Cáncer misionero

Me llamo Jesús María Sanz Sacristán, tengo 56 años y soy médico de familia (médico de cabecera) en Madrid (España).

Quiero dar mi testimonio en mi enfermedad actual. Lo primero de todo es que es muy difícil ser a la vez médico y enfermo. Es difícil ante enfermedades graves porque sabes muchas veces cómo van a evolucionar.

Hace 3 años y medio tuve un cáncer de cólon cogido a tiempo de un modo casual. Se detectó tras una analítica con pequeñas alteraciones. Siguiendo los protocolos médicos me hicieron cirugía y luego, por haber roto un poco la pared intestinal, recibí durante 6 meses 12 ciclos de quimioterapia.

Así seguí controles cada 3 meses hasta los 3 años de haber empezado la enfermedad.

Todo iba bien.

A los 3 años me quitaron un reservorio subcutáneo que me habían puesto en el lado derecho del tórax al ir todo bien. Las revisiones iban a ser cada 6 meses. Pero al ir saliendo pequeñas alteraciones en las pruebas de imagen, tuvieron que seguir haciendo revisiones cada 2-3 meses.

Desde mediados de junio he empezado con dolor abdominal en la zona derecha del hígado. Además, las pruebas de imagen muestran lo que llamamos lesiones ocupantes de espacio (LOES) que, al principio, no estaban y que podrían ser lesiones infecciosas-inflamatorias o cancerígenas, junto a otras alteraciones que no estaban claras: alteraciones en la vía biliar intrahepática, líquido libre, etc.

Hace 3.5 años, cuando surgió el cáncer, me agarré a Dios, y sufrí con Cristo todo el proceso, muchas veces duro. Recibí en aquel momento el Sacramento de la Unción de Enfermos, que me ayudó en el alma y en el cuerpo.

La situación actual es, desde hace semanas, de más incertidumbre pues, al no saberse si son lesiones infecciosas o cancerígenas y al seguir con dolor contínuo desde hace 3 semanas, probablemente me tengan que someter a una cirugía que me quite algún segmento del hígado y tratar de encontrar la causa. A pesar de una dosis alta de varios antibióticos, no se quita el dolor.

He estado a punto de ingresar en el hospital en algunas ocasiones y tras la última prueba (una resonancia magnética y colangiorresonancia) se acelerarán las decisiones.

Como médico y como cristiano he decidido volver a aceptar el dolor, como si fuese la cruz de Cristo, y aplicar ese dolor por las misiones, por mi familia, amigos y personas que lo necesitan. En concreto, hay pueblos a los que nunca llegó la Fe de la Iglesia y quiero ayudar a que llegue.

Lo que quiero es curarme y obedezco lo mejor que puedo a mis compañeros. He recibido los Sacramentos de la Unción de Enfermos y la Comunión. Quiero curarme, pero, sobre todo, quiero hacer la voluntad de Dios. Mi cuerpo nos pertenece a Él y a mí, y es el vehículo que me ha dado para llegar al cielo.

Todo lo anterior no me quita el dolor, tengo menos fuerzas y me siento frágil y débil. Pero, como decía San Pablo, cuando soy débil entonces soy fuerte (porque es Jesucristo el que me lleva).

No sé qué saldrá para mi salud de todo esto; solo sé que me está haciendo un gran bien a mi alma, a pesar del sufrimiento del cuerpo y la mente. El buen Padre Dios nos ama y desea para nosotros lo mejor.

Sufrir la incertidumbre durante algunas semanas a pesar de los mejores medios y hospitales, nos lleva a entender y comprender mejor a nuestros pacientes y a hacernos pacientes. En la Misa del último domingo (preciosa) se hablaba de que Dios no introdujo la muerte, sino que esta entró por el mal y también que tener Fe nos ayuda, si Dios quiere, a curarnos, como hace con personas muy enfermas a las que cura cuando están muy cerca de la muerte.

Si eres médico o paciente, solo puedo decirte que el dolor tiene sentido; (…) tenemos un Padre que aceptó el dolor de su Hijo en la Cruz y que nos pide que le ayudemos a completar su obra para bien de todos nuestros hermanos.

Atentamente, 

                            Jesús Mª Sanz

                            Médico de familia. Madrid. España.

14 comentarios

  
Templario
Mi oración y una vela por usted. Gracias.
25/07/18 6:39 PM
  
maru
Que el Señor lo ayude!!! Hermosa reflexión y testimonio.
25/07/18 9:01 PM
  
Juan Andrés
El enorme bien y provecho que nos da el tener claro donde está la Verdad.
25/07/18 9:12 PM
  
Lopez
Muchísimo ánimo. El Señor nos ama infinito y El le cuida como un padre amoroso. Rezaré por usted y su familia. Todo en Sus manos
26/07/18 9:45 AM
  
María josefa
Gracias por el testimonio, me ha impresionado mucho, mucho,sólo quien vive todo eso con Dios es capaz de vivir y comprender que cuando eres débil es cuando eres fuerte porque nos basta su Gracia. Gra ias por vivir en sus manos y por confiar plenamente en hacer su voluntad.


26/07/18 9:56 AM
  
Maria Pilar
Maravilloso testimonio de fe, confianza y abandono en nuestro papá Dios y de unión en la Cruz con Jesús, rezaré por tí ,un abrazo en Jesús y con María que también sufrió lo indecible al pie de la Cruz
26/07/18 12:24 PM
  
Jordi
Según la posible futura ley de eutanasia, tendría derecho a que su médico responsable, junto con el informe favorable de un médico consultor, le aplicara la eutanasia. Qué barbaridad.
26/07/18 10:53 PM
  
Victoria
Gracias. Su testimonio me acompaña en un momento delicado de salud. Las oraciones, y más por las misiones, son siempre " de ida y vuelta". Sí que ayuda saber que podemos acompañar un poco al Señor en su Cruz. Saludos y oraciones.
28/07/18 12:39 PM
  
Néstor
Te pedimos, Señor, por este hermano nuestro. Amén.

Saludos cordiales.
29/07/18 7:41 PM
  
Martha M
Gracias José por su amor a Dios y a nuestros semejantes seguro que Dios tendrá en cuenta su sacrificio pues ninguna oración deja de ser escuchada. Que Dios le siga dando la fuerza necesaria para continuar sin desanimarse y que nosotros los sanos de cuerpo podamos decir siempre ¡gracias Señor!
01/08/18 7:07 PM
  
Alejandra
Muchísimas gracias por este valioso testimonio. Rezo por usted.
03/08/18 9:06 PM
  
gabriela
Si que el Señor redobla la gracia en la enfermedad y el dolor¡¡¡¡ gracias por su testimonio doc.nos edifica a todos.Somos muy vulnerables, los seres humanos , ninguno puede librarse del dolor..., del sufrimiento .... pero ahi esta Cristo Jesus mas que todos... conociiò el dolor.... Se puede sufrir sin Cristo o... con Cristo, si que con El es otra cosa..... esta ahi dignificando nuestro dolor. gracias
17/08/18 1:45 AM
  
Vicente Palmeiro
Ejemplo de Fe, valor y entereza. Un fuerte abrazo y que esa Fe ayude en la pronta recuperación.
26/09/18 10:18 AM
  
Héctor
Gracias estimada Dr.
21/10/18 5:13 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.