El Vaticano investiga un segundo milagro atribuido a la intercesión del beato John Henry Newman

Si se aprueba, el Papa podría decretar su canonización

El Vaticano investiga un segundo milagro atribuido a la intercesión del beato John Henry Newman

El arzobispo de Birmingham ha recibido con alegría el informe que el vaticano se encuentra investigando un posible segundo ‘milagro’ que pudiera tener como resultado la canonización del beato cardenal John Henry Newman. Obispos británicos aseguran que el avance de la causa de su canonización es fuente de ‘gran gozo’.

(Catholic Herald) El arzobispo Bernard Longley dijo sentir un «gran gozo» al saber que la causa de beatificación está avanzando. El prelado indicó que este acontecimiento debe animar además a los católicos a renovar sus oraciones por la canonización del beato Dominic Barberi, quien recibió a Newman en la fe católica proveniente de la iglesia Anglicana.

«El beato cardenal Newman ha dejado un legado espiritual de una riqueza extraordinaria – principalmente los dos oratorios comunitarios enBirmingham y Oxford - a la iglesia a nivel nacional e internacional», expresó el arzobispo Longley:

«Será una gran alegría ver que está a un paso más cercano a ser llamado entre los santos y gran fuente de ánimo a todos los que han sido inspirados por él a buscar la verdad en Cristo.

Al mismo tiempo y especialmente durante este jubileo y año de la misericordia, estoy seguro que el beato John Henry Newman querría que nosotros continuáramos rezando por la canonización del beato Dominic Barberi, sacerdote pasionista quien le permitió por primera vez obtener el sacramento de la misericordia al recibirlo en comunión total con la iglesia católica en Littlemore en 1845 y quien le proporcionara un nuevo entendimiento del amor misericordioso de Dios».

El arzobispo dio estas palabras después de que la revista semanal católica The Tablet, revelara que la archidiócesis de Chicago está investigando la sanación inexplicable de una joven madre de familia, que sucedió al rezar por la intercesión del cardenal victoriano cuando ésta se vio afligida por un embarazo que «amenazaba» su vida.

Los médicos que la atendieron dicen no tener explicación de la súbita y completa recuperación de la mujer, licenciada en derecho.

Su caso fue transferido a la Congregación para la Causa de los Santos y si los teólogos y doctores del Vaticano concluyen que la sanación es un signo divino de la santidad de Newman, invitarán al Papa a canonizarlo como el primer santo inglés desde 1970 y el primer santo británico desde 1976.

Normalmente se requieren dos milagros de sanación para que un candidato sea declarado santo. El cardenal Newman fue beatificado en Cofton Park, Birmingham, por el papa Benedicto XVI en 2010 después que el Vaticano aprobara el primer milagro que se le atribuye, la inexplicable sanación de Jack Sullivan, un estadounidense quien se recuperó nueve años después de haber sido afectado por una parálisis por afección de la médula espinal que lo había dejado «doblado».

Otro caso anterior que supone la sanación de un bebé en México gracias a la intercesión de Newman fue descartado por dicha congregación y por ahora el Vaticano rehúsa a dar a conocer los detalles sobre el último caso presentado.

Si llegara a pasar el escrutinio este nuevo caso presentado, se incrementará la reputación internacional del cardenal Newman como uno de los ingleses más distinguidos de su generación.

Movimiento de Oxford

El estimado teólogo anglicano de finales del siglo XIX nacido en Londres, fue uno de los fundadores del movimiento de Oxford, que intentaba el retorno de la iglesia anglicana a sus raíces católicas, antes de él mismo convertirse a la fe católica.

A pesar de haber vivido una vida marcada por la controversia, fue un renombrado ejemplo de virtud y reputación de mente brillante al que el papa Leo XIII premió con el solideo rojo de los cardenales.

Murió en Birmingham en 1890, a la edad de 89 años, y más de 15.000 personas hicieron fila por las calles durante la procesión de su funeral para honrar su muerte.

Expertos y académicos lo consideran un visionario en materia de doctrina de la iglesia.

También fue un teólogo muy profundo y original que ayudó a desarrollar la teología de la conciencia y el acto de fe (creencia), la cual -según se ha descubierto recientemente- influyó grandemente en Sophie Scroll, la alemana decapitada en 1943 tras haber sido descubierta distribuyendo circulares en la universidad de Munich incitando a los estudiantes a revelarse contra el «terror nazi».

Seguramente será Doctor de la Iglesia

El obispo Philip Egan de Portsmouth expresa estar convencido que el cardenal Newman no solo será canonizado un día sino también será declarado Doctor de la Iglesia debido a la riqueza y profundidad de enseñanzas que ha heredado a la Iglesia.

«Fue un hombre cuyo corazón y vida fueron totalmente dócil a la verdad de Dios y de Cristo» manifestó el obispo.

«Todo él estaba sujeto a la palabra de Dios, lo que considero muy importante ya que esta es la era del relativismo y del liberalismo. Nos encontramos frente a alguien que se guía por la verdad a pesar de que ello le haya costado en vida un alto precio a nivel personal».

Las enseñanzas de Newman siguen siendo apreciadas en todo el mundo, indicó el obispo Egan, quien añade: «Me pregunto si lo valoramos en Inglaterra o no logramos percibir lo importante que es en términos de la Iglesia Universal».

El acontecimiento ha sido bienvenido por el obispo Mark Davies de Shrewsbury. «Tanto anglicanos como católicos reconocen a John Henry Newman por su santidad y gran enseñanza», señaló.

«No podemos anticipar el fallo del milagro que ahora se atribuye a las oraciones por la intercesión del Cardenal Newman», dijo.

«Sin embargo, rezamos para que en Inglaterra se honre a un nuevo santo, cuya vida y testimonio es tan cercano a lugares como Londres, Oxford y Birmingham».

Beatificaciones de conversos

Oficiales del Vaticano también están evaluando posibles causas de beatificación del pasionista Fray Ignatius Spencer, pariente de los príncipes William y Harry por parte de su madre, Lady Diana; de la madre Elizabeth Prout, fundadora de las hermanas pasionistas que trabajaban con los pobres de Manchester; de Frances Taylor, conocida como la «santa de Soho» -colega de Florencia Nightingale-, y la madre Riccarda Beauchamp Hambrough, una monja de la orden Bridgettine quien ayudó a rescatar judíos de los Nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Al igual que el cardenal Newman, estos candidatos a la santidad, son todos de la época post-reformista y conversos al catolicismo.

Traducido por Marisol Russell del equipo de traductores de InfoCatólica

9 comentarios

Beatriz Mercedes Alonso (Córdoba - Argentina)
Quiera Dios que sea reconocido este segundo milagro atribuido a la intercesión del beato John Henry Newman para que pueda decretarse su canonización. ¡¡¡Qué gran bien sería para la Iglesia!!!

Pidamos al beato John Henry Newman que interceda para el retorno de la iglesia anglicana a sus raíces católicas.

Bendiciones.
24/01/16 1:02 PM
Vicente J. Navas Sánchez
QUÉ GRAN NOTICIA!!!!!!!
Lanzo una propuesta a este maravilloso portal de Infocatólica: cada vez que vayamos a una Biblioteca pública, se pueden hacer peticiones de libros...
PIDAMOS BIOGRAFÍAS Y ESCRITOS DE NEWMAN.
Son realmente divinos.
24/01/16 3:21 PM
Alfredo de Argentina
Maravillosa noticia! Que ore por nosotros, y también nosotros oremos por su canonización, por supuesto.
25/01/16 2:38 AM
Chimo
No sabía yo que hubiera un sacramento "de la misericordia", además de los siete instituidos por Jesucristo. Bernard Longley debería ser más explícito.
25/01/16 11:48 AM
Charo
Vicente, le haré caso. No he leído nada de Newman y le conozco poco, pero me compraré algún libro suyo. Indagaré por ahí a ver por cual de ellos empiezo.
25/01/16 2:36 PM
TH
Ojalá y Dios quiera que pronto se concrete y llegie a ser canonizado, y posteriormente sea de larado Doctor de la Iglesia.
25/01/16 4:08 PM
Arturo de Venezuela
Quisiera aclarar lo del sacramento "de la misericordia", en respuesta a la observación muy acertada de Chimo. Efectivamente, fueron siete los Sacramentos instituidos por Nuestro Señor Jesucristo. El llamado por nosotros, los Católicos, sacramento de la Misericordia se refiere al sacramento de la penitencia, también llamado confesión, reconciliación. Se le llama de la misericordia, porque nos perdona todos nuestros pecados y este año, tal cual como fue decretado por Su Santidad el Papa Francisco, Año de la Misericordia, la Iglesia quiere que todos nos beneficiemos de la Misericordia infinita de Dios pues, sin merecimiento ninguno de parte nuestra, pero si gracias a la Preciocísima Sangre derramada por Nuestro Señor en la Santa Cruz, mediante la confesión de nuestros pecados a un sacerdote, incluyendo el horrible pecado del aborto, nos reconciliamos con Dios y con nuestros hermanos. Aprovechemos este regalo de Dios, acudiendo al sacramento de la Penitencia y cumpliendo los requisitos establecidos en la Bula Pontificia, podremos obtener la Indulgencia Plenaria de todos los pecados cometidos en nuestra vida. Espero haber ayudado en este punto. Dios bendiga a todos los que hacen posible esta página!
25/01/16 5:59 PM
Vicente J. Navas Sánchez
Aclaro,
Las peticiones en bibliotecas se hacen de libros que previamente hemos leído para que el responsable del centro (si lo autoriza. Algunas veces si) compre el libro y el resto de lectores pueda leerlo en préstamo.
Es una manera de incluir la biografía y sus maravillosos escritos en lugares públicos.
Tantos libros nocivos y altamente peligrosos nos encontramos en estos sitios...
26/01/16 6:56 AM
Alfonso Madruga Quebradas
Es una gozosa noticia. Soy un estudioso del Beato J.H.Newman y poseo obras suyas y audios. Su limpieza de pensamiento, su sólida formación me han cautivado.
El Señor quiera manifestar su beneplácito y le coloque en el lugar de los que Le han glorificado con su vida. Al Beato Newman me encomiendo
23/12/18 10:33 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.