«Amoris Laetitia vs. Veritatis Splendor»: ¿Decías que querías una revolución?

«Amoris Laetitia vs. Veritatis Splendor»: ¿Decías que querías una revolución?

El Papa aprobaba oficialmente una práctica que contradice la práctica de la Iglesia Católica que data de los tiempos apostólicos: ordenando que los católicos que se divorcian y «re-casan» mientras su primer esposo todavía vive no pueden ser admitidos a la Sagrada Comunión

«La alegría del amor» amenaza el fundamento moral de la Iglesia

Coincido plenamente con el cardenal Blase Cupich de Chicago cuando dice que el razonamiento del documento de hace dos años del Papa Francisco sobre el matrimonio y la familia Amoris Laetitia (La alegría del amor), es «totalmente revolucionario». Pero nuestra coincidencia acaba aquí.

Para él, esta revolución es una bendición para la Iglesia. Para mí, representa una amenaza a los fundamentos de las creencias de la Iglesia.

En particular amenaza nuestro entendimiento católico de la moralidad. El papa San Juan Pablo II abordó el entendimiento católico perenne en Veritatis Splendor (El esplendor de la verdad). Y advirtió contra las teorías morales reinantes en aquel momento que llevaban al rechazo de conclusiones que la Iglesia mantiene como definitivas.

En particular, notó cuatro errores de esas teorías:

  1. Razonamiento consecuencialista: él dijo que usan «circunstancias y la situación… (como) la base de ciertas excepciones a la regla general» y así «permitir a uno hacer en práctica y en buena conciencia lo que es calificado como malo por la ley moral» (56).
  2. Noción viciada de la conciencia: dijo que ponen incorrectamente en oposición «los preceptos [de la ley moral], que [son] válidos en general, y la norma de la conciencia individual, que haría de hecho la decisión final de lo que es bueno y lo que es malo» (56).
  3. Los absolutos morales son meros ideales: dijo que proponen «el gravísimo error» que «la enseñanza [moral] de la Iglesia es esencialmente solo un ‘ideal’, que tienen que entonces ser adaptados, proporcionados, graduados a las así llamadas posibilidades del hombre» (103).
  4. Poner la pastoral contra la doctrina: y él dijo que en el nombre de «las así llamadas soluciones ‘pastorales’», proponen lo que es «contrario a la enseñanza del magisterio» y «justifican un hermenéutica ‘creativa’ de acuerdo a la cual la conciencia moral no está de ninguna manera, en cualquier caso, por un precepto negativo particular» (56).

En los últimos dos años desde que el documento fue publicado, católicos de todo el mundo se han angustiado al ver que el modelo de razonamiento moral esbozado por la Amoris Laetitia -llamado por algunos defensores el «nuevo paradigma»- incorpora los mismos cuatro errores.

  1. Razonamiento consecuencialista: el «nuevo paradigma» propone que basándose en la «inmensa variedad de circunstancias concretas» o, como los obispos argentinos dicen, «circunstancias complejas», no se puede esperar que algunos católicos conformen su comportamiento a la regla general que prohíbe las relaciones sexuales con otro que no sea su válido esposo; así los proponentes apoyan excepciones a la «regla general»; y en esos casos, la gente es libre de recibir la Sagrada Eucaristía sin cambiar su comportamiento sexual.
  2. Noción viciada de la conciencia: Amoris Laetitia declara, consistentemente con la tradición moral católica, que la conciencia me ayuda a juzgar cuando una acción mía «no corresponde objetivamente a las exigencias generales del evangelio»; pero cuando va a enseñar, al contrario que en la tradición católica, que la conciencia debe también «reconocer con sinceridad y honestidad lo que por ahora es la respuesta más generosa que puedo dar a Dios», esto es, la conciencia reconoce que no soy capaz de seguir las exigencias objetivas del evangelio aquí y ahora; y a través de este proceso, dice, nosotros «llegamos a ver con una cierta seguridad moral lo que el mismo Dios está pidiendo en medio de la concreta complejidad de las limitaciones de uno mismo.»

En otras palabras, la conciencia condena mi acción juzgando correctamente que es contraria al evangelio; y entonces me absuelve de mi obligación de vivir según el evangelio juzgando que soy demasiado débil para cunplir el mandato del evangelio e incluso presuntamente escucha a Dios diciéndome que éste es el caso.

  1. Los absolutos morales son meros ideales: Amoris Laetitia se refiere constantemente las exigencias objetivas y absolutas del evangelio sobre sexo y matrimonio como meramente un «ideal» o «regla», y dice que Dios sabe que no se puede esperar que todo el mundo conforme sus vidas «totalmente [hacia] el ideal objetivo.» Estigmatiza un acercamiento a vivir el evangelio centrado en la obediencia como «fría moralidad burocrática», «nada más que la defensia de una doctrina seca y sin vida,» pero llama a su propio acercamiento como un «mensaje de amor y ternura.»
  2. Soluciones pastorales contra doctrina: Amoris Laetitia se refiere a sus propuestas para vivir la vida cristiana como «nuevos métodos pastorales,» refiriéndose a ellos por diferentes nombres como «un proceso de acompañamiento,» «discernimiento evangélico» y «gradación en cuidado pastoral» (ver Familiaris Consortio, 34). Enseña que lo que más se necesita es un tipo de «discernimiento pastoral» que reconozca que la «situación concreta» a veces no permite la conformidad a la «regla...sin [causar] más pecado» y dice que cuando se presenta una situación así, los individuos son , en efecto, llamados por Dios para dejar la «regla» (i.e., «las exigencias generales del evangelio») a un lado. Sin embargo Amoris Laetitia insiste confusamente que estos nuevos métodos pastorales «nunca pueden prescindir de las exigencias evangélicas de verdad y caridad, propuestas por la Iglesia»

Cuando apareció por primera vez Amoris Laetitita, habían dudas de si su plan pastoral era conforme con la Veritatis Splendor y la tradición católica. Su hermenéutica de la ambigüedad dejaba abierta una variedad de interpretaciones posibles, no todas ellas problemáticas.

Pero entonces, en septiembre de 2016, los obispos de Argentina interpretaron formalmente el capítulo 8 de la Amoris Laetitia diciendo que algunos divorciados que se han vuelto a casar civilmente eran libres de volver a la Sagrada Comunión sin un compromiso de abstenerse de realciones sexuales:

«Cuando no se puede obtener una declaración de nulidad [por divorciados vueltos a casar civilmente], la anterior opción [i.e., ‘vivir en continencia’ la pareja] puede no ser de hecho factible. Sin embargo, también es posible un camino de discernimiento. Si se reconoce que, en un caso concreto, hay limitaciones que mitigan la responsabilidad y la culpa, particularmente cuando una persona considera que caerías en otra falta, dañando a los hijos de la nueva unión, Amoris Laetitita abre la posibilidad de acceso a los sacramentos de la reconciliación y la Eucaristía.»

El mismo día la publicación del texto, el Papa Francisco escribió de manera privada a los obispos de Argentina, diciendo:

«He recibido el escrito de la pastoral dela región de Buenos Aires, ‘Criterios básicos para la aplicación del capítulo 8 de la Amoris Laetitia.’ Muchas gracias por enviármelo. Y os felicito por el trabajo que habéis hecho: un verdadero ejemplo de acompañamiento de los sacerdotes. ...El escrito es muy bueno y hace totalmente explícito el significado del capítulo 8 de la Amoris Laetitia. No hay otras interpretaciones, y estoy seguro que hará mucho bien.»

Cuando se cuestionó la carta privada del Papa, en vez de decir que no tenía un status de autoridad para los católicos, el Papa elevó formalmente ambas, su carta privada y las indicaciones de los obispos de Argentina al status de una carta apostólica, publicando formalmente ambas en la edición de octubre de 2016 de las actas oficiales de la Sede Apostólica con la intención de hacerlas parte de su «auténtico magisterio.»

Con este último acto, el Papa oficialmente aprobaba una práctica que contradice la práctica de la Iglesia Católica que data de los tiempos apostólicos: ordenando que los católicos que se divorcian y «re-casan» mientras su primer esposo todavía vive no pueden ser admitidos a la Sagrada Comunión porque, como viven relaciones sexualmente activas con personas diferentes a sus presuntos válidos esposos, sus condiciones de vida contraviene objetivamente el sexto precepto del decálogo y por ello contradice la unión amorosa entre Jesús y su Iglesia, que se significa por y se hace presente en la Sagrada Eucaristía.

Esta enseñanza se ha reafirmada claramente y autoritativamente múltiples veces en los últimos 40 años:

  1. En 1980, por Juan Pablo II: »son incapaces de ser admitidos [a la Sagrada Comunión] por el hecho de que su estado y condición de vida contradice objetivamente la unión de amor entre Cristo y su Iglesia, que se significa y toma efecto por la Eucaristía.»
  2. En 1981, por el mismo: «La Iglesia reafirma su práctica, que se basa en la sagrada escritura, de no admitir a la Comunión Eucarística a las personas divorciadas que se han vuelto a casar.»
  3. En 1994, por la congregación de la doctrina de la fe (CDF): «Se encuentran en una situación que objetivamente contraviene la ley de Dios. Consecuentemente, no pueden recibir la Sagrada Comunión mientras la situación persista.»
  4. En 1997, por el Catecismo de la Iglesia Católica: «Si los divorciados se vuelven a casar civilmente, se encuentran en una situación que contraviene objetivamente la ley de Dios. Consecuentemente, no pueden recibir la Comunión Eucarística mientras persista esta situación» (1650).
  5. En 1998, por la CDF: «Bajo ninguna circunstancia se puede considerar esta nueva unión legítima, y por tanto la recepción de los sacramentos es intrínsecamente imposible. La conciencia del individuo está vinculada por esta norma sin excepción.»
  6. Y en 2007, por el Papa Benedicto XVI: «no admitiendo a los divorciados y vueltos a casar a los sacramentos, ya que su estado y su condición de vida contradice objetivamente la unión amorosa de Cristo y la Iglesia significada y hecha presente en la Eucaristía.»

Además, cuando se han planteado preguntas sobre si los juicios privados de los divorciados vueltos a casar son suficientes para establecer la invalidez de sus propios casos y si el así llamado «foro interno» puede usarse para resolver preguntas del status de sus primeros matrimonios, ambas han sido contestadas negativamente con firmeza.

Sin embargo el «proceso de acompañamiento» esbozado en el capítulo 8 de la Amoris Laetitia parece que hace a ambas parte de su plan pastoral ordinario.

Las disparidades entre las enseñanzas de la Amoris Laetitia y la Veritatis Splendor y la tradición moral católica están causando confusión a los fieles. Esto debe ser abordado por los obispos y el Papa tan pronto como sea posible.

E. Christian Brugger

Publicado originalmente en el National Catholic Register

Traducido por Josep María Fontdecaba, del equipo de traductores de InfoCatólica

 

25 comentarios

Francisco Javier
La palabra "revolucion" tiene un uso tan mundanizado, populista, demagogico y politico que no sirve para referirse a cosas de la Iglesia. Cristo es el mismo de hoy como hace 2 mil años.
9/04/18 4:52 PM
Luis López
Ante esa clara contradicción en dos textos papales sólo cabe acudir a lo seguro, que es la Biblia (la Palabra de Dios), y la Tradición constante de la Iglesia sobre asuntos de fe y de moral.

La "Veritatis Splendor" responde perfectamente a la fe y a la moral que hemos recibido. La "Amoris Laetitia" -como bien argumenta este artículo- supone una ruptura.

Ergo, dado que debemos "conservar lo que tenemos" nuestra opción como católicos sólo puede ser aceptar y acoger el texto de Juan Pablo II, y rechazar (al menos los puntos que contravienen la enseñanza milenaria) , la "Amoris Laetitia".
9/04/18 7:43 PM
milton
Nadie va a aclarar nada porque esta es epoca de confusión total simplemente lea la Biblia, Catecismo, Denzinger, Suma de tomas, y de Ratzinger para atrás
9/04/18 7:54 PM
José Miguel
Nadie puede cambiar la doctrina de la Iglesia, menos si está en abierta contradicción con la Enseñanza continuada a lo largo de los siglos y reafirmada por el Magisterio previo. Lo demás, es confusión y motivo de escándalo, pidamos a Dios que aleje del Santo Padre a sus consejeros que buscan tergiversar la verdad.
9/04/18 8:36 PM
Silvia Liliana Sueyro
Excelente articulo....que pena para los re-casados si reciben la Comunion sin tener sentido de pecado....las reglas del catolicismo no es igual para todos....a mis alumnos de Confirmacion no los deja comulgar el sacerdote sin confesarse ....y son niños....que sus padres no llevaron a misa durante sus vacaciones.....por eso no pueden comulgar....y unos "felices" adulteros si?????
9/04/18 8:41 PM
SOCORRO
No me extraña nada en absoluto.
Nos hallamos ante la apostasía genetalizada en el mundo y que està contaminando a la Iglesia. De modo que quienes siguen la sana doctrina permanecen fieles. Los demás pertenecen a la falsa iglesia.
9/04/18 9:40 PM
Borja
Realmente el problema que suscita el Papa es si las parejas pueden decidir por sí mismas que su matrimonio es nulo o no. ¿Hace falta sentencia de un tribunal eclesiástico? O por el contrario, ¿Basta con nuestra conciencia?. Es cierto que puede darse alguna injusticia por rigorismo excesivos o mentiras por parte de uno de los supuestos cónyuges que busque venganza, pero... En ese caso, ¿Qué hacemos?
9/04/18 9:59 PM
G
¡Está clarísimo .... que no lo van a abordar!
Intentarán seguir con la cantinela de que AL está en continuidad con el Magisterio de la Iglesia, como hace no mucho escuche a todo un Primado, cuando no venía a cuento, o podía haber evitado el comentario.
Tampoco harán muchos homenajes a la Humanae Vitae.
Dejarán pasar el tiempo sin combatir, a ver si escampa, y se olvida, y no tienen que posicionarse.
Me refiero a la mayoría. Siempre habrá honrosas excepciones, que dan gloria a Dios.
9/04/18 10:19 PM
Ricardo de Argentina
Fco. Javier, por supuesto que la palabra "revolución" no tiene nada que hacer en el léxico eclesial, salvo para condenar a la Revolución por antonomasia, a la Francesada, cuyo objetivo declarado era (y es) terminar con la Iglesia y con su fe.

Todos los herederos de la tal Revolución, sean de la izquierda social-comunista como de la derecha democrática, se llenan la boca de la tal palabreja mientras ponen los ojos en blanco en estado de éxtasis. Y es lógico, porque es el ideal que los mueve.

Pero que sucesores de los apóstoles hablen de "revolución" como algo bueno, tal como ha hecho Cupich, sólo sirve para constatar el altísimo grado de la penetración mundana en los altos estamentos de la Iglesia.
10/04/18 12:17 AM
Pablo
De lo profano se deduce un comportamiento profano. De lo sagrado un comportamiento sagrado. Si nos atenemos a lo escrito en la exhortación los divorciados vueltos a casar sólo pueden proceder de un matrimonio no sacramental porque en la Iglesia Católica no existe el divorcio por la indisolubilidad del matrimonio. El Estado reconoce, coherentemente, la validez del matrimonio canónico pero no así la Iglesia la del civil. No hay equívoco más allá de este supuesto con lo que cualquier discusión ulterior estaría referida a la potestad sobre la institución del matrimonio civil y la del eclesiástico. Los efectos del vínculo civil no van más allá de un mero contrato amparado por el derecho natural. Desde el punto de vista sobrenatural o religioso los amancebados no dejarían de ser meros fornicadores. Si por la dureza de su corazón la cátedra de Moisés admitió el repudio entre los judíos, por las circunstancias actuales la sede de Pedro facilita las nulidades matrimoniales (hace 50 años el proceso de nulidad no duraba menos de 15 o 20 años)
10/04/18 11:08 AM
Jose
Parece que Dios se oculta cada vez más. Sólo quedaba la Iglesia Católica como el lugar donde podrías humildemente aceptar la verdad. Ahora queda demolida la verdad por el sucesor de Pedro. Dónde podremos buscar la verdad?
10/04/18 2:50 PM
Jordi
Los cuatro errores proceden de la moral luterana:

Los cuatro errores:

1. Razonamiento consecuencialista
2. Noción viciada de la conciencia
3. Los absolutos morales son meros ideales
4. Pastoral contra la doctrina

La moral luterana normativa:

1. Sola fide: si crees en Cristo, estás salvo

2. Bonum imperfectum et incompletum: desaparecen los actos morales intrinsece malum per se semper et pro semper.

Todo acto moral, o en su defecto, toda persona, tiene siempre, como mínimo, un bien moral contenido en su propio acto moral o bien en su propia vida personal: es un buen padre de familia, es fiel, es paciente, cuida a su compañero...

3. Como consecuencia, desaparece el pecado mortal -todo es pecado leve-, el infierno deja de existir pues siempre hay una circunstancia atenuante, la no necesidad de confesarse, la libertad de comunión si se sigue el camino de integración, la perfección nunca se consigue en la tierra pues todo es proceso de perfección, mientras que el discernimiento en conciencia orientada a las atenuantes y el bonum imperfectum es la reina.
10/04/18 3:15 PM
Mariana
Hay sacerdotes que han autorizado a recasados porque como resultado de la segunda unión ya tienen hijos grandes, de 18 años.
Entonces la moral es de circunstancias y los recasados si esperan 18 años recasados, ya no fue, no ha sido y no seguirá siendo pecado?

Mi pregunta es: ¿cuándo dejó de ser pecado?
Que ilógica lógica, ¿no?
10/04/18 9:35 PM
Fernando Cava
Cuando uno recuerda un pecado pasado, suspira por no haberlo cometido, aunque hubiera sido sólo por pura suerte ó azar. El pecado objetivo crea en nuestra alma una profunda herida, así no se sea consciente de él. La norma negativa ayuda muchísimo a no cometer errores de los que luego te vas seguro a arrepentir.

Además, la misión de la Iglesia en precisamente esa: AVISAR A LOS HOMBRES DE LAS ACCIONES QUE SON INMORALES Y OFENDEN GRAVEMENTE A DIOS. En realidad es la misión de todas las religiones, aunque la única verdadera fundada por Dios mismo sea la Católica.

Los 10 mandamientos son OBJETIVOS, y una vez predicados nadie puede decir que no sabía lo que Dios espera de nosotros: sencillamente que le obedezcamos y le correspondamos a Su infinito Amor con nuestror amor de criaturas suyas.

Decir que cumplir los 10 mandamientos y evitar los 7 pecados capitales es un mero ideal ó una norma burocrática es una falacia del demonio. Si una persona cumple con el 6º y 9º mandamientos, pero luego cae en orgullo, soberbia, prejuicios, avaricia, envidia ó cualquier otro pecado, pues ya no está cumpliendo con su obligación de obedecer a Dios, y por lo tanto está en situación de gran peligro para su alma... pero la existencia de esos otros pecados no justifica que se transgredan el 6º y 9º mandamientos y se caiga en la lujuria, la fornicación y el adulterio.

Satanás siempre usa medias verdades y ambiguedad para lograr sus fines, sobre todo con los buenos a los que quiere engañar con
11/04/18 12:19 PM
Jordi
Mariana: increiblemente es así. Desde la Santa Sede, con Amoris laetitia, se nos propone la tesis de "los dos caminos". Por un lado, grandes palabras bonitas, por otro lado, grandes errores, como la comunión de los adúlteros del Capítulo VIII de Amoris laetitia.

No existe nunca jamás ninguna situación o circunstancia que permita lo que menciona.

El cura que lo permite trabaja para el enemigo. Es absurdo que, por ejemplo, siendo adúltero, exista la circunstancia que permita la comunión si el hijo cumple 18 años y es mayor de edad.

Esto es una payasada de catolicismo: pasar del infierno al cielo porque el hijo cumple 18 años.

Y convierte al catolicismo en una religión humana y profana, a través de la herejía irenista, que es 1.000.000 de veces peor que el gnosticismo y el pelagianismo juntos: qué curioso, se le olvidó a Francisco en Gaudete et exsultate.

Irenismo viene del griego "Irene" = paz: la propuesta de Erasmo de conciliar catolicismo con protestantismo.

Es una herejía escatológica: IRENISMO = PACIFISMO = ERASMISMO = RELATIVISMO = PROGRESISMO = MODERNISMO = ANTICRISTO

Herejía con afán excesivo de conciliar y de diálogo, en detrimento de la fe, que la destruye.

Condenada en el n. 11 de Unitatis Redintegratio: "no hay nada tan ajeno al ecumenismo como ese falso Irenismo que daña la pureza de la doctrina católica y oscurece su sentido genuino y cierto".

Pío XI: «ignominiosa» la colocación de la religión verdadera de Jesucristo «en el mismo nivel
11/04/18 12:35 PM
jose de maria
Primero felicitar al autor por el articulo. Muchas horas se han utilizado por un documento que confunde a los católicos. Pero sabemos que la verdad triunfara y el que siembra la confusión mas le valdría ponerse....................
Esta parecido a lo que paso en mi pueblo las fiestas cristianas eran una belleza pero no había cimientos, llego una familia musulmana y el director de la escuela con un solo barniz de cristianismo pensó y comento que ya esas fiestas preciosas ya no se hicieran para no ofender a los recién llegados.
11/04/18 6:40 PM
Mariana
Gracias Jordi:
Otro caso: amigas legionarias invitaban a una amiga recasada (y cuyo no sé como llamarlo porque no es esposo, no se quiso divorciar de la primera que era del medio artístico), a que fuera con un sacerdote legionario a que la autorizara a recibir la S.Comunión. Ella aunque tenía muchos años recasada iba a SMisa pero por delicadeza no comulgaba y las legionarias ya sabían cuál de sus sacerdotes le podía autorizar a comulgar y la invitaron varias veces a ir con este sacerdote y por lo menos a una persona que yo sé, Carmelita, le autorizaron comulgar. Pero ahora me parece que también los sacerdotes del Opus autorizan estos casos.
11/04/18 7:52 PM
Raúl
Muy claro. Es el enésimo artículo que muestra las contradicciones o ambigüedades de Amoris laetitia en relación con el Magisterio de siempre. Una aclaración: el documento referido como de los “obispos de Argentina”, lo es en realidad de los obispos de la Región Pastoral de Buenos Aires (esta región pastoral está conformada por la arquidiócesis de Buenos Aires y once diócesis del conurbano bonaerense: Avellaneda-Lanús, Gregorio de Laferrere, Lomas de Zamora, Merlo-Moreno, Morón, Quilmes, San Isidro, San Justo, San Martín, San Miguel y Zárate-Campana). Cabe recordar que por ejm. Monseñor Pedro Daniel Martínez Perea, Obispo de San Luis (Argentina) emitió una Carta Pastoral, “Matrimonio, nuevas uniones y Eucaristía” el 29 de junio 2017 (http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=30289) con una interpretación ortodoxa de Amoris Laetitia, al igual que la de Monseñor Aguer, arzobispo de La Plata (http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=26911). Estas instrucciones no han sido cuestionadas, como no podrían serlo dada su ortodoxia, lo que evidencia por contraste la confusión reinante con las graves consecuencias para la salud de las almas.
12/04/18 6:59 PM
Jordi
Mariana:

"...amigas legionarias invitaban a una amiga recasada (y cuyo no sé como llamarlo porque no es esposo, no se quiso divorciar de la primera que era del medio artístico), a que fuera con un sacerdote legionario a que la autorizara a recibir la S.Comunión...."

Es una comunión sacrílega, y quien toma indignamente la comunión, toma su propia condenación.

Es condenable esta supuesta pastoral de los dos caminos del Opus y Legionarios: siempre hay un sacerdote disponible para el sacrilegio.
13/04/18 2:23 PM
Mariana
GRACIAS Jordi:

Mientras estuve cerca de mi amiga le insistí en que no podía comulgar y ella por delicadeza no comulgaba. Pero ahora que vivo en otra ciudad, ya no la tengo cerca.
Como sé que hay sacerdotes según el Espíritu de Cristo en este blog, les pido por favor oraciones para ella, se llama Teresita.
Yo también pediré Misas a Perpetuidad por ella.
14/04/18 12:18 AM
flavio josefo
Como puse recién mi respeto al Santo Padre, sin el no hay Iglesia.
Mi Obediencia y fidelidad al Magisterio de la Iglesia,guiado por el Espiritu Santo.
Me quiero morir Catolico, no Cristiano.
De acuerdo a la Pastor Aeternus el Papa, este, el anterior, y el que venga.
Es Infalible en FE, y Moral. La Justicia, forma parte de la Moral, Tres Edades.
Por lo tanto hay un orden de Infabilidad, la Veritatis Splendor, y la Fides et Ratio, están sobre, este deplorable documento.
Sobre el Codigo de Derecho Canónico,, que es Magisterio,
El Catecismo Universal de la Iglesia, magisterio si los hay.
El que comulga, es decir recibe a CRISTO, en persona, es una comunión Sacrilega,que equivale a muchos pecados, mortales, en relación al Santo Sacrificio, no a una reunión de hermanos, Santo Sacrificio. Puedo Decir, después de recibir a Cristo, Dios está en Mi, y Yo en El San Pablo.La Reunión de Hernanos surge de compartir la Eucaristia. Documento que como se ha observado, ha creado una confusión notable en el Seno de la Iglesia. En el Magisterio debe haber continuidad, debe crecer, y aqui se rompe con todo. Con La moral de situación, es posible dar el pancito!!!!! a una persona Débil, a un ladrón para qe lo sea menos, etc Corta con el Sagrado Magisterio.
Leer Infocatólica y este documento, con objetividad.
Vuestra palabra sea SiSi NO NO, todo lo que se aparta de esto viene del Maligno. Esta lleno de ambiguedades, la ambiguedad, no es Magisterio Padre Iraburu. Que tenemos el Catecism
14/04/18 1:23 AM
maru
Lo que ha hecho el Papa en este caso, es inadmisible. Va contra las enseñanzas de Cristo, en el pilar más importante de la Iglesia, la EUCARISTIA.
14/04/18 12:59 PM
hornero (Argentina)
flavio josefo: en verdad, como usted afirma, es fundamental defender la solidez inquebrantable de la Piedra Fundamental de la Iglesia, el Papa. Como tal la instituyó Cristo y como tal la sostendrá mientras dure la Iglesia, hasta que Él venga. Hay quienes dudan de esta verdad y piensan que si un Papa afirma errores o herejías a título personal se transforma en Papa hereje que dejaría de ser Papa. No distinguen entre la persona humana del Papa y el Vicario de Cristo. Este jamás puede errar como tal. La condición de Vicario de Cristo está excenta por voluntad de Cristo de todo error o pecado. No así la persona humana del Papa. Por eso un Papa no puede incurrir en error como Vicario de Cristo, y éste es la sustancia del Sucesor de Pedro.
14/04/18 11:20 PM
flavio josefo
Estimadisimo Hornero

Siempre orare por el Papa, creo en la OMIPOTENCIA, de Cristo, en la EUCARISTIA, pero no se puede quebrar, la Moral De Situacion, PioX II, y Megisterio precedente , este documento ha dividido a la Iglesia, en una forma que usted no puede negar. Debe estar en continuidad, con el anterior. Lei Todo el Magisterio de San Juan Pablo II, y es asi. Es una pena que haya quemado, los diarios de ese pontificado, donde cada documento, abrumaba, con la bibliografia, y clasimamente de esas mamnera ponia, de manifiesto que no era el, sino CRISTO.
No pude negar la confusión que reina en la Iglesia, dos años segui este lamentable sinodo, y me aleje, como ahora, por mis deberes de estado, Estudiar. Lea con Obejitivad todo lo que Infocatólica, ha escrito sobre este documento. Y con caridad, le he pedido al Papa, que lo reviera. No Paso, nada, la confusión sigue, lea al pensador, que escribe este profundo articulo.
Y ore frente al Sagrario, y que Dios le va Iluminar la Razón y no lo que quisiera usted, sino lo que quiere Dios, de usted.
La FIDELIDAD A CRISTO!!!!Lea la Pascendi, vigente ahora más que nunca, el modernismo. mIre desde que me converti!!!me lo tomo todo,
Muy en SERIO, lo deben agradecer mis pacientes, no les pido el carnet de creyente a nadie. Por lo que estudio. Y comprendo a todos, por el desorden mundial que existe provocado. Y porque uno debe amar al prójimo, partiendo de la familia a toido el mundo que pasa, a la Patria,
Manipulado, como nunca el s
15/04/18 2:10 PM
flavio Josefo
Aparte San Pedro estaba equivocado, y acepto la Corrección de San Pablo, Las Dubias de los Cardenales.
No Paso nada.
15/04/18 2:48 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.