La atleta paralímpica belga Marieke Vervoort muere al someterse a la eutanasia

Llevaba 11 años decidiendo cuándo hacerlo

La atleta paralímpica belga Marieke Vervoort muere al someterse a la eutanasia

Marieke Vervoort, atleta paralímpica que padecía una enfermedad degenerativa, murió a los 40 año tras abandonar el tratamiento que recibía en un hospital. Desgraciadamente había «decidido hacer el proceso de eutanasia».

(Marca/InfoCatólica) Vervoot anunció antes de los Juegos de Río que quería morir. La atleta belga sufría una enfermedad degenerativa. Todo empezó con una dolorosa inflamación en un pie a los 14 años. De allí se extendió a las rodillas y a los 20 pasó a depender de una silla de ruedas. Su cuerpo iba perdiendo facultades con el paso del tiempo hasta que se confirmó el fatídico diagnóstico. Entonces dejó los estudios y encontró en el deporte un refugio. En 2007 hizo el Ironman de Hawái.

Ganó un oro y un plata en los 100 y 200 metros de los Juegos de Londres 2012. Cuatro años más tarde, en Río, se colgó un bronce en el 100 y una plata en el 400, en la categoría T52. Fue su adiós a la competición.

El diario deportivo español MARCA habló con ella en la cita paralímpica de Río. Entonces había cambiado de opinión. «Después de Río no quiero la eutanasia. Vivo día a día y cuando llegue su momento, lo haré. Firmé los papeles en 2008, sí, porque entonces tenía mucho, mucho dolor y no quiero vivir con un dolor insoportable. No quiero tener a una persona que me tenga que ayudar todo el día, por la mañana, por la tarde y por la noche, pero ahora quiero mucho más tiempo con mi familia y amigos, dar charlas motivacionales y cuando ya no quiera vivir, tengo los papeles», decía por entonces. Ese día finalmente llegó este martes.

Tras dejar el deporte, estos últimos años tuvo que ser ingresada con frecuencia por su enfermedad. Avanzaba sin compasión. «Está yendo muy, muy rápido, y estoy de nuevo en el proceso de eutanasia. Voy a decidirme a hacerlo. Es imposible vivir en estas condiciones», llegó a comentar Vervoort a principios de 2018.

Este verano visitó Lanzarote, una lugar que le encantaba y al que acudía asiduamente para entrenarse. En septiembre, había cumplido otro de sus deseos: ejercer de copiloto en un Race Lamborghini Huracan Evolution en el circuito de Zolder, con sus padres y sus perros como testigos. «He cumplido muchos sueños en mi vida. Este es el último», declaró.

Cuatro días antes de su fallecimiento subió una foto a su cuenta de Instagram de cuando competía: «No puedo olvidar los buenos recuerdos», escribió.

Catecismo y eutanasia

El Catecismo de la Iglesia Católica condena la eutanasia:

2277 Cualesquiera que sean los motivos y los medios, la eutanasia directa consiste en poner fin a la vida de personas disminuidas, enfermas o moribundas. Es moralmente inaceptable.
Por tanto, una acción o una omisión que, de suyo o en la intención, provoca la muerte para suprimir el dolor, constituye un homicidio gravemente contrario a la dignidad de la persona humana y al respeto del Dios vivo, su Creador. El error de juicio en el que se puede haber caído de buena fe no cambia la naturaleza de este acto homicida, que se ha de rechazar y excluir siempre (cf. Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, Decl. Iura et bona).

20 comentarios

Hispanicus
Pobre muchacha. Afirmaba que había cumplido muchos sueños en su vida, pero al final se dejó arrastrar por una pesadilla: la creencia de que podemos disponer de nuestra vida como si fuéramos sus dueños (libertad mal entendida basada en un concepto radical de autonomía personal) y el dueño; quien tiene la potestad de reclamar nuestra vida, ese sólo es Dios.
¡Que Dios se apiade de su alma!
R.I.P
23/10/19 4:41 PM
Hispanicus
Lástima que aparezca en la foto, junto a los trofeos, una estatuilla de un ídolo pagano, en vez de un hermoso y doloroso crucifijo.
23/10/19 4:49 PM
Cuando Dios quiera
Recomiendo conocer la vida de Olga Bejano. Y sus cuatro libros, escritos a medida que avanzaba la enfermedad. Fue víctima de la ira de los eutanásicos (le retiraron la asistencia que su caso requería durante un año, sí, UN largo AÑO, en el que peleó como una jabata por recuperarlo). Con las fuerzas que le dio Dios, lo superó y pudo escribir su último libro que se publicó póstumamente. Se fue a la Casa del Padre, como ella decía, con los deberes hechos.
Por lo demás, QDEP la señora fallecida. No les voy a dar publicidad a los eutanásicos que van ahora a utilizarla (a saber el tiempo que llevan haciéndolo) y que pretenden llevarnos a todos a su cosmovisión de la cultura de la muerte contraria a Dios.
23/10/19 4:55 PM
David García
Me da mucha pena la muerte de esta mujer, cuando leo sobre ella me produce una gran admiración, si ya de por sí los atletas me producen admiración, pues en su caso mucho más.
Esta claro que era muy fuerte, valiente y luchadora, y que llego muy lejos a pesar de su enfermedad.
Yo desde luego, respeto su decisión, y le admiro que haya tenido la misma valentía para afrontar la muerte que la que tuvo para afrontar la enfermedad.
Descanse en paz.
23/10/19 6:04 PM
Catolicus c.
Si Dios padre quiere que tengamos una dolorosa muerte lenta y lo hagamos agonizando ¿Quién somos nosotros para ir contra su sabia voluntad?
Él nos ama y si quiere que muramos con un insoportable dolor, Él, en su infinita sabiduría, sabrá más que nosotros. No somos nadie para intentar paliar los dolores y evitarnos sufrimiento.
Más sufrió Cristo en la cruz por todos nosotros.

Saludos hermanos en Cristo, y sigamos luchando contra la eutanasia, esa herramienta de Satanás para ir contra la voluntad del Espíritu Santo.
23/10/19 7:22 PM
José G. Angulo [Mérida, Yuc. Mex]
Pidamos la intercesión de la santa holandesa Liduvina de Sheidan, quién murió en 1433, pidamos por ella y para su eterno descanso.

Oración:
Santa Liduvina: Alcánzanos de Dios la gracia de aceptar con paciencia nuestros sufrimientos como pago por nuestros pecados y para conseguir la conversión y salvación de muchos pecadores.
23/10/19 9:29 PM
nicodemo
Esto no debería ser noticia. Como quiera que sea, que en paz descanse.
23/10/19 9:38 PM
Diana Patricia
La vida y la muerte, sólo en las Manos de Dios Todopoderoso!!!
Pobrecita Marieke, muestra en esa foto, además de sus trofeos logrados con tanto esfuerzo y valentía, una imagen de Buda; por lo que deduzco su falta de Fe y Esperanza en el Dueño de la Vida.
Y es que nuestra voluntad erróneamente administrada nos aleja de Dios Trinidad.
El Señor la perdone por su ignorancia en nuestra Fe y que nuestra Madrecita Celestial nos enseñe a cómo saber administrar nuestra voluntad conforme a la Divina Voluntad, e incluso a prescindir de ella para que “ya no sea yo quien vive, sino Cristo Jesús Quien Vive en mi”

23/10/19 10:09 PM
Generalife
Que Dios se haya apiadado.He rezado para que haya tenido arrepentimiento final
23/10/19 10:19 PM
Luis López
"Él nos ama y si quiere que muramos con un insoportable dolor, Él, en su infinita sabiduría, sabrá más que nosotros. No somos nadie para intentar paliar los dolores y evitarnos sufrimiento"

De acuerdo con la primera frase, aunque sólo por una gracia sobrenatural podríamos cada uno asumir algo así.

Pero en desacuerdo con la segunda frase. El Señor pasó haciendo el bien, y mucho de ese bien que hizo fue curar las enfermedades, tanto del cuerpo como del alma. Nuestro deber, en imitación de Jesucristo, es aliviar al que sufre.
23/10/19 10:30 PM
keparoff
Hoy en día es cuando menos necesario se hace vender el suicidio para evitar el dolor. Los medios paliativos en los estadios finales de una enfermedad dolorosa son tan eficaces como la muerte.

Una persona sedada no sufre. Si no hay otro medio de evitar el dolor de la agonía es lícito recurrir a la sedación. ¿Qué le aporta a una persona matarse, cuando puede usar medios que eviten esos padecimientos?

Solo negar la autoridad de Dios para decidir sobre la vida y la muerte, y reclamar, en cambio, una soberanía humana sobre la misma.

En cualquier caso, espero que los sufrimientos que ha padecido esta mujer sean causa de misericordia de Dios, requiescat in pace.
23/10/19 11:50 PM
Jorge Cantu
Cuando no se tiene a Dios en el corazón, las decisiones se vuelven utilitaristas y egoístas, ¿para qué sufrir, si la muerte es el fin de todo?



Dios tenga piedad de ella y pueda aducir, al menos, ignorancia invencible o dolor insoportable. Aunque ambos casos, hoy en día, me parece, no tienen justificación, pues la ignorancia sólo podría aducirla quien haya vivido toda su vida en la selva o en una cueva, y el dolor tiene desde hace mucho tiempo, hasta donde sé, tratamiento médico.
24/10/19 3:04 AM
irma
La Iglesia no se opone a los cuidados palestinos para sobrellevar los dolores de enfermedades terminales, lo que no acepta es la autoeliminación, porque el creador y dueño de la vida es solamente Dios
24/10/19 4:55 AM
Catolicus c.
Luis López:
"Pero en desacuerdo con la segunda frase. El Señor pasó haciendo el bien, y mucho de ese bien que hizo fue curar las enfermedades, tanto del cuerpo como del alma. Nuestro deber, en imitación de Jesucristo, es aliviar al que sufre."

Aquí hay una contradicción. Dios mandó las enfermedades, y Jesucristo las curaba. Curarlas es ir contra la voluntad del Padre, salvo que seamos Cristo (que no es el caso) Ellos saben lo que se hacen y su voluntad forma parte de un plan divino que ignoramos.

Nosotros no somos nadie para ir contra ese plan, de hecho, la Santa Madre Iglesia Católica se opuso a las vacunas cuando se descubrieron ya que era ir contra la voluntad de Dios que nos mandaba enfermedades.
24/10/19 11:53 AM
Juan Mariner
Asociamos la locura a arrebatos o a temporadas cortas con estados de ánimo alterados u obcecados, pero esta señora llevaba años fuera de sí en una profunda depresión que le impedía pensar con racionalidad. Es un suicidio facilitado por el Estado a personas desesperadas sin ya el mínimo control médico, que es lo que se buscaba: la eutanasia va a acabar siendo forzosa para los débiles.
24/10/19 12:40 PM
M.Angels
Catholicus:
¿Quien ha dicho que oponerse a las enfermedades es ir contra la voluntad de Dios? San Lucas, médico y evangelista?¿ Y en qué momento o documento la Iglesia se ha opuesto al uso de vacunas?
Hay que diagnosticar las enfermedades, tratarlas cuando se pueda, aliviar al enfermo siempre. Esta es la ética médica de siempre, asumida por la Iglesia sin mayores problemas siempre, que únicamente ha intervenido para delimitar casos moralmente conflictivos, como el aborto, la anticoncepción, los límites de algunos tratamientos agresivos... En cuestiones puramente técnicas de la práctica médica, la Iglesia no entra, no es su campo.
24/10/19 6:36 PM
Catolicus c.
M. Angels:
"¿Quién ha dicho que oponerse a las enfermedades es ir contra la voluntad de Dios?"
¿Es que no sabes que no se mueve una hoja sin que Dios lo sepa y sea su voluntad? Si tenemos una enfermedad es voluntad de Dios, igual que si Dios desea que nazcamos o muramos. Solo Dios da y quita la vida (a veces utilizando la enfermedad como herramienta)

Respecto a que la madre Iglesia se opuso a las vacunas por ir contra la voluntad de Dios es historia, documéntese.
Saludos en Cristo.
25/10/19 11:35 AM
Rafaelus
Catolicus c.
"¿Es que no sabes que no se mueve una hoja sin que Dios lo sepa y sea su voluntad?"

Entonces también la eutanasia de esta persona también fue Voluntad de Dios, Él la permitió, decide hasta el movimiento de una hoja.

Y si la Iglesia en el pasado se opuso a la vacunación, ya rectificó de ello, Gracia a Dios que lo inspiró,
28/10/19 7:45 PM
David
Rafaelus, necesita repasar con urgencia la diferencia entre voluntad positiva de Dios y voluntad permisiva.
Que Dios permita que ocurra algo no significa que desee que ocurra. De lo contrario, todos los pecados serían voluntad de Dios.

O entiende eso o no entiende nada.
28/10/19 9:26 PM
Catolicus c.
Rafaelus:
Todo es voluntad de Dios salvo lo que nos permite nuestro libre albedrío.
Nosotros no deseamos enfermar (eso es voluntad de Dios), pero tenemos libre albedrío sobre qué hacer con la enfermedad (y lo que hagamos puede agradar a Dios o no)
29/10/19 11:20 AM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.