Pro Multis

Veo que se discute mucho sobre el tema, Recupero una respuesta que di en junio de 2010 en mi sección del Consultorio de Cataluña Cristiana

PRO MULTIS

He oído que van a cambiar algunas palabras de la Consagración, sustituyendo la expresión “por todos los hombres” por otra más restrictiva, “por muchos”. ¿Acaso Cristo no murió por todos los hombres?

¡Cuánta tinta ha hecho correr esta discusión! Cuando se consagraba utilizando la lengua latina siempre se decía “pro multis”, es decir, “por la multitud”, que en el sentido bíblico significa por la totalidad. A veces se desconocen estos semitismos latentes en el texto bíblico y esto llega a equívocos. En julio de 2005 la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, escribió a todos los presidentes de las Conferencias Episcopales para preguntar su opinión sobre la traducción a varias de las lenguas vernáculas de la expresión pro multis en la fórmula de la consagración de la Sangre de Cristo. La Congregación recordó posteriormente que es dogma de Fe que Cristo murió en la Cruz por todos los hombres y mujeres y también que hay, sin embargo, muchos argumentos en favor de una traducción más precisa de la fórmula tradicional pro multis. Se ha decidido que se vaya recuperando esta expresión “por muchos”. Y así se va haciendo en nuevas ediciones de los misales. Con todo, la misma carta de la Congregación deja claro que sería completamente posible que los Evangelios hubiesen dicho “por todos” (por ejemplo, cf. Lucas 12,41); pero, la formula de la narración de la institución dice ” por muchos", y estas palabras han sido fielmente traducidas por la mayoría de las versiones bíblicas modernas. “Por muchos” es una traducción fiel de “pro multis” en tanto que “por todos” es más bien una explicación más adecuada a la catequesis.

La expresión “por muchos", mientras permanece abierta a la inclusión de cada uno de los seres humanos, refleja, además el hecho de que esta salvación no es algo mecánico, sin el deseo o la participación voluntaria de cada uno; por el contrario, el creyente es invitado a aceptar por la fe el don que le es ofrecido y a recibir la vida sobrenatural que es dada a los que participan del misterio, viviéndolo en sus vidas de modo tal que sean parte del número de los “muchos” a los que se refiere el texto. Para una mejor comprensión hay que acudir a la distinción que se hace en teología entre la “redención objetiva” y la redención subjetiva". En la redención objetiva se destaca que Cristo hizo todo lo que era necesario para la salvación de los hombres. Su sacrificio nos reconcilió plenamente con Dios. Pero esto no significa automàticamente, como subraya cierta teología protestante, que ya estamos salvados automáticamente. No. La redención ha de ser recibida personalmente por la fe y la conversión. Una mala comprensión del “por todos” podría dar lugar a una comprensión equívoca de la salvación y, de hecho, esta comprensión está bastante extendida, pues son muchos los que piensan que es imposible condenarse. Finalmente la Congregación pedía una catequesis a los fieles para que entendieran estos cambios en su justo sentido. Espero que esta respuesta ayude a hacerlo. Un saludo.

40 comentarios

  
Norberto
Sin embargo "muchos son los llamados y pocos los escogidos".
26/04/12 4:10 PM
  
Adeste Fideles
Ya he expresado mis opiniones sobre este tema en el otro post. Pero ya que usted ha decidido continuar por aquí el tema, le pregunto: ¿podemos asegurar completamente que, efectivamente, aunque Cristo murió por todos, no todos se beneficiarán de los frutos de su Redención? ¿O es un terreno en el que no podemos entrar?

_____

Supondría afirmar que todos se salvan y nadie se condena. Recomiendo el libro excelente del P. Royo Marín, ¿Se salvan todos?. Recordemos también lo que dice Benedicto XVI en Spe salvi: Verdugos y víctimas no compartirán mesa en el Reino de los Cielos.
26/04/12 5:24 PM
  
Eleuterio
Ciertamente no es extraño decir que Jesús murió por todos porque quiere que todos se salven. Sin embargo, tampoco es poco cierto que, como dijo Él mismo los que crean y se conviertan, se salvarán. Por lo tanto, si murió por todos no todos se salvarán porque está en la disposición, eliminando la ignorancia de la existencia de Cristo y la posibilidad de conversión, de cada cual aceptar a Cristo como Dios hecho hombre y como Salvador de cada uno. A lo mejor por eso San Agustín dijo aquello de "Dios, que te creó sin ti, no te salvará sin ti".
26/04/12 5:38 PM
  
Francisco José Delgado
Si la traducción correcta del "pro multis" es "por la multitud", que sí incluye la idea de la totalidad, ¿por qué ha de cambiarse por "por muchos", que en el sentido ordinario castellano la excluye?
Me parece increíble que se haga esta batalla por este tema, cuando la traducción del Padre Nuestro está bastante más tergiversada y nadie dice nada.
La carta del Papa no fija la traducción castellana en "por muchos", sino que la dirigió fundamentalmente a los alemanes, en cuyo idioma tiene distintas connotaciones. Por lo tanto, se impone un estudio previo en español para ver qué traducción sería la correcta. Por mi parte, cuando en mi zona se imponga el "por muchos" (previa aprobación de la Santa Sede de la traducción del Misal), me tomaré la libertad de recitar la fórmula consecratoria en latín.
Por cierto, en el tema de si se salvan muchos, pocos o todos, la Iglesia no dice nada. Ni se puede afirmar que sean pocos, ni sostener que sean todos. Sin embargo, sí es legítimo en el campo de la esperanza orar por la salvación de todos los hombres, respondiendo al deseo de Dios. Eso es, y nada más, lo que decía von Balthasar y que muchos, malintencionadamente, han distorsionado.
26/04/12 7:49 PM
  
Percival
Si hacen falta tantas explicaciones para hacerse entender, la traducción no es buena.
No creo que un buen católico minimice la potestad de Roma para imponer un retorno a la fórmula "más literal". Tampoco que tenga motivos bíblicos, litúrgicos o históricos, y debe obedecerse.

Pero cada vez que se toca este tema, se reavivan las discusiones. Y se acumulan los argumentos para defenderla: que el texto bíblico, que la Vulgata "oficial" de base, que el texto de Mt, que el sentido bíblico inclusivo del "pro multis" en el arameo... Demasiadas pruebas y demasiadas explicaciones. Las pocas palabras que se quieren cambiar quedan ahogadas en una necesidad infinitamente repetida de exposiciones etimológicas y catequesis. Y creando malestares y discusiones bizantinas. Espero que ese esfuerzo no consuma las energías de la Nueva Evangelización.

______

Sería interesante preguntarse porque se propicio el cambio en el sentido de "por todos". No creo que fuera un gesto ingenuo...
26/04/12 9:10 PM
  
Padre Pedro-Félix
Desgraciadamente ahí está la cuestión que explica la razón de fondo de la corrección del texto. Hoy en buena parte de los cristianos se perdió el temor a las penas eternas del infierno. El que todos de hecho se salven, es la creencia más o menos implícita y el presupuesto de la pastoral secularizada en occidente. De allí que se dejase de hablar y predicar de la salvación eterna de las almas, como nos advirtió hace muy poco el Santo Padre.
Uno de los causantes de este estado de espíritu contrario al dogma católico, es indudablemente Von Balthazar con su esperanza de salvación universal, que el mismo reconoce es contraria a la doctrina de la Tradición católica.
Por último, sería bueno recordar el gran Catecismo Tridentino, que afirma que durante dos mil años la Santa Madre Iglesia: "Muy sabiamente, pues, obró no diciendo por todos, puesto que entonces sólo hablaba de los frutos de su pasión, la cual sólo para los escogidos produce frutos de salvación."
26/04/12 10:28 PM
  
Catalunya católica
Interesante ejercicio de equilibrismo queriendo hacer que dos palabras distintas signifiquen lo mismo, pero lo cierto es que se mire como se mire, lo correcto es decir "por muchos".


___

El equilibrismo es para el circo. Se trata de un esfuerzo serio de comprensión bíblia y teológica. Parece que no lo ha entendido. Pro multis puede traducirse por todos en la perspectiva de la redención bjetiva y por muchos en la perspectiva de la redención subjetiva. No es tan complicado.
27/04/12 1:01 AM
  
Ricardo de Argentina
Me llama la atención que dos sacerdotes expresen juicios tan contradictorios acerca de la opinión teológica de Von Balthazar acerca de la salvación de los hombres.
___

No se sorprenda usted. Lo que es importante es no lo que diga un teólogo sino lo que enseña la Iglesia.
27/04/12 1:42 AM
  
José Jacinto Verde Colinas
Por lo que he leído tanto de este artículo como de los comentarios, parece ser que ambas traducciones podrían ser correctas, aunque he de reconocer que apenas estudié latín y por tanto apenas recuerdo nada, por lo que no tengo una opinión personal sobre el tema. Sin embargo, a mi entender, creo que hace bien la Santa Sede en proponer la traducción alternativa "por muchos", porque tengo la impresión de que mucha gente ha perdido el sentido del pecado y creen que todos o casi todos se van a salvar, cuando en realidad puede que no sea así (yo, de hecho, creo más bien que muchos no van a salvarse, pero, por supuesto, puedo equivocarme).

Creo que, en efecto, hoy en día, además de los pecados capitales tradicionales de soberbia y avaricia (que siguen siendo los más importantes), mucha gente peca de lujuria, probablemente bastante más que en otras épocas, ya que actualmente y en muchos casos se ha perdido la desvergüenza y hasta se han legalizado formas aberrantes de pecado, como la pornografía, la prostitución consentida o el adulterio. Y, por supuesto, tampoco debemos olvidar los otros cuatro pecados capitales que, aunque quizás algo menos importantes (eso creo yo, al menos), también pueden llevar a mucha gente a la condenación eterna si no se arrepienten.

Por otra parte, aunque no sean dogma de fe, en diversas revelaciones marianas, la Virgen María nos dice que mucha gente va al Infierno (es decir que el Iinfierno no está vacío como creen algunos), y muchos de ellos van ahí por pecados de avaricia e impureza (es decir, de lujuria).
27/04/12 1:53 AM
  
Juan
La cuestión no es teológica: Cristo murió por todos en un sentido, y por muchos en otro. Tampoco es filológica: no podemos estar al albur de investigaciones lingüísticas para precisar nada menos que la forma de un sacramento, de la cual depende nada menos que su validez y/o licitud. La cuestión es justo ésa: el sentido preciso de "pro multis" en la consagración. Y basta recurrir al Catecismo Romano. Ahí no sólo explica por qué el sentido de "pro multis" en la consagración es "por muchos" y no "por todos" (y por tanto "por todos" altera su sentido, algo gravísimo), sino que, y ésta es la prueba decisiva e irrefutable, si "pro multis" fuese "por todos" el Catecismo Romano, escrito en latín, NO HABRÍA PODIDO ESCRIBIRSE, pues hace específicamente esa distinción. Es así que el Catecismo Romano está escrito (puedo jurarlo, está en mi biblioteca). Ergo...

___


Ergo las cuestiones litúrgicas y doctrinales son también teológicas y filológicas. La traducción correcta, no sólo litúrgicamente, es "por muchos" y así deberá constar en las próximas ediciones. La misma nota de la Congregación pidiendo una catequesis da a entender que ésta no es suficiente diciendo que "está escrito".
27/04/12 9:18 AM
  
ricardo
Debemos al Concilio Vaticano II esta nueva traduccion de "por todos" en lugar de "por muchos"?.
En el misal de mi comunión del P.Rambla, con Nihil Obstat de 1943 dice "por muchos".

_____

Rotundamente no debemos al Vaticano II esta traducción sino a algún experto de laboratorio de los que abudaron en cierto momento...
27/04/12 11:19 AM
  
Jaume C.
Me ha gustado mucho su breve y clara explicación. Veo que el quid de la cuestión está en la distinción entre redención objetiva y subjetiva y por ahí ha de ir la catequesi. Yo supongo que cuando se haga el cambio en la próxima edición del Misal muchos fieles preguntarán al sacerdote la razón del "por muchos"en lugar del "por todos" al que estaban acostumbrados. Y la explicación que usted da me parece más que suficiente.
27/04/12 11:56 AM
  
Adeste Fideles
El tema tiene más enjudia de la que parece. Porque aquí la cuestión está en saber si efectivamente existe una relación directa entre la forma "por todos" referida a la redención objetiva y la forma "por muchos" referida a la redención subjetiva; de tal suerte que en el "por muchos" no queden incluidos todos, y por tanto se pueda afirmar infaliblemente que no todos alcanzarán la redención subjetiva. Es decir, esto tiraría por tierra el optimismo soteriológico de Von Balthasar. Pero... ¿el "por muchos" excluye necesariamente a todos? Muchos, obviamente, no tienen por qué ser todos. Pero todos sí son muchos...

En fin, lo dejo ahí. Un saludo.
27/04/12 12:21 PM
  
Percival
Es grave que alguien se atreva a decir que la traducción que se ha venido usando, "por todos", afecte la validez del sacramento, como sugiere veladamente algún comentario.
Esto es inadmisible. Eso significaría que, con anuencia de toda el Magisterio, Obispos y Papas, llevamos décadas celebrando Eucaristías inválidas (por la forma). Que no.
27/04/12 12:43 PM
  
tarja
Y ¿ por qué en España no cambian y seguimos con "todos" ?. si el Papa lo manda... pues hágase. No lo entiendo.
28/04/12 12:02 PM
  
GAUDE
¿POR QUÉ EN LA CONSAGRACIÓN DEL VINO DEBE DECIRSE QUE LA SANGRE DE CRISTO SERÁ DERRAMADA "POR MUCHOS"?

PRO MULTIS significa POR MUCHOS. En la misa siempre se dijo PRO MULTIS, hasta hace algunos años en que, luego de la reforma litúrgica, incorrectamente se tradujo la expresión como si significase POR TODOS.

En todos los idiomas: desde el arameo hasta el latín siempre se dijo POR MUCHOS y no "por todos". La liturgia maronita que se celebra en la lengua que Cristo habló, siempre empleó la expresión POR MUCHOS.

Dice el Catecismo Romano refiriéndose a las palabras consacratorias "POR MUCHOS", que "son muy propias para manifestar el fruto y las ventajas de la pasión. Porque si atendemos a su valor, habrá que reconocer que el Salvador derramó su sangre por la salvación de todos; pero si nos fijamos en el fruto que de ella sacan los hombres, sin dificultad comprenderemos que su utilidad no se extiende a todos, sino ÚNICAMENTE A MUCHOS...(Cristo) Muy sabiamente, pues, obró no diciendo POR TODOS (sino POR MUCHOS), puesto que entonces sólo hablaba de los frutos de su pasión, la cual sólo para los escogidos PRODUCE FRUTOS DE SALVACIÓN". (Catecismo Romano del Concilio dogmático de Trento, publicado por orden de San Pío V).

sigue...
28/04/12 12:03 PM
  
GAUDE
Por su parte, el propio Concilio dogmático de Trento enseña: "Los frutos de esta oblación suya (de la cruenta decimos), ubérrimamente se perciben por medio de esta incruenta". (sesión XXII. Cap. 2) (Denz. 940).

Hay dos dogmas:

1) La Redención. Habiendo sido creado el hombre en estado de justicia original perdió por su pecado la amistad de Dios. Cristo con su muerte y con su sangre se hizo víctima sustituta de la raza humana, pagó el precio de nuestra redención (rescate); por su satisfacción borró nuestro pecado, y por sus méritos ganó para nosotros la restauración en la gracia y en la amistad de Dios. Cristo murió por todos. Eso es la Redención. La sangre del Señor tiene el poder para salvar a toda la humanidad. En eso consiste, precisamente, este dogma: Cristo muere para redimir a todos.

2) La Justificación que se refiere a quienes sí aprovechan los frutos de la pasión de Cristo. Es decir aquellos que por la fe y las buenas obras, reciben los frutos de la pasión de Cristo y se salvan. Son MUCHOS, pues no todos se salvan ni aprovechan esos frutos. Decir que todos se salvan es herético. Luego, cuando nos referimos a la JUSTIFICACION debemos decir que la sangre de Cristo se derramó sólo POR MUCHOS, es decir por quienes aprovechan los frutos de la Pasión de Cristo.
Sigue...
28/04/12 12:05 PM
  
GAUDE
Por su parte, el Concilio dogmático de Trento es claro sobre el dogma de la JUSTIFICACIÓN. En la Sesión VI (13 de enero de 1547), dice:

"Cap. 3 QUIÉNES SON JUSTIFICADOS POR CRISTO. Mas, aun cuando Él murió por todos (2 Cor. 5,15) no todos, sin embargo, reciben el beneficio de su muerte, SINO SÓLO AQUELLOS A QUIENES SE COMUNICA EL MÉRITO DE SU PASIÓN". (Concilio de Trento. Denz 795).

De lo anterior resulta que:

a) En POTENCIA la Sangre de Cristo puede justificar (salvar) a todos, pues por todos murió Cristo para redimirnos. "No todos, sin embargo, reciben el beneficio de su muerte, sino sólo aquellos a quienes se comunica el mérito de su pasión" (Concilio de Trento. Denz 795).

b) En EFICACIA justifica sólo a MUCHOS (a quienes la aprovechan y se salvan, pues se requiere la participación de la voluntad de cada persona). A éstos se refiere Cristo en la Última Cena, como señala el Catecismo Romano arriba citado ("Muy sabiamente, pues, obró no diciendo por todos..." etc.).
Sigue...
28/04/12 12:06 PM
  
GAUDE
Recalcamos: Son muchos los que son justificados y se salvan, no son todos.

c) Las palabras de Cristo (POR MUCHOS) en la consagración se refieren al segundo dogma: LA JUSTIFICACIÓN (Catecismo Romano). No deben cambiarse en la traducción.

d) Un dogma no excluye ni contradice al otro. Quienes los contrapongan no han entendido. Es absurdo considerar un dogma como contrario al otro. Ambos son verdades que se complementan y de ninguna manera se contradicen.

e) Es evidente que se debe traducir tal como Cristo lo dijo: "POR MUCHOS". No se le debe voltear la plana a Dios mismo.

f) Emplear en la consagración del cáliz la expresión "POR TODOS" equivale a una de estas dos posibilidades:

1a) Confundir a qué dogma se refería Cristo. Esto es: confundir el dogma de la Redención con el de la Justificación. Siendo este último al que hacía alusión Jesucristo, según enseña el Catecismo Romano.
Sigue...
28/04/12 12:07 PM
  
GAUDE
O bien:
2a) Caer en el grave error doctrinal (que sería herejía) de aplicar las palabras "por todos" a la JUSTIFICACION, lo que significaría que todos se salvan, lo cual es no sólo incorrecto sino, también, falso y contrario al dogma. Sostener que todos serán salvos por la muerte de Cristo sin que exista concurso de la voluntad humana es herético. "Quien te creó sin ti, no te salvará sin ti". O suponer que no hay nadie que rechace -por su mala conducta o por su falta de fe- la salvación contradice lo enseñado por la Biblia. Cristo dijo al respecto: "Esforzaos para entrar por la puerta angosta, porque muchos, os digo, intentarán entrar y no podrán". Y cuando se refiere al juicio final, la Biblia nos dice que Jesucristo dirá a los réprobos "id malditos al fuego eterno". No olvidemos, tampoco, el error protestante que falsamente supone que la fe es suficiente para la salvación, cuando los católicos sabemos que, como enseña el apóstol Santiago, la fe sin las buenas obras está muerta. Luego, sin la fe o sin las buenas obras, no habrá salvación.

Sigue...
28/04/12 12:08 PM
  
GAUDE


En resumen: Si es claro que, de acuerdo con el Catecismo Romano, en las palabras de la consagración del vino, Cristo se refería a la JUSTIFICACION, debe entonces decirse "POR MUCHOS" y no "por todos", pues NO se refería aquí a la Redención (que sí es por todos). Sin embargo hay episcopados de varios países que desobedeciendo a Roma aún no han traducido correctamente la forma consacratoria del cáliz con las mismas palabras que empleó Jesucristo.
28/04/12 12:09 PM
  
Francisco José Delgado
Por cierto, lo que el Papa ha explicado en la carta que ha escrito a la CE alemana es clarísimo. El sentido de las palabras "por vosotros - por todos" expresa ontológicamente la totalidad de los hombres. La traducción se corrige únicamente en virtud a la fidelidad al texto latino.
Por lo tanto, los que afirman que no es lo mismo decir "por todos" que por "muchos", aludiendo a razones como que la salvación de Cristo no es automática, etc., al menos que no tengan a osadía de poner eso en labios del Papa.
Más todavía: si la doctrina católica debe decir que Cristo no murió por todos sino sólo por algunos entonces habría que comenzar por cambiar la misma Escritura:
"Porque el amor de Cristo nos apremia, al considerar que si uno solo murió por todos, entonces todos han muerto. Y él murió por todos, a fin de que los que viven no vivan más para sí mismos, sino para aquel que murió y resucitó por ellos." (2 Cor 5, 14-15)
28/04/12 5:19 PM
  
GAUDE
Ya se señaló:

"Un dogma no excluye ni contradice al otro. Quienes los contrapongan no han entendido. Es absurdo considerar un dogma como contrario al otro. Ambos son verdades que se complementan y de ninguna manera se contradicen."

Resulta absurdo citar los textos de la Escritura donde se habla de la Redención para oponerlos a aquellos en que se habla de la Justificación.

El "POR TODOS" de la Redención no contradice al "POR MUCHOS" de la Justificación. Y el "POR MUCHOS" de la Justificación no contradice al "POR TODOS" de la Redención. ¿No resulta claro?

Sólo que son dos dogmas distintos (pero se complementan y cobran mayor sentido por su interrelación). Y el POR MUCHOS se refiere a la Justificación como enseña el Catecismo Romano.

Éste enseña refiriéndose a las palabras consacratorias "POR MUCHOS", que "son muy propias para manifestar el fruto y las ventajas de la pasión. Porque si atendemos a su valor, habrá que reconocer que el Salvador derramó su sangre por la salvación de todos; pero si nos fijamos en el fruto que de ella sacan los hombres, sin dificultad comprenderemos que su utilidad no se extiende a todos, sino ÚNICAMENTE A MUCHOS...(Cristo) Muy sabiamente, pues, obró no diciendo POR TODOS (sino POR MUCHOS), puesto que entonces sólo hablaba de los frutos de su pasión, la cual sólo para los escogidos PRODUCE FRUTOS DE SALVACIÓN". (Catecismo Romano del Concilio dogmático de Trento, publicado por orden de San Pío V).

Este es un texto magisterial de un Catecismo Romano. ¿Será necesario citarlo una y otra vez, porque no desean considerar esta enseñanza los que insisten en el "POR TODOS" como excluyente del sentido del "POR MUCHOS" que explica un catecismo hecho por orden de un Papa y un Concilio?

Sigue...
29/04/12 1:58 AM
  
GAUDE
Poco después que la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos estableció -el 17 de oct. 2006- cuál debería ser la traducción (esto es: POR MUCHOS), se publicó esta nota explicativa:

ATICANO, 19 Dic. 06 (ACI).- Según un decreto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, las palabras de la Consagración del vino en la Sangre de Cristo serán modificadas universalmente, en los diversos idiomas, para adecuarse correctamente a la versión original en latín (...)

Expertos de la Congregación que preside el Cardenal Francis Arinze explicaron que el cambio de palabra no es irrelevante desde el punto de vista teológico. La expresión “por todos” daría a entender que la Redención de Jesucristo se extiende automáticamente a todos los hombres, sin importar la cooperación humana; mientras que el original en latín, traducido inadecuadamente a las diversas lenguas después del Concilio Vaticano II, evidencia que, aunque la Redención es accesible para todos los hombres, no son todos los que la acogen adecuadamente y la hacen realidad en sus vidas."

O sea, la misma doctrina del Catecismo Romano, vuelta a señalar por este organismo que es parte de la Sede Romana.
29/04/12 2:08 AM
  
Jaume C.
Me permito copiar de un comentario en un post de La Cigüeña de la Torre estas acertadas palabras:

las razones del "pro multis", hace más de cuatro siglos que se explicaron en el Catecismo Romano con claridad inigualada: "«Pro vobis et pro multis»: son palabras muy propias para manifestar el fruto y las ventajas de la pasión; pues si bien es cierto que Cristo padeció y derramó su Sangre por todos los hombres, no todos se aprovechan de ella, sino sólo muchos; y como aquí nuestro Señor sólo hablaba de los frutos de su pasión, que sólo para los elegidos produce frutos de salvación, dijo «por vosotros» (Lc. 22 20; cf. Jn. 17 9.), esto es, por sus discípulos, excepto Judas, «y por muchos» (Mt. 26 28; cf. Heb. 9 28.), esto es, los demás elegidos entre los judíos y los gentiles."
Y también son clarísimas las razones por las que los reformadores post-conciliares tuvieron la osadía de preferir las traducciones tramposas ("por todos los hombres" -ahora habrían preferido "por todos los hombres y por todas las mujeres"-, "for all", etc) en lugar de la única traducción fiel ("por muchos", "for many"): la nueva teología de la salvación universal, no sólo todos estamos llamados a la salvación sino que, de hecho, todos (quizá salvo Hitler, a lo sumo tampoco Stalin .....; y habría que examinar el caso bastante oscuro de los tradicionalistas .....) vamos al cielo. La misma falsa teología que se transmite hoy en las misas de funeral (todos al cielo, el infierno está vacío, el purgatorio han debido de suprimirlo -igual que el limbo), y la misma falsa teología que subyace a la resistencia de los episcopados (no sólo el alemán, lo mismo el español) que llevan años arrastrando los pies e incumpliendo la voluntad del Papa de volver, en las traducciones, a las palabras tradicionales (que nunca se perdieron en el texto oficial latino, ya que en esa versión original el misal de Pablo VI siempre dijo "pro multis" y no "pro omnibus").
03/05/12 3:33 PM
  
Sergei
Pero a ver: usted, Joan Antoni, dice ya "por muchos" en sus Misas, ¿o no?

Todo lo demás es hablar por hablar.

____

Como sacerdote debo decir, de momento, la versión del Misal legítimamente aprobado. Evidentemente, en las próximas ediciones donde ya saldrá el texto revisado diré "por muchos". Sacrosanctum Concilium manda que nadie se atreva por su cuenta a modificar el texto del Misal. Sólo compete su reforma a la Santa Sede. Y se está en ello. Espero que mi respuesta satisfaga su pregunta.
08/05/12 9:10 PM
  
Néstor
Siempre me pareció que la tesis de von Balthasar de que tenemos el deber de esperar que todos se salven era difícilmente conciliable con la fe católica. Ese deber no ha aparecido, que yo sepa, en ninguno de los Catecismos publicados en estos 20 siglos. Y la parábola del juicio final en Mateo 25 parece frontalmente contraria al mismo. En ese sentido, la nueva traducción, con las explicaciones que la acompañan, puede ayudar a clarificar las cosas, siempre y cuando se explique bien que se refiere a la "redención subjetiva" y no a la objetiva, es decir, que Cristo murió por todos (redención objetiva) pero que no todos aprovechan los frutos de su Sacrificio (redención subjetiva).
13/05/12 11:22 AM
  
francisco
Muchos son los llamados y pocos los elegidos. Más claro echarle agua. La fe católica, con la misma fuerza que defiende el dogma de la "voluntad salvífica general", defiende el también dogma - que hoy Roma parece callar - de la predestinación de los elegidos, predestinación que resulta un misterio para la inteligencia humana, incapaz en su finitud de conciliar la libertad del hombre con la eficacia salvífica de la gracia. Suavitur et fortiter, decía San Agustín, para referir estos dos aspectos aparentemente contradictorios y que en el protestantismo degeneraron en una concepción grotesca de la predestinación.
Bien por restituir aquello que el magisterio y liturgia de siempre enseñaron. mal por las explicaciones, que vuelven a confundir y ponen en evidencia la debacle en la fe a que nos ha conducido la aventura de conciliación de la Iglesia con el mundo.
14/05/12 12:14 AM
  
José Saavedra
Es muy poco probable que el pro multis en las palabras de Cristo se refiera a que no todos reciben los frutos de la Pasión de Cristo, que en sí es por toda la humanidad, pues habla de la "sangre derramada por muchos". La sangre de Cristo es derramada por todos los hombres. ¿Qué sentido, pues, tiene ese "por muchos". A mi entender se contrapone al pueblo judío; es decir: Cristo quiera dar a entender que su sangre no es derramada sólo por el pueblo de Israel, por un solo pueblo, sino también por los demás pueblos. Así pues, no es contrario al sentido de las palabras de Cristo el traducir: por todos lo hombres.
19/05/12 11:26 AM
  
Miguel
¿Y por qué no traducirlo literalmente, o sea, "por la multitud"?
19/05/12 7:37 PM
  
GAUDE
A José Saavedra:

¿Cuántas veces hay que volver a citar lo QUE ENSEÑA el Catecismo Romano de San Pío V y del Concilio de Trento y que ratifica la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, cuando se estableció la corrección de "todos" por "muchos"?

Puedes leer las citas arriba, en mis mensajes. También lo que dice el propio Concilio de Trento.

No se trata de aquello que te parezca a ti o lo que me parezca a mi, sino lo que se enseña por parte de la Iglesia.

¿Qué parte no te queda claro de esto, estimado José?

Un abrazo.
20/05/12 7:34 AM
  
José Saavedra
Una cosa son las declaraciones dogmáticas de la Iglesia y otras sus decisiones prácticas, que a lo largo de la historia de la Iglesia han sufrido numerosos cambios. Un ejemplo es el uso de las lenguas vernáculas en la liturgia. Si no hubiese habido gente que lo defendiese cuando estaban prohibidas, no se hubiera conseguido finalmente que se permitiese. El Vaticano podrá imponere determinada traducción, pero ello no nos quitará el derecho de disentir. ¿Se puede acaso demostrar que hay un error dogmático en la traducción "derramada por todos los hombres"? ¿Acaso no ha sido la sangre de Cristo derramado por todos los hombres? Otra cosa es que su fruto sólo se reciba por la fe, pero en sí la sangre de Cristo es derramado por todos los hombres. El pro multis de las palabras de la institución se entienden bien con esta traducción ssgún la explicación que he dado anteriormente: que su sangre no es solo derramada por el pueblo judío, sino por el universo entero.
21/05/12 11:30 PM
  
GAUDE
José:

Estamos hablando de doctrina y no de algo disciplinar que sea mutable, como el ejemplo que pones y no viene al caso.

Lo que no te queda claro:

No hay error en decir que Cristo murió por TODOS los hombres cuando nos referimos al dogmna de la Redención. Sí lo hay si nos referimos a quienes son justificados y se salvan, pues es evidente que habrá quienes se condenen y que no todos se salvan.

Que en las palabras consacratorias Cristo se refería al dogma de la JUSTIFICACIÓN (y no al de la Redención) lo ENSEÑA el Catecismo Romano expedido por San Pío V y el Concilio de Trento. Y, además, esto lo ratifica la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, cuando se estableció la corrección.

Va de nuevo:
1) Dice el Catecismo Romano refiriéndose a las palabras consacratorias "POR MUCHOS", que "son muy propias para manifestar el fruto y las ventajas de la pasión. Porque si atendemos a su valor, habrá que reconocer que el Salvador derramó su sangre por la salvación de todos; pero si nos fijamos en el fruto que de ella sacan los hombres, sin dificultad comprenderemos que su utilidad no se extiende a todos, sino ÚNICAMENTE A MUCHOS...(Cristo) Muy sabiamente, pues, obró no diciendo POR TODOS (sino POR MUCHOS), puesto que ENTONCES SÓLO HABLABA DE LOS FRUTOS DE SU PASIÓN, la cual sólo para los escogidos PRODUCE FRUTOS DE SALVACIÓN". (Catecismo Romano del Concilio dogmático de Trento, publicado por orden de San Pío V).

2) 19 Dic. 06 (ACI): "Expertos de la Congregación que preside el Cardenal Francis Arinze explicaron que el cambio de palabra no es irrelevante desde el punto de vista teológico. La expresión “por todos” daría a entender que la Redención de Jesucristo se extiende automáticamente a todos los hombres, sin importar la cooperación humana; mientras que el original en latín, traducido inadecuadamente a las diversas lenguas después del Concilio Vaticano II, evidencia que, aunque la Redención es accesible para todos los hombres, no son todos los que la acogen adecuadamente y la hacen realidad en sus vidas."

Podría haber evitado ambas citas si las hubieses leído -arriba- en mis comentarios.

Resulta absurdo querer insistir en un dogma cuando el tema trata de otro. Los dogmas no son contradictorios sino complementarios.

¿De verdad resulta muy difícil comprender que son dos dogmas que nos se contravienen sino que se complementan y que Cristo se refería a uno de ellos (el dogma de la JUSTIFICACIÓN y no al de la Redención) cuando realizó la Consagración en la última Cena?

"ENTONCES SÓLO HABLABA DE LOS FRUTOS DE SU PASIÓN"
"MUY SABIAMENTE OBRÓ, PUES, NO DICIENDO POR TODOS" (Catecismo Romano). ¡Está muy claro!

Esto es lo que siempre enseñó la Iglesia y no se trata de algo disciplinar como el ejemplo que pones del idioma. No es un tema en el que cada quien podamos opinar lo que nos gusta, sino se trata de saber lo que siempre ha enseñado la Iglesia.

¿Ahora sí queda claro? Espero que sí.

Otro asunto es querer opinar contra lo que enseña Roma y querer imponer el criterio subjetivo de cada quien. Ante eso, nada puede hacerse...

Un abrazo en Cristo.
25/05/12 12:51 AM
  
Fernando Luis Salvador
En cierta ocasión un pastor protestante prominente de la ciudad de Barcelona, me entregó una tarjeta personal con su nombre y dirección, en ella con grandes letras mayúsculas en negrita, podía leeerse:"REDIMIDO POR LA SANGRE DE CRISTO".
Me sorprendió la frase y le pregunté sobre esta; él me aseguró en tono autoritario y rádical sin permitir argumentos contrarios a la frase, me dijo afirmativamente y con elevada voz: "Yo tengo la sabiduría de Dios...". Obviamente no se podía razonar con este señor dado su posición ferrea y cerrada la cuál no admitía discusión alguna que cuestionara su pensar propio de todo el colectivo protestante cómo bien indica, mosén Joan Antoni Mateo.
Viene a bien recordar las palabras de San Pablo, en la 1ª carta a los Corintios, 9, 26-27. "Y yo corro no como a la ventura, así lucho no como quién azota al aire, sino que castigo mi cuerpo, y lo esclavizo, no sea que, habiendo sido heraldo para los otros, resulte yo descalíficado". San Pablo mismo describe con claridad, el esfuerzo que requiere la salvación y la posibilidad de no ser salvados. Mosén Joan Antoni, muchas gracias por abrir este tema que tanta polémica ha causado, vivir la fe, solo tiene una sola manera, esta la aprendemos en las enseñanzas que Cristo nos dió a través de su Palabra y nuestra Santa Madre Iglesia.
31/05/12 10:32 PM
  
por complicaros la vida
Yo, como soy católico, el sentido común me invita a rezar con el Credo:... "que por nosotros y por todos los hombres, bajó del cielo"... La salvación de Cristo "por nosotros" incluye a todos. Es salvación universal. Y, además, no sólo los hombres, sino toda la creación entera.
19/07/12 6:12 PM
  
GAUDE
¿Por qué algo tan sencillo de entender os resulta tan difícil? De verdad que no hay necesidad de complicaros la vida. Lee con detenimiento tres mensajes arriba.
22/07/12 10:14 PM
  
José Ángel Antonio
Gaude dice: "pues es evidente que habrá quienes se condenen y que no todos se salvan".

Y yo digo que de evidente, nada. Para empezar, ninguna enseñanza autoritativa o dogma de la Iglesia enseña que no todos se salvan.

Y las citas de Trento sobre "los frutos de la pasión", etc... no excluye la salvación por vías misteriosas de gente que por vías misteriosas recibe esos frutos. La sangre de Cristo podría salpicar más allá y lavar más allá de donde muchos creen poder medir.

Para aquellos que no son formal y visiblemente miembros de la Iglesia, « la salvación de Cristo es accesible en virtud de la gracia que, aun teniendo una misteriosa relación con la Iglesia, no les introduce formalmente en ella, sino que los ilumina de manera adecuada en su situación interior y ambiental. Esta gracia proviene de Cristo; es fruto de su sacrificio y es comunicada por el Espíritu Santo ».81 Ella está relacionada con la Iglesia, la cual « procede de la misión del Hijo y la misión del Espíritu Santo »,82 según el diseño de Dios Padre.

21. Acerca del modo en el cual la gracia salvífica de Dios, que es donada siempre por medio de Cristo en el Espíritu y tiene una misteriosa relación con la Iglesia, llega a los individuos no cristianos, el Concilio Vaticano II se limitó a afirmar que Dios la dona « por caminos que Él sabe »
http://www.vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/documents/rc_con_cfaith_doc_20000806_dominus-iesus_sp.html
09/09/12 9:43 PM
  
GAUDE
Por lo visto José Angel Antonio no ha leído ya no se diga el Concilio de Trento y todo su decreto sobre la justificación, sino ni siquiera el Evangelio donde se enseña que habrá condenados al infierno eterno a los que Cristo dirá: "Apartaos de mí, malditos: id al fuego eterno" (Mt. XXV;41). No habla la Palabra de Dios en forma hipotética o condicional, sino de un hecho cierto y futuro.

El Concilio DOGMÁTICO de Trento es clarísimo al definir que "no todos, sin embargo, reciben el beneficio de su muerte (de Cristo)".

Hasta un niño conoce la Parábola del trigo y la cizaña que enseña que todos, en esta tierra, vivirán entremezclados hasta el tiempo de la siega, el fin del mundo, cuando el Hijo del Hombre, Jesucristo, constituido Juez de vivos y muertos separará a los buenos de los malos en el Juicio Final. Sin necesidad de grandes estudios teológicos una criatura de Primera Comunión aprende esto en su catecismo. Pero hoy algunos ignoran estas enseñanzas tan elementales.

Los EXCEPCIONALES casos en los que puede eventualmente haber salvación en aquellos que no pertenecen al cuerpo de la Iglesia pero que por muy específicas circunstancias pueden llegar a pertencer al ALMA de la Iglesia y salvarse POR MEDIO DE LA IGLESIA CATÓLICA, no dan pie a la heterodoxa y peregrina falsedad de una dizque salvación universal como la que predica -contra la enseñanza de la Iglesia- José Ángel que repite, algo parecido al error de Lutero para el que bastaba la fe sin obras para salvarse.

El Papa actual ha dicho claramente que el infierno no está vacío. "El infierno, del que se habla poco en este tiempo, existe y es eterno", dijo el Pontífice romano en abril de 2007.

José Angel dice lo contrario. Los viejos y sobados errores se reciclan periódicamente. No hay nada más retaradatario que eso.

¿Si todos nos salvaremos para que obrar de acuerdo con los preceptos morales enseñados por Dios y resguardados por el magisterio de la Iglesia?

De acuerdo con los que predican este error, podremos "darle vuelo a la hilacha", pecar fuerte, ofender a Dios, ultrajar al prójimo, emplear todos los medios más malos y perversos sin ninguna consecuencia para nuestro destino final y eterno.

¡Son las gravísimas consecuencias de lo que predica José Angel!

Dios le permita ver claro y rectificar. Se lo pedimos en nuestra oración.
11/09/12 1:51 AM
  
Carles
No me siento capacitado de entrar, ni estudiar, ni mucho menos opinar sobre un tema que claramente rebasa los límites de una simple traducción. Espero lo que decida el Santo Padre, y eso será.
22/10/12 5:49 PM
  
sonsoles bernal
Por una parte debemos admitir que la intencion que nuestro Señor Jesucristo era la de inmolarse por toda la Humanidad de todos los tiempos; intencion sobre la cual no cabe la menor duda,ya que no iba a inmolarse por este sí / estos no,sino todo lo contrario; y otra cuestión es la traduccion del término "pro multis": Si multus-a-um es un adjetivo y funciona como tal cuando va colocado al lado de un sustantivo,en este caso va solo,luego es un adjetivo sustantivado,que además con la desinencia -is,sirve para los tres géneros.Y,para de este término obtener una traduccion fidedigna ha de interpretarse como sustantivo MULTITUD,que además es una interpretacion ad sensum,por el contexto"....por vosotros y por la multitud o por las multitudes de "muchos"..." en esencia es lo mismo que.."por todos los hombres".
El que pudiere haber seres humanos que rechacen a Cristo,y por lo tanto los méritos que de Cristo,les corresponderían para su salvación, es cuetión pertinente al libre albedrío del hombre; Jesucristo nos rescató a toda la Humanidad,por su obediencia al Padre y por el Infinito Amor del Padre y el Hijo a nuestra Humanidad.
04/08/15 10:50 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.