El Arzobispo de Asunción quiere que se ordenen hombres casados y diaconisas en la región amazónica

Es miembro de la comisión de la Relatio final del Sínodo

El Arzobispo de Asunción quiere que se ordenen hombres casados y diaconisas en la región amazónica

El Arzobispo de Asunción (Paraguay) y miembro de la comisión de redacción del documento final del Sínodo de la Amazonía, Mons. Edmundo Valenzuela, se ha mostrado a favor de la ordenación de hombres casados (viri probati) y diaconisas en la región amazónica.

(ACI Prensa) En entrevista concedida a ACI Prensa, el prelado manifestó que fue una «agradable sorpresa» haber sido elegido por el Papa Francisco para formar parte del comité de redacción del documento final del Sínodo y destacó que «hay temas muy difíciles de afrontar».

Uno de ellos, indicó, lo están tratando en el círculo menor en el que participa en el Sínodo y es «el tema de los viri probati. Ahí podemos decir que son los varones casados propuestos a ser ministros del orden sagrado no solamente para la Eucaristía sino también para la enseñanza, también para cuidar la comunidad, los que decimos los tres oficios de Cristo Jesús: profeta, sacerdote y servidor, que es característico de todo sacerdote, de todo obispo. Eso también caracterizaría a estos señores».

Tras señalar que este tema se debate «para las necesidades de la Amazonía», el Arzobispo dijo que la ordenación de los viri probati puede ser una ayuda para los «vicarios apostólicos que no pueden sostener su tarea por dos motivos: por la distancia y también por la presencia de los pentecostales. Muchas comunidades fácilmente pasan a ser pentecostales porque no hay este sacerdote o este catequista o esta persona ordenada para su comunidad. Con todo, eso es un tema muy delicado».

Para el prelado, «el otro tema importante y delicado es el tema de las diaconisas, es decir, sabemos que en la sala sinodal ha habido muchas intervenciones como un clamor, sobre todo de las mujeres, y mujeres religiosas y no religiosas, mujeres indígenas y no indígenas, que han pedido que la Iglesia pueda instituir el ministerio del diaconado femenino».

El Arzobispo dijo también a ACI Prensa que «hay la posibilidad de que este Sínodo especialmente dedicado a la Amazonia pueda pedirle al Papa que, en determinadas circunstancias, en determinados vicariatos apostólicos, determinadas mujeres que ya ejercen tareas muy semejantes el diaconado porque ellas bautizan, presiden los matrimonios, dirigen las comunidades, entonces ver cómo se puede en la Amazonia aportar el diaconado femenino».

Sobre la ordenación de viri probati, el prelado indicó que en «la Amazonia deben ser los mismos vicarios apostólicos que, por razones de necesidad pastoral, por razones de urgencia de la Eucaristía, por razones de no ser invadidos por los pentecostales, puedan pedir a la Santa Sede, al Papa, la licencia para determinados lugares, determinados personas, no como un principio genérico; e igualmente para el diaconado femenino».

«Al menos hacer un proceso de formación para todos aquellos que el día de mañana, no sabemos cuándo, se pueda institucionalizar, pero no frenar sino continuar el camino de este Sínodo porque la Iglesia jamás impidió el diaconado femenino», destacó Mons. Valenezuela.

«No hay ninguna prohibición sobre eso. Además el diaconado femenino tiene que ser femenino, no clericalizado. Es decir habrá que estudiar todas las modalidades en las que la mujer, que no es el clérigo, la mujer en cuanto tal desde su vestimenta, desde su presencia sea siempre mujer al estilo mujer, no clericalizado».

Mons. Valenzuela recordó luego que «el Papa Francisco había constituido ya una comisión en el año 2016 y esto no ha dado todavía ningún resultado porque, como hemos leído en los comentarios periodísticos, no hubo un acuerdo ni histórico, ni antropológico, ni teológico en este campo».

«Todo ese es un camino que está abierto y creo que este Sínodo propone, como este Sínodo es solamente consultivo entregamos al Papa todas nuestras propuestas, subrayó.

El Arzobispo de Asunción también habló con ACI Prensa sobre la importancia de evangelizar con un especial ardor en la Amazonía. Hace falta, dijo, «un ardor misionero que vaya más allá de ser simplemente servidores o ministros de oficina, sino que sean realmente personas entusiasmadas por el ardor de Cristo Jesús».

El prelado también destacó la importancia de defender la ecología integral y resaltó la necesidad de inculturar el Evangelio en la región.

«Corresponde solamente a los obispos hacer este esfuerzo de discernimiento para no confundir tradiciones que podrían ser politeístas, deístas, y son expresiones que deben ser purificadas para que en la liturgia católica tengan cabida todas estas expresiones y sean expresiones naturales de los pueblos indígenas», aseguró.

La verdad sobre el diaconado femenino

El lector puede juzgar por sí mismo si lo que dice el arzobispo de Asunción sobre las diaconisas se corresponde con lo que dijo el Papa en mayo de este año

 

Esta noticia no admite comentarios.