Una Iglesia que se ahoga en el sentimentalismo

Suelo leer lo que escribe Samuel Gregg, habitualmente ponderado e informado. Pero el artículo que escribió la semana pasada, “Una Iglesia que se ahoga en el sentimentalismo” me llamó especialmente la atención porque abordaba un fenómeno devastador y muy extendido que está desfigurando la Iglesia y condenándola a la irrelevancia más atroz. El subtítulo también me pareció significativo: “La fe y la razón están asediadas por una idolatría de los sentimientos”. Y eso mientras muchos se alegran de los efímeros momentos de gloria que el sentimentalismo desbocado les ofrece.  

Gregg señala en su recomendable artículo que la Iglesia siempre ha tenido en alta estima la razón, la que nos permite usar la lógica, conocer la verdad moral o entender y profundizar en la Revelación. Tal valoración puede haber llevado, reconoce Gregg, en determinados momentos a excesos. No es el caso en nuestros tiempos, cuando lo que parece prevalecer es lo que Gregg califica como “affectus per solam”, o lo que podemos traducir como “sentimientos y nada más”. Una actitud, extendidísima, que se caracterizaría por “una exaltación de los sentimientos, un desprecio de la razón y la subsiguiente infantilización de la fe cristiana”.

A continuación Gregg se detiene en los síntomas de este peligroso fenómeno. Merece la pena repasarlos:

  1. Uso generalizado en la predicación y enseñanza de un lenguaje que es más característico de una terapia que de las palabras usadas por Cristo y sus apóstoles. Palabras como “pecado” desaparecen y son sustituidas por “sufrimientos”, “remordimientos” o “errores”.
  2. Rechazo de la defensa razonada de la moral católica acusando a quien lo hace de ser hiriente o moralista. Parece como si la verdad debiera ser silenciada si puede herir los sentimientos de alguien.
  3. Rechazo a hablar sobre el juicio y la posibilidad real del infierno. El sentimentalismo sencillamente evita el tema. Se pregunta Gregg, ¿cuándo fue la última vez que la posibilidad de condenarse eternamente fue mencionada en la misa de tu parroquia?
  4. Un Jesucristo deformado. “El Cristo que nos presentan es una especie de rabino liberal que recicla trivialidades como “cada uno tiene su propia verdad”, “haz lo que te haga sentir bien”, “sé autentico contigo mismo”, “quién soy yo para juzgar”, etc. Y sobre todo, nunca tengas miedo: este Jesús garantiza el cielo, o lo que sea, a todo el mundo”. Aquí la cita de Ratzinger que reproduce Gregg es impagable: “Un Jesús que está de acuerdo con todos y con todo, un Jesús sin su santa ira, sin la dureza de la verdad y del verdadero amor no es el Jesús real que nos muestran las Escrituras, sino una miserable caricatura. Una concepción de los evangelios en la que la seriedad de la ira de Dios está ausente no tiene nada que ver con el Evangelio bíblico”.
  5. Y por último, un declinar de la claridad en la exposición de la fe cristiana.

Cuestionándose acerca de las causas que nos han llevado a esta situación Gregg enumera las siguientes:

a)     El contagio de un mundo en el que el emotivismo es generalizado y que considera la moralidad como el compromiso con determinadas causas. Lo que importa es el grado de pasión en tu compromiso y el grado de corrección política del mismo.

b)     Una concepción de la fe que consiste en lo que ésta hace por cada uno de nosotros y nuestro bienestar, y no en nuestra salvación.

c)     Los esfuerzos por diluir y distorsionar la ley natural desde el postconcilio. A pesar de algún loable intento de recuperación, la ley natural tiene una posición marginal en el magisterio actual. “El precio de esto es que cuando relegas la razón a la periferia de la fe religiosa, empiezas a imaginar que la fe es de algún modo independiente de la razón, o que la fe es de algún modo inherentemente hostil a la razón. Finalmente la razonabilidad de la fe deja de ser importante y de este modo se acaba en la ciénaga del sentimentalismo”.

d)     La desaparición de la lógica del currículo educativo .

e)     La excesiva insistencia en una mala psicología y en una mala sociología por parte de muchos clérigos formados durante la década de los 70.

 

La solución a esta plaga de sentimentalismo no está en negar la importancia de los sentimientos y emociones, sino en integrar estos de modo coherente con la fe, la razón y la voluntad. No será fácil, pero la alternativa es una Iglesia convertida en oenegé, y como dice Gregg, resignada a la pura irrelevancia.

59 comentarios

  
Luis Fernando
Dejemos las cosas claras. ESO NO ES CATOLICISMO. Es otra cosa.
27/12/18 9:18 PM
  
Juan Carlos de Argentina
Excelente. ¿ De dónde está extraída la cita de Ratzinger ? Porque ya me imagino a "sentimentalistas" dudando de su autenticidad ...
27/12/18 9:38 PM
  
Martinna
Cuando decimos que la Iglesia prevalecerá a pesar de lo que está sucediendo es verdad porque Cristo nos lo aseguró. Pero se refería a Su Iglesia la que El instituyó. La iglesia desviada de la verdad del evangelio permanecerá o no como tantas organizaciones culturales, políticas, económicas que van con los tiempos.
Siempre habrá Cristianos auténticos protegidos por el Espíritu Santo. Dios sigue fiel a su plan para la humanidad a pesar de los listos de turno.
Ahora nos toca sufrir y orar confiando en Dios.
27/12/18 10:14 PM
  
Martinna
Cuando decimos que la Iglesia prevalecerá a pesar de lo que está sucediendo es verdad porque Cristo nos lo aseguró. Pero se refería a Su Iglesia la que El instituyó. La iglesia desviada de la verdad del evangelio permanecerá o no como tantas organizaciones culturales, políticas, económicas que van con los tiempos. Siempre habrá Cristianos auténticos protegidos por el Espíritu Santo. Dios sigue fiel a su plan para la humanidad a pesar de los listos de turno. Ahora nos toca sufrir y orar confiando en Dios.
27/12/18 10:15 PM
  
Palas Atenea
Me encanta la expresión "reciclar trivialidades" porque, efectivamente, son trivialidades no originales que nada dicen. Se trata de sacar la espuma del lenguaje, lo que está más en superficie y, por lo tanto, más alejado de la sustancia del Cristianismo.
27/12/18 10:36 PM
  
Rexjhs
Es, exactamente, una descripción del modernismo, pasado por el tamiz de la Nueva Era.
27/12/18 10:45 PM
  
Maria ines
Que dificil es encontrar el equilibrio. No caer en en el sentimentalismo y tampoco en la rigidez. En la practica es dificil. Sobre todo si uno por diferentes razones viaja constantementa y experimenta entre un lugar y otro sustanciales diferencias.
27/12/18 10:47 PM
  
Antonio Bayardo
Certero y profundo. Muchas gracias.
Yo agregaría, como inciso "f)", el olvido, abandono y rechazo de la filosofía perene, el Tomismo que tanto bien hace a las almas y a la razón.
Como inciso "g)" la pereza mental de las nuevas generaciones, que prefieren consumir videos - breves - a pensar, leer y fundamentar sus convicciones. La ley del mínimo esfuerzo, el afán de novedades y la falta de compromiso a todos los niveles.
A pesar de haber recibido mucho bien de la "Renovación Carismática", no dejo de reconocer, con tristeza, que - como movimiento en general - se ha quedado en una fe emocional, infantil y superficial, no crece hacia el "alimento sólido" que dice San Pablo, sino que la "leche espiritual" de una fe pueril se ha extendido abundantemente en la Iglesia (Heb 5,11-14).
27/12/18 10:49 PM
  
Juan Andrés
La sensibilidad tiene que estar subordinada a la razón, y esta iluminada por la fe. Así ha sido siempre... El problema es el sentimentalismo moderno -que ha sido tan proclive para convencer a muchos de todos los ismos de moda-, por medio del cual se llega al consecuencialismo y la moral de situación, producto de filosofías sobre las que Gracián ha escrito bastante. “El Evangelio está hecho para poner a prueba la profundidad del amor, que se mide por la profundidad de la atención prestada al relato: porque no hay en él una sola gota de sentimentalismo que ayude a nuestra emoción con elementos de elocuencia no espiritual. Por ejemplo, cuando llegan los evangelistas a la escena de la crucifixión de Jesús, no solamente no la describen, ni ponderan aquellos detalles inenarrables, sino que saltan por encima, dejando la referencia marginal indispensable para la afirmación del hecho. Dos de ellos dicen simplemente: Y llegaron al Calvario donde lo crucificaron. Otro dice menos aún: Y habiéndolo crucificado, dividieron sus vestidos. ¡Y cuidado con pensar que hubo indiferencia en el narrador! Porque no sólo eran apóstoles o discípulos que dieron todos la vida por Cristo, sino que es el mismo Espíritu Santo quien por ellos habla” (Straubinger, Biblia Comentada, comentario a Mateo XXVII, 35). Y más adelante insiste el comentarista: "En Mt. 12, 46-50; Lc. 2, 48-50; 8, 19-21; 11, 28 –los pocos pasajes en que Él (Cristo) se ocupa de Ella (su Santa Madre María)– confirmamos su empeño por excluir de nuestra vida espiritual todo sentimentalismo, y acentuar en cambio el sello de humildad y retiro que caracteriza a “la Esclava del Señor” (Lc. 1, 38) no obstante que Él, durante toda su infancia, estuvo “sometido” a Ella y a José (Lc. 2, 51)".
27/12/18 10:51 PM
  
Gustavo
Creo que también influye mucho la teología protestante, o siendo más claro, ciertos católicos se protestantizan, cuando se predica más desde los sentimientos y a un Dios bonachón y un evangelico ligth
28/12/18 2:52 AM
  
jose argentina
UNA IGLESIA QUE SE AHOGA EN EL SENTIMENTALISMO . ESO NO ES CATOLICISMO ES OTRA COSA. ASÍ ES LUIS FERNANDO.
28/12/18 3:25 AM
  
Arturo Rosales
De lo que he leído de este artículo, creo que el término correcto no es sentimentalismo, no veo sentimientos acrecentados o deformados, mas me parece un tratar se asemejarse al mundo en su forma de actuar y pensar, no mantener lo que la tradición de la Iglesia ha venido enseñando, eso nada tiene que ver con sentimentalismo.
Tampoco me parece que eso tenga que ver con el Concilio Vaticano II, por lo menos directamente.
Me parece que mas tiene que ver con la pésima formación que se imparte en los seminarios, y a la situación de decadencia del clero, que mas ha estado preocupada en ocultar sus "problemas" internos, problemas de homosexualidad, pederastia, vale decir problemas sexuales de sus miembros,
La solución es lo que mas debe importar, y es cambiar totalmente las materias que se imparten en los seminarios, retomar la tradición de la Iglesia, y tal vez, en los casos necesarios modificar el lenguaje, mas no el contenido...
Como ejemplo puedo señalar que una vez escuché en un organismo de la Iglesia que se llama CONFER a un sacerdote que enseñaba a alrededor de 100 religiosas que "el demonio es una fuerza que nos lleva a hacer lo malo"... para mas información vean por ahí la Biblia"... esa fue su enseñanza "sentimentalista" del demonio, ¿con ese tipo de formación, que pueden enseñar a la juventud esas religiosas? ¿Es que este sacerdote cree en lo que la Iglesia enseña sobre el demonio?, ¿Que le enseñaron a él sobre el particular?...
Se requiere un cambio, pero desde la cabeza de los pastores


28/12/18 5:23 AM
  
Eiztarigorri
La mejor forma de ver esto es contrastar los sermones del Santo Cura de Ars con lo que hoy se predica en las iglesias. Posiblemente alguien se sorprenda de la dureza del lenguaje del Santo Cura de Ars y llegue incluso a dudar si el Cura de Ars era un rígido, un moralista, un cuentarrosarios, etc., o incluso católico, porque la noción de lo católico que tenemos no va más allá de los 50 años. Acabamos dudando si es este Santo el que se ha ha equivocado, hasta que la Iglesia ha sido iluminada por las sorpresas de la nueva pastoral. Pero eso no es de ahora, viene de hace mucho, de hace más de 40 años, cuando preparaba la primera comunión. Así que reflexiónese lo que ha pasado. Se podrían decir muchas cosas, pero posiblemente una de ellas y no la menor sea el destronamiento de Santo Tomás, para ser reemplazado por el personalismo, en sus diversas variantes, y, a través de él, el rescate de la Fe-sentimiento de Schleiermacher del protestantismo alemán del siglo XIX. A partir de ahí entra en crisis la noción de "acto de Fe" con arreglo al Catecismo Mayor de San Pío X y, sobre todo, en los últimos 40 o 50 años se devasta la catequesis con la "renovación pastoral" del magisterio próximo contra la que advertía Romano Amerio. Y al final la realidad ha superado a los peores pronósticos de los llamados "profetas de calamidades".
28/12/18 6:43 AM
  
Maria
Para Juan Carlos. Ese no es, sin embargo, el Cristo revelado en las Escrituras. Como Joseph Ratzinger escribió en su libro de 1991, Mirar a Cristo: «Un Jesús que está de acuerdo con todo y con todos, un Jesús sin su santa ira, sin la dureza de la verdad y sin el verdadero amor, no es el Jesús real como lo muestra la Escritura, sino una caricatura mezquina. Una concepción del “evangelio” en la que la seriedad de la ira de Dios está ausente nada tiene que ver con el evangelio bíblico».
28/12/18 7:03 AM
  
Palas Atenea
Este artículo, entre otras, alerta de la penetración de la New Age y de los libros de autoayuda en la Iglesia. El lenguaje que oímos a algunos sacerdotes últimamente se parece muchísimo a esos mantras utilizados por ciertas psicologías, gurús, etc...para ayudar a las personas a sentirse bien consigo mismas. El autor es norteamericano y la alusión al "rabino liberal" no es gratuita porque lo que está pasando en la Iglesia Católica también pasó, mucho antes, en el judaísmo dónde ciertos rabinos empezaron a adulterar la Ley Mosaica hace tiempo. Es un fenómeno global proveniente del mundo exterior y que afecta a las iglesias, la católica es la más dura de roer porque es jerárquica y, por lo tanto, el último bastión a conquistar. Y el último bastión es el Papa mismo.
28/12/18 10:14 AM
  
Rafa
Muy bueno el análisis. A ése punto hemos llegado : la Iglesia convertida en una ONG.
28/12/18 11:04 AM
  
Quico
Recuerdo un texto de Dietrich Bonhoeffer, que por muy luterano que fuera decía grandes verdades en ocasiones, en el que afirmaba que hay una gran diferencia entre una comunidad formada por el Espíritu y una comunidad puramente psíquica. En la primera el centro es el Señor, su Palabra y su Espíritu, en la segunda se trata de afirmar las pasiones y los deseos de los hombres con apariencias piadosas, y eso es así a pesar de las buenas intenciones que se puedan tener. Cuando lo que prevalece es el sentimentalismo y el buen rollo a cualquier precio no hay duda alguna de cual de los dos tipos de comunidad estamos hablando. Un tipo de comunidad en la que Dios ha sido sustituido por lo meramente psiquico y humano .
28/12/18 11:33 AM
  
Rubén (de Argentina)
Coincido plenamente con el cuadro que pinta el artículo. Pero esto que está pasando, ¿no estaba profetizado? Sabemos que el "sol" (la luz de la fe) se iba a oscurecer, que la "luna" (la Iglesia) dejaría de dar su resplandor y que las estrellas del cielo (el clero) caerían a tierra. Lo estamos viendo; levantemos nuestras cabezas.
28/12/18 11:59 AM
  
Palas Atenea
Quiero decir mujiks, ni kulaks ni cosacos.
28/12/18 12:42 PM
  
Palas Atenea
Me he equivocado de post. Perdón a todos.
28/12/18 1:25 PM
  
Ricardo de Argentina
No es que la Iglesia "se" ahogue, es que la están ahogando. Y no sólo con sentimentalismo.
La están ahogando quienes estando entre nosotros, no son de los nuestros.
Nada nuevo bajo el sol, basta leerlo a San Pablo, salvo por un detalle: creo que jamás antes esos tan dañinos que no son de los nuestros, habían sido tantísimos como lo son hoy en día, y habían llegado tan alto en la jerarquía.
28/12/18 1:40 PM
  
maru
Madre mía!, QUÉ RAZÓN TIENE SAMUEL GREGG!!!, es lo que no se escucha en la Iglesia.
28/12/18 2:07 PM
  
JSP
Buen artículo de necesidad imperiosa a debate dentro de la Iglesia Católica.
1. La fe entendida como un sentimiento es de origen protestante. La fe entendida como un sentimiento es una blasfemia contra Dios.
2. Lutero niega la razón, llega a decir que es la "prostituta del diablo". Así, el Protestantismo típico es irracional porque va en contra de la razón humana: afirma que por el pecado
original el Hombre quedó incapacitado para conocer la verdad, por lo menos en el ámbito
religioso. Y si el Hombre queda incapacitado para conocer la verdad, entonces deja de ser racional, porque la racionalidad es la búsqueda de la verdad. Ahora el Protestantismo moderno se contradice posicionándose en el otro extremo: es racionalista y niega los milagros desde Rudolf Karl Bultmann (1884-1976).
3. ¿La Fe es un sentimiento? El Protestantismo afirma que sí lo es. Pero, ningún ser humano es responsable de sus sentimientos, ni puedo
serlo, y un sentimiento nunca es una razón: “Estad siempre dispuestos a dar razón de vuestra esperanza.” (1 Pe 3,15). Así pues, como no puedo controlar mis sentimientos, ¿a
quién le echo la culpa si no tengo Fe? La gente termina diciendo algo que, literalmente, es una blasfemia: le echan la culpa a Dios: “La fe es un don de Dios. A mí no me lo ha dado. ¿De qué se queja exigiéndome responsabilidad por no tenerla?”. Eso es una blasfemia porque es acusar a Dios de injusticia.
4. La fe, en cierto sentido en el Bautismo, es un don de Dios, pero yo soy responsable de
buscar el conocimiento en que se basa mi fe. Yo soy responsable de buscar las pruebas de que Cristo existió, y que enseñó lo que enseñó, y por eso en Teología tradicionalmente se define la Fe como un obsequio racional, no irracional, por lo que no tiene mucho sentido la teología de la Consolación ni la teología protestante en general.
5. ¿Cómo puedo yo entonces justificar mi fe en lo que Cristo enseñó? Necesito establecer dos hechos: primero, que Cristo demostró que era Dios; y segundo, que su enseñanza se ha transmitido hasta mí sin error, y estos dos hechos tienen que demostrarse también históricamente. Este es el principal problema en la letra del CV.II que ha "olvidado" que el Cristianismo se basa en hechos históricos no en un sentimiento ni en valores humanos de fraternidad sin Cristo (derechos humanos).
6. Es necesario recordar que la letra del CV.II redunda y permite, en pos de la unidad de la Iglesia con los hermanos separados en base a un ecumenismo falso, de humanismo falso, de fraternidad en la riqueza de los valores humanos sin cabeza en Cristo y divinidad de Jesús nula, un documento de oración por la unidad de los cristianos, preparado por el Pontificio Consejo para la Unidad de los Cristianos, en el que se equipara a San Ignacio de Loyola o San Francisco de Borja con Lutero, Calvino o Zwinglio: “Los grandes reformadores como Martín Lutero, Ulrico Zuinglio y Juan Calvino, como también muchos que permanecieron católicos, como Ignacio de Loyola, Francisco de Sales y Carlos Borromeo, intentaron conseguir que la Iglesia occidental se renovara. Sin embargo, lo que debería haber sido una historia de la gracia de Dios, estuvo también marcada por el pecado de los hombres y se volvió una historia del desgarramiento de la unidad del pueblo de Dios. De la mano del pecado y de las guerras, la hostilidad mutua y la sospecha fueron creciendo a lo largo de los siglos.”; y una afirmación herética: "Separando lo que es polémico de las cosas buenas de la Reforma, los católicos ahora son capaces de prestar sus oídos a los desafíos de Lutero para la Iglesia de hoy, reconociéndole como un «testigo del evangelio» (Del conflicto a la comunión, 29). Y así, después de siglos de mutuas condenas y vilipendios, los católicos y los luteranos en 2017 conmemorarán por primera vez juntos el comienzo de la Reforma." Recuerdo que una estatua de Lutero está en los jardines de la Ciudad del Vaticano.
7. El sentimentalismo entendido como Fe por muchos católicos tiene su origen en el CV.II por la influencia protestante luterana del que mama el modernismo y la dictadura del relativismo que protestantiza a la Iglesia Católica.
28/12/18 2:22 PM
  
Horacio Castro
¿De dónde sale que el bienestar está reñido con el Evangelio? El sentimiento de bienestar también lo disfruta quien está dispuesto a dar su vida por sus amigos. Lo que sucede es que hay sentimientos de mierda y sentimientos nobles inspirados por el amor de Dios. Toda esta cuestión crítica contra lo que se llama despectivamente sentimentalismo no tiene nada que ver con la razón. En realidad es de cínicos amargados propiciar exclusivamente el dolor y el sufrimiento como virtudes y pretender desconocer que precisamente los buenos sentimientos son para la salvación. Siempre tengo presente que Nuestro Señor Jesucristo aplicando Su repudio al pecado, dice que no alcanzarán el perdón de Dios aquéllos que no perdonan a los demás y aquéllos que blasfeman contra el Espíritu Santo. Porque claro que hay pecados imperdonables que solo juzga Dios. Jesús nos promete que la misericordia y el perdón serán nuestros si los practicamos: “Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia”( Mateo 5:7); en el Padrenuestro, nos enseñó a rezar “Perdona nuestras ofensas, como nosotros perdonamos a los que nos ofenden”; y tras enseñarnos esta oración, enseñó a los que estaban con Él que “si perdonan a otros sus ofensas, también su Padre celestial los perdonará, pero si no perdonan a otros, tampoco su Padre perdonará sus ofensas” (Mateo 6:14-15).
28/12/18 2:56 PM
  
Palas Atenea
Hay una definición negativa de sentimental:
4. adj. Exagerado en la expresión de sus sentimientos. U. t. c. s.
Es a eso a lo que se refiere Gregg, no solamente la razón sino también la virtud de la Prudencia es opuesta al sentimentalismo y, por ende, podríamos decir que la Sabiduría en su sentido tradicional. La persona que se mueve a impulsos de sentimientos ni es razonable, ni prudente ni sabia porque los sentimientos deben de estar regulados y no campar por sus respetos. La Iglesia, lo mismo que no puede ser solo racional tampoco puede ser predominantemente sentimental.
El sentimiento por sí mismo no mueve a la acción sino que puede quedar en agua de borrajas y en puras expresiones, por lo que para ser misericordioso o caritativo se necesita mucho más ya que estos dos adjetivos son eminentemente activos.
De las tres personas que pasaron junto al herido en la Parábola del Buen Samaritano solo uno fue misericordioso pero los tres pudieron tener un sentimiento por su desgracia: ¡Pobre hombre! si no hay un acto que indique compasión ( pasión con) lo que pudieran sentir los otros dos es inane.
" Lo que importa es el grado de pasión en tu compromiso y el grado de corrección política del mismo", dice el texto de Gregg. Es decir, si el samaritano hubiese sido un sentimental, habría aprovechado la primera ocasión para denunciar públicamente las víctimas producidas por el bandolerismo, pero eso no obliga a pararte, atender al herido y pagar la posada sin decir nada.
Las expresiones del texto que tanto oímos: “cada uno tiene su propia verdad”, “haz lo que te haga sentir bien”, “sé autentico contigo mismo”, “quién soy yo para juzgar” ¿a qué obligan? Absolutamente a nada y quedas muy bien si tienes la suerte de que el otro sea tonto. ¿Cuántas veces decimos "¿en qué puedo ayudarte?" o, simplemente la verdad: "estás dirigiendo mal tu vida"?
28/12/18 9:12 PM
  
Horacio Castro
Catecismo de la Iglesia Católica: ”461: Tened entre vosotros los mismos sentimientos que tuvo Cristo ( )”. También corresponde al tema el 1763: “El término “pasiones” pertenece al patrimonio del pensamiento cristiano. Los sentimientos o pasiones designan las emociones o impulsos de la sensibilidad que inclinan a obrar o a no obrar en razón de lo que es sentido o imaginado como bueno o como malo”.
28/12/18 9:31 PM
  
Palas Atenea
" Lo que importa es el grado de pasión en tu compromiso y el grado de corrección política del mismo" y es una conjunción copulativa que une dos oraciones: como pan y bebo agua; estudié filosofía y Literatura; grado de pasión y corrección política. Han de darse ambas para que la pasión tenga sentido, si dices: "Lo que importa es el grado de pasión en tu compromiso y la evangelización" ya no vale porque eso no es políticamente correcto.
¿Qué tiene que ver que el Catecismo hable de sentimientos y de pasiones?
Me parece que no has entendido nada del texto y sales por peteneras. Si estuviera aquejada de sentimentalismo habría dicho: "pues si tú lo ves así y te vale, así será", pero como no lo estoy hablo con claridad, que no empece para que pueda estar equivocada.
Típico ejemplo de sentimentalismo visto en un video:
Un entrevistador, rubio y con aspecto anglosajón a la puerta de una universidad americana que en principio preguntaba sobre el asunto del "género", pasó bruscamente a otra cosa y dijo a un entrevistado:
-¿Y si yo te dijera que soy chino?
A lo que el estudiante le contestó:
-A mi no me lo parece, pero si eso te hace feliz...
La respuesta de una persona no aquejada de esa plaga habría sido:
-No, no eres chino.
Sin importarle un pimiento si el otro se molestaba o no. Eso es sentimentalismo buenista y de eso habla Gregg, no de los sentimientos ni de las pasiones en el sentido hasta ahora normal del término.
28/12/18 11:31 PM
  
Horacio Castro
Está Palas. Parece que ni te enteraste de que el subtítulo del artículo de Samuel Gregg es: “La fe y la razón están asediadas por una idolatría de los sentimientos”. ¿De dónde pues que yo salga por peteneras? No tengo nada que discutir contigo. Lamento desilusionarte pero ya señalé lo que me interesaba señalar.
28/12/18 11:52 PM
  
amauta
La cita de Ratzinger está en la página 99 de su libro Mirar a Cristo (Ejercicios de fe, esperanza y amor) publicado por EDICEP. Hay algún ejemplar usado disponible en Iberlibro.com. No sé en qué página estará en la edición de Ediciones Encuentro, en el que creo que está totalmente disponible nuevo y en versión electrónica.
29/12/18 12:24 AM
  
Ricardo de Argentina
"-¿Y si yo te dijera que soy chino?
A lo que el estudiante le contestó:
-A mi no me lo parece, pero si eso te hace feliz...
La respuesta de una persona no aquejada de esa plaga habría sido:
-No, no eres chino."
---

Buen ejemplo Palas, ¡y actualísimo!: esto es poner al capricho por encima de la verdad.
Es cierto que eso ha penetrado en la Iglesia, pero antes ha contaminado al mundo. La penetración en la Iglesia es un síntoma de la mundanización que han permitido los irresponsables que han "abierto las ventanas de par en par para que entre aire fresco" a la Iglesia, y luego te topas con un tufillo a azufre que apesta. Acto seguido se denuncia el "humo de Satán", pero no se mueve un dedo para aventarlo, antes al contrario. Historia archiconocida, por lo que huelga poner nombres propios.

Volviendo a tu ejemplo, eso de poner al capricho por sobre la verdad es un horror. Con eso tan sólo, anulas totalmente el mensaje de Cristo, que es la Verdad, la cual queda sometida a la líquida tiranía del capricho humano.
Y es un horror de consecuencias horrorosas, no sólo en la eternidad -lo cual es obvio - sino también acá abajo. Un ejemplo patético es la Ideología de Generada, que se basa en ese "principio" del capricho como fuente de toda razón y justicia. Pero los ejemplos se multiplican por millares.
Sin ir más lejos, días pasados estaba mirando un video titulado "Kilos mortales", donde se relata el caso de una adolescente que pesaba más que un novillo, casi 400 Kg. La familia había acudido a ayuda médica porque la joven estaba a un tris de una crisis cardíaca, totalmente inmovilizada en la cama. El médico le prescribió una dieta, pero al mes la chica pesaba más que antes porque la familia le daba lo que ella pedía. Entonces el profesional la internó en una clínica con una dieta de 1.000 calorías, con la cual debería bajar 30 Kg. en un mes, al cabo del cual la pesan y había bajado ¡sólo 2 Kg.!. Era evidente que la familia hacía trampa. Es entonces que le hacen un reportaje a los familiares y todos ellos confiesan que, aún sabiendo que eso la acercaba a la muerte, no eran capaces de negarle lo que la pobre infeliz les pedía.

Si bien lo miras, la entronización del capricho como fuente de toda razón y justicia explica no sólo el auge de la obesidad, sino también muchas otras plagas modernas, como las drogas, la pornografía o los asesinatos en masa.
Lo cual me lleva a preguntarme cuánto tiempo falta para que la gente se percate de que la vida sin Cristo es un infierno.
29/12/18 2:03 PM
  
Palas Atenea
Ricardo: Es que lo vi. Los estudiantes aceptaban cualquier boutade del entrevistador con frases: "si tú te sientes así...", "si eres más feliz..." Es un video de LaContra TV. Pero tenemos un ejemplo calentito que acaba de salir aquí mismo: la ocurrencia en el País Vasco de no cantar villancicos por no ofender a los musulmanes.
Continuamente nos encontramos con ese falso sentimentalismo destructor de la verdad y la realidad, el NO ha sido desterrado y hacemos el "bien" dándole la razón al otro para acabar todos enfadados.
Lo primero que tiene que aprender un profesor es a fortalecer la personalidad del alumno diciéndole cuáles son sus puntos fuertes y sus puntos débiles. Una vez le dije a una alumna:
-Prepárate porque tú en la escuela vas a recibir muchos fracasos. La escuela solo mide algunos tipos de capacidades, no todas, cuando saques malas notas recuerda que tienes una gran habilidad manual y capacidad espacial. Yo tengo que pensar durante unos segundos cuál es la derecha y la izquierda y por eso no sirvo para profesora de gimnasia, tú no tienes ese problema. Refuerza tus puntos fuertes y acepta aquello que, sin ser culpa tuya, no forma parte del legado genético que se te ha dado. Estudia pero no compitas y no te desanimes si otros sacan mejores notas que tú".
Me lo aceptó a la perfección y hoy creo que es florista.
Los musulmanes tienen que darse cuenta de que están en un país de mayoría cristiana que les ha dado acogida y respetar su religión y sus costumbres. Yo puedo preguntar a un negro si es negro o mulato y nadie se me ha ofendido jamás. Tenía una alumna cubana a la que todos tenían por negra y nadie lo decía, un día en clase le pregunté si era negra o mulata y me contestó con naturalidad. Los otros alumnos no sabían el significado de mulato y lo aprendieron, así se dieron cuenta que hay negros casados con blancas o al revés. La madre de la niña me llamó por teléfono dándome las gracias por la forma conque había llevado el tema porque ya estaban hartas de silencios y miradas de incomprensión.
Ese es el camino razonable, el sentimentaloide no porque provoca infelicidad y huida de la realidad.
Nosotros tenemos que cantar villancicos, ir a misa, poner balconeras de Navidad, como la que tengo yo, y no ocultar nuestra fe y nuestras creencias. Se está haciendo todo mal y la Iglesia ha caído en la trampa.
29/12/18 6:18 PM
  
Ricardo de Argentina
Sí, al video yo también lo había visto, y es tal cual dices.
Pero lo de los vascos es otra cosa, allí no hay consentimiento a capricho alguno, sino meramente persecución anticatólica. Porque el separatismo que allí padecen, hábilmente maquillado de "nacionalismo", es un brote tardío de la ideología que en su momento aplastó Franco.
Los musulmanes son sólo la excusa.
29/12/18 7:33 PM
  
Palas Atenea
Por supuesto, es que el sentimentalismo no es cualquier cosa ni ha nacido por qué sí, es un arma de destrucción masiva de la verdad y la realidad.
29/12/18 8:01 PM
  
Federico
La Iglesia que se ahoga en el sentimentalismo no es la Católica, sino la de un señor y su grupo de colaboradores llamado G9 que hablan en nombre de Ella desde hace casi seis años.
29/12/18 8:08 PM
  
Palas Atenea
¡Ay, he puesto mal "porque sí"! En el fondo, Ricardo, lo de los universitarios y lo de los villancicos tienen una raíz común: se trata de uniformar criterios para que la masa parezca amorfa. Se borran las señales de identidad a la vez que se habla de falsa multiculturalidad. Eso solo se puede hacer con la postverdad, que asigna una verdad a cada uno de nosotros-que es lo mismo que ninguna-mientras se borran los contornos de la realidad para sustituirla por una idea que adquiere mayor relieve que la realidad misma. Es el mito de la Caverna de Platón en el que las sombras proyectadas en la pared eran preferidas a la realidad exterior. El que estaba en la caverna imaginaba lo que quería con una sombra errática, si salía afuera veía los objetos o las personas reales y, como no le gustaba lo que veía porque se lo había imaginado de otra manera, volvía a la oscuridad de la cueva y apedreaba a aquellos que se obstinaban en decirles que estaba en un error. El miedo al apedreamiento está amedrentando a la Iglesia porque, de lo contrario, no se entiende.
29/12/18 11:10 PM
  
Gregory
Estoy de acuerdo que hay que poner limites la sentimentalismo sin embargo ese empeño de ser duros no es bueno salvo que lo acompañemos con la caridad y esto ultimo no es sentimentalismo.
29/12/18 11:51 PM
  
Palas Atenea
Ya lo dijo Aristóteles: hay que buscar el punto medio. En una sociedad racionalista hay que dar su lugar al sentimiento, en una sentimental a la racionalidad. En esta sociedad si alguien eleva el tono, si dice que una cosa no es real, o si opone resistencia a algo se considera dureza. Tradicionalmente había dos turrones: el duro y el blando, han suprimido el de almendras enteras para comerlas molidas. Ante esto la denuncia de la sensiblería es pertinente, cuando duro, duro, cuando blando, blando.
30/12/18 9:48 AM
  
Palas Atenea
Por cierto ¿quién te ha dicho a ti que la caridad es un sentimiento? La ternura sí es un sentimiento, y un sentimiento muy escaso porque no es por ahí dónde van las cosas. La Caridad es una Virtud Teologal.
30/12/18 9:53 AM
  
gringo
Sentimentalismo es tener la cara dura de vivir en la Sierra de Madrid cobrando cada mes y durmiendo calentito con el riñón bien cubierto , y hacernos creer que estás peor que un desgraciado que duerme en un cajero en la capital.
Sentimentalismo asqueroso.
30/12/18 6:54 PM
  
gringo
Y sentimentalismo es querer hacer pasar a los milicos golpistas y torturadores argentinos, por patriotas y pobres víctimas de un sistema judicial vengativo e injusto.
Cuando has ayudado a tu padre, milico condenado por torturador a escapar de un hospital militar donde cumplía condena, pero luego como hipócrita para defender la pena de muerte dices que aceptarías que se la aplicaran incluso a un familiar tuyo porque hay que obedecer al poee civil AUNQUE LA SENTENCIA FUERA INJUSTA.
¡JAJAJAJA! HIPÓCRITAS.
Hasta las narices de tanto cura facha sentimentalista.
Feliz Año.
30/12/18 7:03 PM
  
Palas Atenea
Muy bien argumentado, gringo, si eso te hace sentirte bien...
Feliz Año.
30/12/18 11:01 PM
  
Sergio42 de Argentina
gringo, a los milicos golpistas aun agrégale más calificativos: violadores, asesinos y ladrones de bebitos. Como católico siento vergüenza ajena que en este portal se permita la presencia de sacerdotes que hacen apologia del delito de terrorismo de Estado.



31/12/18 3:00 AM
  
Ricardo de Argentina
Así es Palas, se confunde la caridad y hasta la misericordia con "hacer sentir bien" a los demás.
Esto es espantoso, porque te lleva a condicionar tu escala de valores al qué dirán.
Pero sobre todo es diametralmente opuesto al mensaje evangélico: quien hace depender sus juicios del qué dirán, así como quien acepta lo moralmente inaceptable o lo abiertamente antinatural sólo porque "hace feliz" a quien lo comete, no sigue a Cristo.

Y sí, la Iglesia - mejor di una buena parte de su jerarquía -cayó en la trampa, y eso quedó claro con Amoris Laetitia y el famoso sínodo que le precedió, donde llegó a argumentarse que si los adúlteros se sentían bien en su adulterio, entonces la Iglesia debería buscarles alguna manera de justificación sacramental.
Lo cual es aberrante por donde se lo mire.


31/12/18 4:46 AM
  
Palas Atenea
Sergio: Te recuerdo que esta página habla de otra cosa. Gringo tiene la costumbre de meter lo que quiere dónde quiere. ¿Qué pasaría si alguien hablara del misterio de la Santísima Trinidad y entrara él hablando de los curas pederastas? Lo que dice es una clara falacia del francotirador y tú siguiendo su razonamiento apoyas algo, que puede tener sentido en otro contexto pero no aquí, y, de paso, te opones a lo que dice Samuel Gregg ¡hablando de los militares argentinos!. Un despropósito.
31/12/18 8:14 AM
  
Palas Atenea
Algo que sí va en la línea de lo que Samuel Gregg dice observado por un agnóstico, realmente imparcial, que me acompañó el día 24 a una misa de familias y observó que el sacerdote invitaba a la Comunión a todo el mundo "en conciencia" y que la iglesia entera, abarrotada aquel día, comulgó. Todos menos él. El agnóstico, muy conocedor del Catolicismo por que nació católico, se indignó porque dijo, con razón, que era imposible que todos estuvieran en Gracia de Dios y, menos aún, cuando no hay confesores disponibles. Que él respetara más a la Iglesia que el sacerdote le parecía una barbaridad de tal calibre que se puso furioso.
Es decir que lo que Samuel Gregg dice es perceptible incluso por aquellos que estando fuera de la Iglesia, precisamente por su falta de fe, respetan a los creyentes. Solo los que no respetan a la Iglesia, dentro y fuera de ella, pueden admitir que la tensión en que tiene que vivir un cristiano pueda ser compatible con el nirvana de un budista, con la negación del pecado y con el Cielo para todos se piense lo que se piense y se haga lo que se haga.
El agnóstico piensa que la decisión es tremenda pero que hay que tomarla, yo le dije que no hay tal decisión porque tiene fe aquél a quien Dios se la otorga y me dio la razón, pero estableció que eso implica que todo aquel que se reconozca católico tiene que aceptar todo el "paquete" y no puede parcelarlo a su gusto. Mi conciencia no depende de mi, sino de la Revelación, la de él es suya (conciencia subjetiva).
Los ateos o agnósticos que no reconocen estos principios elementales son propagandistas de la negación o la duda, no imparciales observadores.
31/12/18 9:23 AM
  
candy b malaysia
This is ideal if you have a travel or booking company that caters to tourists and locals.
The photos will soon start selling fast and extra money can be made through this
manner in which. https://www.shopkami.com/product/candy-b
04/01/19 8:23 AM
  
gringo
Yo tengo en mi escritorio digital una foto de Pinochet comulgando.
Y no se me borra de la memoria el video del general afirmando que no se arrepentía de nada con respecto al golpe y la represión, y que no le temblaria la mano si tuviera que volver a hacerlo.
Pinochet, "en conciencia" comulgaba con las manos manchadas de sangre porque no necesitaba confesarse. Eso también es sentimentalismo.
07/01/19 4:01 PM
  
Palas Atenea
No, eso es desfachatez y apresurar la condenación del alma. ¿qué tiene que ver eso con el sentimentalismo? Lo que tratamos aquí no es lo que haga cada católico-que los hay malísimos- sino que la Iglesia invite a comulgar en conciencia a todo el mundo. Y una curiosidad ¿no es morboso tener en el escritorio digital una cosa así y no la de S. Maximilian Kolbe, por ejemplo? ¿o es que S. Maximilian Kolbe no sirve porque era bueno?


07/01/19 4:17 PM
  
Palas Atenea
De todas maneras llevas un razonamiento que le da la razón al articulista queriendo quitársela. Los católicos somos los que aceptamos que somos pecadores y tú, como ateo, no puedes aceptar el concepto de pecado. Por lo tanto es inútil que nos digas que somos malos porque ya lo sabemos. De eso se trata. Eres tú el que tendría que demostrar que todos somos buenos porque, sin pecado, ya me dirás cómo se mide la maldad y la bondad. Gregg, precisamente, acusa de sentimentalismo a la Iglesia por disculpar ciertos tipos de pecado: "Palabras como “pecado” desaparecen y son sustituidas por “sufrimientos”, “remordimientos” o “errores”. Para un católico los pecados capitales lo son en cualquier circunstancia y no son ni sufrimiento, ni remordimiento (cosa bastante difícil si no tiene noción de pecado), ni mucho menos errores. El sentimentalismo actual trata de quitarle hierro a los pecados, mientras que los católicos tradicionales insistimos en que no se puede hacer tal cosa y seguir siendo católicos. Hannah Arendt acuñó el concepto "banalidad del mal" porque se dio cuenta de que había personas que no tenían conciencia, un católico no puede aceptar que el pecado sea banal. Nosotros somos pecadores, gringo, eres tú el que no pecas porque no aceptas el concepto de pecado. Tú eres el bueno y nosotros los malos. ¿Lo has entendido por fin?
07/01/19 5:00 PM
  
antonio
-Excelente, deberia leerlo no sólo lo católicos,sino a los sólo lo católicos, sino lo jovenes de mi patria,que quiero tanto, sobre todo a las jovenes,que deben salir cuutodiada por sus padres, novios y/o hermanos etc in ella la patria queda depoblada, que es peor que llegar a fin de més, quela patria padezca un infierno demografico, como dice monseñor Reig Pla, que nuetros buenos gobernantes nos llevan a ello.

Siempre apelar a la Sinderesis, que no dice lo que esta mal y lo qu estábien.

los enemigos dela Patria, quiere que pensemos todos los mismo, que agayemos la caabeza, de arrriba hacia ababo, in un mismo tema prevalece, sobre lo demás se infiltro el enemigo.Si Un pensamiento unico prevalece sobre lo demás, se infilto el enmigo.Doy la gracia a los cintificos de mundo univeridad de Stanford, Nagoya, primeros contactos

Profesor Gabriel Rabinovich.
Profesor Jos{e Raúl Oubiña.
Profesor Michael Maes.

Profesor George Chousos

de la Nasa, y a todos los cientifico del mundo.

Quedando paraeste año ser bilingue.

Dios salude a la jovenes de mi patria.



07/01/19 5:35 PM
  
antonio
Perdonen laS erratas, mi computadora, la estan formateando.
07/01/19 5:38 PM
  
antonio
y por supuesto agradezco a toda las peronas de la UBA.
07/01/19 9:01 PM
  
antonio
también etán llamados a actuar todos los jovenes, vecinos etc, cuando vean a una jovén, acorralada, Salgan, a las piñas.dearrollar el EPIRITU DE CABALLERIA, EN CASA TODOS LO TIENEN.




07/01/19 10:22 PM
  
Chimo de Valencia
Martinna, la Iglesia que prevalecerá es la que Cristo instituyó, y esa es la Santa Iglesia Católica, ninguna otra. No prevalecerán las creadas por el hombre como pueden ser las protestantes, la ortodoxa o la que lidera Francisco vestido de papa y su G9 que dice que sus normas y sus reformas serán irreversibles.
10/01/19 10:55 AM
  
gringo
La Iglesia no invita a comulgar en conciencia a todo el mundo, la Iglesia ha abierto la puerta a comulgar a un ínfimo número de fieles están en una situación muy concreta: divorciados que no fueron responsables de la ruptura, que tienen la certeza de que sus parejas no van a volver y que han vuelto a casarse y tienen hijos con su nueva compañía.
Eso es lo que ha hecho la Iglesia.
Pero los sedevacantistas cismáticos que sois lobos con piel de cordero, estáis mintiendo a troche y moche y haciendo labor de zapa para derribar al Papa Francisco.
Aquí uno dice que Francisco lidera una falsa Iglesia que no es la que fundó Jesucristo y todos callados porque en el fondo pensáis igual.
A ver ¿dónde están los católicos cuando Chimo de Valencia dice esas cosas?.
Hipócritas.
10/01/19 3:29 PM
  
Palas Atenea
El otro día el párroco de mi parroquia invitó a todas las personas que estaban en la iglesia a comulgar en conciencia y no se refirió a ningún pecado en particular, así que no me digas que tú interpretas mejor lo que dice el Papa que un párroco modernista. Y si además se están suprimiendo los confesonarios y la gente no se va a confesar es lógico que comulgue todo el mundo sea cual sea su pecado. Así que no te hagas el tonto porque te pasas la vida metido en esta web y sabes muy bien por dónde va la cosa. La lucha de los católicos no es la de los fariseos, que pretendían ser mejores que los demás, nosotros somos pecadores y, por lo tanto, no podemos ser hipócritas. Hipócritas, por definición son los que diciéndose católicos niegan nuestra condición de pecadores. Es como si llamaras hipócrita a un asesino confeso y sincero al que, habiendo asesinado, se obstina en decir que es inocente.
No acusamos a los demás nos acusamos a nosotros mismos si estamos en la misma situación, pero la cuestión no puede depender de si yo admito mi pecado o no lo admito sino de un criterio objetivo. Aunque no seas responsable de la ruptura no puedes volver a casarte de nuevo y, si no te vuelves a casar, puedes comulgar. Para los católicos no es nuestra conciencia la que nos absuelve sino el propósito de enmienda, la confesión y el cumplir la penitencia. Solo un ateo se absuelve a si mismo.
10/01/19 11:02 PM
  
gringo
No te hagas tú la tonta, que te has pasado toda la vida estudiando el fascismo y el racismo y el antisemitismo, y luego cuando te encuentras con gente de esa calaña eres muy condescendiente con ellos, siempre y cuando vayan de católicos de tu cuerda.
Que un cura ante un conflicto con indígenas en Brasil, defienda la frase "Si te gustan los indios vete a Bolivia" es asqueroso.
Es como si en Europa atacan a los judíos y al defenderlos te dicen "Si te gustan los judíos vete a Israel".
El racismo es pecado para un creyente y una inmoralidad para cualquier buena persona.
Y los que callan ante el se vuelven cómplices.
11/01/19 9:51 AM
  
Palas Atenea
Tu agresividad y tu negativa a hablar tema central de este artículo para hacer de esta página lo que a ti te dé la gana, como haces siempre, diciéndole a otro lo que debe o no debe decir impide el diálogo completamente.
11/01/19 3:57 PM
  
Maria Guadalupe
Estoy de acuerdo con que el sentimentalismo es una lacra y algo contra lo que debemos luchar. Pero tengo una duda, hace aňos mi padre anciano con Alzheimer olvidaba que su hermana mayor habia muerto, mi madre decia que debiamos recordarselo como terapia de realidad o algo así, yo preferia seguirle la corriente para evitarle sufrimiento, creo que en este caso no hacia mal al mentirle, que opinan?
13/01/19 1:08 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.