26.07.21

La caída del Imperio Soviético tras 70 años de régimen totalitario anticristiano

Boris Gutiérrez Cimorra (firma como Cimorra) nació en 1944 en Moscú, en la antigua Unión Soviética. Se graduó en el Instituto de Aviación de Moscú. Durante años compaginó su trabajo como ingeniero aeronáutico con colaboraciones periodísticas en revistas y programas de radio de difusión tanto nacional como internacional con destino al lector y al oyente de habla hispana. En 1972 pasa a trabajar definitivamente en Radio Moscú, la cadena que emitía programas para América Latina. En 1977 se instaló definitivamente en España con su familia e inició una nueva carrera profesional en el mundo de las finanzas y del comercio exterior, que le situó, en 1985, de nuevo en Rusia, esta vez como representante de una importante empresa financiera española en aquel país en vías de la Perestroika. En 2010 comienza su experiencia en el campo literario con la publicación de su primer libro, La voz que venía del frío, dedicado a su padre, periodista español exiliado en la Unión Soviética, que se convirtió, bajo el seudónimo de Jorge Olivar, a lo largo de 37 años ininterrumpidos ante los micrófonos de la emisora moscovita, en la voz más escuchada en los hogares españoles durante la época franquista.

En 2014 edita su segundo libro, Hasta el último maravedío Las orejas de Oro, esta vez en forma de novela, que, entre lo documental y lo ficticio, con un lenguaje y dinamismo propios del género de suspense, describe una de las más misteriosas y fascinantes historias de cómo las reservas de oro del Banco de España fueron trasladadas a la Unión Soviética pocos meses después del comienzo de la Guerra Civil española. En 2015 publica su tercera obra literaria, Hasta el último maravedí - 2 o La apertura española, una continuación del libro anterior sobre el mismo tema: cómo el oro español se convirtió en el «oro de Moscú». Si en el primer volumen se relataban las peripecias del traslado de las reservas de oro del Banco de España desde Madrid a Moscú, en este se trata de ¿qué recibió la República a cambio del oro entregado a la Unión Soviética? En ambos libros el autor demuestra su perfecto dominio en la recreación de los ambientes y personajes rusos y españoles de la época, a los que conoce muy a fondo, al haber vivido, casi a la par, tanto en Rusia como en España.

¿Por qué un libro sobre la caída del Imperio Soviético?

La idea del libro partió de mi entrañable amigo César Alonso de los Ríos y fue apoyada con gran entusiasmo por nuestro común amigo Agapito Maestre. Un día, bastantes años después de la desintegración de la URSS en diciembre de 1991, César me dijo: “Mira, Boris, para la inmensa mayoría de los españoles sigue siendo un misterio por qué un gran país comunista como Rusia, con su aparente poderío económico y militar, teniendo en su órbita ideológica a muchos países, no sólo en la Europa del Este, sino en la América Latina, África, Asia, de repente, en pleno proceso de la apertura y cambios democráticos, en pocos años, cayó como un castillo de naipes. Sin perder una cruel guerra o sufrir una destructiva revolución o un cataclismo natural, no sé, una caída del meteorito, como fue en la Tungúzca, en Siberia, al principio del siglo. ¿Qué ocurrió realmente, qué fuerza tectónica tan potente destruyó este gran acorazado llamado la URSS, que parecía indestructible y construido para la eternidad? Tú me has comentado y aclarado muchas cosas acerca de aquel cataclismo histórico. Has vivido en la Unión Soviética más de 30 años y, especialmente, los años de la “Perestroika” de Gorbachov, cuando se produjo el derrumbe definitivo del sistema socialista soviético, por qué no escribes un libro para que no sólo tus amigos y la gente que te rodea supiera lo que realmente había llevado a la destrucción del primer país comunista del mundo. Y lo cuentes como un testigo presencial de todo lo que entonces había sucedido. Lo que tú personalmente has vivido, has visto, has sufrido o lo que sea, una realidad pura y dura, sin cuentos “chinos” o rusos o lo que fuesen. Una historia verdadera del fracaso del comunismo en el país más grande y más rico del planeta. Y escríbelo sin caer en un análisis soso, académico, distante. Que sea un relato vivo, con detalles concretos, con episodios de tu vida allí y de los soviéticos que te rodeaban, historia contada desde dentro y no desde un despacho lejano de un historiador profesional o de un periodista circunstancial”.

Pues, así nació este libro. Con la idea de explicar por qué ha fracasado un sistema basado en la ideología comunista en un país, como estaba diciendo César, “más grande y más rico del mundo”. Y de allí yo, como el cronista y un testigo directo, pretendo dar a entender al lector de que si el comunismo había fracasado en el país más grande y más rico del mundo, como la URSS, cómo pudiera haber triunfado en uno el más pequeño y el más pobre, como la Cuba castrista, o en otros clones tipo Vietnam, Camboya, Corea del Norte y otros por el estilo. Como ha demostrado la Historia, el comunismo puro y auténtico, como el soviético, ha fracasado en todos los países donde lo habían intentado construir, independientemente del clima, del idioma, de la nacionalidad, de costumbres culturales y otras diferencias étnicas y geográficas. Y con un resultado común: la miseria y unos enormes sacrificios para los pueblos y un poder absoluto y unos enormes privilegios para las élites gobernantes con el carnet comunista.

¿Qué balance podría hacer de 70 años de régimen totalitario?

El balance es muy negativo y en muchos aspectos hasta trágico. El primero y a la vista del todo: una autodestrucción y la desaparición del país que existía dentro de las fronteras del Imperio Zarista antes de la Revolución Bolchevique en octubre de 1917. En diciembre de 1991, o sea, 74 años más tarde, este país dejó de existir y la Rusia de los Zares se vio reducida a la Federación Rusa actual, perdiendo grandes territorios y casi la mitad de la población que antes formaban parte de la Gran Rusia Imperial y luego del Imperio Bolchevique. Me refiero a Ucrania, Bielorrusia, Kazajistán, Turkmenistán, Tadjikistán, Uzbekistán, Georgia, Armenia. Y el otro balance, el de sufrimientos que tuvo que soportar la gente que poblaba la Rusia Imperial, convertida en la Rusia Socialista Soviética, es incalculable. La Guerra Civil, provocada por la Revolución Bolchevique, que había durado 4 años. La industrialización forzosa del país, con su población mayoritariamente agrícola y que se alimentaba no sólo a sí misma, sino que exportaba sus productos al extranjero por lo que recibió la denominación del “granero de Europa”, cargó por completo el tejido agrario ruso, produciendo terribles hambrunas en los años 20 del siglo pasado. La “colectivización” del campo destruyó por completo su productividad, convirtiendo a la Unión Soviética de un granero europeo en un importador de los productos básicos alimenticios, dependiendo del grano norteamericano, canadiense, australiano y de otros países occidentales, que tienen una agricultura “privada”. Esta independencia llegaba en determinados periodos al más de 30% del consumo “normal” de la población soviética. La improductividad de la industria estatal socialista, con una estricta planificación de la producción y del consumo, condenaron al pueblo soviético a vivir en una permanente escasez de los productos y artículos de primera necesidad, con unas humillantes colas en las tiendas en búsqueda de la comida y de otros artículos del consumo básico. El “terror rojo”, desatado por los bolcheviques después de la Revolución, contra todos los que intentaban oponerse o a criticar, aunque fuera mínimamente, la dictadura comunista y las repentinas purgas estalinistas y una paranoica lucha contra los “enemigos del pueblo” dentro del propio pueblo, convirtieron a la Rusia bajo el régimen comunista en un enorme Gulag, con decenas de millones de muertos y víctimas de las represiones, cambiándose sólo los métodos, los del “paredón” en tiempos de Stalin a los de la encerrona en unas clínicas psiquiátricas en tiempos de Brézhnev-Andrópov. Pero siempre con el único objetivo: aplastar cualquier disidencia y crítica al régimen.

Leer más... »

23.07.21

La Iglesia siempre defendió que la Guerra Civil española fue una auténtica Cruzada

Beatriz Silva de Lapuerta (Madrid, 1958). Cursó Derecho y Máster en Derecho Comunitario en el Centro de Estudios San Pablo (C.E.U.). Desde 1985 vive en EEUU, está casada y es madre de seis hijos.

Profesora de español y con participación en múltiples voluntariados. Destacando entre ellos su pertenencia al grupo de evangelización de jóvenes y al programa de preparación para el Sacramento del Matrimonio -junto con su marido-, en la universidad Franciscana de Steubenville en Ohio.

¿Qué supone para usted traducir La última cruzada, obra del escritor católico norteamericano Dr.Warren H. Carroll?

El traducir “The Last Crusade” de Dr. Warren Carroll, ha supuesto para mi una obligación de transmitir la verdad, a la que me sentí llamada nada mas finalizar su lectura en inglés. Al acabarlo, y tras comprobar que todos sus datos eran fácilmente verificables, supe inmediatamente que esta era una parte de la historia esencial para el conocimiento de nuestra Patria y de nuestras raíces, para poder comprender de donde venimos y a donde vamos, y que la Providencia, por motivos que yo misma desconozco, me animaba a divulgar su mensaje.

El haberlo traducido, su publicación y en definitiva el difundir su mensaje, ha sido para mi una auténtica obligación y un honor.

¿Llegó a conocer al autor?

No, no llegué a conocer al autor Dr. Warren Carroll que falleció en el 2012.

Mi marido me regaló “The Last Crusade” en noviembre de 2019. Anteriormente también había leído otra obra del mismo autor relacionada con la historia de España que me había impresionado “Isabel, the Catholic Queen”. Así bien predispuesta, ya que había oído mucho hablar de este gran historiador y además fundador de una muy conocida universidad católica “Christendom College” en Virginia, me puse inmediatamente a leer el libro.

¿Cómo le impactó a usted la lectura del libro?

El impacto que tuvo sobre mi creo que no se puede describir únicamente con palabras, quizás la mejor manera de expresarlo sería utilizando un par de párrafos que yo misma he escrito para el prólogo del libro:

Algo que me sorprendió al leer las páginas de este libro fue el hecho de que yo nací en 1958, únicamente 20 años después de esta terrible Guerra Civil, en un país que increíblemente en tan poco tiempo se había recuperado; prosperaba económicamente y la gente tenía plena libertad de manifestar y practicar la fe sin ningún tipo de temor.

Su lectura me impactó profundamente. ¿Era yo la única que desconocía en muchos aspectos esta versión real y con datos comprobables de la historia? Si, naturalmente sabía que la Guerra Civil Española fue una guerra del Comunismo contra nuestra Patria y nuestra Fe; una guerra de la revolución (dado que España ya durante varios años antes de la guerra había sido asaltada por el Comunismo, Socialismo radical y Anarquismo) frente a la defensa de nuestra Patria y nuestra Fe tradicional; pero tengo que admitir que desconocía el 90% de lo que descubrí en sus páginas.

Al terminar de leerlo sentí que era mi obligación el transmitir la historia”

¿Cree que es un libro clave para recuperar nuestra verdadera memoria histórica?

Sí, nuestra memoria histórica ha sido falsificada y silenciada, y de un modo especial en los últimos años. Así nos encontramos con gente de mi generación y mas jóvenes que desconocen totalmente todo lo que se menciona en este libro.

Los grandes ataques a la Iglesia, sacerdotes, religiosos y católicos laicos por el simple hecho de practicar su fe, pero que prefirieron dar su vida y ser fieles a Jesucristo antes que renunciar a la misma. Ataques estos que comenzaron bastante antes de comenzar la guerra y que fueron ignorados o animados por el mismo Gobierno.

El impacto de este libro no es simplemente el tener conocimiento de las horribles torturas y fusilamientos. El gran mensaje de este libro es un mensaje de amor, fidelidad a Dios y perdón, que es tan necesario en la actualidad.

Al finalizar sus páginas, mi gran motivación para transmitir su mensaje fue el descubrir que todos aquellos católicos que voluntariamente, al igual que Jesucristo, dieron su vida siéndole fieles y perdonando a sus verdugos, eran personas como tu y como yo, personas que humanamente se creían incapaces de realizar esa proeza, pero todos ellos, con la gracia de Dios, fueron capaces de serle fieles hasta el fin. ¡Esa es la gran alegría y paz del cristiano!

Al terminar de leerlo sintió que era su obligación el transmitir la historia, primero a sus propios hijos, y luego quizás a todos aquellos españoles de su generación y más jóvenes…

Si, al finalizar de leerlo supe que mi conciencia no me permitía simplemente el tener todo este conocimiento, del que anteriormente carecía, y no encontrar el modo de transmitirlo. Así lo primero que hice fue el comprar un ejemplar en inglés para cada uno de mis seis hijos añadiendo una nota personal (la cual incluyo en el prólogo) de por qué los animaba a leerlo. Posteriormente, tras hablar con mis hermanos, sobrinos y amigos en España y descubrir que ellos, al igual que yo antes de leerlo, desconocían la gran mayoría de lo que se encuentra en este libro, me sentí llamada a contactar a la viuda del autor y con su aprobación y ánimo, proceder a su traducción al tiempo que me puse a rezar para que el Señor, con la intercesión de la Virgen y todos los Santos y Mártires españoles, me dirigieran a aquella editorial que en estos momentos en que vive España, estuviera dispuesta a publicar un libro que contiene “su verdadera memoria histórica”.

Usted afirma que hay que perdonar, pero al mismo tiempo dice que no hay que olvidar. ¿Por qué?

Sí, como afirmo en el prólogo, como cristianos y hasta humanos, debemos perdonar, ese es el camino que nos enseñó nuestro Maestro, Jesucristo, pero olvidar no, eso no nos beneficia ya que al desconocer nuestra historia nos es fácil el volver a repetir los errores del pasado, tal como está ocurriendo en la actualidad.

De todo lo que se ha escrito de la Guerra Civil, ¿Qué aporta de nuevo el libro?

Sobre la Guerra Civil se ha escrito muchísimo y por grandes expertos, pero tristemente los vencedores han hecho una pobre labor en transmitirlo de una manera breve y fácil de leer y comprender para el ciudadano de a pie.

Mientras tanto aquellos que perdieron la guerra, vieron su oportunidad de ganarla por medio de transmitir “Su memoria histórica falsificada” por los medios de comunicación, en las aulas y en los últimos años, especialmente en la vida pública con la implantación de leyes como la de “Memoria Histórica” o la que se encuentra en las Cortes de “Memoria Democrática y Derechos Humanos”.

Así este libro “La Última Cruzada- recuperemos nuestra verdadera memoria histórica”, es un libro breve y fácil de leer, que se enfoca en un aspecto muy concreto al tiempo que fundamental de la guerra, que es el aspecto de la fe y sus mártires; y en un periodo muy corto, básicamente los tres meses anteriores y los tres meses después del comienzo de la guerra cuando se perpetraron las mayores atrocidades en contra de la Iglesia.

Al tiempo está escrito con la objetividad de un historiador norteamericano y que, aunque fue escrito y publicado en 1996, es de una gran actualidad en estos momentos en que se nos quiere imponer una falsa “memoria histórica o democrática”

Para realmente combatir estas falsedades, tenemos la obligación de informarnos de nuestro pasado para así poder influenciar nuestro presente y a futuras generaciones.

La Iglesia siempre sostuvo que fue una verdadera Cruzada, algo que queda muy claro en el libro, aunque muchos quisieran desterrar esa palabra…

Sí, como muy bien describe Dr. Carroll y como la Iglesia siempre ha defendido, la Guerra Civil española fue una Cruzada. La guerra no hubiera tenido lugar y la guerra no hubiera podido ser ganada por los Nacionales, sin el gran papel que jugó la Fe Católica.

Esta fue una guerra del Comunismo, Socialismo radical y Anarquismo que llevaban ya años tratando de asaltar nuestra Patria y la Tradición Católica de nuestra gente. Hay que destacar que el número aproximado de aquellos que dieron su vida por el simple hecho de ser católicos y negarse a renunciar de su fe, está estimado en unos 10.000 en prácticamente 6 meses. De estos, hasta al día de hoy la Iglesia ha declarado oficialmente mártires a unos 2.000 y otros 2.000 mas se hayan en proceso de beatificación.

Me gustaría acabar con la oración que el 20 de mayo de 1939, tras finalizar la guerra, el Generalísimo Franco ofreció en un Oficio “Te Deum” en la Iglesia de Santa Bárbara en Madrid:

Señor, acepta benevolente el esfuerzo de este pueblo, que siempre ha sido Tuyo, que conmigo y en Tu nombre ha vencido con heroísmo al enemigo de la verdad en este siglo”.

Por Javier Navascués

20.07.21

Marcelo Gullo analiza el indigenismo como gran amenaza de la Hispanidad

Doctor en Ciencia Política por la Universidad del Salvador Buenos Argentina. Magister en Relaciones Internacionales por el “Institut Universitaire de Hautes Études Internationales”, de la Universidad de Ginebra, Suiza. Graduado en Estudios Internacionales por la Escuela Diplomática de Madrid. Licenciado en Ciencia Política por la Universidad Nacional de Rosario Argentina. Profesor Titular de la Universidad Nacional de Lanús (Argentina) y, Profesor Titular de la Escuela Superior de Guerra en la Maestría en Estrategia y Geopolítica (Argentina). Investigador asociado del Instituto de “Estudos Estratégicos” (INEST) de la Universidade Federal Fluminense (Brasil).

Libros publicados: Argentina Brasil: la gran oportunidad, Buenos Aires, ed. Biblos 2005; La insubordinación fundante. Breve historia de la construcción del poder de las naciones. Buenos Aíres 2008; Le temps des Etats continentaux? Les nations face à la mondialisation situation des pays latino-américains, Paris, Edit. Tarki, 2010, La costruzione del Potere, Storia delle nazioni dalla prima globalizzazione all’imperialismo statunitense, Firenze, Ed. Vallecchi, 2010; Insubordinación y desarrollo: las claves del éxito y el fracaso de las naciones, Buenos Aires, ed. Biblos 2012; La historia oculta. La lucha del pueblo argentino por su independencia del imperio inglés, Buenos Aires, ed. Biblos 2012, Haya de la Torre: La lucha por la Patria Grande Buenos Aires, Ed. de la Universidad Nacional de Lanús 2014; Relaciones Internacionales. Una teoría crítica desde la periferia sudamericana, Buenos Aires, ed. Biblos 2018.

En primer lugar, ¿esperaba la grandísima aceptación del libro Madre Patria?

Ciertamente lo deseaba con todo mi corazón. Si hacemos un poco de historia de cómo nació “Madre Patria” tenemos que remontarnos al año 2018 cuando la Providencia hace que me encuentre con Don Aquilino Duque y su adorable esposa Sally en un bar en Avenida de Mayo en la ciudad de Buenos Aires. Don Aquilino me invitó en esa ocasión a dar una conferencia Magistral en la Universidad de Sevilla y resultó que la fecha de mi disertación quedó pactada para el 10 de octubre. Cuando me di cuenta que debía hablar en Sevilla a horas de conmemorarse un nuevo aniversario del descubrimiento de América entendí que la Providencia había arreglado las cosas para que empezara a luchar contra la leyenda negra de la conquista española de América que era el huevo de la serpiente de todos los males que nos afectan.

En esa ocasión cité a dos grandes pensadores. A Juan José Hernández Arregui, que postuló como principio político que:La leyenda negra contra España erigida por los anglosajones, debe ser desarmada por los hispanoamericanos, más que por los españoles”. Y a Miguel Unamuno, que planteó como imperativo categórico que: “España tendrá que reconquistarse a sí misma desde América”. Y finalicé mi conferencia afirmando: “Pues bien, esa reconquista ha comenzado esta noche aquí en Sevilla”. Entonces, cuando terminé de escribir Madre Patria, si bien deseaba y deseo con todo mi corazón que “Madre Patria” sea un éxito, comencé a entender que, aunque nos llevara años, habíamos comenzado la reconquista de España aquella tarde de Sevilla del 10 de octubre del 2018 y que “Madre Patria” era un hito de esa gran empresa que la Providencia nos encargó, a nosotros, los hijos de España en América.

¿Se podría decir que está renaciendo un espíritu de recuperar y reivindicar el tesoro de la hispanidad?

Sin ninguna duda está renaciendo la Hispanidad, pero debemos tener mucho cuidado porque la leyenda negra es como un virus que hace siglos ataca al mundo hispano y que engendra, cuando parece que va a extinguirse, siempre una cepa nueva. Hoy España -tanto como las repúblicas hispanoamericanas- está en peligro de muerte porque cuando un estado corre el riesgo de fragmentarse territorialmente está evidentemente en peligro de muerte. Lo positivo es que están surgiendo anticuerpos. Imperiofobia de María Elvira Roca Barea y Madre Patria son tan solo dos ejemplos de esos anticuerpos que la Hispanidad necesita para defenderse del mortal virus negrolegendario.

¿Por qué sostiene que España está en peligro de muerte?

A los españoles se les ha enseñado a odiar su pasado y la actual izquierda española, es la principal responsable de esa situación. El nudo gordiano de esa falsa historia de España, que lleva a que los españoles odien su pasado, es la leyenda negra de la conquista española de América. Sin embargo, no estamos tan solo delante de un problema historiográfico, estamos también delante de un problema político porque la falsa historia lleva, inevitablemente, a una falsa -y por lo tanto mala- política. Los pueblos que no saben de dónde vienen no saben a donde tienen que ir o mejor dicho van conducidos por aquellos que han falsificado su historia hacia el borde del abismo, es decir hacia su suicidio histórico. Resulta entonces que los separatistas catalanes amparándose en la leyenda negra -predicada por los políticos y profesores progresistas- dicen: “así como España conquistó y saqueó América, conquistó y saqueó Cataluña”. Entonces, a partir de esa falsa premisa, adoctrinan a los niños en las escuelas, en el odio a España y a su lengua común. Este hecho axial hace que España cabalgue, casi inexorablemente, a su fragmentación territorial. Lo curioso es que el separatismo catalán es un aliado natural de los movimientos indigenistas que en Hispanoamérica trabajan, inconfesadamente, para la creación de repúblicas indias, es decir para fragmentar a las repúblicas hispánicas que son, a su vez, un producto histórico de la gran fragmentación territorial de la nación hispanoamericana fomentada durante el proceso de independencia, por Gran Bretaña.

Leer más... »

19.07.21

Rosana Ribera de Gracia (Derecho a Vivir): "Los abortorios ganan 50 millones de euros al año"

Rosana Ribera de Gracia, coordinadora y portavoz de Derecho a Vivir. Es periodista y cuenta con más de 25 años de experiencia profesional en redacción de noticias, gestión de contenidos informativos, gestión con medios de comunicación, relación con periodistas y comunicación corporativa. Es doctora y licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad San Pablo CEU y colabora en varios medios de comunicación, además de desarrollar comunicación corporativa para varias empresas y asociaciones.

¿Esperaban esta reacción del gobierno de Sánchez de amenazar con cárcel a las personas que hacen rescates y luchan a favor de la vida?

El PSOE presentó hace unas semanas una proposición de ley con la que pretende una modificación del Código Penal para que que los miembros de las asociaciones provida que se sitúen en los alrededores de las clínicas autorizadas para realizar abortos puedan ser condenados a penas de cárcel de entre 1 y 3 años.

El artículo que se propone añadir al Código Penal dice así: “El que hostigue o coarte la libertad de una mujer que pretenda ejercer su derecho a interrupción voluntaria del embarazo, promoviendo, favoreciendo, o participando en concentraciones en las proximidades de lugares habilitados para interrumpir embarazos, causando un menoscabo en la libertad o intimidad de esta, será castigado con la pena de prisión de tres meses a un año o de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a ochenta días”.

¿Le parece que ofrecer altruistamente a las mujeres ayuda económica y laboral, un rato de conversación o invitar a un café son cuestiones a calificar como un acoso? Resulta indignante que el Gobierno de Sánchez quiera seguir empeñado en acabar con la vida de los no nacidos a toda costa y cueste lo que cueste. No le bastan los casi 100.000 abortos anuales que se perpetran en España.

Es el mundo al revés, pues el verdadero crimen es el aborto, acabar con la vida de un inocente.

Esta estrategia del PSOE está basada en un informe elaborado por la patronal del aborto en España. ¿Por qué no pide el PSOE informes a las asociaciones que ayudan a la mujer embarazada? Aparte de blindar los abortorios, ¿la izquierda está haciendo algo por las mujeres embarazadas que viven en situación difícil? Es una estrategia más de los ideólogos de género para seguir llenando las arcas de sus chiringuitos. A ver quién defiende más a las mujeres: ¿las feministas de izquierdas o los provida?

En la exposición de motivos de esta reforma el PSOE dice que las mujeres embarazadas están siendo acosadas por los provida. ¿Es así? El texto dice: “El acoso a los centros sanitarios donde las mujeres interrumpen voluntariamente los embarazos es una constante”.

Para proponer esta reforma, el PSOE ha recurrido a un informe de ACAI, de 2018, que, precisamente, es la patronal de los abortorios. La encuesta cuenta con tan sólo 300 entrevistas y de ella se desprende que miles de mujeres han sido acosadas. ¿No le parece teledirigido? Y a los grupos de voluntarios provida les llaman “pasillos antiderechos”. Estas personas acuden a las puertas de los abortorios de manera desinteresada para ofrecer su ayuda a las mujeres, a esas mujeres en situación de gran vulnerabilidad… Y para salvar la vida de los más indefensos… ¡Cómo se tergiversan las cosas! ¿Usted cree que los jóvenes o el resto de personas que van a salvar vidas humanas, ¡sí, humanas!, no de linces, ni de gallinas violadas… están agrediendo a los que se hacen llamar profesionales sanitarios y a las madres embarazadas a las que quieren salvar de este drama? Quien ejerce violencia son los que hacen negocio matando a los seres humanos más indefensos. Y lo violento es ver salir ataúdes de los abortorios. ¡Efectivamente, es el mundo al revés!

Y al que defiende la vida le tratan como un delincuente.

Efectivamente, al voluntario que trabaja de manera altruista ayudando a mujeres embarazadas que se hallan en una situación desesperada le tratan como un delincuente. ¿Sabe por qué? Por 50 millones de euros. Quien ejerce violencia son los que hacen negocio matando en sus siniestros centros a los seres humanos más indefensos. Claro que matar es un negocio: los abortorios ganan 50 millones de euros al año como poco (unos 100.000 abortos anuales, según el Ministerio de Sanidad, a una media de 500 euros por aborto, según los precios que publican los propios abortorios. ¡Eureka!

Leer más... »

15.07.21

Papá Maravilla peregrina a Fátima pidiendo a la Virgen la derogación de las leyes de género

Papá Maravilla es el sobrenombre de José Antonio Pallero, un maestro de primaria madrileño, de raíces extremeñas y con morriña por no poder ver a sus hijos gallegos.Pallero creyó siempre en la Igualdad y pidió la Custodia Compartida. Pero su exmujer no, y le denunció falsamente por maltrato psicólogico.

A pesar de no haber ni una sola prueba, nada más que la palabra de una mujer que se contradecía con los informes del juzgado, Pallero fue condenado. Desde entonces lucha por su libertad y por poder volver a abrazar a sus hijos. En su exilio forzado en Bruselas, consiguió hablar en el hemiciclo del Parlamento por los Derechos de los Niños. Utiliza el sobrenombre de Papá Maravilla para darse a conocer, que es el título de un libro hecho a mano por su exmujer que le regaló por el día del padre hace 5 años.

¿Por qué decidió peregrinar a Fátima en bicicleta?

Decidírecorrer en bicicleta más de 400 kilómetros desde Valença do Minho (frontera con Galicia) hasta Fátima para pedirle a la Virgen por mis hijos y por más de 90 niños cuyos padres me habían dado sus nombres y yohabía escrito en una camiseta. También por la derogación de las crueles e injustas leyes de género. Ya he intentado muchas cosas y quería hacer algo más espiritual y esta peregrinación me ha salido del alma.

Y en unas fechas muy señaladas.

Así es Javier. Comencé a pedalear el 8 de julio, día en que mi hijo mayor Hugo cumplía 12 años. Y he llegado a Fátima el día 13 de julio, cuando mi hijo pequeño César cumplió 10 años. Para mí son fechas muy duras pues, debido a unas irregularidades judiciales gravísimas, llevo casi tres años sin verlos. Además quiso el destino que cuando llegara fuera día grande en Fátima, pues como sabemos las apariciones de la Virgen fueron el 13 de mayo de 1917 y los días 13 de los cinco meses siguientes. Por ello esos días 13 son días grandes en el Santuario, celebrándose una homilía especial y una procesión de Nuestra Señora de Fátima. No pudo coincidir mejor día para mi llegada, la Providencia me ayudó y todo el conjunto tuvo una gran carga simbólica.

¿Qué sensaciones a nivel humano ha tenido estos días?

Me ha hecho volver a creer en el ser humano. Ha habido una fuerza especial en cada pedalada que me la ha proporcionado muchísima gente con su apoyo y sus palabras de ánimo. La fuerza me ha llegado también por cada uno de los padres que me iba mandado el nombre de sus hijos para la camiseta, que con alegría y esperanza estaban felices de que pidiera por sus hijos al llegar a Fátima. Además, en mi corazón, iban Hugo y César, y me ha recordado lo importante que es ser padre. Y que, aunque esté lejos de ellos, tengo una responsabilidad para con mis hijos en cada uno de los actos que hago.

¿Cómo fue su experiencia espiritual en Fátima?

Quedé completamente absorbido por la espiritualidad que de allí se desprendía. Llegaba eufórico, pero al entrar en la gran plaza el silencio, la Fe de miles de personas que caminaban por allí, la música de la megafonía que llegaba a mi espíritu, la bienvenida que dieron en español a los peregrinos… todo ello me hizo sentir pequeñito, sabedor de que hay fuerzas y hechos en el universo que escapan a algunos razonamientos y que solo se pueden explicar con la existencia de Dios. Después de poner 91 velas, una por cada niño, salí de allí reconfortado y aliviado. Me sentí mucho mejor.

Leer más... »