Los obispos del País Vasco y Navarra piden perdón por algunas complicidades en sus Iglesias con ETA

El obispo de Bayona se suma a la petición

Los obispos del País Vasco y Navarra piden perdón por algunas complicidades en sus Iglesias con ETA

Los obispos del País Vasco, Navarra -España- y Bayona -Francia- han pedido «sinceramente perdón» por las «complicidades, ambigüedades y omisiones» que se han dado en el seno de la Iglesia durante los años de terrorismo de ETA.

(Efe) Así lo han admitido en un comunicado, al que ha tenido acceso Efe, después de que ETA haya reconocido hoy el «daño causado» y haya admitido su «responsabilidad directa» en el «sufrimiento desmedido que la sociedad vasca ha padecido».

«A lo largo de todos estos años, muchos de los hombres y mujeres que conforman la Iglesia han dado lo mejor de sí mismos en esta tarea, algunos de forma heroica. Pero somos conscientes de que también se han dado entre nosotros complicidades, ambigüedades, omisiones... por las que pedimos sinceramente perdón», subrayan.

En el texto, los obispos consideran que la «deseada» disolución de ETA «ofrece nuevas posibilidades para la normalización», que deben ser «aprovechadas por todos», y defienden que es el momento de «atender las peticiones de los familiares de los presos inmersos en diversas necesidades humanitarias».

Y recalcan la importancia de que el «retorno de los excarcelados a sus lugares de origen se realice de forma que las víctimas del terrorismo no se sientan humilladas».

«Somos conscientes de que estamos llamados a vivir en una actitud permanente de conversión, sirviendo humildemente a la verdad y acogiendo a aquellas personas que desean emprender un camino nuevo», indican.

El comunicado está firmado por el arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, Francisco Pérez; y los obispos de Bilbao, Mario Iceta; San Sebastián, José Ignacio Munilla; Vitoria, Juan Carlos Elizalde; el de Bayona, Marc Aillet; y el obispo auxiliar de Pamplona, Juan Antonio Aznárez.

Consideran que además del «inmenso y prolongado» sufrimiento infligido por la violencia, «nuestro pueblo ha padecido un daño espiritual y social incalculable» provocado, añaden en el texto, «por las ideologías totalitarias e idolátricas que alimentaron el fenómeno terrorista».

Ahora, dicen, «nuestra sociedad tiene que afrontar el reto de la reconstrucción moral y de la reconciliación», una labor a la que la Iglesia «quiere contribuir, consciente de que» dicha reconstrucción «está en íntima conexión con los valores evangélicos».

«Solamente desde la humildad puede construirse la paz en la justicia. La verdadera reconciliación solo es posible si existe un auténtico arrepentimiento y una sincera petición de perdón, además de una disposición real a reparar el mal causado en la medida de lo posible», sostienen los prelados.

Reiteran su solidaridad con todas las víctimas de la violencia y con sus familiares y «de un modo especial» con aquellos «cuyos atentados no han podido todavía ser esclarecidos y padecen el sufrimiento añadido de la impunidad».

Comunicado completo

Los obispos de Navarra, el País Vasco y Bayona ante la declaración de ETA

20 de abril de 2018

1.- La Iglesia católica presente en las diócesis de Pamplona-Tudela, Bilbao, Vitoria y San Sebastián y Bayona, valora lo que de positivo tiene la «Declaración sobre el daño causado» de la banda terrorista ETA, después de 60 años de historia de muerte y de sufrimiento. Deseamos de todo corazón que el saludo bíblico «Paz a vosotros» se enraíce en nuestra tierra para siempre.

2.- En esta circunstancia, reiteramos nuestra solidaridad de una forma especial con todas las víctimas de la violencia y con sus familiares, de un modo especial con aquellos cuyos atentados no han podido todavía ser esclarecidos y padecen el sufrimiento añadido de la impunidad. Su memoria y la oración por ellos debe estar siempre entre nosotros. No podemos por menos de recordar el mensaje de las bienaventuranzas predicado por Jesucristo, que hoy resuena como especialmente dirigido a todos ellos (Cfr. Mt 5).

3.- La Iglesia ha recibido de Jesucristo la vocación a ser instrumento de paz y de justicia, de consolación y de reconciliación. A lo largo de todos estos años, muchos de los hombres y mujeres que conforman la Iglesia han dado lo mejor de sí mismos en esta tarea, algunos de forma heroica. Pero somos conscientes de que también se han dado entre nosotros complicidades, ambigüedades, omisiones… por las que pedimos sinceramente perdón. Como seguidores de Jesús de Nazaret, somos conscientes de que estamos llamados a vivir en una actitud permanente de conversión, sirviendo humildemente a la verdad y acogiendo a aquellas personas que desean emprender un camino nuevo.

4.- Además del inmenso y prolongado sufrimiento infligido por la violencia, nuestro pueblo ha padecido un daño espiritual y social incalculable, provocado por las ideologías totalitarias e idolátricas que alimentaron el fenómeno terrorista. En el momento presente, nuestra sociedad tiene que afrontar el reto de la reconstrucción moral y de la reconciliación. La Iglesia quiere contribuir a esta tarea consciente de que la reconstrucción moral está en íntima conexión con los valores evangélicos.

5.- La deseada disolución de ETA ofrece nuevas posibilidades para la normalización, que debieran de ser aprovechadas por todos. Pensamos en la oportunidad de atender las peticiones de los familiares de los presos inmersos en diversas necesidades humanitarias. También es importante que el retorno de los excarcelados a sus lugares de origen se realice de forma que las víctimas del terrorismo no se sientan humilladas.

6.- La clave de la paz y la reconciliación está en la sinceridad del corazón humano. Solamente desde la humildad puede construirse la paz en la justicia. La verdadera reconciliación solo es posible si existe un auténtico arrepentimiento y una sincera petición de perdón; además de una disposición real a reparar el mal causado en la medida de lo posible.

Que el Dios de la misericordia nos ilumine a todos para avanzar por el camino de la paz.

Mons. Francisco Pérez, arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela

Mons. Mario Iceta, obispo de Bilbao

Mons. José Ignacio Munilla, obispo de San Sebastián

Mons. Juan Carlos Elizalde, obispo de Vitoria

Mons. Juan Antonio Aznárez, obispo auxiliar de Pamplona

Mons. Marc Aillet, obispo de Bayona

 

22 comentarios

Martinna
Esta bien que etarras, ciudadanos y eclesiásticos pidan perdón por tantos sufrimientos y daños causados durante tantos años.
¿Piden perdón sinceramente arrepentidos, o, como dicen algunos comentarios publicados, buscan que se olvide todo sin más, porque ahora es lo que les conviene?. Perdonados estarán si Dios les perdona. Veremos como se portan en adelante. Tanta maldad no se les pasa de hoy para mañana.
20/04/18 2:57 PM
Yanka
TENGO UNA PREGUNTA PARA JOSÉ ANTONIO PAGOLA Y PARA SUS PAISANOS COLEGAS VASCOS

¿Por qué nunca han denunciado evangélicamente la injusticia del terrorismo nazionalista y el pecado de omisión de su propia Iglesia vasca al respecto?

Uds. mismos no practican lo que platónicamente predican. Ven la paja en la Iglesia ajena y no ven la sangre causada por el plomo represor de las balas en sus ojos.

La Iglesia vasca no ha sido humana ni evangélica ni cristiana. Y ha sido una vergüenza la actitud cobarde de la conferencia episcopal española al respecto por su pecado de omisión y por callar ante la injusticia y la barbarie y el terror del fascismo Nazionalista.

“Es tan homicida el ojo que mira hacia otro lado como el que apunta con la mirilla del fusil; es tan culpable la mano que echa la persiana para no enterarse de lo que ocurre afuera como la que aprieta el gatillo”. W. Szpilman.

"Lo mas atroz de las cosas malas y la gente mala es el silencio de la gente buena" Gandhi

“Quien acepta pasivamente el mal es tan responsable como el que lo comete. Quien ve el mal y no protesta, ayuda a hacer el mal” Martin Luther King
20/04/18 3:26 PM
Jordi
No es suficiente. Hay que publicar, en Nota Conjunta, de qué hechos piden perdón, como por ejemplo, saber si hubo consagrados, sus diferentes grados de implicación con ETA, y los hechos delictivos, de obispo, cura, religioso y laico, de palabra, escrito, obra y omisión, como se hizo en Sudáfrica, con las comisiones de verdad histórica y perdón. Y de paso, ingresar una suma de dinero para las asociaciones de víctimas del terrorismo.
20/04/18 3:34 PM
Jesus Carlos
¿Porque en la nota de la Iglesia Vasca no se menciona a que ideologia totalitaria se refieren?.¿ Les da grima hablar del marxismo por el que dirán?
Suena a perdon con la boca pequeña...osea para quedar bien. Digan claramente que ideologia es la que genera el terror en las sociedades. ¿No se atreven?...pues mal seguimos...
20/04/18 3:44 PM
Gunteron
¿Y las firmas de Setién y Uriarte donde están?
20/04/18 3:58 PM
juanlui
Cuanta vileza en este lodazal de país. ETA no está derrotada, sólo está en pausa ¡ porque ahora mismo está viviendo muy bien, ¡ dentro de las instituciones que pagamos todos !!

Que los obispos entonen el mea culpa es sospechoso porque ¡ En vascongadas todavía no es un libre ! Allí se vive la paz de los cementerios. Que le pregunten a los policías de Alsasua.

Yo preferiría que fueran los jesuitas vascos los que pidieran perdón por haber engordado en su seno el monstruo llamado ETA. Sin el "alimento" teórico y espiritual de los jesuitas vascos, ETA nunca habría llegado a ser la serpiente que fue.
20/04/18 4:05 PM
Sibila
Efectivamente, Eta ya no necesita matar porque ha llegado al poder, le han dado todo y ahora los obispos piden perdón con la boca grande y con la pequeña, que los presos vuelvan a las cárceles vascas. Pues ¡Oiga! Ellos bien que se desplazaban para matar. Cuando resuciten las víctimas, entonces que vuelvan, que una cosa es el perdón cristiano y otra la Justicia y hasta el Purgatorio, donde van las almas a purgar sus faltas, aun estando perdonadas.
20/04/18 4:18 PM
Jacinto
La nota me parece muy acertada. Bien es verdad que, gracias a Dios, no tengo complejo de Obispo como muchos de los que han opinado en esta noticia. Saben lo que tienen que decir los Obispos, cuando y como. Unos cracks.
20/04/18 4:31 PM
mauricio
Los españoles no somos más estúpidos porque estallaríamos.

ETA está dentro de las instituciones vascas, viviendo de todos los contribuyentes de España. Pero es que además está en el parlamento español maniobrando la política nacional.

¿ Es eso derrota o más bien es consecución de fines ?

¿ Hay alguien que no se haya percatado de lo estúpidos que somos los españoles ?


Los obispos, algunos, van mostrando la patita según los tiempos que marca ETA. Saca el comunicado ETA y estos sacan el suyo.
20/04/18 4:31 PM
Tyto Alba
Para las víctimas y sus familias, memoria y oración.
Para los presos y sus familias, atender sus peticiones.
Qué quieren que les diga, ilustrísimas. Eso no es ni siquiera equidistancia. Esos es inclinarse más por los verdugos que por las víctimas.
(Y si no, que cambien las proposiciones, a ver cómo queda....)
20/04/18 4:42 PM
Tulkas
De nada vale que los que no tienen culpa personalmente pidan perdón.

La labor del obispo es sancionar canónicamente a los que han apoyado el terrorismo.

Y si no lo hacen, son cómplices igualmente.

Basta de palabras.
20/04/18 4:53 PM
JCA
Pregunta: ¿el clero navarro también estuvo en en ajo, o es que los incluyen para destacar la unidad de la patraña esa de Euskalherria? Que yo sepa, donde fueron de aúpa es en Vizcaya y Guipúzcoa, no tanto en Álava. Y los jesuitas fueron los criadores de esos anticristos, sin olvidarnos del jesuita renegado Arzallus.
20/04/18 5:26 PM
Tonib
Escribir sobre el papel de la Iglesia en el País Vasco necesitaría cientos de páginas. Y la mayoría de ellas serían de infamia, de inhumanidad, de íntima complicidad con los asesinos.

Esta complicidad la están llevando hasta el final, pues pareciera que etarras y obispos hubieran consensuado sus mensajes, al menos temporalmente.

Y, por cierto, un poquito tarde el arrepentimiento, ¿no?

El perdón se lo tenéis que pedir a Dios. Él nos juzgará a todos.

---

LF:
Le recuerdo que los actuales obispos tienen poco que ver con lo que pasó. Más bien lo contrario.
20/04/18 6:52 PM
Simplicio
Pues yo pido perdón por todos los partidos democráticos, centralistas y nacionalistas, que entre otros muchos crímenes han perpetrado el abominable crimen legalizado por ellos del aborto. Pido perdón por las familias que han destruido, por los niños y jóvenes que han escandalizado y corrompido. Pido perdón por haber sumido a la sociedad española en la droga, la delincuencia, el materialismo y la corrupción. Pido perdón por los blasfemos y por quienes las consienten. Pido perdón por los ataques a nuestra Historia y a la Unidad de la Patria, que nos legaron nuestros antepasados con tanta santidad, sacrificio, heroísmo, talento y abnegación. Pido perdón por los que derribaron con perjurio y con traición el Estado Católico. Por los políticos mentirosos y corruptos. Y por todos sus votantes, que son también cómplices del mal. Y por todos los que tenían el deber de enseñar, corregir, aconsejar y conducir, comenzando por los pastores de la Iglesia.
20/04/18 6:56 PM
Jordi
Alguien me comentó que el nacimiento del nacionalismo vasco-navarro y de ETA nació en los seminarios católicos, único lugar posible en la España de postguerra. Fue un larvadero de odio, infierno y cerrazón.

Lástima que sólo exista esta novela de "Patria" de Aramburu, pero es parcial, imperfecto e incompleto, pues no incluye el factor eclesial, el básico, fundamental y esencial, como lo demuestra el caso Arzallus, jesuita sacerdote (1967-1970), ejemplo de la decadencia y derrumbe al abismo del catolicismo vasco, otrora fidelísimo seguidor de Jesús y María hasta el martirio en la misión más remota.

Hasta afectó al jesuita seminario santanderino de Comillas, que se fue a Madrid en 1969, precisamente para ​evitar la contaminación nacionalista vasca procedente de jesuitas, dominicos y capuchinos. De Comillas se decía que había proveído a España con la mitad de sus obispos desde 1890.

Ejemplo es el País Vasco, junto con Cataluña y Navarra, de qué le pasa al catolicismo cuando abandona a Dios y adora a los ídolos de la tierra: nación, lengua, Estado, patria, raza, etnia...
20/04/18 7:46 PM
Carlos
Eso de que ETA nació en un seminario es una de las grandes trolas del período denominado "Transición". ETA nació para acabar con los elementos incómodos de lo que, ya en los sesenta, se perfilaba como régimen político en España. ¿Ha muerto algún masón a manos de ETA? ¿Ha muerto algún masón -catalán- a manos de ETA? Porque es la masonería catalana la que lleva gobernando nuestro país desde antes de la Guerra civil.

La única diferencia entre las leyes del 1931 y del 1934 es la no persecución abierta de la Iglesia católica en España. Y todas ellas han entrado en nuestro país de la mano de la secta agazapada durante lustros en los estamentos dirigentes del Estado. Nuestro país es una república de facto con un presidente de carácter vitalicio y hereditario. La derecha española lo sabe y lo único que pide es que podamos votarlo cada cuatro años.

La ETA asesina de guardias civiles y militares de baja graduación es simplemente un grupo mercenario, de los que matan por dinero, como tantos otros. La recuperación de nuestro país pasa por la aniquilación, democrática -por supuesto-, de las logias en nuestro terreno patrio. Hasta entonces, la situación política será siempre un interrogante. Corre por ahí un listado de ciertos "prohombres", supuestamente dotados, que apoyan abiertamente un régimen republicano. seguro que podrían aclararnos muchos de los acontecimientos fatídicos de estos últimos años.
20/04/18 7:48 PM
marcelo
Asi que cómplices de la violencia terrorista? Pues pienso que mucho estudio y poco Evangelio de Jesús.
20/04/18 8:15 PM
garci
El perdón lo tienen que pedir los culpables ,no quienes es inocente y en nombre de otros que no que se sabe si están arrepentidos ,un malarabismo difícil de entender ,fueron tiempos en que parte de la iglesia abrazo políticas marxistas y totalitarias y se olvido de lo principal de Jesús en la cruz y se unieron a los que lo crucifican eso es lo que pasa cuando se apoyan ideologías que van contra dios y el hombre ,resultado un erial vasco , dolor ,que pena de los que se dejan utilizar como marionetas contra dios la iglesia y los hombres
20/04/18 9:21 PM
Eiztarigorri
El paso del clero vasco en este sentido parece necesario, pero resulta insuficiente por varios motivos: Primero porque si bien el agresor tiene obligación de pedir perdón, la víctima no está obligada a concederlo. El perdón es una gracia que se da o no se da. Y esto es así tanto con Dios como con los hombres. El otramejillismo de algunos clérigos desconoce lo más elemental de la moral católica. En primer lugar la obligación de perdonar a los a enemigos que da Cristo en los Evangelios la da para aquellos que ofenden personalmente. Dice Cristo: "Si agluien te,...., si alguien te, .... si alguien te.... Pues bien ese "Te" establece el contexto de las palabras de Cristo. Cristo predica la generosidad, no la indefensión de la víctima como algunos clérigos que prefiero no calificar sostienen. Ese "Te" significa que el magisterio católico distingue entre el inimicus, o sea el enemigo personal, y el hostes, o sea el enemigo público. Contra el enemigo público no sólo existe la posibilidad sino el deber de de combatirlo por todos los medios necesarios incluso la pena de muerte si es necesario, mucho más una sanción de orden temporal, aunque el mundo masónico no lo quiera comprender. ETA y el separatismo vasco no se han limitado a ofender a unas personas faltando a su honor que también sino que han sembrado de sangre el país vasco durante casi 50 años.
21/04/18 6:13 AM
Caballero Jorge
Jacinto lea las memorias del P. Larrañaga y figúrese como trataban los jóvenes religiosos del nuevo Estado a sus hermanos vascos durante la posguerra. Eso también sería un criadero de odio y amargura.

21/04/18 7:04 AM
Alexis
La costumbre de que personas inocentes pidan perdón no es lo idóneo. Estos obispos también han sido despreciados, no hace tanto tiempo, por el clero separatista que los recibió de uñas. Que pidan perdón los culpables, no los inocentes. Que pidan perdón Setién y compañía
21/04/18 7:11 AM
Jacinto
Me pilla cansado demostraros que estáis calumniando en materia grave a una buena parte de la Iglesia vasca. Así que a trabajar, informaros debidamente, estudiar y después a disculparse.
21/04/18 7:57 AM

Esta noticia no admite comentarios.