde se adora a Dios y a Cristo. Si no es así, entonces tú tienes otro Dios distinto del que tenemos los católicos.
2. El anticristo, conforme a la palabra de Dios, se sentará en el Templo de Dios. Esto no está en discusión. Quien niegue esto, incurre en herejía.
3. El Templo de Dios, en el que se sentará el anticristo, DEJARÁ DE SER TEMPLO HABITADO POR DIOS HASTA QUE SEA PURIFICADO (lo dicen las Escrituras). Pero no deja de ser Templo de Dios. Pasa a ser Templo de Dios profanado. De la misma forma en que la Eucaristía no deja de ser Eucaristía, aunque un sacrílego la profane. ¿Qué le dijo Cristo a los mercaderes del templo? "Mi casa será llamada casa de oración pero vosotros la habeis hecho cueva de ladrones". ¿Que cosa fue hecha cueva de ladrones? Y si los mercaderes del templo pudieron hacer de la casa del Señor una cueva de ladrones, de que te sorprende de que el anticristo haga del Templo de Dios su trono?

Y lo dije antes, pero no lo entendiste. Evidentemente mi redacción no es buena. Dije que la Iglesia sería expulsada del Templo de Dios. Y dije también que habitará allí una falsa Iglesia. Una falsa Iglesia en el Templo de Dios, regida por el anticristo, Templo de Dios en el que no volverá a habitar Dios hasta que no sea purificado. Te transcribo la cita de Daniel:

Hasta dos mil trescientas tardes y mañanas; luego el santuario será purificado.
—Daniel 8:14
"Dos mil trescientas tardes y mañanas", el tiempo del reinado del anticristo. Y luego el Templo será purificado, y habitará otra vez allí Dios. Es palabra de Dios.

Lo que tú has afirmado es que es imposible que el anticristo se siente en el Templo de Dios. Las Escrituras dicen otra cosa. Lamento decírtelo pero no demostraste nada; solo un paralogismo y no de los muy buenos. Lo que tú dices es: si alquien pone su pie izquierdo en su zapato derecho y lo puede calzar, entonces el pie izquierdo no está calzado en el zapato derecho, sino que tiene que estár calzado en el zapato izquierdo. No. Que alguien haya podido calzar su pie izquierdo en el zapato derecho no le quita al zapato derecho su condición de tal. Que el anticristo profane el Templo de Dios, no le quita tal condición a su Templo. Y como es SU Templo (y como es suyo, hace con él lo que quiere, incluso permitir que lo profanen), Dios, después de purificarlo, lo volverá a habitar. Demostrando así que ES SU TEMPLO, y que el triunfo del anticristo fue en realidad aparente y efimero.

Si luego dices que sí se puede llamar Templo de Dios a un templo en el que no se está adorando a Cristo, pero se lo había adorado antes, es simplemente que te contradices.
No, no pongas en mi boca palabras que no dije. Eso es apelar a la falacia del hombre de paja. Dije todo lo contrario. Y no una, sino muchas veces. Templo de Dios es aquel en donde se adora a Cristo. En ningún momento me contradije. La única contradicción la encontramos entre lo que tu defiendes y lo que dice la Biblia.

1. El anticristo se sienta en el Templo de Dios.
2. Cuando el anticristo se sienta en el Templo de Dios, la verdadera Iglesia que en ese Templo adoraba a Cristo, es expulsada de la misma.
3. En el Templo de Dios, sin dejar de ser Templo de Dios, se deja de adorar a Cristo, para pasar a adorar al anticristo, quedando así profanado.
4. El Templo de Dios volverá a ser habitado por Dios, una vez que sea purificado.

Ninguna contradicción; repito, la única contradicción la encontramos en tu afirmación de que el anticristo no se sentará en el Templo de Dios.

Y si Templo de Dios puede ser el lugar donde no se adora y no se está adorando a Cristo, entonces puede ser el templo de Jerusalén reconstruido, o cualquier otra cosa.
De nuevo incurres en la negación de las Escrituras. Templo de Dios es el lugar en donde se adora a Dios y a Cristo, PREVIAMENTE, al advenimiento del anticristo. Si no, no es Templo de Dios. Es herético afirmar como tú lo estás haciendo que Templo de Dios puede ser cualquier cosa. No. Templo de Dios solo puede ser una cosa, el lugar donde se adora a Cristo, EL LUGAR DONDE SE ADORABA A CRISTO PREVIO A LA LLEGADA DEL ANTICRISTO. Y en ese lugar donde —PREVIAMENTE AL ADVENIMIENTO DEL ANTICRISTO— se adoraba a Cristo, se dejará de adorar al Señor. Y en ese Templo, en que antes se adoraba a Cristo, se pasará a adorar al anticristo, profanandolo. Es más, en realidad se profanarán todos los templos de Dios, todas las Iglesias, pero el anticristo tendrá su asiento en la más importante de todas ellas.

Si sigue existiendo la Iglesia, siguen existiendo los Obispos en comunión con el Papa, y sigue habiendo ministros ordenados, y entonces, sigue habiendo Eucaristía, porque ¿cómo no iban a poder celebrarla, aunque sea en forma clandestina y con dificultades? Para eso seria necesario que ya no hubiese ministros ordenados, y eso sí que iría contra la indefectibilidad de la Iglesia.
Veo que no respondiste a mi inquietud. Te vuelvo a formular la pregunta:

¿Puede sentarse el anticristo en el Vaticano? ¿hay algún dogma de fe que diga lo contrario? Ya ha habido Papas legìtimos que no estuvieron en Roma ejerciendo su pontificado (los llamados Papas de Avignon). ¿Es imposible que un antipapa (ya los ha habido en la historia de la Iglesia), en este caso el anticristo, se siente en el Vaticano y que el Papa verdadero ejerza el oficio petrino desde otro lugar? ¿Hay algún dogma de fe que diga que eso es imposible?

Por lo demás, ¿qué dijo Cristo en la Última Cena cuando instituyó la Eucaristía? "Haced esto en conmemoración mía". Y si el anticristo que se ha de sentar en el Trono de Dios (lo dice la Escritura), que se ensalzará sobre todo lo que se llama Dios o sagrado, que el mismo se ostentará como si fuera Dios (lo dice la Escritura), ¿cómo piensas que permitirá que se conmemore a Cristo? Si lo permite, entonces es mentira que se ensalzará sobre todo lo que se llama Dios o sagrado y que se ostentará como si fuera Dios.

No es exacto lo que dices respecto de la consagración de los sacerdotes. Estás negando un dogma de fe. En el capítulo X de los Dogmas Católicos (Dios Santificador), Subcapítulo 1 (De los Sacramentos en general), punto 11 dice textualmente lo siguiente:

11.-Para recibir digna o fructuosamente los sacramentos, se requiere disposición moral en todo aquel que ha llegado al uso de razón.
Habla en plural (sacramentos, incluye por lo tanto el Sacramento del Orden) y habla de recepción digna o fructuosa. No bastan las condiciones que tú citaste para una ordenación válida; esa es condición necesaria, pero no suficiente. Un masón infiltrado, un comunista infiltrado, que se unió a la Iglesia para combatirla desde adentro, que no cree en Cristo (los masones son luciferinos), así fuera ordenado por el mismo Papa, es un falso sacerdote. Lo que afirmaste es erróneo, estás desconociendo un dogma de fe.

¿Crees en los mensajes de la Virgen de Fátima? ¿Crees en lo que dijo Nuestra Señora en su tercer mensaje? Me refiero al mensaje que leyó el Cardenal Sodano el 13 de mayo de 2000. ¿Crees que es una revelación válida y que le podemos dar crédito? Lo pregunto porque en dicho mensaje, la Virgen dice que morirá el Obispo de blanco, y que lo seguirán los otros sacerdotes, religiosos y religiosas y diversas personas seglares, hombres y mujeres de diversas clases y posiciones.

La Iglesia es indefectible. La Iglesia será. Pero la Iglesia del Señor en los tiempos del Anticristo será pequeña, será clandestina, será con pocos sacerdotes, será con un Papa que ejercerá su oficio no a la luz pública. Será una Iglesia con un Papa perseguido, y será una Iglesia con un Papa martirizado. Será una Iglesia expulsada de sus templos actuales, los cuales pasarán a ser ocupados por una falsa iglesia, con falsos ministros, ministros del anticristo. Será una Iglesia con sus templos profanados hasta que Dios los purifique. Será una Iglesia en donde la Eucaristía no estará presente en ninguno de los templos públicos, y solo podrá encontrarse con muchísima dificultad, clandestinamente.

Saludos cordiales.
22/11/19 7:39 PM
  
Néstor
Puedo perfectamente aceptar que el Anticristo se va a sentar en el Templo de Dios, porque lo dice el Apóstol, y al mismo tiempo confesar que no sé a qué templo de Dios se refiere ahí el Apóstol, así como encontrar defectuosas las interpretaciones que se me ofrezcan.

Por eso, si prestas atención, verás que hablo con condicionales: "Si el Templo de Dios es tal cosa, entonces..." En ese mismo sentido, Santo Tomás dice que si el hombre es un asno, es irracional, y no está diciendo que el hombre sea un asno.

Por eso mismo yo no afirmo nada acerca de ese Templo de Dios, ni que sea ni que no sea esto o aquello, simplemente manejo las diversas interpretaciones que se me presentan de esa expresión y expongo las dificultades que se siguen de ellas.

Porque ante todo ¿se está refiriendo a algún edificio determinado? ¿Cuál y porqué? ¿Y los otros no son templo de Dios, entonces? ¿Se está refiriendo a todas las Iglesias católicas? ¿Porqué entonces dice en singular "el Templo de Dios"?

¿El Vaticano es el Templo de Dios? ¿No es más bien el Estado temporal que sirve de asiento a Santa Sede? Además ¿el Anticristo entonces sólo se sentará en las iglesias que estén en el Vaticano?

El Estado del Vaticano, por otra parte, existe recién desde el pacto de Letrán con Mussolini, y no es para nada dogma de fe que exista todavía en el tiempo en que aparezca el Anticristo.

Y sobre todo, ¿dónde ha definido la Iglesia como dogma de fe alguna de esas interpretaciones del pasaje de San Pablo, para que negarla o ponerla en duda sea herejía?

En cuanto a la consagración de los sacerdotes, una cosa es que sea válida, y otra que sea digna y fructuosa. Para la validez hace falta solamente lo que dije en el comentario anterior.

Esto es lo que dicen los manuales de teología en la parte que habla del Sacramento del Orden, así que estás discutiendo un tema que ignoras y sobre esa base estás repartiendo anatemas.

¿Puede haber un Antipapa en el Vaticano y un Papa legítimo en otra parte? Supongamos que sí. ¿Pueden todos los Cardenales y Obispos del mundo reconocer como Papa legítimo a un Antipapa? Ahí estaría comprometida la infalibilidad de la Iglesia, que se extiende también a los "hechos dogmáticos", entre los cuales se encuentra la legitimidad del Papa en ese momento reinante.

¿Esa totalidad de los Obispos y Cardenales tiene que ser matemática, o alcanza con que sea moral? Jamás la Iglesia ha pedido la totalidad matemática de los Obispos, por ejemplo, para que un Concilio sea Ecuménico, alcanza con una totalidad moral.

Por otra parte, no es buena teología mezclar la Revelación pública con revelaciones privadas, por más que estén aprobadas por la Iglesia. Lo único que obliga a la fe de los bautizados y lo único contra lo cual se puede ser hereje es la Revelación pública, que terminó con la muerte del último Apóstol y que se trasmite por la Escritura y la Tradición, bajo la interpretación del Magisterio de la Iglesia.

Es más, "dogma de fe", propiamente hablando, es solamente la verdad que es revelada por Dios, y que la Iglesia enseña como tal, por su Magisterio extraordinario (Papa "ex cathedra" o Concilio Ecuménico que define un dogma) o por el Magisterio ordinario y universal de los Obispos.

No son por tanto dogmas de fe las interpretaciones que alguien pueda hacer de un pasaje bíblico.

En definitiva: ante todo es muy poco lo que sabemos a ciencia cierta de cómo será la situación de la Iglesia cuando venga el Anticristo, y las especulaciones de futuro sobre temas de detalle no pueden nunca estar al mismo nivel que las verdades incuestionables de la fe, una de las cuales es la indefectibilidad de la Iglesia.

Saludos cordiales.
24/11/19 3:28 PM
  
Rubén (de Argentina)
Nestor:

Primero que nada, gracias por tu tiempo. Tienes tus obligaciones y me doy cuenta de que todas estas respuestas te roban tiempo que tienes que dedicarles a ellas. Así que gracias otra vez por tus respuestas.

Dicho lo anterior, algunas cosas, que me dices:

Porque ante todo ¿se está refiriendo a algún edificio determinado? ¿Cuál y porqué? ¿Y los otros no son templo de Dios, entonces? ¿Se está refiriendo a todas las Iglesias católicas? ¿Porqué entonces dice en singular "el Templo de Dios"?

¿El Vaticano es el Templo de Dios? ¿No es más bien el Estado temporal que sirve de asiento a Santa Sede? Además ¿el Anticristo entonces sólo se sentará en las iglesias que estén en el Vaticano?
Justamente me referí a eso en mi último comentario. Exactamente dije lo siguiente:

Es más, en realidad se profanarán todos los templos de Dios, todas las Iglesias, pero el anticristo tendrá su asiento en la más importante de todas ellas.
Así que el anticristo y su falsa iglesia tomarán posesión de todos los templos públicos y la Iglesia verdadera estará en la clandestinidad. Y el anticristo se sentará en el más importante de los Templos de Dios. Pero veo por tu última respuesta en que ambos somos de la opinión de que el anticristo tomará posesión del Templo de Dios. Que digas que no sabes cual puede ser ese Templo no es irrazonable y yo (ni nadie) puede afirmar categoricamente que sea este o aquel. Lo que sí puedo decir, es que tiene que ser un Templo en el que se adore (o mejor dicho, se haya estado adorando) a Cristo. Puede ser un templo que se construya a futuro; lo que no puede ser es que ese Templo lo construyan los judíos o aquellos que no creen en Cristo. Porque los judíos recibirán al anticristo y luego de ello, recien se convertirán en masa al cristianismo. Y si el anticristo habita un Templo en el que no se haya adorado a Jesús, ¿entonces que necesidad de purificación del mismo habría? Nunca estuvo consagrado a Dios.

Cuando dije Vaticano, sí, me expresé incorrectamente, quise significar si era posible que el anticristo se sentará en la Basílica de San Pedro. Independientemente de cuando fue erigida.

En cuanto a la consagración de los sacerdotes, si no es fructuosa, no es válida. Si la consagración no es fructuosa, no tiene fruto. El dogma pertinente se aplica a todos los sacramentos. Hay dogmas particulares para cada uno de los sacramentos y hay dogmas generales que se aplican a todos ellos. De la misma forma en que no es válida una confesión si no la hago con propósito de enmienda (es una confesión sacrílega), tampoco es válida la consagración para aquellos que no tengan disposición moral. Respecto de los manuales de teología, ¿qué manual? ¿qué autor? Te agradeceré que cites las fuentes. Yo cité el dogma de fe. Y el dogma de fe está por encima de cualquier argumento "ad verecundiam". A ti si un manual te dice una cosa y el dogma te dice otra, ¿a quien le crees? El cardenal Kasper, el teólogo favorito de Francisco, escribió un libro en donde niega los milagros de Jesús. ¿Y? ¿Le voy a creer a Kasper o a lo que dijo el Concilio Vaticano I? ¿Cómo puede ser válida una ordenación infructuosa? Es un oximoron. No, Nestor. Para que todos los sacramentos sean recibidos válidamente, debe haber disposición moral por parte del que los recibe. Porque sostener que una ordenación es válida si no hay disposición moral de parte del que la recibe, es lo mismo que decir que basta que el lobo se vista de oveja para que se convierta en oveja. ¿O a ti te parece que basta que el lobo se vista de oveja para que se convierta en oveja? Cristo dijo otra cosa. Cristo dijo que no se podía servir a dos señores. Cristo dijo que el que no recolectaba con Él, desparramaba. Cristo dijo que aquel que no lo amara por sobre todas las cosas, no era digno de Él. Y un masón, que presta adoración a Satanás, y que se infiltró en la Iglesia para tratar de combatirla desde adentro, nunca su ordenación será válida. ¿Cómo puede ser sacerdote de Cristo, quien reconoce como su rey y señor al maligno? ¿Cómo puede ser sacerdote de Cristo aquel que primero que todo jura su obediencia al partido comunista antes que a Dios?

Respecto de que todos los cardenales y obispos reconozcan como Papa a un antipapa, claro que no; si lo planteo así, sería una herejía de mi parte. Si TODOS los obispos y cardenales se ponen a la orden de un antipapa, entonces no hay Papa legítimo (nadie lo reconoce). No. De hecho, mi pregunta está formulada planteando la existencia de un Papa legítimo y un antipapa. En una coexistencia de ambos (en realidad, indica la existencia de dos Iglesias, la verdadera y la del anticristo), los obispos y cardenales que se encuentren iluminados por el Espíritu Santo acatarán la conducción del Papa, en tanto que los otros, la del antipapa. Hubo antipapas (y muchos) en la historia de la Iglesia a los que muchos cardenales y obispos le declararon su obediencia. Así que no sería una situación nueva en la Iglesia, algo que nunca se dio antes.

Respecto de la revelación privada, no sé si es mala teología mezclar revelaciones privadas y públicas. Depende de qué revelación privada. Y la revelación de Fátima, no es la de Medjugorje; ha sido reconocida por la Iglesia. Y yo sería un mal hijo de Nuestra Señora, si no presto atención a sus mensajes (y vaya mensajes, acompañados de un milagro portentoso, como para que no queden dudas respecto de Quien lo estaba entregando). Sí, lo dije en uno de mis comentarios, que los católicos solo estamos obligados a creer en la revelación pública. Pero el caso de Fátima es único, por el mensaje, y por los signos que lo acompañaron. Te pregunté si creías (puedes no hacerlo y sin culpa) porque la Virgen nos habla allí de un Papa martirizado, primero él, y después lo siguen multitud de obispos, sacerdotes y laicos. La Virgen nos está hablando de una Iglesia perseguida (como la de los primeros tiempos) con todo lo que ello conlleva.

Si, la indefectiblilidad de la Iglesia no está puesta en duda. Lo dijo Cristo. Y punto. Pero que la Iglesia sea indefectible, no implica que en los tiempos del anticristo, tenga que ser pública (yo digo que estará en la clandestinidad), grande (yo digo que será una Iglesia reducida, producto de la gran apostasía que se producirá dentro de ella), con muchos sacerdotes (yo digo que serán pocos, proporcional al número de fieles). Y por todo ello, que la Eucaristía no estará en la faz pública y que será dificil al católico fiel acceder a ella en la clandestinidad. Por supuesto, que cuando ocurrirá esto, no lo sabe nadie, solo Dios. Pero por las señales que estamos viendo, no parecería que el tiempo esté muy lejano (me puedo equivocar, conjeturo nada más, pero no lo veo mucho más allá de dos o tres décadas)

------------------------------------------

Eso de que todas las iglesias (se entiende, todos los templos católicos) estarán al servicio del Anticristo no veo cómo sea compatible con el hecho de que se seguirá celebrando válidamente la Eucaristía. Porque si hay Papa, Obispos y Sacerdotes fieles capaces de consagrar válidamente, seguramente que también consagrarán algún lugar para que sirva de templo, aunque se celebre en forma clandestina.

Por otra parte ¿por qué en forma clandestina? Eso sería solamente si el Estado mismo estuviese también en poder del Anticristo. Concediendo que haya de ser así en los últimos tiempos, ciertamente que hoy por hoy la cosa no va por ahí, dada la “laicidad” recalcitrante del Estado moderno, y dado que según dices el Anticristo va a ser un líder religioso. Se puede pensar en un Nuevo Orden Mundial formalmente “laico” que prohíba a la Iglesia verdadera y proteja a la falsa, pero para eso parece que hace falta un gobierno mundial y eso no parece pensable para un futuro próximo. Además ahí el Anticristo haría solamente el papel del Falso Profeta. En un Estado como los actuales, cualquiera puede poner en el garaje de su casa el templo que quiera de la religión que quiera, públicamente, quiero decir.

Con la Basílica de San Pedro pasa lo mismo que con el Vaticano: no es dogma de fe que siga existiendo en los tiempos del Anticristo.

El dogma que citaste no sirve de argumento para decir que la consagración sacerdotal que no es fructuosa no es válida, porque sólo dice que la disposición moral es necesaria para recibir los sacramentos fructuosamente. Queda por ver, por tanto, si lo que no es fructuoso no es válido en esos casos, sobre todo en el caso particular que nos interesa, que es el Sacramento del Orden.

Sobre ese tema, dice el Código de Derecho Canónico:

“1024 Sólo el varón bautizado recibe válidamente la sagrada ordenación.
1025 § 1. Para la lícita ordenación de presbítero o de diácono se requiere que, tras realizar las pruebas que prescribe el derecho, el candidato reúna, a juicio del Obispo propio o del Superior mayor competente, las debidas cualidades, que no le afecte ninguna irregularidad o impedimento y que haya cumplido los requisitos previos, a tenor de los cc. 1033-1039; es necesario, además, que se tengan los documentos indicados en el c. 1050, y que se haya efectuado el escrutinio prescrito en el c. 1051.
§ 2. Se requiere también que, a juicio del mismo legítimo Superior, sea considerado útil para el ministerio de la Iglesia.
§ 3. Al Obispo que ordena a un súbdito propio destinado al servicio de otra diócesis, debe constarle que el ordenando quedará adscrito a esa diócesis.”

Como es tradicional en la doctrina católica, el canon distingue entre la validez y la licitud de la ordenación. En general, un Sacramento puede ser recibido en forma válida pero no lícita, por ejemplo, si se ordena un Obispo en contra del mandato de la Santa Sede, es realmente Obispo, queda realmente ordenado, o sea, la ordenación es válida, pero es ilícita, constituye un pecado en lo moral y un delito en lo canónico.

Y el canon establece las condiciones tanto para la validez como para la licitud. Las condiciones para la validez, como se ve por el n. 1024, son que el ordenado sea bautizado, y sea varón. Los manuales de teología suelen agregar que es necesario que la persona libremente acceda a ordenarse y que tenga la intención de recibir ese Sacramento.

Fijarse que el Código pide las “debidas cualidades” del ordenado para la licitud, no para la validez.

Si todos los Cardenales y Obispos se ponen a la orden de un Papa, entonces es que lo reconocen como Papa, y eso, estamos de acuerdo en ello por lo visto, no puede suceder sin que ese Papa sea legítimo. Y recordemos que no necesariamente tiene que ser una totalidad matemática. Por eso mismo, los Antipapas que ha habido sólo han sido reconocidos por una pequeñísima minoría de fieles, y no es lo mismo que lo que tú estás afirmando para los tiempos del Anticristo. Y tampoco esos Antipapas, por lo general, sostenían doctrinas contrarias a la fe.

El único caso que se podría alegar es el Cisma de Occidente, cuando llegó a haber tres supuestos Papas que se dividían las adhesiones de la Cristiandad.

Pero tampoco es el mismo caso, porque esos tres Papas eran los tres ortodoxos. No estaba en cuestión la doctrina católica, sino solamente quién era el Papa legítimo. No había ninguna “falsa iglesia” en juego, sino solamente que dentro de la Iglesia no estaba claro quién era el Papa.

Tan es así que San Vicente Ferrer estaba a favor de uno de los supuestos Papas, y Santa Catalina de Siena a favor de otro de ellos.

En cuanto a las Revelaciones privadas, ninguna de ellas obliga a la fe de los fieles y por tanto no pueden ser usadas como argumento en cuestiones teológicas.

Además, en la tercera parte del secreto de Fátima no dice que en la visión se dijese que ese Obispo de blanco sea el Papa, eso es un “presentimiento” que dice Lucía que tuvieron los videntes, o sea, una interpretación que ellos hacen de lo que les fue mostrado. Tampoco dice en el secreto que ese Papa sea el último.

Saludos cordiales.
24/11/19 8:15 PM
  
Javidaba
Los sutiles equilibrismos intelectuales con que Monseñor Arizmendi, que Dios guarde, "teologuea" sobre si el Pachamameo sí, pero no, aunque a veces... son ridículos o algo peor.
Imaginemos que en los Hechos de los Apóstoles, cuando el Concilio de Jerusalén aclaró la controversia de si los paganos habían o no de circuncidarse, se hubiese añadido una cláusula diciendo más o menos: "Y al predicar, tengan en cuenta Pablo y Bernabé, que están inmersos los pobres infieles grecopaganos, en unas cosmogonías mediante las que se vinculan a la divinidad, y pueden ofrecer nuevas vías de evangelización, asumiendo sus ancestrales cultos como la Artemisa de Éfeso".
Yo me imagino presentándome ante un tal Francisco de Javier, mi tocayo y paisano, para decirle en nombre del Sínodo Panamazónico : "Padre Francisco: déjese de elaborar esos catecismos en lenguas que Ud. no entiende, y aproveche las nuevas vías que se le abren a la evangelización con las cosmovisiones ecológico-culturales de los ancestrales ritos a Siva y Visnú". Y me veo dando vueltas del guantazo que me arrea, y a tres de sus monaguillos indígenas, riéndose de mí diciendo: "será imbécil este jilipuertas, ¡pues no quiere privarnos de la verdadera Fe!".
Está claro que la teología y antropología de despacho y biblioteca, necesita de tales equilibrismos intelectuales que acaba desfigurando el mensaje verdadero. Si no es sencillo y para sencillos, ¿a qué tantas "teologieces" que se nota que no han entrado por las rodillas, que es por donde entra la sana teología?.
25/11/19 2:53 PM
  
Oscar Alejandro CAMPILLAY PAZ
Don Néstor Martinez
Permítame caballero, rendirle mi admiración por su lógica impecable.
Es buena, de las muy buenas.
Y quedan pocas...
Mis respetos

---------------------------------

Le agradezco mucho. Saludos cordiales.
26/11/19 9:31 AM

Esta publicación tiene 2 comentarios esperando moderación...

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.