Retorno (urgente) a la Doctrina

La última consulta que he recibido para la sección de El Consultorio del semanario Cataluña Cristiana me la envía una simpática abuela que está preocupada por la ignorancia doctrinal que manifiestan hoy muchos católicos. Mi último post sobre las desafortunadas doctrinas de Teresa Forcades provocó una auténtica tempestad mediática en el Principado de Andorra. Artículos, cartas… La verdad es que he quedado maravillado que mi escrito desde este humilde sitio en la red haya tenido tanta repercusión mediática. Me enviaron unos amigos recortes de prensa sobre el debate suscitado y confieso que he quedado perplejo de leer tantas estupideces sobre temas de fe y de moral. Un “periodista” , por haber defendido principios fundamentales de la fe católica, me calificaba como “guardián (rancio) de la fe (rancia)". Ignora que lo único “rancio” que me gusta es el buen vino rancio y que con mucha probabilidad su estilo periodístico sí que es “rancio": tendencioso y manipulador de la verdad.
Ciertamente, la formación doctrinal es más urgente que nunca. Dicho esto ofrezco a los lectores la pregunta y respuesta sobre el tema.

DOCTRINA

Me gustan mucho sus respuestas porque nos da doctrina de forma amena. Yo no sé si estoy pasada de moda pero encuentro mucho a faltar la formación doctrinal. En los sermones y en la catequesis creo que se da poca doctrina. Tengo un nieto que se prepara para la confirmación y alguna vez le pregunto cosas muy elementales del catecismo como qué hay que hacer para realizar una buena confesión y la verdad es que se queda en blanco. ¿No cree que nuestros jóvenes necesitan una mayor formación doctrinal?

No sólo lo cree usted y yo, sino que ésta es una preocupación de la Iglesia. Y no sólo para los jóvenes, sino para todos. Una experiencia cristiana que quisiera prescindir de una sólida formación doctrinal estaría abocada al fracaso. Hay una gran ignorancia religiosa. Muchos católicos resbalan en cuestiones fundamentales de fe y de moral y quedan descolocados en debates de gran actualidad e importancia. Se impone seriamente el retorno de la doctrina. En la catequesis, en la predicación hay que exponer de manera pedagógica los grandes contenidos de la fe y las exigencias de una vida cristiana en todas sus dimensiones. Hace muy poco, el Papa Benedicto XVI, en el prólogo que ha hecho al Youcat (Catecismo para los jóvenes) escribía: “Tenéis que saber qué es lo qué creéis. Tenéis que conocer vuestra fe de forma tan precisa como un especialista en informática conoce el sistema operativo de su ordenador, como un buen músico conoce su pieza musical. Sí, tenéis que estar más profundamente enraizados en la fe que la generación de vuestros padres para poder enfrentaros a los retos y tentaciones de este tiempo con fuerza y decisión…Por eso os pido: ¡estudiad el Catecismo con pasión y constancia! ¡Dedicadle tiempo!”. Sería muy provechoso para todos acoger esta invitación del Santo Padre. El texto del Youcat me parece precioso para la formación doctrinal seria y con garantías de nuestros jóvenes y de la mayoría de adultos.

14 comentarios

  
Forestier
En algunas parroquias, con el afán de reclutar catequistas a "cualquier precio", no aplican la más mínima prudencia para comprobar cual es el nivel de formación de estos catequistas y que es lo que realmente imparten a los catecatizados.
20/09/11 10:35 AM
  
Fray Eusebio de Lugo O.S.H.
Un católico se define por tres cosas: Doctrina ortodoxa, culto divino y piedad tradicionales, y sujeción a los pastores legítimos. Y sabe que fallar en alguno de estos aspectos lo expulsa de la Iglesia, y por tanto, lo pone en serio peligro de condenarse. Lo malo es que muchos de nuestros contemporáneos que dicen "sentirse" más o menos católicos realmente viven de otra religión, para la cual los aspectos antes mencionados no tienen ninguna importancia, siendo sustituídos por criterios ideológico-socio-políticos perfectamente ajenos sino contrarios a la Fe católica. Ya va siendo hora de explicarles con claridad y caridad que no son católicos.
20/09/11 10:41 AM
  
Maricruz
No se qué sería de mi en estos momentos si no me hubiese determinado a formarme doctrinalmente.

Gracias por el artículo.
20/09/11 10:42 AM
  
Luis Fernando
Finalmente, ¿asomó Sor Teresa por su diócesis para dar una conferencia con motivo del XC aniversario de la coronación de la Virgen de Meritxell?


_____

Efectivamente. Hay que decir que no desbarró aunque, por lo que he leído en la prensa de la conferencia, me parece que tiene muy poca idea de mariología católica. Así, en su relectura sobre la virginidad de María dijo que esto suponía que no es imprescindible vivir en pareja y sobre la Asunción afirmó que sin cuerpo no se es persona. Esto es lo poco que me ha llegado. La mariología que se ofrece, por ejemplo, en el Catecismo de la Iglesia Católica es mucho más enriquecedora. Con todo creo que mi intervención sirvió para que hablara con prudencia y no dejara ir ciertas lindezas que ha dicho recientemente en otros lugares.
20/09/11 11:54 AM
  
Percival
Si es que la mayoría de los adultos no leen nada relativo a su fe. A veces, no han vuelto a leer absolutamente nada desde su Primera Comunión o Confirmación. La única información que tienen al respecto es la de la prensa (y vaya fuente...).
Y las catequesis actuales, con el pretexto del método "inductivo" (?) se reducen a juegos, dibujos y crucigramas... Desterrado el contenido "duro" de la doctrina, y marginado el uso de la memoria, ¿qué se puede esperar?
20/09/11 1:24 PM
  
Menka
El retorno a la doctrina sí, pero también y muy importante el retorno al ejercicio de la autoridad para largar a los que confunden con falsas doctrinas.
20/09/11 1:46 PM
  
Forestier
Te he hecho un comentario que observo que no aparece. Ya me dirás el motivo.

____

Es sencillo: hasta ahora no había revisado los comentarios.
20/09/11 2:22 PM
  
Simpson
Las homilías que predican en bastantes parroquias son por lo general un pastiche sociológico de lugares comunes. Ya pasó gracias a Dios la nefasta época de homilías heréticas. Ahora lo malo no es lo que se dice, sino lo que se calla: políticamente correcto= silencio de los corderos.

Me pregunto si algún obispo ha realizado un simple ejercicio: distribuir entre sus curas una relación de temas a tratar en los 156 domingos del ciclo litúrgico, con los números del catecismo donde se pueden encontrar esos temas.
21/09/11 4:25 AM
  
Ignasi Garrido
Estimat Mossèn Mateo,

Mi família es de Andorra así que conozco muy bien este país. Creo que lo que le ha sucedido es muy bueno, porque es demuestra que hay gente que le interesa conocer lo que de verdad la Iglesia defiende. A mi lo que me preocupa es que en Catalunya ya ni tan sólo se habla ni se publica nada que tenga que ver con el catolicismo.

En todo caso, le ánimo a hacer alguna carta al diari d'Andorra o conferencia, no hay que dejar que el debate se enfrie tan rápido(des de mi punto de vista).

_______

Viendo la calidad periodística de ciertos medios de comunicación he creído más conveniente callar. No descarto publicar algo sobre la Virgen o impartir alguna conferencia, pero al margen de la polémica y sólo con el deseo que María sea más conocida y amada. Un cordial saludo.
21/09/11 3:39 PM
  
Fernando Luis Salvador
Mosén Mateo. ¿Está usted pasado de moda?. No lo creo, mas si creo que los cambios en el concilio vaticano II, aunque el abrir la represión a leer la bíblia se instituyó en dicho concilio, algunso cambios, como la misa de los domingos cambiarlas a sábado, fueron un golpe para muchos católicos. Las reformas son buenas a nivél personal por el crecimiento individual, apartarse de lo que no es una actitud cristiana y optar por renovarse interiormente en imitación a San Pablo. Es urgente pastorear a los parroquianos, enseñarles la cara, ayudarles e interesarnos en ellos. Es común oir a sacerdotes comentar cuando hay comuniones, ¡¡A estos ya no les veremos por la iglesia!!. Mosén Meteo estoy de acuerdo con usted de la urgencia de adoctrinar saliendonos de el plano ceremonial, ·"Catequesis, comunión, confirmación",estos son preceptos,aunque no se acaba ahí como usted sabe; la Iglesia fundada por Cristo, debe concienciar a los párrocos, a estimular el conocimiento de la doctrina y liturgia de la Santa Madre Iglesia. Los adolescentes son atacados por influencias propias de la época del laicismo negativo y arrastrados por este mundo, dejando de lado la fe. Si queremos católicos, demos a conocer la fe católica predicándola con el ejemplo, la vida religiosa está cada vez mas lejos de los jovenes universitarios, y prefieren ir al paro que optar por el sacerdocio, a la vez que el "Retorno a la doctrina", es algo casi impensable y ni hablemos de celebrar la misa tridentina, esta ya aunque aún se realiza, son contadas con los dedos de una mano las parroquias en donde se aún celebran esta pura forma de celebrar la sagrada eucaristía. Es preciso que los rectores de parroquia y todo católico comprometido así como religiosos, se levanten de la silla o despacho parroquial y sean pastores en la calle, visiten a los feligreses interesandose por la fe y necesidades espirituales de quienes han sido puesto bajo su pastoreo. "Apacentad al rebaño de Dios que os ha sido confiado...".
22/09/11 9:42 AM
  
Jaume C.
Dr. Mateo, he seguido la polémica desde Barcelona donde también han llegado ecos de la tormenta mediática andorrana de la que usted habla.
No dude usted qye está haciendo un gran servicio desenmascarando al error y a sus propagadores. A Teresa Forcades cada vez se le ve más el plumero. Ella va a su bola. Lo que cuenta es la teología pero como ella la entiende. Le importan un rábano frito las enseñanzas de la Iglesia. Ya me han dicho que algún monje serio de Montserrat ve con preocupación un fenómeno que, si no se para, puede provocar un serio descarrilamiento en la Montaña. Forcades y su troupe me recuerdan aquellas monjas de Port Royal que eran puras como ángeles pero soberbias como demonios.
Muy bien por usted que no se arreda en dar la cara por defender la fe verdadera y proteger al pueblo de Dios de los errores. Esta es una misión importante de los pastores de la Iglesia. Muy mal para el párroco de Andorra que ha propiciado todo este desaguisado. Conozco a Mons. Vives y estoy seguro que todo esto se hizo sin consultarle.
Adelante! No se inmute usted porque cuatro mequetrefes le llamen "rancio". Lo que sí debe importarnos es la opinión de Dios.
22/09/11 9:46 AM
  
José Luis
P. Juan Mateo

Aunque cuando estuve en la JMJ, en la mochila del peregrino incluía el libro «Youcat», he pensado comprar algunos más para regalarlo, pero, ¿dónde podría comprarlo? Hay libros de interés que se agotan en las librerías religiosas, pero podría ser que todavía queden algunas otras librerías que tengan algunos ejemplares.


¿Usted o algún comentarista podría darme esa información? Muchísimas gracias.

______________________

No se preocupe. Lo van a reeditar pronto.
22/09/11 1:35 PM
  
DerechosDeDios
Hablando del CONOCIMIENTO DE LA FE.

Le dejo la pregunta de la 'GRAN PARADOJA' actual (o a cualquier lector que pueda/deba contestar):

"Extra Ecslesiam, nulla salus", de acuerdo a la Enseñanza del Magisterio formal y/o de los Padres y/o Doctores, es dogma explicito?

Si (________)
NO (________)

De la vera respuesta a esta pregunta, depende La Fe, Su Fe, la Fe de los parroquianos, y el futuro de la Iglesia (en estos tiempos actuales)

Esta es la pregunta del dia. Basica. Elemental para todo Catolico. A ella va ligado todo movimiento actual/futuro.


________

El Magisterio de la iglesia en tiempos recientes se ha ocupado de precisar el alcance exacto de la expresión "extra Ecclesiam, nulla salus". En este sentido le recomiendo, para evitar simplificaciones que ofenden la inteligencia, la lectura del documento de la Congregación de la Fe explicitando l célebre expresión del Concilio vaticano II (tan mal comprendida) según la cual "Ecclesia Christi subsistit in Ecclesia Catholica". La expresión que usted menciona hay que entenderla en su contexto cristológico que la fundamenta: Extra Christum, nulla salus. Fuera de Cristo no se nos ha dado otro nombre (=realidad) que pueda salvarnos. Dado que Cristo es cabeza (Caput) de su Iglesia ("ecclesiam meam" le dijo a Pedro) y ésta subsiste (es decir existe en toda su plenitud) en la Iglesia Católica, la dispensación de la "salus" siempre se realiza por la mediación de la Iglesia. A partir de aquí, dado que usted es suficientemente inteligente, com prenderá bien el alcance da la expresión que menciona, una expresión que tanto el Magisterio como la verdsders teología han tratado de explicar para evitar falsas comprensiones que se podrían expresar en una respuesta simplista. Finalmente, para comprender el tema (suficientemente serio) de la salvación de aquéllos que, sin culpa propia no han recibido el bautismo y han sido incorporados por el mismo en la iglesia, recomiendo una lectura muy atenta de lo que dice al respecto el Beato Juan Pablo II en su luminosísima encíclica Veritatis splendor. Un cordial saludo.
22/09/11 6:02 PM
  
Fernando Luis Salvador
Un solo camino. Jesús nos indica que Él es "el camino, la verdad y la vida". Cita San Pablo, Jesús instituyó, "La Iglesia, columna y fundamento de la verdad". Esta Iglesia no se circunscribe en un sentido plural. Es esencial que veamos en la Iglesia de Cristo el sentido de la vida; es muy doloroso observar como los valores únicos y auténticos que nos conducen al Cristo, nuestro Dios, son mutilados por conceptos insulsos, vacios, alejándonos de la legitimidad que solo es patrimonio absoluto de la Iglesia fundada por Cristo para los fieles. Una llamada pues a la fidelidad, ser fieles a Dios, es una muestra de la verdad de su único camino ha penetrado en nuestro corazón y nos hemos vestido con las únicas prendas que nos idemtifican como quienes residimos en la Casa del Padre. Es vitál no dejar de hacer de Jesús "nuestro alimento", si este tampoco podemos avanzar en el camino a la salvación por la Iglesia.
23/09/11 9:08 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.