InfoCatólica / Fides et Ratio / Categoría: Reflexión

13.08.09

Hipocresía social: se puede comprar de todo menos antibióticos.

En España:

- se pueden comprar preservativos en la farmacias.
- se pueden comprar revistas pornográficas en los quioscos por kilos.
- los menores pueden ver anuncios de preservativos sin problemas, ya que los emiten a horas tan intempestivas como las cuatro y media de la tarde.
- igualmente, todos los públicos están invitados a ver series donde adolescentes, que no dan ni un palo al agua, dicharacheros y pizpiretos, fornican como animales.
- los menores acceden a la píldora abortiva o del día después.
- se aborta libremente.

y sin embargo no se puede comprar amoxicilina sin prescripción médica..

Harto del mundo moderno.

30.07.09

Unas cuantas joyas de D. Nicolás Gómez Dávila

- El Cristo de los modernos es un hijo de carpintero que su elocuente reivindicación de la justicia social erige en prototipo de la inteligentzia revolucionaria.
O, alternativamente, el símbolo mítico de la humanidad divinizada.
Qué lerdos, sin embargo, esos lectores a quienes no intimida ese extraño personaje que cruza los páramos evangélicos como una borrasca nocturna.
El agitador crucificado se parece más al Pantocrator bizantino que al dechado de las asistencias sociales.

- El catolicismo languidece cuando rehúsa nutrirse de substancia pagana.
Los convidados declinan la invitación al festín celeste cuando les advierten que el Walhalla no lo prefigura.

Leer más... »

26.07.09

¿Qué pasa con nuestros hijos? (II)

2º.- La destrucción de la familia.

La familia, fundada sobre la unión de un hombre y una mujer, es previa al Estado; tiene preeminencia sobre la sociedad ya que es la célula que conforma el organismo social, el cordón umbilical que une el desarrollo del individuo con la vida social.

Leer más... »

26.06.09

Benedictina en crisis de fe

Escribe Santo Tomás (II-II, q.5,a.3)

El hereje que rechaza un solo artículo de fe no tiene el hábito ni de la fe formada ni de la fe informe. Y la razón de ello está en el hecho de que la especie de cualquier hábito depende de la razón formal del objeto, y si ésta desaparece, desaparece también la especie del hábito. Pues bien, el objeto formal de la fe es la Verdad primera revelada en la Sagrada Escritura y en la enseñanza de la Iglesia. Por eso, quien no se adhiere, como regla infalible y divina, a la enseñanza de la Iglesia, que procede de la Verdad primera revelada en la Sagrada Escritura, no posee el hábito de la fe, sino que retiene las cosas de la fe por otro medio distinto. Como el que tiene en su mente una conclusión sin conocer el medio de demostración, es evidente que no posee la ciencia de esa conclusión, sino tan sólo opinión.

Ahora bien, es evidente que quien se adhiere a la enseñanza de la Iglesia como regla infalible presta su asentimiento a todo cuanto enseña la Iglesia. De lo contrario, si de las cosas que enseña la Iglesia admite las que quiere y excluye las que no quiere, no asiente a la enseñanza de la Iglesia como regla infalible, sino a su propia voluntad. Así, es del todo evidente que el hereje que de manera pertinaz rechaza un solo artículo no está preparado para seguir en su totalidad la enseñanza de la Iglesia (estaría, en realidad, en error y no sería hereje si no lo rechaza con pertinacia). Es, pues, evidente que el hereje que niega un solo artículo no tiene fe respecto a los demás, sino solamente opinión, que depende de su propia voluntad.

Leer más... »

23.06.09

José Antonio Marina: análisis de un texto

La Iglesia puede exponer sus opiniones, siempre que cumpla lo establecido por la ley. Lo que la democracia prohíbe es que una religión imponga sus dogmas mediante el poder político. La postura de los cristianos sobre el aborto ha sido siempre la misma. En tiempos del emperador Constantino, defendieron los derechos de los niños. Hasta entonces eran propiedad del padre, que podía hacer con ellos lo que quisiera. Las mismas razones que entonces llevaron a los cristianos a negar que el niño pueda ser considerado propiedad del padre, llevan ahora a negar que sea parte del cuerpo de la madre. La apelación a un posible “derecho a abortar” resulta ambigua. Hay dos tipos de derechos: los que proceden de una ley, y los que preceden a las leyes, es decir, los derechos fundamentales. ¿Qué tipo de derecho sería el derecho a abortar? Es un derecho que deriva de la ley, pero del que se habla como si fuera previo a ella. Despenalizar el aborto es la mejor solución, porque no reconoce un derecho preexistente, sino nuestra incapacidad para resolver un trágico problema. Y nos obliga por ello a intentar solucionarlo. | JOSÉ ANTONIO MARINA | Filósofo

Fuente: El Mundo.

El pasado domingo, José Antonio Marina dedicó la esquela en el Mundo a la publicación de la nota de la CEE respecto al aborto. En la misma concluye que la mejor solución respecto al tema del aborto sería la despenalización ya que «no reconoce un derecho preexistente, sino nuestra incapacidad para resolver un trágico problema. Y nos obliga por ello a intentar solucionarlo». La metáfora patética - ¿desde cuando un asesinato es «un trágico problema»? -, es un ejemplo más de la forma torticera con la que a través de la modificación semántica, se cambian las ideas: se pasa del homicidio, al trágico problema para desembocar finalmente en un simple problema.

Leer más... »