InfoCatólica / La Esfera y la Cruz / Categoría: Historia

14.11.14

Los enemigos de la Virgen

VirgenPor el tiempo y energía que se dedica a debatir acerca de la perpetua virginidad de Nuestra Señora en foros de internet y páginas de apologética, un observador objetivo podría pensar que se trata de una doctrina central para el cristianismo, algo tan esencial a la revelación como la omnipotencia divina o la esencia trinitaria de Dios.

Pero no es así. De hecho, que María haya permanecido siempre virgen es una manifestación especial y maravillosa de la sobreabundante gracia de Dios, pero habría sido perfectamente posible que Jesús hubiera entrado al mundo de otra forma, incluso formando parte de una familia común y corriente.

También pareciera que el terreno natural de ese debate fueran las disputas doctrinales que la Iglesia mantiene con los cristianos de tradición protestante, que a pesar de reconocer la concepción virginal de NSJC, niegan vehementemente que su madre hubiera podido permanecer virgen durante toda su vida. Esto resulta por demás extraño, si consideramos que los protestantes originales, Lutero y Calvino, eran tanto o más insistentes en sostener la enseñanza tradicional cristiana al respecto.

En efecto, Lutero escribió:

Cristo fue el único Hijo de María, y la Virgen María no dio a luz otros niños aparte de Él… me inclino a concordar con aquellos que declaran que ‘hermanos’ realmente significa ‘primos’ aquí, pues la Escritura y los judíos siempre llaman hermanos a los primos.

Y Calvino:

Helvidio exhibió ignorancia excesiva al concluir que María debió tener muchos hijos, a partir que se menciona a los hermanos de Cristo

Incluso a comienzos del S. XIX, John Wesley, fundador del movimiento metodista que tanta expansión ha alcanzado dentro de los protestantes, todavía sostenía que María había permanecido virgen por toda su vida.

Leer más... »

11.11.14

5 mentiras fundamentales acerca de la navidad

PesebreNo cabe duda que la Navidad ha sido la celebración cristiana con más penetración y presencia cultural, y ello conlleva que haya sido profusamente examinada y atacada por los enemigos del cristianismo.

El bautizado de a pie, por su parte, no tiene mucho que decir al respecto, dado que su conocimiento acerca de la navidad proviene principalmente de algunas animaciones en stop motion que vio hace algunos años en la TV, y los pesebres que se instalaron en el mall en noviembre del año pasado.

Para contrarrestar en algún grado el espectacular fracaso de la catequesis cristiana en torno a la navidad, vamos a examinar algunas mentiras comunes que se escuchan cada año por esta época.

#5. El 25 de diciembre se escogió para coincidir con una fiesta pagana

El primer “dato de trivia” con que se intenta sorprender a nuestro desprevenido cristiano, apunta a la fecha de la navidad, y es bastante efectivo. Tan acostumbrada está la gente al 25 de diciembre, que darse cuenta que no aparece en la Biblia la conmociona a un nivel muy básico ¿Acaso la Iglesia nos ha mentido por dos mil años, acerca del “verdadero sentido de la navidad”? Pero la cosa no termina ahí, luego nos enteramos que hubo una fiesta pagana en la misma fecha, saturnalia o sol invictus según sea el caso, que fue “apropiada” por los cristianos para celebrar el nacimiento de su mesías.

Si cada año celebramos una mentira ¿cómo podemos seguir confiando? ¿Quién podrá defendernos?

Leer más... »

Páginas: 1 · 2

25.08.14

Sobre la Búsqueda del Jesús Histórico (Anexos)

Otro Jesús HistóricoEn la primera entrada de esta serie, un visitante dejó un comentario, planteando varias consultas relativas a este tema, que pueden no haber sido respondidas en las dos posteriores, así que retomaremos aquí estos temas:

1)Según la crítica histórico literaria de los Evangelios, disciplina que comenzó a partir del año 1768, Jesús mismo nunca dijo ser Dios.

2)La cantidad de veces que el Nuevo Testamento, con claridad, llaman Dios a Jesús son entre 6 y 8, de las aproximadamente 1325 veces en las que supuestamente se diría que Jesús es Dios. Y más encima, esos 6-8, son textos tardíos como el Evangelio de San Juan y 2da epístola de Pedro, por lo que su credibilidad es baja.

Esa hipótesis tiene una motivación clara: zafarse del llamado “Trilema de Lewis” (Jesús era loco, mentiroso o Dios), haciendo trampa. Para ello, se hace de una lectura superficial de los evangelios sinópticos, y se niega toda veracidad al evangelio de San Juan, y se supone que mientras NSJC no dijera “Hey, a propósito, soy Dios”, entonces él no sabía que lo era.

¿Es esta una exigencia razonable? Pensemos, a modo de comparación, cuántas veces el Presidente de la República se refiere a sí mismo con ese título y cuántas los demás se refieren a él así. Ni siquiera en la vida cotidiana, un cargo civil necesita ir por la vida recordándoles a todos que él es el Presidente (a menos que tenga graves problemas de inseguridad), aunque todos hablan de Presidente y lo reconocen como tal, y él simplemente ejerce los poderes de ese cargo.

Es claro que a Jesús lo encontramos atribuyéndose poderes divinos en todos los evangelios. Por ejemplo, en el famoso episodio de la curación del paralítico que relata san Mateo, se dice claramente que solo Dios tiene el poder de perdonar pecados, y cuando Jesús perdona los pecados, él ratifica esa autoridad haciendo el milagro. Decir que aquí Jesús no dice nada respecto a su divinidad, es apegarse a una lectura totalmente obtusa.

 

Leer más... »

18.08.14

Sobre la Búsqueda del Jesús Histórico (parte III)

Destrucción del temploEl tercer pilar que sustenta la distancia entre el Jesús de la historia y el Cristo de la fe, es la idea de que los evangelios con los que contamos hoy, además de haber tenido por autores a cristianos anónimos, fueron escritos mucho después de los hechos que relatan, y que la predicación original de los apóstoles fue severamente alterada para responder a necesidades particulares de cada comunidad.

Para desacreditar los evangelios, es esencial decir que las versiones con que contamos hoy solo alcanzaron su forma actual cuando la primera y/o segunda generación de cristianos ya había desaparecido, porque eso permite hablar de capas tras capas de mitificación, tradiciones orales y falsa atribución de milagros a la figura histórica de Jesús. Esta tendencia alcanzó su máxima expresión a comienzos del siglo pasado, cuando se ubicó la redacción de evangelio de San Juan a mediados del S. II, pero en general hoy se propone que Marcos se escribió entre 65-75, Mateo y Lucas entre 90 y 100, suponiendo que ellos se copiaron de Marcos, y San Juan hacia el año 120, porque el manuscrito más antiguo con que contamos se ha datado en 125.

Pero ¿por qué comenzar esa cuenta alrededor del año 70?

Leer más... »

15.08.14

Sobre la Búsqueda del Jesús Histórico (parte II)

FuenteQDecíamos ayer, que en los últimos siglos se ha llevado a cabo una empresa de revisión histórica bajo el lema de la “Búsqueda del Jesús histórico”, y uno de los presupuestos de esa tarea ha sido afirmar los evangelios fueron escritos por testigos secundarios de los hechos, y desconocidos para nosotros.

Con esto se nos da a entender, si bien nunca explícitamente, que debemos desconfiar de los evangelios , y que si existió o no Jesús, es en definitiva irrelevante, porque su persona y su mensaje están enterrados bajo montañas de interpretaciones teológicas. Básicamente lo mismo que veíamos hace un par de semanas, al conversar acerca de la teoría de Jesús como un mito pagano más.

Como si fuera un la novedad del siglo, se nos dice que no sabemos quién escribió los evangelios, porque ninguno de ellos está firmado (en la forma “yo, Mateo, escribí esto”). Esto puede tener cierto peso en la tradición protestante, que rechaza toda tradición que no se encuentre en la Biblia, pero no para los católicos, porque para decir que no sabemos quién escribió los evangelios es necesario ignorar conscientemente toda la enorme evidencia, externa e interna, con que contamos acerca de su origen.

Así en los manuscritos más antiguos de  los evangelios, no hay ninguno que no estén encabezados “Según Mateo” o “Según Lucas” o lo que corresponda. A eso se suma el testimonio de los primeros escritores cristianos, como San Ireneo de Lyon, que defendió la autoridad de estos y no de otros evangelios, y de Teófilo de Antioquía, que a mediados del S. II hizo la primera armonización de los cuatro evangelios, y escribió contra la herejía de Marción.

Obviamente, los que dudan de los evangelios, deben explicar la existencia de los evangelios, y la explicación más popular entre los académicos es la hipótesis de las dos fuentes, o hipótesis Q.

Leer más... »